Guías Jonglez: las guías de turismo responsable que nos invitan a descubrir los rincones más insólitos

Thomas Jonglez

La colección de guías Jonglez nace con la misión de favorecer la curiosidad de los lectores y su atención al momento presente: trasladar esta curiosidad y atención que tenemos cuando viajamos a nuestra vuelta a casa. De esta forma, la vida cotidiana se transforma así en un viaje y en un momento casi espiritual. Con las colecciones “Insólita y secreta” y “Soul of” se dan a conocer aquellos rincones menos conocidos de cada ciudad pero igualmente bellos.  

Nuestra compañera Laura Basagaña Illa conversa con Thomas Jonglez, explorador y creador de las Guías Jonglez, para saber qué le llevó a crear estas guías de viaje con una visión distinta a la habitual.

Laura: ¿Cómo surge la idea o la necesidad de crear estas guías de viaje con un enfoque distinto al que estamos acostumbrados?

Thomas: La idea surge porque me di cuenta que los habitantes de una ciudad no tenían guías para ellos, así que nos dirigimos a ellos. También surge al ver que las guías turísticas hablaban siempre de las mismas cosas, así que los turistas terminan siempre en los mismos lugares. Con el fuerte desarrollo del turismo en los últimos años se puede estar en un mar de turistas, lo cual puede  acabar con la posible buena experiencia. Tenemos los ejemplos de Venecia, Barcelona, etc… donde los habitantes se quejan cada vez más de los turistas. En este sentido, nos dirigimos también a los turistas exigentes o que quieren escapar de los caminos más trillados. En cada ciudad existen todavía muchos rincones desconocidos pero maravillosos.

Laura: Tengo entendido que los propios habitantes de cada ciudad han participado en la elaboración de las guías de la colección “Insólita y secreta”. ¿Cómo ha sido esta experiencia?

Thomas: Es un trabajo muy largo : entre 2 y 5 años por ciudad / guía. El autor tiene que leer todo lo que está escrito sobre la ciudad y eliminar todo esto, empezando con una página en blanco: todo lo que es conocido por los habitantes tiene que ser eliminado. Así que es difícil pero muy interesante a la vez para el autor: en la búsqueda va a encontrar todo tipo de personas (arquitectos, científicos, historiadores, artistas, etc…) y va a aprender un montón de cosas sobre su propia ciudad. Es, además, un excelente ejercicio para acostumbrarse a estar más atento a lo cotidiano y al momento presente.

Laura: este hecho de estar más atento a lo cotidiano y a lo presente, trasladado a los viajes ¿qué beneficios diría que aporta tanto al viajero como al destino que lo acoge?

Thomas: al viajero le aporta una mayor presencia general, lo que quiere decir un bienestar general mayor: la mayor presencia, para todas las tradiciones espirituales, es la clave de la felicidad… A la propia ciudad, gracias a nuestras guías, permite que los turistas no vayan siempre a los mismos lugares con lo cual se desarrollan otros rincones menos turísticos de la ciudad. Esto conlleva desarrollo económico de rincones poco visitados, prolongación de la estancia de los visitantes en la ciudad y una redistribución de los flujos turísticos que ayuda a vaciar un poco los lugares más saturados. Además, al salir de los caminos habituales, los residentes están mucho más dispuestos a tener contactos con los viajeros respecto a los lugares turísticos donde, al contrario, huyen de los turistas.

Laura: ¿Qué retos y oportunidades ve usted actualmente en cuanto a la relación entre turistas y residentes?

Es una relación que puede ser complicada como lo hemos visto con el problema del sobre turismo, en ciudades como Venecia, Barcelona, Split etc. En ciudades como Venecia, por ejemplo, creo que de verdad hay que limitar el turismo, para salvar la ciudad de la “disneylandización”: evitar el turismo de masas, por ejemplo, al limitar la llegada de los inmensos cruceros turísticos. Esto ayudaría, además de limitar la cantidad de turismo, a salvar el ecosistema de la laguna ya que fue demostrado que las turbinas de las naves dañan seriamente los fundamentos de los palacios. Pero significa también menos recursos para la ciudad, por eso hay tanto freno… Este sobre turismo provoca la creación de más Airbnb, lo que también provoca una inflación exagerada de los precios inmobiliarios y provoca la huida de muchos habitantes que no son ricos, acelerando la “disneylandización” de cada ciudad, y entonces la pérdida de carácter de la misma ciudad, que es para mí el elemento esencial de la sustentabilidad del turismo. Hay tantos barrios de tantas ciudades que ya son solo lugares para turistas y que ya no tienen vida de verdad… ¡Un desastre! Tenemos que evitarlo al máximo.

Las oportunidades, además del sencillo aporte económico por parte del turista, son, y nuestras guías secretas ayudan en esto, reorientar el turismo donde los habitantes lo necesitan. Donde hay poco turismo, el turismo es todavía bienvenido: aporta beneficios a las tiendas, restaurantes locales, ayuda a mantener los edificios, etc… y ayuda, en parte, a bajar el flujo en los lugares más trillados. Pero esto quiere decir también educar al turista, en lo cual creo que participamos.

Laura: ¿Qué consejos daría a las personas que quieren viajar de forma responsable?

