Sostenible no es sinónimo de caro

La primera vez que me acerqué al concepto de sostenibilidad fue en 2001. En ese momento, entre cursos de estudio y un trabajo en el extranjero, fui voluntaria en una tienda de comercio ético y sostenible. Allí vendíamos artesanía y comida, entre otros productos, que principalmente, provenían del hemisferio sur: América Latina, África o Asia. Sus precios de venta eran, obviamente, bastante más caros que los que se podían encontrar en tiendas habituales. Hoy en día, la sostenibilidad se sigue asociando a un precio elevado. ¿Por qué?

Comercio justo y sostenible (CES Commercio Equo Sostenibile) 

El comercio justo y sostenible es esencialmente una práctica comercial basada en el compromiso de crear una economía mundial más justa y equitativa, capaz de garantizar los derechos tanto de los trabajadores como de los consumidores.

El CES ofrece a los productores del Sur un precio justo, generalmente superior al precio de mercado, por los productos adquiridos, garantizando así, una continuidad a medio-largo plazo de la relación comercial. Además, se privilegia a los productores organizados en estructuras comunitarias, cuya actividad productiva también va acompañada de intervenciones de protección social o ambiental. Para los consumidores del Norte, el CES ofrece productos de alta calidad y toda la información posible, para que a través del consumo, puedan realizar sus ideales de solidaridad social.

Además de los productos en venta, que no son baratos por su propia razón ética, las tiendas de comercio justo por sí mismas tienen precios más altos debido a que no disponen de una distribución a gran escala. Aunque todo esto tiene una razón: su función. Me gustaba mucho explicar a los clientes por qué los productos tenían ese precio, que era algo en lo que yo realmente creía. De esta  manera, les aportaba conocimiento y una mayor conciencia, además de reducir su desconfianza y la generación de los “rumores”, los prejuicios y los preconceptos habituales sobre el aumento inadecuado de los precios de estos productos.

Viajes sostenibles 

Paralelamente al comercio justo, también comenzaron a circular los primeros folletos de viajes solidarios. Y es desde aquel 2001, que comencé a apasionarme e interesarme cada vez más por la sostenibilidad aplicada a los viajes, sentí que tenía razón, que había encontrado mi camino; pero desafortunadamente, me había anticipado unos 20 años.

En Italia, como creo un poco en todo el mundo occidental que viaja, este nuevo concepto era todavía muy inmaduro. La AITR (Asociación Italiana de Turismo Responsable), nació en 1998 con muy pocos (11) operadores en el sector (agencias y operadores turísticos) repartidos por todo el territorio italiano. En 2018 habían crecido a 100 miembros y comenzaban a desarrollar y difundir una ética diferente. Pero la palabra sostenibilidad seguía siendo sinónimo de caro y costoso, obviamente, debido a la singularidad del viaje. 

No hace falta ser un experto en economía y comercio para entender la conexión entre la sostenibilidad (ya sea una artesanía hecha a mano o piezas únicas de producción familiar, comunitaria y local) con un precio superior a la producción a gran escala que se vende en los supermercados a precios mucho más baratos.  Lo mismo pasa con el turismo: un viaje a algún destino turístico desconocido, particular, único y casi inalcanzable, quizás es aún más fascinante y caro, por su singularidad, en todos los aspectos. En definitiva, una economía sostenible prioriza la calidad sobre la cantidad y pone el desarrollo por encima del crecimiento.

La responsabilidad comienza con nosotros 

Viajar sostenible y responsable es, ante todo y simplemente, una extensión de los buenos hábitos que traemos de casa: reducir el desperdicio diario, reciclar, apagar la luz cuando no es necesaria, ducharse en un tiempo adecuado, comer con cuidado tratando de reducir la cantidad de desperdicio de alimentos, usar una cantimplora en lugar de botellas de plástico, etc. Aparte de estos sencillos gestos diarios, las partidas más importantes que pesan en el precio y contribuyen a la sostenibilidad de un viaje son: el vuelo (que lamentablemente, además de ser un ítem importante en el presupuesto total, lo es también en términos de emisiones de CO2), el alojamiento, el transporte interno y una hipotética guía (preferiblemente local).

