El futuro (sostenible) del turismo: cómo convertirse en ‘ecoturista’ en cinco pasos

Si algo nos demostró el confinamiento –más allá de sus duras consecuencias– es que cuando la actividad humana pisa el freno, la naturaleza florece. Respetar el medio ambiente, para que vuelva a renacer allá donde ha sido dañado, es uno de los pilares fundamentales de la Agenda 2030 de Naciones Unidas. Algo a tener muy en cuenta en un día como hoy, dedicado al turismo, una de las actividades más contaminantes.

Para que las generaciones futuras puedan seguir disfrutando de nuestros pueblos, bosques y playas, reducir el impacto medioambiental de todas las actividades humanas –viajes incluidos– es fundamental. Y es que el papel del turismo sostenible en la Agenda 2030 es determinante.

Para la Organización Mundial del turismo (OMT), encargada de establecer las directrices y aplicar las políticas que regulan su gestión, no hay lugar a dudas: el turismo ha de tener “plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas”.

El ecoturismo o turismo sostenible, por tanto, se presenta como una alternativa que, en realidad, no supone grandes cambios para el turista –más allá de tener en cuenta algún que otro detalle–, aunque sí para el planeta. Y también para los trabajadores de un sector, muchas veces, precarizado.

La completa transformación de este sector hacia uno más sostenible pasa, también, por la manera en que los turistas nos relacionamos con los lugares que visitamos.

Tren antes que avión

El ecoturismo empieza en las primeras fases del viaje. Y la elección del medio de transporte es primordial: el tren es uno de los más sostenibles y menos contaminantes. Por eso los expertos recomiendan, siempre que sea posible, subirse al ferrocarril. Especialmente en todos aquellos desplazamientos que se puedan realizar en menos de dos horas y media en tren.

Ecoalojamiento

Las políticas del establecimiento donde uno se aloja en su destino son una parte importante del ecoturismo.Nnunca está de más comprobar antes del viaje que el alojamiento trabaja con proveedores turísticos locales que apoyan la conservación del lugar que se visita.

Apostar por lo local

Comprar alimentos, recuerdos y todas las necesidades que despierte el viaje en establecimientos locales. Esto favorecerá el crecimiento económico y el desarrollo del comercio del municipio.

Turismo sin huella

Para respetar el entorno se torna fundamental algo que puede parecer obvio: no tirar basura al suelo, dejar el lugar que se visita como se encontró y llevarse en la mochila los residuos que cada cual genere. Pero, además, los souvenirs no se encuentran abandonados en la naturaleza.

En el respeto está el ecoturismo

El mundo está lleno de ritos, costumbres y espacios sagrados diferentes. Y precisamente eso es lo que convierte un viaje en una aventura. Cada comunidad tiene sus tradiciones y religiones, muchas de ellas ligadas a la propia cultura del lugar.

Este articulo es un resumen de la noticia original publicada en El Español «El futuro (sostenible) del turismo: cómo convertirse en ‘ecoturista’ en cinco pasos«

 55 visitas

Read More

El proyecto Finhava promueve la economía circular entre el sector primario y el hotelero

El pasado jueves las instalaciones de Fruites i Verdures Son March de sa Pobla acogieron la presentación del proyecto pionero Finhava, una plataforma tecnológica para promover la economía circular, la agricultura local y el turismo sostenible.

El sistema consiste en calcular la materia orgánica que los establecimientos hoteleros producen y que viene derivada del consumo en sus instalaciones. Esta materia se transporta hasta las plantas de Tirme para ser transformada en compost ecológico, que seguidamente reciben los agricultores locales para abonar los cultivos. Uno de los aspectos más importantes en el proceso consiste en que el distribuidor adquiere los productos consumibles del agricultor por un peso equivalente a la materia orgánica creada en el primer paso del ciclo, por lo que los alimentos son reintroducidos en la cadena para cerrar así el engranaje de la economía circular. Otra novedad es que tanto los consumidores como cualquier agente implicado en la cadena podrá seguir la trazabilidad de cada producto mediante un código QR.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada en Ultimahora: «El proyecto Finhava promueve la economía circular entre el sector primario y el hotelero«

 55 visitas

Read More

Responsabilidad digital en el turismo: ¿cuáles son las soluciones?

Si bien la relación entre la responsabilidad digital y la promoción del turismo se trató en un artículo anterior, vuelvo con Fabien Perot para destacar algunas soluciones.

Las diferentes implicaciones de lo digital en la industria del turismo

Para mantener su competitividad y su atractivo, los agentes turísticos utilizan herramientas digitales para su organización interna y la gestión de sus clientes, y recolectan una cantidad considerable de información cruzada con la disponible en Internet, para optimizar su producto y su servicio. Este uso interno de la tecnología digital implica ciertas problemáticas energéticas en cuanto a la recolección, gestión y almacenamiento de estos datos.

