El turismo sostenible de la provincia de Córdoba: ¿Discurso o acción?

Para la reapertura de la actividad turística, Córdoba (Argentina) se encuentra frente a grandes oportunidades, gracias a los recursos naturales y culturales que la caracterizan. Posee una política turística con objetivos claros y sostenidos en el tiempo, integrando a los actores sociales de los destinos a través de la gobernanza. 


O al menos, es la declamación que sostiene el Plan Estratégico de Turismo Sustentable de la Provincia de Córdoba  (PETS CBA 2030) que señala, entre otras pautas, la responsabilidad primordial de los gobiernos en promover y  sostener un desarrollo local sustentable, entendido como aquel que armoniza el crecimiento económico, el cuidado ambiental y la equidad social.

Adaptación al nuevo contexto actual

En el nuevo contexto, dentro de los objetivos generales en el PETS CBA 2030, se rescata el de promover la gobernanza a nivel provincial, regional y local; consolidar al turismo en el sistema productivo provincial dinamizando las economías regionales; y fortalecer las cadenas de valor con innovación, profesionalización y concientización. Fue diseñada con una mirada proyectiva contemplando en su marco teórico los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)  y el Código Ético Mundial para el Turismo.

Con respecto al plan estratégico anterior, implicó un avance en la discusión que ha tenido los ODS. Partían de modelos de desarrollo de infraestructura sustentables para aquel momento, cuando actualmente se emplea la palabra de sostenibilidad. 

Aún falta mucho camino por recorrer, comenzando por descentralizar el protagonismo absoluto que tiene el Gobierno en los procesos de cambios territoriales. Si bien hay experiencias que dan cuenta de que la participación de otros actores no solamente enriquece, sino que muchas veces dinamiza, motoriza y cataliza el cambio a partir de una masa crítica de ciudadanos que traccionan desde su interés. 

En la práctica diaria, existen disputas complejas entre actores públicos y privados, poniendo el foco en los aspectos políticos, económicos y ambientales, opacando su oportunidad de proyectar un turismo verdaderamente sostenible

Este es el puntapié inicial para el desencadenamiento de otras situaciones críticas que requieren no solamente debates, sino el accionar de políticos y demás profesionales interdisciplinarios, en cuestiones ambientales, culturales, económicas, educativas y sociales.

Formación profesional sostenible 

Para la elaboración del PETS 2030  ha sido de vital importancia el rol de las universidades que fomenta el vínculo con los distintos niveles de gobiernos, con el fin de identificar las condiciones para un desarrollo endógeno potenciando el territorio. También para generar investigaciones y conocimiento local poniendo el foco en las problemáticas puntuales en cada territorio de nuestra provincia. De esta manera se permite una constante actualización en la formación de profesionales. 

Entre otros temas, y para que una política sea correctamente aplicada, considero de suma importancia la responsabilidad que debe tener el profesional del turismo, amén de prestar servicios de calidad y proteger al turista, también debe promover el cuidado del medio ambiente a través de la información y concientización. Por todo ello es fundamental que exista una educación de calidad en la formación de profesionales que, debido a la pandemia, estuvieron a prueba. 

¿Cómo actúan ante esta situación para satisfacer a un turista cada vez más exigente concluyendo en una experiencia de calidad?

En este contexto muchos profesionales se vieron en la oportunidad de actualizarse adaptarse, renovarse; siendo clave la continua formación. Se debe tener en cuenta que actualmente hay una centralización del gobierno pero que puede delegarse a la comunidad a medida que esta tenga formación en planificación, aplicación e implantación de los ODS.

Podríamos cualificar a un profesional turístico como sostenible si realmente deseamos que, mínimamente, se mantenga una política que avala, acompaña, e incentiva a un Turismo Sostenible de la provincia de Córdoba.  

