Los profesionales del Marketing creen que hay saturación de mensajes de activismo social por parte de las marcas

Cada vez son más las marcas que apuestan por la sostenibilidad, la defensa de los derechos humanos y la lucha contra el cambio climático. En este contexto, Toluna, una compañía especializada en investigación online, ha realizado un estudio con el fin de demostrar que las marcas han pasado del RSC al activismo y de arrojar luz sobre la opinión de los profesionales del marketing y de los consumidores sobre este tipo de comunicación.

La investigación, que se basa en el resultado de 1.405 entrevistas a profesionales que trabajan en el sector del marketing y consumidores, ha afirmado que las campañas de comunicación de las marcas condicionan en gran medida las compras de los profesionales del marketing, puesto que más de la mitad han afirmado que se fijan en ellas antes de realizar sus compras.

Por su parte, el 64% de los consumidores afirman que las campañas condicionan algo su compra y el 27% creen que estas campañas les condicionan mucho. Además, un tercio de los consumidores afirman que también valoran la base ideológica de la marca en la decisión de compra.

Activismo de marca, empresas públicas y regulación

El 69% de los profesionales encuestados del sector creen que las empresas públicas deben posicionarse y no centrarse únicamente en el objetivo comercial, frente al 31%, que defienden que estas empresas no deben posicionarse. Mientras que, en la opinión del consumidor, solo un 24% establece que no deberían hacerlo.

Por otro lado, según este estudio de Toluna, casi el 70% de los profesionales del marketing creen que las campañas activistas son un must en las estrategias de marca y el 81% las considera necesarias para llegar al público joven, que busca la identificación con la marca más allá del propio producto. Además, el 89% creen que estas campañas son eficaces porque influyen en la sociedad, lo que  se traduce en ventas y  mejora de la imagen de marca.

Además, el 69% de los profesionales creen que se debería regular legalmente el activismo político de las marcas comerciales y prácticamente 8 de cada 10 encuestados afirman que debería existir una plataforma que verificase el compromiso sociopolítico de las marcas que realizan campañas de activismo. De esta manera, afirman que el compromiso de la marca con el movimiento sería mucho más transparente para el consumidor.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por ReasonWhy: Los profesionales del Marketing creen que hay saturación de mensajes de activismo social por parte de las marcas.

 498 visitas

Read More

Claves para comunicar la sostenibilidad de forma efectiva

Comunicar la sostenibilidad de forma efectiva y que ponga en valor nuestro trabajo no es tarea fácil. En nuestro último #TravindyFest edición otoño, invitamos a Xavier Font a compartir algunos consejos, ejemplos de comunicación efectiva y conclusiones obtenidas de sus últimas investigaciones académicas.

Xavier Font es profesor en la Universidad de Surrey y director de The Center for Sustainability and Wellbeing in the Visitor Economy. Lleva años trabajando en distintas universidades y con empresas públicas y privadas para mejorar la comunicación de sus prácticas sostenibles. También es co-editor de The Journal of Sustainable Tourism y uno de los fundadores de Travindy. 

Comunicar para obtener un beneficio

Según Xavier, para comunicar la sostenibilidad de forma efectiva debemos identificar el beneficio que buscamos crear con el diseño de nuestros mensajes. Estos pueden ser: 

  1. Consumir menos. Para ello, se deberán crear mensajes enfocados en que el cliente consuma menos recursos durante su estancia o visita. Un ejemplo puede ser reducir el consumo de agua, energía o el famoso mensaje de reutilizar las toallas en el hotel. 
  2. Mejorar tu SEO, el contenido de tus redes o de tu página web. Actualmente existe una brecha entre profesionales del marketing tradicional y digital que no saben cómo transmitir el mensaje del turismo sostenible.  No obstante, también ocurre al revés y nos encontramos con profesionales de la sostenibilidad que no cuentan con las habilidades en marketing y comunicación óptimas. Debemos encontrar el balance para que nuestras acciones de marketing sostenible mejoren nuestra visibilidad online. 
  3. Incrementar la satisfacción del cliente, pero sin cambiar el comportamiento. Aquí se diseñarán mensajes que busquen la forma de reforzar la idea de haber escogido bien en la mente del cliente, por el hecho de haber escogido un producto/servicio sostenible en lugar de uno que no lo es.
  4. Fidelizar. Cuesta más dinero atraer un cliente por primera vez, que hacer que un cliente nos repita, y aún así la mayoría de esfuerzos de marketing se enfocan en captar nuevos clientes. Según Xavier, “el cliente que te compra por primera vez, rara vez lo va a hacer por haber leído un mensaje de sostenibilidad; lo hará por precio, calidad, ubicación… y la sostenibilidad la tenemos que explicar dentro de cómo contribuye a uno de estos atributos generales. Es cuándo el cliente ya está contigo, que le podemos comunicar otras formas que refuerza la sensación de calidad y de incremento en su nivel de satisfacción”.

