Interpretación del patrimonio cultural. Turismo sostenible conectado a lugares históricos

El 25 de abril de 2019 caminaba por las calles de Nueva York. Mi madre siempre ha expresado el deseo de ver “The Big Apple” y finalmente, después de muchos años desde esa primera promesa (2007), logré hacer realidad su sueño … y tal vez incluso un poco el mío, después de dejar suelo americano unos días antes del 11 de septiembre de 2001.

Así que me encontré caminando de nuevo por el World Trade Center, recorriendo sobre una profunda herida histórica, global y personal.

Berlin Shoah Memorial, Memorial Park de Buenos Aires, Drancy Memorial, la estupa de las víctimas del Khmer Rouge, el 9/11 Museum de Nueva York, … Todos estos sitios han sido creados en los últimos diez años y atestiguan el deseo de anclar la memoria en lugares simbólicos. Una peculiaridad de estos nuevos espacios es la atención al aspecto turístico desde la etapa de diseño, ya que crece cada vez más el número de visitantes que no tienen relación directa con la tragedia evocada. De ahí nace la importancia de la interpretación del patrimonio como vínculo entre historia y turismo.

Turismo de masas y respeto a las víctimas, ¿es posible el equilibrio?

La difusión e internacionalización de los lugares de la memoria plantea algunas cuestiones. ¿Es posible compartir el espacio entre visitantes y víctimas (o descendientes de estas últimas), que no tienen las mismas expectativas? ¿Cómo evitar comportamientos irrespetuosos, gestionar las distintas percepciones de la relación con la muerte, la cultura del recuerdo, y el aspecto religioso? ¿Cómo hacer posible los momentos de meditación entre autobuses turísticos y grupos escolares? 

Con más de un millón y medio de visitantes al año, el cementerio estadounidense de Omaha Beach (Calvados) se ha convertido en un vasto parque infantil donde todos posan en medio de una miríada de cruces blancas. ¿Todavía hay lugar para las familias de los soldados? En definitiva, ¿Cómo evitar que el turismo de masas invada los lugares de la memoria?

El turismo de la memoria

Desde hace algún tiempo, uno de los fenómenos turísticos más exitosos ha estado sin duda representado por el “turismo de la memoria”. Tomando como referencia este modelo, se entiende la gran repercusión que está teniendo en los últimos años la interpretación cultural como gran vínculo entre patrimonio, historia y turismo.

Este fenómeno se basa en un principio simple, pero bastante efectivo: el patrimonio histórico / ambiental (que por definición es un costo para la comunidad) presente en una determinada área, debe ser analizado y protegido adecuadamente por algunos estándares cualitativos que, requeridos por los usuarios, favorezcan su transformación en un recurso (que por definición trae riqueza, por impacto, al territorio).

Un tan enriquecedor enfoque de viajar ha provocado también un cambio en los hábitos del turista medio. Ahora prefiere invertir menos en la comodidad de los traslados (aumento de vuelos y aeropuertos low-cost) y alojamientos (aumento alojamientos alternativos a los hoteles tradicionales como Airbnb, Bed & Breakfast); y destina la mayor parte de sus recursos a conocer la zona en la que se alojan durante un tiempo limitado.

El interés por el turismo histórico

De todo esto se deduce que el turismo se enriquece necesariamente con contenidos, con un retorno al sentido original que lo calificaba sobre todo como un fenómeno cultural. Su interpretación, se presenta como el único vínculo posible entre el patrimonio, la historia y el turismo.

Como decía Dean McCannell:El turismo no se puede reducir a un mero agregado de actividades comerciales, es también una trama ideológica de historia, naturaleza y tradición, que tiene el poder de dar nueva forma a las necesidades de cultura y naturaleza».

El deseo de conocer el pasado está vinculado a la necesidad de identidad y a una necesidad más general de educación. Esta necesidad de formación crece con la evolución de la sociedad, encontrándose confirmada en las investigaciones sociológicas. En el Reino Unido, un estudio sobre las actitudes del público hacia los museos encontró que el 93% de los visitantes dijeron que el conocimiento del pasado era importante, y solo el 49% de los no visitantes afirmó lo contrario.

La interpretación del patrimonio como vínculo entre historia y turismo
Turismo histórico y cultural

La interpretación del patrimonio como herramienta para crear el vínculo entre historia y turismo

El turismo histórico, en sentido propio, es el que se dirige a lugares, edificios, artefactos, que derivan su interés de la asociación con algún evento promovido por el hombre más que por la naturaleza.