En definitiva, es un desafío que nos lleva a plantear la posibilidad de  promover una concientización crítica, ética y  tolerante con la diversidad y comprometida con el medio ambiente con la finalidad de constituir un camino hacia la sostenibilidad. El turismo sostenible de la provincia de Córdoba pues, ¿forma parte del discurso o la acción?

Fuentes:

Primer encuentro en Turismo Sustentable.
Invitado: Horacio Vega, Director de la carrera de Licenciatura en Turismo de la Facultad de Turismo y Ambiente de la Universidad Provincial de Córdoba. Asistente en la Agencia Córdoba Turismo.

 27 visitas

Read More

Emprendimientos de la Costa Oaxaca – Chiapas se unen para “cultivar su destino” de manera sustentable

Bajo el lema “sin naturaleza no hay turismo”, 10 empresas sociales distribuidas a lo largo del corredor costero Chiapas-Oaxaca trabajan juntas con el propósito de conservar la diversidad biocultural de su territorio. 

En el marco del Proyecto GEF Paisajes Sostenibles, impulsado por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas de México y Conservación Internacional México, se convocó en 2021 a los emprendimientos de la región con vocación ecoturística y compromiso socioambiental.

La Mano del Mono se integró al proyecto con la intención de facilitar las condiciones para que las empresas revaloricen su patrimonio y se reconozcan como actores clave en la evolución del destino. 

Fue así como, a través del Modelo Market Ready, logramos crear una comunidad de aprendizaje entre las empresas, estimular y fortalecer sus capacidades, facilitar el acceso a recursos clave y conectarlas con mercados especializados.

El proceso permitió enlazar y capacitar a 26 emprendedores y 7 gestores de destino, de los cuales el 43% fueron mujeres. Este intercambio, tanto profesional como personal, de más de 300 horas presenciales, posibilitó codiseñar 22 prototipos de experiencias turísticas innovadoras y calcular sus costos.

Luego de realizar un primer ensayo en campo, y cosechar material fotográfico que les otorgase respaldo visual, los prototipos fueron validados con 30 aliados comerciales. Por medio de Komú, se agendaron y concretaron entre 9 y 12 reuniones para cada emprendimiento, haciendo un total de 113 citas de validación.

Colaboraciones y alianzas

A partir de las reuniones entre los aliados (hoteles del destino, operadoras locales, agencias nacionales e internacionales, plataformas digitales, etc.) y las empresas, surgieron dudas, consejos y críticas constructivas; pero también sólidos acuerdos de colaboración. Al momento ya se han concretado 4 visitas fam trips y dos compromisos comerciales.

Es importante mencionar, que todas las experiencias diseñadas incluyen prácticas sustentables, se ubican en áreas naturales protegidas (o destinadas voluntariamente a la conservación) y enfocan sus acciones en pro de la conservación de una o más especies prioritarias para el proyecto GEF.

Cultivar los destinos a través de sensibilizar y empoderar a las empresas locales, fortalecer las alianzas intersectoriales y conectar las experiencias ecoturísticas con mercados alineados a la sustentabilidad, ha demostrado ser uno de los caminos que permite ver luz, no sólo al final del túnel, sino también en el rostro de todas y todos los que compartimos el proceso.   

Colaboración de Alejo Heymo
Ingeniero Agrónomo. Maestro en Turismo Sostenible
Coordinador de Innovación y Operaciones en la Mano del Mono

 27 visitas

Read More

Retos de los destinos de Sol y Playa de Argentina

La relación entre la actividad turística y los espacios naturales ha ido evolucionando con los años. Tanto, hasta incluso convertir los destinos de sol y playa en centros de turismo masivo. En ellos, los veraneantes realizan un uso intensivo del espacio litoral. Dicho fenómeno trajo aparejado el crecimiento y prosperidad de muchas ciudades. También de sus respectivas sociedades. Sin embargo, las consecuencias a largo plazo pueden ser irremediables e impactar directamente sobre el recurso natural. Así será si no se desarrolla una planificación sostenible. Esto es así, dada la condición ambivalente del turismo. Por todo ello, el desafío de las zonas costeras se presenta como algo urgente: conseguir encontrar el equilibrio y la sostenibilidad. Ese es uno de los grandes retos de los destinos de Sol y Playa de Argentina.

