Emprendimientos de la Costa Oaxaca – Chiapas se unen para “cultivar su destino” de manera sustentable

Bajo el lema “sin naturaleza no hay turismo”, 10 empresas sociales distribuidas a lo largo del corredor costero Chiapas-Oaxaca trabajan juntas con el propósito de conservar la diversidad biocultural de su territorio. 

En el marco del Proyecto GEF Paisajes Sostenibles, impulsado por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas de México y Conservación Internacional México, se convocó en 2021 a los emprendimientos de la región con vocación ecoturística y compromiso socioambiental.

La Mano del Mono se integró al proyecto con la intención de facilitar las condiciones para que las empresas revaloricen su patrimonio y se reconozcan como actores clave en la evolución del destino. 

Fue así como, a través del Modelo Market Ready, logramos crear una comunidad de aprendizaje entre las empresas, estimular y fortalecer sus capacidades, facilitar el acceso a recursos clave y conectarlas con mercados especializados.

El proceso permitió enlazar y capacitar a 26 emprendedores y 7 gestores de destino, de los cuales el 43% fueron mujeres. Este intercambio, tanto profesional como personal, de más de 300 horas presenciales, posibilitó codiseñar 22 prototipos de experiencias turísticas innovadoras y calcular sus costos.

Luego de realizar un primer ensayo en campo, y cosechar material fotográfico que les otorgase respaldo visual, los prototipos fueron validados con 30 aliados comerciales. Por medio de Komú, se agendaron y concretaron entre 9 y 12 reuniones para cada emprendimiento, haciendo un total de 113 citas de validación.

Colaboraciones y alianzas

A partir de las reuniones entre los aliados (hoteles del destino, operadoras locales, agencias nacionales e internacionales, plataformas digitales, etc.) y las empresas, surgieron dudas, consejos y críticas constructivas; pero también sólidos acuerdos de colaboración. Al momento ya se han concretado 4 visitas fam trips y dos compromisos comerciales.

Es importante mencionar, que todas las experiencias diseñadas incluyen prácticas sustentables, se ubican en áreas naturales protegidas (o destinadas voluntariamente a la conservación) y enfocan sus acciones en pro de la conservación de una o más especies prioritarias para el proyecto GEF.

Cultivar los destinos a través de sensibilizar y empoderar a las empresas locales, fortalecer las alianzas intersectoriales y conectar las experiencias ecoturísticas con mercados alineados a la sustentabilidad, ha demostrado ser uno de los caminos que permite ver luz, no sólo al final del túnel, sino también en el rostro de todas y todos los que compartimos el proceso.   

Colaboración de Alejo Heymo
Ingeniero Agrónomo. Maestro en Turismo Sostenible
Coordinador de Innovación y Operaciones en la Mano del Mono

 10 visitas

Read More

Casa Jam Barcelona, un proyecto social que integra a la comunidad

Casa Jam Barcelona un proyecto social que integra la comunidad

Jam Hostel abrió sus puertas en Barcelona en 2014, con el propósito de ser un alojamiento integrado en el barrio y contribuir a la promoción de un turismo social y ambientalmente responsable en la ciudad. Lucia y Damià, fundadores de Jam Hostel (ahora Casa Jam Barcelona) creyeron que el alojamiento tenía que ser un proyecto que involucrase a los vecinos y a la comunidad desde el momento de su apertura. 

– Cuando abristeis en 2014, en diversos barrios de la ciudad de Barcelona se percibía cierto malestar por parte de los vecinos y las comunidades hacía los alojamientos turísticos. ¿Qué acciones llevasteis a cabo, previas a la apertura, que os ayudaron a crear buenas relaciones con los vecinos? 

Creamos el proyecto ya con el propósito de trabajar por un turismo diferente al que estaba viviendo la ciudad de Barcelona en los últimos años. La idea fue generar un proyecto transformador que se opusiera al turismo de masas que tanto estaba y está perjudicando la ciudad. 

Antes de abrir en 2014 lo primero que hicimos fue conocer a los vecinos/as del mismo edificio y de los alrededores. Sobre todo, con los del mismo edificio intentamos coordinarnos para ver las horas en que les podíamos molestar menos a la hora de realizar las obras por el tema de ruidos y vibraciones.

Casa Jam Barcelona un proyecto social que integra la comunidad

Desde el primer momento integrarnos a los vecinos/as más inmediatos con esta acción. Les explicamos el proyecto, nuestras intenciones, antes de abrir y antes de empezar las obras. 

A los negocios de la manzana les explicamos que íbamos a estar allí y ver cómo podíamos colaborar con ellos y ayudarnos mutuamente, creando una red. 

