CultRuta: una amplia oferta de visitas culturales por Barcelona al servicio de los ciudadanos.

Joan Coll

CultRuta nació en 2008 con la voluntad de convertirse en una oferta de ocio cultural alternativa al teatro, al cine o a los museos: descubrir la propia ciudad de Barcelona con guías profesiones que la muestran de forma amena y rigurosa. Laura Basagaña entrevista a su fundador, Joan Coll, para hablar de esta actividad de turismo responsable y de proximidad: rutas en catalán o castellano, con grupos limitados a 24 personas, con el uso de radioguías para una correcta audición sin contaminación acústica, y con guías de turismo habilitados por la Generalitat de Catalunya.


Laura: Uno de los objetivos de CultRuta es descubrir la propia ciudad de la mano de guías profesionales, ¿vuestra oferta está enfocada principalmente a los mismos residentes de Barcelona?

Joan: Exacto, la oferta viene condicionada por el hecho de que por un lado realizamos rutas en catalán o castellano (lo que deja fuera la mayoría de turistas de Barcelona), y por otro son rutas temáticas que difícilmente interesan a alguien que está de paso: hasta dos horas de actividad sobre temas en ocasiones muy específicos, como por ejemplo el “barrio chino».

Y no solo es que nuestra oferta esta enfocada a los residentes sino que, efectivamente, la demanda va en este sentido: el 90% de nuestros clientes viven en Barcelona, ya sea en la propia ciudad o en el resto de la provincia. En muchas ocasiones son personas que aprovechan el fin de semana para venir a la ciudad a hacer gestiones, encontrarse con amigos, combinarlo con ocio gastronómico…

Laura: Es decir, que habéis cogido un producto tradicionalmente dirigido a los turistas y lo habéis adaptado para el disfrute de los propios residentes de la ciudad. En general, ¿cuál ha sido la acogida de este concepto innovador?

Joan: Puede ser visto así desde fuera, pero la génesis fue distinta. Yo tenía un conocimiento nulo del mercado turístico y su potencial; el acercamiento vino desde la vertiente cultural más que turística. Mi referente fueron las actividades de descubierta de barrios, patrimonio, etc. que ya hace décadas que organizan las bibliotecas, centros cívicos y otras instituciones, a menudo públicas de gestión privada, y alguna 100% privada que ya existía en 2008, como las rutas literarias de Icono Serveis Culturals y ItineraPlus. Las innovaciones que ha aportado CultRuta desde 2008 son:

– Ampliar temáticas (hemos sido los primeros en ofrecer de forma regular rutas sobre la Guerra Civil, comunidades migrantes, historias del metro, etc.).

– Gestión 100% privada e independiente, sin subvenciones, con voluntad de crear marca, fidelizar clientes, y a la vez mantener la independencia del discurso.

– Mejorar la experiencia del usuario (contratación fácil, atención 7 días a la semana, guías profesionales) y minimizar el impacto en el entorno (uso de radioguías, grupos limitados).

Laura: ¿Cómo se acaba acercando esta iniciativa al sector turístico?

Joan: Aunque inicialmente la había planteado como una actividad de ocio cultural, una vez establecida la actividad se va acercando más al concepto de turismo de proximidad, por dos factores:

  1. El único filtro oficial de guías profesionales existente a día de hoy es el de turismo y, por tanto, empecé a dar trabajo a profesionales del turismo.
  2. Nacer en pleno inicio de la crisis económica hizo que muchos clientes nos escogiesen como alternativa no al teatro o al cine, sino como alternativa a una escapada de fin de semana.  
Laura: En vuestros menos de diez años de trayectoria habéis ganado varios premios, ¿dirías que en los últimos años ha incrementado el interés de los residentes hacia su propio patrimonio?  
  