Recordemos que una gran cantidad de establecimientos turísticos ya se están comenzando a adaptar a las regulaciones gubernamentales para lograr los 17 objetivos sostenibles para 2030; esto significa que además de ser cada vez más sofisticados y cómodos, todos los aspectos del alojamiento están cada vez más atentos a temas sensibles como el ahorro energético o el bajo impacto medioambiental.

De nuestra casa a todas partes 

Cuando se trata de viajes sostenibles o responsables, todavía se piensa que es solo para destinos en desarrollo. Esta creencia existe porque la gente ve un mayor impacto del ecoturismo en los destinos “pobres” que en los destinos occidentales “ricos”. Nuevamente, es absolutamente necesario cambiar el paradigma: la responsabilidad de viajar se extiende a todos los continentes y todos los destinos. Se puede ser un viajero responsable en una escapada a la ciudad tanto como en un recorrido por la naturaleza. Por ejemplo, se puede reducir los desechos de plásticos, elegir un hotel ecológico, tomar una ruta en bicicleta o tener otras experiencias ecológicas. El ecoturismo significa que la economía, el medio ambiente y las comunidades locales no deben ser dañados por el turismo, sino que deben beneficiarse de él. 

Un viaje para todos

Hace años el turismo responsable se consideraba un nicho de mercado y esto lo hacía aún más “preciado”, solo apto para un determinado segmento económico de clase media-alta. Seguramente, porque era algo nuevo y «alternativo», además que  contrastaba fácilmente con los viajes masivos y de bajo coste. Ahora el viaje responsable siempre se opone a los viajes masivos, pero no tanto por el precio, sino por el sentido y la respetabilidad hacia la economía local, el medio ambiente y la cultura. No es el precio lo que marca la diferencia, sino el significado intrínseco del viaje.

No debería haber recorridos de ecoturismo especializados solo para el turismo sostenible. Más bien, cada segmento turístico, cada empresa y cada viajero, debe hacer todo lo posible para hacer del ecoturismo una realidad. De esta manera, los viajes responsables y sostenibles ya no se asociarían a un precio elevado.

 38 visitas

Read More

Turismo Rural: cultivo y cultura

Finca de turismo rural. Autor: Dolomitesfarm.

Lorena Beas Secas, en el libro “El enfoque evolutivo: las transformaciones de los mercados turísticos”, define el turismo rural como “el conjunto de actividades turísticas llevadas a cabo en el medio rural, sin distinguir la motivación, el tipo de alojamiento o el producto. Aun así, el turismo rural se compone de varias modalidades, y hay algunas que forman parte del turismo alternativo, como el turismo de activo, agroturismo o el enoturismo.”

Añade que, “en relación con el grado de implicación de los turistas, los podemos encontrar de dos tipos: 

  • Los que se alojan en la propia casa del labrador, donde él vive con su familia y lleva a cabo las actividades propias del sector primario. El turista conoce y participa de los trabajos cotidianos. 
  • Los que se alojan en una casa destinada a actividades agrarias o ganaderas, pero no tiene por qué ser la residencia permanente del labrador. El turista no está tan motivado para participar de la vida rural.” 

Concluye que “se puede demostrar la importancia del agroturismo en un ámbito mundial por la cantidad y diversidad de asociaciones que se dedican a facilitar y regular el alojamiento en granjas. Por otro lado, a pesar de que en un principio se pensó que esta modalidad tendría un destacado impacto positivo sobre los países en vías de desarrollo, donde realmente ha manifestado un mejor funcionamiento ha sido en las zonas rurales de los países desarrollados.”

