Los desafíos pendientes del turismo de aventura en el camino hacia la igualdad de género

“La igualdad de género no es solo un derecho humano fundamental, sino que es uno de los fundamentos esenciales para construir un mundo pacífico, próspero y sostenible”. Este es el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 5, correspondiente a la “Igualdad de Género” de la Organización de Naciones Unidas. Implantarlo en el mundo del turismo de aventura, es todo un desafío hoy en día. Y la igualdad de género, debe ir de la mano de la sostenibilidad.

Toda la industria del turismo se ha visto duramente golpeada por la pandemia del COVID-19. Sin embargo, quienes se han llevado los impactos más duros son las organizaciones pequeñas y las mujeres. De acuerdo a la ONU, “la sostenibilidad en viajes y turismo no se puede conseguir sin igualdad de género y empoderamiento de las mujeres; negarles derechos y accesos a oportunidades a un género completo pone un freno a la humanidad completa hacia la meta de la sostenibilidad”. Sin la igualdad de género, no es posible construir un mundo más sostenible.

Recientemente se presentaron los resultados de un estudio realizado por la ATTA (Adventure Travel Trade Association). Éste, abarca el rol de la mujer en el turismo aventura. Considera, además, a la mujer tanto empleada, como aventurera, así como representante de la comunidad local. Este es el segundo estudio efectuado en conjunto con Switzerland Tourism. La versión actual habla sobre como la industria del turismo aventura podría aprovechar esta pausa que ha generado la pandemia sobre los viajes. Y habla también sobre cómo podría replantearse su impacto y priorizar la sostenibilidad. El estudio deja patente que conseguir la igualdad de género es esencial para construir un mundo en el que prevalezca la sostenibilidad.

El estudio también se enfoca en identificar y comprender cuales son las acciones y beneficios que son ofrecidos a las personas empleadas en pro de un equilibrio entre la vida laboral/personal. Y cómo incentivar también un desarrollo de liderazgo; Además, se centra en averiguar si ha habido cambios en liderazgos femeninos en el turismo aventura en comparación con estudios anteriores (2017). E incluso de cómo el COVID-19 puede haber afectado a las mujeres en la industria. También, de la importancia de conciliar turismo de aventura con igualdad de género y sostenibilidad.

Los datos hablan por sí solos

Algunos de los hallazgos más importantes que se pudieron concluir indican que:

  • Solo el 33% de las empresas que en el 2021 generaron utilidades de $5 – 10 millones son lideradas por mujeres. Sin embrago, tan solo el 11% de las empresas que en el mismo periodo tuvieron utilidades sobre $10 millones tienen una mujer de CEO/líder.
  •  El 35% de las personas encuestadas han vivido acoso u abuso sexual por parte de un colega en el trabajo. 30% han vivido acoso u abuso sexual en el trabajo por parte de un cliente o turista.
  • Tanto el porcentaje de miembros de directorios que se identifican como mujeres (34%), como el porcentaje de directorios en que participa al menos una mujer (74%) han disminuido en los últimos 5 años.
  • En general las personas encuestadas están contentas con el nivel de equidad en su propia organización/empresa. Sin embargo, muchos de ellos consideran que la industria del turismo aventura y la del turismo en general es tan solo “algo equitativa” en cuanto a oportunidades para hombres y mujeres.
  • El 23% de las personas encuestadas han vivido o sido testigos de instancias de discriminación de género en sus propias organizaciones/empresas. El 53% han vivido u sido testigos de instancias discriminación de género en la industria general.
  • Las mujeres alcanzan en promedio el 57% del total de clientes de las personas encuestadas. Este dato representa una clara mayoría dentro de la demanda del turismo aventura. Por ello, los productos y el marketing deben enfocarse en esta demanda y tomar en consideración qué quieren las mujeres. Así también, incentivar a la equidad de género en todas las áreas.
  • Organizaciones con líderes mujeres son percibidas como más justas respecto de los salarios de sus empleados. Mujeres encuestadas consideran con mayor frecuencia que los salarios son injustos y que los hombres reciben salarios más elevados.
  •  Las organizaciones de las personas encuestadas toman acciones específicas para cubrir las necesidades de mujeres viajeras. En particular, contratando mujeres guías, asegurando equipo apropiado, ofreciendo productos en viajes que han sido solicitados por mujeres, y realizando viajes exclusivos para mujeres.