Thomas: Para viajar de forma responsable la mejor opción, y tal vez la más saludable, tanto para el físico como para la mente, ¡es un viaje a pié! Nada mejor que caminar por las montañas cerca de su casa, hacer un viaje en tren hasta el inicio de la ruta. En todo Europa, por ejemplo, hay tantas opciones de caminos increíblemente bonitos… En estos días, estamos cada vez más lejos de la naturaleza. Pero necesitamos esta naturaleza para nuestra salud física y mental. El viaje a pié es perfecto para los habitantes estresados de las ciudades grandes. ¡Y también para los otros!

¡Muchas gracias Thomas! Recuerda que puedes seguir a Guías Jonglez en su página web, en Facebook e Instagram.

 480 visitas

Read More

Agricultura Sostenible y Acuaponía en República Dominicana

A las afueras del pueblo surfero de Cabarete, escondido en un río tropical en la costa norte de la República Dominicana, se encuentra Taino Farm, un centro educativo y de demostración de agroturismo inspirado en la permacultura que produce alimentos sostenibles y nutritivos. Actualmente cuentan con modernos sistemas de manejo de agua, acuaponía, vermicultura, prácticas de cría de animales, así como apicultura y acuicultura. Hablamos con Robbie, uno de sus fundadores, quien nos ha trasmitido su pasión por la naturaleza,  la agricultura y la hermosa República Dominicana.

Jennifer: ¿Cómo surge Taino Organic Farms? 

Rob: Taino Farm comenzó hace 15 años, pero la inspiración y la pasión de cultivar alimentos comenzaron con mi abuelo italiano. Crecí comiendo tomates, pepinos y pimientos cosechados en el patio de mi abuelo.

Después de la universidad, pasé un tiempo viajando en bicicleta por el sudeste asiático. Durante estos viajes, descubrí mi pasión por las frutas tropicales. Me iba a lugares lejanos para poder sentarme debajo de un árbol y comer frutas frescas con los locales.

La República Dominicana tiene un clima diverso, suelo decente y agua abundante, por lo que es ideal para frutas tropicales de todo el mundo. Cuando comenzamos Taino Farm, aprendimos leyendo y siguiendo los principios de la Permacultura. A medida que ese término se hizo más popular, la información se hizo más accesible en línea. Aprendimos visitando otras fincas, a través de prueba y error y contratando a instructores para dirigir talleres en nuestro sitio. Siempre ha sido importante para mí que todos aprendamos y crezcamos en equipo.

Construir Taino Farm con una comunidad nos permite estar más cerca de la comunidad, ya que ellos son los que ayudan a lograrlo. Nuestra misión en Taino Farm es ser el cambio que deseas ver en el mundo. Para marcar la diferencia, debemos liderar con el ejemplo y, en el fondo, nos esforzamos por dar oportunidades a quienes normalmente no lo tendrían. Somos miembros activos de la comunidad en Sabaneta, Cabarete y, en general, la costa norte del D.R.

Taino Farm también es un gran lugar para pasar el rato. Estoy agradecido de poder sentarme debajo de un árbol y disfrutar de los placeres simples de la vida: sentarme junto al río, en la sombra y comer una fruta con un amigo.”

Jennifer: ¿Cuáles son las principales tareas que se llevan a cabo en la granja orgánica?

Rob: Las tareas principales de Taino Farm son la producción, distribución y turismo.

Nuestros procesos de producción se dividen en: apicultura (criar abejas), vermicultura (compostaje de lombrices), permacultura (sistema autosuficiente en un ciclo cerrado de cultivo de alimentos) y acuaponía (una combinación de cultivo de peces y plantas en medios sin suelo).

Nuestro departamento de distribución está experimentando un gran crecimiento dado que tanto el mercado local como el internacional tienen hambre de opciones sostenibles y éticas.

Por el momento, el turismo se refiere a nuestros populares Farm Tours o recorridos de la finca. Trabajamos con nuestros proyectos junto al eXtreme Collective  y cualquier persona interesada en explorar nuestras instalaciones. Por demanda popular, estamos trabajando para expandir nuestras opciones de turismo a grupos más grandes, retiros e incluir alojamiento ecológico para una experiencia inclusiva.

Jennifer: ¿Cómo benefician a la comunidad local con sus actividades?

Rob: La mayoría de nuestro personal son locales, en realidad, aparte de los estudiantes que entran y salen de la granja varias veces al año, Taino Farm se ha desarrollado con un grupo de miembros de la comunidad local. Todo nuestro personal tiene acceso a los productos cultivados en la finca y la libertad de explorar cómo cultivar todo lo que no tenemos actualmente. Parte de nuestro personal ha tomado talleres en Colombia y Costa Rica, entre otros,  a través de nuestro patrocinio. Estamos orgullosos de apoyar la educación continua de nuestro equipo. Taino Farm también es un centro educativo, recibimos estudiantes de las mejores universidades de las ciudades cercanas, así como invitados internacionales que buscan sumergirse en la agricultura sostenible y la cultura dominicana.

Jennifer: ¿Cuál es el proyecto del que se sienten más orgullosos?

Rob: Estoy orgulloso de nuestro sistema de ganancias compartidas en el que una parte de cada venta va a nuestro trabajadores. Taino Farm es un espacio abierto a cualquier miembro de la comunidad que quiera aprender sobre nuestros proyectos e involucrarse en nuestros esfuerzos de sostenibilidad. A lo largo de los años, nuestro equipo ha crecido con nosotros y valoramos sus aportes y su desarrollo personal.

Jennifer: ¿Ha sido dura la tarea de emprender en RD? ¿Destacaría algún reto en concreto?

