Turismo responsable aplicado a alojamientos: innovación en el sector hostelero de Uruguay

Natalia Díaz Kopec

Natalia Díaz Kopec, viajera y titulada en Administración de Empresas y Turismo, lejos de la utopía, ha construido con barro su nido, inspirado en el Hornero un ave autóctona de América del Sur. El resultado es un Bed & Breakfast, que se posiciona como el primer alojamiento sustentable en Uruguay. Todo un reto en un destino, en el que la gestión sostenible de alojamientos acaba de aterrizar.


Nuria: Innovación en turismo se suele asociar a la aplicación de nuevas tecnologías. Sin embargo ¿cómo se aplica el término innovación a vuestro proyecto?

Natalia: Innovar es cambiar, reformular, es replantearse para cualquier situación, producto o servicio que tengamos, modificando el orden del “como se ha venido haciendo”. En La Casa del Hornero la innovación viene dada por una propuesta de turismo vivencial que pretende posicionarse como un emprendimiento sustentable en el rubro hotelero. Innovamos en la construcción de nuestra infraestructura, utilizando materiales propios de la zona que minimizan el impacto ambiental.

También se quiere sensibilizar y capacitar, especialmente, a personas socialmente vulnerables. Se trata de lograr su empoderamiento, estableciendo vínculos, desarrollando el trabajo en equipo y motivándolos a generar nuevos emprendimientos mediante el aprendizaje de técnicas en construcción natural. Y todo esto, también es innovación.

Nuria: ¿Qué significa que La Casa del Hornero ofrece una experiencia de turismo vivencial?

Natalia: El turismo vivencial busca experimentar en destino a un nivel más local y reconoce una conexión más fuerte y cercana con su historia, población y cultura. Desde que regresamos del programa “Young Leaders of the Americas Initiative” supimos que el impacto de nuestro proyecto iba más allá de la rentabilidad económica. Algo que se materializa fomentando el desarrollo del trabajo en equipo, trabajando la empatía con la población local y mejorando el vínculo interpersonal entre aquellos que se involucraron en la gestación de La Casa del Hornero.  Creemos haber logrado generar impactos positivos, ya que hemos conseguido que este concepto se traslade a la construcción de casas familiares que quieren vivir bajo un techo más sustentable.

“Entendemos que si bien la responsabilidad es de todos, no todos están abiertos a minimizar los impactos que generamos”

Nuria: La Casa del Hornero se encuentra en “fase piloto”. Aún así tiene clara su vertiente: ofrecer algo más que alojamiento y desayuno ¿en qué consiste vuestra propuesta de valor?

Natalia: Involucramos al viajero con el lugar en el que se aloja desde la llegada. Conocen cómo se construyó el lugar donde van a alojarse y cuáles son los beneficios de construir siguiendo estas técnicas. Forman parte de la gestión de residuos que hacemos y la gestión del agua.
Aunque en otros lugares del mundo el reciclaje sea algo muy protocolizado y aceptado socialmente, aquí aún tenemos que trabajar este concepto a un nivel más “micro” para conseguir que pase al siguiente nivel y forme parte del día a día de un municipio.

Nuria: ¿Podrías citarnos alguno de vuestros objetivos prioritarios para saltar a la siguiente fase?

Natalia:  Tras la fase piloto, este proyecto incluye la integración de lo que llamamos un “centro multipropósito”. Este espacio que completaría nuestro Bed & Breakfast aglutinará talleres y agenda vinculada a la educación ambiental y experiencias sensoriales que pongan al viajero en contacto directo con la cultura y el entorno.

Para lograrlo, trabajamos por hacer llegar este proyecto a personas que reconozcan la importancia de la sostenibilidad económica, social y ambiental y quieran invertir en este proyecto que busca construirse bajo esos principios. Planteamos un retorno de la inversión inicial durante los dos primeros años. Quienes inviertan podrán participar, apoyar y aportar desde diferentes áreas a la dirección de la empresa.

Nuria: Contamos con un perfil de viajero muy experimentado ¿qué es lo que más valoran aquellos que se alojan en La Casa del Hornero?

Natalia: Valoran el proyecto en su conjunto. La simplicidad en la aplicación del concepto de sustentabilidad. Demostramos que lo complejo se puede convertir en acciones prácticas que se pueden aplicar a su día a día. Les gusta la funcionalidad del lugar en el que se encuentra La Casa del Hornero y el trato personalizado que quizá en cadenas hoteleras más grandes se pierde.

Pero sobre todo es la identidad lo que genera en ellos una reacción más positiva. Sentirse como en casa y ser conscientes de que la aplicación de las 3 “erres”: reducir, reutilizar y reciclar, son una realidad en este alojamiento. Formamos parte del entorno, de ahí su localización. Los viajeros valoran salir de la rutina y entrar a la naturaleza como parte de nuestra propuesta de hospedaje. Despertarse cada mañana al son del canto del Hornero, es algo que trasciende al mero hecho de dormir en un hotel.

