Una red de mujeres de Jerusalén busca en el turismo una salida profesional

Liderado por mujeres de diferentes comunidades, la iniciativa consiste en que ellas reciben a los visitantes en sus propias casas. De hecho, como emprendedoras, este grupo se ha propuesto poner sobre la mesa sus talentos y mostrar sus habilidades en pintura, música y artesanía y generar así ingresos para sus economías familiares en comunidades donde el alto índice de fertilidad suele relegar a las mujeres al rol de madre.

Como anfitrionas, ofrecen talleres, comida casera y relatos sobre sus antepasados y sobre su vida, con los que crean un entorno de intimidad, lo más valorado por los visitantes que las contratan buscando otra forma de hacer turismo.

La iniciativa, extendida por diferentes barrios, congrega actualmente a 60 mujeres, explica a Efe Yael Kurlander, directora del programa municipal, que el Ministerio de Turismo de Israel está estudiando para trasladar a otras localidades, como Tel Aviv.

Esta noticia es un resumen del artículo original, el cual puedes leer en el siguiente enlace: Una red de mujeres de Jerusalén busca en el turismo una salida profesional – Hosteltur

 133 visitas

Read More

Se buscan iniciativas socioambientales en Latinoamérica & España para ser premiadas

Premios Latinoamérica Verde 2017 ya está en la búsqueda de las 500 iniciativas socioambientales más importantes de Iberoamerica, con la idea de presentar a los finalistas entre el 22 y 24 de agosto en Guayaquil (Ecuador).

Mientras que la pasada edición consiguió reunir 1407 casos de 25 países y 513 ciudades, este año el objetivo es seguir creciendo en el número de participantes creando nuevas categorías alineadas a los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS), planteados por las Naciones Unidades. Estas categorías son:

  • Agua
  • Biodiversidad y fauna
  • Bosques y flora
  • Desarrollo humano, inclusión social & reducción de la desigualdad
  • Energía
  • Finanzas sostenibles
  • Gestión urbana
  • Manejo de residuos sólidos
  • Océanos
  • Producción y consumo responsable

Según Bianca Dager, Directora Ejecutiva de Premios Latinoamérica Verde, «por primera vez en la historia de Latinoamérica estamos formando una red de cuidado del planeta, uniendo en un mismo sitio al sector privado, al sector público, ONG’S y todos aquellos agentes de cambio que todos los días se esfuerzan por un mundo mejor. Esos ejemplos son los que estamos buscando, esos son los que merecen ser galardonados.”

¿MO PARTICIPAR?

El proceso de participación arranca con la inscripción gratuita de casos a través de los formularios en la web hasta el 30 de abril. Posteriormente, un Comité Técnico conformado por representantes de las universidades más prestigiosas de América Latina, así como por especialistas en temas sociales y ambientales de los sectores públicos, privados y ONG ́s, elegirá los 500 mejores casos, que se anunciarán el 1 de junio, y que serán exhibidos en Guayaquil del 22 al 24 de agosto. Emprendedores, empresas y organizaciones de la sociedad civil tanto de Latinoamérica como de España están invitados a presentar sus proyectos.

Premios Latinoamérica Verde es una vitrina de exposición internacional y un generador de alianzas económicas y sociales. Además de la exhibición de los 500 mejores casos, los representantes de los proyectos podrán mostrar sus iniciativas ambientales ante inversionistas, aceleradores e interesados. También podrán asistir a un Foro que reúne a representantes de reconocidos fondos para proyectos con impacto social y ambiental. En paralelo se realizará un Foro de Autoridades Ambientales de Gobiernos Locales, un evento internacional donde se darán conocer iniciativas públicas en temas socio ambientales.

Para más información visita la página web de Premios Latinoamérica Verde.

 133 visitas

Read More

Itinerantur, embajadores del territorio y ‘Traductores de Paisajes’ de Castellón

Interpretando el paisaje de la Tinença de Benifassà

Belén Salvador

Entrevistamos a Belén Salvador una de las creadoras de Itinerantur, una empresa de rutas, cultura y naturaleza con sede en Castellón (Valencia). En Itinerantur se identifican como ‘traductores del paisaje’ ya que mediante el senderismo interpretativo hacen que el visitante descubra la cultura y la naturaleza de la zona de una forma diferente, divertida y como no, responsable.


Verónica: ¿Cuándo y cómo se forma Itinerantur? 