Rob: Ha habido muchos desafíos logísticos, pero el mayor desafío es cómo motivar adecuadamente a nuestro equipo. Llegué como un extranjero y hay partes sensibles en la cultura dominicana y la ética laboral que han sido difíciles de equilibrar. Con el tiempo, hemos aprendido que una gran parte de hacer que todos trabajen juntos es la confianza. En un país en desarrollo no es suficiente ofrecer grandes intenciones cuando la mayoría no están preocupados por el mañana sino por lo que comerán hoy. Involucrar a todos y estar al tanto de las diferentes perspectivas es una experiencia de aprendizaje continuo.

Jennifer: ¿Apoyan el volunturismo o creen que una mala gestión puede suponer un riesgo para las comunidades?

Rob: En Taino Farm, apoyamos el voluntariado responsable y tenemos cuidado con “poverty porn” (la explotación de comunidades en subdesarrollo vía fotos, mercadeo y medios de comunicación) o la exotización de nuestras comunidades locales. Existen muchos riesgos con el trabajo voluntario, pero el más evidente cuando se trabaja con comunidades subrepresentadas y de color es el “white savior complex.” Las personas o grupos que buscan ser voluntarios deben alejarse de “lo que esta experiencia puede hacer por mí” o “así es como voy a resolver todos sus problemas” porque eso nunca acaba con la desigualdad sistémica.

Eso no quiere decir que los esfuerzos de los voluntarios no sean una oportunidad de aprendizaje. En Taino Farm, todos aquellos que se ofrezcan como voluntarios y / o internen con nosotros, trabajarán como parte de nuestro equipo para aprender nuestros sistemas y ofrecer sus habilidades donde sea valioso.

Jennifer: ¿Cómo se ven dentro de unos años? ¿Tienen objetivos a medio/largo plazo?

Rob: Estamos creciendo y expandiendo en todas las áreas, pero especialmente en distribución y turismo. Estamos trabajando con muchos proyectos interesantes, como cursos de acuaponía y permacultura. Y es importante para nosotros continuar nuestra misión de agricultura sostenible y servir como centro para el desarrollo local.

¡Muchas gracias por su tiempo Rob!

Recuerda que puedes seguir los pasos de Taino Farm en sus redes sociales Instagram y Facebook

 480 visitas

Read More

Los pueblos indígenas de el Ecuador luchan por la gestión turística comunitaria

Cada vez son más los casos de éxito en materia de turismo comunitario. Ésta actividad supone una mejora considerable en la calidad de vida de la población local siendo al mismo tiempo una excelente alternativa económica que hace posible el manejo sustentable de los recursos naturales.

Hemos tenido la oportunidad de conocer la labor que desempeña La Federación Plurinacional de Turismo Comunitario del Ecuador (FEPTCE), una institución que permite a los pueblos indígenas hacer del turismo sostenible el medio para vivir con decencia en su territorio. Hablamos con Xavier Contreras-Peñaherreras, miembro del equipo técnico de la Federación, para tratar sobre diferentes temas:

Jennifer: ¿Cómo surge FEPTCE?

Xavier: FEPTCE surge a inicios del 2000, cuando las comunidades se dan cuenta que no son las únicas que hacen turismo contando con objetivos similares así como las mismas dificultades.

FEPTCE nació con motivo de la DECLARACIÓN DE OTAVALO, en septiembre de 2001, por iniciativa de cinco entidades regionales de los pueblos y nacionalidades, Ricancie, OPIP, Ingapirca, Runa Tupari y Manduriacos.

Es una organización nacional de Derecho Colectivo, está representada por un Directorio Nacional y Directorios Provinciales. Su estructura funcional consta de la Asamblea General; un Consejo Ampliado; el Consejo Directivo; y, un Consejo Técnico de apoyo. La Asamblea General está compuesta por los representantes de los Centros de Turismo Comunitario (CTC), quienes a su vez se encuentran estructurados en Corporaciones de Turismo Comunitario Provincial o regional.

Jennifer: ¿Cuáles son las funciones de la Federación?

Xavier: Las principales funciones son de tener una representación institucional del Turismo Comunitario y los emprendedores (comunidades, asociaciones y familias) ante el Estado y el Sector de Turismo.

Jennifer: ¿Y su principal labor en el Ecuador? 

Xavier: Establecer planes de formación y capacitación para todos sus miembros y para otros actores del turismo del país y crear canales de promoción y comercialización para la oferta turística de sus miembros.

Jennifer: Su modelo cuenta con estrategias para conseguir un correcto desarrollo sostenible de las comunidades, ¿cuáles considera esenciales para lograrlo?

Xavier: El Turismo Comunitario nace en Ecuador bajo cuatros ejes fundadores y constructores que fueron y siguen siendo:

  • Gestión del territorio, defendemos y gestionamos los territorios de vida de los pueblos, nacionalidades y poblaciones rurales.
  • Valorización cultural, tomamos conciencia de lo importante que es nuestra realidad pasada, presente y futura; y lo mucho que podemos aprender y legar a los nuestros y semejante.
  • Fortalecimiento organizativo, tejemos nuestra estructura organizativa como parte fundamental para la reivindicación de nuestros derechos.
  • Distribución equitativa de beneficios, generamos beneficios para la comunidad, heredera del patrimonio cultural y natural, a través del turismo comunitario.

En base a estos ejes, el plan de FEPTCE tiene un proceso de ejecución que se base en 3 ejes los cuales consideramos esenciales para el progreso y desarrollo de la comunidad:

1. Representación institucional del turismo comunitario y asociativo del Ecuador.

2. Formación y capacitación para todos sus miembros y para otros actores del territorio en donde se pudiere desarrollar actividades de turismo con enfoques de sostenibilidad.

