Los retos de la sobredensificación: urge cambiar si queremos salvar Holbox

René y Eduardo

El nado con el tiburón ballena en libertad fue el parteaguas del crecimiento turístico de Isla Holbox, México. Un destino sostenido por un ecosistema frágil, con gran valor paisajístico y natural pero que sufre de grandes retos en materia turística, llegando incluso a cerrar la isla al turismo el año pasado. En esta entrevista, Ángela Rodríguez habla con René Correa Moguel, Alcalde de Holbox, y con Eduardo Pacheco Cetina, Secretario de la Asociación Hotelera de Holbox, sobre la situación actual de esta isla mexicana.


Ángela: René, ¿cuáles fueron las causas del cierre de Isla Holbox el pasado verano?

Crédito: Travindy.es

René: el cierre de la isla no fue un cierre como tal. Fue un aviso de la población y de los inversionistas (hoteleros, restauradores, operadores turísticos…) por el impacto visual que se estaban llevando los turistas. En plena temporada alta, nuestros servicios se colapsaron y no fuimos capaces de seguir abasteciendo las necesidades básicas, como son el drenaje, la disponibilidad de agua, luz eléctrica… aquellos servicios que se necesitan para tener una adecuada calidad de vida, y ofrecer un servicio turístico básico.
Desafortunadamente, dichos servicios, no disponen de un mantenimiento adecuado desde hace 30 años, por lo que quedamos fuera de combate. No había por donde ayudar a que la isla siguiera siendo un destino turístico aceptable. Esta situación no fue nada más que la punta del iceberg del crecimiento que estamos sufriendo; actualmente la planta eléctrica puede abastecer a 1500 gentes, pero a este ritmo de crecimiento el próximo año ya seremos 3000 gentes, y la planta va a ser la misma.
Las causas del cierre son por desidia. No sé si política, pero sí de elecciones. Hoy por hoy tenemos la tarifa de luz, agua y drenaje más elevada que Cancún, pero a la vez contamos con el peor servicio del estado de Quintana Roo. No obstante, recientemente hemos llevado a cabo avances en la gestión de la luz y somos capaces de producir la mayor parte de la energía dentro de la isla, lo que nos ha proporcionado una autonomía eléctrica importante.
Ángela: hablamos de luz, agua y drenaje pero… ¿cuál es la situación de la gestión de los residuos sólidos dentro de la isla?

Crédito: Travindy.es

René: la gestión de los residuos sólidos es un reto. Y muy grande. Tenemos ya varios años trabajando en esto por lo mismo de antes. Si bien la isla cuenta con varias entradas económicas, éstas son distribuidas por el municipio y no se quedan en Holbox. Nosotros hacemos la recepción del capital, pero la administración la hace el municipio, y el dinero no es revolvente. Entonces volviendo a tu pregunta, la isla no cuenta con la recolección adecuada o con la separación de residuos necesaria. Se nos acumula la basura en áreas que no debería.
Tenemos iniciativas privadas que están dando apoyo a solventar esta problemática poniendo contenedores para recolectar botellas plásticas que luego nos las intercambian por productos de canasta básica, o nada más se las llevan y nos ayudan a sacarlas de la isla.
Si es cierto que los políticos y administraciones no nos dan la herramienta o la economía, pero no toda la culpa es de ellos. También es de los propios residentes, pues hay una falta de educación importante en este aspecto… el separar y tener ordenada nuestra basura podría ser que no tuviéramos tanto problema como el que tenemos hoy por hoy.
Ángela: Eduardo, desde la Asociación Hotelera de Holbox, ¿cómo estáis tratando el tema de los residuos generados por el turismo?

Holbox desde el aire. Crédito: Eduardo Pacheco Cetina

Eduardo:  Hace 2 años  realizamos un proyecto de implementación de buenas prácticas ambientales en la operación hotelera en Holbox, que no solo ha abarcado el tema de residuos, si no también energía, agua, etc.  Estamos muy contentos porque este año lo vamos a realizar nuevamente con 17 hoteles y 2 restaurantes. Pero siento que falta capacitación en temas de sustentabilidad en muchos hoteles. Además, los que si llevan a cabo buenas prácticas, no las comunican y creo que es bien importante que lo hagan para que puedan servir de ejemplo y para que exista motivación entre ellos.
También falta compromiso con los temas sustentables en la isla. A veces siento que también es apatía. Hemos hecho limpiezas de playa a través campañas internacionales con el objetivo de que la gente participe y que limpiemos la isla juntos, porque al final de cuentas todos vivimos aquí. Pero la gente no participa. Siempre somos los mismos y en ocasiones nos sentimos acusados, porque te tachan de pseudoambientalista, cuando la finalidad es incidir en tener una mejor calidad de vida, cosa que las autoridades no están haciendo.
Ángela: René, la isla es un área natural protegida, ¿los residentes qué opinan del crecimiento turístico?

Crédito: Travindy.es

René: Holbox lleva viviendo un boom turístico desde hace 7 años. Durante los últimos 5 años ha sido cuándo la gente ha empezado a pelear para reivindicar la capacidad de carga y poner soluciones al colapso, y el pasado verano fue cuando se dio que todos gritaron.
En cierto modo se ha perdido el amor por Holbox, el amor de sus propios residentes. Creo que se ha perdido mucha de la unión que había antes, ahora se mira por el interés cortoplacista e independiente.
Ángela: ¿Visualizáis alguna solución a estos problemas?
Eduardo: Yo cobraría una ecotasa de entrada a la isla. Reivindicar este pago para que el visitante contribuya para hacer de Holbox un lugar mejor. No haría megaconstrucciones, todo se puede hacer de manera ecológica y autosuficiente, a través de energías limpias, sistemas de captación de agua de lluvia, por ejemplo. También considero imperativo una mayor regulación para el sector privado; la isla no tiene capacidad para un megadesarrollo y además que se afectaría mucho más a nivel social y ecológico. Holbox no puede ni debe crecer como otros destinos turísticos.
René: Está la luz al final del túnel y solo hay dos cosas que debemos hacer: unirnos los holboxeños y residentes, y que tengamos la autonomía necesaria para que Holbox se pueda gestionar desde dentro. Necesitamos ser autónomos con respecto al municipio para tener un mayor control de las actividades económicas que se generan en la isla, pero también mayor autoridad para regular los malos usos.
Ángela: Eduardo, desde la asociación, ¿también veis como necesaria que la isla disponga de mayor autonomía?

