Nuevas tecnologías, turismo y sostenibilidad

En los últimos años, la evolución de las tecnologías ha abierto una nueva oportunidad y una impresionante gama de canales de comunicación muy rápidos y eficaces. Las redes sociales se han convertido en la primera herramienta de promoción en la mayoría de los sectores, incluido el sector turístico. Tanto es así, que en un estudio realizado recientemente sobre la conducta de los viajeros, el 76% de los encuestados admitió haber publicado fotos de sus vacaciones en sus perfiles sociales. Mientras que el 52% confesó haber elegido sus últimas vacaciones inspiradas en fotos y publicaciones de otras personas, especialmente aquellas publicadas en Facebook.

Y por supuesto, a estas prácticas también se han sumado hoteles, aerolíneas, destinos turísticos y todos aquellos que quieren sacar a relucir su valor a través de estas ventanas virtuales.

Redes sociales y turismo
Fuente: Social Times

Estrategias en redes sociales

Pero no se trata solo de hacer una foto y publicarla. Para que la estrategia empleada en redes sociales sea realmente efectiva, se debe elaborar un estudio previo en el que se detallen los objetivos que se quieren alcanzar y definir las estrategias que contribuirán a alcanzar dichos objetivos.   También se deberá analizar cuáles son las redes sociales en las que se encuentra nuestro público objetivo y escoger aquellas en las que estemos en la capacidad de poder gestionar sin el riesgo de dejarlas abandonadas en el camino.

Los nuevos “influencers”

Es realmente interesante observar cómo las imágenes de la web, vídeos, música de vacaciones exóticas relacionadas con emociones y experiencias de amigos compartidas en las redes sociales, pueden estimular los sueños y deseos aunque nunca antes se haya pensado en visitar cierto lugar.

Antes de la llegada de Internet, los que querían conocer más sobre un destino debían dirigirse a una agencia de viajes para obtener mayor información; o quizás se veían inspirados con artículos publicados en alguna revista de viaje; o posiblemente, quedaban impresionados por los relatos y fotos compartidos por amigos o familiares en alguna reunión familiar.

Ahora, la influencia de los medios, las redes sociales y las personas a las cuales seguimos – y que nos inspiran- han revolucionado nuestras decisiones y elecciones básicas de compra. Ni siquiera tenemos que movernos del sofá para ver miles de imágenes y comentarios que nos activen el deseo de marcharnos de inmediato y yacer bajo el sol y las palmeras de alguna playa exótica, cóctel en mano.  

El marketing en el turismo

Por otra parte, el bombardeo masivo de propuestas de vacaciones e ideas de viaje se ha convertido en un fenómeno tan amplio y generalizado que se han generado diferentes alternativas dirigidas a segmentos de mercado más específicos. Porque, por ejemplo, nada tiene que ver un viaje de tipo religioso con uno ligado al turismo deportivo, o uno enogastronómico con otro de aventura, o un todo incluido con uno de turismo comunitario.

Lo que sí que es un factor común en todos los casos es que los viajeros demandan productos y servicios más especializados y adecuados a sus requerimientos. Es por ello que las empresas deben echar mano de estrategias de marketing claras en las que el consumidor sea siempre el centro.

Para conseguirlo, es necesario crear una comunidad alienada con unos principios y valores más o menos homogéneos. Así, le podemos ofrecer servicios de viaje más especializados y que estén abocados a satisfacer esos intereses comunes.

Las redes sociales y el turismo sostenible

Las redes sociales son un punto de contacto y una herramienta fundamental de visibilidad y marketing; no solo para las empresas de turismo y viajes que se dirigen a un objetivo típicamente millennial. La adopción de una estrategia de inbound marketing, enfocada en el uso óptimo de las redes sociales, puede ser el movimiento correcto para todas las empresas que operan en el sector de viajes. Sobre todo, en el caso de la sostenibilidad, que sirva para enfatizar, mejorar y resaltar la nueva tendencia hacia un turismo responsable y sostenible, que sea mucho más respetuoso con el ambiente y con las personas.

En este sentido es indispensable incluir en nuestra estrategia dos elementos fundamentales: 

  • La educación. Tanto de los niños en edad escolar para guiarlos hacia un turismo más responsable, como a adultos viajeros para sensibilizarlos y concienciarlos sobre una nueva forma de hacer turismo.
  • Ofrecer opciones de viaje especializadas en turismo responsable. Por medio de publicaciones atractivas, cargadas de contenido de valor y través de las cuales se le pueda informar al viajero sobre formas de viaje alternativas que puedan generar un impacto positivo en el destino y que, a su vez, puedan incluso propiciar una transformación a nivel personal.

Por lo tanto, encontramos que una adecuada estrategia de Marketing, que ofrezca contenido de calidad y que haga un uso efectivo de las redes sociales, y en la que la educación y la concienciación estén en el centro de la comunicación, puede generar una comunidad  que crezca en torno a los valores de la sostenibilidad.

De esta forma, el turismo sostenible iría ganando espacio entre consumidores activos y potenciales, que no se mueven solo por el deseo de comprar un viaje y ya, sino que desde el mismo instante en que eligen su próximo destino, asumen un papel activo y se interesan por el sitio que van a visitar. Además, se informan sobre lo que pueden hacer para que su impacto en el territorio sea el mínimo posible, e incluso se interesan por iniciativas que les permitan dejar una huella positiva.

 545 visitas

Sara Folegani
Últimas entradas de Sara Folegani (ver todo)

Comentarios

Deja un comentario


* Campos obligatorios.

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.