Fundación Biodiversidad lanza un programa para impulsar proyectos de turismo sostenible

La Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica, a través de la Red emprendeverde ha lanzado la II edición del programa LAB Impulsos Verdes: Turismo Sostenible. Mediante esta iniciativa, cofinanciada por el Fondo Social Europeo, se quiere apoyar a los emprendedores que se encuentren en la fase de creación de una empresa enfocada en los sectores de la economía verde y azul, poniendo el foco en proyectos que fomenten el turismo sostenible.
El programa, que contará con formadores y mentores de Enviroo, busca impulsar el desarrollo de proyectos medioambientales de emprendedores a través de herramientas, habilidades y competencias con las que favorecer la innovación ambiental y la sostenibilidad. La iniciativa propiciará que los participantes que reciban esta formación consigan así crear su propia empresa y/o encuentren un trabajo dentro de la economía verde o azul.
Está dirigido a un máximo de 18 emprendedores, y habrá un proceso previo de presentación de candidaturas cuyo plazo finalizará el próximo 25 de julio. El “II LAB Impulsos Verdes: Turismo Sostenible” dará prioridad a aquellas personas que pertenezcan a colectivos prioritarios: mujeres, jóvenes hasta 35 años, mayores de 45 años, personas inmigrantes, personas con discapacidad y residentes en áreas protegidas y/o zonas rurales.
Se podrán cubrir los gastos de desplazamiento y/o alojamiento de los destinatarios.
En este enlace encontrarás todos los detalles de cómo participar.
Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Redemprendeverde: “La Fundación Biodiversidad lanza un programa para impulsar proyectos de turismo sostenible”.

 116 visitas

Read More

Turismo rural comunitario en la Patagonia menos conocida

Valcheta es un pequeño pueblo de 5000 habitantes ubicado en la llamada “Región Sur” de Argentina, sobre la ruta 23 que une las playas del océano Atlántico con la famosa ciudad de Bariloche, al pie de la Cordillera de los Andes. Es una zona fuera de los circuitos tradicionales de Patagonia, pero con un gran potencial para el desarrollo del ecoturismo, siendo la entrada a la imponente Meseta de Somuncurá, área natural protegida de 25 mil km2 que comparte con la vecina provincia de Chubut.
Somuncurá (en voz araucana “piedra que suena o que habla”) es una altiplanicie basáltica con sierras que alcanzan los 1900 metros de altura. Constituye un paisaje único formado hace millones de años cuando la Cordillera de los Andes se originó, fascinante por la inmensidad de su tamaño (equivalente al área de la ciudad de México) pero casi completamente deshabitada. Aquí podemos encontrar especies endémicas como la mojarra desnuda en el arroyo Valcheta, además de guanacos, avestruces, liebres, zorros y pumas.
La Cooperativa de trabajo Valcheta Alen se formó hace 5 años por iniciativa de un grupo de emprendedores locales, que detectaron la oportunidad de promover los atractivos naturales y culturales de la región y de esta forma crear una fuente adicional de ingresos para la comunidad local. Así formaron una red de familias rurales interesadas en recibir visitantes y compartir con ellos sus actividades diarias en el campo. La excursión a la meseta es uno de sus atractivos principales. Además de los circuitos y excursiones que propone, la cooperativa cumple un rol social fundamental, gracias a las campañas solidarias y las oportunidades de capacitación que ofrece a la comunidad.
Como parte de nuestro proyecto Ecos del Camino y gracias a la red Hopineo, nos pusimos en contacto con Javier Luquet, técnico en turismo y presidente de la cooperativa, quien nos abrió sus puertas para ayudarlos en el desarrollo de su propuesta turística. Visitamos el pueblo y sus principales atractivos como el Bosque Petrificado, hablamos con los miembros de la cooperativa y otros actores locales, y revisamos sus actuales productos y servicios, para identificar los puntos fuertes y proporcionar herramientas para mejorar los débiles.

