Casa Abatetxe: un caserío sostenible en el País Vasco

Casa Abatetxe fue uno de los proyectos seleccionados en Aktibatu Emprendedor el pasado mes de febrero. El proyecto está liderado por Matteo Cantù, que junto a su familia, después de vivir varios años en el extranjero, se establecieron en un caserío de Elgoibar en el valle de Urruzuno. Vieron que la casa tenía potencial para ser un alojamiento rural, así que se pusieron manos a la obra para abrir la Casa Rural Abatetxe. Un caserío, que además de estar situado en un paraje magnífico que permite la conexión del huésped con la naturaleza, es totalmente OFF-GRID para favorecer la protección del territorio. En este interesante proyecto no han querido actuar solos, así que trabajan en red para dar protagonismo dentro de la casa a los productores locales. Hemos hablado con Matteo para que nos cuente todos los detalles de este caserío sostenible que está a punto de abrir sus puertas.  


Cristina: Buscando información sobre el Valle Urruzuno me pareció un lugar muy bonito y creo que ahora mismo es un privilegio así como una suerte poder vivir rodeado de naturaleza. ¿Qué beneficios aporta pasar unos días en este entorno?

Matteo: Parece que hay una necesidad creciente de contacto con la naturaleza, sobre todo por parte de quien vive en la ciudad. Cada vez hay más gente que busca un sitio rural, alejado de la rutina frenética de la ciudad, un poco para descontaminarse y conectar con la naturaleza. Una de las razones es porque nos hace sentir mejor, más vivos y más felices. Ahora hay un montón de estudios que lo demuestran a través de los efectos sobre nuestro sistema inmunitario o la secreción de las hormonas del estrés. Aunque sin necesidad de tanta demostración científica, es tan fácil como sentarse a mirar las montaña que tenemos delante de casa y ver el efecto positivo que produce en cada uno de nosotros. Es sentir lo que nos aporta, nos aporta sensaciones positivas.

Cristina: Como tu dices, la ciudad cada vez nos absorbe más, pero también las nuevas tecnologías porque estamos conectados constantemente a ellas. ¿Qué servicio ofrecéis a vuestros huéspedes para conectarse con el entorno mientras se alojan en vuestra casa?

Matteo: A nuestros huéspedes les vamos a ofrecer un servicio que se llamará «Digital Detox», que es opcional y consiste en dejar encerrados en una caja durante toda la estancia, todos los aparatos digitales que el huésped lleva consigo. Es increíble cómo algo tan sencillo pueda ayudar a las personas a desconectar de  la rutina y volver a descubrir lo que nos rodea y el encanto de la naturaleza. Y es sorprendente lo que nos cuesta vivir sin móvil durante dos días aunque estemos de vacaciones.

Cristina: ¡Qué interesante! Creo que este servicio es solo para los más valientes, ya que no todo el mundo sería capaz de dejar el móvil encerrado en una caja durante unos días. Esto complementa muy bien al concepto OFF-GRID de vuestra casa. Cuéntanos en qué consiste.

Matteo: Nuestros caserío está desconectado de cualquier red: tenemos agua de manantial, calefacción con caldera de biomasa y energía solar fotovoltaica para autoconsumo de electricidad. Pronto también queremos integrar un aerogenerador. Es decir, no estamos conectados ni en la red eléctrica ni en el agua del municipio ni a otro tipo de red. Esto hace que nuestro caserío, no solo será medioambientalmente sostenible, sino que también quiere ser un ejemplo factible de uso de las energías renovables para los huéspedes. Si disfrutar de una estancia con un menor impacto sobre nuestro planeta no fuera un aliciente suficiente, hay otro tema sobre el que queremos incidir.

Cuando vives en una casa OFF-GRID, te conciencias mucho más sobre los límites de los recursos que estas consumiendo. Por ejemplo, en un piso si tienes frío subes un par de grados el termostato y se hace calor abres las ventanas, pero en una casa con calefacción por biomasa ves físicamente la cantidad de madera que se quema para mantener la casa caliente y si eres tú el que partes la leña con el hacha, te conciencias mucho más rápidamente.

Cristina: Vosotros apostáis por el turismo rural sostenible. Ya hemos visto que con el concepto OFF-GRID favorecéis la integración de la casa al entorno y por lo tanto su protección, pero también es necesario ayudar al desarrollo económico de la zona ¿Qué acciones queréis poner en marcha con la colaboración del territorio?

Matteo: En primer lugar, no queremos actuar como una entidad aislada dentro del territorio, sino que vamos a trabajar en red. En el proceso de definición en el que nos encontramos ahora estamos hablando con diferentes realidades del territorio con las que compartimos nuestra visión y objetivos. Con varios productores de Elgoibar, que se dedican a la agricultura y ganadería ecológica, hemos estrechado acuerdos para poder ofrecer a nuestros huéspedes productos ecológicos y km0. Al mismo tiempo impulsamos la economía local y de nuestra zona rural.