Sánchez (1985) ejemplifica el proceso de transformación y valorización de las áreas litorales, bajo el término de “marbellización”. Con este concepto, explica la fuerte concentración de edificios modernos en remplazo de antiguas residencias, construidas próximas a la costa. El patrón se ha ido replicando en diferentes puntos turísticos de zonas costeras. Hoy, se enfrentan a un gran desafío: reestructurar el modelo turístico de sol y playa y virar hacia la sostenibilidad. Situándonos en el pilar medioambiental de la sostenibilidad, podemos ver algunas de las consecuencias más frecuentes del uso intensivo del espacio litoral.

Destrucción y/o aplanamiento de los médanos

Padilla (2013) afirma que la destrucción de los médanos es una de las principales causas de erosión, ya que son parte importante del ecosistema costero. No obstante, al encontrarse en el área más codiciada, el frente costero, se permite la eliminación o la habilitación de permisos de construcción. De ello depende el fuerte impacto directo sobre la calidad paisajística y ambiental de la costa. La circulación de vehículos todo terreno (4×4, cuatriciclos) o la ampliación de “zonas de sacrificio” no solo suponen un riesgo para otros veraneantes. También, impactan sobre las áreas de descanso, nidificación y alimentación de las aves y de la fauna autóctona. Incluso deja una gran marca la circulación de personas en áreas críticas. Por todo ello, el desafío de las zonas costeras se nos presenta como algo urgente: reestructurar el modelo turístico de sol y playa y virar hacia la sostenibilidad.

Desborde de afluentes cloacales

En palabras de Varisco (2011), la contaminación por descarga de afluentes con tratamiento inadecuado es uno de los problemas más frecuentes en el espacio litoral. Esto es así, porque las nuevas urbanizaciones destinadas a uso turístico, traen consigo grandes desechos. La mayoría de los centros turísticos de Argentina, cuadriplican su población durante la temporada estival. Debido a ello, las plantas de tratamiento de afluentes cloacales no responden ante semejante volumen.

Los Residuos Sólidos Urbanos (RSU) son todos los desechos que se generan en domicilios particulares. Pero también aquellos de similar composición generados en diferentes ámbitos, tales como comercios, oficinas o empresas de servicios, entre otros (Secretaria de asuntos municipales, www.mininterior.gov.ar). Los RSU, son una importante fuente de contaminación costera, impactando directamente sobre el ecosistema marino. Este problema, se intensifica cuando afecta a centros de gran afluencia turística.

El mayor de los retos de los destinos de Sol y Playa de Argentina: la sostenibilidad

El crecimiento exponencial, desordenado, la falta de planificación y de políticas turísticas impiden o retienen un desarrollo sostenible a largo plazo. El desafío de hoy es encontrar en la sostenibilidad el equilibrio.

Referencias: BENSENY, G. GARCÍA, M., VARISCO, C., GONZÁLEZ M., PADILLA, N., MARESCA, N., CANO, J., GONZÁLEZ, G., CAMPOLIETE, L., COMELLI, L., IRIGOIN, C., JOUANNY, V., LALLI, C., LAO, N., MAILÉN TUR MAURI, A., OJEDA, J. (2013). Gestores costeros de la teoría a la práctica: una aplicación en áreas litorales. Universidad Nacional de Mar del Plata. Mar del Plata. SANCHEZ, Joan Eugeni (1985), Por una Geografía del Turismo Litoral. Una aproximación metodológica. Revista ciencia Regional. Estudios Territoriales. España

 27 visitas

Read More

La necesidad de un turismo sostenible para no agravar la situación climática y ambiental

Es indudable que el turismo convencional que se ha estado llevando a cabo durante los últimos años ha ejercido una gran presión sobre nuestro planeta. Éste tipo turismo tradicional nos acerca peligrosamente a nueve puntos de no retorno de crisis ambiental y climática. Por ello, se hace evidente la necesidad de un turismo sostenible para no agravar la situación climática y ambiental.