El estudio se puede descargar gratuitamente y revisar completo aquí.

Conseguir la igualdad de género es esencial para construir un mundo más sostenible

En conclusión, queda en evidencia que las mujeres y los hombres no tienen las mismas ventajas. Ni como turistas ni como trabajadores o prestadores de servicios en el turismo aventura. Las mujeres representan el 54% de la fuerza laboral a nivel mundial en el sector del turismo. Sin embargo, esto no se ve reflejado en los cargos altos como CEO, management, y cargos de liderazgo. Mucho menos en cargos gubernamentales (en el 2019 solo el 23% de los ministerios encargados de turismo a nivel mundial fueron liderados por mujeres).

Entre los años 2015 y 2019 hubo un gran incremento en el porcentaje de mujeres en cargos altos y de gerencia en el rubro. Pero curiosamente el 2020 el porcentaje de mujeres en estos mismos cargos retrocedió considerablemente. De ello, solo se puede deducir que la pandemia del COVID-19 ha sido tremendamente perjudicial para el progreso de la equidad de género y las mujeres. Así ha sido tanto en el turismo como en otros sectores.

Una persona encuestada concluyó que “pienso que es un poco más difícil ser mujer en el ámbito del turismo aventura. Al menos más difícil que serlo por ejemplo en el turismo de resort o turismo familiar. Sencillamente, hay menor cantidad de mujeres alrededor hacia quien acercarse. Por ello he aprendido que tal vez debo ser un poco más precavida y un poco menos amigable. Al menos, de manera directa cuando me encuentro en un espacio dominado por hombres”.

La toma de conciencia es el primer paso hacia el cambio. Se deben tomar más medidas y acciones en pro del empoderamiento femenino en los cargos de influencia y responsabilidades. Pero también es fundamental buscar recuperar esos espacios y cargos que fueron ocupados por mujeres y que retrocedieron con el pasar de la pandemia. De igual forma, es esencial identificar las necesidades reales de las principales consumidoras de experiencias de turismo aventura, cultural y de naturaleza: las mujeres. El gran desafío pues, lleva de la mano a la igualdad de género y la sostenibilidad.

 256 visitas

Read More

Retos de los destinos de Sol y Playa de Argentina

La relación entre la actividad turística y los espacios naturales ha ido evolucionando con los años. Tanto, hasta incluso convertir los destinos de sol y playa en centros de turismo masivo. En ellos, los veraneantes realizan un uso intensivo del espacio litoral. Dicho fenómeno trajo aparejado el crecimiento y prosperidad de muchas ciudades. También de sus respectivas sociedades. Sin embargo, las consecuencias a largo plazo pueden ser irremediables e impactar directamente sobre el recurso natural. Así será si no se desarrolla una planificación sostenible. Esto es así, dada la condición ambivalente del turismo. Por todo ello, el desafío de las zonas costeras se presenta como algo urgente: conseguir encontrar el equilibrio y la sostenibilidad. Ese es uno de los grandes retos de los destinos de Sol y Playa de Argentina.

Sánchez (1985) ejemplifica el proceso de transformación y valorización de las áreas litorales, bajo el término de “marbellización”. Con este concepto, explica la fuerte concentración de edificios modernos en remplazo de antiguas residencias, construidas próximas a la costa. El patrón se ha ido replicando en diferentes puntos turísticos de zonas costeras. Hoy, se enfrentan a un gran desafío: reestructurar el modelo turístico de sol y playa y virar hacia la sostenibilidad. Situándonos en el pilar medioambiental de la sostenibilidad, podemos ver algunas de las consecuencias más frecuentes del uso intensivo del espacio litoral.

