Nace Latinspirations para aglutinar operadores locales sostenibles en Latinoamérica

Maike Berkemeier

Latinspirations es un turoperador especializado en turismo sostenible cuyo objetivo es conectar viajeros en busca de experiencias auténticas y responsables en América Latina. Turismo comunitario, trekking, observación de flora y fauna o bicicleta, entre otras, son las actividades que ofrecen a lo largo de los 8 países en los que operan actualmente. Maike Berkemeier habla con Verónica Cachafiero sobre cómo esta joven empresa trabaja con una política de sostenibilidad muy definida, buscando la satisfacción de los clientes, el desarrollo socioeconómico de los territorios con un claro compromiso ambiental y seleccionando minuciosamente a sus colaboradores y actividades.


Verónica: ¿Qué requisitos pedís a vuestros colaboradores para entrar en vuestra red de turismo sostenible?


Maike: Por un lado, vemos si la empresa ofrece experiencias que encajan en el portafolio de viajes de Latinspirations porque los viajes que ofrecemos no son tradicionales, sino experiencias de nicho, tales como turismo comunitario, viajes de trekking, bicicleta, observación de animales, entre otros. Si consideramos interesante la oferta de alguna de estas empresas, les enviamos un cuestionario con el cual evaluamos, entre otros puntos, sus prácticas sustentables.
Entre éstas valoramos, por ejemplo si la empresa tiene una política de sustentabilidad definida, si neutraliza sus emisiones CO2, si apoya algún proyecto ambiental/social activamente o a través de donaciones, cómo capacita a su personal sobre responsabilidad medioambiental y cómo la aplica en sus trabajos. También preguntamos cuáles son sus objetivos y planes a largo plazo, porque consideramos que en el turismo sustentable difícilmente puede lograr un estado perfecto, y es importante no dejar de buscar maneras de seguir mejorando. Varias de las empresas con las cuales trabajamos tienen además algún sello o certificación de sustentabilidad, y es ello lo que por supuesto también nos sirve como orientación.
Sin embargo, para nosotros es importante considerar empresas con y sin sellos o certificaciones, porque nos hemos dado cuenta que hay muchas empresas pequeñas, que aplican muy buenas prácticas, pero que no han tenido los recursos o tiempo para certificarse.

​Verónica: ¿Qué os demandan vuestros clientes para disfrutar de una experiencia sostenible?

Maike: Resumiendo, lo que busca el turismo sustentable es ofrecer una experiencia que minimice el impacto negativo en el destino de viaje, y maximice los beneficios para la población local. Entonces nuestra intención es que los viajes que ofrezcamos, sigan ese paradigma. Esto en la práctica se transforma por ejemplo, entre otros, en que los productos que consume el viajero durante su viaje (comidas etc.) sean en su mayoría locales y minimizando o eliminando la basura que los viajeros dejen en el destino (evitando botellas de plástico, productos envasados o material impreso por ejemplo).

También se busca evitar zonas que actualmente sufren una sobrecarga de turismo privilegiando rutas menos visitadas, o que el viajero aporte con su compra en algún proyecto local social o medioambiental (por ejemplo reforestación, apoyo a comunidades etc.) Pero el ser sostenible no es suficiente para poder ofrecer un producto atractivo a los clientes. Aunque haya viajeros para quienes viajar de forma sustentable sea el tema central de su viaje y prioritario en su decisión de compra (los «ethical travellers» según Amadeus), para muchas personas sigue siendo solo un «plus».
En primer lugar los viajeros buscan una experiencia que calce con sus intereses, y solo en segundo lugar consideran si la opción es sustentable. Entonces aparte de ser sustentables, es importante ofrecer servicios de alta calidad y una experiencia de viaje atractiva que se distinga de lo que ofrece el resto.

Verónica: ¿En qué países estáis operando actualmente? ¿Han sido las prácticas sustentables de vuestros colaboradores la elección de estos destinos?  

