Un viaje de investigación en busca de un Turismo mejor

En el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, hay quienes aún seguimos cuestionando los efectos que la actividad turística genera sobre las comunidades locales.  Con la mira depositada en los esperanzadores proyectos de gestión comunitaria del turismo, iniciaré en Noviembre un recorrido por Centroamérica para conocer personalmente, analizar y difundir iniciativas que empoderen a sectores populares y colaboren diaria y verdaderamente con la lucha internacional contra la pobreza.

No hay dudas que la actividad turística es una de las que mayores ingresos genera en cualquier lugar del mundo. Pero se suele confundir crecimiento con desarrollo. A pesar de la aparición de muchos sellos de sostenibilidad y etiquetas de responsabilidad, todavía estamos inmersos en un contexto mundial de sobreexplotación de recursos, políticas extractivistas y un desesperado crecimiento a ciegas. En general, los beneficios económicos se concentran en pocas manos, los puestos de trabajos están muy precarizados, en la mayor parte de los casos los y las residentes locales no tienen voz ni voto en las políticas públicas. Además, los recursos naturales y culturales están siendo exterminados, al igual que la biodiversidad del planeta. La exclusión social se sigue proliferando y en más ocasiones de las que nos gustaría, no se respetan derechos humanos básicos.

Pero en los últimos años un nuevo concepto enciende una luz de esperanza para quienes creemos que otro turismo es posible. Se trata del Turismo Comunitario, pero no como un producto o tipología más, sino como una forma de gestión en la que los recursos, servicios y beneficios de la actividad están controlados por la comunidad local. Esta modalidad de administración será el objeto de estudio de mi viaje de investigación “El Turismo como propiedad comunitaria”, ya que considero que genera las condiciones necesarias para lograr que la actividad turística sea un verdadero factor de desarrollo sostenible. Sin embargo, así como debemos aprender de estas formas de gestión, también las debemos estudiar íntegramente para re-construirlas colectivamente día a día, mejorar sus/nuestros resultados, darlas a conocer y fomentar su efecto multiplicador.

Centroamérica es una de las regiones que más proyectos de gestión comunitaria desarrolla actualmente. En este viaje de investigación, que durará aproximadamente 4 meses, visitaré personalmente diversas iniciativas localizadas en Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala y México. El día a día de la investigación se podrá seguir en la web www.turismodespierto.com, facebook, twitter e instagram, para que todas aquellas personas que se vean interesadas en conocer y fomentar un turismo más justo puedan participar y sumarse a nuestra experiencia, ya que sin lugar a dudas, el cambio que buscamos generar debe ser colectivo.

El sueño por un turismo mejor no está perdido. Con aciertos y falencias, muchas asociaciones, organizaciones, comunidades y cooperativas han puesto en marcha una maquinaria que busca ser lo más humana posible. Es mi deseo que “El Turismo como propiedad comunitaria” sea un pequeño aporte para que en los próximos años la gestión comunitaria del turismo conforme una base sólida para organizarse y tomar decisiones (públicas y privadas) en favor de un turismo constructor de un mundo mejor.

 103 visitas

Read More

Los 3 criterios globales de Turismo Sostenible

El llamado turismo sustentable, dejo de ser un sueño perseguido por algunos emprendedores del rubro. Ahora es una realidad, convertida en una exigencia mundial.

Como primera acción, el turismo debe contribuir al desarrollo local,  Convertirse en un vehículo de identidad, donde la oferta del patrimonio local, va de la mano con el bienestar de la comunidad y el cuidado del medioambiente. Debe considerar el adecuado uso de los recursos naturales, del agua, reducir la contaminación, la huella de carbono, la propia y la de sus servicios asociados.