En una subdivisión detallada, se incluyen temas y objetos muy diferentes: desde grafitis rupestres prehistóricos, a abadías románicas, desde campos de batalla antiguos o recientes. De museos de arte, a centros históricos completos, castillos, paisajes escénicos, picos alpinos donde atrevidos escaladores trazaron las primeras rutas, y senderos literarios, diseñados por el arte de escribir de famosos novelistas.

Este turismo tiende a favorecer la creación de sistemas locales reales, unidos por diferentes temas. Por ejemplo arquitectónicos (“Los castillos de Trentino”, “Los castillos del Loira”, “Las Villas del Brenta”) o biográficos (“Las tierras del Manzoni”). Asimismo históricos / religiosos (“el Camino de Santiago”, “La Via Francigena”), artesanales / productivos (“la ruta del hierro”), etc.

En estos sistemas, que reúnen ejemplos de excelencia histórico/monumental y ambiental en itinerarios específicos, hay un amplio espacio para iniciativas evocadoras destinadas a realzar los lugares y satisfacer la imaginación del visitante. Pero en particular, para emerger esa emoción, ese sentimiento de identidad, de herencia que aún hoy llevamos como testimonio de la historia.

El vínculo entre valor histórico y tragedia

A menudo se pide a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) que reconozca un “valor universal excepcional” a los sitios vinculados a eventos trágicos.

Entre 1978 y 1999, Gorée Island (trata de esclavos, 1978), Auschwitz Birkenau (Segunda Guerra Mundial, 1979), la cúpula del Hiroshima Peace Memorial (bomba atómica, 1996), y Robben Island (prisión del apartheid, 1999) se inscribieron en la Lista del Patrimonio Mundial. Por supuesto, la creación de la UNESCO después de la Segunda Guerra Mundial tuvo como objetivo promover la paz y el diálogo intercultural.

Pero, ¿pueden los lugares vinculados a guerras, masacres y torturas crear este vínculo? Además, ¿cómo atribuir un valor universal excepcional a espacios difíciles de captar, desde el punto de vista material o en su dimensión trágica?

“We are not makers of history. We are made by history” Martin Luther King

 187 visitas

Read More

Las tres relaciones de la regeneración en una experiencia de cuatro días

Una de las cosas que me atrapó del paradigma de la regeneración fue el trabajo que se hace sobre tres relaciones: la relación con nosotros/as mismos/as, la relación con los/las otros/as y la relación con la naturaleza.  Inicialmente, parece una romantización de la vida, que puede ser cuestionada: “¿Cómo nos puede ayudar a resolver las crisis globales que tenemos en el mundo?” “¿Cómo puede dar de comer a mis hijos?”  

Seguimos tratando de resolver los problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos

Partamos de la base de que seguimos tratando de resolver los problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos, como dijo Albert Einstein. En nuestro paradigma actual, en el que ya estamos teniendo, poco a poco, más conciencia social y ambiental (aunque aún los tratamos de forma separada), tenemos toda una serie de prácticas que seguir para obtener un mundo más sostenible. Si haces esto, eres sostenible, si no lo haces, no. Nos damos cuenta de la crisis global que estamos viviendo, indudablemente: cambio climático, pérdida de biodiversidad, el pico del petróleo, crisis de valores….. Es tan abrumador el pensar que tenemos que transformar nuestras vidas y renunciar a nuestras comodidades recientemente adquiridas, que sentimos que al menos, si compensamos nuestros impactos, estaremos consiguiendo el equilibrio que necesitamos. Tenemos tanta prisa por “apagar los fuegos” que hemos creado (inconscientemente, por supuesto), que no nos estamos dando tiempo para reflexionar y cuestionar si es que, quizá deberíamos cambiar nuestra forma de hacer las cosas.

Algo muy importante es entender que nuestra forma de ver el mundo, nuestra ética, nuestra percepción, nuestras relaciones, pueden influenciar profundamente en el tipo de sistemas que creamos. Y que los humanos no somos una parte separada de la naturaleza, sino que por el contrario, somos parte de ella. Nuestra relación y reciprocidad con la misma es la que tiene el potencial de generar resiliencia y vida, en la máxima expresión de la palabra. 

Así, comenzar a trabajar en las tres relaciones de la regeneración puede hacer toda la diferencia a la hora de diseñar un tejido ecosocial saludable para todos. ¿Pero qué significa realmente? 