Turismo rural, ¿favorece o perjudica a la naturaleza?

Turismo Rural cultivo y cultura
Pueblo rural con encanto

La gestión que se haga de este negocio en crecimiento, será determinante para su viabilidad en el futuro:

  • Por un lado, se han mejorado las vías de acceso e infraestructuras en núcleos rurales antes abandonados
  • En estos mismos lugares, se ha llevado a cabo un proceso de cuidado y mejora del patrimonio histórico y monumental
  • Además, se ha puesto en valor la protección de numerosas zonas naturales, como principal activo para atraer al visitante

Pero no todo son efectos positivos. Muchas veces se produce una alteración del paisaje precisamente, por el aumento de las edificaciones y la mejora en infraestructuras, que quizás solo se utilizan en verano, puentes y fines de semana. 

¿Está justificada entonces su construcción?

Nos encontramos con otros problemas como:

  • El desplazamiento de la fauna salvaje por la habitual presencia humana en su medio natural (senderismo, deportes de aventura)
  • Aumento de los residuos generados por los ‘excursionistas’ poco concienciados y falta de control en los accesos a zonas protegidas

Debemos ser conscientes de que ni todos los propietarios de alojamientos rurales están concienciados con la protección del medio natural, ni todo el público que practica este tipo de turismo es precisamente, ecologista.

Entonces, el turismo rural ¿favorece o perjudica? ¿Deberían exigirse mayores garantías a los empresarios?

Al menos, una cosa está clara, la única vía de supervivencia para este sector es mantener en buen estado su mayor activo: la naturaleza. El turismo rural o agroturismo es un potente instrumento que puede y debe incorporar la sostenibilidad  en términos de estrategia y que, a través de su compromiso, podrá garantizar el uso y aprovechamiento de los recursos de los que depende.

Historia de una finca

Dolomitesfarm, la finca en Alta Badia (Dolomitas, Italia) que ofrece senderismo con alpacas. 

Turismo Rural cultivo y cultura
Autor: Dolomitesfarm

Daniel nació y se crio en la ciudad de Bolzano (Italia). Hace unos años se casó con una chica de Colfosco (Alta Badia), y decidió renunciar a su carrera como técnico deportivo para mudarse con ella, formar una familia y comenzar un pequeño proyecto conformado por perros, gallinas, abejas, cabras tibetanas, conejos, llamas y alpacas, el gran orgullo de Daniel y su esposa Alisa.

La madre de Alisa quiso apoyarlos en la realización de este sueño otorgándole el antiguo establo de su padre (el abuelo de Alisa), en el que criaba vacas. Después de duros meses de restauración y saneamiento, finalmente lograron construir un hogar para sus amados animales y fundar la «Dolomitesfarm» en el pueblo de Colfosco. 

Las alpacas son esquiladas por Daniel y su padre. Mientras uno le quita la lana, el otro masajea la cabeza y las encías del animal para calmarlo. Su pelaje se usa luego para crear prendas súper suaves y muy cálidas. La lana de las alpacas tiene de hecho una mayor retención de calor que la de las ovejas y no contiene lanolina, por lo que no crea alergias en contacto con la piel.

Senderismo con alpacas

Senderismo con Alpacas

Después de haber experimentado la práctica del senderismo al Lago de Garda, y gracias al increíble y quieto carácter de estos animales, a Daniel se le ocurrió la maravillosa idea de proponer una experiencia junto a alpacas y llamas también en Alta Badia.

El actividad se realiza en la localidad de Colfosco y tiene una duración aproximada de dos horas. La ruta es muy fácil y llana, por lo que es igualmente apta para niños.

Además de alpacas y llamas, la finca aloja también gallinas de diferente tipología que ofrecen huevos orgánicos todos los días. En el gallinero hay tres de las aproximadamente 600 gallinas tirolesas existentes y Daniel está comprometido con la reintroducción de esta raza ahora casi extinta.