​Los tres criterios ​globales que evalúa el turismo sustentable son :

Criterio Socio- cultural :

  • Contribución al desarrollo local
  • Bienestar de la comunidad
  • Desarrollo de oferta con elementos culturales
  • Protección del patrimonio socio-cultural

Criterio Medioambiental :

  • Gestión del Agua
  • Gestión de la Energía
  • Reducción de la Contaminación
  • Huella de Carbono
  • Conservación de la Biodiversidad

Criterio Económico : 

  • Viabilidad económica
  • Política de abastecimiento
  • Prosperidad local
  • Empleo de calidad
  • Satisfacción del visitante

La calidad de los servicios, la viabilidad económica del proyecto turístico, su impacto en la economía y el empleo local, debe internalizar las acciones y practica de la sustentabilidad. El turismo sustentable es el camino, no hay alternativas.

Este artículo ha sido publicado originariamente por TR Consultores. Puedes leer el artículo original en este enlace.

 103 visitas

Read More

Casa Albets, una masía del siglo XI reconvertida en el primer hotel vegano y ecológico de España

Situado en pleno corazón del solsonés catalán, en el municipio de Lladurs, este hotel de cuatro estrellas acaba de abrir sus puertas al público más exigente con el turismo responsable.

Es el proyecto de una joven pareja, Megan Albets y Joel Llurda, que han sabido darle una nueva vida a esta masía cuyos orígenes datan del siglo XI. «Nos enamoramos, quisimos vivir y formar nuestra familia en Casa Albets y no podíamos hacerlo de otro modo. Necesitábamos crear algo acorde con nuestros valores que poder compartir con el mundo», explica Megan Albets. Este sueño familiar ha sido posible gracias también a una ayuda Leader para el fomento de la diversificación económica de las zonas rurales de la Generalitat de Cataluña.

Además del fomento de la economía local, demostrado a través de la elección de materiales y proveedores para el hotel, el cuidado por los detalles es otra de las marcas de este hotel rural. Al ser una empresa que responde a una ética vegana, todos los materiales de la casa están elaborados con tejidos como algodón ecológico cultivado en Sevilla, ropa de fibra natural hecha en Cataluña, miraguano (fibra natural de textura esponjosa), madera de los mismos árboles de la finca, etc. Todo pensado para proporcionar el máximo confort con el menor impacto medioambiental posible y con el objetivo de crear un proyecto económico sostenible.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por El Economista: “Casa Albets, una masía del siglo XI reconvertida en el primer hotel vegano y ecológico de España”.

 103 visitas

Read More

«Hágase su casa ecológica y no muera en el intento». Entrevista con Ferrán y Mireia de O Chardinet d´a Formiga.

Ferrán y Mireia

En el municipio de Charo encontramos la casa rural ecológica O Chardinet d’a Formiga, un refugio de paz entre valles en pleno Pirineo de Huesca. Es aquí donde se encuentra un concepto de alojamiento ecológico en el que desde hace 11 años Mireia Cabrero y Ferrán Guardia hicieron realidad su proyecto de vida: escapar del consumo desaforado de las grandes ciudades y tener un contacto más directo con la naturaleza.

En esta entrevista, Nuria Mohedano habla con ambos para contarnos cómo O Chardinet es todo un ejemplo de turismo responsable.


Nuria: ¿Qué os motivó a poner en marcha un proyecto de alojamiento rural ecológico en un municipio de tan solo 30 habitantes?

Mireia: Queríamos cambiar nuestra vida, aunque para ello también debíamos ser conscientes no solo de la belleza de Charo y su entorno, sino también de la fragilidad del ecosistema del Pirineo. Si uno quiere cambiar las cosas, debe comenzar por sí mismo.

Así que comenzamos con el “hágase su casa ecológica y no muera en el intento”. El consumo de agua o la recogida de basura, por ejemplo, eran elementos a tener muy en cuenta para no generar impactos negativos derivados de nuestra actividad. A pesar de las dificultades que supuso, también éramos y somos conscientes de que aplicar todas las medidas ambientales se harían en lo que nosotros llamamos “una mejora continua”.

Poco a poco y con el avance del proyecto y su repercusión en el municipio y aparición en medios, fuimos siendo conscientes de que nuestro alojamiento estaba adquiriendo personalidad propia y eso nos motivó mucho para seguir trabajando en el proyecto y en pro de la sostenibilidad. Nos motiva el hecho de poder cada año ponernos un objetivo para minimizar nuestros impactos negativos sobre el medio y buscar soluciones ecológicas y aplicarlas a O Chardinet D’a Formiga.

