Turismo sostenible, responsable, equitativo…: ¿de qué estamos hablando?

Turismo sostenible, turismo comunitario, ecoturismo, turismo responsable, turismo equitativo… Estos términos están por todas partes y, sin embargo, siguen siendo relativamente desconocidos en su esencia. A veces víctimas de su peso semántico o de malos usos comerciales y de marketing, no siempre son unánimemente aceptados por el público. Hoy arrojamos luz sobre estos términos, cuya comprensión es tan importante como necesaria para evitar confusiones.

Malentendidos y confusiones: el origen

Para entender cómo hemos llegado a decir “todo es lo mismo”, tenemos que remontarnos
aproximadamente a los años 90, cuando la llegada del modelo de desarrollo sostenible se
encontró con la industria del turismo para hacer frente a los primeros efectos negativos
observados.

De esta unión nacerá el turismo sostenible, que engloba todas las formas de
turismo respetuosas con el medio ambiente y se preocupa por el bienestar de las poblaciones locales desde el punto de vista económico, social y cultural.


“El turismo que tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas. ”Esta es la definición de los principios del turismo sostenible que se dio oficialmente durante la conferencia de Lanzarote en 1995.

A partir de este evento, la industria ha perdido el tren. Es decir, no ha sabido comunicar, sensibilizar e integrar a los proveedores para que estos puedan comunicarlo, campartirlo y así venderlo al público general. Así, el turismo sostenible, aunque representaba el potencial de un nuevo paradigma en la industria, se ha convertido en un producto de consumo de nicho.

Una comunicación que no ha sido adaptada

El término turismo sostenible fue originalmente una traducción directa del término inglés sustainable tourism, utilizado por las instituciones turísticas y los profesionales del sector. Posteriormente, su uso ha sufrido una desadaptación en la comunicación y el marketing para el mercado y, en ocasiones, un mal uso que se traduciría de greenwashing.

Así, de un uso profesional y académico, se ha convertido en un “comodín” que ha terminado por confundir al público, al carecer de información concreta y de una comprensión óptima de estas nuevas prácticas.

Turismo sostenible y turismo responsable: una sutil diferencia

En cuanto al turismo responsable, se refiere al enfoque responsable del turista o del operador turístico en su aproximación al turismo. La OMT utiliza este término para definir la responsabilidad de la gestión de las estructuras turísticas con respecto a su impacto económico, social y medioambiental, así como la responsabilidad directa del cliente y su conciencia social.

A partir de estos dos pilares se desarrollan posteriormente varios tipos de turismo. Existen
varias denominaciones, cada una de las cuales abarca uno o varios de los aspectos que se
tienen en cuenta en la filosofía del desarrollo sostenible y sus 17 objetivos.

El turismo sostenible como una gran familia, diversa y complementaria

Precisamente en esta gran familia del turismo sostenible encontramos a menudo el equívoco entre el turismo verde y el ecoturismo. Uno representa todas las actividades y ofertas turísticas vinculadas a la naturaleza y sus espacios verdes en general. Mientras que el otro engloba más sutilmente las nociones de ecosistema y ecología con ofertas que ponen en relación las formas de vida (humana, fauna y flora) con su entorno a través de la observación, la educación y la interpretación.

Para ir más allá en las definiciones de las formas de turismo que constituyen el turismo
sostenible, encontramos:


● El turismo comunitario es un tipo de turismo gestionado directamente por las
comunidades locales, según su propia organización, y en la que los beneficios de las
actividades recaen directamente en ellas de forma socioeconómica.
● El turismo participativo ofrece al viajero un papel diferente en el destino mediante
la participación activa en la vida local (a veces llamada voluntariado), reinventando la
relación entre el turista y la población local. También se refiere al hecho de implicar a
la población local en las actividades turísticas territoriales desarrolladas.
● El turismo humanitario permite mejorar las condiciones de vida de las poblaciones
locales, ofreciendo al viajero un compromiso óptimo a través de la ayuda financiera,
física, así como la transmisión de conocimientos.
● El turismo equitativo se inspira directamente del concepto de comercio equitativo,
donde la realización de una actividad turística se compromete a respetar los intereses
de las comunidades locales a nivel económico.
● El slowtourism, inspirado en la filosofía slowlife, propone una forma de consumo
turístico más suave a través del comportamiento del viajero y de los medios
utilizados.
● El agroturismo plantea una diversificación de las actividades en el sector agrícola,
acogiendo a los turistas en torno a varias actividades temáticas, y facilitando la
relación con los productores y la sensibilización sobre su entorno y sus condiciones.


