Espacios de memoria traumática durante las XX Jornadas de la Asociación de Interpretación del Patrimonio

La Asociación para la Interpretación del Patrimonio (AIP) celebra los próximos 4, 5 y 6 de marzo las XX Jornadas de Interpretación del Patrimonio, este 2021 en modalidad online. Un año más abren un espacio de encuentro en el que debatir, reflexionar, aprender o inspirarse sobre interpretación del patrimonio, una herramienta imprescindible a todos los niveles en el sector turístico.

Esta edición está dedicada a los espacios de memoria traumática y a las múltiples implicaciones que la interpretación puede tener en este sentido. Hablamos de Dark Tourism y Hot Intepretation que se integran en un programa estructurado desde dos perspectivas de la memoria. El día 4 de marzo, una mirada desde el punto de vista del Turismo Oscuro o Dark Tourism y el día 5 de marzo a través de las técnicas interpretativas en estos espacios de memoria.

Participativas y reuniendo todos los ingredientes que las hacen muy humanas, como acostumbran a ser las “Jornadas Aiperas“: ponencias, presentaciones en distintos formatos de casos prácticos, mesas coloquios y sesiones distendidas que provoquen ese networking que suele caracterizar a este encuentro anual.

La memoria, a pesar de sus contradicciones, pone sobre el escenario recursos turísticos de primer nivel, para los que la supervivencia sin interpretación sería imposible. Además, dentro de las sociedades actuales, resulta extremadamente urgente alimentar la conciencia histórica de los turistas, o el reencuentro con la identidad propia de las poblaciones locales.

Interpretación del Patrimonio

Desde la AIP se intenta promover la relevancia de estos espacios, más que como meros transmisores de hechos históricos, como focos de reflexión, de encuentro, de recuperación de esa memoria olvidada que nos den una consciencia no solo del pasado, si no del ahora.

En esta XX edición de las “Jornadas Aiperas” se pretende ofrecer una visión analítica y práctica a cómo el turismo interviene en las diferentes fases de la vida de un espacio de memoria, y cómo la interpretación, como herramienta es la que puede generar esos impactos positivos en el territorio y en las personas, evitando esos olvidos que se generan en torno a estos espacios.

Las inscripciones y envío de propuestas para la presentación de casos prácticos estarán abiertas hasta el día 27 de febrero. Sin duda, estas XX Jornadas de AIP son un punto de encuentro entre profesionales multidisciplinares y todas aquellas personas conectadas y ocupadas en integrar la interpretación como metodología de desarrollo territorial o sencillamente aprender, compartir o encontrar inspiración.

 1,034 visitas

Read More

“Turismo tranca”, la campaña que impulsa el turismo sostenible desde una mirada slow

María Luisa Braña

María Luisa Braña es la fundadora de la Heroica Turismo Responsable y Directora del Centro Argentino de Turismo Responsable y Sostenible. Se ha especializado en el diseño y producción de campañas de comunicación que impulsan el turismo desde la sostenibilidad para contribuir con la Agenda 2030. Un ejemplo de ello es la campaña “Turismo Tranca”: una iniciativa que promueve el turismo slow y su vínculo con las buenas prácticas del turismo sostenible de una manera local, accesible y divertida.

Cristina Vilà. Cuéntanos qué es el “Turismo Tranca”.

M. Luisa Braña. “Turismo Tranca” es una campaña que impulsa el turismo sostenible desde una mirada slow para contribuir con los Objetivos Globales de la Agenda 2030. Es una iniciativa que promueve el turismo slow y su vínculo con las buenas prácticas del turismo sostenible. En Argentina “tranca” es una expresión idiomática que refiere a “tranquilo”. Así que desde La Heroica, preferimos usar esta palabra para darle a la campaña una impronta más local, accesible y divertida!

Cristina Vilà. ¿Cómo nació la campaña?

M. Luisa Braña. La campaña nace con el anhelo de brindar herramientas resilientes a todos los actores del sector turístico que se han visto perjudicados por la crisis de la pandemia de Covid-19. Por lo tanto, nuestro deseo principal era conectar a turistas, prestadores y agencias de viajes con la sostenibilidad de una manera “tranca”, es decir, de una manera slow. De esta forma, lograríamos beneficios para todos dentro de la coyuntura tan especial de este escenario de pandemia.

