El futuro (sostenible) del turismo: cómo convertirse en ‘ecoturista’ en cinco pasos

Si algo nos demostró el confinamiento –más allá de sus duras consecuencias– es que cuando la actividad humana pisa el freno, la naturaleza florece. Respetar el medio ambiente, para que vuelva a renacer allá donde ha sido dañado, es uno de los pilares fundamentales de la Agenda 2030 de Naciones Unidas. Algo a tener muy en cuenta en un día como hoy, dedicado al turismo, una de las actividades más contaminantes.

Para que las generaciones futuras puedan seguir disfrutando de nuestros pueblos, bosques y playas, reducir el impacto medioambiental de todas las actividades humanas –viajes incluidos– es fundamental. Y es que el papel del turismo sostenible en la Agenda 2030 es determinante.

Para la Organización Mundial del turismo (OMT), encargada de establecer las directrices y aplicar las políticas que regulan su gestión, no hay lugar a dudas: el turismo ha de tener “plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas”.

El ecoturismo o turismo sostenible, por tanto, se presenta como una alternativa que, en realidad, no supone grandes cambios para el turista –más allá de tener en cuenta algún que otro detalle–, aunque sí para el planeta. Y también para los trabajadores de un sector, muchas veces, precarizado.

La completa transformación de este sector hacia uno más sostenible pasa, también, por la manera en que los turistas nos relacionamos con los lugares que visitamos.

Tren antes que avión

El ecoturismo empieza en las primeras fases del viaje. Y la elección del medio de transporte es primordial: el tren es uno de los más sostenibles y menos contaminantes. Por eso los expertos recomiendan, siempre que sea posible, subirse al ferrocarril. Especialmente en todos aquellos desplazamientos que se puedan realizar en menos de dos horas y media en tren.

Ecoalojamiento

Las políticas del establecimiento donde uno se aloja en su destino son una parte importante del ecoturismo.Nnunca está de más comprobar antes del viaje que el alojamiento trabaja con proveedores turísticos locales que apoyan la conservación del lugar que se visita.

Apostar por lo local

Comprar alimentos, recuerdos y todas las necesidades que despierte el viaje en establecimientos locales. Esto favorecerá el crecimiento económico y el desarrollo del comercio del municipio.

Turismo sin huella

Para respetar el entorno se torna fundamental algo que puede parecer obvio: no tirar basura al suelo, dejar el lugar que se visita como se encontró y llevarse en la mochila los residuos que cada cual genere. Pero, además, los souvenirs no se encuentran abandonados en la naturaleza.

En el respeto está el ecoturismo

El mundo está lleno de ritos, costumbres y espacios sagrados diferentes. Y precisamente eso es lo que convierte un viaje en una aventura. Cada comunidad tiene sus tradiciones y religiones, muchas de ellas ligadas a la propia cultura del lugar.

Este articulo es un resumen de la noticia original publicada en El Español «El futuro (sostenible) del turismo: cómo convertirse en ‘ecoturista’ en cinco pasos«

 67 visitas

Read More

Google empieza a identificar a los hoteles sostenibles

Google, ha anunciado en su blog una novedad en sus opciones de búsqueda de alojamiento y es que va a empezar a identificar a los hoteles sostenibles. A partir de ahora, cuando el viajero utiliza la herramienta de búsqueda de hoteles en google.com/travel encontrará información sobre las medidas de sostenibilidad de los establecimientos ‘Eco-Certificados’.

Se trata de una información añadida sobre los alojamientos que responde, según el buscador, a que cada vez más personas quieren viajar de manera más sostenible y buscan servicios ecológicos. La sostenibilidad en el hotel se identificará con el icono de una hoja verde en la que se aclara que el establecimiento ha recibido la certificación de sostenibilidad medioambiental de una organización independiente reconocida por Google.

La medida pretende ofrecer a los viajeros más transparencia contra el llamado greenwashing  y también responde al aumento del volumen de búsqueda en torno a las palabras de moda de los viajes ecológicos. Por ejemplo, el término «hotel ecológico» ha cuadruplicado su volumen de búsqueda desde marzo de 2020, según Google Trends.

