Naturaleza sin Barreras

La accesibilidad universal y el derecho a disfrutar de nuestro ocio y tiempo libre ve mermada su libertad, sobre todo cuando hablamos de entornos naturales. ¿No es el turismo una práctica social? ¿y los espacios naturales un patrimonio de todos? Olvidamos que el principio de inclusión debe dejar de ser algo meramente conceptual para ser algo exigible y necesario en uno de los sectores productivos más importantes a nivel mundial.

Sin embargo, seguimos partiendo de la idea errónea del “hombre estándar” a la hora de diseñar servicios o ejecutar acciones que fomenten el turismo. Las principales limitaciones a las que se enfrenta el sector y el potencial viajero en entornos naturales son principalmente la falta de itinerarios accesibles, la carencia de un mobiliario urbano adecuado y la escasa adaptación de la información y comunicación sensorial.

No obstante, el arte de convivir se hace palpable en algunos destinos a través no solo de los entes gestores. La iniciativa privada y los esfuerzos que el tejido asociativo como PREDIF o Fundación ONCE (entre otros muchos) han realizado durante los últimos años han sumado innovación y progreso en turismo de naturaleza. La accesibilidad a los servicios turísticos no son solo sinónimo de coexistencia e igualdad de oportunidades de acceso a la información y recreación. El turismo accesible es una herramienta para garantizar la calidad y excelencia turística en los lugares que se visita o en las experiencias que se disfrutan, sin duda una oportunidad de negocio para muchos que representan a día de hoy a pocos.

¿Crees que es posible el turismo accesible a 1350 metros de altitud? Este es el caso de Huesca en el Alto de Bonansa y su programa de senderos accesibles, donde tocar, oler y escuchar la naturaleza es posible. Muchos se preguntarán ¿cómo es posible? Sencillo, salvando los problemas de movilidad y desplazamiento para empezar. Incluyendo información al visitante que sea perceptible, comunicando al viajero la información necesaria de forma eficaz, dejando a un lado las condiciones ambientales o las capacidades sensoriales del usuario. Y por último, adaptando el espacio para que el turista forme parte de esa naturaleza, sin importar el tamaño corporal, su postura, movilidad o tipología de discapacidad.

Así discurre el itinerario que finaliza en el Mirador de Isábena, un claro ejemplo de que la naturaleza puede ser accesible para todos. De inicio a fin de la ruta, encontraremos áreas de descanso con altura y medidas que posibilitan que tanto una persona en silla de ruedas como una persona con una lesión temporal puedan hacer un alto en el camino. Las rutas accesibles que presenta este destino, discurren por una amalgama de paneles informativos innovadores que comunican, interpretan y respetan la naturaleza. Paneles claros y sencillos, en braille y utilizando técnicas que posibilitan experiencias sensoriales para el viajero. Se reduce notablemente el esfuerzo físico, se posibilita un uso sencillo y equitativo de los recursos naturales, que además cubren la variedad de preferencias y capacidades individuales.

No se trata solo de aplicar planes de accesibilidad a los destinos, sino de incorporar a personas que desarrollen programas de ocio pensados de una forma inclusiva. Sin duda el binomio turismo accesible y turismo de naturaleza sigue siendo uno de los principales retos a los que se enfrenta el sector turístico a nivel internacional. Un indicador para empresas y destinos de competitividad que muchos parecen olvidar. Y es que, la discapacidad no es entendida como una necesidad de todos en el sector turístico, aún se necesita invertir esfuerzos en paliar las enormes barreras actitudinales por parte de nuestra sociedad.

Este artículo forma parte de nuestra campaña sobre turismo accesible #Tourism4all. No dudes en ponerte en contacto con nosotros si te gustaría escribir sobre el tema.

 157 visitas

Read More

El ecoturismo en España

En los últimos tiempos dentro del sector turístico se está hablando mucho sobre Ecoturismo, pero,… ¿sabemos realmente qué es el Ecoturismo? ¿Es el Ecoturismo sinónimo de Turismo de Naturaleza? ¿Estamos aplicando bien el término? ¿Lo estamos haciendo realmente bien? En este post vamos a resolver algunas dudas sobre este término, y siempre desde la opinión de las personas que formamos el equipo de Lláscara.

