¿Cómo afecta la pandemia al turismo en el Pirineo de Cataluña?

En la edición otoño del Travindy Fest conversamos con Dèlia Montesinos, actual Brand Manager de la marca Pirineos de Cataluña en la Agencia Catalana de Turismo. Hablamos sobre la importancia de los Pirineos como destino turístico dentro del conjunto de Cataluña y cómo se está adaptando esta zona a la situación generada por la pandemia. 

Laura: ¿Cuál es la importancia de los Pirineos dentro del conjunto turístico de Cataluña?  

Dèlia: en Cataluña tenemos una estacionalidad muy marcada, tanto temporalmente, concentrándose la afluencia turística sobre todo los meses de verano; como en territorialidad. El año pasado recibimos un total de 19 millones de turistas internacionales, concentrándose el 91% en la costa mediterránea. 

Estas características nos han marcado los objetivos principales del plan de marketing de turismo de Cataluña, que ya habíamos desarrollado mucho antes de la pandemia, y que consta de cuatro pilares: desestacionalizar ofreciendo experiencias durante todo el año, redistribuir la afluencia turística territorialmente, aumentar el gasto por turista y diversificar la experiencia. 

Este último punto es el que nos ayudará a conseguir los otros tres: permitirá ofrecer vivencias diversas durante todo el año en cualquier rincón de Cataluña, sobre todo en el interior, y adaptadas a las preferencias de cada turista. En este sentido, el Pirineo es un destino clave, al ser una zona de interior que ofrece una gran diversidad natural y cultural.

Laura: ¿cuáles han sido las tendencias en la ocupación de alojamiento este verano en los Pirineos? 

Dèlia: en los meses más fuertes de verano como julio y agosto, los indicadores nos muestran que los tipos de alojamiento más demandados han sido apartamentos y sobre todo alojamientos de turismo rural (en Cataluña se tiende a alquilarlo por completo, haciendo un uso más privado y evitando compartir espacios como en los hoteles). Esto ha sido una oportunidad para el Pirineo, debido a su gran concentración de turismo rural. 

Laura: este verano y este otoño hemos visto espacios naturales masificados. ¿Cómo podemos redistribuir los flujos turísticos y mejorar la relación entre residentes y visitantes? 

Dèlia: es una paradoja: a la vez que se busca un espacio sin aglomeraciones, hemos visto episodios de masificación en espacios naturales y en espacios protegidos, así como muestras de falta de respeto hacia el territorio y falta de civismo. Evidentemente, esto produce un impacto negativo a nivel social y medioambiental. Nosotros preferimos darle la vuelta y verlo como una oportunidad para definir un nuevo modelo turístico que tenga en cuenta la prevención de este tipo de impactos. Se trata de un proceso complejo por la multiplicidad de actores que implica. 

Desde el ámbito de la promoción también podemos contribuir a redistribuir esta afluencia turística para que no se concentre siempre en un punto. Tenemos que ser capaces de comunicar códigos de buenas prácticas, como puede ser el ir acompañado de un guía local. Queremos influir también en que los visitantes contraten los servicios de un agente local que organice el viaje y que conozca estos puntos donde hay más conflicto para ofrecer alternativas. 

Debemos dar a conocer espacios menos concurridos; obviar en mayor medida los lugares más emblemáticos que sirven de reclamo. Además, debemos ser capaces de preservar la cultura, la manera de hacer, de cada pequeño espacio que acaba conformando todo el destino. Al final debe ser el turista el que se adapte, y no al revés. 

Mira la entrevista completa y todas las demás del Travindy Fest en nuestro perfil de Instagram.

 436 visitas

Read More

Deltaic: un ecosistema de turismo responsable en el corazón del Delta de l’Ebre

Deltaic es un proyecto de turismo responsable, ubicado en el Delta de l’Ebre, creado bajo criterios de sostenibilidad y con una motivación cultural ambiciosa. “Semillas para un mundo mejor” es la síntesis de su misión. Trabajan a través del ecosistema que han conformado a partir de personas, empresas, iniciativas culturales e instituciones afines a sus valores y en su mayoría de Les Terres de l’Ebre. Su objetivo fundamental es promover un estilo de vida saludable y con valores para generar un impacto positivo sobre las personas, el territorio y el medio ambiente. Promueven sinergias con todos los integrantes de su ecosistema con el objetivo de que se transformen en acciones reales de cambio. Te invitamos a saber más sobre este proyecto de la mano de su CEO, Daniel Montoya.