Maike: Actualmente estamos ofreciendo viajes en Argentina, Chile, Costa Rica, Ecuador, Perú y Brasil, y estamos en proceso de publicar en nuestra página web Bolivia y Colombia. Somos especialistas en América Latina, entonces el objetivo a largo plazo es cubrir todos los países de esta zona.
Por un lado, lo que nos ha guiado en elegir nuestros primeros destinos y red de proveedores es nuestro conocimiento personal, porque por supuesto es más fácil y mejor ofrecer lo que uno conoce. Por otro lado, hemos elegido destinos donde hemos podido encontrar empresas que están alineadas con lo que buscamos como empresa sustentable.
Nos hemos dado cuenta que la importancia respecto a aplicar/realizar un turismo sustentable es muy diferente en cada país y eso también se ve reflejado en las prácticas de cada una de estas empresas. Mientras en algunos países, como por ejemplo Costa Rica, el turismo sustentable es un tema que tiene mucha importancia y prácticamente todas las empresas han implementado, al menos, algunas prácticas de sustentabilidad, en otros países recién se le está empezando a dar importancia y donde en muchos de éstos ni siquiera hay aún una normativa o lineamiento a nivel nacional.

Verónica: Una de las experiencias que estáis desarrollando es el turismo comunitario. ¿Cómo lo estáis enfocando? ¿Trabajáis directamente con las comunidades locales?


Maike: Lo que busca el turismo comunitario es generar un intercambio entre los viajeros y los locales, así como crear fuentes de ingresos alternativos o adicionales para las comunidades, y una experiencia cultural auténtica con espacios de aprendizaje para el viajero. Propone conocer otras realidades, tradiciones, costumbres y de esta manera, ampliar el horizonte del viajero. Se viven experiencias de viaje más profundas y cambios que duren más allá del tiempo de viaje. Es una forma muy linda de viajar para quienes buscan una inmersión total en la cultura auténtica del país que visitan y que además quieran aportar a su desarrollo social y económico.

Verónica: ¿Crees que existen empresas o entidades utilizando malas prácticas en el Turismo Comunitario? ¿Cómo afecta esto a las comunidades locales?

Maike: A la vez, el turismo comunitario siempre presenta muchos desafíos. Hay que tener mucho cuidado que los viajes se operen de manera responsable, y que por ejemplo se respeten los límites que definan los locales. De este modo, que tanto ellos como su vida privada no queden demasiado expuestos logrando preservar su autenticidad de manera que este turismo comunitario no provoque cambios de comportamiento ni una pérdida de su cultura local real.  Por lo mismo, los programas de turismo comunitario que estamos ofreciendo trabajan en cooperación con empresas locales de cada país y las cuales son expertas en esta gestionar y desarrollar este tipo de turismo.
Nuestro programa más ejemplar en este momento es un viaje en Salta y sus alrededores donde los viajeros se alojan en diferentes comunidades, interactúan con la gente local y participan en diferentes actividades diarias de esta comunidad.  Es una experiencia muy completa para quienes quieren conocer y realizar una total inmersión de la cultura rural de esta zona.

Verónica: ¿Conocen y demandan los clientes este tipo de turismo o, en cambio, es un turismo aún desconocido?


Maike: Según mi perspectiva siento que el turismo comunitario, por ser un tipo de turismo ​emergente y nuevo, es aún poco demandado en comparación con otros tipos de viaje. ​De todas maneras se busca cada vez más experiencias de viaje auténticas, y es desde esta base que el turismo comunitario tiene un gran potencial posicionarse como ​una experiencia cultural auténtica.

Verónica: ¿Qué tipo de experiencias turísticas ofrece Latinspirations dentro del ámbito del turismo comunitario y cómo favorece esto al desarrollo socioeconómico de la comunidad?

Maike: Las actividades son diversas y dependen del lugar, pero la base siempre está en la interacción que se da entre los turistas y la comunidad local. Como ejemplo, estas experiencias podrían incluir probar y preparar la comida local, aprender sobre sus tradiciones, ritos y costumbres, sobre plantas medicinales y medicina ancestral, participar en las actividades y trabajos diarios de su gente, como la agricultura o la pesca, o visitar sus escuelas.
Para las comunidades, este tipo de turismo genera fuentes de ingreso y puestos de trabajo. Es una alternativa a otras industrias que generan destrucción de los recursos naturales (deforestación, contaminación, caza, etc) y son poco sustentables a largo plazo tanto en el sentido medioambiental como económico. Como la valoración de la cultura auténtica local es una base fundamental del turismo comunitario, esto permite indirectamente que las comunidades aprecien y conserven sus tradiciones. En la mayoría de los casos, además, parte de estos ingresos se destinan a proyectos de bien común para la comunidad, como por ejemplo, la educación, actividades de empoderamiento de mujeres etc.