Nuria: ¿Qué hace que el viajero rumbo al Pirineo Aragonés haga un alto en el camino para alojarse en O Chardinet d’a Formiga?

Ferrán: Nuestro mayor activo es el trato personal, puede parecer un tópico, pero para nosotros el viajero inicia su estancia desde su primera toma de contacto hasta que regresa a su origen. Además, intentamos ofrecer no solo una forma diferente de alojarse, sino alojarse viviendo una experiencia única.

Para ello compartimos mesa en los desayunos y cenas de forma que podamos tener un mejor feedback de su estancia y podamos atender mejor a todas y cada una de sus necesidades…¡hablamos de todo!. Y la guindilla, muy importante, la ubicación de la casa: rodeados de esta belleza que son los Parques Naturales y el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Nuria: ¿A qué retos se enfrenta O Chardinet d’a Formiga dentro del sector ecoturismo?

Mireia: Fundamentalmente que los valores que intentamos trasmitir lleguen a los viajeros y que ellos mismos se conviertan en embajadores de esos valores: sostenibilidad y amor por la naturaleza.

Actualmente la falta de canales específicos de comercialización y de acciones más concretas dirigidas al viajero responsable dificulta nuestra actividad diaria. Hacer turismo rural ya no es sinónimo para el viajero de encontrar propuestas de turismo sostenible. Estamos seguros de que España atesora estos valores y muchos recursos aún por descubrir. Cada vez llegan más viajeros concienciados, no obstante son aún el público extranjero que solicita guías para realizar rutas interpretadas (¡aunque curiosamente son también los que más basura generan!).

Otro de nuestros retos es intentar incrementar en nuestra cocina la presencia de más alimentos orgánicos, productos locales y ecológicos que recorran cada vez menos kilometros para llegar a la mesa, y que los precios sigan siendo razonables.

Creemos que hay que mejorar la comunicación en la hostelería porque a veces puede parecer que cargas a la gente con todos los problemas ambientales de la tierra.

Y por último, que la administración, las asociaciones de turismo rural o cualquier ente que se dedique a la promoción turística, tenga en cuenta de verdad este tipo de empresas e iniciativas. Una figura que creemos que va por el buen camino son los Geoparques por su promoción al productor agroalimentario local. Aunque también es verdad que no tenemos claro si a nosotros nos ha traído más clientes siendo empresa colaboradora del Geoparque de Sobrarbe.

Nuria: Habéis conseguido la categoría oro de ecolíderes certificada por Tripadvisor ¿qué significa para vosotros por un lado, y para los viajeros por otro haber conseguido este sello/certificado?

Ferrán: Significa que nuestro proceso de autodiagnóstico es algo continuo, que no cesa por el mero hecho de haberlo conseguido. Lo que más nos aporta este sello es que los huéspedes más sensibilizados valoran en Tripadvisor nuestras medidas ambientales y eso ayuda a “verificar” al exterior lo que estamos haciendo. Aunque creemos que para un turista que busque un viaje sostenible, el sello no le aporta mucha credibilidad porque las opiniones pueden ser muy subjetivas.  Sin embargo, no deja de ser una herramienta  más que forma parte de nuestro “currículum”.

Nuria: ¿Cómo comunicáis la sostenibilidad y el turismo responsable a vuestros clientes o proveedores?

Mireia: ¡Buena pregunta! Aquí creemos que hemos de mejorar.  Hemos intentado mostrar a la gente qué hacemos cuando están ya en casa. Tanto de forma oral como escrita. En las habitaciones tienen la información más relevante sobre lo que hacemos y qué cosas pueden hacer ellos para colaborar.  Pero lo más efectivo es hablarlo directamente: en el desayuno o en las cenas les explicamos la procedencia de nuestros alimentos, detalles de la rehabilitación de la casa, de algunas de nuestras medidas para reducir envases, etc… Solo si viene al caso. ¡No los avasallamos a primera de vuelta!

