¿Cómo puede el turismo contribuir a la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres?

En el Observatorio FiturNext hemos identificado cientos de buenas prácticas en todo el mundo que dan respuesta a retos sociales y medioambientales clave para el sector turístico. Cada año abordamos uno de estos retos. A través de este reto buscamos iniciativas replicables que pueden generar efectos positivos en el sector turístico. Para Fitur 2021, analizamos cómo el turismo puede contribuir al empoderamiento de las mujeres y la igualdad de género.

¿Por qué este reto?

El objetivo 5 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible pasa por lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas. Este objetivo es clave para lograr una sociedad equilibrada y la industria turística no debe ser ajena a este hecho.

El desarrollo sostenible también pasa por la igualdad de género y empoderamiento de las mujeres. Para lograr un turismo responsable, todas las acciones y decisiones de los diferentes agentes involucrados en la industria (administraciones públicas, empresas, organizaciones…) deben ir encaminadas a buscar la equidad y reconocer y otorgar a la mujer el papel que le corresponde en una sociedad justa y equilibrada.

¿Por qué es importante este reto para el turismo?

Un 55,5% de las mujeres trabajan en la industria

La participación de las mujeres en la industria de servicios de hoteles y restaurantes es del 55,5% aprox. a nivel mundial. Sin embargo, las mujeres a menudo se concentran en empleos de baja categoría, bajos salarios y precarios en la industria del turismo*.
*Informe global sobre las mujeres en el turismo 2010, llevado a cabo por OMT y UN Women

Dificultad de acceso a:

  • Titularidad de los proyectos
  • Financiación
  • Formación

Ha aumentado un 230% las mujeres que viajan solas

El número de mujeres que viajan solas ha aumentado de manera exponencial en la última década. Una demanda creciente requiere nueva oferta adaptada a necesidades.

Este reto contribuye a los objetivos de desarrollo sostenible

Llevar a los viajeros a los negocios liderados por mujeres o bien que las empoderen, significa ayudar al empleo femenino y al desarrollo global, siguiendo nuevas tendencias, aumentando un mercado justo y eliminando la discriminación.

De hecho, las mujeres son más propensas que los hombres al turismo debido a sus propia forma de curiosidad y comunicación. Las peculiaridades son las mismas entre las viajeras y las operadoras: más sensibilidad para conocer, para pensar en el futuro, para la cultura y las tradiciones. Pero a menudo las mujeres que piensan de formar un negocio son inseguras, no tienen objetivamente apoyo en el acceso al crédito o el enfoque de mercado. Hay muchas mujeres que intentan conectarse en línea, incluso entre amigas, pero encuentran la hostilidad de las instituciones.

Mujeres de todo el mundo: africanas, europeas, asiáticas y americanas, ponen a disposición sus habilidades para generar iniciativas cada vez más innovadoras mediante la difusión de información útil para los viajeros sobre lugares donde las mujeres participan en actividades como artesanía, comida y vino, agricultura, etc.

El ambicioso objetivo de aumentar esta forma de mercado justo, dirigido a eliminar la discriminación, significa aumentar el empleo femenino pero principalmente apuntar hacia el desarrollo global. Porque promover acciones sostenibles, compartir valores entre organizaciones privadas y públicas, fomentar el desarrollo de iniciativas a nivel local, son todas acciones que garantizan la comunicación y la cooperación dentro de una empresa. Por lo tanto, la creación de movimientos, iniciativas y proyectos en este sentido significa haber generado un fenómeno sin precedentes que, gracias a su naturaleza globalizadora, ha logrado establecer un diálogo entre partes opuestas. Esta es la clave del desarrollo global.


Puedes descargarte el informe completo en este enlace: Reto Fitur Next | FITUR NEXT (ifema.es)

Para complementar la lectura te recomendamos el podcast sobre igualdad de género:

 162 visitas

Read More

Dolomiti Paganella Future Lab: Un innovador proyecto de desarrollo participativo del territorio

Como dice Greta Thunberg, “El futuro es lo único que necesitamos”. Esta frase va muy acorde con el Dolomiti Paganella Future Lab,  un proyecto diseñado para conseguir que la comunidad de la Meseta de Paganella sea más resiliente y capaz de imaginar el futuro, elaborando modelos de desarrollo acordes con los desafíos actuales. En sus inicios, se estableció como una plataforma en constante evolución, única en su tipo en Italia, para definir una visión de desarrollo turístico equilibrado a largo plazo junto con la comunidad, basada en la habitabilidad y la calidad de vida de los residentes y huéspedes.

