The Future of Tourism pone el foco en las comunidades locales

Como parte de nuestro TravindyFest versión otoño, hablamos con Paloma Zapata, CEO de Sustainable Travel International. Con ella conversamos sobre los avances The Future of Tourism Coalition o en español, la Coalición del Futuro del Turismo. Esto fue lo que nos contó.

Alejandra Téllez: ¿De qué se trata The Future of Tourism Coalition?

Paloma Zapata: Lo que nosotros pretendemos es crear un movimiento global que sea inclusivo, integrado y multisectorial, para poner las necesidades de las comunidades y del destino en el centro del turismo. Queremos crear un espacio en que todos los que estén involucrados en el sector puedan colaborar, enseñar, generar innovación, crear nuevos productos para el desarrollo del turismo sostenible, y lograr que esas innovaciones puedan escalar a nivel global.

Pretendemos crear unas métricas que realmente midan el impacto del turismo. No se trata solo de cuántos turistas llegan o el dinero que dejan, si no cómo se invierte el dinero y cómo se miden otros impactos. Aspiramos a ser un sitio donde se hable de turismo sostenible y generar un liderazgo para dar herramientas que destinos y operadores pueden implementar.  

Alejandra Téllez: ¿Quiénes forman parte y cómo surgió esta iniciativa?

Paloma Zapata: Somos seis ONGS internacionales: Sustainable Travel International, The Travel Foundation, Tourism Cares, Green Destinations, Center for Responsible Travel y Destination Stewardship Center. GSTC (Global Sustainable Tourism Council) forma parte de la coalición como organismo asesor.

Antes del Covid, ya estábamos en conversaciones porque tenemos un mismo propósito y sabemos que la unión hace la fuerza. Nuestra primera reunión fue en marzo, justo cuando comenzaba la pandemia. La situación era crítica y el sector necesitaba apoyo, liderazgo y soluciones. Fue un momento en el cual hubo tiempo y fue una oportunidad para escuchar. Empezamos publicando los 13 principios rectores para guiar a los destinos y operadores en la visión de turismo que debemos tener cuando el sector se reactive.  

Alejandra Téllez: ¿Dónde se encuentran estos principios y qué cambio quieren generar?

Paloma Zapata: Los principios los pueden encontrar en la página web de Future of Tourism,  donde  también pueden rellenar el formulario  para ser parte de la coalición. Al adherirte, manifiestas que estás de acuerdo con los principios. De hecho, cualquier destino, consultor, operador, ONG, hotel, en fin, cualquier actor del sector turístico puede adherirse a la coalición.

Los principios buscan generar un cambio para mejorar la colaboración y gestión del destino. Por ejemplo, se debe tener en cuenta la voz del local. En ocasiones, se ha perdido la decisión de las comunidades, se ven desplazados, no tienen las mismas oportunidades y acceso a sitios de pesca. Por lo que es muy importante poner las necesidades de las comunidades primero.

Se busca cambiar el modelo donde el inversionista no consideraba los impactos que generaba en las comunidades. Con los principios se pretende que el inversionista incluya a los locales, en vez de traer capital humano de fuera, que capacite a los locales y se les ofrezca trabajo. En vez de importar productos de comidas y bebidas, se ofrezcan a los turistas productos locales. De esta manera se apoya la cadena de valor local.

El turismo genera impactos invisibles y como mencionaba anteriormente, el desarrollo turístico solo se ha medido a través de la llegada de turistas y de los ingresos generados, pero no se han medido los otros impactos que se generan. Hay que tener indicadores que muestren cómo afecta el turismo al manejo de residuos, al acceso a agua potable, a la generación y tratamiento de aguas residuales, al uso de las playas, y a la capacidad de las vías, entre otros.

También es muy importante considerar el cambio climático, ya que sus impactos pueden ser más graves que la pandemia que estamos viviendo. En Sustainable Travel International, junto con Slow Food y la Oficina de Turismo de Palau, estamos trabajando para lograr el primer destino carbono neutral. La isla Palau es un destino que se ha caracterizado por sus iniciativas de sostenibilidad. El proyecto busca combatir el cambio climático y aumentar la resiliencia de las comunidades a través de: la neutralización de la huella del carbono del turismo, la promoción de la gastronomía local y la seguridad alimentaria, el empoderamiento de las mujeres en la cadena de valor del turismo, la conservación de ecosistemas costeros que actúan como sumideros de carbono y la construcción de una economía circular.