Nuria: En vuestro caso como proyecto innovador piloto en Uruguay, ¿a qué retos hacéis frente?

Natalia: Por estas latitudes el principal reto es la captación de inversores que se sientan identificados con la rentabilidad social, económica y ambiental sobre la que se fundamenta La Casa del Hornero. Hoy ofrecemos a todos aquellos que comparten el reto de hacer más sustentable y por ende que reconozcan la importancia de una sostenibilidad en sus tres ejes la oportunidad de lograr juntos el mismo reto a través de su inversión en nuestro proyecto.

Nuestro proyecto además persigue cruzar fronteras, ya que este reto que nos une, es un hecho expandido a nivel global. Queremos contagiar de sustentabilidad a nuestros futuros aliados.

Nuria: En Uruguay se ha trabajado el producto “sol y playa”, ¿podemos encontrar el equilibrio entre modelos tan dispares si lo comparamos con el turismo vivencial?

Natalia: Sí, claro. Depende también en gran medida de las políticas dirigidas a este sector que cada país tenga, las reglas del juego y los intereses que primen. Si bien la responsabilidad es de todos. El equilibrio ha de estar en la optimización de recursos en el entorno que se encuentran.
Las alternativas al modelo “sol y playa” inician andadura, y esto también conlleva un cambio en las dinámicas de trabajo de los operadores turísticos. Creemos que en ese equilibrio debemos considerar minimizar la estacionalidad, de ahí que La Casa del Hornero se presente como una alternativa para todo el año.

 195 visitas

Read More

Alojamientos “eco”, más allá de “lo verde” pasando por lo humano: Hostal Posta de Purmamarca

Lucy Carolina Vilte

En Jujuy, Argentina, a los pies del Cerro de los Siete Colores, el Hostal Posta de Purmamarca lleva abriendo sus puertas durante algo más de 20 años. Lucy Carolina Vilte gestiona este ecohotel, cuyo paradigma gira en torno a la responsabilidad social empresarial, no exento de mucho esfuerzo y compromiso. Analizamos el sector en general y este caso de éxito en particular, cuya objetivo es claro: transformar aspiraciones sustentables en resultados concretos.


Nuria: El Hotel Purmamarca es un Ecohotel ¿Qué certificaciones acreditan al sector hotelero en Argentina como alojamiento sostenible y porqué decidisteis incorporarlos a vuestro proyecto?

Lucy: En 2014 fuimos el primer establecimiento en la provincia de Jujuy y el tercero en Argentina en obtener la eco-etiqueta “Hoteles Más Verdes”, otorgada por la Asociación de Hoteles de Turismo de Argentina (AHT), que es la certificación que nos acredita como “ecohotel” siguiendo criterios internacionales. Es un programa voluntario, que además está validado por el Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM) y cuenta con el reconocimiento y auspicio de la Dirección de Gestión de Calidad Turística del Ministerio de Turismo de la Nación.

Apostar por la sustentabilidad era y es una ventaja competitiva. Nos permitió rápidamente dar respuesta a un nicho de mercado desatendido, el turismo responsable. Además, estos valores coincidían con los valores que han formado parte de nuestro día a día familiar, así que digamos que cada proyecto social o ambiental iba surgiendo de manera natural.

Posteriormente y a través de la certificación revelamos al detalle nuestro trabajo. Desde entonces nos proponemos constantemente alcanzar nuevos niveles y estadios de validación que no sólo ratifiquen que estamos en el camino correcto, sino que nos impulsen a lograr nuevos desafíos en el campo de la sustentabilidad. 

Nuria: ¿A qué retos hacéis frente dentro del sector alojamientos en Argentina y a nivel mundial? 


Lucy: Creo que hoy por hoy el acceso inmediato a información a través del mundo virtual tiene la gran ventaja de permitirnos llegar a todos lados pero también representa un desafío: ser visibles y accesibles. Captar la atención con elementos innovadores y lograr la fidelización del cliente, es uno de los grandes retos para los hoteles.

Escuchar al cliente, leer y responder a la brevedad las encuestas y sugerencias, es una manera de anticiparse a sus necesidades y adaptarse rápidamente a requerimientos especiales. Hacerlo partícipe de la toma de algunas decisiones o informarle cuando se ha seguido su sugerencia respecto de algún cambio o mejora; esto lo acerca y lo familiariza con el negocio abriéndole las puertas a una nueva visita. Ante tanta oferta, es un reto que vuelva porque en nuestra casa se sintió como en la suya.

