En el camino hacia la descarbonización del turismo: ¿cómo será el futuro de la aviación?

Uno de los temas candentes de este año en el programa de turismo responsable de la World Travel Market Virtual ha sido cómo el turismo está abordando las emisiones de carbono asociadas a la aviación, para que el sector esté alineado con la trayectoria del Acuerdo de París. Harold Godwin moderó un panel sobre la materia con representantes del sector donde se expuso la realidad actual y se conversó sobre cómo podemos avanzar para la descarbonización de la actividad más intensa en carbono de la cadena de valor del turismo.

La aviación antes y después de la pandemia 

No es nuevo decir que antes de marzo de 2020, las tarifas bajas en la industria de la aviación eran lo habitual. Existía un gran exceso de capacidad con muy pocas ganancias para las aerolíneas, favoreciendo las cortas escapadas en avión y sobrepasando la capacidad de carga en muchos destinos clave.

Noel Josephines, presidente de Sunvil Holidays, afirma que “según la Sustainable Aviation Coalition, las emisiones de carbono asociadas a la aviación turística han aumentado un 32% en los últimos cinco años”. También agrega que “de un enorme exceso de capacidad, hemos pasado a un parón muy brusco por la Covid-19 y ya conocemos los impactos que esto ha tenido en el sector de los viajes y el turismo hasta el día de hoy”.

En destinos altamente dependientes del turismo, como el Caribe, la pandemia ha puesto en el punto de mira la capacidad de resiliencia de las comunidades para sobrevivir. Ayesha Constable, fundadora de Young People for Action on Climate Change Jamaica, confirma que “los estados insulares que dependemos de los viajes de larga distancia veremos disminuir la afluencia turística en los próximos años debido al posible incremento de tarifas aéreas, y esto va a tener un impacto directo en las personas”.

Cambio de paradigma: Airbus lidera el camino para la descarbonización de la aviación

Hace diez años podría haber sonado como una película futurista, pero hoy es más real que nunca que la descarbonización de la aviación ocurrirá antes de 2050. Airbus está liderando el camino y ya está trabajando en tres nuevos demostradores propulsados ​​por hidrógeno para 2028, que estarán disponibles para uso comercial en 2030.

En este aspecto, Keith Bushell, Director de UK Environmental Affairs Stakeholder Airbus OL, afirma que “los aviones propulsados ​​por hidrógeno ofrecen un punto de inflexión. Sin embargo, el hidrógeno no es la única respuesta y pasar a combustibles sostenibles es la oportunidad inmediata de descarbonizar el sector ”.

Hidrógeno, el nuevo oro verde

Según Keith, uno de los desafíos principales para popularizar el hidrógeno como combustible es disponer de la infraestructura necesaria a nivel de distribución y almacenamiento. Sin embargo, Jason Chua, Director de Operaciones y Cofundador de Universal Hydrogen Co., admite que su empresa está abordando este reto creando una forma modular de distribución global de hidrógeno con bajos costes de almacenamiento y utilizando la infraestructura ya existente.

A diferencia de los combustibles fósiles, que se pueden almacenar y transportar, con el hidrógeno esto no es posible. Desde Universal Hydrogen están decididos a garantizar la disponibilidad de un sistema de distribución escalable y viable de hidrógeno para favorecer unos costes asequibles a medida que aumenta la demanda. Como Jason lo pone en perspectiva, “no solo tenemos un imperativo económico para descarbonizar la aviación, es un imperativo moral y social”.

Los aeropuertos en el centro de atención

Matthew Gorman, Carbon Strategy Director en el aeropuerto de Heathrow, reconoce que es necesario que la industria de la aviación avance rápidamente en la descarbonización en esta década. Según él, en Reino Unido el compromiso de llegar a cero emisiones netas para 2050 tiene 3 puntos clave: disponer de aviones más eficientes en consumo de combustible, cambiar a combustibles ecológicos e implementar nuevas tecnologías como el hidrógeno.

Matthew afirma que “los aviones propulsados ​​por hidrógeno pueden volar hasta 2.000 km y eso es aproximadamente el 30% del desafío de CO2 de la aviación. El 70% proviene de viajes más largos”. En Heathrow ya están buscando formas de transformar los aeropuertos hacia un mundo descarbonizado, trabajando junto con universidades, el sector turístico y el gobierno para asegurarse de que podamos volar el Atlántico sin generar emisiones.

Sin embargo, en Heathrow no están echando toda la carne en el asador con el hidrógeno y están prestando especial atención a la llamada segunda generación de combustibles. Matthew admite que “a corto plazo, buscamos que los residuos se conviertan en combustible con una menor huella ecológica. Necesitamos escalar los combustibles de aviación sostenibles ahora, si queremos llegar a cero emisiones en 2050”.

Aerolíneas de corta distancia para liderar la descarbonización

David Morgan, Director of Flights Operations de easyJet, afirma que “la descarbonización es un camino, no es algo que ocurre de la noche a la mañana. A lo largo de estos años veremos varias opciones. Los combustibles sostenibles son una opción, pero también la captura de carbono y las mejoras en el sistema de tráfico aéreo ”.

En 2030 y 2050, los aviones seguirán siendo aviones y el turismo seguirá siendo un componente importante de los destinos, las comunidades y las empresas. Ha llegado el momento de que el sector de la aviación se una para impulsar la transformación requerida por el Acuerdo de París, asegurándose de que las soluciones de hoy no se conviertan en los problemas de mañana.

Para continuar con la discusión sobre la descarbonización del turismo, te invitamos a dejar tus comentarios a continuación y descargar el informe de Turismo Responsable de la WTM: Decarbonising aviation. The route to zero for the travel and tourism industry.

 906 visitas

Ángela Rodríguez

Comentarios

Deja un comentario


* Campos obligatorios.

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.