La ambición de este proyecto, fuertemente deseado y apoyado por la empresa de promoción turística Azienda Per il Turismo Dolomiti Paganella y por los Municipios de la Meseta, es ayudar a crear una visión estratégica compartida y a largo plazo del destino para hacer de este «pequeño» territorio un «gran» caso de estudiar tanto a nivel nacional como en los Alpes.

El plan de trabajo se divide en diferentes fases de escucha que involucran a la comunidad local y a los turistas, con el fin de construir juntos y compartir una visión de desarrollo que permita poner en valor el  territorio a lo largo del tiempo. Este resumen muestra los principales resultados de la primera parte del trabajo, dedicada a escuchar los puntos de vista de los actores de la Meseta: los operadores y administradores turísticos, los turistas de invierno y verano, y la comunidad residente, especialmente los jóvenes. 

“El proyecto, dijo Michele Viola (presidente de la Asociación Promoción Turística de Paganella APT) nació en línea con el mandato de nuestra  empresa turística que, a partir de 2015, ha experimentado una transformación significativa, convirtiéndose en una especie de agencia de desarrollo territorial. La meseta de Paganella ve al turismo como la forma dominante de economía y busca cada vez más una mejora y especialización de las habilidades locales. Es precisamente en una fase positiva e interesante para el Altiplano que es necesario pensar en las perspectivas de futuro, considerando los grandes escenarios de cambio en curso: del calentamiento global a la digitalización, del envejecimiento de la población de nuestro territorio a los grandes fenómenos migratorios.”

Las cuatro temas principales de  Dolomiti Paganella Future Lab 

1) – El ADN del territorio confirma su fuerte atracción turística

La zona de Paganella tiene una identidad turística fuerte y consciente. El turismo es la principal fuente de riqueza, pero también de reconocimiento de identidad. Todo (o casi todo) gira en torno a dar la bienvenida a los invitados. El turismo sigue siendo el motor que impulsa el desarrollo del destino: la naturaleza, los servicios para las familias y las actividades al aire libre siguen estando en el centro de la propuesta de valor. Este fuerte vínculo con el turismo trae beneficios, pero también algunos problemas, especialmente en los picos de la temporada, cuando se siente la presión del huésped. Un territorio como el de Paganella, con una fuerte identidad turística, corre el riesgo de ser moldeado por las necesidades del huésped, sacrificando, en ocasiones, la calidad de vida de sus habitantes.

La accesibilidad y la movilidad son dos temas centrales para mejorar la habitabilidad en la meseta. Es importante re-baleancear el turismo, encontrando un equilibrio entre cantidad y calidad, entre desarrollo y protección ambiental, entre las necesidades de los huéspedes y las de los residentes. La meseta de Paganella aún no ha encontrado la manera de superar las divisiones entre países, pero está dispuesta a trabajar para construir una mayor unidad y cooperación.

2) – Nuevas generaciones

La mejora del tejido social pasa por el establecimiento de relaciones en el territorio y por la creación de perspectivas de futuro para los jóvenes. Las nuevas generaciones están ansiosas por encontrar su lugar en el mundo, pero los padres no siempre están dispuestos a dejarlo en sus manos.

Muchos jóvenes ven su futuro en la meseta, pero aún luchan por construir proyectos de vida, como si quisieran dejar abierta la posibilidad de hacer otra cosa, en otro lugar. Los jóvenes piden cursos de formación que les abran horizontes profesionales y culturales creando, al mismo tiempo, condiciones favorables para que su regreso ponga a disposición lo aprendido en otros contextos. La comunidad empresarial es vital y dinámica, dispuesta a asumir riesgos e innovar. Esta actitud ha permitido construir el éxito del destino turístico en las últimas décadas. Para continuar en este camino, se necesitan nuevas energías, que pueden provenir de las generaciones más jóvenes, que también enfrentarán el desafío de la integración y la cooperación dentro del territorio para superar las divisiones entre países.