Verónica: También ofrecéis actividades de avistamientos de fauna. ¿Cómo desarrolláis estas actividades desde el punto de vista del turismo responsable?  

Maike: Si, hay dos temas importantes dentro de este contexto. Por un lado Latinspirations busca que la observación de estos animales sea operada de una manera responsable para evitar molestar los animales y asegurar así que esta actividad los impacte lo menos posible. Para lograr eso, es importante mantener el tamaño de los grupos pequeño, observar los animales desde una distancia adecuada, no alimentar animales para no alterar su comportamiento natural o evitar excursiones durante épocas sensibles para ellos (tales como épocas de reproducción, por ejemplo).
Por otro lado, se debe generar, a través de este turismo, un impacto positivo para la protección y conservación tantos de estas especies como de sus hábitat. La mayoría de los operadores de nuestra red que ofrecen actividades de avistamiento de fauna están muy involucrados en diferentes tipos de iniciativas que apunta a esto mismo: la conservación y/o protección.
Por ejemplo, acá en Chile trabajamos con una empresa especialista en la observación de aves la cual se preocupa mucho de entregar educación ambiental a los pobladores de su región. Eso ocurre principalmente realizando excursiones de avistamiento de aves gratuitas dirigidas a la comunidad con el objetivo de generar conciencia y así sumar aliados en el trabajo de conservación de la biodiversidad. En los países que cuentan con animales silvestres, muchas veces la caza sigue siendo un gran tema y es necesario generar conciencia por un lado, pero también lograr encontrar alternativas válidas y que sean una nueva propuesta de ingreso para quienes la caza actualmente es su actividad principal.
Por ejemplo en la reserva Tambopata en Perú, un operador de nuestra red a través del turismo ha logrado generar un cambio en los hábitos y dado que el turismo se ha transformado en una fuente de ingreso importante, la comunidad ha incorporado regulaciones que prohíben a los miembros cazar en la reserva comunal.

Verónica: ¿Cuál de las actividades que ofrece Latinspirations es para vosotros un ejemplo de turismo sostenible?


Maike: Primero que todo, para Latinspirations, las prácticas de turismo sostenible ideales no solo minimizan los impactos negativos sino que además generan beneficios tangibles e importantes para la población local o para el medio ambiente. Siguiendo esta premisa, uno de nuestros programas favoritos lo ofrece una finca en Costa Rica la cual aparte de ser un Centro Ecoturistico operado de manera sustentable, es una granja de agricultura orgánica y biodinámica.
El objetivo principal de sus actividades consiste en regenerar suelos y combatir el cambio climático ayudando a eliminar dióxido de carbono de la atmósfera. La finca trabaja además en proyectos de reforestación del bosque lluvioso tropical y en la creación de corredores biológicos de modo de conectar sus terrenos con el Bosque Eterno de los Niños y facilitar así el flujo de los mamíferos silvestres (como los pumas o jaguares) entre estas zonas. Durante su estadía, los visitantes aprenden sobre ambos proyectos aumentando conciencia sobre los desafíos ambientales que estamos enfrentando y pueden además participar activamente en la reforestación.

¡Muchas gracias Maike! Recuerda que puedes seguir a Latinspirations en Facebook y en Instagram.

 269 visitas

Read More

Fundación Biodiversidad lanza un programa para impulsar proyectos de turismo sostenible

La Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica, a través de la Red emprendeverde ha lanzado la II edición del programa LAB Impulsos Verdes: Turismo Sostenible. Mediante esta iniciativa, cofinanciada por el Fondo Social Europeo, se quiere apoyar a los emprendedores que se encuentren en la fase de creación de una empresa enfocada en los sectores de la economía verde y azul, poniendo el foco en proyectos que fomenten el turismo sostenible.
El programa, que contará con formadores y mentores de Enviroo, busca impulsar el desarrollo de proyectos medioambientales de emprendedores a través de herramientas, habilidades y competencias con las que favorecer la innovación ambiental y la sostenibilidad. La iniciativa propiciará que los participantes que reciban esta formación consigan así crear su propia empresa y/o encuentren un trabajo dentro de la economía verde o azul.
Está dirigido a un máximo de 18 emprendedores, y habrá un proceso previo de presentación de candidaturas cuyo plazo finalizará el próximo 25 de julio. El “II LAB Impulsos Verdes: Turismo Sostenible” dará prioridad a aquellas personas que pertenezcan a colectivos prioritarios: mujeres, jóvenes hasta 35 años, mayores de 45 años, personas inmigrantes, personas con discapacidad y residentes en áreas protegidas y/o zonas rurales.
Se podrán cubrir los gastos de desplazamiento y/o alojamiento de los destinatarios.
En este enlace encontrarás todos los detalles de cómo participar.
Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Redemprendeverde: “La Fundación Biodiversidad lanza un programa para impulsar proyectos de turismo sostenible”.

 269 visitas

Read More

Turismo rural comunitario en la Patagonia menos conocida

Valcheta es un pequeño pueblo de 5000 habitantes ubicado en la llamada “Región Sur” de Argentina, sobre la ruta 23 que une las playas del océano Atlántico con la famosa ciudad de Bariloche, al pie de la Cordillera de los Andes. Es una zona fuera de los circuitos tradicionales de Patagonia, pero con un gran potencial para el desarrollo del ecoturismo, siendo la entrada a la imponente Meseta de Somuncurá, área natural protegida de 25 mil km2 que comparte con la vecina provincia de Chubut.
Somuncurá (en voz araucana “piedra que suena o que habla”) es una altiplanicie basáltica con sierras que alcanzan los 1900 metros de altura. Constituye un paisaje único formado hace millones de años cuando la Cordillera de los Andes se originó, fascinante por la inmensidad de su tamaño (equivalente al área de la ciudad de México) pero casi completamente deshabitada. Aquí podemos encontrar especies endémicas como la mojarra desnuda en el arroyo Valcheta, además de guanacos, avestruces, liebres, zorros y pumas.
La Cooperativa de trabajo Valcheta Alen se formó hace 5 años por iniciativa de un grupo de emprendedores locales, que detectaron la oportunidad de promover los atractivos naturales y culturales de la región y de esta forma crear una fuente adicional de ingresos para la comunidad local. Así formaron una red de familias rurales interesadas en recibir visitantes y compartir con ellos sus actividades diarias en el campo. La excursión a la meseta es uno de sus atractivos principales. Además de los circuitos y excursiones que propone, la cooperativa cumple un rol social fundamental, gracias a las campañas solidarias y las oportunidades de capacitación que ofrece a la comunidad.
Como parte de nuestro proyecto Ecos del Camino y gracias a la red Hopineo, nos pusimos en contacto con Javier Luquet, técnico en turismo y presidente de la cooperativa, quien nos abrió sus puertas para ayudarlos en el desarrollo de su propuesta turística. Visitamos el pueblo y sus principales atractivos como el Bosque Petrificado, hablamos con los miembros de la cooperativa y otros actores locales, y revisamos sus actuales productos y servicios, para identificar los puntos fuertes y proporcionar herramientas para mejorar los débiles.