Ejemplo de un hotel ‘Eco certificado’ en el buscador.

Al hacer clic en el enlace de «certificación ecológica» se detallarán las prácticas sostenibles específicas del establecimiento: como las certificaciones medioambientales que posee; las medidas implementadas sobre eficiencia energéticaconservación del aguaabastecimiento sostenible y la reducción de residuos.

Actualmente, la lista de ‘Eco Certficaciones’ de Google incluye 28 programas diferentes para establecer la credibilidad ecológica de un hotel.

Google empieza a identificar a los hoteles sostenibles

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Hosteltur: «Google empieza a identificar a los hoteles sostenibles»

 67 visitas

Read More

Concluida una nueva exitosa edición de natureWatch

El sábado 18 de septiembre concluyó, con un enorme éxito de participación, la cuarta edición del encuentro de turismo de observación de la naturaleza natureWatch Somiedo 2021Las dos temáticas centrales de la cuarta edición de este evento pionero en España fueron: las Reservas de la Biosfera y el patrimonio etnográfico.

El evento, que se ha celebrado en Pola de Somiedo desde el día 16 hasta el día 18, arrancó la tarde del jueves con la inauguración a cargo de Graciela Blanco, viceconsejera de Turismo del Principado de Asturias y Belarmino Fernández, alcalde de Somiedo. La viceconsejera destacó la importancia del segmento ecoturístico y de naturaleza en la estrategia turística del Principado y anunció la firma del convenio para la incorporación de empresarios del sector y destinos de Asturias al Club Ecoturismo en España.

Reservas de la Biosfera y el patrimonio etnográfico de Somiedo

natureWatch Somiedo 2021 se ha celebrado coincidiendo con el 50 aniversario del programa Hombre y Biosfera (MaB) de la UNESCO. Por este motivo ha contado con la participación de la Red Española de Reservas de la Biosfera y la exposición de diferentes ponentes llegados desde algunas de las reservas de la biosfera del ámbito cantábrico.

Las noches temáticas conducidas por el naturalista, escritor y divulgador Antonio Sandoval y las ponencias de temática osera a cargo de la Fundación Oso Pardo (FOP) y la Fundación Oso de Asturias (FOA) completaron el atractivo programa.

La temática de la última jornada se centró en el patrimonio etnográfico, un elemento muy representativo de la Reserva de la Biosfera de Somiedo. Se abordaron diferentes ponencias y tuvo lugar una esperada y celebrada mesa redonda sobre el aprovechamiento del patrimonio etnográfico para el turismo de observación de la naturaleza. En este sentido cabe destacar la participación del antropólogo Adolfo García, quien proyectó y dirigió el Ecomuseo de Somiedo y el proyecto LIFE para la recuperación del patrimonio etnográfico en esta reserva de la biosfera. Estuvo presente también Fernando Prendes, director general de Infraestructuras Rurales y Montes del Principado de Asturias, quien anunció los inmediatos cambios en la legislación con el fin de abrir los usos de los teitos a nuevas actividades, además de las relacionadas con la ganadería.

Durante natureWatch Somiedo 2021 se realizaron diferentes salidas guiadas de campo para la observación responsable de fauna, en las que el oso pardo y la berrea fueron los principales atractivos.

natureWatch Somiedo Carbono Neutral

Dentro de la filosofía de los encuentros natureWatch, el celebrado en Somiedo este año será también Carbono Neutral. Una empresa colaboradora calculará la huella de carbono generada durante la celebración del evento y realizará los trámites para la certificación de su compensación a través de alguno de los proyectos oficiales de Naciones Unidas en esta materia.