3. Promoción y Comercialización de la oferta turística de nuestros miembros y de otros actores que tienen productos turísticos que compartan nuestra visión.

Jennifer: ¿Considera que la gestión turística comunitaria es una estrategia esencial para desafiar al turismo masivo? ¿Qué opina sobre este fenómeno que afecta a multitud de destinos en todo el mundo?

Xavier: Pienso que es necesario cuestionarse y actuar sobre otra forma de viajar. El TCE puede ser una de varias opciones para que la población anfitriona tenga algo de control sobre la actividad, decida que mostrar, cuando mostrar y que parte de los beneficios económicos generados por su trabajo y participación queden en esos territorios que reciben turistas, y no solo los problemas que trae el turismo.

El turismo es una actividad depredadora, si la población local no se sensibiliza, prepara y organiza serán una víctima más de una actividad que por el momento solo piensa en el lucro de grandes inversionistas y muy poco en los anfitriones, en el entorno cultural y natural y peor aun en los turistas.

Jennifer: América Latina posee una gran diversidad de pueblos indígenas. ¿Cree que cualquiera de ellos puede hacer del turismo una fuente de progreso económico y que al mismo tiempo se contribuya a la conservación de su diversidad étnica y cultural? ¿Cuáles son las mayores dificultades para comenzar?

Xavier: El turismo es una actividad compleja y muy sensible, en Ecuador todavía no entendemos qué representa el desarrollo de turismo. Desde el Estado, desde la academia, desde el sector empresarial privado y comunitario, sin desarrollo de territorio difícilmente se puede desarrollar turismo.

América Latina y el Ecuador en los índices de competitividad internacional todavía se encuentran muy abajo, y esas son acciones claves a trabajar para poder ser verdaderos destinos turísticos competitivos. No basta con tener recursos naturales y culturales de altísimo valor y fuerte diversidad. Necesitamos crear productos en función de una posible demanda detectada.

En el comienzo, las mayores dificultades para las comunidades o emprendimientos familiares son el acceso a infraestructura (vías, comunicación, sanidad, energía), acceso a formación técnica y profesional, acceso a líneas de crédito para construir planta turística, formación continua, generar canales de promoción y venta adaptadas a sus entornos y que se inserte en sus objetivos.

Jennifer: Ofrecer un turismo comunitario de calidad es una prioridad para ustedes, ¿opina que sin el apoyo del gobierno este tipo de proyectos puede llegar a ser imposible?

Xavier: Claro, la calidad es algo que se busca en todo momento, entendiéndose no como un lujo sino como una oferta de servicio de acuerdo a lo planteado por la comunidad local y sus objetivos en función de una demanda identificada.

Sin el gobierno difícilmente se puede trabajar, aunque la experiencia y la realidad actual nos demuestran que todo lo logrado se ha hecho sin el gobierno, y por el general el gobierno no tiene la experticia para apoyar los procesos. Ante esto pedimos que el gobierno tenga apertura y se deje asesorar por la gente de territorio que conoce su realidad, su necesidad y el negocio de turismo, cosa que no es el caso del gobiernoImportante notar que el turismo como modelo de gestión desde comunidades, asociaciones y familias tiene ya más de 36 años en Ecuador.

Jennifer: ¿Tienen objetivos marcados a medio y largo plazo? ¿Cómo les gustaría verse en un futuro no muy lejano?

Xavier: El objetivo a mediano plazo es tener una plataforma de información que nos permita difundir el concepto y la acción de este tipo de actividad y al mismo tiempo formarnos y capacitarnos entre nosotros para poder promocionar y vender. Apropiarnos de nuevas tecnologías y adaptarlas a nuestros fines. Esto es un proyecto que está en construcción para el primer trimestre 2020.

El futuro para nosotros esta siempre en el pasado y el encuentro del futuro con el pasado hace el presente, es decir sin conocernos de dónde venimos imposible proyectarnos al futuro y peor aun vivir el presente, el aquí y el ahora.

Jennifer: Para finalizar ¿podría destacar el éxito del que se sientan más orgullosos?

Xavier: No podemos hablar de éxito peor aún de orgullo, nosotros hablamos de acciones de todos los días, de procesos de construcción, de acciones que nos permiten descolonizarnos y aprender de nuestro entorno. El trabajo diario es nuestra motivación. Buscamos trabajar la resistencia a perder lo que somos pero siempre abiertos y curiosos a lo que vendrá.

¡Muchas gracias por su tiempo Xavier!

Recuerda que puedes seguir los pasos de FEPTCE desde sus redes sociales Facebook, Instagram y Twitter.

 480 visitas

Read More

Evolución, retos y oportunidades del turismo sostenible en Japón. Entrevista con Masaru Takayama.

Masaru Takayama

Spirit of Japan, agencia de viajes especializada en turismo de base comunitaria, ecoturismo y patrimonio cultural, trabaja codo con codo con las comunidades rurales para fomentar el turismo sostenible en Japón. Durante mi viaje al país asiático tuve el placer de reunirme con su propietario, Masaru Takayama, fundador de Japan Ecolodge Association y actual director de Asian Ecotourism Network. Tuve el placer de conversar con él en su ciudad, Kyoto, sobre los retos y oportunidades que representa el aumento del turismo internacional en el país del sol naciente.

Laura: ¿Cómo describiría la evolución del turismo en Japón?