Retos y oportunidades del turismo en Valcheta Alen

El desafío principal al que se enfrentan consiste en lograr desarrollar turísticamente la región en conjunto con el gobierno municipal y el resto de los actores locales y provinciales, muchos de los cuales todavía son reacios a colaborar entre sí. La falta de coordinación entre la Municipalidad y la Secretaría de Medio Ambiente para otorgar los permisos de visita al área protegida de la Meseta perjudican la organización regular de circuitos turísticos por parte de la cooperativa. “La secretaría requiere que las autorizaciones para realizar excursiones se envíen una semana antes, cuando muchas veces los visitantes reservan el tour con menos antelación”, cuenta Javier.
Otro de los problemas es la gran cantidad de basura en las calles del pueblo, que cuenta con pocos cestos para residuos y los pocos que se han instalado no son usados por falta de concientización de la población local. Una ciudad limpia y arreglada no sólo es más atractiva para los visitantes, sino también para quienes residen en ella. En Valcheta tampoco se realiza reciclaje de residuos y es una iniciativa que la cooperativa está considerando implementar.
La cooperativa trabaja para entablar un diálogo más fluido con la municipalidad, para complementarse en las tareas de cuidado del pueblo y promoción conjunta de su oferta turística. El Monumento Natural Bosque Petrificado y el Museo Provincial M.I. Kopp ya colaboran con la cooperativa en actividades de formación y difusión de la propuesta cultural de Valcheta, pero falta que más actores se unan.
“Nos estamos movilizando para crear la red de turismo rural comunitario de Río Negro, en conjunto con otras redes que ya existen, como la red Cultura Rural Patagónica en Bariloche”, agrega Javier, quién afirma que la provincia les da su apoyo y espacio de promoción en ferias de turismo, pero falta coordinación con el actor clave que es la municipalidad. Un paso importante lo han dado el pasado 9 y 10 de junio con la organización de una jornada de capacitación en manejo responsable de alimentos junto a la municipalidad, que compete indirectamente al área de turismo y se relaciona con los otros objetivos sociales de la cooperativa.

Soluciones propuestas

Entre nuestras sugerencias a Javier y su equipo se encuentran, en primer lugar, entablar un diálogo más fluido con autoridades locales, seguido de la definición concreta de sus circuitos y productos, para poder comenzar a utilizar canales de comercialización y promoción online. A su vez, es necesario que comuniquen claramente las buenas prácticas que realizan, para que el visitante sepa que su dinero se reinvierte en la comunidad local. Finalmente, la capacitación constante a las familias y sobre todo a los jóvenes es clave para que encuentren oportunidades de crecimiento profesional en el turismo y no abandonen el pueblo.
Sin duda, la actividad turística en Valcheta está dando sus primeros pasos de la mano de la cooperativa, y hay cuestiones básicas que se necesitan resolver, como el manejo de residuos y la concientización de la población local sobre las oportunidades que puede generar el turismo. El modelo de agrupación cooperativa es una opción válida que hace partícipe de los beneficios del turismo a un gran número de actores. Sin embargo, es indispensable el apoyo a nivel municipal para potenciar los resultados y lograr un desarrollo turístico sostenible.

 116 visitas

Read More

La OMT y Globalia buscan ideas disruptivas que busquen transformar la industria del turismo

Empresas emergentes del sector turístico de 164 países están llamadas a presentar ideas innovadoras “capaces de revolucionar la forma en la que viajamos y disfrutamos del turismo” a la convocatoria internacional que acaba de anunciar la Organización Mundial del Turismo y el grupo turístico español Globalia.
Se trata de la 1ª Competición OMT de Startups de Turismo (1st UNWTO Tourism Startup Competition) para seleccionar las mejores soluciones y los proyectos más disruptivos. Se enfoca en buscar propuestas pioneras en la implementación de tecnologías emergentes y disruptivas, que se basen en nuevos modelos de negocio, como la economía circular. Uno de los fines de esta convocatoria es dar visibilidad a los proyectos que apuesten por un turismo más sostenible.
Para participar en esta convocatoria mundial, las startups deben presentar modelos de negocio que estén relacionadas con al menos una de las cuatro áreas principales: el futuro de los viajes, experiencia de turismo, impacto medioambiental y desarrollo comunitario.
El plazo de solicitud abrió este martes y cerrará el próximo tres de septiembre de 2018. Tenéis toda la información en este enlace!
Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Esmarcity: “La OMT y Globalia buscan en 164 países las ideas más disruptivas que supongan un cambio en el turismo”.

 116 visitas

Read More

Comunidades de Amapala luchan contra los prejuicios sobre Honduras

En el Golfo de Fonseca varias asociaciones comunitarias se esfuerzan diariamente por demostrarle al mundo que existe una Honduras mucho más bella y amigable de la que se suele vender. Amapala, por su alegría y tranquilidad, es un claro ejemplo de ello.