Eduardo: Por supuesto, no dependeríamos de un presupuesto que no es suficiente y los impuestos y pagos que se realicen sobre la isla, deberían servir para mejorar la calidad de vida de los habitantes, la infraestructura y los servicios básicos del lugar.  Aunque también tenemos que cambiar la manera de entender el turismo ya que desde mi punto de vista estamos prostituyendo la isla turísticamente: a todo le queremos sacar un dinero.
Tenemos  que hacer las cosas bien y reguladas, no debemos olvidar que estamos dentro de un área de protección de flora y fauna llamado Yum Balam y que tenemos eventos naturales como la llegada del tiburón ballena. Tenemos especies carismáticas como los flamencos, las tortugas, las cacerolitas de mar… muchas especies que se encuentran bajo cierto estatus de protección.
Estamos mal-enfocando la manera de hacer turismo, porque en lugar de promover que las personas admiremos la riqueza natural y comprendamos la importancia de la zona, cada vez más se promueve como destino para ir de fiesta y de turismo masivo. Es importante que las decisiones de las autoridades sean claras, con una mejor visión y que sean consultadas. A la isla no se le debe cargar con el peso de que se tiene que desarrollar Holbox para que pueda mantener a las demás comunidades del municipio, ya que cada una tiene su propia magia. Estamos padeciendo en la actualidad las consecuencias de las malas decisiones que se toman, refiriéndome a los problemas de servicios básicos que se han presentado en la isla.
Creo que necesitamos un cambio radical hacia el turismo sustentable, que seamos un poco más conscientes de lo que podemos hacer. Que se regularice el turismo y se promuevan las capacitaciones con necesidades que desde dentro de la isla hemos identificado.
Ángela: ¿Cómo es tu Holbox ideal?

Holbox desde el aire. Crédito: Eduardo Pacheco Cetina

Eduardo: Holbox es mágico, tiene una magia que se puede sentir. Yo creo que nos perdimos en muchas cosas y en la avaricia, pero si tú le preguntas a las gentes de aquí, todo el mundo está orgulloso de su lugar de origen. Holbox puede ser un ejemplo de un buen desarrollo turístico sustentable, de una adecuada promoción del turismo responsable. Un destino de turismo de bajo impacto, donde se respete la naturaleza y se valore la oportunidad de vivir en un área natural protegida. Tenemos que  despertar nuestra conciencia, ya que no solo pierde la naturaleza, también perdemos los pobladores, nuestra calidad de vida se ve afectada por la falta de autoridad y malas decisiones.
Holbox es un pedacito de cielo: es un sitio Ramsar, o sea un humedal de gran importancia, tiene una riqueza natural exuberante, es un área de importancia para la conservación de las aves (AICA), estamos entre dos mares… es un lugar donde todavía la gente te sonríe. Tenemos que protegerlo, y su futuro depende de cada uno de nosotros. Es nuestra responsabilidad. Debemos sumar al bienestar ecológico y social de la isla, porque todos somos uno mismo y debemos aprender a vivir con las demás especies. En nosotros está el destino de nuestra casa.

 323 visitas

Read More

La India y el turismo responsable: un binomio que se combina a la perfección con Open Eyes

Anna Alamán

Aunque suene muy obvio, la misión de Open Eyes es “abrir los ojos” a todos aquellos que quieran conocer la India de una forma inolvidable y ética. En esta entrevista, Ángela Rodríguez habla con su fundadora, Anna Alamán, sobre cómo esta agencia de viajes está revolucionando la forma de entender el turismo en la India, pero también en España, país de donde provienen la mayoría de sus viajeros.


Ángela: Anna, ¿cómo se diferencia Open Eyes de otras agencias de viaje?

Anna: Es cómo entendemos el turismo y lo llevamos a cabo, lo que realmente muestra el valor añadido y diferenciador de Open Eyes sobre el resto de agencias de viajes a la India. A la hora de crear producto, el proceso es siempre el mismo: primero, hacemos una pequeña investigación en turismo responsable, estudiando las necesidades de las comunidades más vulnerables en el país y de las tendencias del turismo. Segundo, a través de la cautelosa creación de experiencias innovadoras y éticas en el destino, hacemos de puente entre la comunidad y el viajero. 

Esto nos permite desarrollar viajes creativos, que contribuyen a mejorar el desarrollo sostenible de la India y que a la vez, permite generar en nuestros viajes ese sentimiento de autenticidad y exclusividad.

Ángela: Ósea que proponéis viajes para los que anteriormente no existía oferta o demanda específica; pero que se adaptan a la incesante búsqueda de autenticidad por parte del viajero de hoy en día.
Experiencia Gastronómica

Anna: Exacto, Open Eyes propone viajes y experiencias que anteriormente no existían en India. De hecho, cuando empezamos en el 2011, la demanda en España era muy pequeña. No obstante empezamos sembrando y difundiendo un turismo más responsable en India el cual pensamos que está dando sus frutos. Además de que, como dices, las prioridades de los viajeros también han ido cambiando y junto a esto, la demanda en estos seis años ha crecido bastante.  

En Open Eyes definimos nuestra forma de viajar como: “no sólo en pasar por un lugar, sino en dejar que éste pase por ti…”

Ángela: ¿Cual ha sido la aceptación de la población local hacia recibir visitantes de forma organizada cuando nunca antes lo habían hecho?

Anna: La aceptación de momento es muy buena porque tenemos muy en cuenta que los grupos sean pequeños, para gestionar mejor el impacto. Todavía trabajamos con las primeras comunidades con las que empezamos en el 2011, eso dice mucho de nuestro compromiso con el impacto con la población y el viajero. La comunicación es un elemento clave para identificar errores y necesidades, tanto de la población local como de los viajeros, después de cada viaje.

Ángela: Háblanos de algún proyecto o comunidad con el que trabajáis, que nunca antes hubiera pensado que su oficio o tradiciones culturales fueran del interés para viajeros internacionales hasta que llegó Open Eyes.

Anna: Hace un año y medio que decidimos enfocarnos en crear un turismo más inclusivo en el país para analizar las necesidades de una de las comunidades más vulnerables de India: las mujeres invidentes. Nos encontramos con que la India cuenta con la población ciega más grande del mundo: 15 millones de personas donde el 48% son mujeres y sólo el 23% están trabajando. Dada esta clase de dependencia financiera forzada, podemos admitir que las mujeres con discapacidades visuales en la India son uno de los grupos sociales más vulnerable del mundo. 

Estos datos nos pusieron en marcha para contactar con una asociación que proporciona formación a mujeres invidentes como terapeutas masajistas, pero que no tenían acceso al mercado, ni tampoco clientes. Tras realizar un estudio de mercado, decidimos diseñar (¡tardamos un año y medio!), retiros de bienestar en la naturaleza donde las mujeres masajistas se encontraban en el centro del producto, para que pudieran acceder a una vida laboral y propiciar un cambio real en sus vidas.  
La asociación realiza una formación específica diseñada para invidentes durante dos años. El hecho de no ver hace que estas personas tengan mucho más desarrollado el sentido en las manos, y puedan sentir de forma más profunda el dolor del paciente, que un terapeuta con visión normal.

Ángela: ¿Cómo exactamente incorporas el trabajo de las mujeres en la cadena de valor de turismo?
Retiro de Bienestar con mujeres invidentes

Anna: A través de nuestros itinerarios. Te pongo un ejemplo para entenderlo mejor. El año pasado lanzamos el primer retiro de bienestar situado en los bosques sagrados de Jageshwar, en los Himalayas.

El retiro se desarrolla alrededor de cinco elementos;  la conexión, la comida Sattvic (comida “pura” que se denomina en la India), la naturaleza y el movimiento (yoga ancestral de la India) y el tacto. Este último es un punto muy importante de terapia a través masajes, que es donde incorporamos a las mujeres invidentes que van a estar una semana compartiendo el viaje y van a ofrecer al viajero masajes terapéuticos.