Por otro lado, no queremos ofrecer un simple servicio de alojamiento sino también una experiencia más completa que incluya actividades de acercamiento a nuestro entorno rural. Por ejemplo, una visita guiada para conocer un productor de queso local, un taller para identificar las hierbas comestibles del bosque, etc. Se dice que «Solo se protege lo que se ama, solo se ama lo que se conoce». Así que consideramos que cuanto más damos a conocer nuestro entorno más la gente lo apreciará y cuidará de él. Para ofrecer todas esas actividades, también nos vamos a apoyar en una red de profesionales que se dedican a ello, es decir no lo vamos a hacer todo solos.

Cristina: Queréis ofrecer un trato personalizado y de calidad, para conseguir fidelizar al cliente. ¿Cómo os puede ayudar el marketing relacional?

Matteo: Está claro que la estructura y el entorno son fundamentales para un alojamiento turístico, pero la diferencia reside en cómo se sentirá el huésped cuando se aloje en nuestra casa rural. Tenemos que conseguir que los huéspedes se sientan mimados, en una atmósfera acogedora y de confianza. La calidad y el servicio al cliente son dos pilares fundamentales para fidelizar a los huéspedes, pero la nota color la dan nuestros esfuerzos para que la experiencia sea especial y única.

Cristina: La Casa Abatetxe es un negocio familiar, ¿cómo se compagina con la familia?

Matteo: La casa rural se encuentra bajo el mismo techo de nuestra vivienda, donde vivimos una pareja con nuestros dos hijos. Este proyecto requerirá pequeños esfuerzos por parte de todos, aunque estamos seguros de que nos aportará experiencias interesantes a cada uno de nosotros. Estamos todos muy ilusionados.

Cristina: Fuiste unos de los proyectos de turismo sostenible seleccionados para Aktibatu Emprendedor ¿Cómo te ha ayudado?

Matteo: La experiencia de Aktibatu me ha ayudado a entrar en contacto con un  montón de gente y a empezar a crear esa red de la que hablaba. La verdad, para nosotros el mundo del turismo es todavía bastante nuevo ya que solo lo hemos vivido como usuarios. Gracias a Aktibatu hemos conocido muchas realidades locales que no conocíamos. Al mismo tiempo nos hemos dado a conocer y lo hemos podido presentar delante de diferentes agentes implicados en el sector turístico.

Cristina: ¿Cuáles son tus retos como emprendedor dentro del turismo sostenible?

Matteo: Mi objetivo como emprendedor es que nuestra casa rural sea sostenible en todos los sentidos. Desde el punto de vista medioambiental hemos diseñado una casa rural con bajo impacto ambiental. Por otro lado, desde el punto de vista social, esperamos crear sinergias y relaciones de cooperación con otros actores de la zona. Por último, desde el punto de vista económico, buscamos que sea un negocio rentable y duradero en el tiempo.

Encontrarás más información de Casa Abatetxe en su web, Instagram o Facebook.

 203 visitas

Read More

Producción ecológica de jabones termales para actuar sobre el cambio climático

Fuente: www.leonoticias.com

Los premios ‘Juntas por el Clima’ es una convocatoria a nivel nacional que busca movilizar el  talento ecoemprendedor femenino con el objetivo de visibilizar a la mujer en el ámbito del medioambiente y la sostenibilidad, además de ayudar a impulsar sus ideas a través del micromecenazgo, así como despertar conciencias ante el cambio climático.

La producción ecológica, la movilidad sostenible y la gestión de residuos son los ejes alrededor de los cuales giran las tres ideas premiadas. Así, el primer premio ha ido a parar a Ainhoa Mendizabal, de Esencias de Luna, una empresa ecológica instalada en el Valle de la Luna que quiere recuperar la producción de sus jabones termales.

El proyecto busca acondicionar un secadero con estufas de biomasa y poder fabricar así sus jabones de una manera 100% natural. La iniciativa, que acaba de arrancar y estará activa en lateuaterra hasta el próximo 9 de abril, propone recompensas desde 10 euros para los mecenas interesados.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Leon Noticias: Un proyecto leonés para recuperar la producción ecológica de jabones termales, vencedor de los Premios ‘Juntas por el Clima’”.

 203 visitas

Read More

Estas son las 10 startups de turismo sostenible que participaran en el Booking Booster 2019

Fuente: depositphotos.com

La plataforma Booking.com, que conecta viajeros con una variedad de alojamientos, anunció este lunes cuatro de marzo, cuales son las 10 startups de turismo sostenible que participaran en la edición 2019 del programa Booking Booster que tendrá lugar en Ámsterdam entre abril y mayo del presente año.

