Nuevas tecnologías, turismo y sostenibilidad

En los últimos años, la evolución de las tecnologías ha abierto una nueva oportunidad y una impresionante gama de canales de comunicación muy rápidos y eficaces. Las redes sociales se han convertido en la primera herramienta de promoción en la mayoría de los sectores, incluido el sector turístico. Tanto es así, que en un estudio realizado recientemente sobre la conducta de los viajeros, el 76% de los encuestados admitió haber publicado fotos de sus vacaciones en sus perfiles sociales. Mientras que el 52% confesó haber elegido sus últimas vacaciones inspiradas en fotos y publicaciones de otras personas, especialmente aquellas publicadas en Facebook.

Y por supuesto, a estas prácticas también se han sumado hoteles, aerolíneas, destinos turísticos y todos aquellos que quieren sacar a relucir su valor a través de estas ventanas virtuales.

Redes sociales y turismo
Fuente: Social Times

Estrategias en redes sociales

Pero no se trata solo de hacer una foto y publicarla. Para que la estrategia empleada en redes sociales sea realmente efectiva, se debe elaborar un estudio previo en el que se detallen los objetivos que se quieren alcanzar y definir las estrategias que contribuirán a alcanzar dichos objetivos.   También se deberá analizar cuáles son las redes sociales en las que se encuentra nuestro público objetivo y escoger aquellas en las que estemos en la capacidad de poder gestionar sin el riesgo de dejarlas abandonadas en el camino.

Los nuevos “influencers”

Es realmente interesante observar cómo las imágenes de la web, vídeos, música de vacaciones exóticas relacionadas con emociones y experiencias de amigos compartidas en las redes sociales, pueden estimular los sueños y deseos aunque nunca antes se haya pensado en visitar cierto lugar.

Antes de la llegada de Internet, los que querían conocer más sobre un destino debían dirigirse a una agencia de viajes para obtener mayor información; o quizás se veían inspirados con artículos publicados en alguna revista de viaje; o posiblemente, quedaban impresionados por los relatos y fotos compartidos por amigos o familiares en alguna reunión familiar.

Ahora, la influencia de los medios, las redes sociales y las personas a las cuales seguimos – y que nos inspiran- han revolucionado nuestras decisiones y elecciones básicas de compra. Ni siquiera tenemos que movernos del sofá para ver miles de imágenes y comentarios que nos activen el deseo de marcharnos de inmediato y yacer bajo el sol y las palmeras de alguna playa exótica, cóctel en mano.  

El marketing en el turismo

Por otra parte, el bombardeo masivo de propuestas de vacaciones e ideas de viaje se ha convertido en un fenómeno tan amplio y generalizado que se han generado diferentes alternativas dirigidas a segmentos de mercado más específicos. Porque, por ejemplo, nada tiene que ver un viaje de tipo religioso con uno ligado al turismo deportivo, o uno enogastronómico con otro de aventura, o un todo incluido con uno de turismo comunitario.

Lo que sí que es un factor común en todos los casos es que los viajeros demandan productos y servicios más especializados y adecuados a sus requerimientos. Es por ello que las empresas deben echar mano de estrategias de marketing claras en las que el consumidor sea siempre el centro.

Para conseguirlo, es necesario crear una comunidad alienada con unos principios y valores más o menos homogéneos. Así, le podemos ofrecer servicios de viaje más especializados y que estén abocados a satisfacer esos intereses comunes.

Las redes sociales y el turismo sostenible

Las redes sociales son un punto de contacto y una herramienta fundamental de visibilidad y marketing; no solo para las empresas de turismo y viajes que se dirigen a un objetivo típicamente millennial. La adopción de una estrategia de inbound marketing, enfocada en el uso óptimo de las redes sociales, puede ser el movimiento correcto para todas las empresas que operan en el sector de viajes. Sobre todo, en el caso de la sostenibilidad, que sirva para enfatizar, mejorar y resaltar la nueva tendencia hacia un turismo responsable y sostenible, que sea mucho más respetuoso con el ambiente y con las personas.

En este sentido es indispensable incluir en nuestra estrategia dos elementos fundamentales: 

  • La educación. Tanto de los niños en edad escolar para guiarlos hacia un turismo más responsable, como a adultos viajeros para sensibilizarlos y concienciarlos sobre una nueva forma de hacer turismo.
  • Ofrecer opciones de viaje especializadas en turismo responsable. Por medio de publicaciones atractivas, cargadas de contenido de valor y través de las cuales se le pueda informar al viajero sobre formas de viaje alternativas que puedan generar un impacto positivo en el destino y que, a su vez, puedan incluso propiciar una transformación a nivel personal.