NatureWatch Somiedo 2021 está apoyado por el Plan de Sostenibilidad Turística de Somiedo, cofinanciado por la Secretaría de Estado de Turismo, la Consejería de Cultura, Política Lingüística y Turismo del Principado de Asturias y el Ayuntamiento de Somiedo. Cuenta además con la colaboración de la Red Española de Reservas de la Biosfera y la Asociación de Ecoturismo en España y el apoyo de distintas entidades, empresas del sector y asociaciones que colaboran de forma activa en la celebración de este evento.


Este artículo es un resumen de la nota de prensa original facilitada por natureWatch.

 67 visitas

Read More

«Recreación del turismo a través de la interpretación del patrimonio»

La Asociación Europea de Interpretación del Patrimonio organiza una conferencia online del 1 al 4 de octubre de 2021, donde se hablará diferentes caminos hacia un turismo más sostenible a través de la interpretación del patrimonio.

Bajo el tema «Recreación del turismo a través del patrimonio», se unirá la interpretación del patrimonio con el turismo sostenible para poder ofrecer oportunidades únicas a lo largo de la cadena de servicios, tanto a locales como a visitantes.

En muchos países y regiones, el turismo contribuye al desarrollo y la herencia de las comunidades. En el último año, el ecosistema del turismo se ha visto muy afectado por la pandemia global, lo que ha supuesto un cambio forzado hacia un sistema más resiliente, sostenible e interconectado.

Necesitamos repensar el turismo, tanto a nivel de destino como de visitante, incentivando la interpretación del patrimonio. Esto se puede conseguir con una cooperación más cercana entre ambos, ya que podría dar lugar a nuevos enfoques, y favorecer a las comunidades pequeñas con su beneficio.

Este año la conferencia tiene como objetivo compartir la teoría y la práctica de los enfoques interpretativos del desarrollo del turismo y repensar el rol que juega la interpretación del patrimonio en el turismo y en el desarrollo de las comunidades de destinos turísticos.

Habrá más de 30 presentaciones, workshops, mesas redondas, paneles de debate y actividades, para que puedas aprender, y también tendrás oportunidades de hacer contactos.

El 4 de octubre la sesión es de puertas abiertas, una sesión en la que se compartirán experiencias de profesionales del turismo y gestores del patrimonio, en las que se hablará de los retos que se han encontrado y las soluciones que se han llevado a cabo para conectar las comunidades locales y mejorar sus productos y servicios. Si quieres más información pincha aquí.

Las inscripciones al evento se pueden hacer hasta el 28 de septiembre.

 67 visitas

Read More

¿Cuál es la huella ecológica del turismo espacial?

Las actividades espaciales irrumpen cada vez con más frecuencia en la actualidad. Sería fácil pensar que lo que ocurra en el espacio no nos afecta. Pero la realidad es que sí lo hace, y cada vez de formas menos sutiles.

La noticia de actualidad estos días es la competición entre Jeff Bezos y Richard Branson, dos multimillonarios que están detrás de sendas compañías de turismo espacial.

Blue Origin, de Jeff Bezos, había previsto lanzar su vuelo inaugural el 20 de julio. En respuesta, Virgin Galactic, de Richard Branson, programó su propio vuelo para el día 11. Adelantándose por pocos días.

Ambos vuelos han estado rodeados de un amplio despliegue mediático. Y es que estos vuelos han sido, ni más ni menos, enormes maniobras de marketing. El objetivo es llamar la atención.

El turismo espacial llega con la promesa de “democratizar el espacio”. Pero esta frase, repetida como un mantra, a menudo se pronuncia vacía de contenido. Ya no porque el turismo espacial siga estando sólo al alcance de una minoría, sino también por el impacto ecológico que puede llegar a derivarse de la generalización de estas actividades.

La población general va haciéndose a la idea de usar menos aviones y más trenes; y comer menos carne. Esos son solo parte de los cambios que tendremos que hacer si queremos una transición ecológica justa. Mientras tanto, el turismo espacial emerge como una actividad poco accesible y muy contaminante.

Alcanzar el espacio es, en primer lugar, muy costoso energéticamente. El hecho es que la energía no nos sobra. Los combustibles fósiles están en la raíz del cambio climático. Las llamadas energías renovables y la nuclear tampoco están exentas de problemas y limitaciones.