A nivel de la comunicación, se ha instalado en el sector una cierta presión digital, apoyada en su fuerte intensidad competitiva, que empuja a cada actor a sucumbir a las exigencias del mercado en cuanto a la omnipresencia digital y sobreproducción de contenidos. Frente a los diferentes algoritmos de las redes sociales, la llegada del SEO y el considerable peso de los medios sociales del turismo (blogs, Reviews sites, Tripadvisor), los actores del sector se ven fuertemente influenciados por esta presión para seguir la corriente, para conseguir hacerse un lugar.

¿Qué herramientas y prácticas daría para reducir el impacto digital de las herramientas de gestión interna y de relación al cliente?

“Cuando existen alternativas eco-responsables (como Ecomail para los correos electrónicos o FileVert para la transferencia de archivos), por supuesto que es beneficioso para todos recurrir a este tipo de herramientas. Desgraciadamente, no es el caso de todo: las herramientas de marketing, los sistemas de newsletters, las redes sociales, no todos tienen alternativas de diseño ecológico. Por eso puede ser interesante, para empezar el proceso, mejorar lo que ya se hace: controlando el peso de los correos electrónicos en las campañas de newsletter, optimizando el peso de los contenidos de fotos y vídeos, publicando menos (¡pero mejor!) en las redes sociales.”

El impacto de la crisis sanitaria en la dimensión tecnológica del turismo

El sector turístico sigue superándose y reinventándose para sobrevivir a la crisis sanitaria, que marca un verdadero punto de inflexión en el comportamiento digital de los consumidores. El turismo ha tenido que recurrir a la tecnología digital para mantenerse en contacto con sus clientes, y el público ha tenido que seguir conectado para seguir viajando desde casa.

Además de la necesidad de que los profesionales trabajen en línea para mantener el negocio, las visitas virtuales y la publicación de contenidos se han sumado al impacto medioambiental de lo digital en el sector turístico. Con las restricciones a los viajes de los visitantes, los buscadores de escapadas recurren a lo digital para disfrutar de las artes, la naturaleza y mucho más.

La responsabilidad digital en la comunicación del marketing turístico

Caracterizado por ser un sector experiencial e inspirador, la creación de contenidos desempeña un papel crucial a la hora de conquistar al público. La alta intensidad competitiva del sector encierra a los actores en un círculo vicioso en el que la sobreproducción mantiene la visibilidad digital y permite marcar la diferencia. Es un cambio de mentalidad y de lógica que nos invita a revisar este modelo y a adoptar comportamientos de producción más conscientes y responsables: ¿Es realmente necesario producir un artículo sobre el Machu Picchu si ya existen miles? ¿Es relevante seguir un calendario de marketing sobrecargado, sólo para que el algoritmo funcione?

Estas preguntas están en el centro del proceso de transición ecológica digital, donde nos cuestionamos la verdadera relevancia y utilidad de nuestras acciones. De esta toma de conciencia han surgido varios conceptos y métodos para aportar soluciones a la industria:

  • Slow content: Anclado en el concepto del Slow life, invita a los creadores de contenidos a bajar el ritmo y crear menos, pero con más relevancia en términos de calidad y duración. Se añade el reciclaje de contenidos, para presentar el arte de la reutilización de contenidos de forma inteligente y responsable.
  • Jugando al low. Después de ralentizar al ritmo del slow, se nos invita a adoptar una low posture, en cuanto a los contenidos, optimizando los formatos utilizados (estar atentos a la producción de vídeo en alta definición para la promoción, por ejemplo), y en cuanto a los medios de comunicación, interesándose por la low tech (tecnologías diseñadas para ser útiles, sostenibles y accesibles para todos).
  • Siendo consciente de su impacto. El impacto cero sigue siendo imposible, pero podemos decidir transformar nuestro impacto en positivo con el uso de plataformas, aplicaciones y herramientas eco-responsables, ofreciendo una reducción y optimización del impacto, pero también compensándolo con iniciativas ecológicas o sociales.

En comunicación se habla mucho de ecodiseño de los medios. ¿Cómo presentaría esta solución para el turismo?

“En realidad, es bastante fácil imaginar la comunicación en papel, ya que podemos optar por gráficos, tintas y papel mucho más económicos que lo que se hacía en el pasado. Pero la idea es la misma cuando se trata de lo digital. Evidentemente, esto adopta diferentes formas, ya sea un sitio web ecodiseñado, una identidad gráfica mejor trabajada o un contenido escrito más cualitativo, pero las técnicas son fácilmente realizables: un diseño refinado, un tipo de letra bien elegido, la elección de un host eco responsable, y muchas otras: tantas posibilidades para que los actores del turismo puedan integrar el enfoque del ecodiseño en su comunicación.”