Por lo tanto, hay que prestar una atención especial a los usos semánticos, a sus adaptaciones en la comunicación y a los métodos de marketing para evitar cualquier malentendido dentro de la industria, especialmente con el público en general. Un comportamiento consciente y responsable para emprender el turismo de forma diferente.

 258 visitas

Read More

Google empieza a identificar a los hoteles sostenibles

Google, ha anunciado en su blog una novedad en sus opciones de búsqueda de alojamiento y es que va a empezar a identificar a los hoteles sostenibles. A partir de ahora, cuando el viajero utiliza la herramienta de búsqueda de hoteles en google.com/travel encontrará información sobre las medidas de sostenibilidad de los establecimientos ‘Eco-Certificados’.

Se trata de una información añadida sobre los alojamientos que responde, según el buscador, a que cada vez más personas quieren viajar de manera más sostenible y buscan servicios ecológicos. La sostenibilidad en el hotel se identificará con el icono de una hoja verde en la que se aclara que el establecimiento ha recibido la certificación de sostenibilidad medioambiental de una organización independiente reconocida por Google.

La medida pretende ofrecer a los viajeros más transparencia contra el llamado greenwashing  y también responde al aumento del volumen de búsqueda en torno a las palabras de moda de los viajes ecológicos. Por ejemplo, el término “hotel ecológico” ha cuadruplicado su volumen de búsqueda desde marzo de 2020, según Google Trends.

Ejemplo de un hotel ‘Eco certificado’ en el buscador.

Al hacer clic en el enlace de “certificación ecológica” se detallarán las prácticas sostenibles específicas del establecimiento: como las certificaciones medioambientales que posee; las medidas implementadas sobre eficiencia energéticaconservación del aguaabastecimiento sostenible y la reducción de residuos.

Actualmente, la lista de ‘Eco Certficaciones’ de Google incluye 28 programas diferentes para establecer la credibilidad ecológica de un hotel.

Google empieza a identificar a los hoteles sostenibles

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Hosteltur: “Google empieza a identificar a los hoteles sostenibles”

 258 visitas

Read More

Responsabilidad digital en el turismo: ¿cuáles son las soluciones?

Si bien la relación entre la responsabilidad digital y la promoción del turismo se trató en un artículo anterior, vuelvo con Fabien Perot para destacar algunas soluciones.

Las diferentes implicaciones de lo digital en la industria del turismo

Para mantener su competitividad y su atractivo, los agentes turísticos utilizan herramientas digitales para su organización interna y la gestión de sus clientes, y recolectan una cantidad considerable de información cruzada con la disponible en Internet, para optimizar su producto y su servicio. Este uso interno de la tecnología digital implica ciertas problemáticas energéticas en cuanto a la recolección, gestión y almacenamiento de estos datos.

A nivel de la comunicación, se ha instalado en el sector una cierta presión digital, apoyada en su fuerte intensidad competitiva, que empuja a cada actor a sucumbir a las exigencias del mercado en cuanto a la omnipresencia digital y sobreproducción de contenidos. Frente a los diferentes algoritmos de las redes sociales, la llegada del SEO y el considerable peso de los medios sociales del turismo (blogs, Reviews sites, Tripadvisor), los actores del sector se ven fuertemente influenciados por esta presión para seguir la corriente, para conseguir hacerse un lugar.

¿Qué herramientas y prácticas daría para reducir el impacto digital de las herramientas de gestión interna y de relación al cliente?

“Cuando existen alternativas eco-responsables (como Ecomail para los correos electrónicos o FileVert para la transferencia de archivos), por supuesto que es beneficioso para todos recurrir a este tipo de herramientas. Desgraciadamente, no es el caso de todo: las herramientas de marketing, los sistemas de newsletters, las redes sociales, no todos tienen alternativas de diseño ecológico. Por eso puede ser interesante, para empezar el proceso, mejorar lo que ya se hace: controlando el peso de los correos electrónicos en las campañas de newsletter, optimizando el peso de los contenidos de fotos y vídeos, publicando menos (¡pero mejor!) en las redes sociales.”

El impacto de la crisis sanitaria en la dimensión tecnológica del turismo

El sector turístico sigue superándose y reinventándose para sobrevivir a la crisis sanitaria, que marca un verdadero punto de inflexión en el comportamiento digital de los consumidores. El turismo ha tenido que recurrir a la tecnología digital para mantenerse en contacto con sus clientes, y el público ha tenido que seguir conectado para seguir viajando desde casa.