Creo que es muy importante estar conectados, manejar redes sociales, ser ágiles y expeditivos para retener el interés del primer contacto. Incorporar la mayor cantidad posible de “facilitadores” a la hora de concretar una reserva: tarjetas de crédito, pagos virtuales, motores de reserva, posibilidad de armar todo un itinerario desde el celular.

“El turismo es como el fuego: te ayuda a calentar tu comida pero puede quemar tu casa.”

Nuria: ¿Es posible que un alojamiento sea económicamente rentable y forje un compromiso real con la población y el medio ambiente?

Lucy: No sólo es posible, es necesario. El equilibrio entre economía, medio ambiente y población es lo que permite al alojamiento crecer de forma sostenida sin agotar sus recursos: el lugar donde se asienta y las personas que hacen de ese lugar, un lugar único.

No atraemos viajeros a nuestro hotel, si no a un destino que tiene una riqueza patrimonial excepcional. Para que todos “ganemos” por igual y se establezcan tejidos sociales fuertes que soporten y controlen cualquier impacto negativo derivado del turismo, hay que trabajar conjuntamente con la población local.

Hay una frase que lo resume: “El turismo es como el fuego: te ayuda a calentar tu comida pero puede quemar tu casa.”Puede ser sinónimo de progreso para una comunidad, si redunda en beneficio del que llega y del que está. Si contaminamos el paisaje, si no nos comprometemos con la inclusión de los sectores vulnerables, si destruimos nuestra arquitectura ¿podemos seguir siendo un destino competitivo? ¿Qué turista nos elegirá?

Nuestra supervivencia como habitantes de una comunidad o como empresarios del sector turístico depende de nuestro compromiso en respetar nuestra herencia cultural.

Nuria: Voluntad, esfuerzo y compromiso con la sostenibilidad pero ¿cómo se construye este camino que la lógica nos dice es el modelo a seguir en base a tu experiencia?

Lucy: Para empezar, no se puede labrar este camino y generar riqueza en sociedades que no cuidan su entorno, su identidad y que no enseñan a los visitantes a respetar estos valores.

Así, tenemos que hacer partícipes  de los proyectos sociales y ambientales a todos aquellos que forman parte de tu equipo, generando empoderamiento y fidelización interna, creando un buen clima laboral. Al mismo tiempo que se forja un compromiso sólido y duradero, no sólo con los objetivos de la empresa sino con el bienestar de la comunidad y el ambiente. Cuidar a nuestros trabajadores, a nuestros colaboradores, es asegurar la continuidad de la empresa y la preservación del entorno. Agradezco siempre contar con un equipo excepcional e incondicional, artífices genuinos del éxito de mi empresa.

Ser un alojamiento pequeño tiene sus ventajas en cuanto a sostenibilidad se refiere. Ofrecemos un trato más personalizado y podemos compartir con nuestros huéspedes inquietudes sobre el lugar que visita. Algo que nos sirve como herramienta de sensibilización y que nosotros llamamos “las normas de la casa”. Captamos su interés y se convierten en aliados.

Nuria: El turismo sostenible en algunos casos, se ha convertido en una herramienta de marketing muy potente que se aleja en algunos casos mucho de la realidad. ¿ocurre del mismo modo en Argentina?


Lucy: Las empresas pequeñas son el terreno más fértil para apostar por el turismo sostenible. Nuestra proximidad al entorno natural y a la población local, ofrecen un inmenso potencial para trabajar en proyectos ambientales y sociales reales. Se genera un impacto positivo mayor, aún contando con menos recursos que una gran empresa. Los resultados son percibidos de inmediato, dándo así credibilidad.

Además nuestro estrecho vínculo, casi personal con todos los agentes del territorio, hace que cualquiera de las acciones de empresas pequeñas como el Hostal Postal de Purmamarca, sean fácilmente demostrables. Es así como dejamos de lado posibles vicios y denostaciones del turismo sostenible como mera herramienta de marketing y damos paso a la realidad.

Nuria: La responsabilidad social del Hostal Posta de Purmamarca gira en torno a tres ejes: turismo accesible, desarrollo comunitario y medio ambiente. ¿Cómo se integran estas tres líneas de trabajo en el día a día de vuestro hotel? 


Lucy: La consolidación de la sustentabilidad económica, social y ambiental en la gestión de los negocios implica, sin duda, un proceso de permanente cambio y mejora que nosotros asumimos de manera gradual, progresiva e integral. Por eso, año a año apostamos por proyectos de mejora de nuestras instalaciones teniendo siempre presente principios de eco-eficiencia, bio-construcción y accesibilidad.

También estamos atentos a las necesidades de la comunidad, que tratamos de detectar mediante encuestas y buscamos satisfacerlas trabajando conjuntamente con instituciones públicas y privadas. Y muchas veces son los mismos colaboradores los que presentan iniciativas que se llevan adelante y se difunden entre la comunidad.