A veces te sorprende cuando alguien te pregunta por algo que ha leído, y entonces le das todo lujo de detalles. De todas formas, creemos que hay que mejorar la comunicación porque a veces puede parecer que cargas a la gente con todos los problemas ambientales de la tierra.

No obstante, en la web hemos ampliado información sobre nuestras actuaciones ambientales por si alguien quiere leérselo. Pero solo es una lista. Hay que mejorar el mensaje para que llegue bien.  

Nuria: Cuando leemos en prensa o escuchamos en televisión que “el turismo rural ha tenido un crecimiento positivo durante 2016” ¿qué echáis en falta de estas afirmaciones?

Ferrán: Por suerte, las estadísticas son cada vez más especializadas y se valoran más aspectos. Pero los cambios han ido muy despacio, años o décadas.  Si encima quieres afinar más y saber cómo les va a las casas rurales ecológicas o las actividades de ecoturismo, bueno, por ahora, esto es ciencia ficción.  Aunque hay señales de mejora: hace poco el Gobierno de Aragón hizo un estudio de mercado y en los resultados  apareció que la naturaleza y la tranquilidad es un elemento principal que buscan los turistas al momento de visitar nuestra comunidad autónoma.

Gracias a estos estudios, el departamento de turismo ha cambiado parte de su estrategia de promoción turística. ¡Y esto son muy buenas noticias! Hay que salir también de algunos tópicos: ser una casa rural ecológica no significa solo tener placas solares. Hay otras medidas muy interesantes también por hacer.

¡Gracias Mireia y Ferrán! Puedes seguir a O’Chardinet d’a Formiga en Facebook y visitar su página web

 103 visitas

Read More

FLOR ETHIC TOUR: las caras y el esfuerzo detrás de los productos que consumimos.

Ivana Oven

FLOR Ethic Tour nace con el objetivo de facilitar un consumo sostenible para la naturaleza, la sociedad y el individuo. Las letras FLOR representan 4 conceptos del consumo ético: Fairtrade (comercio justo), Local, 0 zero-waste  (cero-residuos) y Responsable. Laura Basagaña entrevista a su fundadora, Ivana Oven,  para conocer esta iniciativa que conecta a los consumidores con los productores en Barcelona, mejorando así la calidad de vida de ambos a través de valores comunes. 


Laura: ¿Qué tipo de productos y actividades encuentran los visitantes en vuestros tours? 

Ivana: Te voy a describir el tour que realizamos para el Festival Vilamón centrado en el mundo de la moda y los cosméticos éticos. Por lo general siempre empezamos nuestro tour con un buen café de origen ético, ya que este producto simboliza la vida social, las charlas y los encuentros. Después visitamos a Merche y su tienda familiar de productos de limpieza a granel de proximidad. Seguimos el paseo por un jardín escondido donde aprendemos a hacer nuestro propio jabón para la ropa, desodorante y otros productos para la casa.

Ésta es una tienda con productos éticos donde encontramos hermosas prendas de telas alternativas, papel de piedra y accesorios con una historia sostenible detrás. Luego pasamos por una tienda de segunda mano y entramos en otra que nos llevará a descubrir aceites cosméticos de plantas milenarias de África, preparados por cooperativas de mujeres rurales. Para terminar nos adentramos en una tienda “slow fashion” donde podemos confeccionar la prenda que más nos gusta con telas sostenibles.

En cada lugar que visitamos con nuestros tours, los propios emprendedores sociales nos presentar su historia y sus pasiones mientras dan a probar sus productos. Durante el tour se descubren alternativas fáciles, sostenibles, de calidad y divertidas. 

Laura: Es decir, a través de vuestras actividades ponéis en valor no solo los productos éticos sino las personas que hay detrás y sus proyectos sociales. 

Ivana: Efectivamente, un producto no puede ser ético si no se valoran las personas que están detrás. El tour ético es uno de nuestros proyectos en los cuales queremos conectar mejor a los productores y sus productos con los consumidores éticos. Creo profundamente que reforzando esa conexión se aprende a valorar mejor si un producto es ético o no.