Aprovechando las circunstancias para promover buenas prácticas, La Heroica diseña esta campaña para motivar a los actores del sector a elegir destinos de cercanía, aprovechar los espacios al aires libre, respetar los protocolos de bioseguridad, fortalecer el vínculo entre el turista y el anfitrión y valorar el trabajo de las agencias de viaje, entre otras.

Cristina Vilà. ¿Cómo se relaciona con el turismo sostenible?

M. Luisa Braña. El Turismo Sostenible es el eje que atraviesa toda la campaña. Creemos que tener la capacidad de reflexionar de una manera slow sobre nuestras actividades turísticas, genera beneficios sobre el patrimonio cultural y natural del destino y fortalece su economía. Por lo tanto, genera beneficios sobre los tres pilares de la sostenibilidad. Pensar en experimentar un “verano tranca” es planificar a conciencia los productos que voy a vender (agencia de viajes) o el viaje que voy a realizar (un turista) y esas buenas prácticas son sostenibles.

Cristina Vilà. ¿Qué actividades lleváis a cabo dentro de la campaña?

M. Luisa Braña. La campaña “Turismo Tranca” se desarrolla en varios escenarios virtuales y presenciales: 

  • En Acción. Conversaciones virtuales (Instagram Live) con Influencers y especialistas sobre temas referidos al turismo slow para contribuir con el turismo sostenible y la Agenda 2030.
  • “Vivo en Vivo”. Directos presenciales en algunos destinos turísticos (según lo permitan las medidas sanitarias del país) para ilustrar las buenas prácticas del turismo slow.
  • Miradas. Entrevistas virtuales internacionales. 
  • Contenido en redes. Publicaciones de contenido informativo y motivacional sobre el turismo slow. 
  • Publinotas. Información y entrevistas de los Sponsors que acompañan esta campaña.

Cristina Vilà. ¿Qué os aporta trabajar en red junto con otros actores del turismo sostenible?

La Campaña “Turismo Tranca” trabaja en red junto a las campañas del Centro Argentino de Turismo Responsable y Sostenible (“Comé Tranca”) y al Viajero Responsable Fest (“Viajero Tranca Fest”). Estas campañas se suman para impulsar la gastronomía slow, un aspecto muy fuerte del turismo slow, y a la vez, para celebrar las buenas prácticas de turismo responsable. Estas dos campañas buscan poner en acción a los prestadores (iniciativas que forman parte del Centro) y a los turistas, desarrollando #challenge que fortalecen el vínculo entre el turista y el anfitrión.

De esta manera, desarrollando todos estos escenarios y challenges, los actores del sector que se suman a las campañas podrán tener una mirada amplia (y más teórica) de lo que significa el turismo slow y su vínculo con el turismo sostenible. Además, pueden poner en práctica lo que fueron aprendiendo. Afortunadamente, muchos de los participantes de la campaña han estado realizando estas buenas prácticas desde hace tiempo, y la campaña los ayuda a  visibilizarlas, o ponerlas en valor para motivar a otros.

Cristina Vilà. La campaña empezó a finales de diciembre, ¿cuál es la valoración hasta ahora? ¿Se cumplen los objetivos que os habíais marcado?

M. Luisa Braña. Dada la coyuntura de pandemia, no nos habíamos propuesto objetivos muy ambiciosos porque no teníamos la certeza de poder llevar a término la campaña “Turismo Tranca” si las autoridades argentinas volvían a declarar el confinamiento. Por ejemplo, para realizar el #challenge con los turistas o prestadores, dependíamos de que la actividad turística fuera mínimamente fluida.

Por lo tanto, nos propusimos sobre todo crear un vínculo fuerte con los actores del sector de forma virtual, generando contenido, videos, buenas prácticas, así como conversaciones en Instagram Live.

Hoy, habiendo transitado la mitad del camino, tenemos la satisfacción de ver un avance significativo y ya contamos con logros extraordinarios que nos han sorprendido gratamente. 

A las campañas ya mencionadas, se sumaron dos prestadores, una agencia de viajes y una iniciativa de turismo urbano sostenible, que sumaron sus esfuerzos para realizar el challenge y fortalecer el vínculo con sus turistas.

