Combinando turismo y conservación: Entrevista a Lorena Duque Gómez, Reserva Natural Zafra

Echoes of the Journey con Lorena y Edison

Seguimos en viaje por Latinoamérica con el proyecto Echoes of the Journey y en Colombia nuestra primera colaboración fue con la Reserva Natural Zafra, un lugar donde es posible vivir en completa armonía con la naturaleza. La Reserva se encuentra en San Rafael, a dos horas y media de Medellín, en el departamento de Antioquia y forma parte de Resnatur – Red Colombiana de Reservas Naturales de la Sociedad Civil. En 2017 ganaron el premio “Turismo y Paisaje” de la Iniciativa Latinoamericana del Paisaje – LALI, en la categoría alojamientos rurales.
Sus dueños, Lorena Duque Gómez y Edison Arboleda nos recibieron de brazos abiertos y compartieron su proyecto de vida sostenible con nosotros. En esta entrevista, Lorena nos cuenta sobre la Zafra y cómo combinan conservación, turismo y producción sostenible.


Laura: ¿Cómo surgió el proyecto de la Reserva Natural Zafra?

Lorena: El proyecto nace de la idea de establecernos con Edison en esta región, comprar un terreno donde vivir, pero a la vez dedicarnos a la producción sostenible, permitiendo a la naturaleza que siga creciendo. Yo estudié Zootecnia, vivía en Medellín y trabajaba en planeación participativa y gestión ambiental con campesinos, con lo cual me preguntaba si era posible vivir una vida sostenible en el campo, es decir poner en práctica lo que decía. Por su parte Edison es campesino pero muy interesado en la sostenibilidad también y en cómo transmitir esos temas a otros campesinos, de manera que fuera cambiando la forma de pensar de las personas. Así surgió entonces la idea de abrirse al público y mostrar otras maneras de vivir y de producir, al mismo tiempo que nosotros íbamos aprendiendo.

Laura: ¿Cuáles son sus actuales objetivos con la Reserva?


Lorena: La conservación y la producción sostenible son ambos muy importantes, permitiendo que la naturaleza misma siga su curso. Actualmente producimos café orgánico y practicamos apicultura y piscicultura. El objetivo principal es seguir siendo una fuente de inspiración. Zafra, en una lengua africana, significa un viaje permanente y eso es justamente lo que pretendemos. Ser un lugar de paso, donde las personas puedan venir y recoger ideas, experiencias y ponerlas en práctica. Este objetivo lo perseguimos tanto para nuestros visitantes, como para los campesinos que viven aquí cerca, y así entre todos poder formar una buena comunidad. Eso no depende sólo de nosotros claramente, pero trabajamos en ello, promoviendo relaciones equitativas con los otros.

Laura: ¿Qué ofrecen a los visitantes?

Lorena: Ofrecemos alojamiento inmerso en la naturaleza, donde uno se puede relacionar directamente con ella, sin necesidad de ir a buscarla a otro lugar. Además, les damos la oportunidad de interactuar con una familia que ha elegido un estilo de vida respetuoso con la naturaleza, dándoles ideas para que cada uno desde su lugar y con pequeñas acciones, pueda aportar a la conservación.

Laura: Cuéntanos algunas de las buenas prácticas que realizan
Baños secos

Lorena: Para nosotros una de las más significativas son los baños secos, como una apuesta por el cuidado del agua, que hemos aprendido a disfrutar y que le proponemos a las personas que lo disfruten. Muchos al principio se incomodan, pero nosotros hacemos toda la sensibilización para que se dan cuenta de que con esa práctica tan simple están contribuyendo enormemente a cuidar este valioso recurso. El compostaje que se genera de los baños secos se utiliza luego para el programa de reforestación. Además de eso, buscamos disminuir al máximo la generación de desechos y participamos en un programa de reciclaje con escuelas del pueblo, a través del cual los niños suman puntos que luego pueden canjear en el municipio por libros por ejemplo. Otra práctica ambiental y social muy importante es la relación comunitaria que aquí se establece, siendo el lugar de encuentro de tantas personas en la comunidad que vienen a realizar actividades de formación y recreación en la Reserva.

Laura: ¿Cómo se formó la Red Local de Turismo de San Rafael que presiden y cuáles crees que son sus logros más significativos?

Lorena: La Red comenzó a trabajar en el año 2010, momento en el cual ISAGEN, la empresa que maneja las represas hidroeléctricas de la zona, buscaba identificar alternativas productivas a la extracción forestal. Así identificaron el ecoturismo y la apicultura como posibles actividades. En el 2012 la Red trabajó en la creación del Plan Local de Turismo, el cual adoptó un enfoque sostenible para el desarrollo del destino y en el 2014 la Red se formalizó.
En cuanto a los logros, uno de los más significativos es la capacitación y cualificación de los operadores turísticos de San Rafael. Hoy ser capaces de hablar sobre qué es un destino, cuáles son las normas de turismo sostenible y calidad, es el resultado de un proceso formativo. Otro logro es el hecho de mantenernos en el tiempo; hace 8 años que trabajamos, con tres distintas administraciones públicas, las que al principio se mostraban reacias a colaborar pero que de a poco y a raíz del reconocimiento social y regional se han ido acercando.

