IV Plan Estratégico del Puerto de Barcelona pone énfasis en sostenibilidad económica, medioambiental y social

Fuente: Portal Portuario

El IV Plan Estratégico 2021-2025 del Puerto de Barcelona, en España, tiene como primera misión la generación de bienestar y prosperidad a los ciudadanos, por lo cual pondrá énfasis en la sostenibilidad económica, medioambiental y social.

Este Plan Estratégico se concreta en un objetivo general, con tres metas cuantificables. En cuanto a sostenibilidad económica se fija el objetivo de crecimiento del valor del comercio exterior que pasa por el Puerto de Barcelona hasta los 70.000 millones de euros en 2025 (actualmente es de 65.000 millones de euros).

Por su parte, en cuanto a sostenibilidad medioambiental se refiere, el objetivo es tener el 50% de los muelles de contenedores y ro-ro electrificados y disponer de una red provisional y conexiones OPS consolidadas o con proyectos de electrificación en marcha.

Y con respecto a la sostenibilidad social, se quiere incrementar el capital humano hasta las 40.000 personas trabajando diaria o regularmente en el puerto.

El camino marcado por este IV Plan Estratégico tendrá como consecuencia “un puerto que deberá modernizado las infraestructuras; que habrá generado actividad económica y apoyado el tejido productivo; un puerto que mantendrá el crecimiento económico, que es imprescindible. Nuestro Plan Estratégico, pues, hará posible una sociedad más próspera, un puerto más verde y un puerto más humano “, aseguró la presidenta del Puerto de Barcelona durante su intervención.

Generar bienestar y prosperidad a la sociedad

La nueva misión del Puerto de Barcelona es: “generar prosperidad en nuestra comunidad, incrementando la competitividad de nuestros clientes mediante la provisión eficiente y sostenible de servicios logísticos y de transporte”.

La sostenibilidad se incorpora desde sus tres vertientes – medioambiental, económico y social y, conectando directamente con esta última, define que el objetivo del puerto es la creación de bienestar para la comunidad que lo conforma y lo acoge, mediante la realización de las funciones de puerto y hub logístico.

Objetivos Estratégicos

Fruto de esta misión y visión, el IV Plan Estratégico ha establecido 12 objetivos estratégicos, que se desarrollan en diferentes objetivos operativos -concretos y quantificables- y que se basan en los tres pilares de la sostenibilidad. De este modo, el Puerto de Barcelona reafirma su compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas.

Estos objetivos se orientan hacia el impulso de la transición energética (generación de energías renovables, electrificación de muelles, fomento de combustibles más limpios, etc.) que facilite la descarbonización de la actividad portuaria y minimice su impacto en el entorno y en las personas; el incremento de la competitividad del puerto mediante la diversificación del negocio portuario y la diferenciación de la oferta de servicios, basándose en la innovación, la digitalización y la capacidad de adaptarse a los cambios, al tiempo que se atrae nueva actividad logística; y potenciar el capital humano, promoviendo la formación específica y de calidad y facilitando la generación de focos de conocimiento en sectores como el logístico y de la economía azul.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Portal Portuario: IV Plan Estratégico del Puerto de Barcelona pone énfasis en sostenibilidad económica, medioambiental y social.

 204 visitas

Read More

La Mosca Tours: guías turísticos comprometidos con la ciudad de Girona

La Mosca Tours pretende mostrar los aspectos más interesantes y esenciales de la ciudad de Girona por medio de recorridos creativos y participativos. Apuestan por un turismo responsable, sostenible y de calidad: sus grupos tienen un máximo de 12 plazas para garantizar un trato próximo y el máximo respeto a la ciudad y a sus vecinos. Las experiencias únicas de La Mosca Tours invitan a conocer y vivir esta ciudad en primera persona de la manera más original posible. Su misión es hacer llegar la cultura y el patrimonio a todo el mundo por medio de historias cautivadoras y apasionantes. Hablamos con Marta Grassot, su fundadora, sobre el valor de los guías turísticos y la evolución turística de Girona. 

Marta Grassot, fundadora de La Mosca Tours.
Marta Grassot, fundadora de La Mosca Tours. Crédito: La Mosca Tours.

Laura: ¿Qué tipo de experiencia busca el turista que contrata una visita guiada con La Mosca Tours? 