CasArtero Ecoposada, una iniciativa que forma parte del Centro, realizó un trabajo destacable con sus huéspedes. Desde que comenzó la campaña se propuso reducir el desperdicio de alimentos en el desayuno, para eso se conectó con sus turistas para concientizar al respecto y logró consensuar la cantidad de comida servida en los desayunos. Ya en febrero podemos ver grandes avances en la reducción del desperdicio de alimentos y leche y eso también repercute en la economía de la posada.

Además, logramos traspasar las barreras del lenguaje realizando una entrevista con Reform Travel, una iniciativa sueca especializada en Turismo Sostenible. La entrevista fue realizada en castellano y en sueco y subtitulada en inglés, de esta manera destacamos la importancia de poner en valor el idioma de cada destino fortaleciendo el vínculo y el intercambio de acciones.

Cristina Vilà. Hasta ahora, ¿cuáles son las buenas prácticas que han destacado más? Alguna que creas que sea innovadora y haya surgido debido a la pandemia.

M. Luisa Braña. Creo que lo que más destaco es el valor de la empatía que atraviesa a todas las buenas prácticas. Los turistas son respetuosos con los protocolos que han que indican los prestadores y valoran el esfuerzo que han tenido que realizar para poner en marcha las actividades turísticas. Los prestadores logran ser buenos anfitriones y están atentos a los miedos y ansiedades que pueden tener los turistas con respecto a las medidas sanitarias. Creo que tanto turistas como prestadores han creado un vínculo de respeto y cordialidad que me gustaría que continúe pasada esta coyuntura de emergencia. 

Dentro de las buenas prácticas, las más desarrolladas son: el uso de tapabocas reutilizables para no generar residuos en los destinos; promover destinos de cercanía generando la reactivación económica de destinos menos favorecidos; y disfrutar de los espacios al aire libre para conectar con el patrimonio natural de la región.

Cristina Vilà. Vuestra campaña se centra mucho a Argentina y a sus comunidades locales. ¿Crees que este modelo de campaña se puede aplicar a otros países? ¿Qué consejos le darías?

M. Luisa Braña. Si bien “tranca” es una expresión idiomática muy local, hemos contactado speakers internacionales que han sido muy receptivos con el término, que supieron comprenderlo y hasta adoptarlo. Tenemos el agrado de compartir vivos con Perla Herro – Slow Food Argentina, Denisse Peduzzi – Low Season Traveller – UK-Australia, Palmiro ocampo – CCORI – Perú, Rosina La Terza – La Roma Gastronómica – Italia, Antonio Montecinos – Director CEGAHO – México , Andrés Ziperovich – Docente UADE – Argentina.

Incluir a todos los actores del sector es el espíritu que está presente en toda la campaña; eso incluye otros países, otros idiomas, otras expresiones culturales y otra gastronomía. El modelo de esta campaña es adaptable a cualquier destino en cualquier país. Lo importante es buscar la mejor manera de comunicar, de visibilizar y de potenciar las buenas prácticas para contribuir al desarrollo sostenible del turismo; y evidentemente, motivar a otros. 

Solos no podemos, juntos es más fuerte el mensaje. La Heroica cuenta la grata compañía de empresas, iniciativas y prestadores comprometidos con el turismo sostenible y que hacen posible esta campaña: Grupo Ocho Operadora, Delta Asociación Civil, Dimeo Marketing, Consult-ar y Flor de Viaje – Agencia de viajes

Cristina Vilà. En base a tu opinión, ¿qué es necesario para que el sector del turismo se una a las buenas prácticas en turismo sostenible?

M. Luisa Braña. Considero que el paso más importante es aclarar la confusión que asocia el turismo sostenible con el turismo ecológico o de aventura. El turismo sostenible no es un nicho de ventas sino una forma de desarrollar las actividades turísticas; por lo tanto todos podemos desarrollar buenas prácticas de turismo sostenible en todos los destinos. Ese es un gran paso porque, aclarada esa confusión, muchos más turistas, agencias de viajes, alojamientos y demás actores del sector podrán comenzar a orientar sus acciones hacia la sostenibilidad.

Según mi experiencia, muchas veces los prestadores turísticos urbanos, por ejemplo, se sienten excluidos de la sostenibilidad porque consideran que no se relaciona con los servicios que prestan en las ciudades. Sin embargo, cuidar la limpieza de las ciudades, separar residuos o elegir caminatas para reducir la huella de carbono, son buenas prácticas que cuidan el medioambiente en cualquier ciudad y que nos involucran a todos. El turismo urbano sostenible es una realidad que viene avanzando fuertemente.

