Mensajes dirigidos a fortalecer la identidad propia promueven un comportamiento respetuoso con el medioambiente

Una cuidadosa comunicación sobre sostenibilidad puede incentivar a individuos con poca preocupación medioambiental a comportarse de manera más respetuosa con el medioambiente, según una investigación publicada recientemente. Esto permitirá a los vendedores no sólo dirigirse a segmentos convencionalmente más respetuosos del medioambiente, sino también utilizar métodos persuasivos para modificar el comportamiento de todos los sectores de la sociedad de una manera sutil y lenta.

Sin embargo, a menudo se presentan también situaciones de mala comunicación, como se ha visto en un estudio reciente en Taiwán. El experimento se llevó a cabo mediante la redacción de un mensaje sobre cómo acceder a un parque, en coche o en transporte público. El primero es más conveniente, pero tiene un costo, y el segundo es menos conveniente, pero es gratuito.

Los autores descubrieron primero que, como era de esperar, los turistas con una mayor preocupación medioambiental afirmaron ser más propensos a comportarse de una manera respetuosa con el medioambiente. El segundo paso fue aún más interesante, ya que descubrieron que al describir las consecuencias de tener o no un comportamiento respetuoso con el medioambiente, y detallar los efectos positivos o negativos para ellos mismos, hubo un efecto estadísticamente significativo en el cambio de su comportamiento.

Lo mejor que descubrieron fue que las personas con menor preocupación por el medioambiente fueron más propensas a cambiar de idea sobre el comportamiento declarado anteriormente, y mostraron más tendencia a ser influenciadas por los impactos de una acción tanto positivos como negativos. Aquellos que ya se consideraban respetuosos del medioambiente no cambiaron sus respuestas, aun cuando se explicaron las consecuencias de su comportamiento, o se detallaron los beneficios personales de tales consecuencias; posiblemente porque ya habían tomado una decisión.

No obstante, existe un posible peligro. Los mensajes que cuestionan la identidad que tenemos de nosotros mismos, como individuos, como consumidores o en relación a nuestros valores medioambientales, tienen un impacto en el comportamiento que probablemente tengamos. Su investigación arrojó que los mensajes que provocan un sentimiento inconsciente de culpa, cautela o críticas severas sobre lo que podría ser visto como un comportamiento medioambiental inadecuado, puede eliminar su eficacia. Cuando un mensaje tiene algún elemento de culpa, los individuos con pocos valores medioambientales reiteran que no se comportan de una manera respetuosa con el medio ambiente.

Esto tiene implicaciones claras sobre cómo los destinos turísticos y las empresas deben explicar qué es un comportamiento respetuoso con el medio ambiente y de qué forma pedir a las personas que cambien su comportamiento. Los mensajes sutiles que hacen que los consumidores se sientan bien consigo mismos y refuercen su sentido de autoestima y su identidad, deberían funcionar para la mayoría de los consumidores con valores medioambientales relativamente bajos, y a la vez efectivos para aquellos individuos con mayores valores medioambientales. El sentimiento de negatividad, ya sea por no disfrutar, por la dificultad de realizar cierta actividad, o por el cuestionamiento de su autoestima, impide que la mayoría de los consumidores se involucren.

Puedes leer la nota de investigación en: Huang, M.-C. J., et al. Framing makes tourists more environmentally conservative. Annals of Tourism Research (2016)http://dx.doi.org/10.1016/j.annals.2016.09.004 

Para descargar la versión gratuita visita:  http://isi-dl.com/item/74542

Este artículo ha sido escrito por Xavier Font en inglés y traducido por Jenny Reyes

 189 visitas

Read More

«Si se quiere frenar la llegada del turista ‘malo’, subir los precios es una mala estrategia»

La idea sobre la que apuestan por trabajar desde el Departamento de Turismo del Gobierno Vasco se resume en cuatro palabras: equilibrio ante la heterogeneidad. Pero dar con la ecuación que consiga nivelar, desde un prisma turístico, la estacionalidad, la distribución de los visitantes a nivel territorial, los congresos o incluso la aplicación de una tasa turística de forma lógica y justa, y sin perjudicar los intereses de cada territorio, no es fácil. Sobre todo ante ciertas voces que cada vez insisten más en demonizar el sector turístico a través de denuncias por la saturación de visitantes, fundamentalmente, en la capital guipuzcoana. El consejero de Turismo del Gobierno Vasco, Alfredo Retortillo, lo tiene claro: «no hay que exagerar».

-Se habla mucho del turismo de calidad pero, ¿cómo se consigue? ¿Comparte la apuesta de subir precios para evitar el turismo ‘malo’?

-La política de que el precio sea el freno del turista ‘malo’ me parece mala decisión y una estrategia con pocos visos de prosperar. La clave está en mejorar el servicio y que la calidad del mismo requiera, en consecuencia, de un aumento de precio. Eso se ha visto en los chiringuitos de playa que ante el boom de ese turismo subieron los precios y los clientes seguían yendo en masa. Dejaba mayor margen de beneficio pero acabó convirtiéndose en un aspecto negativo.