Por ejemplo, durante el tour los visitantes pueden conocer a Carmen, que después de hacer un doctorado en economía conoció el mundo del café y dedicó su carrera a extraer los mejores aromas y sabores de cafés de especialidad y sobre todo de origen directo. O a Merche, que junto a su familia lleva una pequeña tienda de productos de limpieza de proximidad a granel. Quizás también puedan encontrar a Pedro y Carmen, que pasaron gran parte de su vida en Senegal, Ghana y otros países cercanos conectados a cooperativas de mujeres locales que producen manteca de karité y otros aceites de plantas silvestres milenarias. Es apasionante, ¿verdad?  

Laura: Seguro que durante los tours se dan situaciones muy emotivas entre los productores y los consumidores, ¿qué es lo que más sorprende a vuestros clientes durante las visitas?

Ivana: Lo que más sorprende es la cantidad de recursos, voluntad, conocimiento y horas de trabajo que hay detrás de productos que consumimos a diario como una simple taza de café, el chocolate del postre o un simple ingrediente como la manteca de karité desde su origen hasta nuestras manos.

«Estos pequeños cambios que se van generando en nuestra forma de consumir se extrapolarán a la hora de viajar y consumir tiempo de ocio, puesto que el consumo responsable pronto se convierte en una forma de vida.»

Se sorprenden también de cómo estos recursos están valorados en el mercado convencional cuando no hay criterios de eticidad. Cuando se conoce mejor el valor, los procesos, el esfuerzo de las personas y la calidad del producto es más fácil consumir mejor, pagar un precio justo que fomente una economía justa y sostenible y gastar menos por la misma o mejor calidad de vida. 

Laura: ¿Qué consejo darías a alguien que quiere consumir de una forma más ética y sostenible? 

Ivana: El consumo es algo muy personal: cada uno tiene hábitos, ritmos, prioridades y posibilidades distintas. Aconsejo siempre empezar por un concepto que se sienta más cercano y sea importante para la persona (comercio justo, local, cero basuras, salud, decrecimiento, etc.) y los demás vendrán solos, ya que están siempre de alguna manera conectados. Pero en general se pueden ayudar con las siguientes preguntas:

– ¿Verdaderamente lo necesito? ¿Podría seguir viviendo sin este producto? 

– Si verdaderamente lo necesito: ¿Puedo utilizar algo que tenga en casa? ¿Puedo pedirlo prestado de algún vecino, amigo o familiar? 

– Si no es posible: ¿Puedo comprarlo usado? 

– Si debe ser nuevo: ¿Puede ser local con ingredientes locales? ¿Puedo comprar un producto de larga vida? 

– Si no puede ser local: ¿Tengo información sobre el origen del producto, tiene algún certificado de comercio justo, comercio directo u otro control que verifique que no se explotan niños, adultos o el medio ambiente?

– ¿Es posible comprarlo sin embalaje? 

Laura: ¿En qué momento estas preguntas se enlazan con el ‘consumo turístico ético’?

Ivana: Estas preguntas son una guía general a la hora de decidir qué comprar. Lo importante es no tratar de ser perfectos ya que es muy posible que abandonemos el cambio. Mejor empezar paso a paso e ir cambiando hábitos compra a compra, informarnos, seguir páginas y organizaciones sobre el tema. Estos pequeños cambios que se van generando en nuestra forma de consumir se extrapolarán a la hora de viajar y consumir tiempo de ocio, puesto que el consumo responsable pronto se convierte en una forma de vida.  Creemos firmemente que el mismo consumidor terminará por demandar empresas y destinos más éticos con las personas y el medio ambiente durante sus viajes.

Con nuestro tour los participantes tienen la posibilidad de preguntar sobre cualquier hábito y sobre cómo dar los primeros pasos según su estilo de vida para tener una vida de mejor calidad, más barata y sobre todo, más ética. 

¡Gracias Ivana! Puedes seguir a FLOR Ethic Tour en Facebook y visitar su página web

 103 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.