Laura: ¿Cómo ha sido el proceso de creación de este ecosistema de agentes afines a vuestros valores? 

Daniel: Al inicio del proyecto hicimos una prospección minuciosa para detectar aquellos actores que existían en el territorio que de una manera u otra compartieran valores e intereses. Sobre la base inicial de esta primera búsqueda hemos ido sumando a más gente, empresas, etc. a medida que hemos ido desarrollando el proyecto. Lo cierto es que una vez se conforma el ecosistema inicial, los canales para encontrar nuevas alianzas se multiplican. En la actualidad, es hasta sorprendente ver la cantidad de gente con la que tenemos relación, colaboramos, trabajamos… 

Laura: ¿Qué encontrarán los visitantes en Deltaic? ¿Qué es lo que lo diferencia de otros proyectos turísticos similares? 

Daniel: Van a encontrar 6 alojamientos para sentirse cómo en casa cuando visiten el Delta de l’Ebre, con sala de estar, cocina y 2 dormitorios, todos con vistas al paisaje y balcón, y un baño. Dos de ellos son áticos con una segunda planta diáfana para usar como estudio o como tercer dormitorio y con dos grandes terrazas con unas vistas espectaculares. En la planta baja tenemos un gran patio al aire libre y el bar-restaurante, abiertos al público en general, para desayunar o cenar a base de productos locales, en su mayor parte ecológicos, y con un 80% de los platos de cocina saludable de dieta mediterránea y ovo-lacto-vegetariana.

Lo que nos caracteriza respecto de otras opciones es que por un lado, todo lo descrito anteriormente ha sido diseñado y creado bajo criterios de sostenibilidad, tanto en los materiales utilizados (colchón de materiales 100% naturales y orgánicos, cortinas de lino orgánico, ropa de cama y toallas de algodón, lavandería ecológica, eco-wifi, maderas naturales, pinturas eco certificadas, etc), como en la procedencia de los mismos (buscando siempre la alternativa más local posible). Por otra parte, nuestro bar-restaurante y el patio, no sólo son un punto de encuentro gastronómico sino que promovemos acciones culturales con un calendario de eventos que incluye desde charlas para practicar idiomas, eventos de diferentes festivales que se hacen en la región (Deltebre Dansa, Terres Festival…), talleres, y otras actividades lúdico-culturales, ligados siempre a nuestros valores y filosofía. Promovemos también las acciones de artistas emergentes y se pueden encontrar intervenciones artísticas en los apartamentos, en nuestra fachada, en el patio…

Finalmente, de cara a las personas que se albergan en los alojamientos, hacemos un acompañamiento muy personalizado desde el momento en que reservan su estancia y les ayudamos a organizarse para que, en función de sus preferencias, disfruten al máximo de su estancia en el Delta y en Deltaic, a través de todo tipo de información, servicios y actividades alineados siempre con nuestra filosofía.

Laura: Esta apuesta por lo local y la creación de este ecosistema de agentes afines a los valores de Deltaic del que hablábamos antes, ¿cobran aún mayor importancia en un territorio tan singular y característico como el Delta de l’Ebre? 

Daniel: De hecho, el proyecto de Deltaic se gestó sin tener una ubicación predeterminada. Creemos que es una idea que se puede desarrollar en cualquier lugar donde existan o puedan generarse esas alianzas. Incluso sin que tenga que ser en el ámbito rural o relacionado con espacios naturales. En nuestro caso, en el momento de escoger el lugar donde desarrollar nuestro proyecto, la primera opción fue precisamente en un ámbito urbano, pero por diferentes motivos no llegó a materializarse. A posteriori, después de valorar diversas alternativas, el potencial que descubrimos en el Delta de l’Ebre nos cautivó. A parte de tener unos parajes naturales increíbles y muy singulares, y de contar con unas gentes abiertas y con un arraigo a sus tradiciones y a su manera de hacer encomiables, es cuna de muchísimos emprendimientos sostenibles que facilitan generar ecosistemas como el nuestro. A pesar de que buena parte de sus habitantes lo desconoce, Terres de l’Ebre es una de las regiones europeas donde se producen o elaboran más familias diferentes de productos con certificación ecológica, en concreto más de 25 familias de productos como pueden ser el aceite, el vino, la fruta, las verduras, carne, miel, infusiones, etc. Además todo hay que decirlo, las administraciones públicas, ya sea por si mismas o gracias a la presión popular, están muy concienciadas en trabajar de forma conjunta a nivel turístico sobre modelos de ecoturismo sin caer en la tentación de promover y desarrollar otros modelos turísticos más especulativos.