Comunicar para lograr un objetivo

Antes de escribir un mensaje de sostenibilidad, debemos tener claro cuál es el objetivo que perseguimos alcanzar. Este objetivo puede variar dependiendo de las necesidades de la empresa, pero pueden ser:  incrementar el número de personas que te recomiendan en un 5%,  aumentar el  número de personas que te visitan o que la persona que ya te visita te repita o que se decida por una estancia más larga. 

Cada uno de estos objetivos, necesita consigo unas acciones de marketing concretas en diferentes momentos y canales.  Necesitamos poner esfuerzo y  entender el marketing de una forma más persuasiva y delicada.

Comunicar y medir el impacto de nuestros mensajes

Según Xavier, la medición del impacto de los mensajes de sostenibilidad es algo que hacemos poco. Tanto el tema de comunicación de la sostenibilidad  dentro del establecimiento, como el marketing del cliente que te viene por primera vez. No obstante, es muy importante entender el impacto que tenemos y esto nos lo proporciona la medición de impacto. 

Junto con Pablo Pereira, Xavier ha trabajado con una empresa danesa que ha creado unos dispositivos para las duchas de los hoteles, que muestra la duración de la ducha del cliente. A través de estos dispositivos, han comprobado que simplemente demostrando el tiempo que el cliente ha estado en la ducha, se reduce la duración de la misma en un 15%. 

El equipo de Xavier ha realizado pruebas en 26 mil habitaciones de hotel en 3 continentes diferentes y con distintos tipos de clientes y han encontrado que el ahorro medio para los hoteles en energía es de cerca de 90 euros por habitación por año. Mostrando este impacto, los hoteles están comprando este sistema porque el ahorro es considerable, pero a parte porque está ayudando a comunicar al cliente sus valores de sostenibilidad de una forma más sútil.

El análisis de Xavier muestra que los clientes han admitido tener una mejor percepción de la marca que les hace sentir bien, lo que repercute en la credibilidad de otros mensajes que se comuniquen en el hotel. Cualquier decisión que tomes en tu negocio, desde cómo diseñar una habitación de un hotel a diseñar un boletín mensual, está comunicando algo al cliente, ya sea implícita o explícitamente. Solo tienes que decidir cómo y qué quieres comunicar.

Mira la entrevista completa y todas las demás del Travindy Fest en nuestro perfil de Instagram.

 498 visitas

Read More

El nuevo portal de aprendizaje online de Planeterra en respuesta a la crisis del Covid-19

Planeterra es una organización sin fines de lucro establecida en 2003 por el fundador de G-Adventures, Bruce Poon Tip, comprometida a transformar los viajes en una fuente de impacto, ayudando a las comunidades locales a obtener ingresos del turismo. Con 85 proyectos en 51 países de todo el mundo, el modelo de impacto de Planeterra consiste principalmente en conectar las organizaciones locales y empresas sociales a una base de viajeros internacionales, asegurando así que los emprendimientos sean sostenibles por sí mismos y no requieran siempre de asistencia.

Este enfoque basado en el mercado ha funcionado muy bien, beneficiando a más de 65,000 personas en todo el mundo, hasta que la pandemia del Covid-19 detuvo el turismo internacional. Esta crisis motivó a la fundación a buscar nuevas formas de continuar apoyando a sus socios, así como capitalizar la experiencia adquirida a lo largo de sus 17 años de trabajo en turismo comunitario.