Bien, los sistemas vivos tienen 3 niveles de trabajo que muestran cómo un sistema saludable que está en constante evolución, debe funcionar: 

La relación con uno/a mismo/a:  

Esta es la capacidad para desarrollar y mostrar nuestra esencia en el mundo a través de un proceso de realización personal. Y así, nos convertimos en personas más humanas, más compasivas, reflexivas e integrales. En este proceso, entraremos a fondo a conocernos, a entender nuestra identidad, nuestro propósito…. Y cómo integrar esa esencia en nuestras acciones hacia el mundo. Es decir, ser coherentes. 

Aunque parece algo sencillo, esto puede ser un desafío, ya que, hacer estos ejercicios de introspección y cuestionamiento, pueden resultar difíciles al principio. Pueden salir limitantes que incluyen inseguridades, miedos…Pero si no hacemos este trabajo interior, nuestras acciones se limitarán a llevar a cabo lo que nos han dicho que está bien. Y qué importante es cuestionar. Qué importante es creer en nuestro potencial y nuestra capacidad.  

La relación con el/la otro/a: 

Esta es la capacidad para funcionar y participar en la vida social. Parece fácil, ¿no? Pero de hecho, hace varios siglos que hemos ido evolucionando hacia un modelo más individualista, y varios expertos señalan que uno de los motivos del deterioro de nuestro ambiente y alienación social, es la falta de compromiso hacia la comunidad. Además, está demostrado que para salir de crisis de gran magnitud y para poder diseñar soluciones innovadoras y eficaces, debemos hacerlo construyendo colectivamente.  

Por tanto, es especialmente importante volver a desarrollar la capacidad de relacionarnos y colaborar (en lugar de competir) con el/la otro/a y de descubrir nuestro propósito común, que hará despertar nuestro lado más creativo para generar soluciones innovadoras. Este cambio de percepción puede significar un cambio significativo, no solo en la forma de hacer negocios y de gestionar un destino, ¡si no para nuestras propias vidas! 

La relación con la naturaleza:  

En nuestro empeño para generar riqueza y conocimiento, hemos pensado que esto debía ser en detrimento de la naturaleza y durante siglos, hemos ido perdiendo cada vez más nuestra conexión con la tierra y el sol, de los cuales dependemos.  

La capacidad de co-evolucionar en armonía con los sistemas vivos de los que somos parte, va a ayudarnos a generar las condiciones necesarias para generar vida, prosperidad y abundancia (en todos los sentidos, no solo económica), entendiendo que la economía está ahí para el servicio de la sociedad y no al revés. Entendiendo que existen unos límites planetarios dentro de los cuales tenemos que operar y que eso está bien. Entendiendo que nuestra interrelación y reciprocidad con la naturaleza es mucho más poderosa de lo que imaginamos. Si la naturaleza es perfecta, teniendo una gran capacidad para compartir información, nutrientes, comunicarse y regenerarse, imaginemos cómo sería si aplicáramos esos mismos principios en nuestras organizaciones y en nuestras vidas.   

Un retiro formativo, vivencial y transformador para mujeres: 

Pero no pensemos en algo muy teórico y aburrido, que llevará mucho tiempo de aprender. Estos principios los podemos aprender vivencialmente. Imagínate un retiro, que además de tener todas las cualidades de este tipo de experiencias: relajación, desconexión, entorno natural…., nos permita trabajar nuestro propósito profundo, nuestra relación interna, cambiar nuestras relaciones con los demás (tanto en nuestras vidas como en nuestros negocios o trabajo) y que sea la semillita que nos ayude a superar pensamientos limitantes, que nos de la confianza para hacer las cosas de forma distinta, a reforzar nuestra esencia femenina y a fluir más con la vida y con los ciclos naturales.  

Un taller que nos acerque a personas afines que están en la misma sintonía que nosotras, donde prime la sororidad, el apoyo mutuo y la vitamina que necesitamos para que, en lugar de enfocarnos en las crisis que tenemos, nos enfoquemos en el hermoso potencial que tenemos por delante.  

Únete a nosotras del 23 al 26 de junio en un precioso entorno natural en la comarca de l’Anoia, a unos kilómetros de Barcelona en “Mujeres, Solsticio y Regeneración”. Para más información y reservas, visítanos aquí: tinyurl.com/retiro-barcelona-mujeres 

Y si deseas empezar a formarte en regeneración, inscríbete al curso “Semillas de Regeneración” en formato virtual del 2 al 13 mayo: tinyurl.com/semillas-de-regeneracion. Tenemos un descuento especial para aquellas personas que compren los dos.  