Este año tenemos ya varias fechas anunciadas para grupos que saldrán desde España.

Hablando de mujeres, este año hemos agrupado todos nuestras experiencias en nuestros viajes diseñadas con mujeres desde el 2011,  como experiencias con mujeres taxistas, artesanas en la zona rural, mujeres invidentes terapeutas, mujeres guias, cursos de cocina Ayurveda, etc…  bajo el nombre de “Women in Tourism”. El objetivo es “alzar la voz” a un turismo mas igualitario en género, desde comunidades hasta posiciones directivas,  ya que todavía existe mucha desigualdad en puestos de trabajo en turismo en India.

Ángela: Ellas realizan su formación como masajista mientras que vosotros os encargáis de generar la sinergia entre su trabajo, los retos a los que se enfrentan en la sociedad y el turismo. ¿Qué ha significado esto para las mujeres?

Anna: Exacto. Solo en este año, ya hemos formado a 29 mujeres invidentes en materia de comunicación, apariencia y aspectos básicos en turismo. Para que te hagas una idea del impacto que está teniendo esta nueva oportunidad generada a través de Open Eyes, esto fue lo que Laxmi, una  de las masajistas, nos comentó acerca de la experiencia del último retiro: “Anna, poder hacer los retiros es como leer un libro lleno de conocimiento, no podemos ver a través de nuestros ojos, pero nuestro sentido del tacto nos ha ayudado a ser masajistas, y aquí tenemos la oportunidad de conocer a mucha gente y aprender sobre las diferentes culturas. Por primera vez, me siento contenta, auto realizada y valorada por mi trabajo.”

Nunca pensé que Open Eyes, el nombre de empresa que creé en el 2011, tendría tanto significado ahora.

Ángela: ¿Cómo conseguís que el mensaje del turismo responsable quede implícito en vuestros viajes?
Centro de Rescates de Elefantes

Anna: Desde la reserva del viaje tratamos de dar toda la información necesaria y sensibilizar al viajero. No obstante, siempre es más fácil que el mensaje se viva una vez que ya estás viajando, y aquí nosotros personalmente contribuimos a que entiendan bien lo que queremos transmitir.

Por ejemplo, hay una comunidad con la que llevamos trabajando desde nuestros inicios Jaipur, donde nuestros viajeros tienen la oportunidad de vivir una verdadera inmersión cultural con la comunidad, conviviendo con jóvenes y artesanas de la zona. Les llevamos a visitar proyectos de educación y sanidad, pero también la interacción con mujeres artesanas y realizamos varias actividades, como un pañuelo de blockprinting, la artesanía más antigua del Rajasthan. Este grupo de mujeres trabajan con una empresa social que les ayuda a ser más autosuficientes mediante la formación de distintas técnicas de bordados y estampación. El trabajo de productos finalizados es recompensado económicamente, apoyando la mejora a la igualdad de la mujer en el país.

Otro ejemplo, es que desde Open Eyes no promovemos la subida al Fuerte de Jaipur a lomos de los elefantes, que tanto se ofrece como experiencia turística en el país. Si nuestro viajero llega con la idea de realizar actividades de este tipo, se le explica la problemática asociada al bienestar animal y su uso en actividades turísticas, pero también le proporcionamos una alternativa; que puede ser una visita a una reserva auténtica de elefantes donde puede estar en contacto con el animal en su hábitat natural y hasta salir a pasear con el. 

¡Muchas gracias Anna! Recuerda que puedes visitar la página web de Open Eyes y seguirles en Facebook 

 323 visitas

Read More

Turismo ornitológico en Galicia, entrevista con Xabier Vázquez

Xabier Vázquez

Birding Galicia es una marca de la consultoría Habitaq SL gestionada por Xabier Vázquez Pumariño, biólogo, ornitólogo y consultor ambiental en España y América Latina. Desde hace tres décadas trabaja en conservación de especies amenazadas y seguimiento de fauna y flora y procesos ecosistémicos, implantación de programas de sostenibilidad y evaluación de proyectos, así como guía ornitológico. En esta entrevista, Jennifer Peral habla con Xabier sobre su trayectoria, retos y visión de futuro para el turismo ornitológico en Galicia.


Jennifer: ¿Cómo surge y cuál es la misión de Birding Galicia?
Xabier: Birding Galicia nació como una marca diferenciada dentro de Habitaq. Habitaq comenzó su actividad en 1999 (al principio éramos una cooperativa) y nuestra misión fue ofrecer los mejores conocimientos posibles a administraciones públicas y empresas privadas sobre medio ambiente y desarrollo económico local, particularmente en el medio rural.

El turismo, concretamente el turismo de naturaleza, fue desde el inicio uno de nuestros puntos fuertes puesto que aunamos conocimientos de economía y medio ambiente. Al diferenciar Birding.gal abrimos una nueva línea de actividad que nos satisface mucho y es pasar de la consultoría a directamente ser proveedores de servicios cubriendo un hueco que en Galicia nadie cubre (de manera reglada, esto es desde una empresa que paga impuestos, parece un detalle menor, pero es importante).

Lo que tratamos de hacer es allegar al gran público la naturaleza de Galicia, particularmente vehiculada a través de sus aves, y ofrecer a clientes más especializados un servicio de guía que pueda hacer más útiles y enriquecedoras sus visitas a las aves y la naturaleza del noroeste de la Península.

Jennifer: ¿Cuáles son vuestros objetivos?

Xabier: Queremos crecer en el sentido de llegar a mayor público potencial y tener así un nivel de actividad mayor en este campo. Una de las asignatura pendientes es el turismo interior. Llegamos a turistas británicos, holandeses y más ocasionalmente norteamericanos y australianos pero justamente público español no. El hecho de que no haya tradición en España hace más lenta la incorporación de público a este tipo de actividades, aunque pensamos que poco a poco está cambiando. En ese sentido España no se escapa tampoco a las tendencias internacionales y es, justamente, el turismo ornitológico la modalidad de turismo de naturaleza que más crece.

Jennifer: Tengo entendido que sentaste las bases del turismo ornitológico en Galicia. ¿Fue un proceso complicado?

Xabier: Depende cómo lo miremos. Llegar a implementar unas 150 rutas de turismo ornitológico en 50 espacios naturales diferentes a lo largo de la geografía de Galicia y con puntos específicos a lo largo de cada ruta, no es complicado si se tiene un conocimiento preciso del territorio y sus aves, a lo largo de los años y los meses. Adquirir ese conocimiento sí que es difícil pues lleva años, miles de km en vehículo, otros muchos a pié, horas y horas de observación… Una vez que ya lo tienes, resulta más complicado seleccionar los mejores sitios guardando el equilibrio con la conservación de los espacios naturales y sus hábitats, es decir, no revelando puntos o áreas delicadas; al mismo tiempo un visitante debe ver que la ruta es útil y que sea satisfactoria en cuanto a aves.

“Hacer un uso turístico de la naturaleza ético, viable y que tenga como principal valor precisamente la conservación de la biodiversidad”.