Marta: depende de la actividad que seleccione. Tenemos varias actividades dirigidas a diferentes targets. Por ejemplo, el viajero que escoge la visita Girona Monumental con entradas a la Catedral suele esperar una experiencia rigurosa, con contenido, interesante desde el punto de vista cultural. Suele ser un tipo de usuario muy despierto, con muchas inquietudes y un buen nivel cultural que quiere saber más sobre la ciudad, entrar a los monumentos más importantes y profundizar en algunos conceptos.

En cambio, el viajero que opta por una visita de Juego de Tronos, por ejemplo, suele ser más joven y busca una experiencia más vivencial, más amena y divertida que aproveche el potencial de la serie y los personajes pero vinculándolo con la historia de la ciudad de un modo más entretenido. Aun así, yo diría que todos tienen en común la predisposición a descubrir, aprender y vivir una experiencia única que les haga conectar con la esencia de la ciudad y vincularse emocionalmente con ella. 

La Mosca Tours.
Crédito: La Mosca Tours.

Laura: Desde Travindy hemos reivindicado en varias ocasiones la importancia de la labor de los guías como prescriptores del territorio. Desde La Mosca Tours, ¿cómo comunicáis este valor añadido que es visitar el lugar de la mano de un guía profesional?

Marta: por suerte para nosotros, cada vez es menos necesario tener que reivindicar nuestro papel como guías profesionales porque el cliente se ha vuelto muy exigente, en general con todo, pero muy especialmente con las visitas guiadas. Aún así, debemos seguir posicionándonos como verdaderos prescriptores del territorio, como auténticos embajadores de nuestra ciudad y eso lo hacemos ofreciendo todo nuestro conocimiento de la mejor manera que sabemos. Hay espacios, rincones y facetas de la historia de la ciudad que sólo nosotros conocemos. Somos aquellos que hemos estudiado durante años nuestro patrimonio, los que nos dedicamos a la gestión cultural y los que, a lo largo de los años, con formación y experiencia sabemos transmitir más y mejor los secretos de nuestro territorio. Sin duda, una buena imagen web, mostrarnos activos en las redes sociales y la adquisición de habilidades comunicativas nos facilitan esa comunicación extra de profesionalidad. 

Laura: Comentas que los clientes ahora son más exigentes. A raíz de la situación vivida por el COVID-19, ¿dirías que son también más responsables? 

Marta: sin duda. Creo que ya estábamos en un momento en el que los clientes más observadores se habían dado cuenta que los macro-grupos de más de 20 personas por la ciudad son insostenibles y muy poco respetuosos en lo que atañe al descanso de los vecinos. Aun así sigue habiendo visitantes que no quieren darse cuenta de ello y siguen llenando los grupos masivos de los free tours. Pero, sin duda, ahora más que nunca la responsabilidad es algo que se tiene muy en cuenta. De hecho, nosotros hemos cambiado nuestra dinámica de productos, ofreciéndolos exclusivamente de forma privada. Es decir, los precios son exclusivos por grupo. Creemos que así estamos más en sintonía con los requisitos del momento actual y podemos ofrecer una atención y cuidados mucho más personalizados a nuestros clientes con nuestras visitas guiadas privadas. 

Guías turísticos comprometidos con la ciudad de Girona
Crédito: La Mosca Tours.

Laura: Como comentabas, estos tours privados son más respetuosos con los vecinos, al no tener que convivir estos con grandes grupos de turistas. Como gran conocedora de la ciudad de Girona, ¿cómo describirías el auge turístico que ha vivido estos últimos años y su impacto sobre los residentes? 

Marta: mi opinión personal es que no se ha gestionado correctamente. Por un lado, hasta hace pocos años Girona era una total desconocida para el turista global, pero a raíz del filme de Juego de Tronos y de otros muchos motivos, ésta se colocó en el mapa y pasó a ser un destino muy interesante para viajeros que buscaban algo más que explorar la metrópolis de Barcelona. Pero por el otro lado, los vecinos de Girona han visto como se les subía el alquiler indiscriminadamente a favor de los pisos turísticos, haciendo mobbing a gente mayor, y forzando a familias y estudiantes a alejarse cada vez más del casco histórico a causa de los crecientes precios de los alquileres.

Este frágil equilibrio produce muchas tensiones, y que el ayuntamiento se cierre en banda alegando que en Girona no hay problemas con la vivienda empeora sobremanera la situación. Debemos ir con mucho cuidado con el auge turístico, controlarlo y saber muy bien qué modelo de turismo queremos para evitar que las ciudades se transformen en parques de atracciones vacíos por dentro, sin nadie que las habite.