Palau busca fortalecer la gastronomía local.
Palau busca fortalecer la gastronomía local. Créditos: Palau Visitors Bureau

Alejandra Téllez: Todavía es muy reciente la creación de la coalición, pero ¿cuál ha sido el mayor logro hasta ahora? ¿Cuáles son las próximas acciones?

Paloma Zapata: Además de establecer nuestros 13 principios, nuestro mayor logro es tener 450 firmantes y que siguen aumentando. Estamos logrando movilizar el sector y crear un espacio de diálogo. Al firmar, se diligencia un formulario con diversas preguntas. Hemos tomado en cuenta las respuestas y estamos analizando y entendiendo las necesidades del sector, para poder establecer objetivos y actividades a desarrollar en el 2021.

Este año organizamos un webinar con un grupo de firmantes, para escuchar al sector y contarles sobre los hallazgos de las respuestas que habían dado y nuestras líneas de desarrollo.  

Vamos a crear una plataforma de colaboración y un sistema de indicadores para medir el desarrollo del turismo, dándole prioridad a las líneas de cambio climático, desarrollo de comunidades y conservación. También crearemos una lista de soluciones para el sector, a la vez que ofreceremos  más webinars enfocados a diferentes líneas temáticas.

Para conocer más de The Future of Tourism Coalition entra en su página web.

Mira la entrevista completa y todas las demás del Travindy Fest en nuestro perfil de Instagram

 827 visitas

Read More

El turismo solidario y el papel de las agencias de viaje

El pasado 19 de noviembre, en el marco de nuestro Travindy Fest, en su edición de otoño, estuvimos conversando con Bettina González, fundadora y directora de Boomerang Viajes y una referencia del turismo solidario en Latinoamérica. Durante la emisión, estuvimos hablando sobre el turismo sostenible y sus variantes, y sobre la relevancia de las agencias de viajes en la transición hacia un modelo de turismo más consciente y responsable.

Beatriz López: Muchas veces escuchamos hablar de turismo sostenible, turismo solidario, comunitario, regenerativo, responsable… y vemos cómo, en ocasiones, se suelen utilizar estos términos de forma indiscriminada, solapándose unos con otros, con muy poco noción de lo que es cada uno. En este sentido, me gustaría que empezáramos por definir el turismo sostenible, y que nos dieras alguna pincelada de lo que engloba el resto de ramas, haciendo especial hincapié en el turismo solidario que es justamente el área en el que te especializas.

Bettina González: Primero, el turismo sostenible que agarró la terminología, va más allá de eso y ha cogido muchísima fuerza durante la pandemia y se trata de ubicarnos en las dimensiones de la sostenibilidad.

Es el hacer actuar las dimensiones sociocultural, que nosotros decimos sociocultural (no solamente social), la económica y la ambiental, con una gran conciencia de que tenemos que hacerlo actuar en la inmensa cadena de suministros que genera el turismo: el hotel, el transporte, la comunidad local, el mercadito, dónde tomo la excursión, con quién la contrato, etc. Es ordenar toda esa cadena; ese es el gran desafío que tenemos. Y la sostenibilidad nos impulsa a observar cuáles son nuestros actos, cómo lo hacemos y de qué manera los llevamos a cabo.

En estos nuevos nombres que adquirió el turismo, y yo me remonto a 1980 cuando empezamos: turismo comunitario, turismo justo, turismo responsable, turismo solidario, regenerativo, de experiencias, compasivo, etc. A nuestro modo de ver, no son más que las respuestas que se le da en el actuar la sostenibilidad. Si bien el turismo regenerativo se enfoca mucho en todos los seres vivos, el ecosistema… y lo que hace son estas alternativas del innovar.

Entonces, nosotros vamos al regenerativo que te busca desde el renacer de ese núcleo. Justamente la palabra innovar viene de la biología, del echar raíces. Entonces, yo no lo diferenciaría. En nuestro caso, desde la experiencia…y pido disculpas a este gran movimiento del turismo regenerativo que está creciendo mucho, creemos que es una manera de actuar la sostenibilidad. Es una forma que tiene de dar respuesta a este equilibrio que tenemos que tener. Porque ellos hablan de este actuar local, de este compromiso con lo local, de esta conciencia que involucra a todos los seres vivos.