Primeras acciones frente el Covid-19

Una de sus primeras acciones fue lanzar la campaña de recaudación de fondos de emergencia Turn Travel into Impact from Home a fines de marzo, para apoyar a aquellos proyectos con dificultad para satisfacer necesidades básicas como el acceso a alimentos y medicamentos esenciales. La campaña fue un gran éxito al alcanzar su objetivo inicial de $50,000 dólares canadienses, que se distribuyeron a través de 19 pequeñas donaciones a los proyectos que más lo necesitaban.

Al mismo tiempo, Planeterra envió una encuesta de evaluación de necesidades. Solicitó a los 85 proyectos que describieran los desafíos que enfrentaban debido a la crisis del Covid-19. Parte de esta encuesta también preguntaba a las organizaciones qué tipo de asistencia necesitaban en términos de entrenamiento y capacitación. Esto proporcionó información útil que se incorporó al programa de fortalecimiento de capacidades en el que Planeterra ya estaba trabajando y fue un incentivo adicional para lanzarlo lo antes posible.

«Vimos, a través de las respuestas a nuestra encuesta de evaluación de necesidades, que nuestros socios realmente querían apoyo en la planificación empresarial«, explica la gerente de programa de Planeterra, Rhea Simms, quien dirigió el proyecto del portal de aprendizaje online (Planeterra Learning Hub en inglés). «En un momento sin visitantes, todos estaban pensando en cómo poder diversificar sus negocios, perfeccionar sus experiencias actuales y tal vez preparar nuevas para cuando regresen los viajeros».

Portal de capacitación online

Con la ayuda del equipo de Planeterra basado en Toronto y sus especialistas en desarrollo comunitario que trabajan regionalmente para apoyar los proyectos alrededor del mundo, el portal de aprendizaje online se creó en torno a una serie de módulos de capacitación. El propósito del sitio es permitir que los socios de Planeterra mejoren sus experiencias turísticas, exploren nuevas fuentes de ingresos potenciales, promocionen mejor sus organizaciones y perfeccionen su gestión de recursos financieros y humanos, todo lo cual les permitirá escalar su impacto en el futuro. Por supuesto, se da un gran énfasis a la adopción de medidas de seguridad e higiene, asegurándose de que los proyectos adhieran a los nuevos protocolos de seguridad para estar listos para recibir a los turistas cuando la actividad comience nuevamente.

El lanzamiento de Planeterra Learning Hub fue el 25 de junio con la participación de 38 socios del proyecto en un webinar online. El sitio es de acceso privado para todos los proyectos de Planeterra y cuenta con 30 temas diferentes y cerca de 50 formularios, plantillas y videos, para que sea una herramienta realmente práctica y lista para usar. Vale la pena destacar que los recursos están disponibles en inglés y también en español, ya que es el segundo idioma más hablado entre los socios de Planeterra.

El plan para las próximas semanas es continuar organizando webinars para profundizar en los temas incluidos en el portal de aprendizaje online, comenzando por aquellos que han sido elegidos por los socios como prioritarios para reiniciar las actividades. «Nuestro equipo global hará un seguimiento de los proyectos para asegurarse de que aprovechen al máximo los recursos disponibles en el portal online«, dice Simms. «Garantizará que nuestros socios vuelvan aún más fuertes cuando los viajes comiencen de nuevo, y los hará más resilientes en el futuro».

 498 visitas

Read More

Marketing y comunicación de la sustentabilidad en época de Covid-19

Xavier Font, experto en marketing y comunicación del turismo sostenible, habló en el webinar para el SERNATUR (Servicio Nacional de Turismo de Chile) sobre: cómo será el turismo post COVID-19, su impacto en la sostenibilidad a corto plazo y especialmente cómo comunicar la sostenibilidad y cómo hacer marketing en turismo.

Efectos del COVID-19 en los ODS

A corto plazo hemos tenido efectos positivos y efectos negativos a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Lo que no está claro aún es si serán más los efectos positivos o negativos. En este momento estamos haciendo los primeros análisis para tratar de entender por dónde van los tiros, y si bien hay muchos elementos esperanzadores hay otros que dan miedo.

¿Cómo será el turismo en el corto plazo?

En Europa, que vamos unos 2 meses por delante de lo que sería América Latina, desde el punto de vista del impacto que ha tenido el coronavirus en la demanda turística, hemos visto que este verano en el hemisferio norte el turismo va a ser más:

  • Doméstico.
  • Rural.
  • Independiente.
  • Nostálgico.