3) – Cambio climático  

El cambio climático ha sido reconocido durante mucho tiempo como una fuerza inevitable, y el destino lo ha enfrentado adaptándose y reaccionando a tiempo. El producto turístico ha superado el concepto de estacionalidad. El esquí ya no es el único protagonista de la temporada invernal y han surgido nuevas oportunidades y experiencias para quienes visitan la montaña durante todo el año. Esta evolución fue posible por la voluntad de empezar seriamente a planificar e innovar el turismo de montaña «más allá de las estaciones».

4) Desarrollo del turismo equilibrado

Existe una sensibilidad compartida y un compromiso mutuo por parte de visitantes, residentes y toda la comunidad turística para adoptar comportamientos sostenibles. Para lograrlo, se ha cambiado la forma en que se define el éxito del destino: desde el simple análisis numérico de llegadas y presencias hasta métricas más profundas como el impacto socio-económico del turismo, la calidad de vida de los residentes y un concepto diferente de estacionalidad. Además, se ha logrado el resultado de hacer del destino Dolomiti Paganella uno de los primeros destinos de montaña verdaderamente accesibles sin el uso de coches. Aunque el turismo sigue siendo la principal fuente de beneficios para la comunidad, ahora juega un papel más equilibrado en el sistema económico local. Se ha completado la transición de un destino dependiente del turismo a un destino impulsado por el turismo.

Dolomiti del Brenta – Invierno

Aprendizajes del proceso de participación 360º

El cambio climático modificará el turismo, de eso no hay duda. Pero no necesariamente serán cambios para peor. En efecto, se podrían abrir oportunidades para una zona de montaña como el alargamiento de las estaciones, la creación de nuevas experiencias, la diversificación de productos y mercados.

Los huéspedes parecen estar preparados para un cambio: sus respuestas muestran un gran interés en una experiencia vacacional totalmente sostenible y una voluntad de cambiar su comportamiento para reducir los impactos negativos de su presencia. Si el desarrollo sustentable es una necesidad sentida por el huésped, ya es parcialmente compartido por los residentes para mejorar no solo la experiencia turística, sino la vida en la meseta. Para un área que prospera con el turismo, es esencial apoyar una perspectiva evolucionada sobre el papel de su propio Patronato de Turismo, centro del desarrollo de la comunidad. De hecho, en el turismo, es necesario aceptar el paso del paradigma de crecimiento lineal infinito propio del modelo industrial al de la calidad y del servicio con alto valor añadido.

En proyectos de este tipo, la implicación de todos los participantes en el ámbito en cuestión es absolutamente fundamental; nunca como en este caso, la sinergia entre los diferentes actores conduce a la realización de proyectos eficientes y funcionales en varios frentes, porque se toma en consideración los puntos de vista de todos, las necesidades, los problemas, las soluciones compartidas.

Ha sido fundamental  escuchar el punto de vista de las personas que viven, trabajan y pasan sus vacaciones en la meseta, para entender lo que piensan de los cuatro temas principales en que se basa el proyecto, haciéndolas imaginar el turismo en 15-20 años.


Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Dolomiti Paganella Future Lab.

 162 visitas

Read More

Lograr la igualdad de género a través del turismo sostenible

Los Objetivos para el Desarrollo Sostenible tienen en cuenta lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y las niñas. Desde mi punto de vista, la igualdad de género no solo es un derecho humano fundamental, sino que es uno de los fundamentos esenciales para construir un mundo pacífico, próspero y sostenible. 

Los estereotipos nos limitan

Ciertamente, existe un estereotipo femenino  que difiere del estereotipo masculino, incluso en sociedades avanzadas. ¿Pero corresponde este estereotipo a la realidad? ¿Son las mujeres realmente diferentes de los hombres? Si lo son, ¿la diferencia se debe a factores culturales o está relacionada con una fisiología diferente?