El evento consiste en una serie de conferencias, talleres prácticos y sesiones de asesoramiento que culminan con la asignación de un subsidio de 500,000 euros que vienen del fondo de 2 millones de euros que la plataforma utiliza para apoyar el crecimiento de startups.

Las empresas que participaran en el programa fueron seleccionadas entre cientos de solicitudes procedentes de nueve países distintos. Entre ellas se incluyen productos que utilizan la tecnología para promover la conservación de la fauna y el entorno, así como plataforma que ayudan a comunidades en riesgo a prosperar a través de un enfoque inclusivo de turismo.

Conoce cuáles son las startups seleccionadas son:

IMPULSE Travel | Colombia

Avy | Países Bajos

Clean Travel | Australia

Hydrao | Francia

I Like Local | Países Bajos

NotOnMap | India

Okra Solar | Australia

The Picha Project | Malasia

SASANE Sisterhood Trekking and Travel | Nepal

Sumba Hospitality Foundation | Indonesia

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Entrepeneur: Estas son las 10 startups de turismo sostenible que participaran en el Booking Booster 2019”.

 203 visitas

Read More

Sonido del Yaque, primer proyecto de turismo comunitario en República Dominicana.

Esperanza e Ivelisse
Esperanza e Ivelisse

Sonido del Yaque es considerado el primer proyecto de desarrollo comunitario de República Dominicana, y se encuentra ubicado en torno a la comunidad de Los Calabazos, en el municipio de Jarabacoa.

Este alojamiento rural, escondido entre las montañas de la Cordillera Central y a orillas del río Yaque, está formado por pequeñas cabañas que son íntegramente administradas por el Club de Madres Nueva Esperanza: un grupo de mujeres empoderadas y concienciadas de las necesidades de su comunidad que buscaban crear una fuente de empleo que mejorara la calidad de vida de las familias de Los Calabazos.

En nuestra visita al Sonido del Yaque, pudimos entrevistar a sus fundadoras: Esperanza Marte Vitoriano y su hija Ivelisse Bautista Marte, sobre los inicios y el presente de este inspirador proyecto.


Lucía: Sonido del Yaque se considera el primer proyecto de turismo comunitario en el país, ¿qué retos os habéis encontrado en el camino?

Esperanza: La verdad que el mayor reto fue iniciar sin tener ningún conocimiento, porque no tuve la oportunidad de estudiar. Sin embargo, a través del aprendizaje y la experiencia fuimos mejorando y prueba de ello es haber recibido el premio “Mujeres emprendedores que cambian el mundo” en Jarabacoa, y eso para mí es un orgullo y una gran motivación para creer que si uno se lo propone, todo se puede.

Al ser el primer proyecto de ecoturismo comunitario, otras comunidades de todo el país han venido a visitarnos, y a intercambiar y adquirir experiencia y conocimiento sobre cómo gestionar su proyecto, y eso siempre nos llena de alegría.

Lucía: ¿De qué forma cree que el proyecto ha mejorado su calidad de vida desde que se fundó en 1997 y cómo surgió esta idea?

Ivelisse: Todo comenzó cuando se empezó a hacer rafting en Jarabacoa, porque el río Yaque del Norte pasa por Los Calabazos y los turistas hacían aquí una parada para desayunar o comer algo. Así surgió la idea de tener un rancho restaurante, a raíz del cual las personas comenzaron también a hacer diferentes actividades como cursos y talleres. Después, la demanda se hizo más grande y también querían hospedarse porque les gustaba mucho el lugar, pero no teníamos dónde. Y así inició el proyecto de las cabañas. Recibimos varias ayudas y donaciones para construirlas y mi padre donó el terreno para que el alojamiento estuviera separado de nuestras viviendas, para mayor comodidad de las demás socias y también de los clientes y que, además así, estuvieran ubicadas donde ya teníamos el comedor.

Esperanza: Desde el inicio del proyecto se han logrado muchas cosas que han ido mejorando la calidad de vida de nuestra comunidad. Por ejemplo las mujeres, que lo único que hacíamos era cocinar, limpiar y cuidar la casa, ahora recibimos nuestros propios ingresos. También se ha conseguido que todas las viviendas tengan luz e inodoro propio en las casas, con un acueducto y seis estanques para que tengan descanso todas las tuberías y no haya riesgo de que los desperdicios lleguen al río.

La escuela que hay ahora era, en realidad, un club que utilizábamos como espacio de reuniones; pero después de que se cerrara la que había más cercana, cedimos el local para que los niños no se quedaran sin clases. Los libros y las mochilas también se han conseguido gracias al proyecto. Todo son cosas que, para nosotros, simplemente son patrimonio de la comunidad.