 187 visitas

Read More

Derechos humanos y turismo para todos ¿Podrá algún día ser una realidad?

El turismo actúa como una actividad impulsora de los Derechos Humanos y la Inclusión Social. Se considera que a través de la actividad turística se puede contribuir a que los segmentos de la sociedad más vulnerables, excluidos y discriminados accedan a una vida digna. Y también a que sus derechos sean respetados”. Estas son las poderosas palabras de Águeda Fernández y Rocío Curbelo. Derechos humanos y turismo, ¿será algún día una realidad? ¿irán en algún momento de la mano?

La Declaración Universal de Derechos Humanos atraviesa transversalmente a todos los derechos. La Convención de Derechos de las Personas con Discapacidad, tiene claramente descripto en cada uno de sus postulados, cuáles son estos derechos.

Por lo que, amalgamando ambos instrumentos, podremos encontrar la solución o al menos el camino para que el artículo de 24 dicha norma se cumpla. Teniendo en cuenta, además, el contenido de los artículos 9 y 30 de la Convención de Derechos de las Personas con Discapacidad.

Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH)

La Declaración Universal de los Derechos Humanos es un instrumento emanado de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Salió a la luz el 10 de diciembre de 1948. Y ha allanado los caminos en el mundo para lograr que se plasmen la base de numerosos tratados internacionales de derechos humanos. Y que sea así en los distintos países signatarios, con diferentes historias y culturas

No he de profundizar en su contenido, pero sí he de referirme al artículo 24 de la DUDH,  que prescribe que toda persona tiene derecho al descanso, al disfrute del tiempo libre y a vacaciones periódicas pagadas.

Esta disposición se relaciona con los derechos otorgados a los trabajadores, que ya venían gestándose desde la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Por otra parte, el disfrute del tiempo libre y las vacaciones periódicas pagadas, contribuyen  también a lograr que todas las personas alcanzadas por estas disposiciones tengan un modo de vida que conformen su bienestar general, en el que también hay lugar para la educación.

Convención sobre los derechos de las Personas con Discapacidad (CDPCD)

La Convención Sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, y su Protocolo Facultativo, son documentos emanados de las Naciones Unidas. Fueron suscritos en el año 2006. La Convención tiene como objetivo promover, proteger y garantizar el disfrute pleno y en condiciones de igualdad de todos los derechos humanos por todas las personas con discapacidad. Así también de las libertades fundamentales, y promover además el respeto de su dignidad inherente (artículo 1).

El Protocolo Facultativo es un instrumento adicional a la Convención. Da al Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, la autoridad para examinar las denuncias individuales cuando se hayan agotado en un Estado Parte, las vías recursivas correspondientes. Sean éstas denuncias de violaciones de cualquiera de los derechos establecidos en la Convención.

Protección de sus derechos humanos e inclusión en el turismo

Entre los derechos humanos que no deben soslayarse, está el derecho al ocio, y para ello es necesario la total aplicación del art. 9 de la Convención, en cuanto a la accesibilidad. Dicha norma expresa: “A fin de que las personas con discapacidad puedan vivir en forma independiente y participar plenamente en todos los aspectos de la vida, los Estados Partes adoptarán medidas pertinentes para asegurar el acceso de las personas con discapacidad en igualdad de condiciones con las demás, al entorno físico, al transporte, la información y las comunicaciones, incluidos los sistemas y las tecnologías de la información y las comunicaciones, y a otros servicios e instalaciones abiertos al público o de uso público, tanto en zonas urbanas como rurales…” Agrega asimismo otras aclaraciones más minuciosas que propician la concreción de la norma.

Siguiendo esta línea nos preguntamos: la unión de los conceptos “derechos humanos” y “turismo”, ¿será algún día una realidad?

Por otro lado, en el art. 30 de la Convención, dedicado a la participación en la vida cultural, las actividades recreativas, el esparcimiento y el deporte, el inciso 5 dice que para que esto sea posible, los Estados Parte adoptarán las medidas pertinentes para: “… c) asegurar que las personas con discapacidad tengan acceso a instalaciones deportivas, recreativas y turísticas, y … e) Asegurar que las personas con discapacidad tengan acceso a los servicios de quienes participan en la organización. Sean éstas actividades recreativas, turísticas, de esparcimiento o deportivas”. Por ello, la idea de “derechos humanos” y “turismo” de la mano por el mismo camino debe ser algún día una realidad.