Laura: En este sentido, ¿os habéis sentido respaldados por las administraciones públicas a la hora de desarrollar vuestro proyecto? 

Daniel: Tampoco es que hayamos recibido un apoyo específico hasta el momento, pero la verdad es que palos en las ruedas no nos hemos encontrado. ¡Y eso ya es mucho! Como decía antes, lo más importante respecto de las administraciones públicas (Ayuntamientos, Diputación, Consell Comarcal…) que tienen competencia sobre el Delta, es que tienen claro el modelo turístico que quieren. Aunque luego la aplicación de esa voluntad sea compleja, sí que facilita mucho tener las ideas claras de cara a la visión que se proyecta y promueve del territorio.

Laura: ¿Cuál ha sido el mayor reto al que os habéis enfrentado a la hora de desarrollar el proyecto? 

Daniel: Nuestro proyecto se compone de diversas líneas de trabajo que por si mismas podrían tener camino propio como el restaurante, los alojamientos o los eventos que organizamos. Explicar que todo forma parte de un mismo proyecto de ecoturismo es una de las tareas más complejas a la que tenemos que enfrentarnos. Intentamos comunicar lo que hacemos para que se entienda que nuestra propuesta es un proyecto que lo engloba todo y que todas esas experiencias que ofrecemos tienen el mismo objetivo de plantar “semillas para un mundo mejor”. Y no es sencillo. Deltaic no es solo un hotel sostenible o un restaurante ecológico. Es un proyecto de ecoturismo desde el que proyectamos un replanteo de nuestros hábitos y de nuestra manera de estar y de ser en el mundo actual, de mostrar cómo las cosas se pueden hacer de otra manera, de plantear cuestiones que la inercia del devenir diario nos dificulta.

A otro nivel, hay otros aspectos que muy a nuestro pesar son también un reto de tamaño considerable. Hablo de todo lo relacionado con las vertientes legal, fiscal y laboral. Es decir, aspectos que no son la razón de ser del proyecto y en las cuales se ha de invertir mucho esfuerzo y recursos. Suena a tópico pero es una realidad que las leyes están hechas sin tener en cuenta el tamaño de las empresas y con un desconocimiento absoluto de lo que supone emprender e iniciar un proyecto de cero.

¡Muchas gracias Daniel! Recuerda que puedes seguir a Deltaic en Facebook e Instagram.

 436 visitas

Read More

Apoyo al empleo y a la economía a través de los viajes y el turismo

Llamamiento a la acción para mitigar el impacto socioeconómico de la COVID-19 y acelerar la recuperación. 

La Organización Mundial del Turismo (OMT) junto a otros organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y representantes del sector privado ha elaborado un documento en el que establece una serie de recomendaciones para el sector turístico ante la actual crisis de la COVID-19, una emergencia sanitaria mundial sin precedentes con un impacto nunca visto en nuestras sociedades y nuestros medios de vida. 

La contención de la pandemia de COVID-19 es la máxima prioridad, sin dejar de lado el aspecto socioeconómico: acecha una recesión mundial, con la pérdida de millones de puestos de trabajo. El turismo es uno de los sectores más amenazados; las consecuencias afectarán, en particular, a los grupos más vulnerables de la población, como las mujeres, los jóvenes y las comunidades rurales. Por estos motivos, el turismo y los viajes requieren apoyo urgente y paquetes de mitigación específicos para sostener el empleo y garantizar la capacidad del mercado después de la emergencia.

Las recomendaciones de la OMT toman como punto de partida las aportaciones de países de todas las regiones del mundo, así como de organizaciones internacionales y de asociaciones del sector privado. Se basan en dos principios: 

1. Apoyar los viajes y el turismo es apoyar el empleo y los medios de vida. 

2. El turismo tiene una capacidad demostrada para recuperarse e impulsar la recuperación de otros sectores. 

A continuación resumimos las principales ideas de los tres puntos en los que se dividen las medidas: 1) Gestionar la crisis y mitigar el impacto, 2) Suministrar estímulos y acelerar la recuperación, 3) Prepararse para el mañana. 