Destrucción y/o aplanamiento de los médanos

Padilla (2013) afirma que la destrucción de los médanos es una de las principales causas de erosión, ya que son parte importante del ecosistema costero. No obstante, al encontrarse en el área más codiciada, el frente costero, se permite la eliminación o la habilitación de permisos de construcción. De ello depende el fuerte impacto directo sobre la calidad paisajística y ambiental de la costa. La circulación de vehículos todo terreno (4×4, cuatriciclos) o la ampliación de “zonas de sacrificio” no solo suponen un riesgo para otros veraneantes. También, impactan sobre las áreas de descanso, nidificación y alimentación de las aves y de la fauna autóctona. Incluso deja una gran marca la circulación de personas en áreas críticas. Por todo ello, el desafío de las zonas costeras se nos presenta como algo urgente: reestructurar el modelo turístico de sol y playa y virar hacia la sostenibilidad.

Desborde de afluentes cloacales

En palabras de Varisco (2011), la contaminación por descarga de afluentes con tratamiento inadecuado es uno de los problemas más frecuentes en el espacio litoral. Esto es así, porque las nuevas urbanizaciones destinadas a uso turístico, traen consigo grandes desechos. La mayoría de los centros turísticos de Argentina, cuadriplican su población durante la temporada estival. Debido a ello, las plantas de tratamiento de afluentes cloacales no responden ante semejante volumen.

Los Residuos Sólidos Urbanos (RSU) son todos los desechos que se generan en domicilios particulares. Pero también aquellos de similar composición generados en diferentes ámbitos, tales como comercios, oficinas o empresas de servicios, entre otros (Secretaria de asuntos municipales, www.mininterior.gov.ar). Los RSU, son una importante fuente de contaminación costera, impactando directamente sobre el ecosistema marino. Este problema, se intensifica cuando afecta a centros de gran afluencia turística.

El mayor de los retos de los destinos de Sol y Playa de Argentina: la sostenibilidad

El crecimiento exponencial, desordenado, la falta de planificación y de políticas turísticas impiden o retienen un desarrollo sostenible a largo plazo. El desafío de hoy es encontrar en la sostenibilidad el equilibrio.

Referencias: BENSENY, G. GARCÍA, M., VARISCO, C., GONZÁLEZ M., PADILLA, N., MARESCA, N., CANO, J., GONZÁLEZ, G., CAMPOLIETE, L., COMELLI, L., IRIGOIN, C., JOUANNY, V., LALLI, C., LAO, N., MAILÉN TUR MAURI, A., OJEDA, J. (2013). Gestores costeros de la teoría a la práctica: una aplicación en áreas litorales. Universidad Nacional de Mar del Plata. Mar del Plata. SANCHEZ, Joan Eugeni (1985), Por una Geografía del Turismo Litoral. Una aproximación metodológica. Revista ciencia Regional. Estudios Territoriales. España

 256 visitas

Read More

La necesidad de un turismo sostenible para no agravar la situación climática y ambiental

Es indudable que el turismo convencional que se ha estado llevando a cabo durante los últimos años ha ejercido una gran presión sobre nuestro planeta. Éste tipo turismo tradicional nos acerca peligrosamente a nueve puntos de no retorno de crisis ambiental y climática. Por ello, se hace evidente la necesidad de un turismo sostenible para no agravar la situación climática y ambiental.