Por lo tanto, encontramos que una adecuada estrategia de Marketing, que ofrezca contenido de calidad y que haga un uso efectivo de las redes sociales, y en la que la educación y la concienciación estén en el centro de la comunicación, puede generar una comunidad  que crezca en torno a los valores de la sostenibilidad.

De esta forma, el turismo sostenible iría ganando espacio entre consumidores activos y potenciales, que no se mueven solo por el deseo de comprar un viaje y ya, sino que desde el mismo instante en que eligen su próximo destino, asumen un papel activo y se interesan por el sitio que van a visitar. Además, se informan sobre lo que pueden hacer para que su impacto en el territorio sea el mínimo posible, e incluso se interesan por iniciativas que les permitan dejar una huella positiva.

 367 visitas

Read More

Los profesionales del Marketing creen que hay saturación de mensajes de activismo social por parte de las marcas

Cada vez son más las marcas que apuestan por la sostenibilidad, la defensa de los derechos humanos y la lucha contra el cambio climático. En este contexto, Toluna, una compañía especializada en investigación online, ha realizado un estudio con el fin de demostrar que las marcas han pasado del RSC al activismo y de arrojar luz sobre la opinión de los profesionales del marketing y de los consumidores sobre este tipo de comunicación.

La investigación, que se basa en el resultado de 1.405 entrevistas a profesionales que trabajan en el sector del marketing y consumidores, ha afirmado que las campañas de comunicación de las marcas condicionan en gran medida las compras de los profesionales del marketing, puesto que más de la mitad han afirmado que se fijan en ellas antes de realizar sus compras.

Por su parte, el 64% de los consumidores afirman que las campañas condicionan algo su compra y el 27% creen que estas campañas les condicionan mucho. Además, un tercio de los consumidores afirman que también valoran la base ideológica de la marca en la decisión de compra.

Activismo de marca, empresas públicas y regulación

El 69% de los profesionales encuestados del sector creen que las empresas públicas deben posicionarse y no centrarse únicamente en el objetivo comercial, frente al 31%, que defienden que estas empresas no deben posicionarse. Mientras que, en la opinión del consumidor, solo un 24% establece que no deberían hacerlo.

Por otro lado, según este estudio de Toluna, casi el 70% de los profesionales del marketing creen que las campañas activistas son un must en las estrategias de marca y el 81% las considera necesarias para llegar al público joven, que busca la identificación con la marca más allá del propio producto. Además, el 89% creen que estas campañas son eficaces porque influyen en la sociedad, lo que  se traduce en ventas y  mejora de la imagen de marca.

Además, el 69% de los profesionales creen que se debería regular legalmente el activismo político de las marcas comerciales y prácticamente 8 de cada 10 encuestados afirman que debería existir una plataforma que verificase el compromiso sociopolítico de las marcas que realizan campañas de activismo. De esta manera, afirman que el compromiso de la marca con el movimiento sería mucho más transparente para el consumidor.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por ReasonWhy: Los profesionales del Marketing creen que hay saturación de mensajes de activismo social por parte de las marcas.

 367 visitas

Read More

Claves para comunicar la sostenibilidad de forma efectiva

Comunicar la sostenibilidad de forma efectiva y que ponga en valor nuestro trabajo no es tarea fácil. En nuestro último #TravindyFest edición otoño, invitamos a Xavier Font a compartir algunos consejos, ejemplos de comunicación efectiva y conclusiones obtenidas de sus últimas investigaciones académicas.

Xavier Font es profesor en la Universidad de Surrey y director de The Center for Sustainability and Wellbeing in the Visitor Economy. Lleva años trabajando en distintas universidades y con empresas públicas y privadas para mejorar la comunicación de sus prácticas sostenibles. También es co-editor de The Journal of Sustainable Tourism y uno de los fundadores de Travindy. 