Igualmente determinar qué momento del año es bueno para visitar un lugar u otro es una tarea que lleva años, aunque en este caso contamos con los anuarios ornitológicos por ejemplo que son de ayuda en muchos casos.

Comenzamos a llamar a puertas de la Administración -de hecho de varias administraciones- en Galicia ya con el cambio de milenio. Era un campo emergente, en crecimiento claro. La administración reaccionó años más tarde, concretamente en el 2010 pues no querían quedarse al margen de este nuevo nicho turístico, posteriormente, entre los años 2014 y 2016 se dió un nuevo impulso. Aun así, este nicho como todos, en realidad, no requiere de impulsos puntuales sino de un trabajo constante, quizás no es necesario algo particularmente espectacular pero sí continuo y muy centrado en los sectores a los que queremos llegar.

Otras administraciones, de ámbito local, se han incorporado muy tarde a este ámbito y lo han hecho, en muchas ocasiones, sin conocer bien su recurso ni su mercado objetivo.

Jennifer: De todos los retos a los que os habéis enfrentado ¿cuál habéis afrontado con mayor ilusión?

Xabier: Hablando estrictamente de turismo ornitológico, el hecho de hallar un compromiso entre divulgación y preservación de los valores naturales de un espacio es un hecho que produce mucha ilusión pues es en definitiva compartir aquello, podríamos decir, por lo que respiras. Una vez encontrado este equilibrio resulta muy satisfactorio pensar que es un pequeño grano de arena más para la conservación, idealmente protección, de un espacio natural y sus recursos, en particular las aves.

Jennifer: ¿Crees que el turismo debería enfocarse más en lo que aporta el contacto con la naturaleza?

Xabier: Pues no estoy seguro. El problema en España es que se está introduciendo el turismo de naturaleza sin elementos básicos previos. Esos elementos son la protección real de los espacios naturales (los paper parks solo sirven sobre el papel…). La mayor parte de la “naturaleza” en España está en la Red Natura, con independencia de su grado de protección, y la red natura en España no está realmente protegida. Faltan los planes de ordenación de los recursos naturales y los posteriores planes de uso y gestión, vigilancia…. Igualmente con determinadas especies, en determinados momentos y lugares hay que establecer una regulación específica para evitar problemas o, dicho de otra manera, hacer un uso turístico de la naturaleza ético, viable y que tenga como principal valor precisamente la conservación de la biodiversidad.

La realidad que vemos es que no se cumplen premisas mínimas con lo cual se está a merced de lo que cada turista entienda o decida o a lo que cada empresa de turismo de naturaleza decida que es mejor. Todos los días, por poner un ejemplo, vemos como ayuntamientos y otras administraciones promocionan determinados elementos naturales que en breve, en el caso de tener éxito, sufrirán un grave deterioro y entre otras cosas por no tener protección ni un plan de usos y gestión no revertirá en más dinero para el territorio. La naturaleza no es un parque temático más, no es un escenario.

El turismo como cualquier actividad no se puede escapar al sentir y entender de la cultura de la  población en general. Una sociedad ignorante en temas ambientales producirá un turismo de naturaleza ignorante del medio natural.  Es un campo muy delicado, los pasos deben darse con muchísima prudencia y un gran cuerpo de conocimientos científico-técnicos detrás.

Jennifer: ¿Crees que el cambio climático está afectando a la migración?

Xabier: Pues sí, es obvio para cualquiera que el cambio climático está teniendo efectos muy concretos sobre multitud de especies y ecosistemas. En concreto sobre las aves los efectos son claros pues es un grupo bien estudiado y muy popular en relación a otros. Vemos claramente como muchas especies comienzan a criar antes, algunas que eran abundantes durante la invernada ya no se acercan en un número tan grande a la península Ibérica por ejemplo pues quedan en áreas más septentrionales y especies que invernan en África llegan antes a sus áreas de nidificación en la península. Algunas especies típicas del continente Africano o del sur del Mediterráneo comienzan a criar aquí y expanden sus territorios cada año en dirección norte, la golondrina dáurica es un ejemplo típico.

Un problema grave derivado de esta situación es la asincronía que se da entre las necesidades de algunas especies nidificantes: simplemente se ha desacoplado la nidificación de muchas especies con la eclosión de insectos concretos con lo cual la productividad es bajísima pues no tienen alimento en momentos críticos, esto los lleva a su rarificación. En otros casos calor, frío o lluvias a destiempo arruinan la nidificación de muchas aves…Son solo ejemplos de los múltiples efectos que el cambio climático está por producir.

Jennifer: Cuéntanos brevemente las perspectivas de futuro que tienes con Birding Galicia.

Xabier: Aspiramos a seguir manteniendo las tareas de consultoría ambiental combinándolas con un mayor número de visitantes que quieran conocer la naturaleza y las aves del noroeste de la Península. En este sentido creemos que todavía queda mucho por dar a conocer de cara al público extranjero mientras crece el interés, poco a poco, por la naturaleza en nuestros país pero contada desde una perspectiva profesional a la par que amena, y desde luego con rigor ético.

¡Gracias Xabier! Recuerda que puedes seguir visitar la página web de Birding Galicia, seguirles Facebook,en Twitter y en Instagram.

 323 visitas

Read More

Más allá de la sostenibilidad: la respuesta del turismo regenerativo a la crisis socio-ambiental actual

Norman J Rodea

Seguramente has escuchado hablar del término turismo regenerativo. Pero, ¿qué significado guardan las llamadas experiencias regenerativas en el paradigma actual? Norman J. Rodea, Director de Programas de Outward Bound México y Docente y Consultor para la Universidad de Medio Ambiente (UMA) de Valle Bravo (México), habla con Ángela Rodríguez sobre esta tipología de turismo que apuesta por generar las condiciones ideales para sanar la relación humano-naturaleza a través de experiencias que transformar.


Ángela: Norman, explícanos ¿qué es turismo regenerativo?

Norman: Actualmente vivimos una crisis socio-ambiental la cual se manifiesta en una clara disminución en la calidad de vida de las personas y los ecosistemas alrededor del mundo. Una “de-sincronización” aparente entre las dinámicas sociales del ser humano y las dinámicas y ciclos de orden natural que rigen el mundo en el que vivimos. Una ruptura en la comprensión y manejo de las múltiples relaciones entre ambas dinámicas, que al no estar alineadas, generan una serie de obstáculos y problemáticas en el proceso y dinámica natural de re-generación de la vida misma.

Esta desconexión aparente tiene como raíz fundamental la separación física y cotidiana de la dinámica del ser humano como individuo y sociedad, con las dinámicas del entorno natural que habita, que lo provee y le da sustento. Ausencia de re-conocimiento de esta íntima relación debido a la falta de contacto espontáneo, funcional, cotidiano y/o sagrado con el medio natural. Actualmente en el mundo, habitan más personas en zonas urbanas que en zonas rurales, lo que nos dice que una masa crítica considerable de seres humanos alrededor del mundo están viviendo bajo una dinámica y cosmovisión cultural no del todo alineada al orden, ciclos y flujos naturales que definen el bienestar y calidad de vida de cada lugar.