Si hay un destino donde definitivamente es falso aquel axioma que sostiene que Honduras es un país tremendamente peligroso, es Amapala, localizada en la Isla del Tigre. Pero cómo explicárselo a la comunidad turística internacional, sin apoyo del gobierno nacional y sin demasiados recursos económicos. En esa misión trabaja día y noche toda la comunidad. Y específicamente, la Asociación Hostales Perla Mar y la Asociación de Pescadores Artesanales de la Aldea Las Pelonas.

Al notar que en algunos meses del año llegaban visitantes con la intención de pernoctar en la isla y se tenían que retirar por no encontrar lo deseado, nació la idea de algunas mujeres de ofrecer una habitación que esté en desuso dentro de sus propias casas.

En el año 2002, con el apoyo de la Asociación Visión Mundial y tras recibir varias capacitaciones, se formalizó y legalizó aquella actividad ya en marcha, conformándose así la Asociación Hostales Perla Mar. En la actualidad está compuesta por 21 socias, 18 mujeres y tres hombres, que ofrecen 1 o 2 habitaciones y servicio de alimentación dentro de sus propias casas. En algunos pocos casos ya se están construyendo habitaciones afuera de las casas, para aquellos turistas que deseen más independencia.

Puerto de Amapala

Pero la oferta turística no queda allí. La misión es compartir con el turista la convivencia diaria de la familia que lo alberga y el estilo de vida de la comunidad entera. El método es la hospitalidad sin límites. En poco tiempo uno se siente parte de la familia y por ende, de Amapala. Llevar al turista a recorrer la isla, mostrarle las mejores playas y subir el cerro Amapala (o del Tigre) es parte de su amabilidad. La asistencia a eventos y ferias comunitarias tampoco faltarán.

Otra asociación que trabaja incansablemente por sacar adelante la isla es la Asociación de Pescadores Artesanales de la Aldea Las Pelonas. Esta organización nació en el 2010 ante la preocupación por la escasez de peces, debido en gran parte al cambio climático. Casi toda la aldea se ha dedicado desde tiempos inmemorables a la pesca artesanal y en esos años su oficio estaba en crisis. Entonces algunas familias decidieron organizarse colectivamente para enfrentar la crisis y optaron por hacer arrecifes artificiales tamaño domo.

Con esto no solo aumentó considerablemente la cantidad (y mejoró la calidad) de los peces sino que también les abrió la puerta para otra actividad económica: la turística. Sin abandonar su oficio tradicional, ahora la asociación ofrece el tour de la pesca deportiva, que consta de un paseo en lancha por donde están ubicados los arrecifes artificiales para que el turista pueda experimentar la principal actividad de los pobladores. El paseo incluye todo el equipo de pesca, chaleco salvavidas, alimentos y bebidas.

La asociación actualmente está compuesta por 6 hombres y 6 mujeres y también está luchando contra el prejuicio machista de quienes no creen posible que una mujer maneje el motor de una lancha o les enseñe como pescar. En muchas ocasiones quienes acompañan y guían al turista durante el tour de pesca deportiva son dos mujeres. Además la asociación maneja una caja rural donde se realizan préstamos entre socios y proyectos de conservación ambiental, como por ejemplo la reforestación de manglares.

Playa de Amapala

Sin lugar a dudas, estos proyectos turísticos son muy importantes para las comunidades, ya que las familias han encontrado un ingreso económico que les permite sobrellevar con mayor comodidad la crisis estructural a la que son sometidos los sectores más empobrecidos del país. Son un verdadero ejemplo de lucha diaria para sacar adelante sus familias y también, en el ambiente turístico, para romper con determinados estereotipos.
“No vayas, es muy peligroso”, “No hay nada para ver”. “Solo tienes que ir a Copán y Roatán”. Frases como estas se escuchan muy seguido cuando mencionas Honduras durante tu viaje, como si este país no fuese compatible con el verbo viajar y/o disfrutar. Pero ni los malos gobiernos de turno ni aquellos prejuicios internacionales deben taparnos la riqueza cultural/natural de Honduras. Amapala, como otros tantos lugares de Honduras, es sinónimo de tranquilidad, alegría y amabilidad. Y las comunidades locales no solo trabajan arduamente para salir adelante, sino que además están esperando visitas de todo el mundo para demostrar que hay otro país muy distinto al que suelen vender los medios dominantes.