– ¿Cuáles eran vuestros objetivos cuando creasteis Jam Hostel? y ¿cuáles han sido las aportaciones que ha hecho Jam Hostel, de las que estáis más orgullosos en favor de un turismo responsable y sostenible?


Teníamos como propósito crear un alojamiento con un proyecto social detrás (en base a los principios de la economía social y solidaria), con el objetivo de contribuir a la promoción de un turismo social y ambientalmente responsable en Barcelona, que se alejara del modelo de masas.
Desde un inicio, uno de los retos más importantes tenía que ver con la integración en la comunidad, es decir, crear un alojamiento que también sea parte del barrio.


Esto se ha conseguido y se va consiguiendo mediante diversas actuaciones como pueden ser: ofrecer actividades dentro del hostal en las que participan huéspedes y también vecinos y vecinas creando así una interacción entre visitantes y locales. Abrir algunos espacios del hostal y ofrecerlos a entidades y personas del barrio para que realicen sus actividades, ofrecer descuentos para alojarse con nosotros a vecinos/as y familiares. Establecer colaboraciones de diferentes tipos con entidades, comercios y proyectos del barrio, participar en las fiestas y actividades del barrio, promocionar establecimientos del barrio (de pequeño formato como el nuestro) a nuestros huéspedes, etc. 

Otros aspectos importantes del proyecto tienen que ver con el aumento en el porcentaje de proveedores (tanto de servicios como de productos) locales, sociales, ecológicos, de comercio justo (más del 60% de momento). Las actividades que promocionamos para nuestros huéspedes siempre son de pequeño formato, impulsadas por pequeñas empresas o autónomos locales y que promueven valores del territorio (renunciando desde el principio a ofertas de actividades que contribuyan a la masificación o que no sigan nuestros principios). Otro aspecto importante es el propósito de alojar cada vez más entidades, organizaciones, personas participantes de proyectos, congresos etc, en definitiva, personas que vengan a aportar conocimiento y experiencia a la ciudad y no tanto a “consumirla”.  

– Tras cinco años de apertura, en marzo de 2020, Jam Hostel, al igual que el resto de establecimientos turísticos, se ve en la obligación de parar su actividad debido al Covid-19. Sin embargo, el espacio del Jam Hostel ha sido aprovechado durante estos dos años.

Con la llegada de la pandemia, en marzo del 2020, las puertas del albergue tuvieron que cerrar. Después de algunas semanas en shock y con la intuición de que lo que estaba pasando iba para largo, tuvimos claro que no queríamos dejar vacío un espacio de 400m2. Conociendo la existencia de colectivos vulnerables creímos que podrían tener necesidad de usarlo. Lo que pretendíamos era encontrar una actividad que nos permitiera mantener vivo nuestro proyecto, no sólo económicamente sino sobre todo conservando esa perspectiva social con la que nacimos. Esto es algo que no hemos querido perder nunca incluso en este período incierto y difícil. 

En este sentido, pusimos en marcha una investigación exhaustiva y nos pusimos en contacto con numerosas entidades e instituciones públicas. Después de un proceso de casi dos meses, finalmente pudimos conocer y llegar a un acuerdo con la Fundació BarcelonActua para desarrollar su proyecto de acogida, formación e integración social de jóvenes refugiados.

BarcelonActua además de tratarse de una organización que trabaja con colectivos en situación de vulnerabilidad, es una entidad ubicada en el mismo barrio de Gràcia lo que nos permitía seguir con el espíritu de comunidad y red. Se pone en marcha, así, una prueba piloto en la que se ofrece a jóvenes refugiados, no solo un proyecto de acompañamiento, formación e inclusión social, sino también unas condiciones de vivienda dignas, aunque sea de forma temporal. 

Así pues, desde julio de 2020 y durante casi dos años, Casa Jam fue el hogar de más de 30 jóvenes migrantes de distintos orígenes.  

– Jam Hostel tiene prevista su reapertura como Casa Jam Barcelona en mayo. ¿Cuál es el futuro del proyecto y hacía dónde queréis que evolucione?

La base del proyecto de turismo responsable no cambia en absoluto, incluso se intensifica. Lo que cambia con el nombre de Casa Jam Barcelona tiene que ver sobre todo con el tipo de huéspedes que pretendemos atraer. Desde el 2014 nuestro alojamiento siempre ha sido muy intergeneracional por lo que se refiere a los huéspedes y eso nos ha gustado ya que creemos que esto es bueno para crear una buena convivencia social dentro y fuera del alojamiento. 

Sin embargo, nosotras como fundadoras hemos evolucionado en todo estos años y esta evolución también se verá reflejada en Casa Jam. Estamos haciendo unas reformas para poder ofrecer habitaciones de diferentes tamaños con baño privado. 