Socializar información, comunicar, sensibilizar y compartir lo aprendido, es nuestro objetivo final en cualquier iniciativa. Tratamos de focalizarnos siempre en la mejora continua de toda la gestión hotelera para alcanzar objetivos más altos, satisfactorios y ambiciosos que nos hagan sentir felices y satisfechos como personas y dignos representantes de la hospitalidad sostenible.

“Un alojamiento que cuide su entorno y a las personas con las que se relacione será entonces un emprendimiento sostenible”

Nuria: ¿Qué factores son determinantes a la hora de evaluar si un alojamiento es o no sostenible?
Lucy: Creo que hoy es preciso centrar la mirada no sólo en el ambiente sino también en las personas. La sostenibilidad está muy asociada al concepto “verde” de cuidado ambiental y a veces queda en un segundo plano la gente; desde los colaboradores, proveedores, los vecinos y hasta los huéspedes.

En cada caso se deben observar cuestiones que promuevan las buenas prácticas ambientales y también sociales como el respeto de los derechos humanos y la plena conciencia del otro, la equidad, igualdad y tolerancia que son principios fundamentales de lo que es realmente la esencia del turismo. Un alojamiento que cuide su entorno y a las personas con las que se relacione será entonces un emprendimiento sostenible.   

Este artículo forma parte de la serie promovida por el concurso de LALI y Fondo Verde en el 2017, para premiar iniciativas que promueven el paisaje en Latinoamérica.

 195 visitas

Read More

Oportunidad Accesible: cómo superar retos de personas con diversidad funcional en el turismo

Oportunidad Accesible es una consultora que asesora sobre temas de accesibilidad en cuanto a barreras físicas, formación y concienciación. Uno de los segmentos que trabajan desde sus inicios es el turismo, con el objetivo de lograr que sea una industria más responsable y accesible para personas con discapacidad funcional. En esta entrevista, Laura Basagaña habla con su fundador, Juan Manuel Medina, sobre los retos y oportunidades que presentan para el turismo los más de 600 millones de personas con discapacidad en el mundo.


Laura: Cómo viajero invidente, ¿cuál es la mayor dificultad que encuentras a la hora de planificar tus viajes?

Juan Manuel: El acceso a la información. La gran mayoría de las páginas webs no están adaptadas a personas invidentes y las que sí lo están, es muy frecuente que la información no esté bien detallada, y los sintetizadores de voz no la puedan leer bien. Para un viajero invidente, la información debe estar lo más detallada posible: imágenes que pueda leer el sintetizador de voz, tamaño de letra, contrastes de colores, etc. Paralelamente el contenido de las redes sociales de estas páginas webs también debe estar adaptado, lo que no es el caso generalmente. Los viajeros invidentes también planificamos los viajes a través de internet, y si ni siquiera la página oficial de turismo no está adaptada, me hace entender que el destino tampoco lo estará.
Ya en la oficina de turismo, si la información está en tinta y no está disponible en braille, no puedes acceder a ese contenido si vas sólo. Esto presenta un gran dilema puesto que debo depender de otras personas para acceder a información básica como mapas y dípticos de la zona. Este reto fue lo que me llevó, a iniciativa propia, a elaborar el mapa y el díptico de Ronda (Andalucía) en braille.
Superado el acceso a la información, nos encontramos con otra barrera: la concienciación. Aquí hablamos tanto de concienciación ciudadana como de los/as trabajadores/as en turismo, es importante que todos sepan cómo atender o interactuar con personas con diversidad funcional de la forma más normal y en las mejores condiciones posibles.

Laura: ¿Cómo tu empresa ayuda a solucionar estos retos?

Juan Manuel: Las soluciones que proponemos en Oportunidad Accesible dependen mucho del tipo de lugar del que se trate; para una persona invidente como yo las barreras no son las mismas, por ejemplo, en un hotel que en unas instalaciones deportivas o en una vivienda.
A través de nuestra consultoría hacemos el diagnóstico para estudiar qué barreras hay que eliminar para que el servicio sea factible.
En el mundo empresarial, la concienciación es la principal barrera. La mayoría de empresas con las que trabajamos parten de cero en materia de accesibilidad. No obstante, también hay algunas empresas que ya han empezado a trabajar en este aspecto; lo que hacemos en este caso es asesorar para perfeccionar sus acciones.

Laura: Antes mencionabas sobre el mapa de Ronda, ¿cómo llevaste a cabo esta idea?

Juan Manuel: Viajaba con mi madre a los diferentes municipios del país y en todas las oficinas de turismo me daban el díptico en tinta. Ahí me di cuenta de que, si viajaba de forma autónoma, no podía leer esta información. Presenté la idea del plano turístico en braille al Ayuntamiento de Ronda, que se encargó de buscar subvenciones para poder iniciar el proyecto. Gracias a esto, Ronda se convirtió en pionera en dichos dípticos tanto en España como en Europa (solo había un proyecto parecido en Argentina).