Zafra, en una lengua africana, significa un viaje permanente y eso es justamente lo que pretendemos. Ser un lugar de paso, donde las personas puedan venir y recoger ideas, experiencias y ponerlas en práctica

Por otro lado hemos logrado que las empresas del sector vean el cumplimiento de las Normas (colombianas) de Turismo Sostenible como algo conveniente para ellos y que cómo parte de la implementación de las normas las empresas se formalicen y cuenten con su registro nacional de turismo. Por último destaco la consolidación del grupo, gracias a lo cual hemos podido dar el siguiente paso hacia la comercialización conjunta de la red, creando nuestra propia agencia de viajes.

Laura: En septiembre se realizó el 6to Seminario “Turismo que transforma” organizado por la Red Local de Turismo de San Rafael. ¿Cuál es tu balance del evento y las principales conclusiones?


Lorena: El balance es muy positivo. Para empezar, la participación fue amplia y diversa, con sectores tan variados, desde instituciones y empresarios hasta la academia. Esto da cuenta de un reconocimiento que está ganando San Rafael, la Red Local y el seminario en particular como un evento de calidad. El nivel académico este año fue muy alto y fue interesante discutir un tema tan actual, como lo es turismo, conservación y postconflicto, de la mano no sólo de expertos, sino también de emprendedores que compartieron su experiencia práctica. El foro fue el espacio para discutir esas experiencias y llegar a conclusiones muy interesantes, entre las que destaco el tema comunitario, es decir la importancia de trabajar en redes y fortalecerlas para que un proceso de turismo en esta época en Colombia pueda darse y generar realmente impactos positivos.

Laura: Sabemos que en 2017 ganaron el premio Turismo y Paisaje, impulsado por Fondo Verde y la Iniciativa Latinoamericana del Paisaje LALI ( en la categoría Alojamientos Rurales). ¿Qué significó para ustedes recibir este reconocimiento?

Lorena: Fue una sorpresa muy grande, compitiendo a nivel de Latinoamérica con otras 29 iniciativas de un total de 12 países. El premio consistió en una capacitación online denominada “Turismo sostenible y cultura en paisajes rurales” brindada por los organizadores, y fue muy útil para nosotros. Fue un reconocimiento de que estamos haciendo las cosas bien y un incentivo muy grande a seguir trabajando en esa dirección. También nos dió mayor visibilidad y la posibilidad de exhibir este galardón nos ayuda a ganar credibilidad.

 501 visitas

Read More

El turismo convierte en mercancías la identidad y la cultura de la gente

En una reciente entrevista realizada a Javier Escalera, profesor titular de antropología de la Universidad Pablo de Olavide, habló de la ‘turistificación’ de Sevilla y la pérdida de identidad de la ciudad, así como otras consecuencias del turismo de masas. A continuación resumimos alguna de sus reflexiones.

Un tema central de la Atropología es el de las identidades, y según Javier Escalera, “el turismo convierte en mercancía la identidad y la cultura de la gente que, en algunos casos, desemboca en la disolución de las mismas, sobre todo en las sociedades más débiles.” Comenta que el boom que ha sufrido la ciudad de Sevilla es un fenómeno preocupante, “nadie puede negar sus efectos positivos, porque genera ingresos y empleo en una ciudad como Sevilla, con pocas opciones de desarrollo. El problema es el modelo turístico que tenemos y quiénes se benefician de éste. En Sevilla todavía no hemos llegado al nivel de Venecia, en el que está en riesgo la misma urbe, pero estamos en camino. Se está produciendo una auténtica pérdida de la identidad de la ciudad.” Y esta pérdida “se ve claro en la expulsión del poco vecindario que queda ya en el Casco Antiguo, porque debido a los apartamentos turísticos, es imposible alquilar o comprar pisos. La turistificación es un fenómeno perverso que lo que está haciendo es vaciar el centro de vecinos, quitándole vida y empobreciéndolo.”

De todas formas apunta que “una gran cantidad de personas tengan la capacidad de conocer nuevos lugares es positivo. La cuestión es cómo se hace y a costa de qué. Por ejemplo, las low cost pueden parecer beneficiosas, pero hay que tener en cuenta que su negocio está basado en buena medida en la ayuda directa o indirecta que le brindan los poderes públicos, como ocurre con Ryanair en Sevilla.” Algunos ejemplos de los costes ambientales del low cost son “la emisión de gases de efecto invernadero por parte de los aviones” o bien, la degradación estética y ambiental relacionado con la gran cantidad de residuos que genera el turismo que al final, “eso hace que los más privilegiados busquen nuevos destinos, incluso el espacio exterior, mientras que a la mayoría se le deja lo que ya está degradado. En el caso de Barcelona es evidente: una ciudad con glamour que ha perdido muchísimo por haberse entregado a un turismo de muy poca calidad.”