Belén: ITINERANTUR –Rutas. Cultura. Natura.- nace en 2013 de la vocación de dos amantes de la divulgación ambiental que no podían ejercer su pasión por falta de trabajo en el sector. El medio ambiente siempre está en crisis económica… Decidimos poner en marcha nuestro servicio de rutas interpretativas por los paisajes de Castellón porque detectamos una falta importante de este tipo de actividades aquí. No solo porque a nuestra provincia, una de las más montañosas y forestales de España, se la conoce sobre todo por sus playas y hoteles, sino porque no había empresas que se dedicaran a ello de forma profesional, original, apasionada.

Somos siempre dos personas trabajando y, debido a las exigencias laborales de los diferentes periodos del año, contamos con los servicios de muchos otros profesionales: guías, monitores, cartógrafos, diseñadores, dibujantes… Porque también realizamos trabajos técnicos de señalización y puesta en valor de senderos y su patrimonio natural-cultural asociado, lo cual nos está ayudando a desestacionalizar nuestra actividad.

Verónica: Estáis apostando por crear espacios de ocio en el medio rural de Castellón, ¿por qué consideráis que esto es necesario?

Belén: Nuestros paisajes mediterráneos, tan diversos en todos los sentidos, son sobre todo paisajes culturales resultado de la interacción ancestral entre Naturaleza y Humanidad. Es decir, sin las culturas que los han habitado no serían lo mismo. El interior de Castellón es, a la vez, uno de los más despoblados. Hay áreas donde en los últimos 50 años se ha marchado o fallecido el 80% de la población, zonas donde la media de edad es de más de 60 y 70 años.

Si juntas estas dos afirmaciones, te das cuenta de que el recurso natural-cultural de nuestros paisajes está en serio peligro de desaparición si no se consigue parar la sangría poblacional y revertir la situación: hay que devolver población y gente joven a las zonas interiores, y creemos que el turismo sostenible y responsable puede ser uno de los motores.

Verónica: ¿Qué es para vosotros el turismo sostenible? ¿Cómo veis el futuro de este sector?

Belén: Por definición, el turismo sostenible ha de ser cualquier tipo de turismo que no ponga en riesgo de desaparición y logre conservar el recurso del cual vive la propia actividad turística. Podríamos hablar de turismo de sol y playa sostenible si éste no hiciera peligrar las playas. Pero esto es difícil porque los hoteles y urbanizaciones que alojan a los turistas de sol y playa en nuestro territorio y con nuestro modelo económico actual, alteran la dinámica marina y, con ello, evitan la regeneración natural de las mismas playas, etc.

Por tanto, el turismo sostenible ha de ser también responsable, es decir ha de involucrar en la toma de decisiones a la población receptora, a las personas que viven en el destino turístico, para que decidan qué modelo quieren. Por ejemplo, si hoy se preguntara a la gente de ciertas zonas costeras si prefieren conservar su paisaje y su biodiversidad o los apartamentos que utilizan los turistas solo durante uno o dos meses al año, igual nos llevábamos una sorpresa, porque hoy estamos mucho más concienciados que cuando todo empezó durante el llamado ‘Desarrollismo’.

Con esto no queremos decir que haya que acabar con el modelo turístico predominante, pero si queremos que el turismo tenga futuro, sea un verdadero motor económico ambientalmente sostenible y sirva de factor de desarrollo cultural y social, habrá que seguir los principios del turismo responsable, uno de cuales es la participación de todos en la toma de decisiones. Si además favoreces, como en nuestro caso, que las actividades de ocio sean interpretativas de nuestro legado cultural y natural y se desarrollen en paisajes únicos, a la vez que sensibilizas a los visitantes… ¡Eso ya es lo más! 

Verónica: ¿Valora la población española este tipo de actividades guiadas innovadoras y sostenibles o creéis que aún queda mucho camino por recorrer?

Belén: Sí que se valoran y cada vez más. De hecho, y es algo que siempre decimos, entre las 10 motivaciones principales de los turistas para visitar un lugar, ya no encontrarás el alojamiento como pasaba hace tan solo dos o tres lustros. En cambio, sí que están los atractivos naturales, las actividades culturales, el paisaje, la gastronomía, la autenticidad… Cuando el turista tiene claro que encontrará eso en el destino que ha elegido visitar, luego ya se preocupa de buscar el alojamiento.