Tuvimos que resumir la información para que fuera lo más concisa posible, ya que el braille no permite aumentar o disminuir el tamaño de la letra como pasa con las versiones en tinta. El plano se hizo en 2009 con una tirada de 200 ejemplares que ya se han distribuido. De momento no se ha vuelto a reeditar, aunque ha habido interés por parte del Ayuntamiento de Ronda. El proyecto ha servido de inspiración a otros municipios: Montejaque y Benaoján. A parte estamos esperando que otros municipios como Nerja, Alhaurin, Cádiz, Huelva y Málaga capital quieran realizar este tipo de mapa.

Laura: ¿Qué dirías a las empresas o destinos turísticos que todavía no han dado el paso de ser más accesibles?

Juan Manuel: Les diría que es necesario que se abran al colectivo de personas con diversidad funcional ya que no solo supondrá un beneficio social, sino también un beneficio económico. Por una parte, porque solemos viajar acompañados por familiares y amigos, con lo cual la empresa va a obtener más clientes.
Por otra, porque existen más de 600 millones de personas con discapacidad en el mundo, 50 millones en Europa y 3,8 millones en España. Si las empresas turísticas no trabajan para lograr ser más accesibles, pierden la posibilidad de dirigirse a todo este colectivo.

Laura: El turismo, ¿puede ser sostenible sin ser inclusivo?

Juan Manuel: No. Creo que para que el turismo sea sostenible éste debe dirigirse a todos los colectivos de la sociedad, y sobre todo a las personas con diversidad funcional. Si no hay una accesibilidad que permita que este colectivo pueda disfrutar de los servicios sin ningún tipo de barrera que lo impida, lo estamos discriminando. Si no eliminamos esta discriminación, no conseguiremos la sostenibilidad en turismo.  

Laura: En Oportunidad Accesible trabajáis en la educación de los niños para que conozcan la realidad de las personas con diversidad funcional. ¿Por qué os enfocáis en los niños y no en los adultos?

Juan Manuel: Creemos que es importante educar a los niños para concienciarlos y para que tengan más empatía hacia estas personas. Les enseñamos cómo pueden ayudar a una persona con diversidad funcional, por si se encuentran en su día a día a alguien a quien puedan ayudar.
Es muy reconfortante y divertido trabajar con los niños en este aspecto, lo que más me preguntan es cómo me ducho, cómo me visto… estos aspectos relacionados con la vida diaria. Es importante educar a los niños en estos valores, ya que son los ciudadanos del futuro y porque tienen el poder de transmitir este conocimiento a los padres, consiguiendo una mayor sensibilización por su parte.

Laura: En 2014 recibisteis un premio de la Universidad de Nebrija y la Fundación A.C.S por “La accesibilidad como responsabilidad social corporativa en las empresas”. ¿Qué representó para vosotros este premio?

Juan Manuel: No solamente nos han dado este premio; Oportunidad Accesible tiene 3 reconocimientos: Puente del Turismo 2009, del Ayuntamiento de Ronda, por la adaptación del plano turístico para personas con discapacidad visual; el premio Málaga Rural 2010 por el proyecto “Benaoján como municipio accesible”; y el que comentas de la Universidad de Nebrija y la  Fundación A.C.S en 2014 por el proyecto “La accesibilidad como responsabilidad social corporativa en las empresas”.
Estos reconocimientos nos animan a seguir trabajando con ilusión y con ganas para conseguir la mayor accesibilidad de las personas con diversidad funcional; mejorar su calidad de vida y la calidad de su ocio y tiempo libre vacacional.

Laura: ¿Qué retos tiene Oportunidad Accesible de cara al futuro?

Juan Manuel: Conseguir la accesibilidad total para personas con diversidad funcional. Es decir: que se eliminen barreras, que haya una formación, una buena sensibilidad, que no haya ningún tipo de barreras que impida a las personas con diversidad funcional acceder a todos los servicios; tanto en instituciones públicas como en instituciones privadas.
Es importante que las sinergias que existan entre ambas sirvan para mejorar la calidad de vida de las personas con diversidad funcional. Y es importantísimo concienciar a la gente: no sirve de nada eliminar barreras físicas si no eliminamos las barreras de la comunicación y la información. Como dice el eslogan de Oportunidad Accesible: “Abriendo mundos a todas las discapacidades”.