La gente se quedará más en su país, evitará volar o ir a lugares donde haya aglomeraciones de gente. Y será nostálgico en el sentido de volver a lugares donde hayan estado anteriormente, ya que esto da sensación de seguridad y da recuerdos de mejores momentos en un pasado cercano. Entonces el cliente buscará al viajar:

  • Seguridad.
  • Destinos con menor densidad.
  • Higiene (acá son importantes los comentarios de clientes anteriores en sitios como tripadvisor o booking. Y al mismo tiempo, comentarios positivos al respecto van a hacer que suban en los rankings de estos portales de búsqueda).
  • Viajar en coche.
  • Sin reserva o reservas sin gastos de cancelación.

El impacto que estamos viendo del COVID-19 en la sostenibilidad al corto plazo, es mixto. Algunos de los aspectos que se pueden mencionar:

  • Incertidumbre económica y pobreza en algunos destinos.
  • Menores beneficios o pérdidas económicas en empresas debido a varios meses sin ingresos.
  • Inseguridad laboral (especialmente para mujeres y jóvenes).
  • Las malas condiciones laborales no serán declaradas en este contexto.
  • Menor huella de carbono (pero al mismo tiempo menor compromiso por parte de las empresas a reducir la huella de carbono, en este momento no es prioridad).
  • Hemos mejorado enseñanza online y tenemos más acceso a ella.
  • Menos acceso a los recursos esenciales.
  • Políticas insostenibles y falta de examen mediático. Se está hablando de lo urgente pero no también de lo importante, como cancelaciones de leyes ambientales.
  • Más plástico, productos desechables y de embalaje.
  • Detergentes más pesados.
  • Menos inversión, pero al mismo tiempo es cuando más necesitamos innovación. La capacidad de innovación tendrá que ser aún más innovadora porque se tendrá menos presupuesto.
  • Importancia de la descentralización y cambio de modelo de negocio para pensar de forma más generativa.
Sustentabilidad

6 ideas enfocadas al sector público para que el turismo sea más sostenible

1. Reducir los impactos ambientales y sociales.

El sector público como comprador de servicios, puede elegir empresas certificadas como sustentables y requerir a las empresas que sean más sustentables. Es el primer motor para elevar el estándar de sustentabilidad en las empresas. Porque sabemos que empresas certificadas como sustentables consumen un 20% menos de energía y agua, y generan menos basura. Entonces como resultado, tienen un margen de beneficio más sano.

Un indicador: porcentaje de servicios certificados como sostenibles.

2. Reducir huella de carbono del transporte.

Reducir la distancia recorrida por los turistas, aumentar la duración de la estadía y optimizar los métodos de transporte.

Si queremos luchar contra el cambio climático, el presupuesto de consumo de CO2 por persona anual es de 2 toneladas. Un vuelo de Europa a Sudamérica, equivale a 2,8 toneladas de CO2 por asiento. Entonces el servicio nacional de turismo debe buscar turistas que tengan distancias más cortas y lograr aumentar el tiempo de su estadía a través de campañas de marketing. Así la huella de carbono del turista por viajar y por día baja.

Un indicador: huella de carbono para el transporte por viajero por día.

3. Normalizar el comportamiento de los viajeros.

Hacer campañas de marketing que aumenten la lealtad del cliente. El viajero que va por primera vez a un destino tiene una mayor huella de carbono porque demanda más productos importados. En cambio el viajero que repite una visita, consume más local y por ende tiene menos huella de carbono.

También tenemos que buscar turistas en grupos pequeños, que al llegar a un lugar no sean visibles o no entren en masa. Ya que de esta forma se pueden absorber por pequeñas empresas. En cambio, cuando llega un grupo de 300 turistas de una vez, como un crucero por ejemplo, solo se puede absorber en negocios o infraestructura creada específicamente para grupos grandes y esto requiere una inversión muy alta.

Un indicador: porcentaje de viajeros que repiten.

4. Reducir la estacionalidad.

Campañas que permitan que el cliente entienda las cosas que puede hacer en este destino. Dar la confianza al turismo doméstico a vivir el turismo otra vez, reconocer que hay cosas muy cerca de casa que podemos ver y nunca hemos visto. El turismo volverá como un proceso gradual, partiendo por turismo doméstico de día, luego de fin de semana, luego un poco más largo y finalmente internacional. En este proceso tenemos que poner al residente como prioridad y como el cliente más importante.