En el centro de las tendencias digitales, la tecnología digital responsable se enriquece cada vez más con nuevas iniciativas e innovaciones que mejoran, optimizan y solucionan diversas herramientas, técnicas y prácticas profesionales. Un avance tecnológico que forma parte del cambio de conciencia en la industria turística, permitiendo que el turismo se realice de forma diferente y que lo digital se utilice de otra manera.

 55 visitas

Read More

¿La tecnología digital eco responsable puede ser compatible con la promoción turística digital?

La revolución digital ha tenido un impacto considerable en el sector turístico, que ahora es indispensable tanto desde el punto de vista logístico como de la promoción, y en la actualidad se están surgiendo varias reflexiones relacionadas con su uso responsable. ¿La tecnología eco responsable puede ser compatible con la promoción turística digital? Fabien Perot, eco diseñador de páginas web, me acompaña en esta reflexión para arrojar luz sobre este concepto eco-responsable que está en el centro de la dimensión tecnológica del desarrollo turístico.

Digital y turismo: una evolución que va de la mano

En los últimos años se han producido importantes interacciones entre la tecnología y el turismo, que han tenido un fuerte impacto en la logística del sector, el comportamiento del mercado y las técnicas de comunicación y marketing para los profesionales. «El progreso tecnológico y el turismo van de la mano desde hace años», como señalan Buhalis y Law (2008), incluyendo la llegada de Internet, que se define como uno de los elementos transformadores de la industria.

Con varios puntos de inflexión importantes en el sector, como la digitalización de las agencias, el desarrollo de herramientas digitales para los procesos de marketing y la llegada de las redes sociales, el turismo se ha encontrado en una espiral de oportunidades e innovaciones. Para conquistar a los viajeros, todas las estrategias están permitidas para jugar en la omnipresencia digital: se ha vuelto casi indispensable tener visibilidad en las redes sociales, tener una web vitrina así como un Marketplace, crear contenidos escritos y visuales, proponer una variedad de canales de comunicación para la relación al cliente así como generar actividad en los medios sociales como blogs o plataformas de opinión de los viajeros, sin olvidar la relevancia del desarrollo de aplicaciones móviles.

Esta digitalización masiva ha hecho del turismo un sector de actividad muy anclado en la dimensión tecnológica, que hoy experimenta a su vez reflexiones y problemáticas medioambientales.

La tecnología digital y su impacto medioambiental

De aquí a 2025, «se prevé que la tecnología digital representa entre el 6,9% y el 8,8% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero», según France Stratégie, institución dependiente del Primer Ministro. El conocimiento y la concienciación sobre el impacto medioambiental de la tecnología digital es relativamente reciente, pero muchos actores ya han decidido incluir esta dimensión tecnológica en su transición ecológica y su posicionamiento ecoresponsable.

Un informe publicado por el Think Tank The Shift Project nos informa de que la parte de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero vinculadas al uso digital en 2019 se estima en un 4%. Como comparación, utilizan las emisiones del transporte aéreo, que «generan un 2,5% si nos limitamos a las emisiones directas de los aviones», explica Hugues Ferreboeuf, director de proyectos de The Shift Project. En esta era digital, la desmaterialización implica, paradójicamente, un importante uso de materiales y energía, y acabamos teniendo un coste ecológico que puede cuestionar ciertas prácticas.

Como actor de la transición ecológica a través del ecodiseño de la web, ¿puede decirnos cuáles son los impactos ambientales más importantes de la tecnología digital?

«Es extremadamente complejo, ya que hay que tener en cuenta el ciclo de vida de toda la cadena: desde los equipos hasta los servicios, pasando por la producción de energía para su funcionamiento y el despliegue de una gigantesca infraestructura global. El impacto medioambiental más importante es la emisión de gases de efecto invernadero, en parte debido a la producción de energía basada en el carbono. Pero también hay un importante problema de recursos, tanto en términos de agotamiento (de metales raros, por ejemplo) como de contaminación del agua, el aire y el suelo (por la extracción de metales, la fabricación de equipos, los residuos electrónicos).«

¿Ser eco-responsable hasta el punto de hacer clic?

El compromiso eco-responsable ha sido un tema importante en el panorama turístico desde hace varios años, desarrollando soluciones e innovaciones en torno a cuestiones relacionadas con las dimensiones social y medioambiental, que son los pilares del turismo. La dimensión tecnológica se ha sumado recientemente a estos retos de la industria, por lo que debería formar parte de los compromisos ecoresponsables de estos actores para dar cierta armonía y coherencia a sus valores.

Sin embargo, ya sea para desarrollar y mantener la competitividad, optimizar el viaje del cliente y garantizar la visibilidad promocional, el peso de lo digital en el turismo superaría las buenas prácticas y los gestos responsables que podemos encontrar hoy en día en este sector.