¡Gracias Juan Manuel! Puedes seguir a Oportunidad Accesible en Facebook y en Twitter 

 195 visitas

Read More

Innovador crowdfunding para potenciar el turismo comunitario en la Selva del Chocó (Colombia)

Laura Lozada

Colombia es un país que presume de ser uno de los puntos calientes de biodiversidad en el mundo, destacando por ser el país con mayor número de especies de anfibios.  Pero además, es un país multicultural que posee un gran número de poblaciones rurales e indígenas, garantes de la conservación de la biodiversidad y la cultura local. En esta entrevista, Verónica Álvarez habla con Laura Lozada sobre los retos y oportunidades del turismo comunitario en la selva del Chocó, un enclave sin igual a orillas del Pacífico colombiano.


Verónica: ¿Qué tipo de turismo está actualmente llegando a la Selva del Chocó?
Camino a la chontadura

Laura: Actualmente la tercera parte del turismo que llega a la Selva del Chocó son extranjeros, pero también llega mucho turista nacional de centros urbanos cercanos como Medellín, Bogotá y Cali. Para llegar a muchos enclaves no hay acceso terrestre habilitado y principalmente se llega en avión (también se puede llegar en lancha, pero este medio de transporte es más usado por los locales que por visitantes), por lo que no es un turismo masivo.
En realidad hablamos de un turismo un poco más exclusivo que viene buscando naturaleza, ballenas, aves, plantas exóticas y de alguna manera podría decirse que tienen afinidad con la conservación y curiosidad por conocer la forma de vida de las comunidades. No obstante, en mi opinión, todavía falta trabajar para que podamos hablar de turismo sostenible. Creo que aún es necesario impulsar el turismo de base comunitaria y la recuperación de los saberes ancestrales, para lo que son necesarios planes de desarrollo turístico que tengan en cuenta capacidad de carga de los ecosistemas y el manejo de residuos; especialmente en lo que se refiere a aguas servidas.

Verónica: ¿Cómo crees que podrían trabajarse estos aspectos para lograr un turismo más sostenible en la Selva del Chocó?

Laura: Creo que es importante que desde los municipios se tengan más discusiones públicas sobre este tema, concientizar a las autoridades, empresarios y comunidad de que turismo de naturaleza, no es lo mismo que ecoturismo. El ecoturismo requiere interpretación de la naturaleza, de educación ambiental (para locales y visitantes), de respeto por las cultura de las comunidades receptoras y su saber ancestral. Creo que es necesario evaluar la oferta turística actual y dar oportunidades reales para que las comunidades participen y tomen decisiones sobre el desarrollo turístico de sus municipios.
También pienso que en la medida que estos temas se empiecen a discutir va a generar mayor atención del sector público. Se necesita que desde la política pública local y nacional se empiece a tener en cuenta que el turismo sostenible requiere inversión y planeamiento. Si bien todos los sectores deben estar involucrados en este desarrollo, el sector público debe marcar la pauta y establecer el turismo sostenible como una prioridad.

“El ecoturismo requiere interpretación de la naturaleza, de educación ambiental (para locales y visitantes), de respeto por las cultura de las comunidades receptoras y su saber ancestral.”

Desde el punto de vista ambiental, es urgente atender temas como el tratamiento de aguas servidas y residuos sólidos, en referencia al PET (botellas de plástico) ya hay algunos avances impulsados por una ONG, no obstante, considero que otras medidas adicionales son necesarias. 

Verónica: ¿Crees que el turismo puede ayudar al desarrollo socioeconómico de las comunidades rurales?
Reunión grupo Pichindé

Laura: Esta es una muy buena pregunta. Yo creo que el turismo aporta a mejorar los ingresos económicos de las comunidades rurales, permitiéndoles tener acceso a bienes, servicios y en algunos caso a diferentes niveles de educación formal. Sin embargo toda actividad económica tiene impactos, y hay que estar muy atentos para saber gestionarlos.
El primero y me atrevería a decir el que es más común, es cuando el turismo deja de ser una actividad complementaria y desplaza otras actividades tradicionales como por ejemplo la agricultura. Ser dependiente de una sola actividad económica o enfocar la mayoría de los esfuerzos en ella, puede ser peligroso porque cualquier cambio en la dinámica de esta actividad deja más vulnerable a las familias, además de existir un riesgo de pérdida de conocimiento y de prácticas sociales asociadas a las otras actividades.  

Verónica: Tengo entendido que además eres la creadora de un proyecto innovador de desarrollo rural donde los protagonistas son el turismo y la educación ambiental. ¿En que consiste esta iniciativa?
Espacio para el circuito en la escuela

Laura: Si, el proyecto fue fruto del trabajo de investigación de mi maestría y la razón por la que sigo aquí. Se llama Enamórate del Pacífico Colombiano: siembra y recupera el saber ancestral y está centrado precisamente en Joví, dentro del municipio de Nuqui, en medio de la selva chocuana.
El proyecto propone desarrollar un espacio para la educación ambiental, la recuperación de saberes ancestrales, el aprendizaje de nuevas técnicas y el fortalecimiento del turismo comunitario. Todo esto de la mano de la Asociación de Guías Pichindé, que es la organización de turismo comunitario de Joví. Esta es una asociación solidaria con 25 miembros y el proyecto busca vincular a los asociados y a los estudiantes de la única escuela que tiene la comunidad.

