Nace Origorooms, un buscador de hoteles 100% sostenibles en España

Víctor y Carlos

Origorooms nace con el objetivo de convertirse en una plataforma única en España para aglutinar la oferta de hoteles comprometidos con los tres pilares del turismo sostenible y su responsabilidad social. Laura Basagaña Illa habla con sus fundadores, Carlos Gutiérrez y Víctor García, para conocer el origen de este buscador, sus criterios de selección de hoteles y la importancia de generar valor en la economía local a través del turismo.  


Laura: Los viajeros cuentan actualmente con una gran cantidad de buscadores de hoteles a su alcance. ¿Cómo surge la idea de crear una plataforma especializada como Origorooms?
Uno de los hoteles que ofrece Origorooms

Carlos: La idea de Origorooms parte de la búsqueda de un crecimiento personal y profesional que cuaja después de desarrollar (a nivel Business Plan) otros negocios que convergen todos ellos en el mismo punto: el turismo sostenible. Entendíamos y entendemos que la sostenibilidad, o el desarrollo sostenible, tiene que ser el eje principal del turismo presente y futuro y ahí es donde se consolidó la idea de Origorooms: desarrollar una empresa que prioriza la responsabilidad social y medioambiental frente a la rentabilidad económica, entendiendo obviamente que sin esta rentabilidad no puede existir la responsabilidad.

Ahora bien, si simplificamos a ¿por qué una plataforma especializada en medio de esta vorágine de buscadores?, y dejando de lado los argumentos anteriores, llegaríamos a la conclusión de que existe un nicho de mercado donde tenemos:

–        Un consumidor final que no tiene como referencia ninguna plataforma orientada al turismo sostenible.
–        Un cliente (los alojamientos turísticos) que parte en gran desventaja para posicionarse de manera individual por lo que es en esencia, un producto 100% sostenible.

La mezcla de todos estos argumentos es lo que nos hizo al final creer en Origorooms: una empresa sostenible, que se apoya en alojamientos que tienen el mismo objetivo, y que busca preservar y tener un impacto positivo en el medio ambiente.

Laura: Origorooms cuenta actualmente con 16 hoteles 100% sostenibles (cifra que va aumentando) distribuidos por el territorio español. ¿Qué requisitos deben cumplir estos alojamientos para formar parte de vuestra plataforma?  

Víctor: La fuerza de Origorooms reside en los alojamientos afiliados, y para ello, para ser coherentes con un modelo sostenible, estos alojamientos tienen que ser en esencia: turismo sostenible, arquitectura de bajo impacto, responsables socialmente, responsables medioambientalmente y sensibles a la diversidad.

Ahora bien, estos cinco puntos sin una evaluación real de su compromiso sostenible, estarían carentes de significado. Se establecen dos pilares estructurales de análisis: arquitectura, gestión social y medioambiental. Sobre estos dos pilares, se analizan una serie de parámetros y pautas de comportamiento que debidamente valorados hacen que ese alojamiento pase a formar parte o no de Origorooms.

A nivel de arquitectura se valora que el alojamiento sea sostenible desde su diseño, por ejemplo una casa pasiva, hasta en el uso de energías limpias como pueden ser la geotermia o la biomasa.

A nivel de gestión medioambiental, estamos hablando de evaluar toda práctica que sea capaz de reducir la huella ecológica como puede ser el reciclaje de aguas residuales y pluviales, el compostaje, el uso de productos bio en limpieza, los huertos ecológicos…

Uno de los hoteles que ofrece Origorooms

Y a nivel de gestión social, se valoran medidas que generen riqueza en el entorno más cercano, como el uso de productos km 0, la relación con proveedores de cercanía, acciones sociales…

Hay que tener en cuenta que muchas de estas acciones evaluadas son transversales, ya que pueden incluirse como puede ser la accesibilidad en varios puntos, sin alterar el resultado final. Obviamente, no es necesario que se cumplan todos los requisitos pero sí una mayoría o aquellos que son más relevantes siempre bajo el cobijo del hilo conductor de la sostenibilidad.

Todo esto analizado, nos hace tener la certeza de que son hoteles 100% ecológicos, que comparten nuestros valores como empresa y que nos permiten tener una estrategia común en torno a un planeta cada vez más sostenible.