Comunicar para obtener un beneficio

Según Xavier, para comunicar la sostenibilidad de forma efectiva debemos identificar el beneficio que buscamos crear con el diseño de nuestros mensajes. Estos pueden ser: 

  1. Consumir menos. Para ello, se deberán crear mensajes enfocados en que el cliente consuma menos recursos durante su estancia o visita. Un ejemplo puede ser reducir el consumo de agua, energía o el famoso mensaje de reutilizar las toallas en el hotel. 
  2. Mejorar tu SEO, el contenido de tus redes o de tu página web. Actualmente existe una brecha entre profesionales del marketing tradicional y digital que no saben cómo transmitir el mensaje del turismo sostenible.  No obstante, también ocurre al revés y nos encontramos con profesionales de la sostenibilidad que no cuentan con las habilidades en marketing y comunicación óptimas. Debemos encontrar el balance para que nuestras acciones de marketing sostenible mejoren nuestra visibilidad online. 
  3. Incrementar la satisfacción del cliente, pero sin cambiar el comportamiento. Aquí se diseñarán mensajes que busquen la forma de reforzar la idea de haber escogido bien en la mente del cliente, por el hecho de haber escogido un producto/servicio sostenible en lugar de uno que no lo es.
  4. Fidelizar. Cuesta más dinero atraer un cliente por primera vez, que hacer que un cliente nos repita, y aún así la mayoría de esfuerzos de marketing se enfocan en captar nuevos clientes. Según Xavier, “el cliente que te compra por primera vez, rara vez lo va a hacer por haber leído un mensaje de sostenibilidad; lo hará por precio, calidad, ubicación… y la sostenibilidad la tenemos que explicar dentro de cómo contribuye a uno de estos atributos generales. Es cuándo el cliente ya está contigo, que le podemos comunicar otras formas que refuerza la sensación de calidad y de incremento en su nivel de satisfacción”.

Comunicar para lograr un objetivo

Antes de escribir un mensaje de sostenibilidad, debemos tener claro cuál es el objetivo que perseguimos alcanzar. Este objetivo puede variar dependiendo de las necesidades de la empresa, pero pueden ser:  incrementar el número de personas que te recomiendan en un 5%,  aumentar el  número de personas que te visitan o que la persona que ya te visita te repita o que se decida por una estancia más larga. 

Cada uno de estos objetivos, necesita consigo unas acciones de marketing concretas en diferentes momentos y canales.  Necesitamos poner esfuerzo y  entender el marketing de una forma más persuasiva y delicada.

Comunicar y medir el impacto de nuestros mensajes

Según Xavier, la medición del impacto de los mensajes de sostenibilidad es algo que hacemos poco. Tanto el tema de comunicación de la sostenibilidad  dentro del establecimiento, como el marketing del cliente que te viene por primera vez. No obstante, es muy importante entender el impacto que tenemos y esto nos lo proporciona la medición de impacto. 

Junto con Pablo Pereira, Xavier ha trabajado con una empresa danesa que ha creado unos dispositivos para las duchas de los hoteles, que muestra la duración de la ducha del cliente. A través de estos dispositivos, han comprobado que simplemente demostrando el tiempo que el cliente ha estado en la ducha, se reduce la duración de la misma en un 15%. 

El equipo de Xavier ha realizado pruebas en 26 mil habitaciones de hotel en 3 continentes diferentes y con distintos tipos de clientes y han encontrado que el ahorro medio para los hoteles en energía es de cerca de 90 euros por habitación por año. Mostrando este impacto, los hoteles están comprando este sistema porque el ahorro es considerable, pero a parte porque está ayudando a comunicar al cliente sus valores de sostenibilidad de una forma más sútil.

El análisis de Xavier muestra que los clientes han admitido tener una mejor percepción de la marca que les hace sentir bien, lo que repercute en la credibilidad de otros mensajes que se comuniquen en el hotel. Cualquier decisión que tomes en tu negocio, desde cómo diseñar una habitación de un hotel a diseñar un boletín mensual, está comunicando algo al cliente, ya sea implícita o explícitamente. Solo tienes que decidir cómo y qué quieres comunicar.

Mira la entrevista completa y todas las demás del Travindy Fest en nuestro perfil de Instagram.

 367 visitas

Read More

El nuevo portal de aprendizaje online de Planeterra en respuesta a la crisis del Covid-19

Planeterra es una organización sin fines de lucro establecida en 2003 por el fundador de G-Adventures, Bruce Poon Tip, comprometida a transformar los viajes en una fuente de impacto, ayudando a las comunidades locales a obtener ingresos del turismo. Con 85 proyectos en 51 países de todo el mundo, el modelo de impacto de Planeterra consiste principalmente en conectar las organizaciones locales y empresas sociales a una base de viajeros internacionales, asegurando así que los emprendimientos sean sostenibles por sí mismos y no requieran siempre de asistencia.