Derechos humanos y turismo ¿será algún día realidad?
Foto Redtaec, Sector Río Blanco, Baños de Agua Santa, Ecuador. Actividad: Canopi inclusivo

Derechos humanos y turismo ¿será algún día realidad?

Hasta aquí, brevemente, he referido que la comunión de ambas normas emanadas de las Naciones Unidas tienen un contenido altamente protectorio de los derechos humanos  y de las personas con discapacidad. Además la Convención cuenta con un instrumento, el Protocolo Facultativo. Este instrumento tiene como fin llevar a la justicia internacional a los Estados Parte que no cumplen con esos postulados.

Sin embargo, la práctica suele evidenciar que hay abundancia normativa, tanto a nivel internacional como a nivel nacional -de los países signatarios-. Pero los derechos humanos de las personas con discapacidad distan de ser respetados. Por un lado, porque muchas veces las mismas personas con discapacidad desconocen sus derechos. Por otro, porque tampoco hay profesionales que se dediquen a la defensa de tales derechos. En consecuencia, no es fácil que lleguen en sus propios países a la última instancia que posibilite la aplicación del Protocolo Facultativo. De este modo, nos encontramos sin salida aparente en caso de violación de derechos humanos. Al menos, siempre que no tengan que ver con la vida y la salud de los que reclamen. Y en lo que a este artículo se refiere, de momento se confirma que derechos humanos y turismo quizás será algún día una realidad, pero aún no es así.

Conclusión 

Cuando hablamos de turismo para todos, parece que no tuviera suficiente entidad defender los derechos relacionados con el disfrute del tiempo libre. Ello no es así por cuanto se ha demostrado científicamente. Y es que el disfrute de ocio y tiempo libre es un eficiente valor que hace a la integralidad del ser humano. Con o sin discapacidad. Y se da de esta manera,  porque no se trata de la satisfacción de necesidades elementales, sino de visualizar el espíritu que se desarrolla cuando se vive una situación placentera, cuando se descubren lugares, cuando se vive con distensión “productora de endorfinas”.

Por ello, ha de bregarse para que la lucha por la defensa y el ejercicio de los derechos humanos se amplíe a ese quehacer que tiene que ver con el ocio. Y debe hacerse fomentando todo aquello que tenga que ver con la accesibilidad, en todo sentido y dirección. Y que de esta manera los derechos humanos sean un bien inherente a todos, disfrutado por todos y defendido por todos.

Fuentes:

Declaración Universal de los Derechos Humanos (https://www.un.org/es/about-us/universal-declaration-of-human-rights)

Convención Sobre los Derechos de las Personas Con Discapacidad y su Protocolo Facultativo (https://www.un.org/esa/socdev/enable/documents/tccconvs.pdf)

Mag. Agüeda Fernández y Lic. Rocío Curbelo ( https://deya.unq.edu.ar/2020/12/el-turismo-actua-como-una-actividad-impulsora-de-los-derechos-humanos-y-la-inclusion-social/)

 187 visitas

Read More

El turismo: de producto de ocio a herramienta de transformación

Tradicionalmente, asociamos el turismo puramente al disfrute y al ocio. Incluso se ha convertido en un bien de consumo más de nuestra sociedad, que en nuestro tiempo libre “consumimos” experiencias. Pero, ¿es posible cambiar esta asociación del turismo únicamente a vacaciones?

El turismo masivo cuenta con un historial de crecimiento desmedido, y se vincula a una gran variedad de impactos negativos: aumento de emisiones de gases de efecto invernadero, daños medioambientales, precariedad laboral, perdida de diversidad cultural, entre otros.

Y efectivamente, un turismo mal desarrollado, genera consecuencias negativas, pero también tenemos ante nosotros una potente herramienta de cambio: el turismo sostenible. Hay que aprovechar este potencial del turismo, para revertir estos impactos que se asocian a este sector, cambiando positivamente la visión que hay del turismo.

El turismo: de producto de ocio a herramienta de transformación


Comunicar los impactos positivos del turismo.

Un turismo planificado y reflexionado, puede favorecer a una serie de transformaciones positivas en diferentes ámbitos, que repercutan tanto a la comunidad local como a los viajeros. Y hay que promocionar al turismo como tal.