El hecho de hacer excesivamente asequibles los espacios naturales y que queremos llegar a cualquier rincón en coche o autobús, Escalera comenta que “la accesibilidad no es mala en sí misma. El uso público de los espacios protegidos es fundamental. No tiene sentido, como se hacía antes, aislar estos lugares y convertirlos en santuarios. Pero el facilitar que la gente interesada pueda disfrutar de los sitios es diferente a la masificación y, sobre todo, a su puesta al servicio de los intereses comerciales, que son legítimos, pero que muchas veces nos llevan a ese uso exagerado del que estamos hablando.” Al final, “es un problema de concienciación, de educación. Saber que cuando tú vas a un sitio eres un elemento extraño que estás usando algo que no te pertenece; que tienes que ser respetuoso con el lugar, pero también con la gente.”

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Diario de Sevilla: “El turismo convierte en mercancías la identidad y la cultura de la gente”.

 501 visitas

Read More

Nace Origorooms, un buscador de hoteles 100% sostenibles en España

Víctor y Carlos

Origorooms nace con el objetivo de convertirse en una plataforma única en España para aglutinar la oferta de hoteles comprometidos con los tres pilares del turismo sostenible y su responsabilidad social. Laura Basagaña Illa habla con sus fundadores, Carlos Gutiérrez y Víctor García, para conocer el origen de este buscador, sus criterios de selección de hoteles y la importancia de generar valor en la economía local a través del turismo.  


Laura: Los viajeros cuentan actualmente con una gran cantidad de buscadores de hoteles a su alcance. ¿Cómo surge la idea de crear una plataforma especializada como Origorooms?
Uno de los hoteles que ofrece Origorooms

Carlos: La idea de Origorooms parte de la búsqueda de un crecimiento personal y profesional que cuaja después de desarrollar (a nivel Business Plan) otros negocios que convergen todos ellos en el mismo punto: el turismo sostenible. Entendíamos y entendemos que la sostenibilidad, o el desarrollo sostenible, tiene que ser el eje principal del turismo presente y futuro y ahí es donde se consolidó la idea de Origorooms: desarrollar una empresa que prioriza la responsabilidad social y medioambiental frente a la rentabilidad económica, entendiendo obviamente que sin esta rentabilidad no puede existir la responsabilidad.

Ahora bien, si simplificamos a ¿por qué una plataforma especializada en medio de esta vorágine de buscadores?, y dejando de lado los argumentos anteriores, llegaríamos a la conclusión de que existe un nicho de mercado donde tenemos:

–        Un consumidor final que no tiene como referencia ninguna plataforma orientada al turismo sostenible.
–        Un cliente (los alojamientos turísticos) que parte en gran desventaja para posicionarse de manera individual por lo que es en esencia, un producto 100% sostenible.

La mezcla de todos estos argumentos es lo que nos hizo al final creer en Origorooms: una empresa sostenible, que se apoya en alojamientos que tienen el mismo objetivo, y que busca preservar y tener un impacto positivo en el medio ambiente.

Laura: Origorooms cuenta actualmente con 16 hoteles 100% sostenibles (cifra que va aumentando) distribuidos por el territorio español. ¿Qué requisitos deben cumplir estos alojamientos para formar parte de vuestra plataforma?  

Víctor: La fuerza de Origorooms reside en los alojamientos afiliados, y para ello, para ser coherentes con un modelo sostenible, estos alojamientos tienen que ser en esencia: turismo sostenible, arquitectura de bajo impacto, responsables socialmente, responsables medioambientalmente y sensibles a la diversidad.

Ahora bien, estos cinco puntos sin una evaluación real de su compromiso sostenible, estarían carentes de significado. Se establecen dos pilares estructurales de análisis: arquitectura, gestión social y medioambiental. Sobre estos dos pilares, se analizan una serie de parámetros y pautas de comportamiento que debidamente valorados hacen que ese alojamiento pase a formar parte o no de Origorooms.

A nivel de arquitectura se valora que el alojamiento sea sostenible desde su diseño, por ejemplo una casa pasiva, hasta en el uso de energías limpias como pueden ser la geotermia o la biomasa.

A nivel de gestión medioambiental, estamos hablando de evaluar toda práctica que sea capaz de reducir la huella ecológica como puede ser el reciclaje de aguas residuales y pluviales, el compostaje, el uso de productos bio en limpieza, los huertos ecológicos…

Uno de los hoteles que ofrece Origorooms

Y a nivel de gestión social, se valoran medidas que generen riqueza en el entorno más cercano, como el uso de productos km 0, la relación con proveedores de cercanía, acciones sociales…

Hay que tener en cuenta que muchas de estas acciones evaluadas son transversales, ya que pueden incluirse como puede ser la accesibilidad en varios puntos, sin alterar el resultado final. Obviamente, no es necesario que se cumplan todos los requisitos pero sí una mayoría o aquellos que son más relevantes siempre bajo el cobijo del hilo conductor de la sostenibilidad.