Joan: Rotundamente, ¡sí! Lo hemos visto desde muchos ámbitos como las iniciativas de visitas temáticas como CultRuta (y tantas otras que han aparecido en este tiempo), también desde el mundo editorial después de la novela histórica, al menos en Barcelona, ha habido un boom de las historias ocultas, secretos de las calles…

Además se ha incrementado la apertura de espacios que normalmente están cerrados al público (48h OpenHouse, Casas Singulares…), así como la aparición de portales web y aplicaciones móviles que incentivan a los residentes a hacer de guías / anfitriones para turistas (con diferentes grados de transparencia y rigor). Incluso nuevos estudios universitarios de posgrado (y otros no reglados) sobre la interpretación y difusión del patrimonio.

Laura: Ante toda esta oferta que comentas, generada por este interés creciente en el patrimonio de la ciudad, ¿qué es lo que diferencia CultRuta de la competencia?

Joan: En primer lugar, la profesionalidad y la cura de mimar el producto. No hacemos promociones agresivas para captar clientes, nos esforzamos en dejar muy satisfecho a quien viene para que éste repita, regale y recomiende: trabajamos básicamente la calidad y la sostenibilidad para conseguir la fidelización de tres ejes:   

– De los guías: tratos bilaterales con profesionales autónomos independientes, lo cual garantiza que hacen la actividad porque quieren y les compensa, no únicamente por necesidad económica.  

– De la propia actividad: rigurosa y amena, cómoda con las radioguías, respetuosa con los vecinos… Esta calidad es evaluada por los propios asistentes al terminar la actividad.

– De la atención al cliente: somos la única iniciativa con un punto de encuentro propio, con baños, agua y café, y atención presencial y telefónica 7 días a la semana.

Laura: Después de todos estos años de recorrido, ¿cuáles son vuestros sueños y proyectos para el futuro?

Joan: Un buen reto es ir más allá de la visita guiada. Es nuestra especialidad y no queremos dejarla, pero entendemos que dentro del concepto de “ruta cultural” debe poder entrar algo más. Bajo petición ya hacemos despedidas de soltero, pequeñas gincanas para empresa… El próximo mes de junio empezaremos una ruta por las bibliotecas de Barcelona que será la primera que haremos abierta al público individual. Ojalá a la larga podamos, además de las visitas, ofrecer al público general algo más interactivo e innovador y que seamos capaces de hacerlo igual de bien.  

Un buen sueño (porque es más a medio-largo plazo) es poder salir de Barcelona. Hay muchos retos, prejuicios y cuestiones logísticas a resolver, pero sería una gran satisfacción para mí poder mostrar el resto de Catalunya y ayudar a descentralizar todavía más el ocio cultural de nuestro país. Se lo merecen la ciudad y su ciudadanía, y se lo merecen muchísimo poblaciones donde realmente se desea este tipo de turismo, y donde hay patrimonio, historia y atractivos para mostrar, siempre que se haga de forma responsable y con calidad.  

Puedes visitar la web de CultRuta, seguirles en Facebook y en Twitter

 164 visitas

Read More

Turismo sostenible y desarrollo rural

El turismo rural en España está a punto de extinción. El medio rural no tiene porvenir, y por ende, este sector también morirá, siendo una actividad sin futuro ni identidad, relegando sus áreas naturales y alojamientos como meros espacios de descanso anclados en el olvido.

Hace unos meses publicábamos un artículo titulado “El Turismo Rural agoniza”, en el que hablábamos sobre el declive y abandono de las zonas rurales en España, y la creación de nuevos complejos rurales en los que no solo no se mantiene la identidad de la zona, sino que en ellos se impone la introducción de costumbres y tradiciones de otros territorios. El turismo rural, una práctica cada vez más generalizada en España, y propia de territorios que no superan los 2000 habitantes, engloba diferentes tipologías de turismo como por ejemplo el Turismo de Naturaleza, Agroturismo, Enoturismo, Ecoturismo o Turismo Geológico… 

Podríamos seguir con la lista de actividades propias de estos entornos. Pero, ¿existe realmente el turismo rural? ¿Ir a descansar unos días a una aldea para disfrutar del paisaje es turismo rural? Realmente, lo importante del turismo rural es que las actividades catalogadas como tal contribuyan al desarrollo socioeconómico del territorio que se visita, mientras que sus beneficios se reparten entre los actores que hacen posible que estos territorios permanezcan vivos. Se trata, simplemente, de hacer desarrollo rural a través del turismo.