Laura: Habláis del concepto casa pasiva. ¿Nos podéis explicar en qué consiste? ¿Qué alojamientos de la plataforma están basados en este concepto?

Carlos: una Casa Pasiva es una vivienda que busca la máxima eficiencia energética gracias a la arquitectura bioclimática; entendiéndose ésta como el diseño de edificios que se relacionan y aprovechan los recursos naturales que el emplazamiento ofrece.
Existen diversos elementos que definen una Casa Pasiva o Passive Haus, pero sin duda, cuatro puntos son críticos:

  1. Bioclimatismo: diseño y relación con el entorno
  2. Construcción sostenible: recursos, materiales, consumos… durante la fase de proyecto, construcción y vida útil.
  3. Estanqueidad: el correcto aislamiento  térmico y el intento de reducir a 0 los puntos de pérdidas energéticas.
  4. Uso de energías limpias: muchas de ellas usan intercambiadores de aire.

De manera más extensa se puede consultar el artículo que tenemos en nuestro blogRespecto a los alojamientos que están basados en este concepto, actualmente contamos con Passive Etxea, dos Casas Pasivas en Ibero (Navarra), certificadas por el Instituto Passive Haus alemán.

Laura: Hablemos de la responsabilidad social como elemento esencial. Entendiendo esta a nivel externo (entorno, proveedores…) pero también a nivel interno, ¿cómo enfocan los hoteles de Origorooms las relaciones con sus empleados?

Víctor: Cuando hablamos de responsabilidad social obviamente nos referimos tanto el cliente interno como externo (en el sentido más amplio), pero en el estadio en el que estamos, donde la mayoría de alojamientos tienen una estructura familiar (en torno al 70%), entendemos que la primera relación a establecer es a nivel externo.

Uno de los hoteles que ofrece Origorooms

Aun así, estamos hablando de hoteles que generan bienestar en su entorno más cercano con prácticas que potencian la economía colaborativa y el km 0 desde políticas de gestión social y medioambiental, lo que repercute también en la contratación y políticas de RSC. Estos patrones de conducta anteriores se reflejan en ciertas prácticas comprobadas in situ donde la atmósfera relajada, la adecuación del puesto de trabajo, el uso de productos de limpieza biodegradables (repercute en el caso del personal de limpieza de manera directa), incentivos y alguna otra práctica permiten valorar de manera positiva esta inercia.

Laura: ¿Cómo comunicáis al cliente el valor diferencial que le aporta alojarse en uno de los hoteles de Origorooms?

Carlos: Disponemos de un denominador común, la comunicación de por qué Origorooms. Para ello, simplificamos y destapamos nuestro valor añadido o diferencial: potenciar el turismo sostenible, consolidar productos responsables medioambientalmente, apoyarse en colaboradores que potencian el desarrollo sostenible, crear una comunidad de viajeros responsables, desarrollar políticas activas. La primera de ellas, participar en el proyecto 100 empresas por los bosques de WWF España, con la reforestación de media hectárea en el Parque Nacional de Doñana.

Laura: Teniendo en cuenta vuestra experiencia, ¿a qué retos diríais que se enfrentan los hoteles 100% sostenibles en nuestro país?
Uno de los hoteles que ofrece Origorooms

Víctor: Los hoteles sostenibles tienen una sensibilidad especial que les hace ser atractivos por sí mismos al usuario final desde el punto de vista de producto, pero sí que es verdad que si hablamos de sostenibilidad, todavía tienen muchas barreras a las que enfrentarse y superar como son el posicionamiento, la inversión inicial elevada y la adecuada comunicación con el usuario final.

En el sector turístico, y España no es una excepción, nos queda mucho camino por recorrer, ya que un hotel sostenible se asocia a producto caro y no a respeto por el medioambiente (que es su razón de ser).

En otros sectores como el alimentario, el consumidor está dispuesto a pagar un precio superior por un producto ecológico; pero cuando hablamos de viajar, el hotel sostenible se difumina en la vorágine de los metabuscadores o grandes agencias online que luchan única y exclusivamente por precio.

El resolver estos retos es la razón de Origorooms, ya que posicionamos los hoteles sostenibles en una marca sostenible que transmite lo que son y por lo que se diferencian a una comunidad ecológica que necesita referencias para crecer y creer.