Todo esto analizado, nos hace tener la certeza de que son hoteles 100% ecológicos, que comparten nuestros valores como empresa y que nos permiten tener una estrategia común en torno a un planeta cada vez más sostenible.

Laura: Habláis del concepto casa pasiva. ¿Nos podéis explicar en qué consiste? ¿Qué alojamientos de la plataforma están basados en este concepto?

Carlos: una Casa Pasiva es una vivienda que busca la máxima eficiencia energética gracias a la arquitectura bioclimática; entendiéndose ésta como el diseño de edificios que se relacionan y aprovechan los recursos naturales que el emplazamiento ofrece.
Existen diversos elementos que definen una Casa Pasiva o Passive Haus, pero sin duda, cuatro puntos son críticos:

  1. Bioclimatismo: diseño y relación con el entorno
  2. Construcción sostenible: recursos, materiales, consumos… durante la fase de proyecto, construcción y vida útil.
  3. Estanqueidad: el correcto aislamiento  térmico y el intento de reducir a 0 los puntos de pérdidas energéticas.
  4. Uso de energías limpias: muchas de ellas usan intercambiadores de aire.

De manera más extensa se puede consultar el artículo que tenemos en nuestro blogRespecto a los alojamientos que están basados en este concepto, actualmente contamos con Passive Etxea, dos Casas Pasivas en Ibero (Navarra), certificadas por el Instituto Passive Haus alemán.

Laura: Hablemos de la responsabilidad social como elemento esencial. Entendiendo esta a nivel externo (entorno, proveedores…) pero también a nivel interno, ¿cómo enfocan los hoteles de Origorooms las relaciones con sus empleados?

Víctor: Cuando hablamos de responsabilidad social obviamente nos referimos tanto el cliente interno como externo (en el sentido más amplio), pero en el estadio en el que estamos, donde la mayoría de alojamientos tienen una estructura familiar (en torno al 70%), entendemos que la primera relación a establecer es a nivel externo.

Uno de los hoteles que ofrece Origorooms

Aun así, estamos hablando de hoteles que generan bienestar en su entorno más cercano con prácticas que potencian la economía colaborativa y el km 0 desde políticas de gestión social y medioambiental, lo que repercute también en la contratación y políticas de RSC. Estos patrones de conducta anteriores se reflejan en ciertas prácticas comprobadas in situ donde la atmósfera relajada, la adecuación del puesto de trabajo, el uso de productos de limpieza biodegradables (repercute en el caso del personal de limpieza de manera directa), incentivos y alguna otra práctica permiten valorar de manera positiva esta inercia.

Laura: ¿Cómo comunicáis al cliente el valor diferencial que le aporta alojarse en uno de los hoteles de Origorooms?

Carlos: Disponemos de un denominador común, la comunicación de por qué Origorooms. Para ello, simplificamos y destapamos nuestro valor añadido o diferencial: potenciar el turismo sostenible, consolidar productos responsables medioambientalmente, apoyarse en colaboradores que potencian el desarrollo sostenible, crear una comunidad de viajeros responsables, desarrollar políticas activas. La primera de ellas, participar en el proyecto 100 empresas por los bosques de WWF España, con la reforestación de media hectárea en el Parque Nacional de Doñana.

Laura: Teniendo en cuenta vuestra experiencia, ¿a qué retos diríais que se enfrentan los hoteles 100% sostenibles en nuestro país?
Uno de los hoteles que ofrece Origorooms

Víctor: Los hoteles sostenibles tienen una sensibilidad especial que les hace ser atractivos por sí mismos al usuario final desde el punto de vista de producto, pero sí que es verdad que si hablamos de sostenibilidad, todavía tienen muchas barreras a las que enfrentarse y superar como son el posicionamiento, la inversión inicial elevada y la adecuada comunicación con el usuario final.

En el sector turístico, y España no es una excepción, nos queda mucho camino por recorrer, ya que un hotel sostenible se asocia a producto caro y no a respeto por el medioambiente (que es su razón de ser).

En otros sectores como el alimentario, el consumidor está dispuesto a pagar un precio superior por un producto ecológico; pero cuando hablamos de viajar, el hotel sostenible se difumina en la vorágine de los metabuscadores o grandes agencias online que luchan única y exclusivamente por precio.

El resolver estos retos es la razón de Origorooms, ya que posicionamos los hoteles sostenibles en una marca sostenible que transmite lo que son y por lo que se diferencian a una comunidad ecológica que necesita referencias para crecer y creer.