En la finca se encuentran también cabras tibetanas, perros y conejos. Daniel es también un apicultor certificado y produce miel de sus abejas que viven todo el año a 1700 metros y son tratadas con pesticidas orgánicos. Durante los meses de verano, hay 50.000 abejas en la granja Dolomitesfarm.

En resumen, en el «Dolomitesfarm» se pueden tener las siguientes experiencias: 

  • Visitas guiadas a la finca. 
  • Senderismo con alpacas. 
  • Comprar miel y huevos orgánicos. 
  • Hacer yoga con alpacas. 
  • Alojarse en el Garni Sirio, que se encuentra a pocos metros de la finca y que es administrado por la madre de Alisa.

Este es solo uno de los muchos ejemplos que podemos encontrar de agroturismo o finca ecológica, eco-sostenible que realmente puede marcar la diferencia.

 38 visitas

Read More

Ejemplos de turismo sostenible en el mundo que debes conocer

Cada vez son más las iniciativas alrededor del mundo que optan por un modelo de turismo sostenible. Te mostramos cinco lugares que son un ejemplo y que debes conocer.

Parque Nacional de Sierra Nevada, en Granada (España) 

Ubicado a tan solo 31 km de Granada, Sierra Nevada es un espacio protegido, con servicios turísticos que respetan la arquitectura asociada a la tradición agrícola de la región. Todas las atracciones turísticas que ofrecen son respetuosas con el entorno, incluyendo la estación de esquí. Por lo tanto, se convierte en uno de los destinos sostenibles más representativos de la oferta española. 

Villas Finolhu, en las Islas Maldivas 

Este paraíso natural ubicado en las Maldivas funciona enteramente con energía renovable, gracias a 6.000 metros cuadrados de paneles solares. A primera vista puede que no los notes, pues están perfectamente integrados con la arquitectura de las villas, pero cumplen su función con creces. Y eso no es todo. Puedes disfrutar de una experiencia memorable en un espacio con gestión de aguas, estricto reciclaje de residuos y un uso mínimo de materiales plásticos. 

Biohotel Organic Suites, en Bogotá (Colombia)

Con un certificado de Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental, este hotel ubicado en la capital colombiana ofrece un servicio de primera calidad, cuidando su impacto social y ambiental. Entre sus méritos están los de generar su propia energía solar, tener un jardín vertical en la fachada que mejora la calidad del aire y contar con su propio sistema de reutilización del agua. 

Chao do Rio, en Travancinha (Portugal)

Esta granja de 8 hectáreas, ubicada a solo 12 kilómetros del parque natural de la Serra a Estela, en la región de Travancinha. Chao do Rio ofrece 6 casas de piedra y techo de paja, dispuestas en torno a una piscina orgánica diseñada en homenaje a las lagunas de la región. Los huéspedes pueden disfrutar de una estancia en la mitad de la naturaleza, explorar los alrededores a pie o en bicicleta, jugar con las ovejas o darse un chapuzón al aire libre. Además, podrás disfrutar de comida hecha con ingredientes de proximidad. 

Feynan Ecolodge, en Dana (Jordania) 

Ubicado en medio del desierto, ejemplifica el estilo de vida beduino y, durante su estancia, los huéspedes pueden conocer familias locales, aprender de su cocina, su música, su cultura y sus tradiciones en un ambiente tranquilo. Toda una experiencia que te hará descubrir Jordania con otros ojos. 


Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Ostelea: “Ejemplos de turismo sostenible en el mundo que debes conocer”.   

 38 visitas

Read More

CREST: una oportunidad para aprender

Imagen de JMarti20: Parque Nacional Torres del Paine en Chile. CREST colabora con proyectos de turismo responsable en Estados Unidos, América Latina y el Caribe.