El medio rural español siempre ha estado caracterizado por la diversificación de la economía tradicional. Las personas vivían de la agricultura, ganadería, apicultura y comercio, nunca apostando ni centrando sus esfuerzos en una sola actividad. Actualmente, el medio rural español sigue buscando esa diversificación, y el turismo es un buen apoyo para ello.

Evidentemente, hay territorios que pueden permitirse vivir todo el año del sector turístico, sin embargo, existen otros que, debido a su marcada estacionalidad, o a su bajo porcentaje de ocupación, deben buscar alternativas para seguir viviendo en el territorio. Cuando se da esta situación, la combinación del turismo rural con el mantenimiento de las actividades económicas tradicionales, entonces el turismo se convierte en un excelente complemento beneficioso para todos: por un lado, los anfitriones obtienen ingresos extras, mientras que por otro, los viajeros se convierten en habitantes de un lugar detenido en el tiempo. Durante su estancia, el visitante es habitante de ese espacio, compartiendo cultura y conocimientos con sus anfitriones.

Cada espacio rural debe tener su propia propuesta de valor puesto que cada aldea, valle, montaña o río es único, con su propia cultura, tradición o gastronomía. La cooperación y la unión son algunas de las características que han marcado el carácter de los habitantes del medio rural español, esa ayuda mutua en lucha por la supervivencia para salir adelante, sin rendirse.

La búsqueda de sinergias debe seguir siendo un punto clave, sobre todo en el desarrollo de una estrategia de Turismo Sostenible, lo que bien podría llamarse una red rural local. Esto quiere decir que todos los actores que hacen único a un territorio ya sean ganaderos, agricultores, apicultores, artesanos, hosteleros, hoteleros, guías, empresas de actividades, agencias de viaje, e incluso clientes, deben unirse para posicionar el mismo. De este modo, un guía o una empresa de actividades pueden llevar a sus clientes a visitar a un productor o artesano, que a su vez comprarán los productos, y se marcharán satisfechos. El alojamiento puede comprar productos de kilómetro 0, para beneficiar a sus vecinos, pero también para que sus clientes degusten y experimenten la zona en todo su esplendor…etc., y así, hasta cerrar el círculo. Todos se benefician de todos, y todos colaboran con todos.

Buscar el auténtico desarrollo sostenible como estrategia turística debe ser la prioridad de todas las personas, pero también de los territorios en su conjunto. Tenemos las herramientas suficientes para transformar nuestro entorno, y generar un espacio más justo, equilibrado y, sobre todo, sostenible. La creación de sinergias en el medio rural es básica, porque, por un lado, estamos creando productos atractivos, interesantes, experienciales y, sobre todo, con valores. Pero, por otro lado, estamos tejiendo una red con materiales resistentes, con el objetivo de ser inquebrantables. Luchemos entre todas las personas en contra de la extinción del turismo rural a base de la creación de numerosas redes rurales locales que ensalcen y rescaten nuestra preciada ruralidad.

 164 visitas

Read More

Una filosofia de vida aplicada al turismo sostenible, El Tano y su Slow Walk para descubrir Barcelona

“Caminante no hay camino, se hace el camino al andar”. Esta puede ser la frase más acertada para presentar a José Luís Infante, o como se hace llamar, El Tano. Un pasado atado a sus pies le permitió apreciar el regalo que es caminar con sentido, disfrutando de lo que viene después de cada esquina, explorando, aprendiendo, conectando con las personas que te encuentras y descubriendo los secretos de una ciudad con mucho que contar. El concepto que utiliza para definir esta forma de conocer Barcelona se llama Slow Walk y desde luego, es ejemplar:


Angela: ¿Cómo aplicas el concepto de slow walk a tus rutas por una ciudad que se caracteriza por tener un día a día frenético y apresurado?