El turismo ha generado graves problemas ambientales estos últimos años. Algunos de esos problemas son la contaminación ambiental (terrestre, acuática y atmosférica). Además, se aprecia un gran deterioro y destrucción de la flora y fauna local y el agotamiento de los recursos naturales. El turismo, también ha provocado otros impactos negativos. Destacan especialmente la masificación de los destinos, la pérdida de identidad patrimonial y cultural de los sitios, problemas de convivencia para la gente local, etc. Incluso, debido a la sobreexplotación turística de muchos destinos y a la falta de responsabilidad de los turistas, se ha puesto en peligro de extinción muchos lugares. Algunos de ellos, por sus características intrínsecas, son especialmente sensibles a los cambios de temperatura, humedad, erosión, etc. 

Entre ellos destacan destinos como la isla de Koh Tachai en Tailandia. A tal punto llegó, que en el 2016 el gobierno tailandés tuvo que cerrar dicha isla al turismo de manera indefinida. También otros lugares únicos como Machu Picchu, la Isla de Pascua, el santuario de Abu Simbel o la Gran Barrera de Coral se encuentran en peligro de extinción (o lo estarán en algunos años). Así será si no se toman medidas de protección al respecto. De ahí la importancia de recalcar la necesidad de fomentar el turismo sostenible.

Tiempo de reflexión 

La pandemia de la Covid-19 fue una parada forzada para todos. Esta situación nos sirvió para reflexionar si debíamos (o queríamos) continuar de la misma manera que habíamos estado haciendo hasta entonces. En este periodo de tiempo gran parte de la actividad humana se frenó en seco. La Tierra, así, pudo “respirar”. Se produjo una mejora de la calidad del aire y de las aguas; y los animales y la vegetación volvían a ser los protagonistas de lugares que el humano les había arrebatado. Ahora, vamos recuperando progresivamente nuestra actividad habitual y los países van levantando poco a poco las restricciones permitiendo de nuevo los viajes. Pero cabe preguntarse si queremos seguir en la misma línea en cuanto al sector turístico se refiere. 

Cambio de paradigma

Al menos, se observa que cada vez hay más personas concienciadas. Personas que sienten la necesidad de hacer las cosas de otra manera, como viajar de una manera más sostenible. De esta manera, aprovechar este nicho de mercado es quizás un buen punto de partida para cambiar la tendencia anterior. El turismo sostenible necesita la implicación de todas las partes interesadas de la industria. Por ello, los viajeros pueden aportar su granito de arena, cambiando pequeñas acciones e integrando ciertas prácticas sencillas durante sus viajes. Entre ellas, está el elegir rutas alternativas con respecto a las rutas turísticas habituales. Con ello, se conseguiría huir de las masificaciones, conocer los lugares de forma más auténtica con respeto y empatía, gastar el dinero en la gente local y minimizar el impacto ambiental.

Viajando de esta manera, más concienciada y respetuosa, estaremos ante una situación de “win-win” entre el viajero y el planeta. Ésto no sólo nos beneficiará a nosotros en la actualidad, sino también a las generaciones venideras. Ellas, querrán disfrutar de los destinos de la misma manera que pudimos hacerlo nosotros. 

 27 visitas

Read More

La Subbética Cordobesa: el mejor aceite del mundo y ammonites conforman un buen producto ecoturista

Nuestro viaje por la Subbética empezó de la mejor manera: el taxista que nos acercaba a Almedinilla era todo un guía ecoturista. Estuvimos conversando sobre la situación del aceite en la comarca y nos fue situando en nuestro primer contacto con el Parque Natural. ¿Sabes lo que hacen las cigüeñas de la zona en invierno, para no pasar frío? Más abajo hablaremos de todo esto.