El Centro para el Turismo Responsable (CREST) es una organización sin ánimos de lucro ubicada en Washington, D.C. y dedicada a la investigación en el campo del turismo sostenible. En 2003, inició su actividad en el área del ecoturismo de pequeña escala y sus impactos en comunidades locales; sin embargo, con el paso de los años ha ido creciendo hasta abarcar el análisis del sector turístico desde una perspectiva más global y holística.

La misión de CREST es resolver los problemas más urgentes que enfrenta el turismo, la industria de servicios más grande del mundo.

Algunos de sus informes anuales son bastante destacados en el área del turismo sostenible, como por ejemplo el informe sobre Tendencias y Estadísticas que publica desde 2013 («The Case for Responsible Travel: Trends & Statistics»). A través de este informe, CREST hace un análisis anual sobre las tendencias en consumo de los viajeros, buenas prácticas de negocios turísticos y desarrollo en destinos, haciendo énfasis cada año en distintas temáticas de interés como la crisis climática, el overtourism, el COVID-19, entre otros.

Asimismo, CREST también colabora con una serie de iniciativas internacionales entre las que destaca The Future of Tourism Coalition, de la cual son miembros fundadores. A través de este proyecto, tanto CREST como todas las organizaciones fundadoras, buscan poner en el foco de trabajo las necesidades de los destinos y sus comunidades para lograr un desarrollo sostenible.

Oportunidad para realizar prácticas

Cada temporada, CREST ofrece un pequeño número de plazas para aquellos interesados en realizar prácticas no remuneradas con ellos y aprender más sobre su sistema de funcionamiento, apoyar en el desarrollo de sus operaciones y realizar investigación sobre turismo sostenible, cambio climático, overtourism, conservación y biodiversidad, en distintos destinos de Estados Unidos, América Latina y el Caribe.

En esta ocasión, CREST ha abierto la convocatoria para incorporar a 2 personas en prácticas para el área de Programas e Investigación («Program and Research») y 1 plaza para el área de Comunicaciones («Communications»). Los candidatos deberán tener una disponibilidad de 20h semanales durante 3 meses, un buen dominio del inglés, y buena conexión a Internet (ya que las prácticas se realizan 100% online). La oportunidad está abierta a estudiantes e incluso graduados interesados en participar, independientemente de su lugar de residencia.

  • Las personas en prácticas en el área de Programas e Investigación colaborarán con tareas de recaudación de fondos, análisis de subvenciones, investigación para los proyectos actuales en Estados Unidos y el Caribe, apoyo a la iniciativa The Future of Tourism Coalition, entre otros.
  • Por su parte, la persona en prácticas en el área de Comunicación apoyará en tareas de diseño de la estrategia de contenido de CREST para campañas de recaudación de fondos, creación de contenido en redes sociales y web, maquetación de las publicaciones, entre otros.

CREST cuenta con un pequeño equipo de excelentes profesionales con muchos años de experiencia en el sector turístico. Estas prácticas son una gran oportunidad para conocer cómo funciona desde dentro una organización referente a nivel internacional como esta, y para apoyar en una labor tan necesaria como lo es la investigación y promoción del turismo sostenible.

Para todos aquellos interesados en enviar su candidatura, lo podrán hacer a través de este link en la nueva web de CREST.

 38 visitas

Read More

El IV Foro de Ecoturismo de Euskadi se celebrará el 24 y 25 de marzo en Vitoria-Gasteiz en formato online

Los días 24 y 25 de marzo tendrá lugar el IV Foro de Ecoturismo de Euskadi en el Palacio de Congresos Europa de Vitoria-Gasteiz que, por primera vez, se hará de manera telemática. Con este formato on line, el Foro se adapta a las necesidades marcadas por la situación de pandemia actual sin renunciar a seguir conociendo las oportunidades que ofrece este segmento turístico en un momento en el que la vuelta a la naturaleza, los espacios saludables, el cuidado del entorno y la huida de la masificación cobran especial relevancia en la búsqueda de destinos seguros.