Este enfoque basado en el mercado ha funcionado muy bien, beneficiando a más de 65,000 personas en todo el mundo, hasta que la pandemia del Covid-19 detuvo el turismo internacional. Esta crisis motivó a la fundación a buscar nuevas formas de continuar apoyando a sus socios, así como capitalizar la experiencia adquirida a lo largo de sus 17 años de trabajo en turismo comunitario.

Primeras acciones frente el Covid-19

Una de sus primeras acciones fue lanzar la campaña de recaudación de fondos de emergencia Turn Travel into Impact from Home a fines de marzo, para apoyar a aquellos proyectos con dificultad para satisfacer necesidades básicas como el acceso a alimentos y medicamentos esenciales. La campaña fue un gran éxito al alcanzar su objetivo inicial de $50,000 dólares canadienses, que se distribuyeron a través de 19 pequeñas donaciones a los proyectos que más lo necesitaban.

Al mismo tiempo, Planeterra envió una encuesta de evaluación de necesidades. Solicitó a los 85 proyectos que describieran los desafíos que enfrentaban debido a la crisis del Covid-19. Parte de esta encuesta también preguntaba a las organizaciones qué tipo de asistencia necesitaban en términos de entrenamiento y capacitación. Esto proporcionó información útil que se incorporó al programa de fortalecimiento de capacidades en el que Planeterra ya estaba trabajando y fue un incentivo adicional para lanzarlo lo antes posible.

«Vimos, a través de las respuestas a nuestra encuesta de evaluación de necesidades, que nuestros socios realmente querían apoyo en la planificación empresarial«, explica la gerente de programa de Planeterra, Rhea Simms, quien dirigió el proyecto del portal de aprendizaje online (Planeterra Learning Hub en inglés). «En un momento sin visitantes, todos estaban pensando en cómo poder diversificar sus negocios, perfeccionar sus experiencias actuales y tal vez preparar nuevas para cuando regresen los viajeros».

Portal de capacitación online

Con la ayuda del equipo de Planeterra basado en Toronto y sus especialistas en desarrollo comunitario que trabajan regionalmente para apoyar los proyectos alrededor del mundo, el portal de aprendizaje online se creó en torno a una serie de módulos de capacitación. El propósito del sitio es permitir que los socios de Planeterra mejoren sus experiencias turísticas, exploren nuevas fuentes de ingresos potenciales, promocionen mejor sus organizaciones y perfeccionen su gestión de recursos financieros y humanos, todo lo cual les permitirá escalar su impacto en el futuro. Por supuesto, se da un gran énfasis a la adopción de medidas de seguridad e higiene, asegurándose de que los proyectos adhieran a los nuevos protocolos de seguridad para estar listos para recibir a los turistas cuando la actividad comience nuevamente.

El lanzamiento de Planeterra Learning Hub fue el 25 de junio con la participación de 38 socios del proyecto en un webinar online. El sitio es de acceso privado para todos los proyectos de Planeterra y cuenta con 30 temas diferentes y cerca de 50 formularios, plantillas y videos, para que sea una herramienta realmente práctica y lista para usar. Vale la pena destacar que los recursos están disponibles en inglés y también en español, ya que es el segundo idioma más hablado entre los socios de Planeterra.

El plan para las próximas semanas es continuar organizando webinars para profundizar en los temas incluidos en el portal de aprendizaje online, comenzando por aquellos que han sido elegidos por los socios como prioritarios para reiniciar las actividades. «Nuestro equipo global hará un seguimiento de los proyectos para asegurarse de que aprovechen al máximo los recursos disponibles en el portal online«, dice Simms. «Garantizará que nuestros socios vuelvan aún más fuertes cuando los viajes comiencen de nuevo, y los hará más resilientes en el futuro».

 367 visitas

Read More

Marketing y comunicación de la sustentabilidad en época de Covid-19

Xavier Font, experto en marketing y comunicación del turismo sostenible, habló en el webinar para el SERNATUR (Servicio Nacional de Turismo de Chile) sobre: cómo será el turismo post COVID-19, su impacto en la sostenibilidad a corto plazo y especialmente cómo comunicar la sostenibilidad y cómo hacer marketing en turismo.

Efectos del COVID-19 en los ODS

A corto plazo hemos tenido efectos positivos y efectos negativos a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Lo que no está claro aún es si serán más los efectos positivos o negativos. En este momento estamos haciendo los primeros análisis para tratar de entender por dónde van los tiros, y si bien hay muchos elementos esperanzadores hay otros que dan miedo.

¿Cómo será el turismo en el corto plazo?

