El turismo rural empieza a cambiar de nombre en Euskadi

El turismo rural en el País Vasco tiene casi 30 años de vida y durante todo este tiempo ha generado muchos impactos positivos ayudando a mantener la vida en el campo, su patrimonio y sus tradiciones. Ahora se empieza a apostar fuertemente por el ecoturismo, poniendo el rumbo claro hacia un turismo más sostenible.

El turismo rural como herramienta para evitar la muerte de los caseríos

Desde que se  inauguró el primer alojamiento de turismo rural en el País Vasco en 1990, el llamado agroturismo “Txopebenta” que se encuentra en el pueblito de Arteaga de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, cientos de caseríos han sido convertidos en alojamientos turísticos ayudando a preservar el  patrimonio arquitectónico rural y mejorando la vida de sus habitantes. Caseríos que son un símbolo de la vida rural; arquitectura noble que desde el siglo XV han concentrando tradiciones y saberes en sus muros y campos alrededor. Se trata de casas que en la actualidad, debido a su gran tamaño y la falta de relevo generacional en su uso para la agricultura están siendo abandonas.

Para solucionar estos problemas hace tres decenios que en Euskadi apostaron por el turismo como una solución. Inspirándose en algunos ejemplos positivos del turismo rural en otros países de Europa, como Suiza o Bélgica, siendo de gran ayuda en esta transición el apoyo económico y las políticas de la Unión Europea para la diversificación económica de estas zonas. En los últimos tiempos, conscientes de que nos encontramos frente una crisis ecosocial y con el reto de un turismo creciente, hay que buscar soluciones que estén a la altura. El ecoturismo nos ofrece soluciones que van un poco mas allá, buscando un turismo responsable con el medio ambiente y la sociedad local.

El turismo rural empieza a cambiar de nombre en Euskadi
Autora: Maite Alonso.

Rumbo a un turismo rural más sostenible

El 31 de enero de 2019 Euskadi se sumó al club de ecoturismo de España, convirtiéndose así, en la primera comunidad autónoma en adherirse al club. El convenio se materializó en el primer día del II foro de ecoturismo que se celebró en Vitoria del 31 de enero al 1 de febrero. Esta segunda edición mostró la situación del ecoturismo en España, en Extremadura (como comunidad invitada) y finalmente en Euskadi.

Durante el segundo día del foro se presentó la Guía de ecoturismo en Euskadi, una guía de turismo de naturaleza que ofrece información sobre las áreas naturales, los centros de interpretación y los visitantes asociados a estas. En esta guía también se muestran los 28 alojamientos turísticos que han obtenido la etiqueta ecológica ECOLABEL, un certificado que otorga la Comisión Europea a productos y servicios que cumplen con una serie de requisitos ambientales. Promover esta etiqueta entre los alojamientos rurales de la zona ha sido una gran propuesta de la Comunidad Autónoma Vasca llevada a cabo por la Viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno Vasco a través de la sociedad pública ihobe y los organismos públicos Basquetour y EVE).

Carta de turismo sostenible

Otro paso importante en este camino ha sido la adhesión a la Carta Europea de Turismo Sostenible de la única reserva de la biosfera que existe en Euskadi, Urdaibai. Esta carta, es una acreditación en el ámbito europeo que otorga Europarc con el de objetivo impulsar el turismo sostenible en la zona protegida. El año que viene, si todo va bien, la reserva de la biosfera se adherirá a la carta. Este acuerdo que ha sido promovido por la asociación de desarrollo rural Urremendi, el patronato de la reserva de Urdaibai, la diputación de Bizkaia y el Govierno Vasco, es un compromiso y un acuerdo voluntario entre los actores públicos y privados de la cual se obtendrá una clara estrategia así como un  plan de acción.

Casualidades o no, y como apuntaba al principio, en esta misma reserva se encuentra el primer agroturismo que se creó en la Euskadi hace ya casi 30 años.

Agentes del cambio en el futuro del turismo en Euskadi

Aunque los pasos mencionados anteriormente llevan unos pocos años, este cambio de visión hacia el ecoturismo se ha producido gracias a muchas personas que han confiado en que se podía hacer otro tipo de turismo. Ejemplos como Aktibatu organizado por la consultoría Bizibiziki o agencias como Green Euskadi o dinamizadores turísticos como Turinea que promociona rutas para el desarrollo local, han sido pioneras en Euskadi en apostar por el turismo sostenible.

Parece que en los últimos tiempos el territorio empieza un proceso de cambio hacia un turismo que puede tener todavía un mayor impacto positivo en la población local, el medio ambiente y en la economía.

Ahora que se fija como objetivo político y social el ecoturismo, es un buen momento para que se extienda al medio rural. Cada vez hay más iniciativas tanto privadas como publicas que quieren formar parte de este cambio, para que no solo se evite la despoblación rural y la perdida de patrimonio, sino que también genere una buena vida para todos sus habitantes.


 238 visitas

Últimas entradas de Maite Alonso (ver todo)

Comentarios

Deja un comentario


* Campos obligatorios.

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.