El turismo ha generado graves problemas ambientales estos últimos años. Algunos de esos problemas son la contaminación ambiental (terrestre, acuática y atmosférica). Además, se aprecia un gran deterioro y destrucción de la flora y fauna local y el agotamiento de los recursos naturales. El turismo, también ha provocado otros impactos negativos. Destacan especialmente la masificación de los destinos, la pérdida de identidad patrimonial y cultural de los sitios, problemas de convivencia para la gente local, etc. Incluso, debido a la sobreexplotación turística de muchos destinos y a la falta de responsabilidad de los turistas, se ha puesto en peligro de extinción muchos lugares. Algunos de ellos, por sus características intrínsecas, son especialmente sensibles a los cambios de temperatura, humedad, erosión, etc. 

Entre ellos destacan destinos como la isla de Koh Tachai en Tailandia. A tal punto llegó, que en el 2016 el gobierno tailandés tuvo que cerrar dicha isla al turismo de manera indefinida. También otros lugares únicos como Machu Picchu, la Isla de Pascua, el santuario de Abu Simbel o la Gran Barrera de Coral se encuentran en peligro de extinción (o lo estarán en algunos años). Así será si no se toman medidas de protección al respecto. De ahí la importancia de recalcar la necesidad de fomentar el turismo sostenible.

Tiempo de reflexión 

La pandemia de la Covid-19 fue una parada forzada para todos. Esta situación nos sirvió para reflexionar si debíamos (o queríamos) continuar de la misma manera que habíamos estado haciendo hasta entonces. En este periodo de tiempo gran parte de la actividad humana se frenó en seco. La Tierra, así, pudo “respirar”. Se produjo una mejora de la calidad del aire y de las aguas; y los animales y la vegetación volvían a ser los protagonistas de lugares que el humano les había arrebatado. Ahora, vamos recuperando progresivamente nuestra actividad habitual y los países van levantando poco a poco las restricciones permitiendo de nuevo los viajes. Pero cabe preguntarse si queremos seguir en la misma línea en cuanto al sector turístico se refiere. 

Cambio de paradigma

Al menos, se observa que cada vez hay más personas concienciadas. Personas que sienten la necesidad de hacer las cosas de otra manera, como viajar de una manera más sostenible. De esta manera, aprovechar este nicho de mercado es quizás un buen punto de partida para cambiar la tendencia anterior. El turismo sostenible necesita la implicación de todas las partes interesadas de la industria. Por ello, los viajeros pueden aportar su granito de arena, cambiando pequeñas acciones e integrando ciertas prácticas sencillas durante sus viajes. Entre ellas, está el elegir rutas alternativas con respecto a las rutas turísticas habituales. Con ello, se conseguiría huir de las masificaciones, conocer los lugares de forma más auténtica con respeto y empatía, gastar el dinero en la gente local y minimizar el impacto ambiental.

Viajando de esta manera, más concienciada y respetuosa, estaremos ante una situación de “win-win” entre el viajero y el planeta. Ésto no sólo nos beneficiará a nosotros en la actualidad, sino también a las generaciones venideras. Ellas, querrán disfrutar de los destinos de la misma manera que pudimos hacerlo nosotros. 

 256 visitas

Read More

Destinos sostenibles: una experiencia a escala

Usualmente hemos indicado que la hotelería, gastronomía, animación… son los productos o servicios turísticos, pero entre más reflexiono sobre cómo procede un viaje, más considero que una experiencia satisfactoria es el principal producto de la “industria turística”, y la cadena de valor que se mueve alrededor de ella, es el proceso logístico para proveerla. A partir de esta visión, deseo orientar la gestión del destino como la “industria que manufactura” una experiencia altamente inolvidable (en positivo).

Para ello, propongo los siguientes componentes orientadores del destino:

Experiencia satisfactoria: más que un número de viajeros, un destino exitoso es aquel que logra un alto porcentaje de experiencias inolvidables entre los viajeros que lo cruzan. Para ello, se requiere diseñar dicha(s) experiencia(s), integrando los valores más auténticos y únicos del territorio, los cuales se traducen a través de los sentidos y actividades que el viajero desarrollar en su estadía.