Laura: El pasado verano habéis estado ofreciendo también visitas guiadas en el municipio de Calonge, en la Costa Brava. ¿Tenéis en mente nuevos lugares para diseñar nuevas rutas? 

Marta: Sí, fuimos seleccionados para hacer el proyecto de conceptualización de la visita y de la ejecución de la misma para este verano de 2020 en el municipio de Calonge. Contra todo pronóstico, las visitas han sido todo un éxito, tanto en feedback como en participación de los visitantes, muchos de ellos locales y otros tantos de la provincia de Barcelona. 

En principio no tenemos pensado nuevos lugares fuera de Girona. Creo que uno de nuestros puntos fuertes es la especificidad de nuestros tours en y para la ciudad de Girona. Aún así, estaremos completamente a disposición de cualquier ayuntamiento o entidad que requiera de nuestros servicios en materia de visitas comentadas. 

En Girona ciudad, en cambio, nos gustaría poder seguir avanzando en diferentes lugares. Este verano hemos estado haciendo las visitas en el Museo de Historia de los Judíos, y también ha sido una experiencia muy enriquecedora. Nuestra intención es seguir avanzando en este sentido.

¡Muchas gracias Marta! Recuerda que puedes seguir a LaMosca Tours en Facebook e Instagram.  

 204 visitas

Read More

Manifiestos para la reactivación turística

2021 tendría que ser un punto de inflexión y de reconstrucción. Tras el balance de daños se tendrán que tomar decisiones sobre qué senda seguir para la reactivación del turismo en los próximos años. Pero, ¿hacia dónde?

En 2017, en el marco del Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, ya se pusieron sobre la mesa debates que con la COVID-19 toman más fuerza. Ahora, en 2020, han surgido diversas iniciativas como respuesta a la crisis y a las tendencias de consumo que se han observado durante los últimos meses de convivencia con el virus. En forma de manifiestos, declaraciones o llamadas a la acción formulan propuestas sobre cómo emerger del naufragio de una forma más sostenible.

El rango es amplio y hay donde elegir. Veamos algunos de los faros que se vislumbran en el horizonte y qué proponen.

Por dimensión y representatividad hay que destacar, en primer lugar, el European Tourism Manifesto, una alianza europea de más de 60 organizaciones privadas y públicas que abarcan toda la cadena de valor del turismo. En su Call for Action: Speed up social and economic recovery by fostering Sustainable Tourism Development de noviembre de 2020 aportan una lista no exhaustiva de prioridades de inversión que permitan generar empleos y crecimiento a la vez que contribuyen a la transición ecológica y digital. También urgen a los Estados miembros de la UE para que el turismo sea un elemento estratégico de los Planes Nacionales de Recuperación y Resiliencia y, durante de la crisis, han desarrollado un papel activo en solicitar a los Estados miembros la armonización de protocolos y restricciones de viaje.

Una de las organizaciones firmantes del European Tourism Manifesto, la Network of European Regions for a Competitive and Sustainable Tourism (NECSTouR), promulgó en 2018 la Declaración de Barcelona  – Better places to live, better places to visit con el objetivo de incrementar el impacto social y cultural del turismo. Ya en el 2020 lanzó la Call for action: the European Tourism Marshall Plan, you can make it possible!  que reclama un plan de rescate europeo para el turismo.

Surgido al albur de la crisis de la COVID-19 e iniciado por un conjunto de profesionales del sector turístico, el Manifiesto Tourism Reset defiende la regeneración del sector turístico a través de un modelo socialmente equitativo, ambientalmente respetuoso y económicamente sostenible alrededor de cinco ejes principales: la catalización del desarrollo socioeconómico, la promoción de la igualdad y unas condiciones laborales dignas; la generación de mejoras en la calidad de vida de las personas, la preservación y potenciación de la identidad cultural y la adopción de la gobernanza como cimiento de la gestión con las comunidades locales. En la actualidad cuenta con más de 1.100 personas adheridas de 35 países.

De forma análoga, el movimiento Future of Tourism Coalition, impulsado por seis asociaciones no gubernamentales, invita a adherirse a sus 13 principios rectores para la mejora del destino y la experiencia turística: ver la imagen completa, usar estándares de sostenibilidad, colaborar en la gestión del destino, elegir calidad en vez de cantidad, exigir una distribución justa de los ingresos, reducir los impactos invisibles del turismo, redefinir el éxito económico, mitigar los impactos climáticos, cerrar el ciclo en el uso de recursos, limitar el uso del suelo por parte de la actividad turística, diversificar los mercados de origen, proteger el sentido de pertenencia al lugar y gestionar los negocios de manera responsable.