Traduciendo el patrimonio del Olivar Milenario

De ahí que nuestras actividades jueguen un papel tan fundamental en el éxito (o fracaso) de un país o territorio como destino turístico: son este tipo de actividades con personalidad, con sabor, que te llenan la mochila de experiencias inolvidables, las que hacen repetir visita al viajero. Aun así, sí que queda mucho camino por recorrer, y en ese camino habrá que atraer a mucho turista de playa hacia nuestras rutas interpretativas, hacerles ver que a muy poca distancia de su hotel o apartamento tienen todo un mundo de sensaciones y experiencias auténticas que, quizá, les harán planificar diferente sus próximas vacaciones.

Verónica: En vuestras actividades apostáis por integrar a la población rural y a las empresas agroalimentarias ubicadas en estos territorios, ¿por qué habéis apostado por esta fórmula?

Belén: Es la única vía para ofrecer experiencias auténticas a quien viene de fuera. Nadie mejor para ofrecer un maridaje de un vino procedente de micro viñas entre alcornoques y quesos de autor que los propios productores. Nadie mejor para conducir una cata de aceite de olivos milenarios que el que ha producido ese aceite durante 30 años y, además, es experto catador.

Almuerzo de productos locales en ruta

Igualmente, como los productores o habitantes de la zona no siempre pueden acompañarnos a lo largo del sendero, en nuestras rutas interpretativas siempre incluimos un almuerzo de productos locales de pan, quesos, embutidos, fruta de temporada, licores o vinos de la comarca que visitamos, porque la cultura no solo se aprende, se escucha, se toca, se observa… también se degusta, y nuestra enorme diversidad gastronómica nos ayuda a interpretar muchos aspectos de la sociedad local, de su economía, de su política, de sus tradiciones. Es sin duda una experiencia completa que enriquece al visitante y a la población local.

Verónica: Este año Itinerantur ha sido galardonada con uno de los Premios de Turismo Comunidad Valenciana 2015, en concreto en la categoría de Turismo Responsable. ¿Qué ha significado esto para vosotros?

Belén: Ha significado reconocimiento al trabajo de los últimos años pero, sobre todo, un empujón moral muy importante. Con ese premio nos han dicho “seguid por ese camino, no dudéis, esa es la manera, ese es el futuro”.

Verónica: ¿Qué consejos le darías a una persona que quiere emprender en tu sector?

Belén: Que haga un plan de negocio previo, por supuesto, pero sobre todo que se lo crea de verdad: no hay otra forma si no es con sensibilidad, responsabilidad y sostenibilidad. El turismo será responsable o no será, básicamente porque, si no, mataremos a la gallina de los huevos de oro. Y para conseguirlo se necesita a más gente implicada y que se lo crea de verdad, que trabaje por ello al 100%.

Esto último es importantísimo: si no estás dispuesto a dedicarle todo el tiempo que requiera tu idea, tu proyecto, para sacarlo adelante, mejor no empieces.

¡Muchas gracias Belén! Recuerda que puedes seguir a Itinerantur en Facebook o visitar su página web.

 133 visitas

Read More

Molló Parc, el parque de los Pirineos comprometido con el bienestar animal

Antoni Solé

Molló Parc no es un zoo tradicional, es un parque de animales con una idea muy clara y diferenciada: el bienestar animal y la educación ambiental. En esta entrevista hablamos con su director Antoni Solé, quien sostiene que la idea principal de este parque es que la gente acuda a dar un paseo por la montaña mientras descubre la biodiversidad local y los usos tradicionales del paisaje del Pirineo catalán.


Laura: Molló Parc se diferencia de un zoo tradicional porque aquí los animales viven en su hábitat natural donde los visitantes sólo encontrarán animales típicos de la zona. ¿Cuál ha sido la aceptación general del público sobre este concepto innovador?

Antoni: Mientras que este concepto de parque de animales está bastante extendido en Europa, aquí en Catalunya y en el resto de España en general no está bien concebido. En nuestro caso fuimos pioneros en crear este concepto en Catalunya y ahora hay otra iniciativa similar en el Valle de Arán, por lo que estas alternativas a zoo tradicionales van ganando fuerza poco a poco. Aquí la gente no estaba acostumbrada a este tipo de parque pero estamos muy contentos de la aceptación que hemos tenido desde el principio y de lo contentos que están nuestros clientes después de su visita porque experimentan algo diferente.

Molló Parc tiene como finalidad la educación ambiental y la concienciación del público en temas medioambientales. Todos los animales salvajes del parque son nacidos en cautividad o son animales irrecuperables procedentes de centros de recuperación de fauna salvaje. El 99,9% de las llegadas de animales a estos centros están relacionados con la actividad humana; solo el 0,1% ingresan por enfermedades naturales de los mismos. Las causas más frecuentes de ingreso por enfermedad son: atropellos, choques contra cables eléctricos o vallas metálicas, heridas por arma de fuego o caída del nido de las crías.