I. GESTIONAR LA CRISIS Y MITIGAR EL IMPACTO 

1. Incentivar la retención de puestos de trabajo, mantener el empleo por cuenta propia y proteger a los grupos más vulnerables: ofrecer incentivos especiales y fondos de apoyo a las empresas que mantengan sus puestos de trabajo e incentivos para las empresas que imparten formación a las personas obligadas a interrumpir su trabajo. Conceder subsidios salariales, ampliar prestaciones sociales y elaborar planes especiales de apoyo a los trabajadores por cuenta propia. Introducción de medidas especiales de protección para velar por que los grupos tradicionalmente desfavorecidos no se vean afectados negativamente (especialmente las mujeres, los jóvenes y las comunidades rurales).  

2. Apoyar la liquidez de las empresas garantizando que vuelva a haber oferta en el mercado mediante líneas específicas de financiación para los viajes y el turismo que presten apoyo a las empresas más afectadas. Se proponen medidas fiscales como excepciones temporales y el aplazamiento de pagos de seguridad social e impuestos, así como pequeños subsidios a las pequeñas empresas, a los trabajadores por cuenta propia y a los emprendedores.

3. Revisar los impuestos, tasas, gravámenes y normativas que afectan al transporte y al turismo, ofreciendo la suspensión temporal o reducciones en los impuestos, tasas y gravámenes del turismo y los viajes. Considerar la posibilidad de una aplicación flexible de las normas relacionadas con la actividad de las empresas de turismo y transporte. 

4. Garantizar la protección del consumidor y la confianza  en colaboración con el sector privado para promover disposiciones justas para los consumidores: reprogramación de las vacaciones y los billetes de avión cancelados y medidas que garanticen la plena protección del consumidor. 

5. Promover el desarrollo de capacidades, en particular, de capacidades digitales: la formación, diseñada en colaboración con las universidades y otras instituciones docentes y de formación, debe ir especialmente dirigida a los desempleados y a las personas más afectadas desde el punto de vista económico. Otra propuesta es la promoción de contenidos gratuitos de organizaciones internacionales, como la UNWTO Online Academy

6. Incluir el turismo en paquetes de emergencia económica nacionales, regionales y mundiales derivados de organizaciones internacionales y regionales como el Banco Mundial, los bancos regionales y la Comisión Europea. 

7. Crear mecanismos y estrategias de gestión de crisis a escala mundial, regional y nacional con la participación de todas las partes pertinentes. Unificar los mensajes para fomentar la confianza del consumidor. También se recomienda desarrollar escenarios de crisis basados en los datos y en la dinámica actual y elaborar una estrategia de respuesta mundial, con la participación de los medios y los influyentes públicos. 

II. SUMINISTRAR ESTÍMULOS Y ACELERAR LA RECUPERACIÓN

8. Proporcionar estímulos financieros para la inversión y las operaciones en el sector del turismo: crear incentivos y promocionar la transformación digital, la inversión acelerada en infraestructura, promover fondos para incentivar la integración y la disrupción de los distintos agentes de la cadena de suministro, garantizar los principios de sostenibilidad y accesibilidad en todas las inversiones. 

9. Revisar los impuestos, las tasas y las normativas que afectan a los viajes y al turismo: extender o crear nuevas exenciones temporales o reducciones de impuestos corporativos. Ya durante las fases posteriores a la emergencia, promover la liberalización del transporte aéreo para incrementar la capacidad aérea y la conectividad para la recuperación. Por último, se recomienda acelerar la reducción de los costos de los combustibles y las emisiones de CO2. 

10. Avanzar en la facilitación de los viajes levantando las restricciones impuestas en respuesta a la COVID-19 en el momento oportuno, cuando sea seguro. Garantizar que la información sobre las restricciones de viaje y su levantamiento sea accesible, coherente y fiable. Por último, avanzar en la flexibilización del régimen de visados y las políticas de viajes fluidos. 

11. Promover la creación de nuevos puestos de trabajo y el desarrollo de capacidades, especialmente digitales, facilitando subsidios para incrementar o reformular los programas de formación. Identificar nuevas oportunidades de formación para  crear nuevos productos innovadores para todo el año. Ofrecer incentivos especiales para las empresas que apoyen la creación de empleo y crear programas especiales para apoyar el emprendimiento en el turismo. Estas acciones se deben llevar a cabo velando por que las medidas sean igualmente accesibles para los grupos vulnerables.