Un indicador: índice de saturación del turismo.

5. Compensar los impactos negativos causados por el turismo.

No buscar el volumen y no fijarse en el gasto por persona por día, sino en qué porcentaje de este gasto repercute en nuestras propias empresas. Buscar el tipo de turista que respete y valore el destino y pensar cuáles son las características del turismo que queremos atraer que nos beneficie.

Un indicador: gasto de visitantes que beneficia al destino.

6. Atender a las prioridades del destino.

El sector público tiene que trabajar con las pymes que realmente necesitan más ayuda. Necesitamos incubadoras de pymes, que ayuden no solo a desarrollar productos sino también a tener acceso a mercados. Y se tiene que dar ventaja a productos donde haya implícita o explícitamente sostenibilidad. Por ejemplo: empresas administradas por mujeres, empresas que están trabajando con dar inserción laboral, que estén lejos de los principales circuitos turísticos o en zonas más pobres. Todo esto para poder distribuir de forma más equitativa los posibles beneficios que atraiga el turismo al país.

Un indicador: porcentaje de empresas que necesitan ayuda dentro de los programas de “asociación” de la entidad de mercadotecnia/promoción.

Metodologías de marketing y comunicación de la sostenibilidad en turismo

Acá nos podemos hacer 5 preguntas: a quién, por qué, qué, dónde y cuándo contar que soy sustentable.

¿A quién tengo que hablarle de que soy una empresa sustentable?

Hay muy poco turista que compra de forma altruista específicamente porque la empresa es sustentable. El turista viene a cierto lugar porque el producto es mejor, más bonito y entrega una experiencia con más valor.

Lo sustentable hoy se da por hecho, el cliente espera que ya sea así.

¿Por qué contar que soy sustentable?

Depende de qué cambio de comportamiento se está esperando del cliente.

1.- Para generar confianza

2.- Para incrementar conciencia y cambio de comportamiento

3.- Para generar upselling, que el cliente compre un segundo producto. Por ejemplo si me están comprando alojamiento, lograr que compren mis excursiones.

4.- Para conseguir más clientes (cuando apunto a un nicho que lo valora como tal).

En función del objetivo de tu campaña de marketing y del mercado, tendrás que comentar distintos aspectos de sustentabilidad.

¿Qué voy a contar en mi campaña de marketing de sustentabilidad?

La palabra sustentabilidad es para hablar con las empresas, no para dirigirse al cliente. Porque el cliente quiere saber cómo lo va a pasar mejor, qué va a hacer en el lugar, cuál será su nivel de diversión, etc.

Entonces no le digo al turista: “compre este producto porque es sustentable”. El beneficio tiene que ser para el cliente y ese es el mensaje que tengo que dar: “porque este producto es sustentable, usted lo va a pasar mejor”. O porque usted compra un producto de una empresa sustentable, le permite tener seguridad de que va a tener:

  • Una inmersión en la cultura, va a conocer un destino auténtico.
  • Un mejor servicio.
  • Menos riesgo de que el producto no cumpla con sus expectativas, porque está comprando a una persona con nombre y apellido que va a dar la cara por la calidad de su servicio, en vez de una empresa impersonal.

La sustentabilidad es importante, pero a la vez es una herramienta para conseguir y asegurar lo que el cliente quiere: calidad, seguridad, confianza.

¿Dónde voy a comentar todo esto?

Integre la sustentabilidad como parte de la calidad a través de los canales que ya utiliza. Algunos aspectos importantes que avalan la sustentabilidad de una empresa son:

  • Certificación
  • Premios
  • Prensa
  • Empaques
  • Volante
  • Comunicación en el lugar
¿Cuándo le voy a contar mis aspectos de sostenibilidad?

El mensaje de sostenibilidad cambia en función del momento en que estás hablando al cliente y según el tipo de decisión que necesita tomar. En cada momento lo que necesita saber el cliente es distinto.

Hay 6 momentos donde se puede hacer marketing y ayudar al cliente a tomar decisiones informadas:

  1. Antes de la compra
  2. Durante la compra
  3. Entre compra y llegada
  4. Al llegar
  5. Durante la estancia
  6. Al volver

El cliente nunca necesita saber el “soy sustentable”. Pero el “soy sustentable” le ayuda para asegurarse y tener garantía de alguna cosa que necesita saber. Lo importante es entender de forma astuta qué es lo que necesita el cliente en cada momento.