Entonces, lo vemos desde ahí. Y todos son buenos. Desde las nuevas economías tenemos un montón de modelos y todos persiguen lo mismo, en menor o mayor medida. Algunos con mayor fuerza en algo, y no van a llegar a una verdadera transformación si no vamos todos de la mano. Si no vamos aportando todos este gran cambio de conciencia de este consumo consiente que requiere el turismo. Ese es el gran desafío que tenemos.

Yo lo que valoro del turismo regenerativo es esta principal atención a todos los seres vivos, y a buscar, y a agotar todas las alternativas de innovación. En eso lo celebro y nos inspira a todos quienes estamos en esto. Así que bienvenidos sean todos estos nuevos nombres que ha adquirido el turismo.

Beatriz López: ¿Puedes compartir con nosotros algunos ejemplos de las experiencias que se llevan a cabo desde Boomerang que estén alineadas con el turismo solidario?

En nuestro caso, todo lo que hemos realizado, se basa en la experiencia del terreno, a través de Boomerang Viajes, que es desde donde hemos hecho la principal experiencia. Boomerang es una empresa de turismo en Argentina en la que vendemos todos los destinos del mundo y nos especializamos, sobre todo, en ejercer como incoming en Argentina.

En el año 2001, que es cuando nace la empresa, nuestro objetivo era identificar a través de esos lazos fraternos que nosotros tenemos en este actuar y en cómo nos comportamos con nuestros lazos afectivos, desde lo fraterno, desde ese sentir al otro un hermano. Desde ahí, es donde nosotros expresamos nuestros gestos solidarios.

Nosotros lo llamamos en su momento turismo solidario, sin entrar en demasiadas discusiones terminológicas, sin pararnos en si a nivel de marketing estaba bien o estaba mal. Lo que vimos fue que a través de la experiencia que vivían nuestros viajeros en los viajes que organizábamos, cómo ellos veían reflejado ese intercambio con la cultura local, con el local, que lo dejaban expresar eso que traían innato de ese ejercicio que nosotros hacemos de relacionarnos a través de nuestros lazos afectivos, lo hacían con un desconocido. Y lo sentían con la misma intensidad a través de una experiencia en un viaje, de compartir una comida, de compartir una experiencia, un espacio… y empezamos a escribir sobre eso.

Nosotros tenemos mucho escrito porque lo cruzamos con otras ciencias, como la antropología o la sociología. Fuimos analizando cómo se daba ese comportamiento del encuentro, el valor del encuentro, del vínculo con el otro, y que eso era un valor agregado al viaje en el intercambio que a mí me hacía, como viajero, amar el lugar, la cultura del otro. Me hacía generar el querer volver a compartir esa experiencia y transmitirla con esa intensidad y hasta con esa autenticidad que yo había vivido.

Por eso nosotros, desde lo que es el turismo solidario que nació en Boomerang viajes, se transformó en un modo de hacer turismo. De alguna manera, nuestro modo de alcanzar juntos las sostenibilidad y alcanzar juntos esta dimensión de triple impacto, que es lo que trabajamos fuerte.

Lo que buscamos es generar experiencias auténticas desde un actuar compasivo, reconociendo al otro en la situación que vive. Yo no pretendo modificarlo. Me voy a ver una cultura de un pueblo originario y para mis parámetros y mis estándares de calidad ¿siento que el baño debería ser otro, que la habitación debería ser otra, o la cama, o el hábitat o el espacio? ¡No! Yo lo tengo que aceptar tal cual es, eso es el actuar la compasión.  Está muy focalizado en la vivencia del encuentro con el otro, en el vínculo basado en lazos de amor.

Mira la entrevista completa y todas las demás del Travindy Fest en nuestro perfil de Instagram.