12. Integrar la sostenibilidad ambiental en los paquetes de estímulo y recuperación: abordar la recuperación como una oportunidad para reconducir al sector hacia un nuevo modelo de producción y consumo sostenibles. 

13. Comprender el mercado y actuar con rapidez para restablecer la confianza y estimular la demanda, comunicando con transparencia y apoyando a los destinos y empresas. Incentivar a las empresas para que proporcionen vales de vacaciones a su personal a fin de impulsar la demanda después de la crisis. Promover el turismo interno para empezar a reconstruir la economía nacional ya que se espera que los turistas internos sean los primeros en volver a viajar y los que vuelvan a activar la demanda. Teniendo en cuenta el impacto de la crisis a la temporada alta del hemisferio norte, se propone impulsar los productos turísticos fuera de temporada.

14. Fomentar el marketing, los eventos y las reuniones: crear fondos especiales para ayudar a atraer conferencias y eventos internacionales, organizar eventos locales y apoyar la recuperación en destinos menos resistentes. Apoyar a las empresas mediante reducciones o exenciones de las tasas para participar en eventos. Incentivar un turismo más responsable y sostenible, diseñando campañas para informar a los viajeros sobre el comportamiento responsable. 

15. Invertir en alianzas con el objetivo de fijar un plan de acción común con objetivos claros y un sistema de seguimiento y evaluación. Crear un comité de recuperación del turismo con representantes de las administraciones de turismo a todos los niveles, otros ministerios pertinentes, asociaciones del sector privado, compañías aéreas, representantes de trabajadores y otros asociados pertinentes, como empresas tecnológicas y bancos. 

16. Integrar el turismo en los programas nacionales, regionales e internacionales de recuperación y en la asistencia para el desarrollo, proporcionando los medios para la recuperación de puestos de trabajo y mercados, la mejora de la gobernanza y el apoyo a las empresas en todo el ecosistema de la cadena de valor del turismo. Garantizar que la sostenibilidad se sitúe en el eje de todo programa de recuperación turística, haciendo de esta crisis una oportunidad para la transformación. 

III. PREPARARSE PARA EL MAÑANA

17. Diversificar los mercados, los productos y los servicios para evitar la dependencia de una sola actividad o mercado, proporcionando a las comunidades y grupos más vulnerables la capacidad de desarrollar nuevos productos turísticos. 

18. Invertir en los sistemas de inteligencia de mercados y la transformación digital para la toma de decisiones y estrategias. Establecer observatorios nacionales y locales de turismo sostenible para medir todas las dimensiones del turismo e impulsar los ecosistemas de innovación en los sectores público y privado. 

19. Fortalecer la gobernanza del turismo a todos los niveles promoviendo un enfoque interinstitucional en el ámbito del desarrollo del turismo y fortaleciendo las organizaciones de gestión de destinos (OGD) para lograr un desarrollo efectivo y sostenible del turismo en el plano local. Estas acciones se deberán llevar a cabo incluyendo a las asociaciones de trabajadores del turismo y a la sociedad civil, promoviendo plataformas de ciudadanos para garantizar que se escuchen todas las voces.

20. Prepararse para la crisis, reforzar la resiliencia y velar por que el turismo forme parte de los mecanismos y sistemas nacionales de emergencia, examinando las lecciones aprendidas y creando un mecanismo de respuesta a la crisis mundial del turismo, trabajando por conducto de la OMT. Garantizar la adhesión y el cumplimiento del Reglamento Sanitario Internacional. 

21. Invertir en capital humano y desarrollo del talento con el objetivo de fomentar la resiliencia y prepararse para el futuro del trabajo mediante una fuerza de trabajo cualificada y estrategias adecuadas de educación y formación. Para ello se proponen alianzas entre distintos agentes con el fin de promover nuevas competencias para el futuro del trabajo, incluyendo explícitamente a los grupos más vulnerables. 

22. Situar el turismo sostenible en un lugar destacado de las agendas nacionales, reflejando su capacidad para crear empleo, promover el crecimiento económico y la inclusión. 

23. Efectuar la transición a la economía circular e incorporar los ODS, apoyando la integración de la circularidad en las operaciones turísticas, mejorando al mismo tiempo la competitividad y la resiliencia del sector en su conjunto.