Además de la necesidad de que los profesionales trabajen en línea para mantener el negocio, las visitas virtuales y la publicación de contenidos se han sumado al impacto medioambiental de lo digital en el sector turístico. Con las restricciones a los viajes de los visitantes, los buscadores de escapadas recurren a lo digital para disfrutar de las artes, la naturaleza y mucho más.

La responsabilidad digital en la comunicación del marketing turístico

Caracterizado por ser un sector experiencial e inspirador, la creación de contenidos desempeña un papel crucial a la hora de conquistar al público. La alta intensidad competitiva del sector encierra a los actores en un círculo vicioso en el que la sobreproducción mantiene la visibilidad digital y permite marcar la diferencia. Es un cambio de mentalidad y de lógica que nos invita a revisar este modelo y a adoptar comportamientos de producción más conscientes y responsables: ¿Es realmente necesario producir un artículo sobre el Machu Picchu si ya existen miles? ¿Es relevante seguir un calendario de marketing sobrecargado, sólo para que el algoritmo funcione?

Estas preguntas están en el centro del proceso de transición ecológica digital, donde nos cuestionamos la verdadera relevancia y utilidad de nuestras acciones. De esta toma de conciencia han surgido varios conceptos y métodos para aportar soluciones a la industria:

  • Slow content: Anclado en el concepto del Slow life, invita a los creadores de contenidos a bajar el ritmo y crear menos, pero con más relevancia en términos de calidad y duración. Se añade el reciclaje de contenidos, para presentar el arte de la reutilización de contenidos de forma inteligente y responsable.
  • Jugando al low. Después de ralentizar al ritmo del slow, se nos invita a adoptar una low posture, en cuanto a los contenidos, optimizando los formatos utilizados (estar atentos a la producción de vídeo en alta definición para la promoción, por ejemplo), y en cuanto a los medios de comunicación, interesándose por la low tech (tecnologías diseñadas para ser útiles, sostenibles y accesibles para todos).
  • Siendo consciente de su impacto. El impacto cero sigue siendo imposible, pero podemos decidir transformar nuestro impacto en positivo con el uso de plataformas, aplicaciones y herramientas eco-responsables, ofreciendo una reducción y optimización del impacto, pero también compensándolo con iniciativas ecológicas o sociales.

En comunicación se habla mucho de ecodiseño de los medios. ¿Cómo presentaría esta solución para el turismo?

“En realidad, es bastante fácil imaginar la comunicación en papel, ya que podemos optar por gráficos, tintas y papel mucho más económicos que lo que se hacía en el pasado. Pero la idea es la misma cuando se trata de lo digital. Evidentemente, esto adopta diferentes formas, ya sea un sitio web ecodiseñado, una identidad gráfica mejor trabajada o un contenido escrito más cualitativo, pero las técnicas son fácilmente realizables: un diseño refinado, un tipo de letra bien elegido, la elección de un host eco responsable, y muchas otras: tantas posibilidades para que los actores del turismo puedan integrar el enfoque del ecodiseño en su comunicación.”

En el centro de las tendencias digitales, la tecnología digital responsable se enriquece cada vez más con nuevas iniciativas e innovaciones que mejoran, optimizan y solucionan diversas herramientas, técnicas y prácticas profesionales. Un avance tecnológico que forma parte del cambio de conciencia en la industria turística, permitiendo que el turismo se realice de forma diferente y que lo digital se utilice de otra manera.

 258 visitas

Read More

¿La tecnología digital eco responsable puede ser compatible con la promoción turística digital?

La revolución digital ha tenido un impacto considerable en el sector turístico, que ahora es indispensable tanto desde el punto de vista logístico como de la promoción, y en la actualidad se están surgiendo varias reflexiones relacionadas con su uso responsable. ¿La tecnología eco responsable puede ser compatible con la promoción turística digital? Fabien Perot, eco diseñador de páginas web, me acompaña en esta reflexión para arrojar luz sobre este concepto eco-responsable que está en el centro de la dimensión tecnológica del desarrollo turístico.

Digital y turismo: una evolución que va de la mano

En los últimos años se han producido importantes interacciones entre la tecnología y el turismo, que han tenido un fuerte impacto en la logística del sector, el comportamiento del mercado y las técnicas de comunicación y marketing para los profesionales. “El progreso tecnológico y el turismo van de la mano desde hace años”, como señalan Buhalis y Law (2008), incluyendo la llegada de Internet, que se define como uno de los elementos transformadores de la industria.

