El pensamiento decolonial dentro del turismo

Algunos autores quienes han trabajado el tema de la ética dentro del turismo han etiquetado esta industria cómo el nuevo colonialismo donde se re-coloniza a las comunidades indígenas. Este modo de ver el turismo en contacto con comunidades indígenas sigue la trayectoria del concepto llamado ‘el pensamiento decolonial’ elaborado por varios intelectuales latinoamericanos. Dicen que, aunque la colonización de los países latinoamericanos es una época terminada, ha quedado una colonialidad del poder, lo cual se entiende por patrones de poder establecidos en la sociedad durante la colonización. Estos patrones perduran en la actualidad donde la perspectiva de conocimiento es únicamente vista desde el eurocentrismo, y la raza está establecida como algo permanente y fijo que mantiene la subordinación de los indígenas.

La colonialidad del poder aparece dentro del turismo en los casos donde comerciantes externos tienen el control y manejan la organización del turismo en una comunidad indígena para así sacar un beneficio económico propio mientras la comunidad indígena permanece sin ningún beneficio.

Al ser situado en un mundo globalizado, parece ser inevitable que muchas comunidades indígenas forman parte del capitalismo a través del turismo. Sin embargo, no necesariamente implica un desarrollo negativo en todos los destinos ya que el turismo bien estructurado puede resultar beneficioso para la comunidad.

Este artículo es un extracto del artículo previamente publicado en Entorno Turístico. Te invitamos a leerlo entero en este enlace.

 174 visitas

Read More

Mujeres jirafa: tu foto, su esclavitud

Las mujeres Padaung pertenecen al grupo étnico de los Kayan. Originarios de Gobi en Mongolia, sus tribus se desplazaron a Myanmar, antigua Birmania. A consecuencia del conflicto militar que asoló este país a finales de los años 80, miles de personas se desplazaron huyendo de la guerra hacia Tailandia. Dentro del grupo de desplazados del conflicto birmano, se encontraban los Kayan.

Cuando te conviertes en refugiado en otro país, una de tus pocas salidas es la mendicidad. Así acabaron muchas Padaung, cuyos cuellos recubiertos con aros atrajeron la atención de los pocos turistas que entonces viajan por el sudeste asiático. A cambio de una foto, recibían unas monedas. Eso pasó a principios de los años 90. Así nació la leyenda de las Mujeres Jirafa y su condena.

El primer anillo de latón o cobre se lo colocan a las niñas a la edad de cinco años y a partir de ese momento van añadiendo aros hasta que el cuello no alcance para ninguno mas. Hay mujeres que han llegado a tener hasta 30 collares, cargando varios kilos de peso sobre sus cervicales. A partir de ese momento no podrán quitarse los anillos. Vivirán con ellos puestos cuando se laven, mientras duermen e incluso cuando vayan a dar a luz a una niña Padaung.

La explotación de las Mujeres Jirafa es un lucrativo negocio que hace ricos a unos pocos y condena a las Paduang. Preservar o acabar con esta forma de esclavitud depende de la decisión que tomemos como turistas. El día que no haya turistas visitando los poblados, cerrarán sus puertas y las mujeres que allí se exhiben quedarán libres.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por El Tiempo: “Mujeres jirafa: tu foto, su esclavitud”.

 174 visitas

Read More

El secreto sucio del turismo: La explotación de las camareras de piso

Los beneficios de la industria hotelera están basados en la explotación de las camareras de piso. La mayoría de ellas son mujeres pobres que viven con el miedo de perder sus trabajos, dice un nuevo informe de Oxfam Canadá titulado: El Secreto Sucio del Turismo: La Explotación de las Camareras de Piso.

En entrevistas con actuales y antiguas camareras de piso de Canadá, República Dominicana y Tailandia, Oxfam concluye con que los hoteles a menudo no les pagan lo suficiente para sobrevivir, les hacen trabajar largas horas sin pagar horas extras y hacen la vista gorda ante las altas tasas de lesiones y acoso sexual en el trabajo.

“No puedes decir nada porque si dices algo, no sabes dónde estarás mañana y si informas, ni siquiera se lo creen.” Cuenta Luz Flors, una camarera de piso en Toronto.