Los psicólogos sociales han realizado muchos estudios para evaluar las diferencias psico-cognitivas de género reales. Casi siempre estas diferencias han sido mínimas y mucho más bajas que la variabilidad interindividual interna de cada uno de los géneros. El problema es que los estereotipos femeninos y masculinos están arraigados en la cultura y el sentimiento común, tanto entre hombres como mujeres: muchos estudios confirman que las personas ven a hombres y mujeres como diferentes en actitudes, emociones, etc. Por ejemplo, muchos consideran que algunas profesiones se «adaptan mejor» a un sexo que a otro.

El trabajo ennoblece al hombre, pero aún más a la mujer

La pobreza, la discriminación y la violencia relegan a las mujeres a la esfera doméstica. A menudo a las niñas se les niega el acceso a la educación y, privadas de su infancia, se convierten en esposas y madres demasiado pronto. No tienen las mismas posibilidades que los hombres y para ellas, con demasiada frecuencia, el destino ya está escrito desde el nacimiento.

Al garantizar a las niñas la posibilidad de ir a la escuela, se inicia un proceso que promueve la igualdad de derechos así como la inclusión social y económica de las mujeres. Las mujeres que han tenido acceso a una educación, saben cómo hacer valer sus derechos, gozan de una mejor salud, contribuyen mejor al crecimiento de su país y también al de sus hijos, en el caso que  hayan decidido tenerlos.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible recoge algunos elementos esenciales a través de los 17 SDGs (Sustainable Development Goals), que dan continuación a los resultados de los Millennium Development Goals (MDGs) que los precedieron. Los ODS representan objetivos comunes en una serie de temas importantes para el desarrollo y, entre ellos, hay los que tienen como objetivo acabar con la pobreza, luchar contra la desigualdad y el desarrollo social y económico.

La desigualdad de género es uno de los mayores obstáculos para el desarrollo sostenible, el crecimiento económico y la reducción de la pobreza. Gracias al MDG 3 sobre igualdad de género y empoderamiento de las mujeres, el progreso en la posibilidad de que las niñas se matriculen en la escuela y la integración de las mujeres en el mercado laboral ha sido considerable. El MDG 3 le ha dado una gran visibilidad a la igualdad de género, pero temas importantes como la violencia contra las mujeres, las disparidades económicas y la baja participación de las mujeres en la toma de decisiones políticas siguen siendo delicados.

El Objetivo 5 apoya la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en la vida económica, la eliminación de todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas, la eliminación de los matrimonios precoces y forzados, y la participación igualitaria en todos los niveles.

Por lo tanto, es necesario que el concepto de lucha contra la discriminación de género, ya introducido en muchos sectores, también sea reconocido en el turismo en su sentido más reciente.

Lograr la igualdad de género a través del turismo sostenible

Cómo el  turismo contribuye a la igualdad de género

El turismo tiene el potencial de contribuir a una mayor igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. La mayoría de las personas empleadas en el turismo en todo el mundo son mujeres, tanto en empleos formales como informales. El turismo ofrece a las mujeres oportunidades para la generación de ingresos y el espíritu empresarial. Sin embargo, las mujeres se concentran en los sectores peor pagados y menos calificados de la industria y realizan una gran cantidad de trabajo no remunerado en empresas de turismo familiar. Las mujeres no están bien representadas en los niveles más altos de empleo y gestión de la industria del turismo.

Los datos mostrados por expertos en diversas investigaciones nos dicen que:

  • Las trabajadoras todavía tienen que lograr la igualdad y la equidad de los ingresos y las tareas, aunque las mujeres son más de la mitad de las empleadas en el sector del turismo. Muchas de ellas aún trabajan en  «negro».
  • A las mujeres se les da bien apostar por  un turismo de calidad. Además, son las mejores para aprender y gestionar microcréditos. Estas cualidades pueden ser la palanca perfecta para que dediquen más tiempo a formarse y puedan delegar las tareas domésticas . A veces, no saben cómo utilizar mejor sus habilidades y conocimientos para encontrar o mejorar sus negocios (están aisladas, están segregadas para trabajar solo con otras mujeres, no tienen tiempo para formarse y aprender, están desmotivadas para encontrar apoyo y financiamiento).
  • Detrás de una mujer hay familias y comunidades: los proyectos que las involucran son un beneficio para la sociedad. La falta de igualdad de oportunidades y la escasa presencia de mujeres en los roles de toma de decisiones tienen una consecuencia negativa en la vida de comunidades enteras, tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo. Las habilidades especiales de las mujeres encuentran una palanca para fortalecer y corresponder a las características del turismo responsable, dan resultados más duraderos y son más adaptables contra las crisis.
  • La mujer occidental suele viajar más que el hombre occidental, incluso son las mayores usuarias de viajes responsables. Ellas son las que deciden hacer un viaje o lo organizan, ya sea con los amigos, para la clase de los niños, para el «jefe» o para la familia.
  • Los nuevos viajes que marcan tendencias se acercan a la cultura, a la naturaleza, a las tradiciones comunitarias y a las personas. Estas formas de viajar se corresponden con la forma en que las mujeres organizan el turismo: dan la bienvenida a los turistas, dan a conocer las culturas y el territorio, organizan la producción de artesanía o alimentos para ofrecer a los turistas según la tradición local. Todos los temas directamente o indirectamente relacionados con el turismo responsable son innovadores e importantes para fortalecer el desarrollo global.
  • El turismo responsable es cada vez más una filosofía que une a turistas, planificadores, grandes y pequeñas empresas y operadores turísticos, que en un viaje suman experiencias, reuniones, innovación, respeto, transparencia, desarrollo justo, que satisfacen a aquellos que buscan características de encuentro, experiencia, respeto a los demás y descubrimiento.

Por lo tanto, escoger los negocios liderados por mujeres o bien que las empoderen  significa ayudar al empleo femenino y al desarrollo global, siguiendo nuevas tendencias, aumentando un mercado justo y eliminando la discriminación.

Retos para conseguir la igualdad de género

De hecho, las mujeres son más propensas que los hombres a trabajar en turismo debido a su propia forma de curiosidad y comunicación. Las peculiaridades son las mismas entre las viajeras y las empleadas: tienen más sensibilidad para conocer, para pensar en el futuro, para la cultura y las tradiciones. Pero a menudo las mujeres que quieren formar un negocio se sienten inseguras, no tienen apoyo para acceder a ayudas económicas o al enfoque de mercado. Hay muchas mujeres que intentan conectarse en línea, incluso entre amigas, pero encuentran la hostilidad de las instituciones.

Mujeres de todo el mundo: africanas, europeas, asiáticas y americanas, ponen a disposición sus habilidades para generar iniciativas cada vez más innovadoras mediante la difusión de información útil para los viajeros sobre lugares donde las mujeres participan en actividades como artesanía, comida y vino, agricultura, etc.

El ambicioso objetivo de aumentar esta forma de mercado justo, dirigido a eliminar la discriminación, significa aumentar el empleo femenino, pero principalmente apunta hacia el desarrollo global. Porque promover acciones sostenibles, compartir valores entre organizaciones privadas y públicas, fomentar el desarrollo de iniciativas a nivel local, son todas acciones que garantizan la comunicación y la cooperación dentro de una empresa. Por lo tanto, la creación de movimientos, iniciativas y proyectos en este sentido significa haber generado un fenómeno sin precedentes que, gracias a su naturaleza globalizadora, ha logrado establecer un diálogo entre partes opuestas. Esta es la clave del desarrollo global.

En conclusión, es posible afirmar que las carreras femeninas serían «saboteadas» desde el nacimiento, casi inconscientemente, y que incluso cuando la mujer logre forjar su espacio profesional, todavía tendrá que enfrentar estereotipos fuertes y poderosos prejuicios. Hoy en día, con la importancia que ha asumido el trabajo para todos los ciudadanos, ya sean hombres o mujeres, todos estos procesos terminan generando un gran e inaceptable desperdicio de potencial que debe alcanzarse a nivel económico, a través de reformas que fomentar el trabajo femenino, pero también y sobre todo a nivel psicológico a través de una elaboración y modificación precisa y profunda de todos los estereotipos que conforman la “jaula dorada” en la que vive la mujer.