Por supuesto todo tipo de personas viajeras “responsables” siguen siendo bienvenidas en Casa Jam Barcelona, pero en esta nueva etapa queremos potenciar el alojamiento de familias de todo tipo, ofreciéndoles espacios y servicios exclusivos para ellas.

También potenciar el alojamiento de profesionales o entidades sociales, ambientales, culturales, etc. que vengan a trabajar a la ciudad, a participar de diferentes proyectos o actividades, etc. Estos dos colectivos, tanto familias como profesionales, ya venían anteriormente, pero queremos potenciarlo aún más en la etapa pospandemia.

¡Muchas gracias a Lucia y Damià por esta entrevista! Encontraréis más información sobre Casa Jam en su web, Instagram, Facebook o Linkedin

 10 visitas

Read More

El futuro del turismo será sostenible o no será

Empresas que comparten este modelo, como las B Corps Artiem Hotels o Sleep’N Atocha, consiguen captar a un huésped cada vez más responsable que prioriza las compañías y experiencias sostenibles, respetuosas con el patrimonio cultural local, las personas y el medio ambiente

España es líder mundial en el sector turístico, uno de los principales pilares de la economía del país. Este sector aporta el 11,7% del PIB español y emplea al 12,2% de la sociedad española, por lo que constituye una fuente de ingresos y de generación de empleo muy importante, según el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Sin embargo, el impacto negativo de un turismo desestructurado y masificado ha hecho que el sector afronte ahora nuevos retos. Unos desafíos que requieren la adopción de medidas y maneras de hacer que contribuyan a un crecimiento sostenible, teniendo en cuenta aspectos sociales y medioambientales.

En este sentido, el movimiento B Corp, así como el Ministerio, proponen un modelo de crecimiento turístico basado en el crecimiento socioeconómico sostenible, que apueste por la calidad y la transformación digital; la preservación del patrimonio cultural y natural; el beneficio social y ambiental; los nuevos modelos de gobernanza; la adaptación permanente ante los cambios constantes del entorno; y el liderazgo mundial de España en el sector.

El modelo de futuro con impacto en el presente

Un modelo que comparten las empresas B Corp del sector turístico, como Artiem Hotels o Sleep’N Atocha, que, a nivel ambiental, apuestan por alojamientos sostenibles y por la reducción de la huella de carbono y del consumo eléctrico y de agua, así como por la conservación del ecosistema y sus recursos naturales, en línea con la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Estas compañías también contribuyen al desarrollo social y económico del país, potenciando los productos de proximidad, colaborando con productores de las zonas y los entornos rurales donde operan, y ponen en marcha iniciativas a nivel social. 

A nivel de gobernanza, las empresas del sector turístico que son B Corp, cumpliendo con uno de los requisitos para superar este estándar, modifican sus estatutos legales para considerar y beneficiar a todos los grupos de interés en la toma de decisiones: trabajadores, proveedores, clientes, comunidades, medio ambiente y, naturalmente, accionistas.

La sostenibilidad en el turismo no se limita pues a reducir el impacto negativo, sino a generar un impacto positivo y a colaborar y aliarse con otras empresas y organizaciones que respiren los mismos valores para que este impacto positivo en el mundo sea aún mayor.

El futuro del turismo está en manos de empresas como las B Corp


El movimiento tiene como objetivo lograr que las empresas sean auténticos agentes de cambio y que todas ellas compitan por ser no sólo las mejores del mundo, sino sobre todo las mejores para el mundo, priorizando el bienestar compartido. Las empresas B Corp buscan generar valor social y ambiental más allá del beneficio económico e innovan para maximizar su impacto positivo en los empleados, en las comunidades en las que operan y en el medio ambiente.

Tal y como explica Pablo Sánchez, director ejecutivo de B Lab Spain, entidad sin ánimo de lucro impulsora del movimiento B Corp en España, “las empresas son clave para generar un cambio real. En el caso del turismo, los destinos sostenibles están ganando mucho peso y cada vez son más los viajeros optan y priorizan vivir experiencias en países donde la sostenibilidad en las compañías turísticas esté incorporada en su filosofía y en el más mínimo detalle de su día a día”.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Revista Gran Hotel: “El futuro del Turismo será sostenible o no será”

 10 visitas

Read More

Pioneros del turismo sostenible en tiempos de cambio climático

El turismo sostenible se ha convertido en una apuesta firme del sector. Los turistas demandan cada vez más la sostenibilidad. Y los alojamientos están tomando medidas para hacer frente al cambio climático. Por eso, aprovechando la celebración del Día de la Tierra, desde Bannikin han seleccionado tres casos de pioneros de la industria. 