El segundo paso, es tener en cuenta que la sostenibilidad involucra, además del cuidado del medioambiente, el fortalecimiento de las economías regionales y la conservación del patrimonio cultural. La sostenibilidad involucra tres pilares: cuidado del medioambiente, protección del patrimonio cultural y fortalecimiento de la economía regional. De esta manera, más actores estarían participando de la sostenibilidad.

El tercer paso es ponerse en acción, es decir, generar alternativas sostenibles que puedan ofrecer los prestadores y que puedan elegir los turistas. Es necesario pensar un turismo más “a la carta”, con opciones nuevas, que salgan de los productos estandarizados. Para lograr esto hay que desarrollar el turismo de una forma más tranca, reflexionando sobre los servicios que ofrezco o bien, sobre el viaje que voy a realizar. Se trata más de “diseñar” productos y viajes, no simplemente vender lo que vende todo el mundo o viajar a donde todo el mundo viaja. Y esto no quiere decir gastar más plata, todo lo contrario, considero que en circunstancias como las que atraviesa el turismo, generar productos sostenibles fideliza y atrae clientes.

Cristina Vilà. ¿Cuál sería tu conclusión final?

M. Luisa Braña. Creo que es conveniente aprovechar esta coyuntura para avanzar de forma creativa. También es cierto, que algunos hábitos y costumbres tardan en incorporarse, por eso es necesario tener paciencia y constancia. Podemos ponernos objetivos ambiciosos, pero lo más importante, a mi modo de ver, es ponerse en acción y celebrar las buenas prácticas que vamos incorporando. Sobre todo porque si nos ponemos en acción y visibilizamos nuestras buenas prácticas podemos motivar a otros. Para La Heroica la idea más poderosa es justamente esa: visibilizar las acciones sostenibles para multiplicarlas.


Muchas gracias María Luisa por explicarnos cómo has desarrollado esta campaña de comunicación. Esperemos que sea de inspiración para nuestros seguidores. La campaña se puede seguir a través del perfil de Instagram de La Heroica Turisme Responsable o del Centro Argentino de Turismo Responsable y Sostenible.

 1,034 visitas

Read More

Turismo de Portugal busca cómplices para un turismo más sostenible

“Hola España, soy el mañana” es un desafío que acaba de ser lanzado a todos los españoles por Turismo de Portugal y que apela a la promoción de un turismo más responsable y sostenible. Es un manifiesto por el planeta y será difundido durante el primer trimestre de 2021, exclusivamente en medios digitales, y de forma totalmente orgánica (sin inversión en publicidad).

El video muestra los activos naturales de España, ilustrando el momento en que futuro y presente se encuentran, personificados en un protagonista que apela a la responsabilidad de un turista y de un sector más sostenible, traducido en la firma “Tomorrow is today” (mañana es hoy). Será esta la fuerza motora que nos hará a todos redescubrir nuevas formas de viajar.

Es con esta apuesta en la sostenibilidad que Turismo de Portugal se compromete a liderar el turismo del futuro, uno de los principales objetivos de la Estrategia Turismo 2027, que define una visión hacia el turismo nacional, establece prioridades y se responsabiliza con metas de sostenibilidad económica, social y ambiental.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Diario de Hosteltur: Turismo de Portugal busca cómplices para un turismo más sostenible.

 1,034 visitas

Read More

Manifiestos para la reactivación turística

2021 tendría que ser un punto de inflexión y de reconstrucción. Tras el balance de daños se tendrán que tomar decisiones sobre qué senda seguir para la reactivación del turismo en los próximos años. Pero, ¿hacia dónde?

En 2017, en el marco del Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, ya se pusieron sobre la mesa debates que con la COVID-19 toman más fuerza. Ahora, en 2020, han surgido diversas iniciativas como respuesta a la crisis y a las tendencias de consumo que se han observado durante los últimos meses de convivencia con el virus. En forma de manifiestos, declaraciones o llamadas a la acción formulan propuestas sobre cómo emerger del naufragio de una forma más sostenible.

El rango es amplio y hay donde elegir. Veamos algunos de los faros que se vislumbran en el horizonte y qué proponen.