 162 visitas

Read More

Sostenible no es sinónimo de caro

La primera vez que me acerqué al concepto de sostenibilidad fue en 2001. En ese momento, entre cursos de estudio y un trabajo en el extranjero, fui voluntaria en una tienda de comercio ético y sostenible. Allí vendíamos artesanía y comida, entre otros productos, que principalmente, provenían del hemisferio sur: América Latina, África o Asia. Sus precios de venta eran, obviamente, bastante más caros que los que se podían encontrar en tiendas habituales. Hoy en día, la sostenibilidad se sigue asociando a un precio elevado. ¿Por qué?

Comercio justo y sostenible (CES Commercio Equo Sostenibile) 

El comercio justo y sostenible es esencialmente una práctica comercial basada en el compromiso de crear una economía mundial más justa y equitativa, capaz de garantizar los derechos tanto de los trabajadores como de los consumidores.

El CES ofrece a los productores del Sur un precio justo, generalmente superior al precio de mercado, por los productos adquiridos, garantizando así, una continuidad a medio-largo plazo de la relación comercial. Además, se privilegia a los productores organizados en estructuras comunitarias, cuya actividad productiva también va acompañada de intervenciones de protección social o ambiental. Para los consumidores del Norte, el CES ofrece productos de alta calidad y toda la información posible, para que a través del consumo, puedan realizar sus ideales de solidaridad social.

Además de los productos en venta, que no son baratos por su propia razón ética, las tiendas de comercio justo por sí mismas tienen precios más altos debido a que no disponen de una distribución a gran escala. Aunque todo esto tiene una razón: su función. Me gustaba mucho explicar a los clientes por qué los productos tenían ese precio, que era algo en lo que yo realmente creía. De esta  manera, les aportaba conocimiento y una mayor conciencia, además de reducir su desconfianza y la generación de los “rumores”, los prejuicios y los preconceptos habituales sobre el aumento inadecuado de los precios de estos productos.

Viajes sostenibles 

Paralelamente al comercio justo, también comenzaron a circular los primeros folletos de viajes solidarios. Y es desde aquel 2001, que comencé a apasionarme e interesarme cada vez más por la sostenibilidad aplicada a los viajes, sentí que tenía razón, que había encontrado mi camino; pero desafortunadamente, me había anticipado unos 20 años.

En Italia, como creo un poco en todo el mundo occidental que viaja, este nuevo concepto era todavía muy inmaduro. La AITR (Asociación Italiana de Turismo Responsable), nació en 1998 con muy pocos (11) operadores en el sector (agencias y operadores turísticos) repartidos por todo el territorio italiano. En 2018 habían crecido a 100 miembros y comenzaban a desarrollar y difundir una ética diferente. Pero la palabra sostenibilidad seguía siendo sinónimo de caro y costoso, obviamente, debido a la singularidad del viaje. 

No hace falta ser un experto en economía y comercio para entender la conexión entre la sostenibilidad (ya sea una artesanía hecha a mano o piezas únicas de producción familiar, comunitaria y local) con un precio superior a la producción a gran escala que se vende en los supermercados a precios mucho más baratos.  Lo mismo pasa con el turismo: un viaje a algún destino turístico desconocido, particular, único y casi inalcanzable, quizás es aún más fascinante y caro, por su singularidad, en todos los aspectos. En definitiva, una economía sostenible prioriza la calidad sobre la cantidad y pone el desarrollo por encima del crecimiento.

La responsabilidad comienza con nosotros 

Viajar sostenible y responsable es, ante todo y simplemente, una extensión de los buenos hábitos que traemos de casa: reducir el desperdicio diario, reciclar, apagar la luz cuando no es necesaria, ducharse en un tiempo adecuado, comer con cuidado tratando de reducir la cantidad de desperdicio de alimentos, usar una cantimplora en lugar de botellas de plástico, etc. Aparte de estos sencillos gestos diarios, las partidas más importantes que pesan en el precio y contribuyen a la sostenibilidad de un viaje son: el vuelo (que lamentablemente, además de ser un ítem importante en el presupuesto total, lo es también en términos de emisiones de CO2), el alojamiento, el transporte interno y una hipotética guía (preferiblemente local).