¡Muchas gracias Carlos y Víctor! Recuerda que puedes seguir a Origorooms en Facebook, Instagram  y Twitter

 193 visitas

Read More

Comunidad Maya de Guatemala ilumina el camino hacia la sostenibilidad

En la localidad San Juan la Laguna, la Asociación de Guías de Eco Turismo Comunitario Rupalaj K’istalin ha logrado desarrollar un proyecto independiente que genera ingresos genuinos, preserva recursos naturales y fortalece su cultura Maya – Tz’utujil. De esta forma, su trabajo se ha transformado en un faro importante al cual deberíamos seguir.

La historia de Rupalaj K’istalin (rostro cristalino en Tz’utujil) comienza en el año 2000 cuando 26 personas decidieron organizarse para trabajar por el desarrollo sostenible de la comunidad San Juan la Laguna, ubicada a orillas del Lago Atitlán.

Pero recién en el 2005, con apoyo de la Fundación Solar, implementaron su primer proyecto: un vivero de plantas nativas para reforestar áreas deterioradas. Un año más tarde, comenzaron a llegar los primeros turistas con intención de visitar la comunidad y el vivero.

Desde su nacimiento hasta hoy, Rupalaj K`istalin se ha comprometido con el cuidado del medio ambiente. La limpieza del Lago, charlas de educación ambiental y la re forestación del bosque son actividades constantes.
A partir del año 2006 el arribo de visitantes fue en aumento. Tanto fue así que luego de varias capacitaciones, la Asociación empezó a diseñar diferentes circuitos turísticos. El primero fue el sendero al Cerro de la Cruz. Y como consecuencia de dicho trabajo, comenzaron a generarse ingresos que sirvieron para comprar un terreno y construir su oficina.

Otras excursiones -Circuito Cultural y del Maíz- son también una importante fuente laboral y reactivan la economía de la comunidad. Ya que se visitan distintas cooperativas (mujeres tejedoras, comadronas de plantas medicinales, pintores…) para colaborar con su desarrollo socio-económico. San Juan la Laguna se caracteriza por ser una de las comunidades más organizadas, ya sea en cooperativas o asociaciones. Así como también, una de las que mejor conserva su patrimonio natural y cultural.

Plaza Central de San Juan la Laguna. Al fondo la montaña «Rostro Maya» y a la izquierda la iglesia que conserva la fachada colonial.

En este momento se cuenta con 14 socios/as, 9 hombres y 5 mujeres. Desde hace un tiempo han puesto en marcha un proyecto de alojamiento muy interesante. Se trata de las Posadas Mayas, un servicio de hospedaje que ofrece la posibilidad de conocer, aprender y sentir la cultura Maya pernoctando en casas de diferentes familias de la comunidad. Además del beneficio económico, este proyecto representa una experiencia única de intercambio cultural que colabora para el entendimiento internacional.

Muchos de los turistas que llegan a conocer la Asociación es por Viva Atitlán, una tour operadora que trabaja hace varios años con organizaciones de base comunitaria proponiendo una “experiencia de aprendizaje mutuo”, como dice Marlon, el gerente. Viva Atitlán también está comercializando algunos productos artesanales de estas mismas organizaciones fomentando así sus manifestaciones culturales y la generación de ingresos.

Rupalaj K’istalin se ha transformado en una fuente de inspiración para todas aquellas organizaciones que pretenden generar un cambio verdadero en sus comunidades.

Esta Asociación de Guías Comunitarios de Eco Turismo ya no tiene que pedirle apoyo económico a nadie. Es su propia labor diaria la que logra cubrir todos los gastos y pagar todos los sueldos. Es su propia solidaridad la que levanta y desarrolla un modelo económico sostenible para toda la comunidad. Y es su propio sueño, ahora hecho realidad, el que pinta de esperanzas el tejido enfermo del sistema turístico mundial.

 193 visitas

Read More

La evolución del turismo tras la Guerra de Vietnam: retos y oportunidades de un país en auge

Dang Xuan Son

Creado por Dang Xuan Son, uno de los iniciadores del movimiento de turismo responsable en Vietnam, el operador turístico con base en Hanoi Footprint Travel es una de las empresas pioneras en el país en torno al turismo sostenible desde el 2001. Tuve el placer de reunirme con Dang Xuan en su oficina durante mi viaje en Vietnam para aprender sobre la evolución del turismo tras la guerra, pero también sobre los principales desafíos y oportunidades para lograr una industria más sostenible en el país.