Masaru: Japón sufre una situación de despoblación y tiene una población envejecida, lo que hace que el volumen de negocio esté decreciendo. Para compensar la falta de divisa extranjera el gobierno ha decidido desarrollar el turismo como parte del comercio para que sea un superávit económico. Hasta ahora Japón no ha tenido ningún ministerio relacionado con el turismo; recientemente se ha creado la Oficina Nacional de Turismo de Japón (JNTO por sus siglas en inglés). Los responsables de la oficina son bastante ambiciosos: quieren alcanzar 40 millones de llegadas de turistas internacionales.

Con eventos como la Copa Mundial de Rugby este pasado mes de octubre y la celebración de los Juegos Olímpicos el próximo año en Tokio se está invirtiendo mucho para atraer visitantes; creo que los responsables de la oficina conseguirán el objetivo. También hay que tener en cuenta que el número de japoneses visitando su propio país está disminuyendo y se está intentando compensar esta disminución incrementando las llegadas de turistas extranjeros. 

Tradicionalmente, Japón ha sido considerado un país elitista pero ahora se está abriendo, aunque hay dos aspectos importantes a tener en cuenta. El primero es el tema del idioma: no estamos realmente preparados para los mercados internacionales. El segundo es que los mercados extranjeros no llegan a las zonas rurales. Y, sobre todo, hay una falta de gestión de un excesivo número de llegadas de turistas. 

Laura: Entonces, el gobierno está trabajando para atraer más turismo a Japón pero no para gestionar los flujos turísticos una vez ya están en el país. 

Masaru: Sí, han estado haciendo el marketing y la promoción, pero una vez llegan los turistas no hay una buena gestión, con lo cual encontramos grandes concentraciones de gente en los atractivos turísticos. Es por esto que vemos overtourism en algunas áreas en particular: Kyoto, el Monte Fuji, Tokio… Pero cuando vas a las zonas rurales la situación es distinta. No se analiza la capacidad de carga en relación a las comunidades.

La satisfacción de los residentes en el destino turístico, por ejemplo, Kyoto, disminuye a medida que incrementan las llegadas de turistas. En Kyoto, por ejemplo, si quiero reservar en un restaurante, no puedo porque hay demasiada gente. Otro ejemplo: la gente mayor que tiene derecho a autobús gratuito debido a su avanzada edad no puede acceder a este servicio porque hay demasiados turistas. Hay muchos impactos derivados de la actividad humana y demasiadas personas visitando los destinos turísticos. 

Laura: ¿Tiene el Gobierno algún plan para manejar esta situación?

Masaru: no hay una gestión clara para medir la satisfacción de los residentes, por ejemplo. No se ha hecho ningún benchmark. No podemos ver si ha habido impactos negativos ya que no disponemos de información previa a la situación actual. En cooperación con Global Sustainable Tourism Council (GSTC) estamos intentando introducir sus estándares en nuestra agenda turística de modo que se puedan ver las diferencias que se producen y redirigir la situación. Se está trabajando en ello pero lleva tiempo. 

Laura: ¿Cómo decidió establecer la Japan Ecolodge Association?

Masaru: trabajaba como intérprete de inglés a japonés y también hacía traducciones en el campo de la conservación energética y sobre oceanografía; también me gusta mucho viajar. Durante un viaje de buceo a Costa Rica participé en un tour en la selva, una excursión por el pueblo, que resultó ser un tour de turismo comunitario y ecoturismo.

Me gustó mucho la idea de que el dinero que gastamos permaneciera en la comunidad local. El guía estuvo muy contento de contarnos que el hospital y la aldea fueron construidos gracias al dinero generado por el turismo; me di cuenta de los beneficios que representaba participar en esta actividad en vez de solo bucear. Regresé a Japón tratando de descubrir qué pasaba en nuestro país en este sentido. No había muchos ejemplos: en esos tiempos, en los años noventa, sólo existía la Japan Ecotourism Society

Yo conocía a personas trabajando en el campo de la conservación y conocía algunos de los ecolodges que había visitado anteriormente y a los cuales les gustó la idea de unirse para buscar una mayor sostenibilidad como parte del valor agregado de su producto. Por eso, contando con unas diez personas, decidí fundar la Japan Ecolodge Association.

Laura: ¿Cuál ha sido el logro más significativo que ha conseguido con la Japan Ecolodge Association? 

Masaru: queríamos tener una backlist, teníamos 110 criterios en 2005 para mostrar a los lodges miembros una evaluación fundamentada: si estaban haciendo lo correcto, darles nuevas ideas sobre lo que deberían estar haciendo en términos de sostenibilidad… Unos años después, en 2008, se fundó el GSTC. Ellos sabían que nosotros teníamos nuestro estándar, por lo que trabajamos juntos y finalmente nos acogimos a su estándar: fuimos uno de los primeros países en Asia en conseguir este reconocimiento.

Japan Ecologde Association era una pequeña ONG con lo cual los miembros no veían los beneficios de trabajar con estos estándares globalmente. Tuvimos algunos problemas y finalmente la asociación se fusionó con la Asian Ecotourism Network, organización que también dirijo. El GSTC cambió los estándares porqué los revisó, los mejoró, y nosotros también cambiamos algunos criterios porque estos fueron creados pensando principalmente en el mercado japonés.

Trabajamos con los miembros de ambas organizaciones para analizar si era práctico aplicar los estándares a las comunidades en Asia; recreamos y renombramos un nuevo estándar que ahora está en marcha desde la Asian Ecotourism Network. Empezaremos la formación el próximo año con los estándares del GSTC y esperamos difundirlo entre al menos 15 países. 