 498 visitas

Read More

Estrategias y recomendaciones para que los Destinos Turísticos salgan de la crisis

En este segundo artículo sobre la recuperación del sector turístico tras la pandemia por COVID-19, quiero hacer un análisis sobre estrategias y tácticas que pueden ayudar a los destinos a recuperar turistas, una vez que haya acabado la crisis sanitaria.

Si no lo has leído todavía, te recomiendo que revises el primer artículo de esta serie titulado:

¿Cómo será el turismo tras la crisis del COVID-19?, donde analizábamos diferentes escenarios de recuperación y las repercusiones que la crisis va a tener en el comportamiento de consumidores y turistas.

He agrupado las diferentes estrategias en diferentes áreas de trabajo del destino.

Liderazgo – Refuerza tu liderazgo en tiempos de crisis.

Estas épocas de incertidumbre son las que definen qué destinos realmente lideran y cuáles simplemente siguen al resto. Para ello hay que comunicar de forma franca y transparente, hay que actuargenerar cambio, ser creativo y sobre todo proactivo.

Para ello, es importante aunar en una sola estrategia a todos tus stakeholders y a la población local, para entre todos, definir cual debe ser el desarrollo turístico del destino.

Hay que ver esta crisis como una oportunidad para empezar a corregir errores de funcionamiento anteriores y poner más énfasis en gestionar el destino en vez de solo promocionarlo. En el crecimiento turístico hay que tener en cuenta la calidad de vida de los ciudadanos y la experiencia turística de los que nos visitan. No volvamos a tener el foco solo en el crecimiento de los turistas.

Los destinos turísticos tienen que adaptarse a una época de incertidumbre global y reinventarse para no cometer los errores del pasado. Te recomiendo que leas este extenso artículo:

Pecados Capitales de los Destinos Turísticos donde analizo los graves fallos de organización, gestión y marketing que muchos destinos siguen cometiendo.

Es una época para invertir en capital humano y en el desarrollo del talento.

Financiación

Muchos destinos tendrán que buscar fuentes alternativas de financiación ante la posibilidad de que los presupuestos de promoción disminuyan.

Hay que buscar patrocinadorespartners estratégicos y colaboradores, que permitan mantener la actividad con menores recursos públicos. Esto puede propiciar también que los DMOs (entidades de promoción turística) sean más independientes de la influencia política al que muchas veces se ven sometidos.

Gestión del ecosistema turístico local

Ser líder de tu industria turística significa ser líder de una comunidad. Ser consciente de las necesidades del sector turístico, cuidar de sus intereses, buscar fórmulas para apoyarles y generarles valor.

Lo primero es analizar el impacto de la pandemia en el sector turístico local: cancelaciones, negocios cerrados, pérdida de empleo y pérdida de conectividad. Para ello es importante recopilar datos relevantes (propios, de colaboradores, de partners estratégicos, de empresas locales, de proveedores y de empresas tecnológicas).

Es importante crear un equipo de crisis y canales de comunicación para dar información y consejos al sector local y a los turistas. Aunque ahora tenemos que estar enfocados en esta crisis concreta, puede ser importante empezar a diseñar un plan de choque para futuras crisis (ya sean sanitarias o de otra índole) que nos permita estar más preparados.

Hay que planificar para diferentes escenarios de recuperación en tu destino y tener preparados planes de actuación según cuál sea el escenario final. Poniendo especial interés en las áreas de financiacióngestión del destinopromoción y marketing.

Pero también involucrar al sector turístico local en la búsqueda colectiva de soluciones a la crisis. Para ello es importante organizar talleres de trabajo sectoriales que ayuden a planificar la respuesta a diferentes sectores de actividad (hoteles, agencias, restaurantes, recursos culturales, etc.).

Es necesario definir la capacidad de carga de museos, atractivos y recursos turísticos, que se tendrán que adaptar para asegurar el distanciamiento de los visitantes. Por otro lado, habrá que anticipar un posible aumento de la demanda de aparcamiento, ya que mucha gente, en las primeras fases de recuperación, preferirán viajar con coche.