CONCLUSIONES

Estamos viviendo una situación anómala sin parangón. La crisis de la COVID-19 nos está obligando a parar, re-pensar y re-construir la sociedad tal y como la entendíamos hasta hoy, incluyendo el turismo. Ante este escenario las medidas propuestas por la OMT en este documento son de vital importancia para contribuir a la resiliencia del sector. Cada país tiene sus propias características y circunstancias; en este sentido, las acciones y medidas que se tomen por parte de los respectivos gobiernos tendrán distintas repercusiones, pero las medidas propuestas por la OMT pueden servir como guía general.

Al inicio del artículo hemos descrito los principios sobre los que se basa este conjunto de medidas: 1) Apoyar los viajes y el turismo es apoyar el empleo y los medios de vida; 2) El turismo tiene una capacidad demostrada para recuperarse e impulsar la recuperación de otros sectores. Teniendo estos puntos en cuenta, las medidas en las que se hace especial hincapié en proteger especialmente a los grupos más vulnerables (mujeres, jóvenes, comunidades rurales), son esenciales para que esta capacidad económica del turismo llegue a una capa más amplia de la sociedad. La formación, sobre todo en capacidades digitales, se alza como una de las mejores herramientas para estar preparados profesionalmente para el escenario post-confinamiento.

En todo el proceso que estamos viviendo y, sobre todo, una vez pasado el estado de alerta y cuando se empiecen a levantar las limitaciones, hay que trabajar por una comunicación veraz y efectiva para recuperar la confianza del consumidor en los viajes. 

Se abre una ventana de oportunidad para transformar (de raíz y a conciencia) el sector turístico tradicional a un modelo más sostenible y respetuoso con el planeta y con todos los que habitamos en él. Un modelo en el que la participación de varios agentes (entre ellos la sociedad civil) y la creación de alianzas sean una de las principales bazas. 

¿Seremos capaces de aprovechar esta oportunidad? Estoy convencida que sí.

 436 visitas

Read More

Guías Jonglez: las guías de turismo responsable que nos invitan a descubrir los rincones más insólitos

Thomas Jonglez

La colección de guías Jonglez nace con la misión de favorecer la curiosidad de los lectores y su atención al momento presente: trasladar esta curiosidad y atención que tenemos cuando viajamos a nuestra vuelta a casa. De esta forma, la vida cotidiana se transforma así en un viaje y en un momento casi espiritual. Con las colecciones “Insólita y secreta” y “Soul of” se dan a conocer aquellos rincones menos conocidos de cada ciudad pero igualmente bellos.  

Nuestra compañera Laura Basagaña Illa conversa con Thomas Jonglez, explorador y creador de las Guías Jonglez, para saber qué le llevó a crear estas guías de viaje con una visión distinta a la habitual.

Laura: ¿Cómo surge la idea o la necesidad de crear estas guías de viaje con un enfoque distinto al que estamos acostumbrados?

Thomas: La idea surge porque me di cuenta que los habitantes de una ciudad no tenían guías para ellos, así que nos dirigimos a ellos. También surge al ver que las guías turísticas hablaban siempre de las mismas cosas, así que los turistas terminan siempre en los mismos lugares. Con el fuerte desarrollo del turismo en los últimos años se puede estar en un mar de turistas, lo cual puede  acabar con la posible buena experiencia. Tenemos los ejemplos de Venecia, Barcelona, etc… donde los habitantes se quejan cada vez más de los turistas. En este sentido, nos dirigimos también a los turistas exigentes o que quieren escapar de los caminos más trillados. En cada ciudad existen todavía muchos rincones desconocidos pero maravillosos.

Laura: Tengo entendido que los propios habitantes de cada ciudad han participado en la elaboración de las guías de la colección “Insólita y secreta”. ¿Cómo ha sido esta experiencia?

Thomas: Es un trabajo muy largo : entre 2 y 5 años por ciudad / guía. El autor tiene que leer todo lo que está escrito sobre la ciudad y eliminar todo esto, empezando con una página en blanco: todo lo que es conocido por los habitantes tiene que ser eliminado. Así que es difícil pero muy interesante a la vez para el autor: en la búsqueda va a encontrar todo tipo de personas (arquitectos, científicos, historiadores, artistas, etc…) y va a aprender un montón de cosas sobre su propia ciudad. Es, además, un excelente ejercicio para acostumbrarse a estar más atento a lo cotidiano y al momento presente.