Retos y oportunidades del turismo en Valcheta Alen

El desafío principal al que se enfrentan consiste en lograr desarrollar turísticamente la región en conjunto con el gobierno municipal y el resto de los actores locales y provinciales, muchos de los cuales todavía son reacios a colaborar entre sí. La falta de coordinación entre la Municipalidad y la Secretaría de Medio Ambiente para otorgar los permisos de visita al área protegida de la Meseta perjudican la organización regular de circuitos turísticos por parte de la cooperativa. “La secretaría requiere que las autorizaciones para realizar excursiones se envíen una semana antes, cuando muchas veces los visitantes reservan el tour con menos antelación”, cuenta Javier.
Otro de los problemas es la gran cantidad de basura en las calles del pueblo, que cuenta con pocos cestos para residuos y los pocos que se han instalado no son usados por falta de concientización de la población local. Una ciudad limpia y arreglada no sólo es más atractiva para los visitantes, sino también para quienes residen en ella. En Valcheta tampoco se realiza reciclaje de residuos y es una iniciativa que la cooperativa está considerando implementar.
La cooperativa trabaja para entablar un diálogo más fluido con la municipalidad, para complementarse en las tareas de cuidado del pueblo y promoción conjunta de su oferta turística. El Monumento Natural Bosque Petrificado y el Museo Provincial M.I. Kopp ya colaboran con la cooperativa en actividades de formación y difusión de la propuesta cultural de Valcheta, pero falta que más actores se unan.
“Nos estamos movilizando para crear la red de turismo rural comunitario de Río Negro, en conjunto con otras redes que ya existen, como la red Cultura Rural Patagónica en Bariloche”, agrega Javier, quién afirma que la provincia les da su apoyo y espacio de promoción en ferias de turismo, pero falta coordinación con el actor clave que es la municipalidad. Un paso importante lo han dado el pasado 9 y 10 de junio con la organización de una jornada de capacitación en manejo responsable de alimentos junto a la municipalidad, que compete indirectamente al área de turismo y se relaciona con los otros objetivos sociales de la cooperativa.

Soluciones propuestas

Entre nuestras sugerencias a Javier y su equipo se encuentran, en primer lugar, entablar un diálogo más fluido con autoridades locales, seguido de la definición concreta de sus circuitos y productos, para poder comenzar a utilizar canales de comercialización y promoción online. A su vez, es necesario que comuniquen claramente las buenas prácticas que realizan, para que el visitante sepa que su dinero se reinvierte en la comunidad local. Finalmente, la capacitación constante a las familias y sobre todo a los jóvenes es clave para que encuentren oportunidades de crecimiento profesional en el turismo y no abandonen el pueblo.
Sin duda, la actividad turística en Valcheta está dando sus primeros pasos de la mano de la cooperativa, y hay cuestiones básicas que se necesitan resolver, como el manejo de residuos y la concientización de la población local sobre las oportunidades que puede generar el turismo. El modelo de agrupación cooperativa es una opción válida que hace partícipe de los beneficios del turismo a un gran número de actores. Sin embargo, es indispensable el apoyo a nivel municipal para potenciar los resultados y lograr un desarrollo turístico sostenible.

 269 visitas

Read More

La OMT y Globalia buscan ideas disruptivas que busquen transformar la industria del turismo

Empresas emergentes del sector turístico de 164 países están llamadas a presentar ideas innovadoras “capaces de revolucionar la forma en la que viajamos y disfrutamos del turismo” a la convocatoria internacional que acaba de anunciar la Organización Mundial del Turismo y el grupo turístico español Globalia.
Se trata de la 1ª Competición OMT de Startups de Turismo (1st UNWTO Tourism Startup Competition) para seleccionar las mejores soluciones y los proyectos más disruptivos. Se enfoca en buscar propuestas pioneras en la implementación de tecnologías emergentes y disruptivas, que se basen en nuevos modelos de negocio, como la economía circular. Uno de los fines de esta convocatoria es dar visibilidad a los proyectos que apuesten por un turismo más sostenible.
Para participar en esta convocatoria mundial, las startups deben presentar modelos de negocio que estén relacionadas con al menos una de las cuatro áreas principales: el futuro de los viajes, experiencia de turismo, impacto medioambiental y desarrollo comunitario.
El plazo de solicitud abrió este martes y cerrará el próximo tres de septiembre de 2018. Tenéis toda la información en este enlace!
Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Esmarcity: “La OMT y Globalia buscan en 164 países las ideas más disruptivas que supongan un cambio en el turismo”.

 269 visitas

Read More

Comunidades de Amapala luchan contra los prejuicios sobre Honduras

En el Golfo de Fonseca varias asociaciones comunitarias se esfuerzan diariamente por demostrarle al mundo que existe una Honduras mucho más bella y amigable de la que se suele vender. Amapala, por su alegría y tranquilidad, es un claro ejemplo de ello.