Una camarera de piso en Punta Cana fue hospitalizada con vómitos intensos, a pesar de las repetidas quejas a su supervisora sobre la exposición a sustancias químicas tóxicas. En Toronto, a Leig Eigo se le pidió que entregara un cojín a un cliente, solo para ser recibida por un hombre desnudo en la puerta.

“Se acerca la agitada temporada de vacaciones, y los canadienses necesitan comprender la realidad cotidiana de las mujeres que se aseguran de que sus habitaciones estén limpias y sean cómodas”, admite Diana Sarosi, especialista en políticas y defensa de los derechos de las mujeres en Oxfam Canadá. “La industria hotelera es solo un ejemplo de cómo nuestra economía global depende de la explotación de la mano de obra barata de las mujeres para maximizar las ganancias. Ilustra la enorme y creciente desigualdad del mundo actual.”

Oxfam ha advertido que la brecha entre los súper ricos y todos los demás está aumentando a un ritmo sin precedentes, afectando desproporcionadamente a las mujeres, que son las que conforman la mayoría de los pobres en el mundo. Ten en cuenta que a una camarera de piso en Phuket, Tailandia, le llevaría casi 14 años ganar lo mismo que lo que gana en un solo día el director general mejor pagado de un hotel.

«La vida laboral de las camareras de piso y la de los directores generales de hoteles representan claramente la inaceptable desigualdad que asola en el mundo actual. Esta creciente brecha de riqueza es mala para todos nosotros. Hace que sea más difícil acabar con la pobreza, y tiene consecuencias particularmente adversas para las mujeres», admite Sarosi.

Esta explotación sistemática no es inevitable. El informe de Oxfam encontró que cuando las mujeres se sindicalizan hace que ganen salarios y beneficios dignos, tengan mayor seguridad laboral y experimenten menos estrés y menos lesiones. Sin embargo, la resistencia de la empresa y el clima de miedo creado por la dirección hacen que la coordinación en el sector hotelero sea extremadamente difícil, especialmente en los países en desarrollo.

«Los gobiernos de todo el mundo deben responsabilizar a las corporaciones de las violaciones de los derechos laborales y tomar medidas para la equidad salarial», dijo Sarosi. «Tanto los políticos, las empresas y como el ciudadano de pie, desempeñan un papel importante para poner fin a la explotación laboral de las mujeres. Necesitamos construir un movimiento en el que todo el mundo participe para garantizar que el trabajo de las mujeres se pague de forma justa y se valore por igual».

Puedes leer el informe completo (en inglés) en El secreto sucio del turismo: La explotación de las camareras de piso.

 174 visitas

Read More

Ingredientes de un cóctel explosivo: submarinismo, economía solidaria y turismo responsable.

Alrededor de 7 millones de personas viajan anualmente por motivos asociados al buceo recreativo. Es innegable que el mundo del buceo mueve millones de dólares anuales en todo el mundo, pero en muy pocas ocasiones estos ingresos verdaderamente permean en las comunidades locales. 

Esta cierta paradoja ha sido identificada por Álvaro Sanchez, quien a través de su ONG SoliDive crean centros de buceo de economía solidaria bajo el paraguas del turismo responsable. “SoliDive surge como una alternativa al submarinismo” nos cuenta Álvaro, “actividad que generalmente se realiza en países pobres cuyas poblaciones son ajenas al negocio y desarrollo económico que esta actividad genera.»

Si el segmento del turismo del buceo asumiera su responsabilidad con las comunidades locales y los ecosistemas marinos y costeros, los beneficios que se podrían generar serían de incalculable valor. Según Álvaro «La explotación de las actividades relacionadas con el buceo suele estar en manos de cadenas hoteleras y/o empresas extranjeras. La población local es totalmente excluida de los beneficios económicos generados por el buceo. Esto les condena a una mayor pobreza y dependencia precaria de las posibles ‘migajas’ que deja el turismo convencional.»

SoliDive tiene sede en Madrid, cuenta con una gran base de seguidores en España y están siempre dispuestos a crear sinergías con otros proyectos y empresas, a través de la creación de productos turísticos y programas de capacitación con las comunidades locales. “Generalmente identificamos el colectivo de la comunidad más desfavorecido» explica Álvaro, «o aquel que le gustaría diversificar su actividad económica principal, como es el caso de los pescadores, y les proporcionamos formación en guías de turismo y actividades subacuáticas».