Ecoturismo es “El viaje responsable a las áreas naturales para conservar el medio ambiente y mejorar el bienestar de las personas locales”.

The International Ecotourism Society” define el Ecoturismo como “El viaje responsable a las áreas naturales para conservar el medio ambiente y mejorar el bienestar de las personas locales”Eso quiere decir que los agentes, gestores y empresas que desarrollan y promocionan actividades de ecoturismo, y las personas que participan en las mismas, deberían de seguir una serie de principios, entre los que se encuentran:

  • Minimizar los impactos ambientales y sociales
  • Aumentar la conciencia y el respeto de la población y el visitante por el medio ambiente y la cultura local
  • Ofrecer experiencias positivas tanto para los visitantes, como para las poblaciones que están dentro de los espacios visitados
  • Ofrecer beneficios económicos directos para la conservación
  • Promover el desarrollo económico y social de los territorios que se visitan

En la mayoría de los casos, el Ecoturismo se confunde con el Turismo de Naturaleza, y por lo que podemos deducir de esta definición, Ecoturismo NO es lo mismo que Turismo de Naturaleza, el cual se define como cualquier actividad desarrollada en contacto con la naturaleza. Entonces, ¿por qué lo confundimos?

Ecoturismo NO es lo mismo que Turismo de Naturaleza

Durante este último año se han formado numerosas iniciativas “mal llamadas Ecoturismo”, bajo nuestro punto de vista. Pero, ¿por qué decimos eso de “mal llamadas”? Para que una iniciativa sea realmente Ecoturismo la primera clave que consideramos fundamental es involucrar a la población rural en nuestras actividades, que esas personas que viven y trabajan en territorios campesinos se sientan reconocidas y valoradas gracias a estas iniciativas, y, por supuesto, que se obtengan beneficios económicos directos de las mismas. No sirve de nada llevar a un grupo de personas a una zona rural, y tan siquiera hablarles de un producto típico, de que visiten a un artesano, agricultor o ganadero, y que por supuesto degusten sus productos, e incluso puedan adquirirlos. De esa manera, la población local no sólo aumentará su autoestima, sino que también verán incrementados sus ingresos y reconocido el valor de su valor.

En segundo lugar, y no por ello menos importante, un turismo de calidad no debe consentir grupos numerosos en zonas rurales o áreas naturales. Por un lado, porque no sólo molestamos a la población rural que allí vive, y a quienes nunca les preguntamos su opinión en la gestión turística, sino que también causamos impactos en el entorno, principalmente a la flora y fauna, y por fauna no sólo nos referimos a la fauna salvaje, sino también sobre los impactos que ocasionan a la actividad ganadera este turismo de masas completamente insostenible. ¿Nos gustaría tener paseando por nuestras calles o centros de trabajo grupos de 20 o 30 personas, como mínimo, paseando, hablando y arrojando basuras (en el peor de los casos? La respuesta posiblemente sea un no rotundo. Y no vale decir que no es nuestro problema, o eso de “ya, pero sólo es un día”. Porque sí, puede sólo visitemos una determinada zona un solo día con nuestros grupos, pero al día siguiente vendrá otro grupo, pasado otro,…, y así cada día.