Lucía: ¿Qué tipo de actividades os distinguen como proyecto de turismo comunitario que no haga otro alojamiento aquí en Jarabacoa?

Esperanza: Bueno, tenemos las fogatas, las tardes alegres donde se hacen cuentos, y también ofrecemos distintos tours por la montaña y por nuestras fincas orgánicas. Aunque creo que lo que más les gusta a los clientes es que, a veces, dejamos que sea una familia de la comunidad la que les atienda. De esta forma, dicen que viven una experiencia más real, conocen mejor la cultura dominicana y se sienten como en casa. Lo que también dicen que más caracteriza a Sonido del Yaque es que se siente paz y tranquilidad.

Lucía: República Dominicana es la estrella del paquete de “sol y playa”, ¿qué tipo de experiencia buscan los viajeros que se alojan en Sonido del Yaque y qué es lo que más valoran del lugar?

Ivelisse: Es cierto que, aunque Jarabacoa no tenga playa, los turistas aprecian mucho la naturaleza que tenemos y la acogida y la atención que les damos. También desconectan y descansan de la ciudad, vienen a respirar aire puro y limpio y a disfrutar del río y la montaña. Esas son las cosas que les atraen más.

Lucía: ¿Cuáles son las actividades o talleres que más directamente significan para la comunidad una fuente de ingresos procedente del proyecto?

Ivelisse: Todos los ingresos se reparten por igual entre las familias de la comunidad; de hecho, la forma en que nos organizamos fue lo que más fama dio al proyecto. Las mujeres de la comunidad tenemos nuestro comité administrativo que se reúne de forma quincenal y, a través de los “sanes” o ahorros, distribuimos los ingresos que llegan directamente del proyecto.

Incluso, hacemos una lista con lo que las socias necesitan y lo sacamos de ahí para ayudarnos entre todas. También nos repartimos las tareas; como supervisar las habitaciones, la limpieza o la cocina; aunque el salario no sea fijo, sino que depende de la cantidad de clientes que tengamos cada mes. Por otro lado, hacemos cursos de artesanía, se venden pulseras y bolsos hechos a mano, otras venden café, cacao, miel, fresas… y esos ingresos les llegan a cada uno directamente.

Lucía: ¿Qué medida de ahorro destacaría en la gestión sostenible que se hace de energía, agua o residuos?

Esperanza: A través de la planta hidroeléctrica tenemos luz propia. También clasificamos toda la basura; utilizando como abono los desperdicios orgánicos, elaborando artesanía con lo que se pueden reciclar y llevando a un punto de recogida de basura el resto.

Tras años de esfuerzo, se ha reforestado gran parte de la loma que rodea el proyecto, que quedó arrasada tras un incendio mucho antes de que existiera Sonido del Yaque.

Siempre tratamos de concienciar a toda la comunidad de la importancia de cuidar y proteger el medio ambiente, incluso a los clientes que se alojan, que a veces colaboran para ayudarnos en esta labor. Vivimos y convivimos con la naturaleza, por eso tratamos de mejorar e incorporarlo en nuestro trabajo día a día.

 203 visitas

Read More

¿Es posible un Airbnb más ético? Esta nueva plataforma cree que sí

Surgidos al calor de la llamada economía colaborativa, las plataformas de alquiler de pisos turísticos permiten viajar de forma económica y cercana. Pero también es cierto que se acompañan de no pocas controversias, como la subida de los precios de alquiler, molestias a los vecinos, gentrificación o turismofobia. Pero un nuevo concepto quiere volver a los orígenes aplicando una fórmula ética, justa e inteligente.

Frente a esta situación, un grupo de activistas, programadores, investigadores y creativos de todo el mundo se unieron en Fairbnb con el fin de crear una solución viable económicamente y que pueda ser una alternativa válida a las actuales plataformas comerciales.

La iniciativa, que pretende facilitar a anfitriones y vecinos decidir colectivamente junto con los ayuntamientos sobre el modelo de alquiler de la estancia y, sobre todo, reinvertir parte de los beneficios en las comunidades en las que opera. Ya en fase de pruebas, el modelo funcionará en cinco ciudades europeas: Barcelona Ámsterdam, Bolonia, Venecia y Valencia.

En su manifiesto se comprometen a reinvertir parte de los beneficios “en proyectos sociales que luchen contra los efectos negativos del turismo” y que irán desde cooperativas alimentarias a áreas de juegos para niños, proyectos medioambientales y espacios comunitarios.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Cerodosbe: ¿Es posible un Airbnb más ético? Esta nueva plataforma cree que sí”.

 203 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.