Están centrados en el segmento de los viajes de aventura, ya que son los que más aprovechan el potencial de la naturaleza. Uno de los principales criterios de selección ha sido por tratarse de experiencias internacionales con la sostenibilidad en el centro. Los casos seleccionados han dirigido sus esfuerzos en integrar prácticas conscientes y ecológicas en todos los aspectos de sus negocios.

Wilderness Scotland

La compañía comprende la profunda paradoja que existe con el turismo en la actualidad. Es por ello que su objetivo es lograr emisiones cero para el año 2030. Además, tienen otras acciones en marcha como son la inversión en la conservación del medio ambiente a través de socios como John Muir Trust con el cual han construido una nueva sede central alimentada exclusivamente por energía renovable.

Por otro lado, cuentan con un novedoso proyecto de Carbon Labeling con el que consiguen medir el impacto de carbono de sus operaciones comerciales diarias, pero también de cada uno de sus viajes. Así, cada cliente potencial cuenta con la información necesaria para elegir los viajes más sostenibles. En el caso de aquellas emisiones que la empresa no pueda eliminar de sus servicios para 2030, las compensarán invirtiendo en planes de reforestación local.

Natural Habitat Adventures

Desde hace 37 años tiene un compromiso firme con la conservación y el turismo sostenible, elevando el nivel de los viajes éticos. Apoyan la preservación directa de hábitats naturales y se han convertido en la primera compañía de viajes con huella 100% neutral del mundo.

Además, apuestan por la reducción de residuos y por oficinas y transportes más ecológicos y han abierto un centro en Alaska que pueden visitar los viajeros para ver en su hábitat a los osos pardos de la zona. Así, ayudan a su supervivencia, que se ve amenazada por las compañías mineras, de gas y petróleo.

Exodus Travels

El espíritu de esta compañía se basa en sus esfuerzos de conservación y desarrollo comunitario.  Es por ello que su objetivo principal es cuidar la biodiversidad y regeneración natural de sus destinos mediante el lanzamiento de tres importantes iniciativas de conservación en 2021. Estas iniciativas están relacionadas con la reducción y compensación de las emisiones de carbono y el cuidado de la vida silvestre por parte de cada viajero.

Creen firmemente que el turismo sostenible puede ser positivo en todos los destinos que visitan y esto se demuestra mediante el viaje que han desarrollado de la mano de Rewilding Europe mediante el cual viajeros y personal pueden contribuir directamente a la restauración del ecosistema local.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Tecno Hotel: Pioneros del turismo sostenible en tiempos de cambio climático”

 10 visitas

Read More

Planes de financiación para conseguir hoteles más sostenibles

Hasta el próximo 17 de mayo, las entidades locales y Comunidades Autónomas podrán presentar sus proyectos ecológicos ante el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. De esta forma, los hoteles que quieran ser más sostenibles podrán acceder a una nueva edición extraordinaria de los Planes de Sostenibilidad Turística en Destino.

Con el objetivo de conseguir una industria más respetuosa con el planeta ya sea apoyando a las iniciativas locales o a las Acciones de Cohesión entre Destinos diseñadas por Comunidades Autónomas, se han financiado 720 millones de euros procedentes de los fondos de recuperación europeos Next Generation EU. El 7% de este presupuesto se destinará a la prioridad nacional para este año 2022, que son los proyectos centrados en la enogastronomía.

Potenciar la eficiencia de los alojamientos

Además, se destinarán 170 millones de euros desde la Conferencia Sectorial para financiar proyectos de eficiencia energética y economía circular en alojamientos turísticos. Todas las actuaciones tendrán que conseguir y justificar una reducción del consumo de energía primaria no renovable del 30% con respecto a la situación de partida. Por este motivo, el plazo final de ejecución de las actuaciones subvencionables será hasta el 31 de diciembre de 2024. Con la excepción, eso sí, de que con anterioridad se hubiera agotado el presupuesto disponible. Gracias a estas medidas, la Unión Europea quiere impulsar la reducción de emisiones en un 55% para 2030.

Otras ayudas a la sostenibilidad

Por otro lado, y con el objetivo de ayudar a las empresas hoteleras comprometidas con la preservación del entorno, Banca March ha puesto a su disposición una línea de financiación de 1.000 millones de euros, que irán destinados a iniciativas de reducción de las emisiones de CO2.

Las cadenas hoteleras también pueden optar por mejorar la calificación energética de sus activos, por ejemplo, a través de la instalación de paneles solares fotovoltaicos para el autoconsumo o de torretas de recarga de vehículos eléctricos.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Tecno Hotel: “Planes de financiación para conseguir hoteles más sostenibles”

 10 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.