Últimamente, se pueden observar proyectos de Ecoturismo, que surgen para promocionar territorios que no reciben las visitas que esperan recibir (a veces nos preguntamos cuál es el número de visitas ideal que consideran los gestores turísticos, porque como suele decirse “nunca llueve a gusto de todos”). Para ello se promocionan eventos como “Día de la Red Natura 2000”, “Día Mundial del Medio Ambiente”, o cualquier otro evento similar, llevando grupos de más de 30 personas a un Espacio Natural Protegido, pero,… ¿incrementan este tipo de eventos los beneficios sociales y económicos de la población rural? ¿Sabemos realmente qué es la Red Natura 2000? ¿No existe la Red Natura 2000 todo el año o sólo el día 21 de Mayo? ¿Y qué sucede el resto del año? O más sencillo, ¿Sabemos qué es el Medio Ambiente o el Desarrollo Rural? Parece que el Ecoturismo o el Turismo de Naturaleza son sólo para días especiales, y el resto del año podemos promocionar Turismo de Nieve o Turismo Cinegético, bajo nuestro punto de vista, totalmente incompatible con un turismo responsable y sostenible. Quizás sea por un desconocimiento, pero parece que el Ecoturismo es otro nombre que ha calado en la población para promocionar territorios o comarcas, sin tener en cuenta a la población residente y sus actividades económicas, pero que las cosas se seguirán haciendo igual, pero con otro nombre creativo e innovador. Por ello, es realmente necesaria la formación y la sensibilización para que este tipo de cosas no sucedan. A veces, simplemente es desconocimiento.

Parece que este es un mensaje un poco negativo, pero existen pequeñas iniciativas a nivel nacional que nos dan esperanza y apoyo al resto de personas de que otro modelo turístico es posible. Porque sólo se necesitan ganas de hacer bien las cosas, ilusión y pasión por el trabajo, para que así puedan cambiar las cosas.

Este artículo fue publicado originariamente en la plataforma Lláscara Xeoturismu y Desarrollu Rural y ha sido publicado con permiso de la autora. 

 157 visitas

Read More

Objetivo: cambiar percepciones preconcebidas asociadas a destinos estigmatizados

Hace ya unos meses que me encuentro en México, ese país destrozado por la imagen de inseguridad generalizada acopiada por los grupos mediáticos. No voy a intentar cambiar esta visión, todo lo que escuches sobre México en la prensa seguro que es cierto, el país está viviendo una etapa muy complicada a nivel socio político, lo cual está impactando todas las capas de una sociedad y en un sistema económico que se desquebraja ante los ojos del mundo. Esta situación tiene consecuencias irremediables en el turismo del país, que se estanca en la burbuja de las mil y un empresas externas de la bien conocida Riviera Maya.

Sin embargo México sigue siendo un país seguro para viajar mientras uno tome precauciones normales de viaje y evite determinadas áreas. El estado es un auténtico crisol de culturas formado por sus raíces pre-hispánicas, las 53 etnias indígenas que habitan a lo largo y ancho del país y la influencia que ha regido las vidas de sus ciudadanos tras la colonización. Además es un destino calificado como mega-diverso (ya que cuenta con aproximadamente el 12% de la fauna del planeta y 34 ecosistemas inalterados), ofreciendo experiencias para cualquier tipo de motivación viajera y lo que es mejor, asequibles a nuestros bolsillos europeos.

¿Por qué os cuento todo esto? Porque a pesar del rico patrimonio descrito, el turismo en México continúa estigmatizado por la imagen internacional de mariachis y cactus mientras que se concentra en los mismos núcleos caracterizados por los catálogos de viaje como ‘seguros’. Y claro, ¿para qué correr el riesgo si tienes todo lo que necesitas (menos la pura esencia del propio país) dentro de tu resort todo-incluido? Se trata de una pregunta que divaga por mi mente varias horas al día, cómo poder cambiar la percepción generalizada de que México no es un país para explorar, para viajar solo, sin un rumbo planificado y sin miedo. Mi conclusión no es muy complicada, el cambio debe venir desde la cúspide de la pirámide de la gestión de destinos, desde la comunicación.

Y aquí es donde debemos ser listos y operar bajo los principios del marketing del turismo sostenible, para llegar no sólo a los viajeros potenciales, sino también para interactuar con nuestros clientes, proveedores y otras organizaciones que trabajan para lograr nuestro mismo fin. Para esto no hay otra forma que contar historias, todas las historias que encuentres por tu camino, creando contenido que logre emocionar, que consiga que el lector viaje con la mente a descubrir esos lugares, a ser participe desde su sillón a millones km de distancia, de las legendas mayas que nos cuentan paseando por la selva o de los cuentos que nos relatan con pasión mientras nos sentimos diminutos observando la vía láctea en una noche sin luna – y sin ninguna luz artificial a la redonda.