Verónica: ¿En qué fase del proyecto estáis en estos momentos?

Laura: En este momento estamos en la etapa de recaudación de fondos para poder implementar estas actividades, aunque la Asociación de guías Pichindé tiene más de 10 años trabajando como organización de turismo comunitario, las largas temporadas de sequía de los últimos años han afectado un poco el recorrido y esto ha disminuido el atractivo turístico para los visitantes. Por eso, la necesidad de diversificar la oferta turística, al igual que incentivar actividades tradicionales como la agricultura.
Para recaudar los fondos necesarios para este proyecto hemos creado una campaña de crowdfundig, donde una de las recompensas para los donantes es venir a participar en el montaje del circuito y de los viveros. Esto con los gastos de hospedaje y alimentación cubiertos por su donativo. La idea de escoger esta estrategia de recaudación tiene un doble objetivo ya que da a conocer el destino e incentiva el turismo solidario, como una forma de ecoturismo.

Soy magister en desarrollo y medio ambiente y una enamorada del Pacífico colombiano. Por eso llegué a esta comunidad. Ellos participaron en mi investigación de maestría, y a partir de los problemas que identifiqué frente a las transformaciones del sistema productivo tradicional y los servicios ecosistémicos, quise proponer la implementación de este proyecto.

Verónica: ¿Materializáis vuestra propuesta a modo de actividades con la población local y los visitantes?

Laura: En efecto. Las actividades que proponemos se apoyan en un circuito de permacultura y dos viveros de orquídeas y flores exóticas, de los que parten las actividades y experiencias que ofrecemos. Como la permacultura cree en el cuidado de la tierra, de la gente y en compartir los recursos, pensamos que este circuito debería realizarse dentro de la escuela de Joví, con la intención de desarrollar actividades agroambientales con los visitantes y los estudiantes.

Verónica: En muchas ocasiones los proyectos de turismo comunitario no terminan por cuajar y a pesar del gran trabajo realizado por la comunidad, no llegan a ser rentables y desaparecen. ¿De qué forma os estáis asegurando de que esto no ocurra en Joví?


Laura: Lo que dices es totalmente cierto. Nuestro territorio en particular atrae a un gran número de investigadores y agencias de cooperación, por su extraordinaria biodiversidad y riqueza cultural. Sin embargo, al igual que en otras partes del país, no hay seguimiento a los proyectos que se inician y las comunidades quedan con la sensación de haber sido explotadas, y sin obtener un beneficio concreto.
Por ello, mi mayor motivación para proponer este proyecto, ha sido la de construir todos juntos un espacio que atendiera algunas de las problemáticas identificadas, pero que al mismo tiempo, la misma comunidad recibieran un beneficio social y ambiental y que fuera autosostenible desde el punto de vista económico. De ahí la idea de vincular las actividades a la oferta turística de la comunidad.

Verónica: ¿Cómo trabajas con las comunidades locales y las preparas para atender a los turistas?

Laura: Mi trabajo con las comunidades es un trabajo en equipo. Yo identifiqué unas problemáticas, y a partir de ellas, y sus prioridades como comunidad, decidimos armar esta propuesta. La idea es apoyarlos en el proceso, pero la construcción la hacemos todos. Yo tengo algunos elementos para aportar y ellos tienen otros. Estamos hablando de interpretación de la naturaleza, de educación ambiental, de reconocimiento de saberes ancestrales, todos elementos esenciales para hablar de una verdadera experiencia ecoturística.

Verónica: ¿Cuáles son vuestras perspectivas de futuro?

Laura: Los planes a futuro es que Enamórate del Pacífico Colombiano pueda llegar a otras comunidades del municipio. Las actividades en sí pueden variar, dependerá de las características y el potencial de cada población, lo importante es que las organizaciones comunitarias se fortalezcan y sean cada vez más autónomas.
En Joví, después de realizar las actividades previstas, espero que podamos continuar con espacios de comercialización de productos agrícolas. Un mercado campesino, es la próxima idea que tenemos en cocción. Claro que el turismo, siempre será un apoyo muy importante, un complemento para todas las actividades y hasta una plataforma para impulsarlas, pero también queremos incentivar nuevamente la vocación agrícola que tenía la comunidad.