La economía solidaria y el turismo responsable tienen el potencial de generar un cóctel explosivo dentro del mundo del submarinismo. El cual, a simple vista, ya es asociado con un turismo de bajo impacto. Sin embargo, aún queda mucho por hacer en la transversalidad que conforma esta actividad. Un punto a favor para conseguir normalizar un buceo solidario y responsable, es que los mismos buceadores experimentan de primera mano la necesidad de apoyar la conservación tanto del medio marino, como de las comunidades que lo soportan y protegen.

Según Álvaro, «en SoliDive buscamos un tipo de viaje mucho más auténtico desde el punto de vista del conocimiento del medio marino y el patrimonio histórico del lugar; no sólo se trata de bucear sino de aprender, conocer y sensibilizar.”

El sector necesita asumir la responsabilidad en todas y cada una de sus tipologías turísticas. SoliDive está iniciando el cambio dentro del buceo, presentando una alternativa de turismo responsable de alta calidad. A la vez que ofrece a las personas que lo practican, participar en un desarrollo sostenible y humano de los lugares que visitan, donde la población local es implicada directamente en el desarrollo socioeconómico que genera el turismo.

 174 visitas

Read More

Airbnb pilota nueva plataforma para proveer vivienda a refugiados y evacuados

Airbnb ha lanzado el proyecto piloto para una nueva plataforma que facilitará que la gente abra sus hogares a los refugiados y desplazados. Cualquiera que quiera compartir su espacio con un refugiado de forma gratuita, puede ofrecerse como voluntario para abrir su hogar visitando airbnb.com/welcome/refugees. El precio de los hogares participantes se fijará en cero dólares y Airbnb no cobrará honorarios en estas reservas.

Lanzada el pasado mes de junio, la nueva plataforma conecta a los anfitriones de Airbnb que han ofrecido alojar temporalmente a personas desplazadas sin costo alguno con ONGs que actualmente están sirviendo a refugiados, evacuados y otras personas necesitadas. Las mismas ONGs podrán hacer uso de airbnb.com/welcome para buscar y reservar alojamiento temporal para los refugiados y otras personas desplazadas que lo necesitan.

«Es fácil sentirse impotente cuando se piensa en desafíos globales, como es la crisis de refugiados», explica Joe Gebbia, Airbnb CPO & co-fundador, «pero hay cosas que todo el mundo puede hacer y que juntas crean una gran diferencia. El simple acto de abrir las puertas de su casa por unas noches puede cambiar la vida de las personas que han tenido que dejar todo atrás «.

A principios de este año, Airbnb estableció la meta de proporcionar vivienda a corto plazo en los próximos cinco años para 100.000 personas necesitadas en todo el mundo. La nueva plataforma ayudará a lograr este objetivo al facilitar a las organizaciones de socorro reservar listas con anfitriones de todo el mundo que han ofrecido compartir su espacio con refugiados sin costo alguno. Hasta la fecha, 6.000 personas se han ofrecido a abrir su hogar a los refugiados de forma gratuita. «En el pasado, era realmente difícil para la gente abriera su hogar a alguien en necesidad», agregó Gebbia. «Ahora, aprovechar la competencia principal de Airbnb es fácil para cualquier persona que tiene una habitación o apartamento libre y quiere conectarse con organizaciones de ayuda y desempeñar un pequeño papel en abordar este reto global».

«Los refugiados están huyendo de la guerra, la persecución o la agitación política», comentó David Miliband, presidente y director general del Comité Internacional de Rescate (IRC). «Necesitan ser reinstalados porque han sido expulsados ​​de sus hogares. La mayoría de los refugiados llegan sin nada y tienen que empezar de nuevo: necesitan trabajo, dinero, educación y vivienda. Al conectar con los anfitriones dispuestos a abrir sus hogares con familias necesitadas, Airbnb nos ayudará a reducir el tiempo y los gastos de dar cobijo a los refugiados. Además, esta forma de compartir en casa permite a la gente hacer conexiones reales y construir relaciones duraderas «.

Otras organizaciones con acceso a la herramienta son: SINGA Quebec, Sociedad de Refugiados Internos de Columbia Británica, Kinbrace, Singa Francia, Refugiés Bienvenue, Elan Samusocial, SolidarityNow.

 174 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.