Comprender el turismo regenerativo como una plataforma que genera experiencias transformativas de alto impacto que re-activan y nutren las relaciones humano-naturaleza, catalizando así la comprensión y motivación de convivencia en las personas con la naturaleza de una manera espontánea no forzada. Una herramienta de alto impacto que germina conciencia socio-ambiental desde un espacio sutil y sensible, teniendo así gran inferencia en la transformación del comportamiento en las personas. Llevándonos a un espacio de pensamiento, actitud y acción mucho más orientado a la sustentabilidad, la re-generación y la vida misma. Descubrir y desarrollar habilidades-destrezas, que nos  permitan conocer y comprender a la naturaleza desde nuestra propia naturaleza, re-definiendo el rol del ser humano como agente re-generativo de su propio sistema socio-ambiental.

Ángela: ¿En qué se diferencia el turismo regenerativo del turismo sostenible?

Norman: La diferencia esencial entre ambos tiene que ver en la perspectiva de entendimiento del potencial del turismo como actividad humana en la naturaleza. El turismo sostenible contempla la huella ecológica de los turistas como un impacto de costo ambiental, por lo que su perspectiva es de generar el mínimo impacto debido a que solo visualiza que este impacto pueda ser de orden degenerativo (impacto negativo).

“El turismo sostenible puede generar experiencias que lleguen al orden de “anécdotas”, el turismo regenerativo trasciende la anécdota y la transforma en un aprendizaje significativo a través del procesamiento de la experiencia.”

El turismo regenerativo plantea la posibilidad de transformar esta visión, donde la huella ecológica no necesariamente es un costo sino que realmente pueda ser una inversión, es decir, que se pueda invertir en huella ecológica para generar experiencias de inmersión en la naturaleza lo suficientemente poderosas que permitan un cambio de percepción (actualización de la cosmovisión) y por lo tanto en el actuar de las personas.

En este sentido el turismo sostenible se enfoca en la logística operativa de actividades (que se generen el mínimo impacto ambiental), y el turismo regenerativo se enfoca en el diseño de experiencias transformativas donde las actividades y la logística operativa son ingredientes de la experiencia, pero no el foco central. El turismo sostenible se enfoca en el impacto físico (sistémico/estructural) del turismo, el regenerativo se enfoca en el impacto experiencial (sensible/relacional), ya que lo que pretende regenerar es la relación humano-naturaleza. El turismo sostenible puede generar experiencias que lleguen al orden de “anécdotas”, el turismo regenerativo trasciende la anécdota y la transforma en un aprendizaje significativo a través del procesamiento de la experiencia.


El turismo regenerativo trabaja a partir del modelo de Ecología Profunda (Deep Ecology), donde la idea central es que una experiencia profunda en la naturaleza puede generar cuestionamientos/reflexiones profundas las cuales se pueden ver traducidas en cambios de comportamientos significativo, por convicción propia más no por obligación.

Ángela: Hablas de “experiencias transformativas”, ¿el turismo regenerativo apuesta por el viaje transformador?

Norman: En un sentido esencial sí, el turismo regenerativo requiere por premisa ser un viaje transformador, ya que lo que pretende regenerar es la relación humano-naturaleza. Si no se lleva a cabo una transformación en la cosmovisión (percepción) y por lo tanto en el pensar y actuar, entonces realmente no se puede hablar de un proceso regenerativo.
Las tendencias del mercado de viajeros (vs vacacionistas) actuales se están enfocando en experiencias transformadoras (fuente: Anna Pollock, Flourishing Beyond Sustainability), ya no buscan solamente experiencias de conexión. Lo que está buscando este mercado son experiencias que trascienden el espacio/tiempo del viaje de manera que puedan transferir y aplicar lo vivido en su propio contexto cotidiano, y por lo tanto que esa conexión vivida no sea solamente temporal. Lo peor que le puede pasar a un viajero de esta naturaleza, es que no le pase nada, ser la misma persona antes y después del viaje.
El turismo regenerativo busca ser un parteaguas en la vida de los viajeros, de ahí que el diseño minucioso del plan experiencial (experiencia transformativa) es trascendental. Sin un modelo y diseño del plan experiencial, las vivencias permanecen en un estado anécdotas y no trascienden el tiempo/espacio del viaje.

Ángela: Entonces, los proyectos de turismo comunitarios tienen un gran potencial dentro del turismo regenerativo, pues generalmente disponen de esa conexión profunda con la naturaleza y la cosmovisión. En México, ¿es este el caso?

Norman: Es una pregunta interesante, sí existen muchos proyectos comunitarios que cuentan con los elementos ideales para este tipo de turismo, pero desafortunadamente los niveles de capacitación dentro de estos proyectos son muy pobres y en realidad solo se quedan a nivel de logística y habilidades técnicas, lo que deja un hueco dentro de lo experiencial para diseñar y facilitar experiencias transformadoras.

Como te comentaba, no es suficiente contar con los elementos necesarios para estas experiencias (infraestructura, cultura, recorridos, talleres, etc) sino que la raíz de la transformación necesita de lo que llamamos diseño y procesamiento de la experiencia (Plan Experiencial). Esto lo que hace es transformar la anécdota en un aprendizaje significativo a través de un proceso de: contexto-vivencia-reflexión-transferencia. Este proceso es realizado por un facilitador, el cual no solamente es un guía de la experiencia (anécdota) sino que cuenta con los conocimientos y capacidades para procesar dicha experiencia y transformarla en un descubrimiento/confirmación significativo, el cual la gente pueda transferir a su contexto cotidiano y por lo tanto transformar algún aspecto relevante en su vida.

En mi experiencia, a nivel nacional, la mayoría de proyectos comunitarios se manejan en el nivel de capacitación de guías pero les falta el componente de capacitación en facilitación. Es por eso que nosotros (Outward Bound México) al igual que muchos otros operadores de experiencias transformativas, operamos bajo un esquema de co-operación entre guías locales (comunitarios) y facilitadores (staff foráneo al lugar). Donde a través de los guías locales se generan las experiencias pero el facilitador, quien tiene un contexto similar al del viajero, genera los espacio/tiempos de reflexión y transferencia. En un sentido esencial, el guía se enfoca en la ruta y logística y el facilitador se enfoca en el manejo de grupo y progresión de la experiencia transformadora.


Este modelo de co-operación es muy eficiente y comparte la curva de aprendizaje y capacitación de guías locales y facilitadores foráneos. Actualmente no hay muchas organizaciones en México que manejen el diseño o procesamiento mismo de la experiencia como tal. Algunos ejemplos de operadoras son Outward Bound México, La Mano del Mono, Atlas Unbound.

En cuanto a proyectos comunitarios que cuentan con las condiciones y madurez para servir como sede de estas experiencias, algunos son: Selva del Marinero – López Matéos, Los Tuxtlas, (Veracruz); Agua Blanca, (Michoacán); Campamento Turístico Lacanjá Chansayab, (Chiapas) o Tozepancalli, Cuetzalan, (Puebla).

Ángela: El turismo regenerativo se presenta entonces como una disrupción intencionada de la forma en la que el individuo está habituado a relacionarse con su entorno más habitual… ¿Éstas experiencias son aptas para todos los públicos?