Ángela: ¿Cómo ha sido la evolución del turismo en Vietnam?

Dang: El país abrió sus puertas al turismo justo después de la guerra en 1976. Sin embargo, en aquel entonces había pocos visitantes, ya que el país se encontraba en un estado de post conflicto y la infraestructura turística era aún casi inexistente. No fue hasta diez años más tarde, desde 1986 y hasta principios de los 90, que el turismo se volvió un factor importante en la economía de Vietnam. Posteriormente, en 1993 experimentamos un hito en la llegada de turistas, por lo que fue entonces cuando podemos decir correctamente que el país se abrió al mundo. Esto se debió en parte a un cambio del Gobierno a los requisitos del visado que facilitó la llegada de visitantes internacionales.

Hoi An – Cam Thanh fishing

Personalmente, empecé a trabajar en turismo en Hanoi en el 1999, y en ese momento ya venían muchos turistas, pero hasta 2007-2010 la infraestructura del turismo seguía siendo muy pobre: ​​transporte, servicios, estándares de calidad … no podíamos competir con otros destinos o proporcionar una buena experiencia para viajeros internacionales. Sin embargo, la imagen comenzó a cambiar al aprender del éxito de otros países y la opinión de los turistas. Recuerdo que en 2004, por ejemplo, teníamos que proporcionar a cada viajero que iba a Sapa su propio colchón de viaje para que pudieran dormir un poco más cómodamente en el tren. ¡Las camas en el tren eran demasiado duras!

Esta mejora continua se ha mantenido hasta el día de hoy, donde tenemos servicios creados para mejorar la experiencia turística pero que también benefician a la población local, como calles peatonales, servicios de salud, horarios de apertura de negocios, normas y regulaciones … en general, más y mejores estándares.

Ángela: ¿Ha desempeñado el gobierno un papel clave en el desarrollo del turismo en el país?

Dang: El Gobierno ha apoyado en parte los cambios, pero solo desde hace muy poco. Ha ayudado al facilitar el proceso de visado que permite la llegada de viajeros con estadías más cortas, así como a imponer las reglas y regulaciones para estandarizar procesos, pero creo que aún podrían brindar más apoyo, como por ejemplo en branding de destino.

Todavía no tenemos un buen presupuesto para marketing y promoción a nivel de destino. Sin embargo, hace dos años, el gobierno se unió al TAP (Consejo Asesor de Turismo) en un esfuerzo por crear un mejor posicionamiento en el mercado internacional.

Ángela: Entonces las acciones actuales se centran principalmente en aumentar el número de llegadas al país, ¿los impactos asociados al desarrollo se están teniendo en cuenta?

Dang: Tienes razón, sin embargo, hay dos cosas que debemos tener en cuenta. Una es aumentar el número de viajeros, ya que Vietnam tiene muchos más atractivos turísticos en comparación con otros países vecinos, pero el número de llegadas sigue siendo muy bajo en comparación con estos países. Por ejemplo, el porcentaje de crecimiento en el número de llegadas a Camboya o Laos es mucho mayor que en Vietnam, lo que significa que podríamos mejorar la comercialización de destinos.

Footprint team working alongside villagers in Hoang Su Phi Ha Giang

Lo primero es invitar a la gente a venir y lo segunda es el desarrollo sostenible, que es una historia muy diferente … Aquí el gobierno todavía no está haciendo mucho. Tenemos mucha discusión al respecto, pero todavía no hay ninguna aplicación o regulación. Por ejemplo, algunas compañías necesitan tener certificaciones ambientales, sin embargo, tienden a obtenerlas al principio ya que es bastante fácil cuando todo es nuevo. Cuando pasa el tiempo, nadie realmente verifica que se haga mantenimiento a la infraestructura que podría estar dañando el medio ambiente.

Ángela: ¿Cuáles dirías que son los tres retos clave para lograr un turismo más sostenible en Vietnam?