Por dimensión y representatividad hay que destacar, en primer lugar, el European Tourism Manifesto, una alianza europea de más de 60 organizaciones privadas y públicas que abarcan toda la cadena de valor del turismo. En su Call for Action: Speed up social and economic recovery by fostering Sustainable Tourism Development de noviembre de 2020 aportan una lista no exhaustiva de prioridades de inversión que permitan generar empleos y crecimiento a la vez que contribuyen a la transición ecológica y digital. También urgen a los Estados miembros de la UE para que el turismo sea un elemento estratégico de los Planes Nacionales de Recuperación y Resiliencia y, durante de la crisis, han desarrollado un papel activo en solicitar a los Estados miembros la armonización de protocolos y restricciones de viaje.

Una de las organizaciones firmantes del European Tourism Manifesto, la Network of European Regions for a Competitive and Sustainable Tourism (NECSTouR), promulgó en 2018 la Declaración de Barcelona  – Better places to live, better places to visit con el objetivo de incrementar el impacto social y cultural del turismo. Ya en el 2020 lanzó la Call for action: the European Tourism Marshall Plan, you can make it possible!  que reclama un plan de rescate europeo para el turismo.

Surgido al albur de la crisis de la COVID-19 e iniciado por un conjunto de profesionales del sector turístico, el Manifiesto Tourism Reset defiende la regeneración del sector turístico a través de un modelo socialmente equitativo, ambientalmente respetuoso y económicamente sostenible alrededor de cinco ejes principales: la catalización del desarrollo socioeconómico, la promoción de la igualdad y unas condiciones laborales dignas; la generación de mejoras en la calidad de vida de las personas, la preservación y potenciación de la identidad cultural y la adopción de la gobernanza como cimiento de la gestión con las comunidades locales. En la actualidad cuenta con más de 1.100 personas adheridas de 35 países.

De forma análoga, el movimiento Future of Tourism Coalition, impulsado por seis asociaciones no gubernamentales, invita a adherirse a sus 13 principios rectores para la mejora del destino y la experiencia turística: ver la imagen completa, usar estándares de sostenibilidad, colaborar en la gestión del destino, elegir calidad en vez de cantidad, exigir una distribución justa de los ingresos, reducir los impactos invisibles del turismo, redefinir el éxito económico, mitigar los impactos climáticos, cerrar el ciclo en el uso de recursos, limitar el uso del suelo por parte de la actividad turística, diversificar los mercados de origen, proteger el sentido de pertenencia al lugar y gestionar los negocios de manera responsable.

Transforming Tourism Initiative, una plataforma de ONGs, profesionales del turismo y de la academia creada en 2017 demanda la transformación del turismo en línea con la Agenda 2030 según se desprende de su Declaración de Berlín (2017). En septiembre de 2020 dirigieron una Carta abierta a la Organización Mundial del Turismo (OMT) en la cual destacaban cómo la pandemia brinda una oportunidad única para llevar a cabo esa transformación.

La propia OMT ha desplegado toda una serie de iniciativas y herramientas en el contexto de la crisis pandémica, entre ellas la Declaración de Tbilisi: medidas para una recuperación sostenible. La Declaración reconoce al turismo como uno de los sectores más afectados por la pandemia y considera la paralización mundial como una oportunidad para redireccionar el sector hacia un futuro más sostenible e inclusivo.

También resulta de interés el Policy Brief “COVID-19 and Transforming Tourism” que traza una hoja de ruta con cinco prioridades para el reinicio de la actividad turística. Otras organizaciones internacionales como la OCDE también han publicado orientaciones para la recuperación Rebuilding tourism for the future: COVID-19 policy responses and recovery en las que el mensaje clave es que recuperar el turismo es una prioridad, pero el sector debe ser más sostenible y resiliente en el futuro. La European Travel Commission ha publicado, a su vez, el manual Covid-19 recovery strategies for national tourism organisations.

En el Mediterráneo, la Comunidad MED de Turismo Sostenible, formada por 24 proyectos financiados con fondos europeos, impulsó en 2017 la Declaración de Atenas y una serie de Policy fachsheets que marcan las prioridades para el desarrollo del turismo sostenible. La Conferencia de Regiones Periféricas Marítimas de Europa (CRPM), por su parte, adoptó en la asamblea de octubre de 2020 una Declaración en la que identifican las prioridades para la recuperación en la cuenca mediterránea.