Este artículo es un resumen de la entrevista original que puedes leer entera visitando el siguiente enlace: «Si se quiere frenar la llegada del turista ‘malo’, subir los precios es una mala estrategia» Diario Vasco.  

 189 visitas

Read More

Claves para potenciar la venta de turismo sostenible

El turismo sostenible podría venderse mucho mejor. Una de las barreras a las que nos estamos enfrentando en la venta de experiencias de viaje responsables es simplemente que no existe suficiente información acerca del producto. El fallo reside en la forma en la que los productos ofrecidos están establecidos por el mercado: la sostenibilidad no es algo tangible que se pueda encontrar en las estanterías de los supermercados.

Diversas encuestas muestran que en general el consumidor prefiere comprar viajes sostenibles, pero existe una brecha gigantesca entre esta expresión y el comportamiento final de compra. Es como si preguntásemos a un grupo de personas si prefieren llenar su carro de la compra semanal con alimentos bio o con alimentos de marca blanca. En general nos van a contestar que con alimentos bio, pero que luego realmente realicen esta acción cuando se encuentren en el supermercado, es algo poco probable.

La solución se centra en vender turismo sostenible ‘por accidente’. El turismo sostenible vende autenticidad, y esa búsqueda de autenticidad es un factor que sin duda está creciendo en la venta de experiencias turísticas; por consiguiente, la demanda de turismo sostenible también se incrementará – aunque seguirá sin ser el factor principal de compra por parte de los clientes.

Realmente existe una demanda activa de turismo sostenible, pero sin duda falta un mayor conocimiento de lo que esto significa. Se necesita un cambio transformacional en cómo se comunica el turismo sostenible en todas las capas empresariales para lograr más ventas. Para ello es primordial que la oferta y la demanda trabajen engranadas, pero si no atacamos por la parte de la demanda, la oferta nunca va a seguir el ritmo que buscamos.

Si queremos que el turismo sostenible sea introducido en la oferta de viajes tradicional es primordial empezar por las agencias de viaje, donde los empleados deberían capacitarse para ser más competentes a la hora de vender experiencias de viaje sostenibles. El personal necesita vender el producto entendiendo el valor añadido de la sostenibilidad en los viajes, pero sobre todo necesita entender el concepto en sí, saber identificar estas experiencias y poder ser capaz de transmitir el mensaje adecuadamente. En ocasiones incluso se confunden y al final terminan implorando que por el mero hecho de viajar estamos dañando el medio ambiente. Debe haber un cambio en este paradigma y poder capacitar a los agentes de viaje para comunicar la sostenibilidad de manera efectiva.

Para lograr este objetivo, se necesita que el sector entero adopte el concepto de sostenibilidad como una política más de cada empresa. Hay que lograr un involucramiento de todos los actores independientemente de cuánto crece la demanda de turismo sostenible. La sostenibilidad debe ser algo intrínseco al producto, al servicio y a la empresa con un beneficio claro y directo para los diferentes actores.

Debemos ser la fuerza que guía a los consumidores en esta dirección ya que éstos no piden la sostenibilidad como tal, sino que es nuestra labor informar y potencializar los productos sostenibles para que sean bien percibidos. Tenemos que convencer a los consumidores que como sociedad, hay que actuar conjuntamente en pro de la sostenibilidad en todos los sentidos.

Este artículo recoge las ideas de la conferencia: «Climate – Customer – Communication: How can sustainable travel offers be marketed successfully?» Moderada por Matthias Beyer y parte de el programa de CSR de la ITB Berlin 2017.

 189 visitas

Read More

Twitter chat recap: ‘calidad vs. cantidad’

En el segundo Twitter Chat del pasado 11 de enero, debatimos durante una hora el concepto de cantidad y calidad a nivel de destino turístico. Este tema consiguió generar un debate crítico y abierto dentro y fuera de la hora chat. No obstante, si hubo algo en lo que todos los participantes estuvieron de acuerdo fue que ‘hay que limitar la cantidad de turismo, especialmente en zonas sensibles. Cada día leemos más casos de masificación’ (Cristina Serrano) .

Inicialmente nos preguntamos ¿a qué nos referimos con calidad? Pues bien, este concepto es entendido de diferentes formas: para Laura Basaganya por ejemplo, calidad es ‘la satisfacción de las expectativas creadas en los visitantes potenciales a través de la promoción’. Algo que Totonal Viajes comparte y agrega ‘calidad debe ser sinónimo de mejores relaciones entre el visitante y el visitado’.

Lláscara añade un tono más crítico (y necesario) al sistema actual cuando admite que ‘calidad en turismo es entendido como sinónimo de gasto medio diario y beneficios de las grandes empresas’. A lo que Elisabet Arlandes apunta: ‘sería muy importante debatir la calidad desde un punto de vista responsable, igual no todo se traduciría en impacto económico’. Y es que según Nadiu Viatges, calidad no significa ‘buscar a turistas ricos, sino a los que revierten su dinero en la economía local’.