Norman: Digamos que el turismo regenerativo no necesariamente busca a la gente que está preparada para la transformación (también trabaja con este nicho pero no es su único enfoque), sino al revés, busca a través de la experiencia profunda que la gente descubra la posibilidad y el potencial de una transformación. Busca dar a la gente un referente experiencial de los beneficios palpables al entrar en contacto estrecho con el mundo natural (social y ambiental), de manera que el cambio de pensamiento, actitud y comportamiento emerja a manera de convicción de las personas al tener ya una experiencia de vitalidad, conexión, tranquilidad, disfrute, silencio y paz interna, sonrisa compartida, etc.


La idea es dar una ventana de oportunidad para todas aquellas personas que no tienen un contacto cotidiano y espontáneo con lo natural (manifestado en la naturaleza), es decir, la vida de lo urbano y sedentario, que en realidad es un diseño de vida alejado de lo natural: ritmos, tonos, flujos, espacios, relaciones, etc. Cuando la gente vive inmersa en un mundo “artificial” (desalineado de los ciclos, flujos y formas naturales) y no tiene puntos de referencia fuera de eso, creen que ese estado es lo natural. Sería como una persona que toda su vida ha caminado en huaraches cree que los huaraches es lo más cómodo para caminar, hasta que se pone unas pantuflas o unos tennis…ahora ya tiene puntos de comparación.

“La regeneración no es un fin, es un proceso, y el turismo regenerativo puede generar las condiciones para que este proceso germine en las personas que lo viven.”

Nosotros en Outward Bound México por ejemplo, uno de los nichos que trabajamos es el de jóvenes en riesgo y de bajos recursos, jóvenes que están en problemas legales o de drogadicción. Una experiencia de inmersión en la naturaleza en formato expedición con componentes de esfuerzo físico y de realizar todo lo necesario para resolver una expedición (desde armar campamento, comida, navegación mapa brújula, etc), les da una experiencia de empoderamiento, salud, creatividad, motivación, vitalidad, compasión, belleza, etc. toda una serie de elementos que nunca habían conocido antes, y en la mayoría de ellos estas experiencias se vuelven un parte aguas de transformación ya que tienen por primera vez un referente experiencial (no sólo aspiracional) de que pueden hacer algo más con su vida de lo que han estado haciendo.

Sin importar el nicho en que hemos trabajado, la mayoría de los participantes de nuestros programas descubren que están buscando algún tipo de transformación ya estando en la experiencia, puede ser una transformación personal, o de estilo y diseño de vida, o de relaciones, etc. Muchos de ellos por ejemplo, notan al regresar a la ciudad el aroma poco agradable que se percibe en la ciudad, “No me había dado cuenta de que la ciudad huele así”. Es algo que se descubre al tener un punto de referencia externo.

La regeneración no es un fin, es un proceso, y el turismo regenerativo puede generar las condiciones para que este proceso germine en las personas que lo viven.

Ángela: Desde el punto de vista del destino, ¿en qué puede aportar el turismo regenerativo?

Norman: La verdad es que el turismo regenerativo tiene el potencial de aportar muchas cosas a los destinos, algunas de forma directa y muchas otras de forma indirecta. Por mencionar algunas:  la regeneración del tejido socio-ambiental local, es decir, conservar, regenerar, arraigar la relación de sinergia y cariño entre una comunidad y su entorno en función de la calidad de vida para todo el lugar; desde un espacio de motivación/admiración emergente y no de obligación forzada/impuesta.

La institución de políticas, manifiestos y procedimientos de bajo impacto ecológico para visitantes y gente local, logrando realmente la implementación de un programa de conservación, manejo y regeneración del capital natural. El fortalecimiento de la resiliencia de los medios de vida local, al desarrollarse una economía enfocada primero al autoconsumo y segundo a la comercialización.

A mayor capacidad interna de satisfacer necesidades de calidad de vida locales sin la importación del exterior, mayor resiliencia interna. También el intercambio cultural promoviendo la actualización de las cosmovisiones locales integrando las visiones globales/foráneas. Comprender el “mundo exterior” para diseñar estrategias de relación cautelosa no invasiva/destructiva que llegue desapercibida.

Ángela: ¿Se podría hacer turismo regenerativo sin la figura de alguna de las personas clave como el guía local o el facilitador externo?

Norman: En un sentido esencial no es necesario contar con un guía o facilitador, el mero hecho de invertir tiempo en la naturaleza de forma espontánea no estructurada sirve el propósito de reconexión, de ir sanando la relación que por algún motivo se descuidó. Esto ocurre de manera natural y emergente ya que al final del día somos naturaleza, no hay separación. El acto e intención de entrar y convivir con el entorno natural representa el hermoso fenómeno de volver a casa (ecología del latín “conocer la casa”), como seres humanos naturales que somos. Volver al ambiente de donde venimos y con el que vivimos, respiramos, comemos, jugamos, aprendemos, sentimos, soñamos… la vida en la vida misma, no hay más.

El hecho de contar con un guía o facilitador simplemente cataliza este proceso de reconexión y relación. Algo que naturalmente va a ocurrir puede ser acelerado. Considero que el guía/facilitador en realidad es un “lazarillo”, el cual lleva con atención y cariño al “ciego” dentro de territorios desconocidos (externos/internos). Desde una cuestión funcional como los accesos, especialmente en México que nuestros servicios de señalética o guías impresas de turismo son muy precarias, es necesario alguien que conozca al lugar y su gente, y pueda facilitar la inmersión de lo profundo en lo natural, cultural y vivo…aquello que Bonfil llama “El México Profundo”.

Ángela: ¿Qué perspectivas de futuro crees que esperan al turismo regenerativo?


Normal: Creo que el turismo regenerativo tiene una naturaleza dicotómica. Por un lado visualizo que la demanda de este tipo de turismo transformativo está y seguirá creciendo, bajo la premisa de la constante búsqueda de las personas en las ciudades hacia experiencias que transformen algún aspecto de su vida o cosmovisión. Así como una creciente en los movimientos ecológicos hacia experiencias de relación y conexión directa entre la gente y el entorno natural y no meramente desde lo conceptual o ideológico. Por lo que del lado de la demanda se ve muy positivo.

La otra cara de la moneda se encuentra en la oferta, en el desarrollo de destinos y experiencias de turismo transformativo. En este sentido, los destinos que pueden ofrecer este tipo de productos se encuentran en una disyuntiva que al no saber manejarla podrá significar el deterioro y erosión de los mismos. Me refiero a la curva de aprendizaje de los modelos de negocios que sustentan económicamente a estas empresas, proyectos o destinos.

”[…] Al final del día somos naturaleza, no hay separación. El acto e intención de entrar y convivir con el entorno natural representa el hermoso fenómeno de volver a casa.”

Existe un mal entendimiento en el manejo de los mercados creyendo que “más turismo = sostenibilidad y proliferación económica”. Pero varios ejemplos vivos de esta perspectiva nos han demostrado que esta premisa de modelo de negocio no necesariamente es cierta, o por lo menos al mediano y largo plazo. Los destinos, proyectos y empresas de turismo transformativo tienen que aprenden a implementar y respetar las capacidades de carga física y experiencial de los destinos y productos.