Articulación logística: imaginémonos que la “fábrica” de la(s) experiencia(s) se comprende por la integración de hoteles, restaurantes, transporte… y cada parte se entiende como un proveedor del proceso logístico que trabaja hacia la elaboración de la experiencia del turista, nuestro producto. Así, un destino propende por articular a sus proveedores alrededor de un diálogo con el viajero en un idioma sensorial que traduce los valores y autenticidad en sus productos y servicios: alojamiento, gastronomía, guianza…

Ingredientes de un destino turístico

Ahora bien, dicho esto, hay dos componentes que pongo a discusión, que deben igualmente integrarse en los destinos para fortalecer su capacidad de experiencia inolvidable:

Capitalización: al entender que todas las empresas y servicios actúan de forma colectiva para proveer la experiencia inolvidable, también entendemos que logramos un esfuerzo colectivo de recursos económicos y humanos que deben enfocarse en aquellos aspectos del territorio que proveen dichos valores y significados, para asegurar su conservación y restauración. El poder del turismo está en lograr canalizar recursos de forma efectiva en el territorio, para mejorar el valor del producto (experiencia) y mantener la capacidad de las empresas de proveerlos mientras captan el mayor valor.

Digitalización: en la era Geek, con el mayor acceso a la información y conexión en tiempo real, debemos lograr estar en capacidad de recoger la mayor información y transformarla en decisiones de alto valor. Esto requiere una integración tecnológica que permita la lectura del destino. Para dar algunas ideas estaríamos hablando de que las encuestas en empresas logren además de evaluar su calidad, también ofrecer evaluaciones de la experiencia en el destino, igualmente lograr un análisis de la vulnerabilidad y presión sobre los recursos del territorio y no solo de los impactos puntualizados por cada empresa. Por otro lado, captar el bienestar y valor percibido por la comunidad, lo cual también puede facilitarse a través de un sistema de opinión digital. Así mismo, diseñar estrategias para el marketing de las empresas, teniendo en cuenta los segmentos de los viajeros evaluados a escala del destino.

Creemos experiencias inolvidables

Como profesional y como viajera, estoy explorando un enfoque que aporte a la sostenibilidad y a la valoración de los territorios que soportan las experiencias turísticas. Por ello, considero que aún hay pasos por dar hacia el diseño y evaluación de la experiencia que ofrece un destino, apuntando a generar aquellas que logren transformar la conciencia de los viajeros hacia un entorno más propositivo y positivo y transferir el capital que el mismo viajero lleva consigo (conocimiento y capital económico) al territorio que visita.

En conclusión, debemos empezar más a pensar el turismo a través de la experiencia que ofrecemos, entender que esta experiencia se desarrolla más allá del límite de una empresa y se traduce en el territorio, por lo cual se requiere la articulación e integración de información a esta escala para evaluar y mejorar la “empresa” (destino).

 256 visitas

Read More

Turismo sostenible, responsable, equitativo…: ¿de qué estamos hablando?

Turismo sostenible, turismo comunitario, ecoturismo, turismo responsable, turismo equitativo… Estos términos están por todas partes y, sin embargo, siguen siendo relativamente desconocidos en su esencia. A veces víctimas de su peso semántico o de malos usos comerciales y de marketing, no siempre son unánimemente aceptados por el público. Hoy arrojamos luz sobre estos términos, cuya comprensión es tan importante como necesaria para evitar confusiones.

Malentendidos y confusiones: el origen

Para entender cómo hemos llegado a decir “todo es lo mismo”, tenemos que remontarnos
aproximadamente a los años 90, cuando la llegada del modelo de desarrollo sostenible se
encontró con la industria del turismo para hacer frente a los primeros efectos negativos
observados.

De esta unión nacerá el turismo sostenible, que engloba todas las formas de
turismo respetuosas con el medio ambiente y se preocupa por el bienestar de las poblaciones locales desde el punto de vista económico, social y cultural.