La comarca de la Subbética Cordobesa está, como su eslogan profesa, en el centro de Andalucía. Pertenece a la provincia de Córdoba, pero hay municipios que casi están más cerca de Málaga que de Córdoba. ¿Qué destacaría de la comarca? Que pertenece a un parque natural y a un parque geológico. Todo esto le confiere un poder natural para desarrollar la marca ecoturista que te explico a continuación.

Todos sabemos que es imposible ser 100 % sostenible. No obstante, hay quien se acerca bastante y quien cada día va a mejor. Es el caso de la Hospedería La Era de Almedinilla. Allí te esperan Raúl y Davinia con su calidez y su saber hacer. Las energías renovables se nutren de su entorno más inmediato: caldera de agua caliente alimentada con huesos de aceituna y estufas de leña proveniente de la poda de los olivos. ¡Será por olivos en la Subbética! Además, todos los productos y comidas que te preparan vienen, como muy lejos, de Málaga. Esto es posible gracias a que pertenecen a una cooperativa que vela por los agricultores de la zona. Pero lo mejor sin lugar a duda es que se les nota en la mirada que no solo trabajan y viven en la Subbética, sino que la aman.

El mar de olivos de la Subbética

¿Qué actividades puedes llevar a cabo en la comarca de la Subbética? Primero que nada, es imprescindible que recorras tranquilamente campos de olivos. Más que nada porque allí la cultura del olivo y del aceite está bien instaurada (hay varios aceites que han recibido el premio a mejor aceite del mundo). Cuando vayas, entenderás por qué lo digo. Olivos, olivos y más olivos. Te recomiendo que dediques al menos una mañana a perderte sin mirar atrás por lo que algunos llaman el mar de olivos. Si visitas las plantaciones de Fermín, de Aceites Vizcántar, podrás ver olivos centenarios y algún que otro milenario. Una de las cosas que más te sorprenderá de Fermín es que es un agricultor tradicional que te dará una clase magistral sobre agricultura ecológica, edafología y botánica. La experiencia lo ha hecho experto no solo en agricultura, sino también en Biología. 

Ecoturismo en su estado puro

Pero no te conformes con ver olivos. En la Subbética están tan comprometidos con el ecoturismo que han creado, fruto de una concesión público-privada, el Centro Ecoturista El Castillejo. Este proyecto nace del amor por Carcabuey y la Subbética que profesan sus creadores. ¿Cuál es su objetivo? Hacerte amar su tierra y su cultura tanto como ellos lo sienten. Para ello te ofrecerán rutas interpretativas, rutas culturales, actividades multiaventura y eventos en su rinconcito del mundo: el paraje molinero de El Castillejo. Si lo que te gusta es la tranquilidad e ir a tu aire, te acogerán igualmente. Llévate tu picnic o hazte tu barbacoa y ellos se encargarán del resto. Fácil, sencillo y ecoturista. Es importante que sepas que El Castillejo no es un proyecto cerrado y terminado, todo lo contrario: van implementado actividades poco a poco y están abiertos a otros nuevos proyectos e irán añadiendo servicios a medida que se consolide el proyecto.

El Parque Geológico de la Subbética

De Carcabuey vamos en dirección a Cabra (cuyo gentilicio es egabrense), pero antes tenemos una parada obligatoria en uno de sus montes para adentrarnos en el Parque Geológico. Lapiaces, ammonites y un enorme poljé se complementan con vistas a Sierra Nevada y a Sevilla. Puedes disfrutar de todas estas vistas desde el Restaurante Vaquena, un superproyecto que vela por conservar la vaca negra andaluza y que asume todo el proceso: desde la crianza de las vacas, hasta servir la carne en el restaurante. Conscientes del lugar privilegiado en el que se encuentran, hay una cristalera desde donde se vislumbra media Andalucía mientras comes sus delicias. Lo sorprendente, tanto aquí como en la población de Cabra, es la cantidad de fósiles de ammonite que se pueden ver en las construcciones. Ya lo ves, pasamos del mar de olivos al mar de ammonites.