Laura: durante esta semana que llevo visitando Japón he visto ciudades enormes como Tokio y lugares más pequeños como Hakone, en el lago Ashi. ¿Cómo se manejan los impactos derivados del turismo en unos escenarios tan distintos dentro del mismo país? 

Masaru: en Japón hay muchas DMO reconocidas que reciben subsidios del gobierno para desempeñar su trabajo. Estamos intentando crear y aplicar un estándar japonés a las DMO. Estos criterios incluyen a los residentes, a las comunidades, a los visitantes… es un enfoque holístico del turismo para ser más sostenibles.

Llevará tiempo pero espero que veamos algunos ejemplos de lugares que consiguen este objetivo, para que puedan establecerse como ejemplos a seguir por parte de otros lugares. No obstante, lo que me da miedo es que cuando el gobierno lleva a cabo este tipo de acciones, hay DMO que extienden la mano porque hay dinero de por medio y una vez se acaba el dinero, no siguen con su labor. Es por eso que nosotros queremos estar seguros de que estas DMO son sostenibles a largo plazo cuando implementen los estándares. 

Laura: en su agencia de viajes, Spirit of Japan, ¿cómo trabaja con las comunidades locales? 

Masaru: inicialmente trabajábamos con diez comunidades diferentes; ahora nos hemos centrado en seis comunidades con las que tenemos una larga relación de al menos veinte años. Tenemos nuestra sede en Kyoto y  oficinas satélite, para evitar que la mayor parte del dinero se quede en Kyoto y maximizar de este modo los beneficios para las comunidades. Estas oficinas satélite nos permiten contratar gente en diferentes lugares: ellos conocen el lugar, el tiempo, el tráfico… con lo cual pueden tomar mejores decisiones en el día a día que nosotros desde Kyoto.

Sin embargo, no tenemos tours cada día, con lo cual ellos siguen con su trabajo como granjeros, empleados en la ciudad… Solo pueden destinar un tiempo específico a coordinar los tours. Esto es lo mejor, que no trabajan solo en turismo: los granjeros siguen siendo granjeros; de otro modo sería como un tipo de parque temático, cosa que no queremos. Nos gusta enfatizar la autenticidad. Ofrecemos a nuestros clientes tours exclusivos con la gente del lugar, no hay otras personas visitando esa comunidad al mismo tiempo. Se vive la sensación de estar visitando un pariente lejano por primera vez. 

Laura: ¿Y qué opinan los granjeros y los otros residentes de la comunidad sobre el hecho de recibir turismo en sus pequeños pueblos? 

Masaru: se han dado cuenta de que pueden tener un producto turístico solo plantando cebollas o cualquier otro producto. A los turistas les gusta porque ellos también pueden experimentar la siembra, la cosecha… Y de este modo saben que las verduras y las frutas que comen son locales y frescas. Creo que esto hace felices a los granjeros.

Es divertido porque, al principio, a algunas personas no les gustaba la idea de recibir turismo pero cuando llevamos al primer grupo de mujeres europeas con ojos azules, los hombres dijeron: “Oh, ¡es gracioso!”. También las mujeres, cuando vieron a hombres atractivos que parecían modelos, se mostraron contentas con la iniciativa. La comunidad está muy orgullosa de lo que hace porque hay gente viniendo de lugares muy lejanos para conocer su estilo de vida.  

Laura: ¿Cómo comunica la sostenibilidad a sus clientes? 

Masaru: En Spirit of Japan no vendemos a gran escala porque no podemos asumir una gran cantidad de gente; un 80% de nuestros clientes vienen por el boca-oreja. Cuando nos hacen una petición, les informamos de nuestros términos y condiciones incluyendo la política de sostenibilidad. Si aceptan, seguimos adelante. Intentamos mostrar qué porcentaje del precio que pagan permanece en la comunidad y qué cantidad de CO2 están produciendo con su viaje; también intentamos compensar esta cantidad como parte de nuestra misión, trabajando para llegar a ser neutrales. El cliente tiene toda esta información y decide si le gusta o no, es parte del contrato.  

Laura: ¿Cómo percibe el futuro del turismo sostenible en Japón y en Asia de una forma más amplia? ¿Qué retos y oportunidades cree que veremos en los próximos años? 

Masaru: hay muchos retos pero también oportunidades porque hace veinte años nadie mencionaba el turismo sostenible o el ecoturismo; ahora se está intentando que estos conceptos sean tendencia. Sin embargo, existe la dificultad de que mucha gente que aboga por el turismo sostenible puede no entender completamente qué es lo que significa. En este sentido, junto con otros dos compañeros ubicados en Japón, somos formadores en el GSTC Asia.

Nos gustaría formar a otros  formadores, incluyendo los trabajadores del gobierno para hacerles entender cómo deberían hacer la política basada en un estándar global, no basada en su interpretación, ya que a veces lo que pensamos que es sostenible en algunos aspectos puede no serlo en otros. Otro reto es superar la distancia entre los gobiernos locales y la comunidad; hay mucho trabajo que hacer. Si solo se impone la política a las personas sin explicarles el porqué, pueden no entenderlo.