La situación actual en España con respecto al sistema tradicional de gestión de destinos basado en cantidad en vez de calidad fue explicada por Nadiu Viatges con una simple frase: ‘En España nos tomamos el número de visitantes como un partido de fútbol. Hay que ganar a cualquier precio.’ Es obvio para los que trabajamos en el ámbito del turismo responsable que se necesita un cambio urgente en este enfoque, según Wecoplan ‘la cantidad de turistas debe ser un pilar en la planificación de destinos. Es fundamental estudiar la capacidad de carga. Las herramientas de análisis de capacidad de carga existen, los actores debemos demandarlas, aplicarlas y mejorarlas.’

Por el contrario corremos el riesgo de tener destinos masificados que no satisfacen las expectativas de los visitantes que a la vez menguan la calidad de vida de los residentes y de los recursos naturales. Al fin y al cabo ‘el recurso del que vivimos depende del control de la cantidad y la mejora de la calidad’ (Caminos del Guadiana).

No podemos negar que en los tiempos que corren, la mayoría de los destinos perciben el éxito del mismo con el incremento del número de llegadas. Sin embargo, el sector se empieza a dar cuenta de que esta forma tradicional de analizar el impacto del turismo en el destino esta viviendo una catarsis programada; y más en el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo.

El próximo miércoles 18 de enero no podremos organizar la hora Twitter Chat ya que nos encontraremos en Fitur. Pero estaremos de vuelta el 25 de enero de 19:00 – 20:00 (CET). ¡No te olvides seguirnos en nuestras redes sociales para descubrir cuál será el próximo tema de debate.

 189 visitas

Read More

Twitter chat recap: Turismo Sostenible vs. Turismo Responsable

El pasado miércoles 4 de enero tuvo lugar el primer Twitter chat en español sobre turismo responsable organizado por Travindy en colaboración con Lláscara, Totonal Viajes, Caminos del Guadiana y el Centro Español de Turismo Responsable. El chat contó con empresas y profesionales de varias comunidades de España (Barcelona, Castilla La-Mancha, Asturias o Cantabria), a la vez que se creó un puente de diálogo necesario con Centro y Sur América al contar con participantes de Brasil y México.

El chat dejó claro que existe un problema para entender el significado de turismo sostenible, responsable e incluso del ecoturismo tanto por parte de los profesionales del sector como por los mismos turistas. Este problema se hace palpable no sólo en las estrategias de comunicación a la hora de vender turismo, sino también en la forma en la que operan determinadas empresas que, según apuntó Lláscara (@Geoviajeros) se quieren ‘subir’ a la moda del ‘turismo sostenible’.

Así @CaminosGuadiana admitió que «el turismo responsable puede tomar muchas formas, para nosotros es una metodología transversal y herramienta de gestión». Por su parte @EcoturismoCLM definió el turismo sostenible como «el paraguas bajo el que se aglutinan el resto de tipologías». En su intento de resumir las divergencias de términos @Tamara_RamosTR (quien moderaba el chat) punteó: «el turismo responsable es el camino para llegar al turismo sostenible, la meta». Sin embargo no siempre la diferencia es clara, lo que se vio reflejado en el comentario de @elibeta3 cuando opinó que «son conceptos muy parecidos para la mayoría, aunque uno sea el medio y el otro el fin».

No obstante, al saltar el charco nos damos cuenta que, según @ViajarVerde, en países como Brasil «todavía existen dudas acerca de la diferencia entre ecoturismo y turismo sostenible». Opinión más que compartida por @TotonalViajes quién además añade que, «en México apenas se entiende el concepto de turismo responsable, sino que generalmente se habla de ecoturismo o turismo sustentable». A este debate semántico @Cintallano anotó, con cierta razón que, «quizá no sea tanto definir sino apostar por un sólo término para no liar al turista».

Algo en lo que todos los participantes estuvieron de acuerdo es un factor que @Nattulecom explicó muy bien: «el objetivo es la unión de todos los actores implicados: DESTINO, EMPRESAS, ASOCIACIONES, POBLACION LOCAL y ADMINISTRACIÓN». Algo que @Mireia_mun entiende como imprescindible pues «sin la colaboracion de organismos públicos no podremos avanzar». Por supuesto esta unión no es algo sencillo pues según apuntó @Laurabasaganya «la actual tendencia a la microsegmentación en los destinos no ayuda a que éstos se entiendan como un todo». Sin embargo, desde Travindy confiamos en que poco a poco conseguiremos colaborar de una forma más amena y genuina, con pequeños gestos, como poder juntarnos a dialogar una vez por semana en este chat. Ya que como @NadiuViatges apuntó de manera muy acertada: «el #turismoresponsable es imprescindible para la sostenibilidad del planeta».

Gracias a tod@s l@s participantes por dedicar una hora de su ajetreada semana a crear un espacio de diálogo abierto. Sigue atento a nuestras RRSS para conocer el tema del próximo Twitter Chat el miércoles 11 de enero.

 189 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.