 195 visitas

Read More

Re-descubriendo el patrimonio de Aragón a través del geoturismo y el turismo geológico con Qeteo

Olga y Javier

El Estado Español cuenta con innumerables recursos patrimoniales que pueden ser utilizados con fines turísticos de una manera responsable y sostenible. Los paisajes que observamos a diario por ejemplo tienen una historia que se remonta a más de 500 millones de años. Olga y Javier se dieron cuenta del potencial del turismo geológico para atraer turismo en Aragón a la vez que crean concienciar sobre la importancia de la geología en la sociedad. Os invitamos a re-descubrir Aragón con Qeteo:


Verónica: ¿Qué es exactamente Qeteo?

Javier: Qeteo somos Olga y Javier, ambos geólogos de profesión y especializados en la dinamización del patrimonio cultural y natural en general y del geológico en particular. Qeteo se compone de 4 servicios clave: MAPPACHE, una App creada y diseñada en colaboración con otros profesionales a través de la cual cada territorio o espacio de ocio puede ofrecer visitas autoguiadas sugerentes e interactivas a sus turistas. ESCAPADAS a lugares desconocidos y sorprendentes de Aragón a través de las cuales los turistas pueden conocer mucho mejor nuestro planeta. CURSOS sobre patrimonio geológico y su relación con el turismo y ACTIVIDADES (talleres y salidas) sobre Geología para escolares.

Verónica: ¿Cuáles son los mayores problemas a los que os habéis enfrentado para iniciar la actividad, y a lo largo de estos años que lleváis trabajando? 

Olga: El problema más acuciante es la falta de concienciación medioambiental por parte de la sociedad. La inversión de dinero y recursos en el conocimiento de nuestro planeta es fundamental para frenar las malas prácticas y conservar mejor la Naturaleza. Si bien la falta de inversión es el mayor problema, también cabe resaltar como barreras para poder llevar a cabo proyectos la competencia desleal, el amiguismo y la falta de formación por parte de las áreas competentes.

Verónica: En Qeteo desarrolláis servicios de turismo geológico y geoturismo. ¿Puedes explicarnos qué es cada uno de estos términos?

Olga: El turismo geológico aún no está rigurosamente definido por la OMT pero, aquí en España, entre geólogos y turismólogos, se considera aquel que basa su actividad en el aprovechamiento sostenible del patrimonio geológico o de los elementos geológicos del paisaje.

El Geoturismo en cambio contempla un plano más amplio de recursos, sustenta y mejora la identidad de un territorio, considerando su geología, medio ambiente, cultura, valores estéticos, patrimonio y bienestar de su población.

Verónica: Actualmente se habla mucho sobre el Ecoturismo, ¿por qué consieráis que en España, a diferencia de otros países de la Unión Europea o América Latina, no se habla tanto de Geoturismo o de Turismo Geológico?

Javier: Puede que se deba a la falta de formación existente en relación a estas tipologías de turismo, confundiendo así conceptos y modos de actuación.  La falta de inclusión de los elementos geológicos dentro de las estrategias de desarrollo turístico es evidente.  

Verónica: El Geoturismo es la estrategia principal que siguen los Geoparques. ¿Creéis que la figura del Geoparque es conocida por la sociedad española?

Javier: Realmente es un nombre y un concepto desconocido para la sociedad. Si bien las figuras protegidas como parques naturales, paisajes protegidos, parques culturales, etc. funcionan como “marcas” que enfatizan la importancia del destino, todavía no sucede esto con los geoparques.

Creemos que aún queda por realizar bastante trabajo en lo relativo a la promoción, comunicación y difusión de los geoparques. Sobre todo en lo relacionado con la generación de mensajes sugerentes y adecuados para promocionarlo a través de vídeos, redes sociales, folletos, etc. a prácticamente cualquier segmento de la sociedad.    

Verónica: Apostáis muy fuerte por la Interpretación del patrimonio geológico en Aragón, un recurso turístico desconocido y poco valorado. ¿Cuál creéis que es el futuro del turismo geológico?

Olga: La Geología es una disciplina del conocimiento poco conocida en la sociedad española. Algo que, probablemente, sea propiciado por su falta de protagonismo en los planes educativos. Por eso, el término de Turismo Geológico suena todavía raro en la sociedad y se tiene la impresión de que es aquel que está dirigido a personas versadas y frikis.

Pero, por otro lado, desde nuestra experiencia, podemos decir que cualquier persona puede disfrutar de las actividades turísticas basadas en la interpretación del Patrimonio Geológico, sin duda las rocas y las formas del relieve cuentan las historias más antiguas jamás narradas y esto sorprende y despierta gran curiosidad entre los visitantes. Creemos que aún hay bastante trabajo por hacer y, sobre todo, que hay que realizarlo en colaboración con otros muchos profesionales del sector turístico para obtener un buen resultado.   

¡Muchas gracias Olga y Javier! Puedes visitar la página web de Qeteo, seguirles en Facebook y en Twitter.

 195 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.