Hablando de geología y de cómo se integra en el paisaje, Zuheros es una visita obligatoria. No solo porque está declarado como uno de los pueblos más bonitos de España, sino por su trasfondo. Me gusta llamarlo el puzle geológico. Me explico. Si ves Zuheros desde la distancia te darás cuenta de que está situado en un lugar estratégico. En lo alto de un picacho se encuentra su antiguo castillo, que emula la continuación de la masa rocosa; justo al lado de la población vemos el cañón del río, un conjunto de rocas artísticamente excavadas por el río; y si subes un poco carretera arriba, podrás visitar la Cueva de los Murciélagos que, aunque sí verás estos mamíferos alados, la Cueva impresiona por sus formas calcáreas. ¿Sabías que aquí dentro hay una sala llamada la Sala de la Imaginación? Cada persona ve una cosa diferente en esta sala. Yo vi la torre de Pisa. Visítala y en comentarios me dices qué ves tú. Justo en esta Cueva, diferentes estudios arqueológicos han encontrado al primer agricultor andaluz.

De Zuheros volvimos a Cabra para alojarnos y cenar por la ciudad de los ammonites (hay disponible una ruta por distintos edificios donde verás infinidad de ammonites estampados). Lo que más me sorprendió fue que en el Círculo de la Amistad de Cabra, lugar donde cenamos, había ammonites ¡incluso en las baldosas de mármol! No tengo palabras para describir cómo nos recibieron y nos sirvieron en este lugar tan auténtico y con ese patio cordobés de 1ª categoría. Nos alojamos en el Hotel Villa María, el perfecto complemento a nuestra escapada ecoturista. Silencio, paz y tranquilidad en el pueblo de los ammonites.

Siguiente parada: Doña Mencía. Visita a la Vía Verde del Aceite desde el Centro Cicloturista. Este centro es un negocio que demuestra que no todo es el dinero si de lo que se trata es de dar vida a tu tierra y atraer ecoturistas. Por eso, no es solo una tienda de alquiler de bicis, sino que es un Centro Cicloturista, es decir, puedes ir con tu bici, con tu caravana o como quieras y Antonio te atenderá igual con su sonrisa y te asesorará para que tengas un viaje perfecto. La Vía Verde del Aceite (cuando la hagas, entenderás de dónde viene este nombre) es la más larga de Andalucía y pasa por varios municipios de la comarca de la Subbética Cordobesa. 

No pudimos visitar todos los municipios pertenecientes a la Mancomunidad, pero no podíamos irnos sin pasar por Rute. Pueblo de anises y licores. Anselmo, con su gran energía vital, y Carmen, con ese amor que desprende, nos recibieron en El Rincón de Carmen, un alojamiento con vistas al embalse de Iznájar. Encantador es una palabra que se queda corta para hablar de este alojamiento rural. Carmen tiene una gracia de alto nivel para decorar y lo demuestra con su gran patio cordobés. La siguiente parada era el Museo del Anís, donde nos llevaron por toda la historia anisera de Rute y nos mostraron cómo Destilerías Duende ha ido innovando a lo largo de sus más de 100 años de historia. No nos podíamos ir sin visitar el patio cordobés de Anselmo que es a la vez su casa y su obra de arte.Nos despedimos de Rute y de la Subbética viendo a una cigüeña encima de una farola. En invierno se ponen encima de las farolas (porque están calientes) y es muy curioso ver una cigüeña por farola, como si coronaran su nido. La Subbética es una comarca con un potencial 

Este artículo ha sido realizado gracias al viaje de prensa al que Travindy fue invitado en la Subbética Cordobesa como parte del I Congreso de Ecoturismo de la Subbética 2022.

 27 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.