 827 visitas

Read More

Travolution Travel: turismo comunitario en Chile

Jorge Narbona

Travolution Travel es un tour operador chileno que tiene como propósito promover un desarrollo sustentable, propiciando encuentros de culturas diferentes a través de experiencias turísticas gestionadas por comunidades locales, favoreciendo así su desarrollo local. En esta entrevista, Jorge Narbona -Gerente de Travolution Travel- nos cuenta sobre el proyecto y cómo repercute su trabajo en las comunidades locales e indígenas. Travolution es finalista de los World Travel Market Latin America Responsible Tourism Awards 2020.

Pablo Giner: ¿Qué es Travolution Travel?

Jorge Narbona: Travolution Travel es un turoperador receptivo que tiene como propósito promover un desarrollo sustentable, estilos de vida armónicos y relaciones más conscientes a través de encuentros de culturas diferentes. Esto lo hacemos por medio de la promoción de experiencias turísticas gestionadas por comunidades locales, favoreciendo así su desarrollo local. Como resultado, se logra visibilizar, fortalecer y proteger la riqueza natural y cultural de Sudamérica. Algo fundamental de nuestro objetivo, es que las comunidades autogestionen su propuesta y la trabajen desde sus perspectivas.

Nuestro trabajo se enfoca en diseñar viajes a medida, promoviendo mayoritariamente servicios comunitarios locales en Chile. También operamos viajes en Bolivia y Argentina junto a partners locales que comparten la filosofía hacia este tipo de turismo, donde los beneficios son mutuos para anfitriones y por supuesto, para los viajeros, que conocen culturas diferentes, aprenden y se desconectan de su día a día normal en medio de hermosos entornos naturales.

Además de ser un turoperador, Travolution tiene una fundación que trabaja mano a mano con las comunidades en ámbitos de capacitación y desarrollo local, generación de redes, innovación y promoción. 

Turismo comunitario en Chile
Travolution y la comunidades locales

Pablo Giner: ¿Cómo reparte los ingresos Travolution Travel? ¿Genera repercusión real y cuantificable en la comunidad?

Jorge Narbona: Nuestros reportes anuales dan cuenta que el porcentaje de ingresos económicos aportados directamente a proveedores locales varía entre un 60% y un 70%. Más específicamente, entre un 35% y 40% va directo a comunidades rurales e indígenas y el 30% restante va a otros proveedores locales que ofrecen servicios de alojamiento, traslado, guiado con traducción e interpretación, etc. 

Actualmente, estamos llevando a cabo un estudio de impactos económicos y sociales en las comunidades con las que trabajamos. El estudio dura dos años y comenzó este 2019. Por lo que todavía no tenemos todos los datos para estudiar esta repercusión total, pero lo tendremos en un futuro cercano.

Por ahora, sí podemos afirmar que quienes han comenzado este camino en el turismo, declaran que los ingresos económicos extra generan posibilidades para mejorar su calidad de vida, generar trabajo de calidad, evitando así la migración de jóvenes a las ciudades, revaloración de sus culturas y estilos de vida y empoderamiento sobre sus territorios naturales.

Pablo Giner: Háblanos sobre la ONG, ¿qué tipo de proyectos llevan a cabo de forma paralela?

Jorge Narbona: Fundación Travolution cuenta ya con 10 años de experiencia y durante su trayectoria ha promovido el turismo de base comunitaria como una herramienta para el empoderamiento y desarrollo de los territorios.

Se ha trabajo de manera intensa en 4 ejes de acción: 

  1. Desarrollo Local: Promoviendo buenas prácticas turísticas en los territorios.
  2. Redes: Generando redes a nivel mundial, congregando a diversos actores de la industria como líderes de comunidades, entes gubernamentales, privados, ONG, Asociaciones, etc.
  3. Investigación y Desarrollo: Promoviendo metodologías innovadoras para el trabajo colaborativo.
  4. Tour Operador: Desde la necesidad de cerrar la brecha comercial de la mayoría de las comunidades, nace Travolution Travel.

Dentro de las actividades más destacadas que ha realizado Fundación Travolution, se encuentran los Encuentros de Turismo Comunitario. En estas instancias, los emprendedores y líderes de las comunidades tienen la oportunidad de conocer a más personas que están atravesando el mismo camino, compartiendo experiencias de casos exitosos y otros que están recién comenzando. En estas oportunidades comparten sus miedos, problemáticas, logros, etc. y se sienten mutuamente inspirados y apoyados. 