Transforming Tourism Initiative, una plataforma de ONGs, profesionales del turismo y de la academia creada en 2017 demanda la transformación del turismo en línea con la Agenda 2030 según se desprende de su Declaración de Berlín (2017). En septiembre de 2020 dirigieron una Carta abierta a la Organización Mundial del Turismo (OMT) en la cual destacaban cómo la pandemia brinda una oportunidad única para llevar a cabo esa transformación.

La propia OMT ha desplegado toda una serie de iniciativas y herramientas en el contexto de la crisis pandémica, entre ellas la Declaración de Tbilisi: medidas para una recuperación sostenible. La Declaración reconoce al turismo como uno de los sectores más afectados por la pandemia y considera la paralización mundial como una oportunidad para redireccionar el sector hacia un futuro más sostenible e inclusivo.

También resulta de interés el Policy Brief “COVID-19 and Transforming Tourism” que traza una hoja de ruta con cinco prioridades para el reinicio de la actividad turística. Otras organizaciones internacionales como la OCDE también han publicado orientaciones para la recuperación Rebuilding tourism for the future: COVID-19 policy responses and recovery en las que el mensaje clave es que recuperar el turismo es una prioridad, pero el sector debe ser más sostenible y resiliente en el futuro. La European Travel Commission ha publicado, a su vez, el manual Covid-19 recovery strategies for national tourism organisations.

En el Mediterráneo, la Comunidad MED de Turismo Sostenible, formada por 24 proyectos financiados con fondos europeos, impulsó en 2017 la Declaración de Atenas y una serie de Policy fachsheets que marcan las prioridades para el desarrollo del turismo sostenible. La Conferencia de Regiones Periféricas Marítimas de Europa (CRPM), por su parte, adoptó en la asamblea de octubre de 2020 una Declaración en la que identifican las prioridades para la recuperación en la cuenca mediterránea.

Otras iniciativas de diversa índole podrían ser las de Forward Keys Reshaping the new era of tourism o, en Catalunya, las del Manifest Descobrir, promovido por la revista homónima y un conjunto de asociaciones vinculadas con el sector turístico.

Como se puede observar en esta recopilación (no exhaustiva) no han faltado declaraciones y otro tipo de documentos y, como comentaba al principio, algunas no son más que una evolución de debates preexistentes y que la pandemia no ha hecho más que acelerar.

Si se analizan cuáles son los puntos en común entre todos ellos, se podrían identificar cuatro.

En primer lugar, siempre aparece el mantra de la sostenibilidad. Probablemente éste es el aspecto en el que ya se ha comenzado a trabajar hace unos años y que, sin duda, ahora se verá reforzado. Razones no faltan. El segundo punto es el que ha emergido con fuerza a raíz de la pandemia: la digitalización. Temas como el uso del big-data, la capacidad de carga, los eventos y experiencias virtuales, los dispositivos y procesos sin contacto, el teletrabajo, etc. parece que han venido para quedarse. El tercero, una visión del turismo que tiene en cuenta su encaje integral en el destino. Y el cuarto es la necesidad de transformar el modelo, aunque en este sentido, se aprecia la falta de visiones compartidas, ya que las propuestas transitan desde el decrecimiento, el reinicio, la reactivación o a la recuperación de la actividad perdida.

Por último, es imprescindible destacar cómo la crisis de la COVID-19 ha situado el turismo en la agenda de las instituciones europeas. Por primera vez en la historia se presta mayor atención a un sector que representa un porcentaje importante del PIB europeo. Ello ha llevado a la puesta en marcha de diferentes iniciativas. Como ejemplo, en la European Tourism Convention del pasado octubre de 2020, se debatió sobre las prioridades para garantizar una experiencia turística segura y fluida, fomentar vacaciones más verdes y caminar hacia un turismo impulsado por datos. También el Dictamen del Comité de las Regiones Hacia un turismo sostenible y competitivo para las regiones y ciudades o la propuesta del Parlamento Europeo para la creación de una Estrategia europea de turismo sostenible. El Parlamento Europeo, asimismo, ha reclamado la existencia de financiación directa para el sector y propuso la creación de una línea específica para el desarrollo del turismo sostenible en el presupuesto europeo 2021-2027.