El turismo tiene un vínculo muy estrecho y especial con lo digital, ¿podría ser posible una compatibilidad en forma de compromiso según los conceptos de la tecnología digital responsable?

Esa es exactamente la palabra correcta: ¡compromiso! Me gusta pensar que el paso más importante es la concienciación. Si los agentes del turismo (pero también cualquier usuario digital) comprenden la cuestión medioambiental en torno a lo digital, ya será un gran paso adelante, sobre todo porque el tema ha surgido recientemente. Dirigiendo una buena reflexión sobre el diseño de su sitio web, el uso de su buzón, el almacenamiento de sus datos, el impacto de su comunicación, la elección de sus terminales, todos pueden ir más allá y mejorar considerablemente su huella digital.

Las problemáticas de desarrollo sostenible y de prácticas responsables que el turismo lleva experimentando desde hace varios años a nivel social, económico y medioambiental se extienden ahora a la dimensión tecnológica. El reto actual es tomar conciencia, como actores del ecosistema turístico, de entender y actuar para emprender el turismo de forma diferente, desde ahora.

 55 visitas

Read More

Torremolinos participa en un proyecto piloto pionero de turismo sostenible

El objetivo es que la ciudad siga siendo el un destino de sol y playa acorde con las políticas europeas.

No es la primera vez que Málaga y su provincia nos ofrecen un ejemplo de la unión entre el destino tradicional de soly y playa y tecnologías avanzadas para convertir este tipo de turismo en un agregado sostenible.

El Ayuntamiento de Torremolinos formará parte de un proyecto piloto pionero en turismo sostenible a nivel europeo y que persigue que el municipio costasoleño siga siendo el primer destino de sol y playa de Andalucía acorde con las políticas europeas.

El proyecto Coasting Plus

El proyecto Coasting Plus’ se basa en el trabajo desarrollado previamente por la iniciativa COASTING’, que es liderado por la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), para implantar una herramienta de gobernanza integrada denominada ‘Contrato de costa’, que persigue promover un turismo costero sostenible en línea con las políticas de la UE, siendo un programa multisectorial que comenzó en Marsella.

Tras una primera fase que se pondrá en marcha por la FAMP para transferir la metodología ‘COASTING’ a la Federación valenciana, la segunda fase se centrará en Torremolinos y Sagunto (Valencia), así como los principales actores involucrados en la gobernanza costera y el turismo sostenible.

“Este programa con proyección internacional enriquecerá y beneficiará al municipio y se suma al trabajo de seguridad y calidad en el ámbito turístico, así como a la colaboración público-privada y la participación ciudadana que realizamos”, ha señalado el alcalde, quien ha resaltado que “es innegable el impacto del turismo en el medio ambiente y prueba de ello es el boom en los años 60 en Torremolinos, por ello apostamos por renovar el destino a favor de la sostenibilidad y el medio ambiente y seguir siendo el primero de sol y playa de Andalucía”. 

La inclusión del municipio en la Alianza de Municipios Turísticos de Sol y Playa, la Agenda 2030, así como su participación en la Red de Destinos Turísticos Inteligente o el desarrollo de proyectos bajo los fondos Feder, son algunas de las actuaciones que enumeró Ortiz para ilustrar la apuesta del destino por su renovación. 

Torremolinos, una ciudad muy implicada en el tema de la sostenibilidad

En España tan solo Torremolinos y la localidad valenciana de Sagunto participarán en este proyecto piloto que servirá para poner en valor el trabajo en materia de turismo sostenible llevado a cabo en ambos municipios y para promover la metodología del ‘Contrato de costa’ como instrumento clave para la transición verde de España en el proceso de reconstrucción social y económica. 

En Torremolinos ya se trabaja en un gran número de proyectos para mejorar la sostenibilidad turística de la ciudad, en concreto, en el litoral, el ‘plan de reciclaje y economía circular de la costa’ que consiste en la implementación de un sistema de motorización de todo el litoral de playa, tanto de emisiones como de clasificación de residuos, así como la renovación de maquinaria de limpieza específica de playas y del mar.

Entre otras líneas actuales en la localidad, se encuentra un estudio sobre la viabilidad de instalación de un parque eólico marino en la costa del municipio y la puesta en marcha del programa `Torremolinos mar circular’, en colaboración con el sector pesquero, turístico y hostelero

El programa ‘Coasting Plus’ y los fondos ‘Next Generation’ son dos proyectos que se pondrán en marcha en el municipio a corto plazo a los que se sumará la implementación de todas las ODS elaboradas a través del plan de acción de la Agenda Urbana 2030

“El objetivo a largo plazo es conseguir que Torremolinos sea una ciudad climáticamente neutra, demostrando, que una ciudad costera y urbana puede ser sostenible”, ha concluido la concejala.


Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Malaga Hoy: «Torremolinos participa en un proyecto piloto pionero de turismo sostenible«.  

 55 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.