En el ámbito medioambiental, el turismo sostenible contribuye a la protección y conservación de espacios naturales, de los que quizás no se plantearía su conservación. Además, las actividades de educación medioambiental pueden sensibilizar y concienciar tanto a los visitantes como a la población local.

En el aspecto sociocultural, el turismo favorece la conservación y rehabilitación de monumentos históricos, la preservación de tradiciones, oficios, y otro patrimonio cultural intangible. Asimismo, la población local puede tomar conciencia de su propia identidad cultural y ponerla en valor.

Y en el aspecto económico, el turismo incrementa la calidad de vida de los residentes, creando empleos de calidad, diversificando los ingresos económicos, creando infraestructuras,etc.

Para que todos estos impactos positivos prevalezcan sobre los ya conocidos impactos negativos, es necesaria una labor de comunicación hacia la sostenibilidad.

El turismo de producto de ocio a herramienta de transformación

¿Cómo hacer partícipe al viajero?


No hay que perder de vista que el turista tiene como objetivo final de su viaje el disfrute y el goce; la mayoría no busca específicamente generar un impacto positivo. Así que es probable que solo acepte esta nueva experiencia si no supone un esfuerzo por su parte. En ocasiones, el turismo sostenible puede ser percibido como un sacrificio para el turista, en vez de una ventaja.

Para implicar al viajero, hay que ofrecer experiencias con un gran potencial de disfrute, pero a su vez vinculadas a unos valores que trasciendan el propio momento y perduren después del viaje. Este viajero, que quizás sólo iba consumir unas vacaciones, ha descubierto que ha disfrutado igual o más, y que además le ha enriquecido a otro nivel. Y así, la semilla del turismo sostenible ya está plantada para sus próximos viajes.

En definitiva, el modelo turístico de usar y tirar debería quedar relegado en bien de otro, en el que el turismo pase de ser un simple bien de consumo en tiempo de ocio, a una poderosa herramienta de transformación positiva.

 187 visitas

Read More

Turismo de cruceros y sostenibilidad: ¿quimera o realidad?

Parecía que la sostenibilidad y el mundo de los cruceros no era algo que pudiera complementarse, pero a medida que el turista ha venido demandando destinos y servicios en base a dicha sostenibilidad, el sector ha ido cambiando. De esta manera, el binomio turismo de cruceros y sostenibilidad está tratando de convertirse en realidad.

Nuevos barcos que apuestan por la sostenibilidad de los cruceros

Es por ello que a medida que pasan los años se están implementando grandes cambios y nuevas directrices encaminados a mejorar el presente y el futuro del sector turístico.

Ejemplo de ello es que desde 2020, los cruceros se construyen contando con un sistema de navegación con propulsión de Gas Natural Licuado, eliminando así la emisión de gases y partículas a la atmósfera.

Como referencias tenemos al Costa Smeralda y al nuevo Costa Toscana que ha zarpado este marzo de 2022 desde Savona siendo propulsado por este gas.

Cambios en las directrices de la vida a bordo

Los sistemas de navegación no son los únicos cambios en la industria. Si nos metemos de lleno en la vida a bordo de estos nuevos barcos, el Costa Smeralda por ejemplo rechaza los plásticos de un solo uso cambiando éstos por productos biodegradables. También cuenta con un gran plan de reciclaje, así como una gestión de desechos muy eficiente.

Con éstos y otros cambios se pretende garantizar el cuidado de los mares y su biodiversidad. Poco a poco, turismo de cruceros y sostenibilidad puede llegar a convertirse en realidad, aunque aún queda mucho por hacer.

Mirada personal

Desde el primer crucero que realicé, esta parte del turismo ha sido mi mayor pasión en el sector. Ello ha hecho que estudie a diario sobre nuevas navieras, nuevos barcos y destinos y me guste investigar sobre todos los cambios llevados a cabo por la industria tanto para que la vida del crucerista sea más amena, como para ver y conocer los cambios que se están realizando en beneficio del medio ambiente.

Aunar ambas partes me ha hecho plantearme seguir en el mundo turístico ya no sólo desde el punto de vista del asesoramiento en la venta sino desde el punto de vista de la investigación, entendiendo ésta como el estudio de los cambios que cada día se llevan a cabo y escuchando lo que las navieras tienen que decir sobre cómo se está implementando la sostenibilidad en este sector.

 187 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.