Además, tienen la oportunidad de interactuar con personas líderes de instituciones gubernamentales y plantear sus desafíos y complejidades. Por ejemplo, de la unión de los líderes participantes de estos encuentros, se ha formado la Asociación Nacional de Turismo Indígena, que participa de la Mesa Nacional de Turismo Indígena, donde pueden discutir directamente con entes gubernamentales acerca de sus problemáticas, normativas legales, etc. 

Dentro de estos encuentros, destacan: los 4 Encuentros Nacionales de Turismo Comunitario (en Chile), el Primer Encuentro Latinoamericano de Turismo Comunitario (Colombia, 2017) y el Primer Encuentro Centroamericano de Turismo Comunitario (Guatemala, 2018). 

Turismo comunitario en Chile

Pablo Giner: ¿Con qué retos os habéis enfrentado al trabajar turismo con comunidades rurales e indígenas?

Jorge Narbona: Las comunidades rurales y sobretodo indígenas, suelen tener desconfianza del mundo privado. Esta desconfianza tiene razones históricas desde la colonia y razones más actuales como discriminación, abusos, etc. El mayor desafío estuvo en generar una red de comunidades que estuvieran trabajando el turismo, que quisieran desarrollarlo y que confiaran en nuestro apoyo. 

Hoy en día, las confianzas generadas por años de trabajo permiten que seamos respetados y bien recibidos en el mundo rural e indígena, especialmente por comunidades que emprenden el camino del turismo comunitario. 

Uno de los retos al que nos enfrentamos actualmente, es ser el enlace entre las comunidades y el “mundo occidental”. El principal desafío aquí es setear las expectativas de velocidad con que nos movemos normalmente. Por ejemplo, en muchas comunidades viven de la agricultura, pesca artesanal y otros medios de subsistencia que han tenido ancestralmente, por lo tanto el turismo no es su principal fuente de ingresos ni su única prioridad. Esto, sumado a que la señal de teléfono o internet no es la mejor, hace que las respuestas no siempre sean rápidas. Por lo tanto, nuestro rol consiste en “educar” al viajero, orientarlo hacia el contexto del tipo de turismo que realizará, qué cosas puede esperar, qué cosas no puede hacer, etc. 

Por el otro lado, instamos a los proveedores a mejorar sus servicios y cumplir estándares mínimos para que los viajeros disfruten experiencias de calidad, sin perder su autenticidad. 

Este es un ámbito en el que estamos en mejora continua, aprendiendo día a día cómo hacer dialogar de mejor manera estos dos mundos. 

Comunidades rurales en Chile

Pablo Giner: ¿Qué visión de futuro tenéis desde el operador? ¿Qué perspectiva de recuperación del Covid-19 envisionáis?

Jorge Narbona: Nuestros objetivos a 10 años son seguir conectando a viajeros con las comunidades rurales mientras nos posicionamos como referentes de turismo comunitario en Sudamérica. También nos gustaría seguir planificando 1 Encuentro Comunitario anual en diferentes países del continente, mientras logramos generar al menos 1 estudio anual de impacto en las comunidades. Todo esto, sin olvidar nuestra prioridad de mejorar en torno a la sostenibilidad ambiental y cumplir nuestra meta para el 2021 de llegar a ser carbono neutral nivel 3, como mínimo.

En cuanto a nuestras perspectivas de recuperación post pandemia, al igual que todo el mundo, seguimos inmersos en la incertidumbre total, lo que no significa que estemos dormidos. Hemos aprovechado este tiempo para trabajar y mejorar nuestros puntos débiles, afiatarnos como equipo y plantearnos diferentes escenarios y estrategias.

Dentro de esas estrategias está, primeramente y como mencionaba antes, mejorar nuestros puntos débiles. Segundo, conocer al viajero nacional y ofrecerle una propuesta acorde a lo que buscan, invitándolos a conocer su país desde otra perspectiva. En tercer lugar, estamos planificando estrategias contra estacionales, de manera de revertir los pocos viajes en temporada baja, estudiando nuevos mercados y destinos. Y finalmente, estudiando nuevos nichos a los que por falta de tiempo, no habíamos podido llegar.