¡Muchas gracias Carlos y Víctor! Recuerda que puedes seguir a Origorooms en Facebook, Instagram  y Twitter

 501 visitas

Read More

BAGESTERRADEVINS: La propuesta enoturística que pone en valor la historia y el patrimonio del Pla del Bages

Ricard Vilalta Ribot

Bagesterradevins (Bages Tierra de Vinos) nace con la misión de unificar la oferta de enoturismo de la comarca del Bages (Cataluña) en un portal de venta online que represente de la forma más objetiva posible la identidad de la DO Pla de Bages; una identidad vinculada al patrimonio de las tinas a pie de viña y la piedra seca, elementos que conforman un hecho diferencial de la destinación. Ricard Vilalta Ribot, cofundador de la empresa, habla con Laura Basagaña Illa sobre la evolución del proyecto y la importancia de poner en valor este patrimonio hasta ahora prácticamente desconocido.

Laura: Bagesterradevins trabaja para poner en valor las tinas a pie de viña. ¿Cuál es la historia de este patrimonio y por qué es tan importante para el territorio del Bages?  

Ricard: Las tinas a pie de viña son un tesoro que existe en el Bages que ha estado escondido durante muchísimos años, pero que poco a poco está saliendo a relucir como un recurso turístico y enoturístico de primer orden.

La tinas son un patrimonio de piedra seca que se encuentra diseminado en diferentes zonas montañosas en su mayoría, de la comarca del Bages, en la Cataluña Central. Se construyeron durante el siglo XIX como solución a un problema, y es que a partir de mediados de siglo, con la propagación de la filoxera desde Francia y por toda Europa que iba afectando toda la vid, en Cataluña y en el Bages en particular, se multiplicó el conreo de viñedos para aprovechar la gran demanda de vino que había, y los buenos precios que se ofrecían. Tal cantidad de viñedos se plantaron, y tan lejos de la casa dónde se producía el vino, que en el Bages ocurrió que se construyeron gran cantidad de tinas a pie de viña, lejos de las casas, para producir el vino cerca de los viñedos y salvar el problema del transporte de la uva durante la vendimia.

Ahora, 150 años después, cuando no quedan viñedos en esas áreas montañosas, podemos encontrar las tinas, alguna de ellas majestuosas construcciones agrupadas, que han soportado con gran dignidad el paso de los años y que nos recuerdan este periodo glorioso en un momento en que, con muchos menos viñedos plantados, se elaboran unos vinos de gran calidad, en una Denominación de Origen, la DO Pla de Bages, muy joven aunque alimentada con esta historia tan singular.

Laura: Las tinas han sido declaradas recientemente Bien Cultural de Interés Nacional pero ¿qué valor se daba a este patrimonio cuando empezasteis vuestro proyecto?

Ricard: Aunque ya conocíamos algún conjunto de tinas, como alguno muy espectacular en una zona bastante transitada, nos dimos cuenta del potencial y de la envergadura del conjunto patrimonial cuando descubrimos el itinerario de tinas del valle del Flequer. Nos llamó la atención la densidad de tinas que había en la zona del Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac así como su espectacularidad, y empezamos a interesarnos por el tema. Localizamos un par de libros que describen su singularidad y su historia, y empezamos a conocer a la gente que ya hacía años que trabajaban para dar valor y poner de relieve el abasto real de las tinas en el Bages. Nos dimos cuenta de que no se conocía este legado a nivel popular, pero que sí que había iniciativas, la mayoría de ellas vinculadas a los pueblos del Parque Natural y de la administración, así como a las comunidades excursionistas y aficionados al patrimonio histórico y vinícola, que ya estaban trabajando en mayor o menor medida para dignificar este patrimonio único.

En ese momento nos unimos a esta comunidad y realizamos una búsqueda en toda la comarca para localizar e identificar nuevos conjuntos de tinas, y fuimos construyendo la base del que sería poco después el proyecto de Bagesterradevins.

En definitiva, en 2012, cuando percibimos el potencial enoturístico de las tinas a pie de viña, éstas eran conocidas por una minoría de la población, al menos con un conocimiento notable sobre su importancia, y podríamos decir que había una cantidad relativamente mayor de la población que podría saber algo de su existencia aunque con un conocimiento mínimo o nulo de su magnitud y relevancia histórica.

Autor: Bagesterradevins
Laura: El enoturismo es una actividad en auge. Ante tantas propuestas y opciones disponibles, ¿cómo perciben los visitantes el valor diferencial de las tinas a pie de viña? 

Ricard: En el momento actual, la destinación Pla de Bages y el recurso enoturístico de las tinas a pie de viña en particular ofrece al visitante la sensación de descubrir algo nuevo, oculto, y eso es algo que nos gustaría preservar. No sabemos si a medida que se den a conocer la tinas llegarán a ser un recurso enoturístico muy explotado, pero por el momento, aunque el número de visitas es aún relativamente reducido, disfrutamos con la sensación de que el visitante acostumbra a llevarse la agradable sorpresa, muy rara en el mundo dónde vivimos, de preguntarse cómo no sabía de la existencia de unos elementos tan espectaculares y una historia tan especial.
Y esta sensación es en cierta medida extrapolable a los vinos de la DO Pla de Bages, pero también al Bages como destino turístico, con elementos muy destacados pero muy poco conocidos, y en un momento en que los actores turísticos intentamos organizar una oferta que refleje ese valor de autenticidad y de descubrimiento.