Laura: este hecho de estar más atento a lo cotidiano y a lo presente, trasladado a los viajes ¿qué beneficios diría que aporta tanto al viajero como al destino que lo acoge?

Thomas: al viajero le aporta una mayor presencia general, lo que quiere decir un bienestar general mayor: la mayor presencia, para todas las tradiciones espirituales, es la clave de la felicidad… A la propia ciudad, gracias a nuestras guías, permite que los turistas no vayan siempre a los mismos lugares con lo cual se desarrollan otros rincones menos turísticos de la ciudad. Esto conlleva desarrollo económico de rincones poco visitados, prolongación de la estancia de los visitantes en la ciudad y una redistribución de los flujos turísticos que ayuda a vaciar un poco los lugares más saturados. Además, al salir de los caminos habituales, los residentes están mucho más dispuestos a tener contactos con los viajeros respecto a los lugares turísticos donde, al contrario, huyen de los turistas.

Laura: ¿Qué retos y oportunidades ve usted actualmente en cuanto a la relación entre turistas y residentes?

Es una relación que puede ser complicada como lo hemos visto con el problema del sobre turismo, en ciudades como Venecia, Barcelona, Split etc. En ciudades como Venecia, por ejemplo, creo que de verdad hay que limitar el turismo, para salvar la ciudad de la «disneylandización»: evitar el turismo de masas, por ejemplo, al limitar la llegada de los inmensos cruceros turísticos. Esto ayudaría, además de limitar la cantidad de turismo, a salvar el ecosistema de la laguna ya que fue demostrado que las turbinas de las naves dañan seriamente los fundamentos de los palacios. Pero significa también menos recursos para la ciudad, por eso hay tanto freno… Este sobre turismo provoca la creación de más Airbnb, lo que también provoca una inflación exagerada de los precios inmobiliarios y provoca la huida de muchos habitantes que no son ricos, acelerando la «disneylandización» de cada ciudad, y entonces la pérdida de carácter de la misma ciudad, que es para mí el elemento esencial de la sustentabilidad del turismo. Hay tantos barrios de tantas ciudades que ya son solo lugares para turistas y que ya no tienen vida de verdad… ¡Un desastre! Tenemos que evitarlo al máximo.

Las oportunidades, además del sencillo aporte económico por parte del turista, son, y nuestras guías secretas ayudan en esto, reorientar el turismo donde los habitantes lo necesitan. Donde hay poco turismo, el turismo es todavía bienvenido: aporta beneficios a las tiendas, restaurantes locales, ayuda a mantener los edificios, etc… y ayuda, en parte, a bajar el flujo en los lugares más trillados. Pero esto quiere decir también educar al turista, en lo cual creo que participamos.

Laura: ¿Qué consejos daría a las personas que quieren viajar de forma responsable?

Thomas: Para viajar de forma responsable la mejor opción, y tal vez la más saludable, tanto para el físico como para la mente, ¡es un viaje a pié! Nada mejor que caminar por las montañas cerca de su casa, hacer un viaje en tren hasta el inicio de la ruta. En todo Europa, por ejemplo, hay tantas opciones de caminos increíblemente bonitos… En estos días, estamos cada vez más lejos de la naturaleza. Pero necesitamos esta naturaleza para nuestra salud física y mental. El viaje a pié es perfecto para los habitantes estresados de las ciudades grandes. ¡Y también para los otros!

¡Muchas gracias Thomas! Recuerda que puedes seguir a Guías Jonglez en su página web, en Facebook e Instagram.

 436 visitas

Read More

Nuestras 5 noticias más leídas del 2019 sobre Cambio Climático

1: Posidonia: las praderas del Mediterráneo en riesgo por la contaminación y el turismo

La posidonia oceánica es una planta marina que tiene raíz, tallo, hojas, frutos y flores. Forma praderas entre la superficie y los 40 metros de profundidad en aguas de gran calidad como las que rodean las islas Baleares. Representa uno de los valores naturales más importantes del archipiélago balear, con una extensión de 55.795 hectáreas de pradera de esta planta, ya que ejerce una importante función en la filtración de los sedimentos, dando así una transparencia única. También contribuye a mantener la calidad y oxigenación del ecosistema submarino donde se alimentan y reproducen más de 400 especies de plantas marinas y 1.000 especies de animales marinos, muchas de ellas usadas en la gastronomía balear.