Así que, sí, alcanzar el espacio lleva asociadas unas emisiones de dióxido de carbono. Es decir, una huella del carbono.

Impacto ambiental

Aunque el impacto ambiental de los lanzamientos espaciales no ha sido suficientemente estudiado, se sabe que va más allá de las emisiones de carbono. La liberación de gases en capas altas de la atmósfera durante los lanzamientos espaciales tiene efectos negativos sobre la capa de ozono. Un gas frecuentemente emitido en los lanzamientos y aparentemente inocuo como el vapor de agua contribuye al efecto invernadero.

Existen bastantes tipos de combustible que se usan y algunos son tóxicos al ser liberados en el lanzamiento o por su proceso de producción. La buena noticia es que la mayoría de los nuevos sistemas de lanzamiento usan combustibles líquidos, menos problemáticos en este sentido que los sólidos.

Los cohetes propiamente suelen tener como destino diferentes órbitas en torno a nuestro planeta. Hemos de aclarar que, en cambio, los vuelos turísticos de Virgin Atlantic y Blue Origin son vuelos “suborbitales”. Es decir, no llegan a entrar en órbita, sino que ascienden hasta 80 y 100 km de altura respectivamente, experimentan la gravedad cero por un breve período de tiempo, y vuelven a caer a la Tierra.

Un vuelo suborbital requiere muchísima menos energía que entrar en órbita. Por ello su coste es más asequible y su huella ecológica, menor.

Actualmente se lanzan unos 100 cohetes al año. Su huella del carbono sigue siendo menor que la de los 100 000 aviones que vuelan cada día en el mundo. Pero el sector espacial está experimentando un fuerte crecimiento. Por ello su impacto ambiental podría llegar a ser muy relevante.

Turismo de lujo y de emisiones de dióxido de carbono

La concienciación y regulación internacional del impacto ambiental es pues uno de los aspectos en los que la gestión de las actividades espaciales tendrá que mejorar. Si bien es cierto que lanzar un satélite a la órbita terrestre tiene un impacto mayor que un vuelo turístico suborbital, los satélites pueden beneficiar a muchas personas. Mientras que un vuelo turístico es un lujo para un limitado número de personas.

Para ponerlo en números. Se estima que cada vuelo turístico de Virgin Galactic y Blue Origin emite unas 60 y 90 toneladas de dióxido de carbono, respectivamente. Es decir, unas 8 y 15 toneladas por pasajero.

En comparación, de media, cada persona en el mundo emite cada año unas 4,8 toneladas de dióxido de carbono. Esta cifra es muy diferente entre países ricos y pobres. En Estados Unidos la cifra es de 15 toneladas. En España es de 5,4 toneladas. Aunque estos datos pueden variar considerablemente según diferentes fuentes. China es un gran contaminante, pero cuando se consideran sus emisiones per cápita, el valor es 7,4 toneladas.

Una huella cuestionable

Por tanto, la huella del carbono de estos vuelos suborbitales no es extremadamente alta comparada con la de otras actividades. Pero no deja de ser cuestionable que en un momento en que urge reducir nuestro impacto ambiental, surja esta nueva forma de ocio. Accesible sólo a una minoría y que supone que cada pasajero emite en solo unos minutos el mismo dióxido de carbono que 2 o 3 personas de media durante un año entero.

Recordemos que a esta huella del carbono hay que sumarle otros impactos ambientales de esta actividad, como el de la erosión de la capa de ozono.

Todo esto viene a recordarnos la necesidad de reorientar nuestra forma de pensar y de estar en el mundo, para avanzar hacia un mundo más justo y sostenible. El espacio, bien gestionado, puede traernos cambios positivos para todos. Pero no debemos dejarnos deslumbrar por el optimismo ciego basado únicamente en el desarrollo tecnológico.


Este artículo ha sido originariamente publicado en The Conversation y reproducido en Travindy con el permiso del autor, Jorge Hernández Bernal.

 67 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.