 116 visitas

Read More

La India y el turismo responsable: un binomio que se combina a la perfección con Open Eyes

Anna Alamán

Aunque suene muy obvio, la misión de Open Eyes es “abrir los ojos” a todos aquellos que quieran conocer la India de una forma inolvidable y ética. En esta entrevista, Ángela Rodríguez habla con su fundadora, Anna Alamán, sobre cómo esta agencia de viajes está revolucionando la forma de entender el turismo en la India, pero también en España, país de donde provienen la mayoría de sus viajeros.


Ángela: Anna, ¿cómo se diferencia Open Eyes de otras agencias de viaje?

Anna: Es cómo entendemos el turismo y lo llevamos a cabo, lo que realmente muestra el valor añadido y diferenciador de Open Eyes sobre el resto de agencias de viajes a la India. A la hora de crear producto, el proceso es siempre el mismo: primero, hacemos una pequeña investigación en turismo responsable, estudiando las necesidades de las comunidades más vulnerables en el país y de las tendencias del turismo. Segundo, a través de la cautelosa creación de experiencias innovadoras y éticas en el destino, hacemos de puente entre la comunidad y el viajero. 

Esto nos permite desarrollar viajes creativos, que contribuyen a mejorar el desarrollo sostenible de la India y que a la vez, permite generar en nuestros viajes ese sentimiento de autenticidad y exclusividad.

Ángela: Ósea que proponéis viajes para los que anteriormente no existía oferta o demanda específica; pero que se adaptan a la incesante búsqueda de autenticidad por parte del viajero de hoy en día.
Experiencia Gastronómica

Anna: Exacto, Open Eyes propone viajes y experiencias que anteriormente no existían en India. De hecho, cuando empezamos en el 2011, la demanda en España era muy pequeña. No obstante empezamos sembrando y difundiendo un turismo más responsable en India el cual pensamos que está dando sus frutos. Además de que, como dices, las prioridades de los viajeros también han ido cambiando y junto a esto, la demanda en estos seis años ha crecido bastante.  

En Open Eyes definimos nuestra forma de viajar como: “no sólo en pasar por un lugar, sino en dejar que éste pase por ti…”

Ángela: ¿Cual ha sido la aceptación de la población local hacia recibir visitantes de forma organizada cuando nunca antes lo habían hecho?

Anna: La aceptación de momento es muy buena porque tenemos muy en cuenta que los grupos sean pequeños, para gestionar mejor el impacto. Todavía trabajamos con las primeras comunidades con las que empezamos en el 2011, eso dice mucho de nuestro compromiso con el impacto con la población y el viajero. La comunicación es un elemento clave para identificar errores y necesidades, tanto de la población local como de los viajeros, después de cada viaje.

Ángela: Háblanos de algún proyecto o comunidad con el que trabajáis, que nunca antes hubiera pensado que su oficio o tradiciones culturales fueran del interés para viajeros internacionales hasta que llegó Open Eyes.

Anna: Hace un año y medio que decidimos enfocarnos en crear un turismo más inclusivo en el país para analizar las necesidades de una de las comunidades más vulnerables de India: las mujeres invidentes. Nos encontramos con que la India cuenta con la población ciega más grande del mundo: 15 millones de personas donde el 48% son mujeres y sólo el 23% están trabajando. Dada esta clase de dependencia financiera forzada, podemos admitir que las mujeres con discapacidades visuales en la India son uno de los grupos sociales más vulnerable del mundo. 

Estos datos nos pusieron en marcha para contactar con una asociación que proporciona formación a mujeres invidentes como terapeutas masajistas, pero que no tenían acceso al mercado, ni tampoco clientes. Tras realizar un estudio de mercado, decidimos diseñar (¡tardamos un año y medio!), retiros de bienestar en la naturaleza donde las mujeres masajistas se encontraban en el centro del producto, para que pudieran acceder a una vida laboral y propiciar un cambio real en sus vidas.  
La asociación realiza una formación específica diseñada para invidentes durante dos años. El hecho de no ver hace que estas personas tengan mucho más desarrollado el sentido en las manos, y puedan sentir de forma más profunda el dolor del paciente, que un terapeuta con visión normal.