En el sentido de que si se introducen más viajeros de los que un determinado lugar puede albergar permitiendo su recuperación ecosistémica natural, entonces este destino tiende a degradarse y por lo tanto perder el atractivo original que dió lugar a su desarrollo. Como dice Jorge Moller del Global Sustainable Tourism Council “No más turismo (volumen), mejor turismo (calidad)”. Implementar y respetar las capacidades de carga física y experiencial reconciliando la cantidad de visitantes que puedo introducir en un lugar en una experiencia antes que se sature, con el flujo de visitantes que se requiere manejar para que sea económicamente viable. La solución: mejores productos de turismo, menor volumen de mayor calidad.

¡Gracias Norman! Te invitamos a visitar la página web de Outward Bound México y de la Universidad de Medio Ambiente (UMA) de Valle Bravo,  de quienes puedes conocer más en este enlace.

 323 visitas

Read More

Turismo Slum, ¿es ético? – Entrevista con Elisa Spampinato

Elisa Spampinato

Turismo Slum: ¿es ético? Es difícil encontrar a alguien que pueda responder a esta pregunta tanto desde el punto de vista profesional como académico. Sin embargo, Tamara Ramos encuentra el ajuste perfecto: Elisa Spampinato. Ha estudiado Antropología y Sociología en Italia (Roma) e Ingeniería de Producción en Brasil (Río de Janeiro) y cuenta con una amplia cartera de investigación sobre diferentes temas, desde gobernabilidad local y democracia participativa hasta desarrollo comunitario local, innovación social y turismo comunitario.


Tamara: Elisa, ¿qué hizo interesarte en Favela Tours?

Elisa: Descubrí el Turismo Slum y los Favela Tours mientras vivía en Río de Janeiro. Inmediatamente me di cuenta de que se trata de una realidad muy compleja en sí misma, llena de contradicciones y que no es fácil abordar analíticamente ni comprender.

Sin embargo, al observar el fenómeno más de cerca, me di cuenta de que presenta muchos aspectos interesantes que atrajeron mi curiosidad intelectual. Por ejemplo, las preguntas antropológicas sobre el encuentro con el “otro” y la autenticidad cultural, ambas típicas de la experiencia turística, se vuelven aún más intrigantes y, al mismo tiempo, más desafiantes en el caso del turismo slum.

Rocinha Tour

Además, en un país como Brasil, debemos analizar los muchos riesgos y desafíos que enfrenta el turismo slum: preguntas sobre las desigualdades sociales y las relaciones de poder. Mi interés en el turismo slum se hizo aún más fuerte cuando descubrí que los recorridos de Favela también pueden ser una forma de apoyar un proyecto comunitario, y tienen el potencial de apoyar el desarrollo local sostenible y en algunos casos incluso ser un laboratorio de innovación social. Entonces, en ese momento de curiosidad, decidí estudiar el fenómeno y concentrarme en algunos estudios de casos.

Tamara: ¿En qué se centró tu investigación?

Elisa: Mi investigación no se ocupó de la simple cuestión moral: el turismo slum es bueno o malo. La gente realiza estos recorridos por muchas razones, algunas por la emoción de ver gente pobre (el interés zoológico). Otros, por interés académico, o porque están involucrados en movimientos sociales y políticos, son voluntarios internacionales o simples viajeros curiosos.

Enfrentado a una variedad de realidades, decidí no enfocar mi investigación en las razones que motivan a los turistas, sino en las diferentes formas en que se ofrece Turismo Slum en la ciudad de Río de Janeiro. Mi investigación tuvo como objetivo analizar el grado de participación de la comunidad en el diseño, la organización y la prestación de los servicios turísticos ofrecidos en ese lugar en particular.

Rocinha Tour

Durante mi investigación, descubrí el alcance de la diversidad de servicios ofrecidos: no solo visitas, sino también alojamiento, transporte, deportes, eventos ambientales y culturales, entretenimiento y otras actividades sociales. Por esta razón, sugeriría usar el término Turismo Slum, en lugar de Slum tours.

Tamara: ¿Qué tan popular es este  turismo en Brasil? ¿Cuál es la situación actual de este tipo de turismo en el país?

Elisa: Según estadísticas recientes, el 80% del turismo  slum a nivel mundial se concentra en Sudáfrica y Brasil, y casi todo el turismo slum brasileño se encuentra en la ciudad de Río de Janeiro, junto con un porcentaje muy pequeño en Paraisópolis, en la ciudad de Sao Paulo.

A pesar de la gran cantidad de turistas que visitan cada año un slum brasileño (alrededor de 50,000 turistas, según los datos de 2012), no es fácil establecer cuántos tours de Favela existen en Brasil hoy en día, principalmente porque hay muchos tours de propiedad y gestión. por empresas privadas y operadores turísticos que no están de ninguna manera regulados o monitoreados por la autoridad local, e incluso la ABAV-RJ local (Asociación Brasileña de Agencias de Turismo de la ciudad de Río de Janeiro) no tiene información de las actividades vendidas por sus propias agencias.

Mi interés en el turismo slum se hizo aún más fuerte cuando descubrí que los recorridos de Favela también pueden ser una forma de apoyar un proyecto comunitario, y tienen el potencial de apoyar el desarrollo local sostenible y en algunos casos incluso ser un laboratorio de innovación social. 

También hay varios casos de visitas a favelas organizadas por las propias comunidades locales, pero este es un número mucho menor que los administrados por el sector privado. Por lo tanto, es realmente difícil tener una idea clara de la cantidad de visitas a Slums.

Creo que es importante mencionar que durante los Juegos Olímpicos, la imagen del Turismo Slum en Río de Janeiro cambió drásticamente y alcanzó su punto máximo en términos de participación comunitaria y apoyo político. Después de los Juegos Olímpicos, se produjeron otros cambios y se reformó la realidad del turismo de los barrios marginales en la ciudad de nuevo. Lamentablemente, muchas de las iniciativas locales de Turismo Slum, los tours, el alojamiento y algunos de los proyectos sociales, llegaron a su fin como consecuencia de las nuevas circunstancias sociales y políticas. Sin embargo, la mayoría de las instituciones y los grupos que se crearon y potenciaron en el camino, así como las comunidades locales y las experiencias de turismo sostenible, todavía existen y continúan sus actividades turísticas, pero de una manera mucho menos compatible.

Tamara: ¿Se puede comparar los Tours de Favela con Slum Tours en India, Sudáfrica y otros países? ¿Cuáles son las diferencias?

Elisa: Los Slum Tours más visitados y famosos a nivel mundial son los que se encuentran en Sudáfrica (Lebo’s Soweto), en India concretamente en Dharavi o Mumbai (Reality Tours) y en Brasil, como por ejemplo Rocinha Original Tour, MUF -Museu de Favela o Santa Marta. En Río de Janeiro en concreto, los primeros Slum Tours fueron creados a finales de los 80 y principios de los 90.