El Tano: Barcelona es una ciudad que sólo se puede entender caminándola. Cuenta con 1,367 kms. de calles donde conviven más de 116 nacionalidades. Es una ciudad muy dinámica y en constante transformación. Donde los mapas se vuelven obsoletos rápidamente. La realidad cambiante, la memoria y el conocimiento colectivo sólo se encuentran en la calle. Experimentar la calle reduce el mundo a una escala más humana.

Desde esta perspectiva y a través del diálogo interdisciplinar con los vecinos y el barrio trazo pequeñas rutas de descubrimiento y exploración del entorno como una oportunidad de conocer la ciudad desde dentro. Estas rutas son paseos de contemplación de la vida de una comunidad. Se realizan en modo Slow, sin prisa y de manera no invasiva, respetando el ritmo y la convivencia del ecosistema particular de cada barrio

Angela: Me llama mucho la atención cuando dices que las rutas que realizas son «paseos de contemplación de la vida de una comunidad». ¿Esto quiere decir que pones en valor la historia de la ciudad a través de las personas que viven (y han vivido) en ella?

El Tano: Totalmente, existe una sabiduría popular en cada barrio a la que sólo se puede acceder saliendo a la calle a conocer a tus vecinos. Mis rutas parten primero de explorar la realidad de mi entorno, luego investigo la historia. Por ejemplo, la ruta que propongo en Gràcia parte del conocimiento adquirido luego de haber vivido varios años ahí. Desde hace 4 años dedico como mínimo 80 minutos diarios a explorar y experimentar todas las posibilidades que brinda caminar. Calculo que llevo más de 7,000 kms. recorridos. Como de aquí a la India. Un pequeña vuelta al mundo sin salir de Barcelona.

«Investigando la ciudad con mis pies, abriendo nuevas rutas de conocimiento compartido y conexión con el entorno urbano a una escala humana»

Investigando la ciudad con mis pies, abriendo nuevas rutas de conocimiento compartido y conexión con el entorno urbano a una escala humana. Este impulso viene desde mi infancia. Existen personas que piensan y crean en movimiento. Soy una de ellas. Mi objetivo es compartir lo que he aprendido y experimentado caminando. A las personas singulares que he conocido en este largo trayecto y los tesoros que he descubierto explorando mi entorno exterior e interior.

Ángela: ¿Cómo empezó tu pasión por descubrir los secretos de los barrios desde las aceras?

El Tano: Tengo 44 años y nací en Lima-Perú y si pudiera definir el por qué caminar es tan importante como fuente conocimiento y experimentación te citaría 3 momentos vitales que te ayudarán a darte una idea:

Exploración: Viví una infancia extraordinaria debido a que me demoré más de lo habitual en dar mi primer paso. Me operaron ambos pies y utilicé zapatos correctores hasta poder andar con normalidad. Fui el niño raro de las cicatrices en los pies. Como niño raro, tuve comportamientos acordes a mi singularidad. Uno de ellos era el poderoso y a veces incontrolable impulso de salir de casa para explorar territorios desconocidos de mi barrio. Caminando descubrí tesoros escondidos; personajes únicos y maravillosos e historias sorprendentes, dignas de ser contadas.