Pero si hay algo a resaltar en Europa serán los fondos Next Generation EU como palanca y combustible para la necesaria transformación del turismo. Se trata de un volumen de recursos sin precedentes vehiculado a través de los Planes de Recuperación y Resiliencia de los Estados miembros y de los que el turismo podrá formar parte. Las estrategias de recuperación de las regiones más afectadas en el turismo deberán definir acciones e inversiones en aspectos como la transición ecológica y digitalización, la economía circular, el desarrollo de soluciones basadas en datos para medir y gestionar de forma inteligente los flujos turísticos, la innovación en la creación de productos, los programas de calidad, las infraestructuras más ecológicas, la capacitación y la mejora de la gobernanza. Una oportunidad única, pues, para convertir las declaraciones de intenciones y manifiestos en hechos.

 204 visitas

Read More

Reflexiones sobre el desperdicio de alimentos en el sector turístico

El desperdicio de alimentos en el turismo es uno de los problemas más importantes a nivel mundial. Dentro del sector, la industria hotelera es la que contribuye más a este problema. De hecho, anualmente pierde o desperdicia aproximadamente 1.300 millones de toneladas de alimentos. Esta cantidad equivale a un tercio o incluso a la mitad de todos los alimentos destinados al consumo humano. Por lo tanto, el desperdicio de alimentos es un problema ambiental, social y económico importante al que se debe hacer frente. Y no podemos olvidar que está muy ligado al objetivo nº2 de los ODS: Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible.

Fuentes de desperdicio de alimentos

¿Cuántas veces, en muchas ocasiones estando de viaje, nos hemos enfrentado a una importante sensación de desperdicio de alimentos? Personalmente hablando, me gustaría reportar algunos ejemplos que siempre me han dejado bastante perpleja:

Cruceros

Me he preguntado más de una vez por qué en los cruceros la comida debe usarse de una manera tan inútil y persuasiva, y al mismo tiempo, como un pasatiempo fácil para distraerse del aburrimiento durante los largos viajes. Siempre he creído que, detrás de los pasajeros que desfilan con cautela, como para no ser vistos, frente a las largas mesas de buffet llenando, hay una motivación psicológica moderna: la de la abundancia, la del consumismo, o también, la del miedo a la escasez. Cuántos platos, al final del almuerzo, siguen tan llenos e inutilizables. Familias que educan a sus hijos sobre la riqueza y el despilfarro sin decir simplemente: “llévate comida poco a poco, y luego, si todavía tienes hambre, harás una segunda vuelta.”

Hoteles y resorts «todo incluido»

Encontramos buffets acogedores llenos de una variedad infinita de gustos y sabores diferentes. Casi el mismo escenario que el anterior, pero en tierra firme. ¿Entonces, qué diferencia hay entre un resort y un crucero? De hecho, cuando elegimos unas vacaciones “todo incluido” tendemos a confortarnos en una burbuja turística ya preparada con las comodidades de nuestro hogar. Los bufés se extienden a lo largo de comedores decorados con flores, llenos de estatuas de frutas y fuentes de chocolate, invitando como las sirenas de Ulises a la lujuria y la glotonería. Como si estuviéramos entrando en una fase en la que nuestros sentidos se embriagan y una vez que volvemos a la mesa nos quedamos con nuestras montañas de comida en los platos que desbordan por los lados, de los que al final solo probamos una pequeña parte.

Refugios y pequeños hoteles

En este caso, la costumbre era que los platos de los invitados fueran ricos y mostraran corpulencia y pompa. Como para ocultar casi un sentido de humildad y sencillez. El invitado es sagrado, pero la comida lo es aún más.

Invertir los roles establecidos

Desperdicio de alimentos

Durante años siempre hemos tenido los roles sociales bien definidos – gracias también a los hechos históricos en curso – enmarcados en  la idea de que mucha comida está automáticamente ligada al concepto de riqueza; una combinación que en los últimos años ya no tiene sentido que exista. Los tiempos han cambiado con el boom económico de la posguerra, las guerras en los países de acogida de turistas, el hambre, la pobreza, la humildad, la sencillez o la atención a nuestras necesidades básicas. La economía mundial ha cambiado, y también, el sentido de la responsabilidad.

Entonces, ¿por qué si todos estos valores cambian tan rápidamente de década en década, dada la velocidad de los tiempos en los que cambia el mundo, no podemos igualmente cambiar estos roles esquemáticos y fosilizados en nuestra opinión pública, o en el sentido civil o simplemente en el sentido común?