Ángela: ¿Cómo exactamente incorporas el trabajo de las mujeres en la cadena de valor de turismo?
Retiro de Bienestar con mujeres invidentes

Anna: A través de nuestros itinerarios. Te pongo un ejemplo para entenderlo mejor. El año pasado lanzamos el primer retiro de bienestar situado en los bosques sagrados de Jageshwar, en los Himalayas.

El retiro se desarrolla alrededor de cinco elementos;  la conexión, la comida Sattvic (comida “pura” que se denomina en la India), la naturaleza y el movimiento (yoga ancestral de la India) y el tacto. Este último es un punto muy importante de terapia a través masajes, que es donde incorporamos a las mujeres invidentes que van a estar una semana compartiendo el viaje y van a ofrecer al viajero masajes terapéuticos.

Este año tenemos ya varias fechas anunciadas para grupos que saldrán desde España.

Hablando de mujeres, este año hemos agrupado todos nuestras experiencias en nuestros viajes diseñadas con mujeres desde el 2011,  como experiencias con mujeres taxistas, artesanas en la zona rural, mujeres invidentes terapeutas, mujeres guias, cursos de cocina Ayurveda, etc…  bajo el nombre de “Women in Tourism”. El objetivo es “alzar la voz” a un turismo mas igualitario en género, desde comunidades hasta posiciones directivas,  ya que todavía existe mucha desigualdad en puestos de trabajo en turismo en India.

Ángela: Ellas realizan su formación como masajista mientras que vosotros os encargáis de generar la sinergia entre su trabajo, los retos a los que se enfrentan en la sociedad y el turismo. ¿Qué ha significado esto para las mujeres?

Anna: Exacto. Solo en este año, ya hemos formado a 29 mujeres invidentes en materia de comunicación, apariencia y aspectos básicos en turismo. Para que te hagas una idea del impacto que está teniendo esta nueva oportunidad generada a través de Open Eyes, esto fue lo que Laxmi, una  de las masajistas, nos comentó acerca de la experiencia del último retiro: “Anna, poder hacer los retiros es como leer un libro lleno de conocimiento, no podemos ver a través de nuestros ojos, pero nuestro sentido del tacto nos ha ayudado a ser masajistas, y aquí tenemos la oportunidad de conocer a mucha gente y aprender sobre las diferentes culturas. Por primera vez, me siento contenta, auto realizada y valorada por mi trabajo.”

Nunca pensé que Open Eyes, el nombre de empresa que creé en el 2011, tendría tanto significado ahora.

Ángela: ¿Cómo conseguís que el mensaje del turismo responsable quede implícito en vuestros viajes?
Centro de Rescates de Elefantes

Anna: Desde la reserva del viaje tratamos de dar toda la información necesaria y sensibilizar al viajero. No obstante, siempre es más fácil que el mensaje se viva una vez que ya estás viajando, y aquí nosotros personalmente contribuimos a que entiendan bien lo que queremos transmitir.

Por ejemplo, hay una comunidad con la que llevamos trabajando desde nuestros inicios Jaipur, donde nuestros viajeros tienen la oportunidad de vivir una verdadera inmersión cultural con la comunidad, conviviendo con jóvenes y artesanas de la zona. Les llevamos a visitar proyectos de educación y sanidad, pero también la interacción con mujeres artesanas y realizamos varias actividades, como un pañuelo de blockprinting, la artesanía más antigua del Rajasthan. Este grupo de mujeres trabajan con una empresa social que les ayuda a ser más autosuficientes mediante la formación de distintas técnicas de bordados y estampación. El trabajo de productos finalizados es recompensado económicamente, apoyando la mejora a la igualdad de la mujer en el país.

Otro ejemplo, es que desde Open Eyes no promovemos la subida al Fuerte de Jaipur a lomos de los elefantes, que tanto se ofrece como experiencia turística en el país. Si nuestro viajero llega con la idea de realizar actividades de este tipo, se le explica la problemática asociada al bienestar animal y su uso en actividades turísticas, pero también le proporcionamos una alternativa; que puede ser una visita a una reserva auténtica de elefantes donde puede estar en contacto con el animal en su hábitat natural y hasta salir a pasear con el. 

¡Muchas gracias Anna! Recuerda que puedes visitar la página web de Open Eyes y seguirles en Facebook 

 116 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.