Sin embargo, son muchos los factores que hoy amenazan a la posidonia: el fondeo de embarcaciones, cuyas anclas y cadenas arrasan el fondo marino; la contaminación marina; los vertidos de aguas de sentina; la extracción de arenas y dragados; la presencia de especies invasoras; las prácticas de pesca que destruyen el lecho marino o el cambio climático, entre otros.

Sigue leyendo la noticia entera.


2: Flygskam, la «vergüenza de volar» en Suecia que preocupa a la industria de la aviación

Viajar en avión o usar otro medio de transporte? La pregunta se está convirtiendo para muchos en un dilema ético debido al impacto de la aviación en el cambio climático.

Y ningún país ha tomado ese dilema tan en serio como Suecia, donde se ha extendido un nuevo término, «flygskam«, que significa, literalmente, «la vergüenza de volar«.

El nombre se refiere a un movimiento creciente en el país escandinavo, que urge a los pasajeros a no volar y a elegir medios alternativos de transporte para reducir su huella de carbono.

Los suecos hablan ahora de «tagskryt» u orgullo de viajar en tren. Algunos suecos que viajan en tren incluso alientan a sus compatriotas a hacer lo mismo subiendo fotos de sus travesías ferroviarias con el hashtag #tagskryt.

Sigue leyendo la noticia entera.


3: Encuentro por un turismo sostenible innovador en los territorios con embalses: Lago de Andalucía, Iznájar

Los embalses son recursos de gestión compleja que bien gestionados pueden ser un interesante atractivo y complementar la oferta turística de aquellos destinos rurales bañados (y a menudo fraccionados) por sus aguas. Sin embargo, presentan grandes retos de planificación y gestión, como una normativa exigente y segmentada, la variabilidad de régimen hídrico (estacional e interanual, acrecentada por el cambio climático), la gestión de especies invasoras, y la propia convivencia de competencias y sectores que confluyen, a veces divergentes.  Además, son un activo prioritario para la población local en un entorno rural que ha de enmarcarse dentro de cualquier actuación de desarrollo sostenible, también a nivel turístico. 

El embalse de Iznájar, territorio de confluencia del río Genil entre Córdoba, Granada y Málaga, será durante el próximo 17 de octubre el espacio de convivencia de los profesionales del turismo y el desarrollo rural en el I Encuentro Lago de Andalucía: 50 años entre agua y olivos. Coincidiendo con la conmemoración del 50 aniversario del embalse de Iznájar, este se presenta como referente de turismo de interior sostenible en Andalucía,  siendo sus aguas, los olivares que lo rodean y su entorno privilegiado escenario protagonista de estas jornadas.

Sigue leyendo la noticia entera.


4: La mujer rural y su papel en la lucha contra la crisis climática

El 15 de octubre se celebró el Día Internacional de la Mujer Rural, una fecha que se eligió con el objetivo de reconocer el papel fundamental de la mujeres en el desarrollo, la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza.

En España las mujeres suponen un 49,15% de la población en zonas rurales según datos oficiales. Estas mujeres ejercen un rol fundamental en el mantenimiento de las sociedades rurales, garantizan la seguridad alimentaria de sus poblaciones y ayudan en la adaptación de las comunidades al cambio climático.

Compartimos un resumen de la reflexión de Lorea, que es coordinadora de movilización de Greenpeace en Euskadi y Navarra.

Sigue leyendo la noticia entera.


5: Hoteles sostenibles: cómo eliminar el plástico de uso único

Junto con el cambio climático y la pérdida global de biodiversidad, la reducción de plástico de uso único es uno de los grandes retos medioambientales a los que se enfrenta la sociedad del siglo XXI. El turismo no queda fuera de este reto, pues por un lado es un sector que genera gran cantidad de plásticos de usar y tirar, y por el otro el tsunami de residuos y envases olvidados en la naturaleza y en el mar impacta negativamente en la experiencia turística en muchos destinos del mundo.

En su afán por ser impulsores de cambios para influenciar al sector turístico español y promover modelos de negocio más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente, GenuineSpain ha iniciado una colaboración exclusiva con Travel Without Plastic (TWP) para ser sus representantes en España. Con esta alianza se busca inspirar a la industria hotelera española a catalizar el cambio hacia modelos operacionales libres de plástico. 

Sigue leyendo la noticia entera.

 436 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.