Laura: Comentas que la comarca del Bages es poco conocida como destino turístico. En este sentido, la Diputación de Barcelona trabaja desde hace un tiempo en la campaña “Barcelona molt més” (“Barcelona mucho más”) para dar a conocer el conjunto de la provincia como destino turístico, más allá de Barcelona ciudad. ¿Qué opinas de esta iniciativa? 
Autor: Bagesterresdevins

Ricard: Me parece una buena estrategia, y la verdad es que se nota que la administración trabaja en esta línea, organizando acciones promocionales para dar a conocer las propuestas de los destinos de la provincia, en la que participamos habitualmente. Pero esto es solamente una parte del trabajo. A partir de aquí, las empresas tenemos que decidir si podemos llegar a este público, cómo lo traemos, qué modelo turístico ofrecemos, disponibilidad de idiomas, etc. Y en nuestro caso, estamos de lleno en este debate intentando aprovechar las iniciativas de la administración.

Existen empresas que poco a poco se van sumando a las iniciativas de la administración, y algunas, las más audaces y creativas, liderando proyectos propios. En este punto cabe destacar que una buena coordinación entre administración y empresas, y el buen uso de las herramientas que doten de procedimientos sostenibles y de calidad puede establecer una buena base para un crecimiento cualitativo, y no sólo cuantitativo del sector.

Laura: Bagesterradevins es una empresa adherida al Geoparque Mundial UNESCO de la Catalunya Central. ¿Qué retos y oportunidades representa para vosotros desarrollar una actividad turística en un entorno de estas características?

Ricard: El reto es el de ser capaces de ofrecer propuestas que sean coherentes con el concepto de Geoparque, y eso pasa por una primera fase en que las empresas hemos reconocido nuestro propio territorio, hemos aprendido los conceptos geológicos que dan lugar a ser reconocidos como tal, y por ser capaces de incorporar esas ideas en nuestro discurso. Nosotros hemos querido dar un paso adelante y como agencia de viajes hemos creado conjuntamente con los responsables del Geoparque unas propuestas específicas para conocer el Geoparque en 2 o 3 días.

Y las oportunidades ya se verán a medio y largo término, ya que los Geoparques aún no son ampliamente reconocidos, pero no hay duda que formar parte de la gran familia UNESCO tiene que ser un motor para el desarrollo turístico de la zona.

Laura: El geoturismo es una activitat que sustenta e incluso mejora el carácter geográfico de un territorio: cultura, medio ambiente, patrimonio, bienestar de los residentes… En vuestro caso ¿cómo se integra la población local en el proceso de desarrollo turístico?

Ricard: Esta pregunta es muy interesante, y a modo de reflexión mi sensación es que existe una clasificación de esta población local y una visión más o menos homogénea de cada grupo.

Nos encontramos primero a las administraciones locales que ya desde hace algún tiempo trabajan para poner en valor todos los recursos potencialmente turísticos que existen para engancharse al carro del turismo. Aquí existen diferentes velocidades en función del municipio, pero queda claro el interés creciente para emprender planes turísticos municipales aprovechando el carácter global que ofrece el Geoparque y el geoturismo, pero también los recursos vitícolas y otros recursos específicos de cada zona. Por otro lado, como hemos comentado antes, tenemos empresas con diferentes perfiles y estadios de evolución.  

En cuanto a la población, ésta se va dando cuenta que están pasando cosas, que se va dando valor a estos recursos y por supuesto va cogiendo confianza y autoestima, que desde un punto de vista de destino turístico era muy bajo o nulo. Hay interés en estos proyectos y en conocer recursos que aunque están muy cerca aún se desconocen, con la convicción de que un turismo sostenible es beneficioso para la economía local.

Y por último, tampoco se debe de omitir la existencia de grupos o de personas que no quieren este turismo potencial, viéndolo como una amenaza y con el miedo razonable a que se deshumanicen espacios y que aparezcan los problemas relacionados con la sobreexplotación turística de la región, algo que a mi modo de entender es muy difícil que pase dadas las características propias de la zona, pero que en cualquier caso debe hacer reflexionar y estar atento a que las cosas se hagan de la mejor forma posible, convenciendo a los más críticos que un buen equilibrio en la oferta turística puede no solamente mejorar la economía local, sino que también es una forma de mantener y mejorar nuestro entorno.

¡Muchas gracias Ricard! Recuerda que puedes seguir a Bagesterradevins en Facebook , Instagram  y Twitter

 501 visitas

Read More

La evolución del turismo tras la Guerra de Vietnam: retos y oportunidades de un país en auge

Dang Xuan Son

Creado por Dang Xuan Son, uno de los iniciadores del movimiento de turismo responsable en Vietnam, el operador turístico con base en Hanoi Footprint Travel es una de las empresas pioneras en el país en torno al turismo sostenible desde el 2001. Tuve el placer de reunirme con Dang Xuan en su oficina durante mi viaje en Vietnam para aprender sobre la evolución del turismo tras la guerra, pero también sobre los principales desafíos y oportunidades para lograr una industria más sostenible en el país.


