Así se aplica la economía circular en un hotel

Vista general de Santa Ponça, en el municipio de Calvià. PAM.

La economía circular es un modelo de producción y consumo que busca acabar con el usar y tirar. Su objetivo es reducir los residuos a la mínima expresión. Este planteamiento requiere transformar por completo el sistema productivo y de consumo actual y empezar a compartir, alquilar, reutilizar, reparar, renovar y reciclar materiales y productos existentes todas las veces que sea posible. La Fundación Impulsa ha lanzado un manual para aplicar pautas de circularidad en los hoteles con el apoyo del Grupo Iberostar y la Organización Mundial del Turismo.

Esta guía persigue dos ambiciosos objetivos: por un lado, contribuir a la sostenibilidad turística mediante la implantación de la circularidad hotelera; y, por otro lado, utilizar la economía circular para forjar un nuevo liderazgo turístico que mejore la competitividad global de Balears. Según la Fundación Impulsa, la planta hotelera de las Islas debe actuar como laboratorio de circularidad frente al resto del sector turístico por su gran peso específico. El manual ofrece 13 consignas, 125 pautas y 81 indicadores clave de rendimiento o KPI (key performance indicators). 

Para Antoni Riera, director técnico de la Fundación Impulsa, esta guía supone un gran avance en la estrategia de sostenibilidad turística, ya que representa un marco “único y pionero, no existen precedentes; es amplio y flexible, pues es igualmente útil para compañías hoteleras de naturaleza, tamaño y orientación de mercado distintas; es abierto y en permanente actualización; y, además, es multidestino y aplicable, por tanto, a las distintas localizaciones en las que las compañías sitúen su portfolio de establecimientos”.

La estrategia para aplicar la circularidad en el ámbito hotelero se basa en tres pilares estratégicos:  la modernización de los procesos internos, la implicación de los principales stakeholders o grupos de interés y la gestión de los recursos disponibles.

Modernización de los procesos internos

Aplicar pautas sobre los materiales y recursos presentes en los procesos internos de las empresas es esencial para integrar la noción de circularidad en un hotel preservando la calidad final del servicio. 

Otra pauta para implantar la economía circular es disminuir la intensidad en la utilización de un material o recurso en los procesos de producción de la compañía, preservando los estándares de calidad de los servicios. Es posible incidir desde la construcción del edificio, pero sobre todo desde el aprovisionamiento de recursos. 

En materia de reciclaje, los hoteles deben recuperar materiales o recursos para ser introducidos con un mismo o diferente propósito en los procesos de producción de la compañía o del resto del sistema. 

Implicación de los principales stakeholders o grupos de interés

Trabajadores, clientes y proveedores deben participar en las pautas de compromiso circular para que redunde en toda la cadena de valor turística.

La Fundación Impulsa recomienda estimular la concienciación de los stakeholders desde la difusión de información sobre los objetivos y la implementación de buenas prácticas circulares, así como desarrollar planes de formación para trabajadores, sistemas de medición de los indicadores clave, iniciativas de aprendizaje con proveedores y guías de uso o consumo para huéspedes.

La motivación y la aplicación de incentivos son clave para promover la acción real y efectiva de los stakeholders. Hay que hacerles partícipes de los distintos estadios de implementación favoreciendo una dinámica de retroalimentación continua.

Gestión de los recursos disponibles

Incorporar pautas de circularidad en la gestión de recursos disponibles de un hotel también implica tomar decisiones que afectan a la inversión, la innovación y la gobernanza. Es necesario disponer de los recursos necesarios para afrontar la implementación de buenas prácticas circulares, así como vincular los recursos disponibles a los objetivos y prioridades de circularidad establecidos anualmente por la compañía. 

Se trata de situar los hoteles en el primer eslabón de una cadena que transmita las bases de la economía circular a todos los agentes del sector turístico. Esta acción tiene relación con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 12 referido a la producción y el consumo responsables. La sostenibilidad del sector turístico es una necesidad y una exigencia cada vez mayor tanto por parte de las administraciones como de los clientes. Según la Fundación Impulsa, Balears tiene un gran reto: “mejorar la ordenación del espacio turístico y mantener el equilibrio sobre los recursos naturales y ambientales regionales”.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por UH Noticias: Así se aplica la economía circular en un hotel. 

 680 visitas

Comentarios

Deja un comentario


* Campos obligatorios.

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.