Recordemos que una gran cantidad de establecimientos turísticos ya se están comenzando a adaptar a las regulaciones gubernamentales para lograr los 17 objetivos sostenibles para 2030; esto significa que además de ser cada vez más sofisticados y cómodos, todos los aspectos del alojamiento están cada vez más atentos a temas sensibles como el ahorro energético o el bajo impacto medioambiental.

De nuestra casa a todas partes 

Cuando se trata de viajes sostenibles o responsables, todavía se piensa que es solo para destinos en desarrollo. Esta creencia existe porque la gente ve un mayor impacto del ecoturismo en los destinos “pobres” que en los destinos occidentales “ricos”. Nuevamente, es absolutamente necesario cambiar el paradigma: la responsabilidad de viajar se extiende a todos los continentes y todos los destinos. Se puede ser un viajero responsable en una escapada a la ciudad tanto como en un recorrido por la naturaleza. Por ejemplo, se puede reducir los desechos de plásticos, elegir un hotel ecológico, tomar una ruta en bicicleta o tener otras experiencias ecológicas. El ecoturismo significa que la economía, el medio ambiente y las comunidades locales no deben ser dañados por el turismo, sino que deben beneficiarse de él. 

Un viaje para todos

Hace años el turismo responsable se consideraba un nicho de mercado y esto lo hacía aún más “preciado”, solo apto para un determinado segmento económico de clase media-alta. Seguramente, porque era algo nuevo y «alternativo», además que  contrastaba fácilmente con los viajes masivos y de bajo coste. Ahora el viaje responsable siempre se opone a los viajes masivos, pero no tanto por el precio, sino por el sentido y la respetabilidad hacia la economía local, el medio ambiente y la cultura. No es el precio lo que marca la diferencia, sino el significado intrínseco del viaje.

No debería haber recorridos de ecoturismo especializados solo para el turismo sostenible. Más bien, cada segmento turístico, cada empresa y cada viajero, debe hacer todo lo posible para hacer del ecoturismo una realidad. De esta manera, los viajes responsables y sostenibles ya no se asociarían a un precio elevado.

 162 visitas

Read More

Turismo Rural: cultivo y cultura

Finca de turismo rural. Autor: Dolomitesfarm.

Lorena Beas Secas, en el libro “El enfoque evolutivo: las transformaciones de los mercados turísticos”, define el turismo rural como “el conjunto de actividades turísticas llevadas a cabo en el medio rural, sin distinguir la motivación, el tipo de alojamiento o el producto. Aun así, el turismo rural se compone de varias modalidades, y hay algunas que forman parte del turismo alternativo, como el turismo de activo, agroturismo o el enoturismo.”

Añade que, “en relación con el grado de implicación de los turistas, los podemos encontrar de dos tipos: 

  • Los que se alojan en la propia casa del labrador, donde él vive con su familia y lleva a cabo las actividades propias del sector primario. El turista conoce y participa de los trabajos cotidianos. 
  • Los que se alojan en una casa destinada a actividades agrarias o ganaderas, pero no tiene por qué ser la residencia permanente del labrador. El turista no está tan motivado para participar de la vida rural.” 

Concluye que “se puede demostrar la importancia del agroturismo en un ámbito mundial por la cantidad y diversidad de asociaciones que se dedican a facilitar y regular el alojamiento en granjas. Por otro lado, a pesar de que en un principio se pensó que esta modalidad tendría un destacado impacto positivo sobre los países en vías de desarrollo, donde realmente ha manifestado un mejor funcionamiento ha sido en las zonas rurales de los países desarrollados.”

Turismo rural, ¿favorece o perjudica a la naturaleza?

Turismo Rural cultivo y cultura
Pueblo rural con encanto

La gestión que se haga de este negocio en crecimiento, será determinante para su viabilidad en el futuro:

  • Por un lado, se han mejorado las vías de acceso e infraestructuras en núcleos rurales antes abandonados
  • En estos mismos lugares, se ha llevado a cabo un proceso de cuidado y mejora del patrimonio histórico y monumental
  • Además, se ha puesto en valor la protección de numerosas zonas naturales, como principal activo para atraer al visitante

Pero no todo son efectos positivos. Muchas veces se produce una alteración del paisaje precisamente, por el aumento de las edificaciones y la mejora en infraestructuras, que quizás solo se utilizan en verano, puentes y fines de semana. 