Ángela: ¿Cómo ha sido la evolución del turismo en Vietnam?

Dang: El país abrió sus puertas al turismo justo después de la guerra en 1976. Sin embargo, en aquel entonces había pocos visitantes, ya que el país se encontraba en un estado de post conflicto y la infraestructura turística era aún casi inexistente. No fue hasta diez años más tarde, desde 1986 y hasta principios de los 90, que el turismo se volvió un factor importante en la economía de Vietnam. Posteriormente, en 1993 experimentamos un hito en la llegada de turistas, por lo que fue entonces cuando podemos decir correctamente que el país se abrió al mundo. Esto se debió en parte a un cambio del Gobierno a los requisitos del visado que facilitó la llegada de visitantes internacionales.

Hoi An – Cam Thanh fishing

Personalmente, empecé a trabajar en turismo en Hanoi en el 1999, y en ese momento ya venían muchos turistas, pero hasta 2007-2010 la infraestructura del turismo seguía siendo muy pobre: ​​transporte, servicios, estándares de calidad … no podíamos competir con otros destinos o proporcionar una buena experiencia para viajeros internacionales. Sin embargo, la imagen comenzó a cambiar al aprender del éxito de otros países y la opinión de los turistas. Recuerdo que en 2004, por ejemplo, teníamos que proporcionar a cada viajero que iba a Sapa su propio colchón de viaje para que pudieran dormir un poco más cómodamente en el tren. ¡Las camas en el tren eran demasiado duras!

Esta mejora continua se ha mantenido hasta el día de hoy, donde tenemos servicios creados para mejorar la experiencia turística pero que también benefician a la población local, como calles peatonales, servicios de salud, horarios de apertura de negocios, normas y regulaciones … en general, más y mejores estándares.

Ángela: ¿Ha desempeñado el gobierno un papel clave en el desarrollo del turismo en el país?

Dang: El Gobierno ha apoyado en parte los cambios, pero solo desde hace muy poco. Ha ayudado al facilitar el proceso de visado que permite la llegada de viajeros con estadías más cortas, así como a imponer las reglas y regulaciones para estandarizar procesos, pero creo que aún podrían brindar más apoyo, como por ejemplo en branding de destino.

Todavía no tenemos un buen presupuesto para marketing y promoción a nivel de destino. Sin embargo, hace dos años, el gobierno se unió al TAP (Consejo Asesor de Turismo) en un esfuerzo por crear un mejor posicionamiento en el mercado internacional.

Ángela: Entonces las acciones actuales se centran principalmente en aumentar el número de llegadas al país, ¿los impactos asociados al desarrollo se están teniendo en cuenta?

Dang: Tienes razón, sin embargo, hay dos cosas que debemos tener en cuenta. Una es aumentar el número de viajeros, ya que Vietnam tiene muchos más atractivos turísticos en comparación con otros países vecinos, pero el número de llegadas sigue siendo muy bajo en comparación con estos países. Por ejemplo, el porcentaje de crecimiento en el número de llegadas a Camboya o Laos es mucho mayor que en Vietnam, lo que significa que podríamos mejorar la comercialización de destinos.

Footprint team working alongside villagers in Hoang Su Phi Ha Giang

Lo primero es invitar a la gente a venir y lo segunda es el desarrollo sostenible, que es una historia muy diferente … Aquí el gobierno todavía no está haciendo mucho. Tenemos mucha discusión al respecto, pero todavía no hay ninguna aplicación o regulación. Por ejemplo, algunas compañías necesitan tener certificaciones ambientales, sin embargo, tienden a obtenerlas al principio ya que es bastante fácil cuando todo es nuevo. Cuando pasa el tiempo, nadie realmente verifica que se haga mantenimiento a la infraestructura que podría estar dañando el medio ambiente.

Ángela: ¿Cuáles dirías que son los tres retos clave para lograr un turismo más sostenible en Vietnam?

Dang: Vietnam es un país en desarrollo, por lo que diría que el primer desafío es que no existe un conocimiento de lo que realmente significa la sostenibilidad y las personas no son muy conscientes de los impactos de sus hábitos actuales. Por ejemplo, todavía se cortan los árboles para el uso propio ya que se cree más en el auto consumo que en tener árboles vivos. Vivimos con una mentalidad de ganar dinero a corto plazo donde la sostenibilidad aún no tiene lugar en los objetivos de las personas y los negocios.

Home Hosted Dinner in Hanoi

Lo segundo, como dije antes y enlazando con el primer desafío, tiene que ver con las comunicaciones del gobierno. Nuestro país necesita mucha comunicación con la población local sobre cómo adoptar prácticas de sostenibilidad. La información sobre esto es realmente pequeña y podría mejorarse enormemente.