Laura: ¿De qué forma se garantiza el bienestar animal de los residentes en Molló Parc?

Antoni: Los animales herbívoros no requieren demasiado esfuerzo para garantizar su bienestar ya que disponen de grandes extensiones de terreno para vivir en plena libertad. Los carnívoros están en unas instalaciones muy grandes pero son con los que más debemos trabajar el bienestar animal para que no tengan estrés. Tenemos una gran suerte y es que hemos congeniado mucho con un profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), Xavier Manteca, que ha hecho varios libros sobre bienestar animal. Él, su mujer Marta Amat, que es etóloga y el naturalista Pepe Guillén nos asesoran mucho en este aspecto.

Para los trabajadores tenemos un código ético y Xavier viene una vez al año a darnos una charla sobre bienestar animal para estar al día. En cuanto a los visitantes, hay un porcentaje muy elevado que no da importancia a estos aspectos: ellos vienen aquí a pasar el día y a disfrutar. Hay otro tipo de cliente que sí se interesa más por el tema, para poner un ejemplo, te puedo contar una anécdota: tenemos una instalación con ardillas y recibimos un mail de una señora contándonos que le había gustado mucho el parque, pero que vio a las ardillas muy estresadas. En respuesta, le mandé el cartel informativo que hay al lado de la instalación explicando la situación de estos animales. Se encuentran en una instalación de liberación, más pequeña que las instalaciones normales. Proceden de centros de recuperación y las ponemos allí durante uno o dos meses, para acostumbrarse al país. Después pasan a otra jaula donde pueden entrar y salir, hasta el momento que ya no quieren entrar más. Hay un cartel que lo explica todo y esto es lo que envié a la señora que, muy amablemente, respondió disculpándose por no haberse fijado en la información.

Laura: ¿Cuál es el reto principal al que se enfrenta Molló Parc para garantizar el bienestar de los animales?

Antoni: La primera vez que vinieron Xavier y Marta, junto con un adiestrador de animales para ver cómo estos actúan, elaboramos una serie de protocolos donde descubrimos que el oso, el zorro, el lobo y el lince son los animales que corren más peligro de sufrir estrés y vimos que lo que debíamos hacer es controlar el bienestar de los mismos. Con respecto a los osos, en el momento del celo tenía alguna estereotipia y ahí fue cuando empezamos a trabajar más a fondo su bienestar animal. Hacemos cosas para que los osos actúen de la forma más similar como lo harían en la naturaleza: les esparcimos heces de otros animales del parque en su instalación, esparcimos fruta, pintamos un árbol con miel…

Los zorros, por ejemplo, hacían agujeros para esconderse y Marta nos recomendó poner sitios donde poder esconderse y dejarse ver solo cuando ellos quieran; que tengan la libertad de dejarse ver o esconderse. Lo que hacíamos para que se dejaran ver más es darles comida con un clicker, para que asociaran su sonido con la comida. De esta forma se dejan ver más y también están más tranquilos.

Con los lobos y los linces hicimos algo similar. Para aliviarles el estrés y que se acostumbraran a ver gente, les dábamos carne a través de la valla intentando mantener el contacto visual con ellos para que perdieran el miedo. Además, hemos conseguido, por ejemplo, que el veterinario le pueda revisar las piernas sin tener que dormirlo.

Creo que un parque como el nuestro debe cumplir tres facetas: educativa, de investigación y de bienestar animal. Este último aspecto lo estamos trabajando muy bien porque estamos muy bien asesorados. Además, en el parque tenemos la cantidad justa de animales para que ellos estén bien.

Laura: De todo lo que habéis conseguido hasta ahora, ¿de qué estáis más orgullosos?

Antoni: Mi idea principal, a parte del parque de animales, era que quería conservar esta parte del país y el paisaje tal y como estaba. He visitado muchos parques fuera de España, pero los de aquí están muy yermos; lo que es característico de esta zona, ya que a través de la ganadería, las propiedades quedan yermas porque los ganaderos traen las vacas y todo queda lleno de helechos. Empecé a trabajar con yeguas y cabras, para mantener el campo limpio y a partir de ahí se abrieron más posibilidades y desarrollamos el parque de animales. Estamos muy contentos porque la gente está muy agradecida con lo que hacemos.