Creo firmemente que únicamente de esta manera lograremos ampliar la imagen de México, y de otros destinos que sufren la misma problemática, como destino de sol y playa e inseguro más allá de los confines de nuestro hotel. No obstante este objetivo debe servir para crear conexiones significativas entre todos los agentes implicados en crear experiencias de viaje en el país. Debemos fomentar sinergias entre agencias locales, tour operadores y empresas de alojamiento para que sobretodo involucren al turista ya que va a ser el/ella el que cambie esta percepción de la forma más simple y asequible, de boca en boca y con sus propias historias de viaje.

 157 visitas

Read More

La fundación ONCE y el turismo accesible en España

La Fundación ONCE trabaja para la cooperación e inclusión social de personas con discapacidad. En este artículo sobre turismo accesible veremos, a grandes rasgos, qué acciones lleva a cabo la Fundación en materia turística. En el apartado sobre accesibilidad, se destacan el turismo y el deporte de base como “alternativas de ocio al alcance del colectivo de las personas con discapacidad”. Así mismo, la ONCE apuesta por “la inclusión de la accesibilidad en los organismos tradicionales de turismo, de manera que esta sea percibida como un requerimiento indispensable y para que los destinos vacacionales faciliten la experiencia turística y mejoren la calidad de vida de todos sus ciudadanos y visitantes.”

En actuaciones concretas en materia turística destaca el desarrollo, en 2015, del manual de recomendaciones en turismo accesible, elaborado en colaboración con la OMT (Organización Mundial del Turismo) y la ENAT (European Network for Accesible Tourism). Dicho manual se divide en cinco partes: turismo accesible – definición y contexto; cadena de accesibilidad y recomendaciones; principales áreas de intervención; indicadores para el estudio de la accesibilidad en el turismo y buenas prácticas. A través de este documento, la OMT pretende “alentar a los actores clave del sector a implementar medidas que obtengan como resultado una mayor participación de diferentes grupos de población en la actividad turística, incluyendo a las personas con discapacidad”.

En este sentido, la Fundación ONCE colabora también con destinos turísticos en el diseño de propuestas turísticas accesibles; destacan el caso de Arousa-Norte (Rías Baixas, Galicia) y Cataluña. En el caso de la Mancomunidad Arousa-Norte por ejemplo, se llevó a cabo una iniciativa pionera en España: el diseño de un paquete integral de turismo para personas con discapacidad visual. Para llevar a cabo el proyecto, la Mancomunidad se puso en contacto con Vía Libre, la empresa de la Fundación ONCE que se encarga, entre otras cosas, de desarrollar planes de accesibilidad. Para diseñar el producto, se visitaron los alojamientos y los restaurantes participantes para analizar su nivel de accesibilidad y se participó en las actividades propuestas para ver qué es lo que ofrecen a los visitantes. En la siguiente fase del proceso, se llevó a cabo un programa de formación sobre discapacidad a los profesionales y empresarios que tendrían relación con los turistas con discapacidad visual. Las actividades estrella del paquete turístico son la “Ruta del Mejillón Sensitiva” y el “Bautismo de Buceo”.

En Vía Libre, expertos en turismo adaptado, no conocen ninguna iniciativa turística parecida en España: “Es muy positivo que se diseñen paquetes turísticos como estos y que sobre todo se piense en las personas con discapacidad como potenciales clientes de turismo, porque también tienen derecho a disfrutar de estos recursos en igualdad de oportunidades”. La coordinadora del proyecto, Irene Maneiro Paz, destacó la predisposición y la ilusión de los empresarios participantes.