Apoyo a la industria local

En estos momentos de paralización total de la actividad turística, los destinos tienen que tener políticas activas de apoyo a sus empresas locales y a los trabajadores. Entre las acciones a desarrollar se plantean:

  • Dar información sobre ayudas, medidas fiscales y proyectos de apoyo a la industria
  • Definir políticas para proteger el empleo turístico – Ofrecer incentivos especiales y fondos de apoyo a las empresas que mantengan sus puestos de trabajo
  • Invertir en formación e innovación
  • Diseñar incentivos a las empresas que imparten formación a sus empleados obligados a quedarse en casa
  • Dar consejos sobre nuevas formas de generación de ingresos (como, por ejemplo, el servicio de delivery en restaurantes que están cerrados por la alerta sanitaria)
  • Prestar apoyo económico y fiscal a las empresas
  • Ayudar a restablecer la confianza en el sector, incentivando que los ciudadanos locales apoyen a las empresas que lo están pasando mal
  • Ayudar a levantar los ánimos de la industria

Fomenta la transformación del sector

En esta época en la que muchos negocios turísticos están cerrados, puede ser un buen momento para apoyar la transformación del sector turístico local. Para ello se pueden plantear varias estrategias:

Incentivar la transformación digital del sector turístico para hacerlo más competitivo.

Desarrollar el talento humano, a través de la formación online.

También sería recomendable crear algunos sellos de calidad para aquellas empresas e instituciones que tengan políticas de sostenibilidad y que desarrollen acciones de Responsabilidad Social Corporativa con la comunidad local.

Mayor nivel de colaboración

Todo el mundo sabe que en épocas de crisis la colaboración es un valor fundamental.

En ese sentido, hay que tener un enfoque basado en la colaboración público privada, para el desarrollo de la gestión y la promoción del destino.

Hay que crear nuevas formas de colaboración con partners estratégicosempresas localesoperadores internacionalesmedios de comunicación, otros destinos y empresas tecnológicas.

En concreto una de las mejores estrategias es el desarrollo de campañas de promoción conjuntas con otros destinos complementarios. No hay que ver al vecino siempre como un competidor, sino como un compañero con el colaborar para atraer de nuevo el turismo internacional.

Una herramienta eficaz es el desarrollo de acciones conjuntas de co-marketing y de afiliación, pero midiendo bien los resultados para ver si son efectivas, analizando impacto y retorno de las campañas.

Promoción y Marketing

Hay que ver esta etapa de disrupción global como el momento ideal para reinventarse.

Los destinos tendrán que trabajar en planes de reposicionamiento como destinos seguros. Algunas acciones pueden ser:

  • Planes para garantizar la atención sanitaria a los turistas
  • Dar consejos a los turistas con medidas personales para evitar contagios durante el viaje
  • FAQ – Producir un listado de preguntas frecuentes (con sus respuestas) que puedan surgir entre los primeros turistas que nos visiten
  • Dar información de centros médicos en el destino
  • Proponer elementos de la gastronomía local que ayuden a mejorar el sistema inmune

Probablemente sea un buen momento para replantearse el posicionamiento de tu marca. ¿Qué promesa les queremos ofrecer a los turistas que nos visitan? ¿Cuál es nuestra propuesta de valor? Aprovecha este periodo de paréntesis para redefinir tu marca y que esta se ajuste al ADN de tu destino y a aquellos valores que te hacen singular y te diferencian de la competencia.

Muchos destinos también deberían plantearse diversificar los mercados, los productos y los servicios que ofrecen a los turistas, así como el marketing mix. Es hora de enfocarse principalmente en el mercado digital.

Redefine qué tipo de turistas quieres atraer cuando termine la crisis. Genera contenidos específicos adaptados a sus gustos, motivaciones, aspiraciones y necesidades, tomando en cuenta cómo esta pandemia va a afectar a los patrones de comportamiento y de viaje de los turistas.

Otra estrategia ganadora, es invertir en los sistemas de inteligencia de mercado. Los datos cada vez son más importantes y muchos destinos no usan datos relevantes que les permitan tomar mejores decisiones estratégicas. El invertir en sistemas de datos e inteligencia turística te puede ayudar a hacer un seguimiento sobre el comportamiento de los turistas, anticipar la recuperación de ciertos mercados emisores, conocer tendencias de la demanda y poder así ajustar la estrategia, adaptar el diseño de los productos turísticos y mejorar el marketing que desarrollamos.