Está claro que las políticas deben tener un sentido económico pero la gente también tiene que ser feliz. Los habitantes tienen que ver que el turismo crea dinero pero también que mejora su calidad de vida. Por tanto, hay muchos retos como este en las grandes ciudades, mientras que en comunidades más pequeñas los residentes deben confrontarse con nuevas tendencias que nunca antes han visto. Equilibrar el uso y la protección is always the game

En este sentido, hace poco estuve hablando con los habitantes de una isla cuyo patrimonio natural es muy importante, cuenta con varias especies endémicas. En este lugar, la comunidad no ha visto nunca extranjeros antes. Un guía de habla japonesa puede llevar a los turistas allí y hacer un tour sin ningún consentimiento por parte de la comunidad, que no tiene candados ya que se trata de una zona rural. De repente pueden aparecer  30 o 40 personas viniendo por el bosque, en medio de la noche, hablando un idioma que ellos no entienden. ¡Imagina qué amenazante les puede resultar esta situación!

Creo que el destino debe tener algún tipo de coordinación en la que todos los tour operadores que vayan se deban registrar y tener un código de conducta de forma que viajen de forma responsable y la comunidad entienda quiénes son, con qué objetivos les visitan y, también, obtener dinero de estas visitas. 

Laura: ¿Qué consejo daría a alguien que quiere visitar Japón de forma responsable? 

Masaru: Como miembro de Japan Alliance of Responsible Travel Agencies, junto con otras diez pequeñas compañías, recomiendo visitar la web y escoger los tour operadores en la región de forma que sepas que todo tu dinero se queda en la zona local. Se trata de operadores responsables que se están formando con los estándares de  Travelife. En Spirit of Japan, tomaremos el liderazgo en términos de turismo responsable como tour operador. La siguiente recomendación es que si quieres visitar Kyoto y otras atracciones puedes combinarlo con zonas rurales: Japón goza de un importante entorno natural.

Creo que tenemos el tercer mayor porcentaje de territorio cubierto por bosques, un 68,5%, por detrás de Finlandia y Suecia, y el 90% de la gente vive en el 10% del territorio. También tenemos buenos Parques Nacionales: son nuevos destinos que se pueden explorar desde el norte hasta el sur tropical. Aprovecha el Japan Railpass para ir a las zonas rurales, desafíate con algunas caminatas o, incluso, haz submarinismo. ¡Japón puede ser visto como una experiencia natural y un viaje de aventura! 

¡Muchas gracias Masaru! Recuerda que puedes seguir a Spirit of Japan en su página de Facebook y Twitter.

 480 visitas

Read More

Puerto Rico al Sur: turismo comunitario para vivir experiencias únicas

Tras el paso del huracán María, el sector turístico comenzó a recuperarse de la tragedia en apenas 8 meses. Esto fue posible gracias a una gran estrategia integral y el agresivo plan publicitario implementado por la Compañía de Turismo de Puerto Rico y el sector privado quienes consiguieron facilitar una recuperación acelerada.

Se ha apostado por la regionalización turística en vista a desarrollar regiones como destinos competitivos en Puerto Rico y el Caribe, fomentando así el concepto de destinos dentro del destino. Hemos tenido el placer de conocer un proyecto muy inspirador en esta misma línea, se trata de Puerto Rico al Sur, un tour operador de turismo comunitario fundado por Ray David Rodriguez, cuyo objetivo principal es dar a conocer las riquezas culturales, históricas y ecológicas del sur de Borikén.

Jennifer: ¿Cómo surge Puerto Rico al Sur?

Ray: Puerto Rico al Sur surge cómo un proyecto socio económico el 20 de abril de 2015 cuando en conversación con la co-fundadora (Dra. Janis Díaz) le contaba sobre mi sueño de una organización filantrópica y educativa que pudiese ayudar a las comunidades del sur de las islas de Puerto Rico a través del ecoturismo. Ella me dijo que la vida es muy corta y que no podía esperar mucho para comenzar.

Luego poco a poco bajo la autogestión, fuimos dándole forma y estructura al proyecto hasta el día de hoy. Hoy día ofrecemos desde la base de la comunidad experiencias de ecoturismo, hiking y camping integrando la interpretación ambiental y la eco terapia. Las comunidades, al disfrutar la compañía de viajero tanto locales como foráneos, nos abren sus casas, patios y cocinas permitiendo que el visitante tenga una experiencia auténtica de cómo vive el local.

Jennifer: ¿Cuál es el impacto que pretenden generar?

Ray: Pretendemos impactar a las comunidades del sur de las islas de Puerto Rico (desde Patillas hasta Guánica-15 municipios) proveyéndoles una plataforma y un modelo profesional socio económico que les provea una oportunidad de desarrollo económico sostenible.

Puerto Rico es mucho más que playas paradisíacas, Viejo San Juan o El Yunque, ya que el sur de nuestra tierra tiene riquezas inimaginables que podemos dar a conocer de una forma respetuosa con el ambiente. Sin embargo, creemos en que el mejor recurso que tenemos es nuestra gente. Deseamos que puedan ver lo importante que es que protejan sus tesoros naturales e históricos así como la cultura en transacciones justas (intercambio de bienes) entre los miembros de las comunidades y los visitantes. Así evitamos el éxodo de talentos que buscan el famoso e irreal “sueño americano” y así aprendan a manejar y co-administrar responsablemente su tesoro borincano.

Jennifer: Las tendencias muestran que, cada vez son más los viajeros interesados en opciones sostenibles en sus viajes. ¿Observa esto en su público objetivo?

Ray: Por lo general recibimos todo tipo de viajeros pero últimamente llegan muchos que apoyan el turismo sostenible y se suman a nosotros al igual que otros proyectos con la misma visión y misión.