Hoy en día, los Slum Tours también se ofrecen en otros países de África, en otras ciudades de la India, y también en México, Jamaica, Indonesia, Tailandia y en Filipinas, donde comenzaron en 2011.

Creo que no necesitamos resaltar las obvias diferencias culturales y las características típicas de cada uno de los países donde se ofrecen visitas a barrios marginales, pero debemos considerar la historia y los antecedentes sociales, políticos y culturales que hacen que cada favela / slum sea único y especial, incluso en el mismo país y en la misma ciudad, como en el caso de Río de Janeiro.

Sin entrar en demasiados análisis sociológicos y antropológicos para cada una de las favelas, debemos recordar que cada slum es una sociedad y una realidad rica y compleja en constante cambio. Las comparaciones fáciles  y el juicio a través de las experiencias pueden ser no solo superficiales y sin sentido, sino también muy irrespetuosos con esas culturas y su historia.

En Río, por ejemplo, uno podría participar en un tour de Slum en cada una de las casi 800 favelas que existen en la ciudad, y todas los tours serán diferentes y únicos; cada uno de los barrios marginales carioca tiene su propia historia, paisajes, historias para contar, cultura para compartir y bellezas por descubrir. Algunos de ellos podrían haber compartido una historia similar en términos de formación y evolución, debido a la proximidad geográfica o simplemente debido a decisiones y procesos políticos locales a los que estaba sujeta esa zona de la ciudad; otros, debido a su ubicación estratégica u otros factores políticos, culturales y sociales, han experimentado una realidad totalmente diferente.

De manera similar, como los barrios marginales son diferentes unos de otros, las visitas a los slums (y el turismo slum en general) pueden ser muy diferentes, incluso en el mismo barrio marginal. Deberíamos preguntarnos cuál es la “historia” de este Slum Tour: cómo se ejecuta, por quién, con qué prioridades y, sobre todo, con qué objetivos.

Lo que esto significa es que solo podemos comparar algunas de las formas en que se ofrecen y gestionan los recorridos y luego comenzar a reflexionar sobre las elecciones y valores que pueden estar detrás de ellos.

Podemos observar, por ejemplo, que casi todos son recorridos a pie, algunos ofrecen también recorridos en bicicleta; que algunas agencias, sin embargo, ofrecen recorridos turísticos, y estos son los que han sido criticados masivamente por su efecto de distanciamiento y su fuerte aspecto voyerista, por el que los lugareños han dado el apodo de “gira de safari”.
Otra diferencia significativa es el uso, o no, de guías locales, y, por supuesto, el grado de compromiso y participación de la comunidad.

Tamara: Esto es interesante … ¿cuál es tu experiencia con la participación de la comunidad en el Turismo Slum?

Elisa: La participación de la comunidad en el turismo se ha estado desarrollando en toda la industria, y no solo en el turismo de los barrios de tugurios. 

Algunas veces esto es como resultado de la autoorganización de la comunidad; a veces es como resultado de los esfuerzos de pocos individuos externos que inician cambios internos cruciales; a veces se produce como resultado del apoyo político y financiero explícito del gobierno local, en asociación con la industria del turismo.

“Creo firmemente que el Turismo Slum solo puede recomendarse si se trata de una oportunidad real para que la comunidad local y el área se beneficien de ello, desde el punto de vista socioeconómico y también cultural y político

Cualesquiera que sean las razones, es incuestionable que el Turismo Slum ha funcionado como un motor para el cambio en la dinámica social interna de las comunidades involucradas, lo que les da un cierto grado de control sobre cómo se perciben.

Tamara: ¿Cómo puede alguien identificar a los proveedores que ofrecen Favela Tours de manera responsable? ¿Hay pautas o características que uno debería mirar?

Elisa: No sé de la existencia de directrices formales para el Turismo Slum. Sin embargo, en función de mi experiencia personal y profesional, y del trabajo realizado por colegas y profesionales en el área, sugeriría las siguientes pautas:

Investigar si hay una agencia comunitaria u operador turístico que realiza visitas guiadas en el barrio que se quiera visitar (esta debería ser la primera opción). Si la única opción es un Tour Operator externo,  aconsejaría buscar la siguiente información antes de la visita:

  1. ¿Quiénes son los guías? Para garantizar el respeto básico de la comunidad y la seguridad de los turistas, se debe usar solo guías locales de esa comunidad.
  2. ¿Qué tipo de relación tienen con la comunidad? ¿Quién es su referencia local? (Si no tienen ninguna, eso dirá mucho sobre la naturaleza del negocio)
  3. ¿Qué porcentaje de cada recorrido va a la comunidad? ¿Pueden mostrar cómo se ha distribuido la ganancia? (Hay que tener en cuenta que si no han establecido una proporción precisa para compartir con la comunidad, entonces cualquier cantidad de dinero que quede, si es que queda, representaría solo una donación informal, en lugar de una señal de colaboración estable y equitativa entre socios)
  4. ¿Colaboran regularmente con cualquier proyecto social o cultural comunitario? ¿Y cómo? (Si esto existe, eso sería una evolución natural de una relación sana existente con la comunidad y representaría un bono, y claramente no la prueba principal de su compromiso con la comunidad).

P.D. Si el Tour Operador / Agencia no cumple con las pautas éticas básicas, ¡no vayas! De lo contrario, podrías ser parte de una experiencia que es irrespetuosa y negativa para la comunidad y como se percibe.

Tamara: ¿Puede el Turismo Slum ser responsable y sostenible?

Elisa: Creo firmemente que el Turismo Slum solo puede recomendarse si se trata de una oportunidad real para que la comunidad local y el área se beneficien de ello, desde el punto de vista socioeconómico y también cultural y político, en términos de empoderamiento.

Es posible que el Turismo Slum traiga beneficios a la comunidad, puede ser responsable y también sostenible; pero para que esto suceda por completo debemos educar a los turistas, así como a los sectores privado y público involucrados, antes y durante la experiencia de viaje.

Creo que el deseo de experimentar lo exótico, lo diferente, lo desconocido siempre existirá, y se puede ver como parte de la condición humana, supongo. Los barrios marginales son lo “nuevo exótico” y, al mismo tiempo, el lado oscuro de nuestras ricas sociedades y su injusto desarrollo, que hacen que el Turismo en los slums sea tan difícil de entender y tan fascinante y desafiante al mismo tiempo por el potencial que representa. .

Creo que mientras haya respeto, comprensión y una actitud de mente abierta, viajar puede ser un viaje para encontrar la “otra” realidad exótica, siempre que la otra no se haya congelado en una categoría vacía y se haya etiquetado en consecuencia. Creo firmemente que el turismo puede seguir siendo un viaje de experiencias y emociones compartidas, una experiencia de aprendizaje tanto para el anfitrión como para el huésped, siempre que seamos conscientes de las consecuencias de nuestras acciones como turistas y como seres humanos.

¡Gracias Elisa! Para conocer más sobre el Turismo Slum y el trabajo realizado por Elisa en este ámbito durante los últimos años, puedes adquirir su libro: Turismo em favelas cariocas e desenvolvimento situado: A possibilidade do encontro em seis iniciativas comunitárias (en portugués)

 323 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.