Si hay un destino donde definitivamente es falso aquel axioma que sostiene que Honduras es un país tremendamente peligroso, es Amapala, localizada en la Isla del Tigre. Pero cómo explicárselo a la comunidad turística internacional, sin apoyo del gobierno nacional y sin demasiados recursos económicos. En esa misión trabaja día y noche toda la comunidad. Y específicamente, la Asociación Hostales Perla Mar y la Asociación de Pescadores Artesanales de la Aldea Las Pelonas.

Al notar que en algunos meses del año llegaban visitantes con la intención de pernoctar en la isla y se tenían que retirar por no encontrar lo deseado, nació la idea de algunas mujeres de ofrecer una habitación que esté en desuso dentro de sus propias casas.

En el año 2002, con el apoyo de la Asociación Visión Mundial y tras recibir varias capacitaciones, se formalizó y legalizó aquella actividad ya en marcha, conformándose así la Asociación Hostales Perla Mar. En la actualidad está compuesta por 21 socias, 18 mujeres y tres hombres, que ofrecen 1 o 2 habitaciones y servicio de alimentación dentro de sus propias casas. En algunos pocos casos ya se están construyendo habitaciones afuera de las casas, para aquellos turistas que deseen más independencia.

Puerto de Amapala

Pero la oferta turística no queda allí. La misión es compartir con el turista la convivencia diaria de la familia que lo alberga y el estilo de vida de la comunidad entera. El método es la hospitalidad sin límites. En poco tiempo uno se siente parte de la familia y por ende, de Amapala. Llevar al turista a recorrer la isla, mostrarle las mejores playas y subir el cerro Amapala (o del Tigre) es parte de su amabilidad. La asistencia a eventos y ferias comunitarias tampoco faltarán.

Otra asociación que trabaja incansablemente por sacar adelante la isla es la Asociación de Pescadores Artesanales de la Aldea Las Pelonas. Esta organización nació en el 2010 ante la preocupación por la escasez de peces, debido en gran parte al cambio climático. Casi toda la aldea se ha dedicado desde tiempos inmemorables a la pesca artesanal y en esos años su oficio estaba en crisis. Entonces algunas familias decidieron organizarse colectivamente para enfrentar la crisis y optaron por hacer arrecifes artificiales tamaño domo.

Con esto no solo aumentó considerablemente la cantidad (y mejoró la calidad) de los peces sino que también les abrió la puerta para otra actividad económica: la turística. Sin abandonar su oficio tradicional, ahora la asociación ofrece el tour de la pesca deportiva, que consta de un paseo en lancha por donde están ubicados los arrecifes artificiales para que el turista pueda experimentar la principal actividad de los pobladores. El paseo incluye todo el equipo de pesca, chaleco salvavidas, alimentos y bebidas.

La asociación actualmente está compuesta por 6 hombres y 6 mujeres y también está luchando contra el prejuicio machista de quienes no creen posible que una mujer maneje el motor de una lancha o les enseñe como pescar. En muchas ocasiones quienes acompañan y guían al turista durante el tour de pesca deportiva son dos mujeres. Además la asociación maneja una caja rural donde se realizan préstamos entre socios y proyectos de conservación ambiental, como por ejemplo la reforestación de manglares.

Playa de Amapala

Sin lugar a dudas, estos proyectos turísticos son muy importantes para las comunidades, ya que las familias han encontrado un ingreso económico que les permite sobrellevar con mayor comodidad la crisis estructural a la que son sometidos los sectores más empobrecidos del país. Son un verdadero ejemplo de lucha diaria para sacar adelante sus familias y también, en el ambiente turístico, para romper con determinados estereotipos.
“No vayas, es muy peligroso”, “No hay nada para ver”. “Solo tienes que ir a Copán y Roatán”. Frases como estas se escuchan muy seguido cuando mencionas Honduras durante tu viaje, como si este país no fuese compatible con el verbo viajar y/o disfrutar. Pero ni los malos gobiernos de turno ni aquellos prejuicios internacionales deben taparnos la riqueza cultural/natural de Honduras. Amapala, como otros tantos lugares de Honduras, es sinónimo de tranquilidad, alegría y amabilidad. Y las comunidades locales no solo trabajan arduamente para salir adelante, sino que además están esperando visitas de todo el mundo para demostrar que hay otro país muy distinto al que suelen vender los medios dominantes.

 269 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.