Jennifer: También se busca conectar con la cultura local de una manera auténtica y contribuir económicamente para formar parte del desarrollo. Desde su experiencia, ¿considera que el turismo es el medio adecuado para favorecer a las comunidades?

Ray: El turismo de base comunitaria en mi experiencia, es una de las maneras más efectivas para un desarrollo económico sostenible. En cada experiencia hay un intercambio de bienes que va más allá del dinero. Es un hermoso proceso de educación y de sanación donde el viajero y la comunidad crecen y aprenden con cada junte.

Jennifer: ¿Considera que la operativa de grandes operadores turísticos debería ser más consciente y sostenible para evitar la destrucción de la biodiversidad y los ecosistemas de la isla? ¿Cree que los cruceros generan una riqueza en el país y sus comunidades?

Ray: En Puerto Rico algunos de los lugares turísticos han sido impactado a grandes proporciones sin embargo en otros muchos se están realizando grandes esfuerzos para su conservación. Los que han llegado al límite permanecen cerrados o bien les controlan el acceso.

Nos encantaría que los cruceros incluyan nuestras experiencias en sus programas pero es complicado por la burocracia y otros negocios que monopolizan estas transacciones.

Jennifer: Al parecer la isla se encuentra prácticamente recuperada de los efectos del huracán María de septiembre de 2017 ¿Cómo afectó el fenómeno a la industria turística de Puerto Rico? ¿Percibe un antes y un después a nivel ambiental y de recursos turísticos?

Ray: El huracán María nos dio muy duro al punto que estremeció cada fibra de nuestra sociedad boricua. Hay todavía muchos lugares históricos y naturales que no han podido reabrirse. Pero que en ese momento se afectaron múltiples sectores de hospederías, negocios y servicios transportes aéreos. Por otro lado, el turismo del voluntariado ha tenido una mayor participación ya que el huracán nos expuso al ojo público en cada rincón del planeta. Definitivamente, Puerto Rico tiene un antes y un después del huracán María.

Rehabilitación de senderos tras el huracán

Jennifer: ¿Cómo ve el futuro del turismo sostenible en el país? ¿Está el gobierno concienciado e implicado en la causa?

Ray: Puerto Rico tiene un gran potencial y futuro para con el turismo sostenible pero aún nos queda un largo camino por andar.

Sí, el gobierno está consciente y la directora ejecutiva tiene una base profesional en esa línea del turismo sostenible pero dentro de la Compañía de Turismo la división de turismo sostenible está limitada en presupuesto y aunque ya cuenta con un catálogo verde muy bueno se necesita mucho más apoyo para manejar a nivel global la nueva visión.

Jennifer: En su opinión, ¿cuáles son los retos actuales del desarrollo turístico en Puerto Rico? Y como tour operador, ¿los retos a los que se enfrentan?

Ray: En mi opinión Puerto Rico tiene varios retos que sobrepasar. Desde la necesidad de un transporte colectivo accesible, medir el turismo con los parámetros reales (no midiendo habitaciones de hoteles llenas o vacías), flexibilizar los requisitos de licenciamiento para ser guía turístico, entre otros. Pero apremia el tener una nueva forma de hacer cumplir una política pública a favor de un turismo sostenible. Una nueva visión del turismo sostenible es necesario para el país en todos los estratos de nuestra sociedad para que se colabore de manera eficiente.

Puerto Rico al Sur se enfrenta a diferentes retos como por ejemplo lidiar con la gente que no está legal en el país que ofrecen tours de forma insegura y sin la certificación de guía turístico. Esto incluye el “UBER experience” que igual no necesita la certificación de guía turístico y crea muchos conflictos con los que si estamos certificados.

Jennifer: ¿En qué ODS se encuentra directamente implicado Puerto Rico al Sur?

Ray: Principalmente nos encontramos comprometidos con los ODS 1 y 2 (Fin de la pobreza, Hambre Cero) puesto que, en cada una de nuestras experiencias, las familias de la comunidad implicadas reciben un porcentaje del ingreso, de este modo pueden liberarse de la pobreza y del hambre.

Por otro lado, con los ODS 5 y 8 (Igualdad de género, Trabajo decente y Crecimiento económico) buscamos ofrecer una educación de calidad en cada experiencia, equidad de género ya que no existe discriminación por su identidad sexual o de género para participar u ofrecer en conjunto las experiencias además reducimos en lo posible las brechas de inequidad de género y promovemos un crecimiento económico igualitario dónde el mayor beneficio lo recibe la comunidad.

Apoyamos el ODS 12 (Producción y Consumo Responsable) evitando en lo máximo posible, la emisión de basura innecesaria, es por ello que promovemos utensilios reusables en las actividades y productos 100% locales desde la comunidad. Por último, también estamos implicados con el ODS 14 (Vida Submarina) ya que contamos con un programa de reciclaje en la Comunidad de Las Mareas en Salinas y aprovechamos nuestras diferentes actividades como por ejemplo hiking por el manglar y zona costera de esta comunidad realizar limpiezas para concientizar a los visitantes.

Actualmente estamos en contacto con la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration), en caso de ser aceptada nuestra carta de intención someteremos una propuesta para la prevención de la basura marina en la cuenca del Río La Lapa hasta el estuario de la Bahía de Jobos en el pueblo de Salinas.


¡Muchas gracias por tu tiempo Ray! Recuerda que puedes seguir los pasos de Puerto Rico al Sur desde sus redes sociales Facebook, Twitter e Instagram

 480 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.