Crédito: El Tano

Resilencia: De adolescente Lima, la ciudad donde crecí, fue asolada por el terrorismo. Salir a caminar por ciertos lugares de la ciudad era peligroso. Pero igual salíamos a la calle. Hubo varias marchas pacíficas y pasacalles de artistas reclamando el espacio público para los ciudadanos. Fueron épocas difíciles pero resistimos con valentía. Como dice Rebecca Solnit en su libro Wanderlust: “Caminar se vuelve habla en una manifestación o marcha y buena parte de la historia ha sido escrita con los pies de los ciudadanos caminando por sus ciudades. Este caminar es una demostración física de convicción política o cultural y una de las formas más universalmente disponibles de expresión pública”.

Emociones: En Barcelona, ciudad donde vivo caminar me sirve para conectarme emocionalmente con la ciudad, sus habitantes y sus historias. También para liberar tensiones. Como los inuits, que caminan en la nieve hasta soltar sus emociones negativas.

Angela: Como caminante de una ciudad que recibe millones de turistas anuales, ¿has podido percibir un cambio de actitud entre los residentes y los turistas en los últimos años?

El Tano: Creo que el miedo principal es a esa clase de turismo que visita BCN como si fuera un gran escaparate. Como ya hemos hablado creo que existe la posibilidad de otra clase de turismo. Un turismo «no invasivo» que se interese no sólo por la ciudad, también por sus habitantes. Entre los caminantes hay un dicho que proviene de la filosofía zen: «El paisaje no existe». Quiere decir que un mismo lugar puede visto desde diferentes perspectivas. Lo mismo pasa con Barcelona. Que a veces parecen varias Barcelonas.

Particularmente me siento identificado como la define el antropólogo Manuel Delgado: «Una ciudad debe ser un lugar donde conviven las prácticas, los hechos, los acontecimientos, los imprevistos, conflictos, luchas, miserias y grandezas. Una ciudad que no es sumisa, que se agita, heterogénea, diversa, impredecible. Una ciudad debe ser un proyecto de convivencia entre personas y no de venta».

Angela: Cuéntanos en qué consistirá el itinerario que has preparado para el Festival Vilamón.
Crédito: El Tano

El Tano: El itinenario que voy a realizar lo llamo «Érase una vez Gràcia» y es un paseo para conocer la historia íntima del barrio. Una historia para ser leída con los pies. Caminando a través de calles poco frecuentadas descubriremos pequeños rincones habitados por personajes de cuento como la plaza custodiada por Pinocho, la librería donde los libros escogen al lector o la casa de la Marieta, la guardiana del tiempo. Experimentar la esencia mágica de este barrio es invisible a los ojos de quienes van con prisa.

Esta ruta es una invitación a la contemplación pausada de las calles y plazas con encanto de Gràcia, donde habitan fantásticos personajes, algunos de carne y hueso, quienes mantienen viva la esencia del barrio. ¿Sabías que hay un día que llueven caramelos? Como te comenté he vivido varios años en diversos lugares de Gràcia y puedo afirmar que aquí conviven en perfecta armonía lo extraordinario y lo cotidiano.

En este paseo de exploración, o Slow Walk, el tiempo no es lo primordial, sino la experiencia de conocer desde otra mirada la historia no oficial y los habitante de un barrio, lo que permite trazar una cartografía emocional y cercana. También es una manera de reivindicar el derecho a desconectar en medio de la ciudad y un llamado de atención hacia un modelo de vida acelerado. No podemos evitar vivir en grandes y ruidosas ciudades, pero tenemos la posibilidad de hacerlo en un estado interior más calmado y contemplativo.

Angela: En tus caminos por la ciudad de Barcelona, ¿has conocido alguna historia inspiradora en particular que compartirías con nosotros?
Crédito: El Tano

El Tano: Uno de los personajes más increíbles que he conocido es mi vecino el sr Batllori, el último ceramista de una saga de 8 generaciones. Están desde 1793 y su obrador en la calle Cros del barrio de Sants es impresionante. Si vas a visitarle podrás desentrañar poco a poco el oficio de la cerámica, con su trastienda anclada en un pasado donde disponían de 12 empleados, moldeaban y cocinaban piezas en el corazón de un horno que hoy te observa como dormido.