Sabemos que ninguna estrategia garantiza el éxito en un futuro tan incierto, pero estamos regularmente viendo todas las alternativas posibles para seguir promoviendo un tipo de turismo más amigable con lo local y con la naturaleza, promoviendo encuentros auténticos, de aprendizaje y de mutuo beneficio para viajeros y comunidades.

 827 visitas

Read More

Turimetría dinamiza los destinos rurales de Colombia

Matías Escudero es consultor de turismo y ha fundado Turimetría, una consultoría enfocada al desarrollo turístico de los destinos rurales. Participa en el encuentro digital de turismo comunitario organizado por Komú hablando del turismo como herramienta de paz.

Pablo Giner: ¿Qué tipo de turismo promovéis desde Turimetría en las poblaciones rurales?

Matías Escudero: Mi tarea en general está centrada en comunidades rurales. A través de talleres establezco transferencia de herramientas de gestión, estrategias de trabajos colectivos, posicionamiento de productos en mercados consolidados, promoción, re-ingeniería de experiencias, entre otros.

Mi labor depende del contexto, de la población objetivo, de la voluntad o de los recursos.

PG: En el contexto actual de Covid-19, ¿en qué situación se encuentran estos destinos rurales en Colombia?

ME: Presenta un gran desafío, ya que las empresas recientemente consolidadas aún no han logrado estabilizar un punto de equilibrio en la comercialización de sus productos. Por lo tanto, sus expectativas de captación de recursos están en vías de desarrollo.

Los nuevos emprendimientos rurales que han ingresado como consecuencia de los procesos de paz, se ven vulnerables y con pocas herramientas y técnicas para tomar decisiones en situaciones como la expansión del Covid.

Por otro lado, a nivel nacional, el Gobierno ha diseñado estrategias de alivio económico para los diferentes sectores turísticos. El problema es que este tipo de medidas son de difícil acceso para los emprendedores rurales, porque no tienen solvencia para asumir un crédito ni cumplen los requisitos exigidos por los bancos como capacidad de pago.

PG: ¿Desde Turimetría os especializáis en alguna parte del proceso o realizáis todo el acompañamiento a las comunidades en el diseño del servicio turístico?

ME: Turimetría trabaja dependiendo de las necesidades de los clientes, que pueden ser emprendimientos privados, asociaciones o directamente una gobernación.

El año pasado me tocó hacer toda una consolidación de rutas turísticas. La gente conocía el turismo comunitario y aunque nunca habían trabajado de manera comunitaria, tenían ganas de hacer algo. Pudimos hacer muy buenos procesos y en la actualidad cinco de los siete municipios siguen trabajando con turismo local.

Por ejemplo, de la Isla Gorgona, la gente de Guapi, que está situado al lado, pero en el río en vez de en el mar, no la conocen, no saben siquiera lo que es una ballena. Para mi ahí está el mayor desafío, en que la gente haga turismo local, aun cuando para ellos es muy difícil movilizarse por coste de combustible y aislamiento.

He estado realizando protocolos de seguridad, dando clases para las alcaldías municipales en Argentina sobre patrimonio turístico y como implementarlo en la política pública.

Varían mucho los trabajos entre uno y otro.

PG: ¿Consideras que hay deseo de desarrollo a través del turismo comunitario de comunidades rurales en Colombia?

ME: Depende de las culturas. Colombia es muy diverso en cultura, si le hablas a un indígena de un desarrollo comunitario se te ríen porque es lo que históricamente han hecho. En cambio, los colonos no lo tenían tan en claro al inicio.

Son ideas que surgieron con la política nacional y así llegaron al territorio. Igual que ocurrió con la necesidad de hablar inglés por la visita de turistas internacionales.

PG: ¿Cuales son los mayores retos con los que se encuentran estas comunidades rurales en el desarrollo de turismo comunitario?

ME: La continuidad. Creo que hay ideas muy bonitas y personas con muchas ganas de trabajar, pero solo conocen talleres de turismo comunitario, sin hacer actividades comunitarias.

Hay que llevar la teoría a la práctica: que conozcan su territorio, qué pueden producir y a quién lo pueden orientar. Es vital que conozcan la dinámica del turismo y que el turista no es solo un viajero con una cámara grande, que ellos pueden ser turistas en su territorio. Pero a eso ellos no lo llaman turismo.