El tercer reto sería la industria de viajes en si misma ya que en general, no se tiene un interés en crear regulaciones. Estamos trabajando en una industria que no se considera pesada, pero que usa muchos recursos y tiene un impacto en el medio ambiente. Sin embargo, estos impactos no son entendidos por las empresas del sector. Debemos tener regulaciones estandarizadas y cumplimiento de la ley para regular diferentes actividades y desarrollos actuales. Pero la creación de esta demanda debe venir de nosotros.

Ángela: Supongo que algo similar sucede con la enorme cantidad de plástico y la gestión de residuos en el país…

Dang: Exactamente. Como ya sabes, el turismo genera una enorme cantidad de residuos. No somos una industria pesada, pero estamos arrojando una gran cantidad de basura en el medio ambiente y debemos asumir nuestra responsabilidad de hacer algo al respecto. En Vietnam, con un clima como este, un viajero puede beber fácilmente de 4 a 6 botellas por día, que se tiran después de un solo uso. Si se mide el impacto de los viajeros por la cantidad de botellas que se queman y entran en vertederos, ríos y mares, el número es enorme.

Ángela: ¿Cómo crees que un operador turístico puede proporcionar soluciones para abordar el problema del plástico?

Dang: Estuve pensando mucho sobre ello, pero para mí, tomar medidas contra este problema global nada más que con Footprint parecía imposible. Entonces, decidí asociarme con el Responsible Travel Club en Hanoi y me puse en contacto con otros operadores turísticos del sur de Vietnam para unir fuerzas.
Juntos, identificamos algunas soluciones y nos pusimos en contacto con otros socios internacionales para establecer acciones específicas y reducir la cantidad de plástico de un solo uso en el turismo. También me uní a Impact Vietnam y, a través de ellos, al movimiento global Refill My Bottle, para construir una red de estaciones de recarga de agua potable y personalizar su aplicación para Vietnam. Sin embargo, para alentar a los viajeros a rellenar su botella no llegará de la noche a la mañana y somos conscientes de que uno de los mayores desafíos es transmitir el mensaje a nuestros clientes.

Tea Farm in Thai Nguyen

En Footprint, ya ofrecemos a los viajeros una botella reutilizable, pero solo 6 de cada 10 traen su botella a Vietnam y hasta un 40% realmente la usa mientras están aquí. Creo que hay muchas barreras para incitar a los viajeros a usar su botella de agua reutilizable y tener un lugar para rellenarla es uno de ellos, pero también otros factores como las preocupaciones sobre la calidad del agua, la preferencia por las botellas selladas, la lealtad y la confianza con la marca de agua o simplemente el hecho de que quieren beber agua fría en un momento específico.

Debemos aceptar que algunas personas no se sienten cómodas con la idea de volver a llenar su botella, pero debemos concentrarnos en aquellos que si quieren hacerlo y cuyo acto probablemente inspirará a otros a hacer lo mismo, ayudándonos a difundir el mensaje.

Ángela: Trabajas con varios proyectos de turismo comunitario en Vietnam. ¿Es este tipo de turismo exitoso?

Dang: Muchos proyectos tienen éxito. Trabajamos mucho en el Norte con proyectos que son realmente exitosos, mientras que en las tierras altas centrales y el sur son un poco menos. La mayoría de los proyectos de turismo comunitario en Vietnam se han desarrollado por sí mismos o por medio de ayuda externa, principalmente de ONGs y empresas privadas de turismo. El gobierno en este caso no les ha ayudado a establecerse, como sucede en otros países.

Pu Luong Thanh Hoa

Sin embargo, todavía hay un cierto número de proyectos que fracasan por varias razones … Puede ser una inversión insuficiente, tamaño, ubicación elegida o incluso deficiencias en el desarrollo de capacidades en términos de estándares de hospitalidad para que los viajeros se sientan cómodos, se brinde un buen servicio, etc.

Un ejemplo positivo es la reserva natural de Pu Luong, donde un grupo de aldeas recibió ayuda de una ONG de los EE. UU. para establecer varios proyectos y capacitar a los aldeanos en el turismo. Han logrado recibir visitantes y mantener su estilo de vida y tradiciones, al tiempo que comparten los beneficios del turismo al involucrar a familias enteras en diferentes roles donde trabajar unidos como un motor bien engrasado.

Ángela: ¿Cómo crees que se puede normalizar el turismo sostenible en Vietnam?

Dang: Creo que es muy importante involucrar cada vez más a los medios de comunicación para resaltar la necesidad de desarrollar un turismo más sostenible, porque ha sido un movimiento constante para personas como yo, pero aún no hay un gran cambio y necesitamos que todos los actores se impliquen, participen y desempeñen un papel.
Debemos poder transmitir el mensaje y dar a las personas la sensación de que la sostenibilidad se trata de equilibrar nuestro modelo de negocio y hacer que sea significativo. No se trata solo de centrarse en el trabajo y las ganancias, y ese es el mensaje más difícil de transmitir para inspirar el cambio.

 501 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.