Otras iniciativas de diversa índole podrían ser las de Forward Keys Reshaping the new era of tourism o, en Catalunya, las del Manifest Descobrir, promovido por la revista homónima y un conjunto de asociaciones vinculadas con el sector turístico.

Como se puede observar en esta recopilación (no exhaustiva) no han faltado declaraciones y otro tipo de documentos y, como comentaba al principio, algunas no son más que una evolución de debates preexistentes y que la pandemia no ha hecho más que acelerar.

Si se analizan cuáles son los puntos en común entre todos ellos, se podrían identificar cuatro.

En primer lugar, siempre aparece el mantra de la sostenibilidad. Probablemente éste es el aspecto en el que ya se ha comenzado a trabajar hace unos años y que, sin duda, ahora se verá reforzado. Razones no faltan. El segundo punto es el que ha emergido con fuerza a raíz de la pandemia: la digitalización. Temas como el uso del big-data, la capacidad de carga, los eventos y experiencias virtuales, los dispositivos y procesos sin contacto, el teletrabajo, etc. parece que han venido para quedarse. El tercero, una visión del turismo que tiene en cuenta su encaje integral en el destino. Y el cuarto es la necesidad de transformar el modelo, aunque en este sentido, se aprecia la falta de visiones compartidas, ya que las propuestas transitan desde el decrecimiento, el reinicio, la reactivación o a la recuperación de la actividad perdida.

Por último, es imprescindible destacar cómo la crisis de la COVID-19 ha situado el turismo en la agenda de las instituciones europeas. Por primera vez en la historia se presta mayor atención a un sector que representa un porcentaje importante del PIB europeo. Ello ha llevado a la puesta en marcha de diferentes iniciativas. Como ejemplo, en la European Tourism Convention del pasado octubre de 2020, se debatió sobre las prioridades para garantizar una experiencia turística segura y fluida, fomentar vacaciones más verdes y caminar hacia un turismo impulsado por datos. También el Dictamen del Comité de las Regiones Hacia un turismo sostenible y competitivo para las regiones y ciudades o la propuesta del Parlamento Europeo para la creación de una Estrategia europea de turismo sostenible. El Parlamento Europeo, asimismo, ha reclamado la existencia de financiación directa para el sector y propuso la creación de una línea específica para el desarrollo del turismo sostenible en el presupuesto europeo 2021-2027.

Pero si hay algo a resaltar en Europa serán los fondos Next Generation EU como palanca y combustible para la necesaria transformación del turismo. Se trata de un volumen de recursos sin precedentes vehiculado a través de los Planes de Recuperación y Resiliencia de los Estados miembros y de los que el turismo podrá formar parte. Las estrategias de recuperación de las regiones más afectadas en el turismo deberán definir acciones e inversiones en aspectos como la transición ecológica y digitalización, la economía circular, el desarrollo de soluciones basadas en datos para medir y gestionar de forma inteligente los flujos turísticos, la innovación en la creación de productos, los programas de calidad, las infraestructuras más ecológicas, la capacitación y la mejora de la gobernanza. Una oportunidad única, pues, para convertir las declaraciones de intenciones y manifiestos en hechos.

 1,034 visitas

Read More

Nuevas tecnologías, turismo y sostenibilidad

En los últimos años, la evolución de las tecnologías ha abierto una nueva oportunidad y una impresionante gama de canales de comunicación muy rápidos y eficaces. Las redes sociales se han convertido en la primera herramienta de promoción en la mayoría de los sectores, incluido el sector turístico. Tanto es así, que en un estudio realizado recientemente sobre la conducta de los viajeros, el 76% de los encuestados admitió haber publicado fotos de sus vacaciones en sus perfiles sociales. Mientras que el 52% confesó haber elegido sus últimas vacaciones inspiradas en fotos y publicaciones de otras personas, especialmente aquellas publicadas en Facebook.

Y por supuesto, a estas prácticas también se han sumado hoteles, aerolíneas, destinos turísticos y todos aquellos que quieren sacar a relucir su valor a través de estas ventanas virtuales.