En Europa, que vamos unos 2 meses por delante de lo que sería América Latina, desde el punto de vista del impacto que ha tenido el coronavirus en la demanda turística, hemos visto que este verano en el hemisferio norte el turismo va a ser más:

  • Doméstico.
  • Rural.
  • Independiente.
  • Nostálgico.

La gente se quedará más en su país, evitará volar o ir a lugares donde haya aglomeraciones de gente. Y será nostálgico en el sentido de volver a lugares donde hayan estado anteriormente, ya que esto da sensación de seguridad y da recuerdos de mejores momentos en un pasado cercano. Entonces el cliente buscará al viajar:

  • Seguridad.
  • Destinos con menor densidad.
  • Higiene (acá son importantes los comentarios de clientes anteriores en sitios como tripadvisor o booking. Y al mismo tiempo, comentarios positivos al respecto van a hacer que suban en los rankings de estos portales de búsqueda).
  • Viajar en coche.
  • Sin reserva o reservas sin gastos de cancelación.

El impacto que estamos viendo del COVID-19 en la sostenibilidad al corto plazo, es mixto. Algunos de los aspectos que se pueden mencionar:

  • Incertidumbre económica y pobreza en algunos destinos.
  • Menores beneficios o pérdidas económicas en empresas debido a varios meses sin ingresos.
  • Inseguridad laboral (especialmente para mujeres y jóvenes).
  • Las malas condiciones laborales no serán declaradas en este contexto.
  • Menor huella de carbono (pero al mismo tiempo menor compromiso por parte de las empresas a reducir la huella de carbono, en este momento no es prioridad).
  • Hemos mejorado enseñanza online y tenemos más acceso a ella.
  • Menos acceso a los recursos esenciales.
  • Políticas insostenibles y falta de examen mediático. Se está hablando de lo urgente pero no también de lo importante, como cancelaciones de leyes ambientales.
  • Más plástico, productos desechables y de embalaje.
  • Detergentes más pesados.
  • Menos inversión, pero al mismo tiempo es cuando más necesitamos innovación. La capacidad de innovación tendrá que ser aún más innovadora porque se tendrá menos presupuesto.
  • Importancia de la descentralización y cambio de modelo de negocio para pensar de forma más generativa.
Sustentabilidad

6 ideas enfocadas al sector público para que el turismo sea más sostenible

1. Reducir los impactos ambientales y sociales.

El sector público como comprador de servicios, puede elegir empresas certificadas como sustentables y requerir a las empresas que sean más sustentables. Es el primer motor para elevar el estándar de sustentabilidad en las empresas. Porque sabemos que empresas certificadas como sustentables consumen un 20% menos de energía y agua, y generan menos basura. Entonces como resultado, tienen un margen de beneficio más sano.

Un indicador: porcentaje de servicios certificados como sostenibles.

2. Reducir huella de carbono del transporte.

Reducir la distancia recorrida por los turistas, aumentar la duración de la estadía y optimizar los métodos de transporte.

Si queremos luchar contra el cambio climático, el presupuesto de consumo de CO2 por persona anual es de 2 toneladas. Un vuelo de Europa a Sudamérica, equivale a 2,8 toneladas de CO2 por asiento. Entonces el servicio nacional de turismo debe buscar turistas que tengan distancias más cortas y lograr aumentar el tiempo de su estadía a través de campañas de marketing. Así la huella de carbono del turista por viajar y por día baja.

Un indicador: huella de carbono para el transporte por viajero por día.

3. Normalizar el comportamiento de los viajeros.

Hacer campañas de marketing que aumenten la lealtad del cliente. El viajero que va por primera vez a un destino tiene una mayor huella de carbono porque demanda más productos importados. En cambio el viajero que repite una visita, consume más local y por ende tiene menos huella de carbono.

También tenemos que buscar turistas en grupos pequeños, que al llegar a un lugar no sean visibles o no entren en masa. Ya que de esta forma se pueden absorber por pequeñas empresas. En cambio, cuando llega un grupo de 300 turistas de una vez, como un crucero por ejemplo, solo se puede absorber en negocios o infraestructura creada específicamente para grupos grandes y esto requiere una inversión muy alta.

Un indicador: porcentaje de viajeros que repiten.

4. Reducir la estacionalidad.

Campañas que permitan que el cliente entienda las cosas que puede hacer en este destino. Dar la confianza al turismo doméstico a vivir el turismo otra vez, reconocer que hay cosas muy cerca de casa que podemos ver y nunca hemos visto. El turismo volverá como un proceso gradual, partiendo por turismo doméstico de día, luego de fin de semana, luego un poco más largo y finalmente internacional. En este proceso tenemos que poner al residente como prioridad y como el cliente más importante.