Otro desafío es la inversión. Es difícil que los pocos recursos de que disponen las personas rurales los dispongan en actividades de este tipo, pues piensan que debería pagar el estado o no están en condiciones de asumir esos costos. No consideran importante su aporte. Hablando de territorios muy alejados, siendo el turismo una estrategia promovida por el gobierno.

PG: En el Encuentro de turismo comunitario que organiza Komú, entre otros organizadores, participas en el turismo como herramienta para la paz. ¿Cómo crees que se articula el turismo comunitario para este objetivo y que importancia tiene?

ME: El turismo en escenario del post acuerdo les permite aprovechar toda la historia que tienen y la oportunidad de quedarse en el territorio. De esta manera, apuestan por su lugar de origen, conociéndolo y transmitiendo lo mejor que tiene, incluyendo las dolencias que han tenido.

Quizás no sea la industria principal, pero puede ayudar a circular dinero en el territorio y que tengan una mejor calidad de vida.

PG: También participas en innovación social y nuevas dinámicas en la economía, ¿puedes contarnos un poco más sobre esto?

ME: Ese tema es excelente. El tema de moneda social, los bancos del tiempo y trueque como herramienta de intercambio, le permite a la gente circular recursos y generar confianza en el territorio.

Estas monedas permiten producir en la comunidad para el consumo de la propia comunidad, poniendo excedentes que no auto consumen. Pero no se puede producir lo que no interesa a la comunidad, sino que necesitan entender lo que la comunidad quiere consumir y producir esos recursos.

A través de estas herramientas fueron entendiendo cómo podían aportar a la comunidad y como la comunidad también podía aportarles riqueza. No en líquido, sino con capital humano, recursos o tiempo.

 827 visitas

Read More

Encontrarse es un hecho esencial para el desarrollo del turismo comunitario

Muchas veces en el apuro por llegar a la meta corremos y nos olvidamos – o no valoramos – aquello que nos impulsó en el inicio, que nos enseñó a caminar. En el turismo comunitario, sobre todo, debemos ser conscientes de lo fundamental que es el encuentro humano en si mismo, como una poderosa fuerza creadora en el camino hacia el desarrollo sostenible.

Lo simple y básico, o lo que nos sucede con cierta frecuencia, es en algunas oportunidades menospreciado. Reunirse con alguien y conversar por varias horas, puede verse como una perdida de tiempo si no se llega a un resultado final. Le rendimos tributo a logros obtenidos pero le damos la espalda a los procesos, sin percatarnos que estos últimos también pueden ser exitosos por el solo hecho de haber existido. Si no somos conscientes de lo importante que es conocernos y no dedicamos parte de nuestro tiempo a tejer redes entre quienes formamos parte del turismo comunitario corremos el riesgo de debilitarnos.

En tiempos de crisis o incertidumbre, se vuelve doblemente necesario abrazar cada espacio de encuentro, cada reunión, debate o conversación. Valorar esos momentos. Pensarlos como una fuente enriquecedora de ideas y sentimientos. Y no solo como un escalón para llegar a otro más arriba. No siempre llegar más alto es la mejor opción.

Y en este sentido me parece un acontecimiento de gran valor el Encuentro digital de Turismo Comunitario Latinoamericano. La conexión entre asociaciones, empresas, emprendedores, viajeros/as y demás actores del sector es fundamental en el camino hacia el fortalecimiento del turismo comunitario. Es necesario participar de estos espacios, contribuir unxs con otrxs y organizarse para impulsar acciones de manera conjunta. El desarrollo comunitario será colaborativo o entonces no será.

Encontrarse también es una búsqueda, pero de manera cooperativa, y eso la hace única. Es un intento por complementarse, construir y des-construirse, buscar la común unidad. Un espacio de encuentro es siempre un pilar estructural del turismo comunitario. Hay que re-valorizarlo y celebrarlo. Ser sensibles ante cualquier encuentro humano es una de las razones de ser del turismo comunitario. No debemos dejar que la cotidianidad nos quite esa sensibilidad. Encontrarnos nos vuelve siempre más humanos.

 827 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.