Para mi, este tipo de historias son el hilo conductor que te permite ir del presente al pasado de un barrio, esas personas que guardan la sabiduría y la memoria de su comunidad. Como el Sr. Batllori, el último de la saga de ceramistas Batllori de Sants.

¡Muchas gracias! Recuerda que puedes seguir a El Tano en Facebook y visitar su página web. Esta entrevista forma parte de la serie ‘Historias del Turismo Responsable en Barcelona’ con motivo del Festival Vilamon 2017.

 164 visitas

Read More

El plan de los hoteleros americanos para combatir a Airbnb

Las principales medidas del plan hotelero para plantar cara a Airbnb pasan por conseguir la colaboración de políticos y fiscales generales del estado para reducir el número de anfitriones y la financiación de estudios para demostrar que los anfitriones no cobran impuestos ni están sujetos a las mismas normas de seguridad que los operadores del hotel.

Este año, la Asociación Hotelera Estadounidense tiene previsto financiar más investigaciones anti Airbnb y la puesta en marcha de una campaña con testimonios de personas que han salido escaldadas del uso de esta plataforma. De hecho “será la piedra angular de la estrategia de comunicación este 2017”.

Este articulo en un resumen de la noticia original publicada por Hosteltur: El plan de los hoteleros americanos para combatir a Airbnb

 164 visitas

Read More

Earth Changers: una nueva web enfocada al viaje transformador de impacto positivo local

Una nueva página web llamada Earth Changers busca poner en contacto la oferta mundial de turismo sostenible con la demanda de personas que buscan viajes que realmente promuevan un impacto positivo local. «Muchas personas son atraídas por la idea de que su viaje tenga un impacto positivo, pero no saben cómo hacerlo», explica Victoria Smith, fundadora de Earth Changers. «Después de haber trabajado en la industria de los viajes y la  sostenibilidad durante muchos años, siento que el corazón y el alma de turismo responsable se pierde en muchos casos – las gentes y los lugares del mundo tienen historias que a los viajeros les encanta conocer. Earth Changers hace una selección de los viajes más revolucionarios que cambian el mundo destacando los beneficios de los mismos – tanto para los huéspedes como para los anfitriones de la comunidad local».

Earth Changers pretende conectar al viajero con la gente y los lugares que visitan mediante:

  • La creación de perfiles de las `Personas´ que van a recibir al viajero, contando su historia y explicando cómo llegaron hasta allí, además del impacto positivo que tienen en las comunidades locales y en la conservación de la naturaleza: historias inspiradoras para que los viajeros conecten con emociones reales.

  • Un listado de ‘Lugares’ que destaquen las actividades que se llevan a cabo, así como las peculiaridades de la comunidad, la cultura, el medio ambiente y el significado que el turismo sostenible tiene para los destinos. Todo, desde el eco-lujo alrededor de ecosistemas en peligro de extinción, hasta islas privadas perdidas, la conservación de los océanos o enclaves de turismo comunitario muy auténticos.

  • Trasmitiendo un ´Propósito´ que explique los problemas que nos afectan a nivel mundial, qué se puede hacer a través de los viajes, dónde y cómo se puede lograr y de qué forma el turismo sostenible puede apoyar a los ODS para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar la prosperidad de las personas.

Los lugares que pertenezcan a la plataforma Earth Changers serán examinados en profundidad, demostrando un verdadero compromiso con el desarrollo sostenible a través del turismo.

«No son sólo los establecimientos hoteleros o las agencias de viaje quienes pueden ser agentes de cambio», explica Smith. «Cada una de las personas que reserva un viaje con Earth Changers son clave para el éxito de nuestra meta, el impacto positivo local. Además de tener una gran experiencia de viaje, estarán aportando su granito de arena a cambiar el mundo. Cada viajero se convertirá en un agente de cambio».

 164 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.