También es un buen momento para mejorar tu sitio web y adaptarla a las nuevas necesidades de los turistas, tanto nacionales como internacionales (cuando vengan). Con contenidos que puedan inspirar a los turistas que ahora no pueden viajar y para ofrecerles seguridad sobre la conveniencia de visitarte cuando las restricciones de viaje desaparezcan. Para ello es fundamental definir aquellos mercados y públicos objetivos prioritarios, bien por cercanía o afinidad con tu producto.

Por otro lado, hay que identificar y diseñar promociones especiales para aquellos mercados y segmentos que tiendan a recuperarse más rápidamente, como los viajes de interés especial o el mercado del turismo interno.

Si trabajas para un destino ubicado en un entorno natural o rural, esta crisis puede ser una gran oportunidad para posicionarte, ya que los turistas en una primera etapa de recuperación preferirán viajar a destinos alejados de grandes núcleos urbanos y menos masificados. Comunica bien todas las experiencias y actividades que se pueden desarrollar al aire libre o en entornos naturales.

Las actividades de ecoturismoturismo deportivo o turismo Wellness serán de las más demandadas. Difunde actividades y experiencias que permitan a los turistas que te visitan disfrutar de la naturaleza y desconectar de este periodo traumático de confinamiento.

En ese sentido, los destinos deben promover experiencias de slow travel, que permitan disfrutar con calma de sensaciones gratificantes, que les ayuden en su desarrollo personal y espiritual. Te recomiendo que leas este artículo sobre Turismo y Mindfulness.

En tu promoción deberías destacar aquellos lugares tranquilos y al aire libre que se pueden visitar en el destino, promocionando parquesjardines y recursos naturales.

Como la gente ahora no puede viajar, sería interesante potenciar las visitas virtuales al destino (a través de realidad virtual, por ejemplo) para seducir a los turistas a que nos visiten cuando las restricciones de movimiento se levanten. Estas visitas virtuales deberían combinar recursos y experiencias en torno a diferentes motivaciones y aspiraciones de los turistas.

También es importante usar las redes sociales para apoyar a los negocios locales. Es un buen momento para mejorar los listados de hoteles, restaurantes y otros recursos para luego poder promocionarlos en base a su segmentación para diferentes tipologías de turistas.

Involucra a tus turistas más fieles en la promoción del destino. Para ello crea un microsite para que dichos turistas puedan publicar imágenes, videos y comentarios de los viajes que hicieron a tu destino en el pasado, dinamizándolo con concursos y premios (viajes) a los post más valorados.

Otra buena estrategia, desarrollada por diversos destinos, es diseñar piezas de comunicación entretenidas que te permitan dar a conocer de una forma lúdica los atractivos del destino a través de clases virtuales de cocina, clases de arte o de cultural local.

Para destinos regionales o nacionales, una buena opción es proponer planes de viaje tipo “road trip” para que descubran el territorio con su coche particular.

También sería interesante trabajar con influencers internacionales que te ayuden a transmitir un mensaje de seguridad a los mercados internacionales que consideres estratégicos.

Sostenibilidad

Este es un excelente momento para que los destinos fomenten (desde sus competencias) la transición hacia una economía circular e integrar la sostenibilidad en la gestión del destino.

Para ello, se deben impulsar acciones de Sostenibilidad y de Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Esperemos que esta crisis vuelva a muchos turistas un poco más solidarios y más concienciados sobre la necesidad de tener un sector turístico mucho más sostenible. Si esto ocurre (no estoy del todo seguro a medio y largo plazo) demandarán destinos con un mayor compromiso medioambiental y social.

Tan importante como desarrollar acciones que encaminen a un sector turístico más sostenible, es saber comunicarlas a tus públicos objetivos para que te ayuden en el posicionamiento de marca.

En esta línea, los destinos deben trabajar en alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, definidos por Naciones Unidas. Si te interesa conocer más sobre este tema, te recomiendo leer este artículo sobre el Turismo y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Este artículo ha sido originariamente publicado en Aprende de turismo y reproducido en Travindy con permiso del autor: Estrategias y recomendaciones para que los Destinos Turísticos salgan de la crisis.

 498 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.