Dang: Vietnam es un país en desarrollo, por lo que diría que el primer desafío es que no existe un conocimiento de lo que realmente significa la sostenibilidad y las personas no son muy conscientes de los impactos de sus hábitos actuales. Por ejemplo, todavía se cortan los árboles para el uso propio ya que se cree más en el auto consumo que en tener árboles vivos. Vivimos con una mentalidad de ganar dinero a corto plazo donde la sostenibilidad aún no tiene lugar en los objetivos de las personas y los negocios.

Home Hosted Dinner in Hanoi

Lo segundo, como dije antes y enlazando con el primer desafío, tiene que ver con las comunicaciones del gobierno. Nuestro país necesita mucha comunicación con la población local sobre cómo adoptar prácticas de sostenibilidad. La información sobre esto es realmente pequeña y podría mejorarse enormemente.

El tercer reto sería la industria de viajes en si misma ya que en general, no se tiene un interés en crear regulaciones. Estamos trabajando en una industria que no se considera pesada, pero que usa muchos recursos y tiene un impacto en el medio ambiente. Sin embargo, estos impactos no son entendidos por las empresas del sector. Debemos tener regulaciones estandarizadas y cumplimiento de la ley para regular diferentes actividades y desarrollos actuales. Pero la creación de esta demanda debe venir de nosotros.

Ángela: Supongo que algo similar sucede con la enorme cantidad de plástico y la gestión de residuos en el país…

Dang: Exactamente. Como ya sabes, el turismo genera una enorme cantidad de residuos. No somos una industria pesada, pero estamos arrojando una gran cantidad de basura en el medio ambiente y debemos asumir nuestra responsabilidad de hacer algo al respecto. En Vietnam, con un clima como este, un viajero puede beber fácilmente de 4 a 6 botellas por día, que se tiran después de un solo uso. Si se mide el impacto de los viajeros por la cantidad de botellas que se queman y entran en vertederos, ríos y mares, el número es enorme.

Ángela: ¿Cómo crees que un operador turístico puede proporcionar soluciones para abordar el problema del plástico?

Dang: Estuve pensando mucho sobre ello, pero para mí, tomar medidas contra este problema global nada más que con Footprint parecía imposible. Entonces, decidí asociarme con el Responsible Travel Club en Hanoi y me puse en contacto con otros operadores turísticos del sur de Vietnam para unir fuerzas.
Juntos, identificamos algunas soluciones y nos pusimos en contacto con otros socios internacionales para establecer acciones específicas y reducir la cantidad de plástico de un solo uso en el turismo. También me uní a Impact Vietnam y, a través de ellos, al movimiento global Refill My Bottle, para construir una red de estaciones de recarga de agua potable y personalizar su aplicación para Vietnam. Sin embargo, para alentar a los viajeros a rellenar su botella no llegará de la noche a la mañana y somos conscientes de que uno de los mayores desafíos es transmitir el mensaje a nuestros clientes.

Tea Farm in Thai Nguyen

En Footprint, ya ofrecemos a los viajeros una botella reutilizable, pero solo 6 de cada 10 traen su botella a Vietnam y hasta un 40% realmente la usa mientras están aquí. Creo que hay muchas barreras para incitar a los viajeros a usar su botella de agua reutilizable y tener un lugar para rellenarla es uno de ellos, pero también otros factores como las preocupaciones sobre la calidad del agua, la preferencia por las botellas selladas, la lealtad y la confianza con la marca de agua o simplemente el hecho de que quieren beber agua fría en un momento específico.

Debemos aceptar que algunas personas no se sienten cómodas con la idea de volver a llenar su botella, pero debemos concentrarnos en aquellos que si quieren hacerlo y cuyo acto probablemente inspirará a otros a hacer lo mismo, ayudándonos a difundir el mensaje.

Ángela: Trabajas con varios proyectos de turismo comunitario en Vietnam. ¿Es este tipo de turismo exitoso?

Dang: Muchos proyectos tienen éxito. Trabajamos mucho en el Norte con proyectos que son realmente exitosos, mientras que en las tierras altas centrales y el sur son un poco menos. La mayoría de los proyectos de turismo comunitario en Vietnam se han desarrollado por sí mismos o por medio de ayuda externa, principalmente de ONGs y empresas privadas de turismo. El gobierno en este caso no les ha ayudado a establecerse, como sucede en otros países.