En el caso de Cataluña, el año 2009 se firmó el primer convenio de colaboración entre la Fundación ONCE y el Consorcio de Turismo de Cataluña, con tal de impulsar iniciativas y actividades encaminadas a promocionar el turismo accesible en la Comunidad Autónoma. El entonces consejero de Innovación, Universidad y Empresas, Josep Huguet, destacó que el impulso del turismo accesible, además de garantizar un derecho de las personas con discapacidad, constituye una oportunidad de negocio para el sector turístico catalán.

Para un turismo responsable, es importante desarrollar el turismo accesible, de modo que las personas con algún tipo de discapacidad puedan disfrutar de su tiempo de ocio en igualdad de condiciones que el resto de la población. Para lograr este propósito, es necesario que todos los agentes de un destino turístico trabajen de forma conjunta por un objetivo común. La participación, además, de la Fundación ONCE, como mayor entidad que trabaja con personas con discapacidad en España, es de gran importancia. En un futuro no muy lejano, esperamos que surjan más iniciativas como las de Arousa-Norte y Cataluña.

 157 visitas

Read More

Los consumidores prefieren mensajes de sostenibilidad que sean emocionales, con el riesgo de ser engañados por greenwashing

¿Por qué los consumidores no están comprando tus productos de turismo sostenible? Muy probablemente, porque los mensajes no están escritos de una manera suficientemente atractiva.

A partir de hoy, nuestro Director de Impacto Xavier Font, quien también es catedrático de Marketing de Sostenibilidad en la Escuela de Gestión Hotelera y Turística de la Universidad de Surrey (Reino Unido), estará informando sobre las últimas investigaciones sobre el turismo, la sostenibilidad y la comunicación. Si quieres saber cómo las ideas más recientes pueden ayudar a tu negocio, aquí es donde lo encontrarás.

Investigadores han descubierto que los operadores turísticos tienden a escribir mensajes factuales y descriptivos en relación con sus prácticas de sostenibilidad, a los que los consumidores no pueden responder. En su experimento encontraron que cambios relativamente simples en el estilo de escritura pueden marcar una diferencia sustancial en cómo los consumidores responden al mensaje de sostenibilidad.

Los consumidores prefieren los mensajes atractivos – de una manera emocional – más que los que simplemente indican datos relacionados con la sostenibilidad. Los mensajes atractivos resultaron ser más emocionales, entusiastas y experienciales, porque hacen uso de más adjetivos que solo hablan de sostenibilidad de una manera implícita.

Los consumidores también prefieren los mensajes que indican explícitamente cómo se beneficiarán de actuar de una manera sostenible, en vez de los mensajes que muestran un beneficio para la sociedad, el medio ambiente o para los destinos visitados.

Además, la investigación también encontró que los consumidores son motivados por lo que creen que sus semejantes eligirían. Los mensajes que decían que sus semejantes ya estaban realizando esa acción sostenible, o que sus semejantes les recomendarían realizar la acción, también fueron vistos de manera más positiva por los consumidores.

El reto para la industria turística, por lo tanto, sigue siendo cómo comunicar los mensajes de sostenibilidad cuando los consumidores prefieren un estilo de mensaje que es fácil de imitar y que puede sufrir alguno de los siete pecados del greenwashing – hacer parecer sostenible lo que no es.

Los resultados son un arma de doble filo. Permiten a las empresas de turismo realmente sostenible aprender a escribir mensajes atractivos, pero también muestran a las empresas oportunistas el poder de escribir mensajes, en su lugar superficiales, con un potente efecto en los consumidores.

Ahora se necesita más investigación para ver si las combinaciones de beneficios para el consumidor y el lenguaje emocional tienen una mejor acogida por los consumidores cuando están apoyados por la prueba de que aumenta la credibilidad del mensaje.

Puedes descargarte el artículo completo (en inglés) de manera gratuita hasta el 8 de noviembre de 2016, en http://authors.elsevier.com/a/1Tl3gxTbMbIUK o buscarlo por Hardeman, G., Font, X. Nawijn, J. (2017) The power of persuasive communication to influence sustainable holiday choices: appealing to self-benefits and norms, Tourism Management, 59, 484-493

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

 157 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.