“El turismo que tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas. ”Esta es la definición de los principios del turismo sostenible que se dio oficialmente durante la conferencia de Lanzarote en 1995.

A partir de este evento, la industria ha perdido el tren. Es decir, no ha sabido comunicar, sensibilizar e integrar a los proveedores para que estos puedan comunicarlo, campartirlo y así venderlo al público general. Así, el turismo sostenible, aunque representaba el potencial de un nuevo paradigma en la industria, se ha convertido en un producto de consumo de nicho.

Una comunicación que no ha sido adaptada

El término turismo sostenible fue originalmente una traducción directa del término inglés sustainable tourism, utilizado por las instituciones turísticas y los profesionales del sector. Posteriormente, su uso ha sufrido una desadaptación en la comunicación y el marketing para el mercado y, en ocasiones, un mal uso que se traduciría de greenwashing.

Así, de un uso profesional y académico, se ha convertido en un “comodín” que ha terminado por confundir al público, al carecer de información concreta y de una comprensión óptima de estas nuevas prácticas.

Turismo sostenible y turismo responsable: una sutil diferencia

En cuanto al turismo responsable, se refiere al enfoque responsable del turista o del operador turístico en su aproximación al turismo. La OMT utiliza este término para definir la responsabilidad de la gestión de las estructuras turísticas con respecto a su impacto económico, social y medioambiental, así como la responsabilidad directa del cliente y su conciencia social.

A partir de estos dos pilares se desarrollan posteriormente varios tipos de turismo. Existen
varias denominaciones, cada una de las cuales abarca uno o varios de los aspectos que se
tienen en cuenta en la filosofía del desarrollo sostenible y sus 17 objetivos.

El turismo sostenible como una gran familia, diversa y complementaria

Precisamente en esta gran familia del turismo sostenible encontramos a menudo el equívoco entre el turismo verde y el ecoturismo. Uno representa todas las actividades y ofertas turísticas vinculadas a la naturaleza y sus espacios verdes en general. Mientras que el otro engloba más sutilmente las nociones de ecosistema y ecología con ofertas que ponen en relación las formas de vida (humana, fauna y flora) con su entorno a través de la observación, la educación y la interpretación.

Para ir más allá en las definiciones de las formas de turismo que constituyen el turismo
sostenible, encontramos:


● El turismo comunitario es un tipo de turismo gestionado directamente por las
comunidades locales, según su propia organización, y en la que los beneficios de las
actividades recaen directamente en ellas de forma socioeconómica.
● El turismo participativo ofrece al viajero un papel diferente en el destino mediante
la participación activa en la vida local (a veces llamada voluntariado), reinventando la
relación entre el turista y la población local. También se refiere al hecho de implicar a
la población local en las actividades turísticas territoriales desarrolladas.
● El turismo humanitario permite mejorar las condiciones de vida de las poblaciones
locales, ofreciendo al viajero un compromiso óptimo a través de la ayuda financiera,
física, así como la transmisión de conocimientos.
● El turismo equitativo se inspira directamente del concepto de comercio equitativo,
donde la realización de una actividad turística se compromete a respetar los intereses
de las comunidades locales a nivel económico.
● El slowtourism, inspirado en la filosofía slowlife, propone una forma de consumo
turístico más suave a través del comportamiento del viajero y de los medios
utilizados.
● El agroturismo plantea una diversificación de las actividades en el sector agrícola,
acogiendo a los turistas en torno a varias actividades temáticas, y facilitando la
relación con los productores y la sensibilización sobre su entorno y sus condiciones.


Por lo tanto, hay que prestar una atención especial a los usos semánticos, a sus adaptaciones en la comunicación y a los métodos de marketing para evitar cualquier malentendido dentro de la industria, especialmente con el público en general. Un comportamiento consciente y responsable para emprender el turismo de forma diferente.

 256 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.