Pu Luong Thanh Hoa

Sin embargo, todavía hay un cierto número de proyectos que fracasan por varias razones … Puede ser una inversión insuficiente, tamaño, ubicación elegida o incluso deficiencias en el desarrollo de capacidades en términos de estándares de hospitalidad para que los viajeros se sientan cómodos, se brinde un buen servicio, etc.

Un ejemplo positivo es la reserva natural de Pu Luong, donde un grupo de aldeas recibió ayuda de una ONG de los EE. UU. para establecer varios proyectos y capacitar a los aldeanos en el turismo. Han logrado recibir visitantes y mantener su estilo de vida y tradiciones, al tiempo que comparten los beneficios del turismo al involucrar a familias enteras en diferentes roles donde trabajar unidos como un motor bien engrasado.

Ángela: ¿Cómo crees que se puede normalizar el turismo sostenible en Vietnam?

Dang: Creo que es muy importante involucrar cada vez más a los medios de comunicación para resaltar la necesidad de desarrollar un turismo más sostenible, porque ha sido un movimiento constante para personas como yo, pero aún no hay un gran cambio y necesitamos que todos los actores se impliquen, participen y desempeñen un papel.
Debemos poder transmitir el mensaje y dar a las personas la sensación de que la sostenibilidad se trata de equilibrar nuestro modelo de negocio y hacer que sea significativo. No se trata solo de centrarse en el trabajo y las ganancias, y ese es el mensaje más difícil de transmitir para inspirar el cambio.

 193 visitas

Read More

El Instituto Guatemalteco de Turismo inicia un programa para emprendedores en turismo sostenible

El programa extiende su convocatoria a emprendimientos que operan en toda la República y no solamente en áreas protegidas, especialmente a los destinos priorizados del PMTS.

A través de IMPULSA, se brindará apoyo a emprendedores y las MIPYME cuyos modelos de negocios contribuyan a la consolidación y diversificación de la oferta turística que cumplan con los tres grandes ejes de sostenibilidad: ambiental, sociocultural y económica, de forma que estos coadyuven a su conservación y desarrollo. IMPULSA es facilitado por Alterna, una plataforma de innovación social, experta en emprendimiento.

Todo proyecto o negocio dirigido a potenciar el turismo sostenible como dinamizador económico y promotor de la conservación y desarrollo de los tres grandes pilares de sostenibilidad puede aplicar a IMPULSA.

Emprendedores con ideas innovadoras, las MIPYME en funcionamiento y con planes de crecimiento.

Se puede aplicar desde el 10 de septiembre hasta el 23 de octubre, a través de la página web oficial del PROGRAMA IMPULSA, en donde además se encuentra mayor información sobre la metodología, los criterios de selección y las fechas clave.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Guatevision: “El Instituto Guatemalteco de Turismo inicia un programa para emprendedores en turismo sostenible”.

 193 visitas

Read More

Una app reduce un 23% el consumo de energía en la habitación de hotel

Greencustomers, una empresa startup con sede en Barcelona, ha desarrollado un asistente digital para concienciar a los turistas sobre el uso sostenible de los recursos en los hoteles.

En una comparativa entre dos habitaciones de la misma categoría en un mismo establecimiento, con la opción «greenroom» (habitación ecológica) se pudo reducir un 31% el consumo de agua, el 23% en energía y el 7% en huella de carbono respecto al verano anterior, según datos de esta empresa.
Y es que los huéspedes tienen el poder de «cambiar el modelo turístico actual», asegura el CEO de Greencustomers, Jaume Padilla.

Con esta aplicación, añade, los clientes pueden «contribuir a reducir el impacto negativo del turismo y generar acciones de impacto positivo en el destino». Cualquier alojamiento turístico puede tener «greenrooms», indica Padilla. Para ello, solo deben instalar un «kit» de sensores en la habitación y en poco más de una hora tendrán las habitaciones «conectadas».

A su llegada al establecimiento hotelero, el turista recibirá del recepcionista la información sobre los beneficios de participar en este programa. Cada alojamiento puede añadir sus propios incentivos para el turista, que pueden incluir desde descuentos a servicios premium, o donaciones para causas sociales o medioambientales.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Hosteltur: “Una app reduce un 23% el consumo de energía en la habitación de hotel”.

 193 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.