¿Está justificada entonces su construcción?

Nos encontramos con otros problemas como:

  • El desplazamiento de la fauna salvaje por la habitual presencia humana en su medio natural (senderismo, deportes de aventura)
  • Aumento de los residuos generados por los ‘excursionistas’ poco concienciados y falta de control en los accesos a zonas protegidas

Debemos ser conscientes de que ni todos los propietarios de alojamientos rurales están concienciados con la protección del medio natural, ni todo el público que practica este tipo de turismo es precisamente, ecologista.

Entonces, el turismo rural ¿favorece o perjudica? ¿Deberían exigirse mayores garantías a los empresarios?

Al menos, una cosa está clara, la única vía de supervivencia para este sector es mantener en buen estado su mayor activo: la naturaleza. El turismo rural o agroturismo es un potente instrumento que puede y debe incorporar la sostenibilidad  en términos de estrategia y que, a través de su compromiso, podrá garantizar el uso y aprovechamiento de los recursos de los que depende.

Historia de una finca

Dolomitesfarm, la finca en Alta Badia (Dolomitas, Italia) que ofrece senderismo con alpacas. 

Turismo Rural cultivo y cultura
Autor: Dolomitesfarm

Daniel nació y se crio en la ciudad de Bolzano (Italia). Hace unos años se casó con una chica de Colfosco (Alta Badia), y decidió renunciar a su carrera como técnico deportivo para mudarse con ella, formar una familia y comenzar un pequeño proyecto conformado por perros, gallinas, abejas, cabras tibetanas, conejos, llamas y alpacas, el gran orgullo de Daniel y su esposa Alisa.

La madre de Alisa quiso apoyarlos en la realización de este sueño otorgándole el antiguo establo de su padre (el abuelo de Alisa), en el que criaba vacas. Después de duros meses de restauración y saneamiento, finalmente lograron construir un hogar para sus amados animales y fundar la «Dolomitesfarm» en el pueblo de Colfosco. 

Las alpacas son esquiladas por Daniel y su padre. Mientras uno le quita la lana, el otro masajea la cabeza y las encías del animal para calmarlo. Su pelaje se usa luego para crear prendas súper suaves y muy cálidas. La lana de las alpacas tiene de hecho una mayor retención de calor que la de las ovejas y no contiene lanolina, por lo que no crea alergias en contacto con la piel.

Senderismo con alpacas

Senderismo con Alpacas

Después de haber experimentado la práctica del senderismo al Lago de Garda, y gracias al increíble y quieto carácter de estos animales, a Daniel se le ocurrió la maravillosa idea de proponer una experiencia junto a alpacas y llamas también en Alta Badia.

El actividad se realiza en la localidad de Colfosco y tiene una duración aproximada de dos horas. La ruta es muy fácil y llana, por lo que es igualmente apta para niños.

Además de alpacas y llamas, la finca aloja también gallinas de diferente tipología que ofrecen huevos orgánicos todos los días. En el gallinero hay tres de las aproximadamente 600 gallinas tirolesas existentes y Daniel está comprometido con la reintroducción de esta raza ahora casi extinta.

En la finca se encuentran también cabras tibetanas, perros y conejos. Daniel es también un apicultor certificado y produce miel de sus abejas que viven todo el año a 1700 metros y son tratadas con pesticidas orgánicos. Durante los meses de verano, hay 50.000 abejas en la granja Dolomitesfarm.

En resumen, en el «Dolomitesfarm» se pueden tener las siguientes experiencias: 

  • Visitas guiadas a la finca. 
  • Senderismo con alpacas. 
  • Comprar miel y huevos orgánicos. 
  • Hacer yoga con alpacas. 
  • Alojarse en el Garni Sirio, que se encuentra a pocos metros de la finca y que es administrado por la madre de Alisa.

Este es solo uno de los muchos ejemplos que podemos encontrar de agroturismo o finca ecológica, eco-sostenible que realmente puede marcar la diferencia.

 162 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.