Con varios puntos de inflexión importantes en el sector, como la digitalización de las agencias, el desarrollo de herramientas digitales para los procesos de marketing y la llegada de las redes sociales, el turismo se ha encontrado en una espiral de oportunidades e innovaciones. Para conquistar a los viajeros, todas las estrategias están permitidas para jugar en la omnipresencia digital: se ha vuelto casi indispensable tener visibilidad en las redes sociales, tener una web vitrina así como un Marketplace, crear contenidos escritos y visuales, proponer una variedad de canales de comunicación para la relación al cliente así como generar actividad en los medios sociales como blogs o plataformas de opinión de los viajeros, sin olvidar la relevancia del desarrollo de aplicaciones móviles.

Esta digitalización masiva ha hecho del turismo un sector de actividad muy anclado en la dimensión tecnológica, que hoy experimenta a su vez reflexiones y problemáticas medioambientales.

La tecnología digital y su impacto medioambiental

De aquí a 2025, “se prevé que la tecnología digital representa entre el 6,9% y el 8,8% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero”, según France Stratégie, institución dependiente del Primer Ministro. El conocimiento y la concienciación sobre el impacto medioambiental de la tecnología digital es relativamente reciente, pero muchos actores ya han decidido incluir esta dimensión tecnológica en su transición ecológica y su posicionamiento ecoresponsable.

Un informe publicado por el Think Tank The Shift Project nos informa de que la parte de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero vinculadas al uso digital en 2019 se estima en un 4%. Como comparación, utilizan las emisiones del transporte aéreo, que “generan un 2,5% si nos limitamos a las emisiones directas de los aviones”, explica Hugues Ferreboeuf, director de proyectos de The Shift Project. En esta era digital, la desmaterialización implica, paradójicamente, un importante uso de materiales y energía, y acabamos teniendo un coste ecológico que puede cuestionar ciertas prácticas.

Como actor de la transición ecológica a través del ecodiseño de la web, ¿puede decirnos cuáles son los impactos ambientales más importantes de la tecnología digital?

“Es extremadamente complejo, ya que hay que tener en cuenta el ciclo de vida de toda la cadena: desde los equipos hasta los servicios, pasando por la producción de energía para su funcionamiento y el despliegue de una gigantesca infraestructura global. El impacto medioambiental más importante es la emisión de gases de efecto invernadero, en parte debido a la producción de energía basada en el carbono. Pero también hay un importante problema de recursos, tanto en términos de agotamiento (de metales raros, por ejemplo) como de contaminación del agua, el aire y el suelo (por la extracción de metales, la fabricación de equipos, los residuos electrónicos).

¿Ser eco-responsable hasta el punto de hacer clic?

El compromiso eco-responsable ha sido un tema importante en el panorama turístico desde hace varios años, desarrollando soluciones e innovaciones en torno a cuestiones relacionadas con las dimensiones social y medioambiental, que son los pilares del turismo. La dimensión tecnológica se ha sumado recientemente a estos retos de la industria, por lo que debería formar parte de los compromisos ecoresponsables de estos actores para dar cierta armonía y coherencia a sus valores.

Sin embargo, ya sea para desarrollar y mantener la competitividad, optimizar el viaje del cliente y garantizar la visibilidad promocional, el peso de lo digital en el turismo superaría las buenas prácticas y los gestos responsables que podemos encontrar hoy en día en este sector.

El turismo tiene un vínculo muy estrecho y especial con lo digital, ¿podría ser posible una compatibilidad en forma de compromiso según los conceptos de la tecnología digital responsable?

Esa es exactamente la palabra correcta: ¡compromiso! Me gusta pensar que el paso más importante es la concienciación. Si los agentes del turismo (pero también cualquier usuario digital) comprenden la cuestión medioambiental en torno a lo digital, ya será un gran paso adelante, sobre todo porque el tema ha surgido recientemente. Dirigiendo una buena reflexión sobre el diseño de su sitio web, el uso de su buzón, el almacenamiento de sus datos, el impacto de su comunicación, la elección de sus terminales, todos pueden ir más allá y mejorar considerablemente su huella digital.

Las problemáticas de desarrollo sostenible y de prácticas responsables que el turismo lleva experimentando desde hace varios años a nivel social, económico y medioambiental se extienden ahora a la dimensión tecnológica. El reto actual es tomar conciencia, como actores del ecosistema turístico, de entender y actuar para emprender el turismo de forma diferente, desde ahora.

 258 visitas

Read More

La página «Sobre nosotros» no va sobre vosotros. ¿Sobre quién, entonces?