Un indicador: índice de saturación del turismo.

5. Compensar los impactos negativos causados por el turismo.

No buscar el volumen y no fijarse en el gasto por persona por día, sino en qué porcentaje de este gasto repercute en nuestras propias empresas. Buscar el tipo de turista que respete y valore el destino y pensar cuáles son las características del turismo que queremos atraer que nos beneficie.

Un indicador: gasto de visitantes que beneficia al destino.

6. Atender a las prioridades del destino.

El sector público tiene que trabajar con las pymes que realmente necesitan más ayuda. Necesitamos incubadoras de pymes, que ayuden no solo a desarrollar productos sino también a tener acceso a mercados. Y se tiene que dar ventaja a productos donde haya implícita o explícitamente sostenibilidad. Por ejemplo: empresas administradas por mujeres, empresas que están trabajando con dar inserción laboral, que estén lejos de los principales circuitos turísticos o en zonas más pobres. Todo esto para poder distribuir de forma más equitativa los posibles beneficios que atraiga el turismo al país.

Un indicador: porcentaje de empresas que necesitan ayuda dentro de los programas de “asociación” de la entidad de mercadotecnia/promoción.

Metodologías de marketing y comunicación de la sostenibilidad en turismo

Acá nos podemos hacer 5 preguntas: a quién, por qué, qué, dónde y cuándo contar que soy sustentable.

¿A quién tengo que hablarle de que soy una empresa sustentable?

Hay muy poco turista que compra de forma altruista específicamente porque la empresa es sustentable. El turista viene a cierto lugar porque el producto es mejor, más bonito y entrega una experiencia con más valor.

Lo sustentable hoy se da por hecho, el cliente espera que ya sea así.

¿Por qué contar que soy sustentable?

Depende de qué cambio de comportamiento se está esperando del cliente.

1.- Para generar confianza

2.- Para incrementar conciencia y cambio de comportamiento

3.- Para generar upselling, que el cliente compre un segundo producto. Por ejemplo si me están comprando alojamiento, lograr que compren mis excursiones.

4.- Para conseguir más clientes (cuando apunto a un nicho que lo valora como tal).

En función del objetivo de tu campaña de marketing y del mercado, tendrás que comentar distintos aspectos de sustentabilidad.

¿Qué voy a contar en mi campaña de marketing de sustentabilidad?

La palabra sustentabilidad es para hablar con las empresas, no para dirigirse al cliente. Porque el cliente quiere saber cómo lo va a pasar mejor, qué va a hacer en el lugar, cuál será su nivel de diversión, etc.

Entonces no le digo al turista: “compre este producto porque es sustentable”. El beneficio tiene que ser para el cliente y ese es el mensaje que tengo que dar: “porque este producto es sustentable, usted lo va a pasar mejor”. O porque usted compra un producto de una empresa sustentable, le permite tener seguridad de que va a tener:

  • Una inmersión en la cultura, va a conocer un destino auténtico.
  • Un mejor servicio.
  • Menos riesgo de que el producto no cumpla con sus expectativas, porque está comprando a una persona con nombre y apellido que va a dar la cara por la calidad de su servicio, en vez de una empresa impersonal.

La sustentabilidad es importante, pero a la vez es una herramienta para conseguir y asegurar lo que el cliente quiere: calidad, seguridad, confianza.

¿Dónde voy a comentar todo esto?

Integre la sustentabilidad como parte de la calidad a través de los canales que ya utiliza. Algunos aspectos importantes que avalan la sustentabilidad de una empresa son:

  • Certificación
  • Premios
  • Prensa
  • Empaques
  • Volante
  • Comunicación en el lugar
¿Cuándo le voy a contar mis aspectos de sostenibilidad?

El mensaje de sostenibilidad cambia en función del momento en que estás hablando al cliente y según el tipo de decisión que necesita tomar. En cada momento lo que necesita saber el cliente es distinto.

Hay 6 momentos donde se puede hacer marketing y ayudar al cliente a tomar decisiones informadas:

  1. Antes de la compra
  2. Durante la compra
  3. Entre compra y llegada
  4. Al llegar
  5. Durante la estancia
  6. Al volver

El cliente nunca necesita saber el “soy sustentable”. Pero el “soy sustentable” le ayuda para asegurarse y tener garantía de alguna cosa que necesita saber. Lo importante es entender de forma astuta qué es lo que necesita el cliente en cada momento.

 367 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.