De cara al próximo año, estamos preparando un proyecto educativo para informar mejor a la gente sobre todo nuestro trabajo en bienestar animal. Aquí hacemos un trabajo que creo que está muy bien; por ejemplo, haremos una nueva instalación para águilas reales irrecuperables que vienen de Andalucía. Estas águilas hay que llevarlas a un sitio como el nuestro porque si se vuelven a dejar en la naturaleza, morirán. No hemos sabido aún divulgar este trabajo que hacemos con los animales irrecuperables. La gineta que tenemos, por ejemplo, la tenían unos particulares en su casa; si se libera, morirá. Tenemos un rebeco que nos trajeron los guardas forestales que tenía una enfermedad en los ojos; lo cuidamos durante cuatro meses y ahora está liberado junto a los demás. El año pasado tuvimos también un rebeco con una pata rota; una vez curado, se fue. Ni podemos ni queremos tener animales cogidos del exterior porque están acostumbrados a vivir en libertad sin problema y aquí morirían

Laura: ¿Qué estrategias seguís para comunicar la sostenibilidad y vuestro trabajo a favor del bienestar animal?

Antoni: Estos siete años nos hemos dedicado mayoritariamente a levantar el parque tal y como teníamos en mente, porque empezamos con muy poca cosa. Ahora nos hemos dado cuenta que lo que nos falta es el tema de la comunicación.

Yo pienso que la gente que viene no es consciente de todo el trabajo que hacemos en bienestar animal porque tampoco lo hemos sabido comunicar, aunque mucha gente nos felicita por lo bien que está el parque. La gente tiene cada vez más conciencia ambiental. Nos encontramos algunos visitantes con cierto reparo hacia el parque; si supiéramos explicar todo lo que hacemos con la recuperación de los animales y la educación ambiental, lo verían distinto. La gente cada vez es más exigente. Los visitantes que tenemos en el parque quedan muy satisfechos; se trata de gente que viene a buscar el contacto con la naturaleza, muy educada y muy respetuosa con el entorno.

Tenemos el proyecto de hacer un centro de interpretación de tres o cuatro animales; queremos usar las nuevas tecnologías para hacerlo más interactivo, sobre todo para los niños y así maximizar los mensajes de conservación e interpretación tanto de los animales como del paisaje. También cambiaremos los carteles del parque para hacerlos más visuales, de forma que sean más atractivos para los visitantes. Otra actividad prevista es dar charlas, de entre cinco y diez minutos, en distintos sitios del parque sobre los  animales. Creo que es un proyecto interesante porque en los parques en los que he estado no lo he visto nunca.

¡Muchas gracias Antoni por contarnos la historia de Molló Parc! Puedes seguir su trabajo en Facebook y visitar su página web.

 133 visitas

Read More

Blua Eco-Voluntariado conectará a viajeros y profesionales del turismo responsable en Madrid

Crédito: Blua Eco-Voluntariado

Hace poco leí un estudio que sostenía el concepto de la actual era del “antropoceno” ¿qué significa este concepto? Significa que vivimos en la era donde el impacto de la huella ecológica que está dejando el ser humano sobre la Tierra durará para siempre, con el consiguiente impacto en todos los niveles pero en especial, en el medioambiental. El inicio de esta época no apunta a una fecha específica, sin embargo la comunidad científica lo sitúa a la par con la revolución industrial.

Cuestiones como la desaparición y degradación de hábitats, la sobreexplotación y extinción masiva de la biodiversidad, la contaminación generalizada del aire y el agua a nivel global o el cambio climático tienen una influencia directa en la gestión que hace el ser humano de los recursos naturales; lo que a su vez repercute directamente sobre el reino animal. A esto se le añade que además, según las Naciones Unidas, el tráfico ilegal de especies es el tercer crimen organizado a nivel mundial sólo por detrás de las armas y la prostitución, moviendo más de 7000 millones de dólares al año.

Con la idea de exponer esta problemática e iniciar un debate abierto sobre los impactos ambientales en la biodiversidad de nuestro planeta, os invitamos a asistir este jueves 16 de Marzo a las 20:00h en el Café – Librería La Ciudad Invisible en el centro de Madrid. Durante este evento ofreceremos soluciones sobre cómo el turismo sostenible y responsable puede ser promotor de cambio para lograr una mayor apreciación de la vida silvestre mediante los viajes, la interacción directa del viajero con la conservación y la creación de mejores lugares para vivir que se convertirán en mejores lugares para visitar.

Forma parte del movimiento del turismo responsable en Madrid y conecta con profesionales y viajeros asistiendo a este evento organizado por la ONG Blua Eco-Voluntariado. Regístrate gratis visitando este enlace.

 133 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.