Promovido por el Departamento de Turismo, Comercio y Consumo del Gobierno Vasco, con Basquetour como entidad organizadora, la colaboración del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y bajo el enunciado ‘EUSKADI, NATURALEZA VITAL: EL ECOTURISMO DEL MAÑANA’, este foro será una excelente oportunidad para imaginar el futuro en materia de naturaleza y turismo y empezar a construirlo desde hoy mismo, asumiendo los retos existentes. Esta IV edición cuenta con Catalunya como destino invitado que, además de aspectos coincidentes con Euskadi en la oferta de ecoturismo, es un referente en este segmento, con iniciativas novedosas y pioneras de larga trayectoria. Las inscripciones se realizan desde la página web del foro de Ecoturismo de Euskadi.

Ponencias inspiradoras y talleres de formación

Con un programa multidisciplinar, este IV Foro contará con la participación de más de 20 ponentes y personas expertas de primer nivel en ecoturismo de ámbito estatal e internacional. Destaca la intervención desde México de Héctor Ceballos-Lascuráin, consultor internacional de ecoturismo, y consejero especial para la UICN y la Organización Mundial del Turismo que ha colaborado en iniciativas de más de 80 países y es considerado el padre del concepto Ecoturismo, acuñado a principios de los años 80.

Durante la primera jornada, el miércoles 24 de marzo, están programadas ponencias centradas en las tendencias del ecoturismo y los nuevos productos para nuevas personas viajeras, tanto a nivel internacional, como estatal. Como novedad, el Foro contará con la reflexión desde la perspectiva de las multicapacidades sobre cómo transformar el sector del ecoturismo y hacerlo más inclusivo aprovechando a la vez nuevos nichos de mercado. Le seguirán mesas de inspiración y debate, con Catalunya como destino invitado presentando la visión y el relato del producto ecoturismo desde las instituciones a diferentes escalas y experiencias empresariales, que se abrirán a compartir cómo se han adaptado o reinventado.

La segunda jornada, el jueves 25 de marzo, se ha reservado para el desarrollo de varios talleres formativos-prácticos en torno a temas clave en estos momentos de pandemia. La masterclass de Héctor Ceballos-Lascuráin acerca de las “10 oportunidades para destinos y empresas de ecoturismo en tiempos de cambio” dará paso a tres talleres prácticos en paralelo, en sus respectivas aulas virtuales. Cómo mejorar la gestión en espacios naturales saturados, las nuevas tendencias acerca de naturaleza y salud, y ecoturismo inclusivo; y finalmente cómo hacer más competitivos y comunicar mejor los negocios y alojamientos con valores a partir de su reinvención serán los temas vertebradores de estas sesiones.

Plataforma única: networking y cinefórum

Aprovechando al máximo las posibilidades que ofrece el formato on line, durante los dos días del Foro, y en horario de tarde, se podrá acceder a salas virtuales de networking, y agendar reuniones entre participantes y ponentes, una actividad que, al igual que las inscripciones, las sesiones en streaming o los talleres, se podrá seguir desde una única plataforma creada y habilitada para el Foro.

La tarde del miércoles se llevará a cabo en esta plataforma una sesión de cinefórum, con la proyección online del audiovisual ‘Kayak no limits: Menorca a ciegas’, y la participación del principal protagonista de esta aventura, Isaac Padrós, director de la Fundación Multicapacitats.

Con una clara vocación divulgadora, formativa y de servicio para consolidarse como el encuentro de referencia de las y los profesionales del sector donde dar a conocer las últimas tendencias, el Foro de Ecoturismo está dirigido tanto a agentes de ámbito público y privado, como a personal técnico de medioambiente y turismo de las diferentes administraciones, estudiantes relacionados con la temática, personas emprendedoras con proyectos vinculados con este segmento turístico y profesionales y empresas del turismo activo, de naturaleza y ecoturismo.

 38 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.