Redes sociales y turismo
Fuente: Social Times

Estrategias en redes sociales

Pero no se trata solo de hacer una foto y publicarla. Para que la estrategia empleada en redes sociales sea realmente efectiva, se debe elaborar un estudio previo en el que se detallen los objetivos que se quieren alcanzar y definir las estrategias que contribuirán a alcanzar dichos objetivos.   También se deberá analizar cuáles son las redes sociales en las que se encuentra nuestro público objetivo y escoger aquellas en las que estemos en la capacidad de poder gestionar sin el riesgo de dejarlas abandonadas en el camino.

Los nuevos “influencers”

Es realmente interesante observar cómo las imágenes de la web, vídeos, música de vacaciones exóticas relacionadas con emociones y experiencias de amigos compartidas en las redes sociales, pueden estimular los sueños y deseos aunque nunca antes se haya pensado en visitar cierto lugar.

Antes de la llegada de Internet, los que querían conocer más sobre un destino debían dirigirse a una agencia de viajes para obtener mayor información; o quizás se veían inspirados con artículos publicados en alguna revista de viaje; o posiblemente, quedaban impresionados por los relatos y fotos compartidos por amigos o familiares en alguna reunión familiar.

Ahora, la influencia de los medios, las redes sociales y las personas a las cuales seguimos – y que nos inspiran- han revolucionado nuestras decisiones y elecciones básicas de compra. Ni siquiera tenemos que movernos del sofá para ver miles de imágenes y comentarios que nos activen el deseo de marcharnos de inmediato y yacer bajo el sol y las palmeras de alguna playa exótica, cóctel en mano.  

El marketing en el turismo

Por otra parte, el bombardeo masivo de propuestas de vacaciones e ideas de viaje se ha convertido en un fenómeno tan amplio y generalizado que se han generado diferentes alternativas dirigidas a segmentos de mercado más específicos. Porque, por ejemplo, nada tiene que ver un viaje de tipo religioso con uno ligado al turismo deportivo, o uno enogastronómico con otro de aventura, o un todo incluido con uno de turismo comunitario.

Lo que sí que es un factor común en todos los casos es que los viajeros demandan productos y servicios más especializados y adecuados a sus requerimientos. Es por ello que las empresas deben echar mano de estrategias de marketing claras en las que el consumidor sea siempre el centro.

Para conseguirlo, es necesario crear una comunidad alienada con unos principios y valores más o menos homogéneos. Así, le podemos ofrecer servicios de viaje más especializados y que estén abocados a satisfacer esos intereses comunes.

Las redes sociales y el turismo sostenible

Las redes sociales son un punto de contacto y una herramienta fundamental de visibilidad y marketing; no solo para las empresas de turismo y viajes que se dirigen a un objetivo típicamente millennial. La adopción de una estrategia de inbound marketing, enfocada en el uso óptimo de las redes sociales, puede ser el movimiento correcto para todas las empresas que operan en el sector de viajes. Sobre todo, en el caso de la sostenibilidad, que sirva para enfatizar, mejorar y resaltar la nueva tendencia hacia un turismo responsable y sostenible, que sea mucho más respetuoso con el ambiente y con las personas.

En este sentido es indispensable incluir en nuestra estrategia dos elementos fundamentales: 

  • La educación. Tanto de los niños en edad escolar para guiarlos hacia un turismo más responsable, como a adultos viajeros para sensibilizarlos y concienciarlos sobre una nueva forma de hacer turismo.
  • Ofrecer opciones de viaje especializadas en turismo responsable. Por medio de publicaciones atractivas, cargadas de contenido de valor y través de las cuales se le pueda informar al viajero sobre formas de viaje alternativas que puedan generar un impacto positivo en el destino y que, a su vez, puedan incluso propiciar una transformación a nivel personal.

Por lo tanto, encontramos que una adecuada estrategia de Marketing, que ofrezca contenido de calidad y que haga un uso efectivo de las redes sociales, y en la que la educación y la concienciación estén en el centro de la comunicación, puede generar una comunidad  que crezca en torno a los valores de la sostenibilidad.

De esta forma, el turismo sostenible iría ganando espacio entre consumidores activos y potenciales, que no se mueven solo por el deseo de comprar un viaje y ya, sino que desde el mismo instante en que eligen su próximo destino, asumen un papel activo y se interesan por el sitio que van a visitar. Además, se informan sobre lo que pueden hacer para que su impacto en el territorio sea el mínimo posible, e incluso se interesan por iniciativas que les permitan dejar una huella positiva.

 1,034 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.