¿Qué hago cuando empiezo a redactar la página «Sobre nosotros»? ¿Sobre qué escribo? ¿Pongo cosas personales? ¿Tengo que contar toda mi vida? Aquí te doy algunos consejos para romper ese bloqueo existencial.

Esta famosa página que la gran mayoría de personas mira cuando entra en una página web, hay que aprovecharla como tal: como página donde entra MUCHA gente.

Piensa en el recorrido que ha hecho esa persona antes de llegar a esa página:

  1. Ha encontrado tu web (y quizás ya te siga en redes).
  2. Ha entrado.
  3. Ahora ya conoce la empresa y quiere saber quién está detrás de ella. 

Está deseosa por obtener esa información, ya sea por cotillear y chismorrear o por realmente saber con quién va a compartir unos días de vacaciones. Veamos en unos pasos qué tenemos que hacer para optimizarla desde el punto de vista de la redacción estratégica o copywriting.

PASO 1: ¿Ya la tienes?

Es recomendable (no obligatorio) que, si no la tienes, la crees. Sigue leyendo tanto si ya tienes una como si tienes pensado elaborarla.

PASO 2: ¿Por qué la creas?

Piensa en el objetivo de la página. Es una página más de tu web, es decir, está ocupando espacio en tu sitio virtual, el lugar donde vendes tus servicios. Por lo tanto, desde el punto de vista del marketing, es importante aprovechar esta página también para vender. Aunque más sutilmente: vas a conectar con tu clientela a nivel personal. Pero estás ahí para vender. ¿Para qué hiciste la web, si no?

PASO 3: ¿Por qué la lee la gente?

Piensa que la persona que entra en esta página ha pasado ya por dos fases. La primera es entrar en tu web; la segunda, querer saber más sobre ti (o sobre tu equipo). Es decir, hay dos razones por las que está ahora mismo en tu página «Sobre nosotros»: puede que tenga curiosidad por conoceros; o puede que quiera saber por qué tú y tu equipo sois quien realmente solucionará su necesidad o deseo de aventura.

PASO 4: Diferénciate

Añade, a ser posible de forma vistosa y atractiva, eso que te diferencia de la competencia (Propuesta Única de Valor o PUV); tus valores como persona/equipo y como empresa (turismo responsable, pero recuerda lo que dijimos en este post); finalmente, tu propósito u objetivo empresarial, la razón por la que vives de eso.

PASO 5: Busca el nexo en común

Incluye aspectos en común de ti o tu equipo con la clientela. Para eso, hay que investigar los gustos y necesidades de tu clientela.

Detecta la diferencia en estos ejemplos:

  • Me llamo Elena y mi propósito es que toda persona que descubra los lagos de Txurrine piense que son los mejores del planeta [propósito]. Porque esta es mi tierra, aquí he nacido y he crecido (recuerdo cuando me bañaba contando pececitos junto con mi hermano) [PUV y nexo común] y, sinceramente, me encantaría que los visitases conmigo y los vieras con mis ojos. Unos ojos que han paseado por sus riberas, que han hablado con sus gentes y que conocen hasta el último rincón de su geografía (terrestre y acuática) [nexo común]. ¿Te vienes?[CTA que lleva a la página «Servicios»].*
  • Me llamo Elena. Nací en Txurrine en el seno de una familia humilde. Estudié diseño industrial, pero descubrí que no me gustaba cuando terminé la carrera y me dediqué al mundo del turismo. Tengo 38 años. He trabajado varios años en un restaurante y hace 5 años que creé mi propia empresa. Somos un equipo muy competitivo y simpático, abierto a cualquier tipo de persona, grupo o familia. ¡Estoy aquí para lo que necesites!*

*Son ejemplos inventados que no han requerido de investigación previa (crucial para redactar textos persuasivos) porque el cliente ideal es ficticio.

Ambos ejemplos hablan de Elena y serían un posible, en este caso, «Sobre mí». Pero, ¿cuál es la diferencia? ¿Cuál conecta con las necesidades de la clientela y por qué? ¿Cuál satisface el deseo de la clientela y le hace ver que Elena es la candidata perfecta para visitar los lagos de Txurrine? Te aliento a dejar tu opinión y tus dudas en un comentario. Creo que se puede crear un debate bastante interesante.

PASO 6: Ahora ya puedes contar tu vida

Al final, di algo sobre ti (o sobre vosotros) más al azar. O no. Esta parte no es obligatoria desde el punto de vista de la venta, aunque sí recomendable.

Conclusión: Después de todo este rato, creo que ha quedado claro sobre quién va la página «Sobre nosotros», ¿no? Sobre tu clientela.

 258 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.