La estructura receptiva no debe hacer alarde de riqueza mediante la producción exagerada de alimentos e igualmente de desperdicio. El cliente debe ser tratado bien, con imparcialidad, equidad y amabilidad, no con atracones de comida.

En este sentido, un pequeño truco psicológico que podría ser útil como buen disuasivo del abuso de los buffets, sería la vergüenza. Si el buffet es gratis y libre, la gente no tiene sentido común y se vierte sobre las mesas, llenando montañas de comida en sus platos. Pero si se controla el buffet y los camareros preparan los platos, habría un mayor control tanto de las dosis en los platos como de un filtro inhibidor psicológico por parte del cliente que le obligaría a reducir su hambre exagerada y muchas veces ficticia.

El desperdicio de alimentos más allá del alojamiento tradicional

Según el investigador Juho Pesonen de la Universidad de Finlandia Oriental, «ya podemos ver que hay expertos en la industria del turismo que han logrado reducir el desperdicio de alimentos e incluso han logrado convertirlo en un activo. Sin embargo, no es suficiente que solo los establecimientos tradicionales de alojamiento y servicio de alimentos reduzcan su desperdicio de alimentos, necesitamos que los pisos turísticos se unan. A medida que el sector turístico cambia, la investigación sobre el desperdicio de alimentos y la sostenibilidad se vuelve cada vez más importante.»

Según los investigadores, la reducción integral del desperdicio de alimentos requiere que se identifiquen sus fuentes y cantidades y que se aborde su eliminación por parte de los turistas. Además, es necesario estudiar los factores que impulsan el desperdicio de alimentos en los pisos turísticos y las barreras para su reducción. Finalmente, Juho Pesonen señala que «necesitamos modelos que describan cómo se genera el desperdicio de alimentos en los pisos turísticos y cómo eso posiblemente cambie con el tiempo. Además, necesitamos identificar plataformas e intersecciones donde se pueda abordar el desperdicio de alimentos, por ejemplo, a través de las redes sociales. Al final, todo se reduce al turismo sostenible y la economía circular”.

 204 visitas

Read More

5 cosas para aprender y desaprender en turismo durante la pandemia

Sin duda el año 2020 nos deja muchas enseñanzas, pero también nos deja una serie de reflexiones sobre cosas que debemos “desaprender” para cambiar este modelo de business as usual que ya nos había dado algunos dolores de cabeza antes de la pandemia (como el overtourism) y migrar a un modelo más equitativo, justo y responsable, en todos los sentidos.

Compartimos algunas reflexiones de Vicente Ferreyra sobre lo que considera que hemos aprendido y que debemos desaprender como una manera de replantearnos hacia donde queremos llevar el turismo en el futuro.

¿Qué hemos aprendido de esta crisis?

1.-A entender nuestra relación con la naturaleza de manera diferente. Hemos identificado al nuevo coronavirus como una “enfermedad zoonótica”, que se transmite de un animal a un ser humano. La causa fundamental se encuentra en el proceso de comercialización de especies de vida silvestre, pero también es un reflejo de nuestro impacto en la biodiversidad global. 

2.- Que necesitamos todos de todos, hoy más que nunca. Los países que han logrado sortear de mejor manera esta crisis, han sido aquellos donde el sector multilateral, público, privado, social, académico y comunitario han logrado avanzar juntos en una sola dirección.

3.-Que la información es poder, y debemos entender mejor los datos. En lo adelante debemospensar no solo en el forecast sino también en el nowcast; la velocidad en que está cambiando el mundo, en que se levantan y vuelven a instalarse las restricciones, los cambios de timón en algunos mercados e incluso las mutaciones del coronavirus, nos han llevado a darle un mayor valor al análisis de datos; a corto plazo hay que tomar decisiones mucho más rápido que nunca, y hay que prepararse para ello.

4.-Atender protocolos, capacidades y reglas. Pasar del overtourism al no-tourism nos ha hecho darnos cuenta que si bien necesitamos de visitantes para mantener esta actividad viva, también es importante determinar hasta donde se puede o no se puede crecer o atender a los visitantes.

5.-A que las personas y nuestra salud son lo primero. Es extraño que este, que debe ser un principio fundamental del desarrollo del turismo lo hubiéramos dejado tan olvidado durante tantos años.

Que este 2021 nos traiga aprendizajes y desaprendizajes, y muchas más oportunidades de estar juntos en este camino que no tiene vuelta atrás, el de la sustentabilidad.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Sustentur: 5 cosas para aprender y desaprender en turismo durante la pandemia.

 204 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.