Accesibilidad, el reto del sector turístico

Cuando viajamos deseamos vivir experiencias únicas y adaptadas a nuestras necesidades. Según subraya el artículo 7 del Código Ético Mundial para el Turismo de la OMT —texto de referencia global para un desarrollo responsable y sostenible del sector—, todas las personas deben poder ejercer su derecho a disfrutar del turismo sin ningún tipo de obstáculo. Pero lo cierto es que 6 de cada 10 personas con movilidad reducida dejará de viajar este verano por falta de accesibilidad en los servicios e instalaciones turísticas, según una encuesta elaborada por la Fundación Adecco. Esto se traduce en 58,11 millones de viajeros, ya que las personas con algún tipo de discapacidad suelen viajar acompañados de familiares y amigos.

La proliferación de numerosas aplicaciones también ha llegado al sector turístico, y muchas de ellas ayudan a identificar establecimientos accesibles para las personas con movilidad reducida, pero deben mejorar. «Las nuevas tecnologías han ayudado a que la información fluya, pero es necesario un control de calidad para que sea realmente verídica. Habitualmente, son los propios usuarios o trabajadores del establecimiento turístico los que valoran su accesibilidad, sin conocimientos específicos. Por ejemplo, no es lo mismo decir que se dispone de rampa de acceso cuando en realidad se trata de un ”tobogán” debido a su pronunciada pendiente», crítica Rovira-Beleta.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Ethic: “Accesibilidad, el reto del sector turístico”.

 163 visitas

Read More

El turismo pobrista: ya puedes sentirte pobre por un día (pero sin prescindir de wifi)

El pobrismo, o lo que es lo mismo, esa forma de tratar la pobreza como si fuese un museo, que se mira pero no se toca, genera un obligado debate moral. Experimentar la pobreza desde dentro, pero sin intervenir en ella, en el caso de los clientes, o haciendo negocio de ella, en lo que respecta a las agencias, no deja lugar a la imparcialidad.

Una de las primeras agencias que se ha lanzado a ofertar estas “experiencias vitales únicas” es Emoya Luxury Hotel and Spa, que ha construido una imitación del típico poblado chabolista de Sudáfrica con 52 plazas. En el denominado Shanty Town todo está cuidado hasta el más mínimo detalle. Viejas chapas de colores cubren la caseta, las velas aportan la luz, el baño está en el exterior, el fuego está todo el día encendido y la radio funciona con pilas.

Eso sí, el terreno es privado y totalmente seguro (los niños no correrán ningún peligro, insisten en la página web) y todas las chabolas están equipadas con conexión wifi y suelo radiante.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por El Confidencial. Puedes leer la noticia completa en este enlace: Así es el turismo pobrista: los lugares miserables a los que viajan los ricos

 163 visitas

Read More

Los viajes rompen barreras gracias a los avances de un turismo accesible

Las personas con discapacidad viajan cada vez más, con una media de siete salidas al año, frente al promedio de ocho de los turistas sin dificultades. Y aunque aún queda mucho por hacer, lo cierto es que en los últimos años se han desarrollado diversas iniciativas para facilitar sus desplazamientos. Así lo reconoce Diego J. González, presidente de Red Española de Turismo Accesible (Red Estable), que explica que en los 30 años que lleva en el mundo del turismo accesible hemos pasado de un largo periodo en el que apenas había información a una gran afluencia en los últimos cinco o seis años.

Para Alfonso Huertas,vicepresidente de FEJIDIF (Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Jaén), es prioritario mejorar la formación del personal. A su juicio, no es suficiente con que un hotel esté dotado con elementos de accesibilidad, es necesario que sus empleados las conozcan, circunstancia que no siempre se produce, como él mismo ha podido comprobar en algunos de sus viajes. “Si el personal de un hotel no sabe que existen, ¿de qué sirve?”, se pregunta. “Una instalación accesible, pero mal gestionada desde el punto de vista de la accesibilidad se convierte a veces en un problema”, asevera.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Hosteltur: “Los viajes rompen barreras gracias a los avances de un turismo accesible”.

 163 visitas

Read More

La igualdad de género, un elemento crucial para lograr que el turismo sea más sostenible.

Daniela Moreno

Equality in Tourism es una organización internacional sin ánimo de lucro, con sede en Reino Unido, especializada en promover la igualdad de género en el turismo y alzar la voz sobre diferentes temas que afectan a mujeres en todo el mundo. En esta entrevista Angela Rodriguez habla con Daniela Moreno Alarcón, su directora, sobre la importancia de conseguir una industria turística más igualitaria para reducir la pobreza, fomentar el desarrollo sostenible humano, mejorar la ética del sector y atacar el turismo con fines sexuales.


Angela: Cuando hablamos de igualdad de género en el ámbito turístico, ¿a qué nos referimos exactamente?

Daniela: Nos referimos a que ningún modelo turístico, incluidos los que se promueven como menos nocivos, será lo suficientemente sostenible y responsable si no incorpora de manera real y sostenida el enfoque de género y el empoderamiento de las mujeres. Esto implica dar una vuelta de tuerca a todas las declaraciones, los instrumentos de planificación, gestión y análisis relacionados con el turismo y, sobre todo, a la actitud de quienes planifican el turismo (sector público y privado, academia, sector social y movimientos sociales) además de quienes consumen el turismo, es decir las y los turistas.

Incluir el enfoque de género en el turismo es una acción clara y concreta no sólo para reducir la pobreza, también para invertir inteligentemente en esa reducción. De esta manera, en Equality in Tourism creemos firmemente que si no se incorpora el enfoque de género en el turismo no habrá un desarrollo turístico sostenible y menos todavía aquel que tenga interés por cumplir los derechos humanos.

Angela: Me llama mucho la atención el concepto que mencionas sobre ‘invertir inteligentemente en la reducción de la pobreza mediante la igualdad de género’. ¿Nos puedes proporcionar más información sobre este concepto?

Daniela: El turismo es una industria que mueve a millones de personas, situación que ha ocurrido gracias a su expansión a nivel mundial bajo el discurso de la reducción de la pobreza y el fomento del desarrollo sostenible. De ahí, que la mayoría de los países, sobretodo los países en desarrollo, hayan dirigido todas sus políticas a la potenciación de este sector porque lo perciben como una estrategia de reducción de la pobreza.

La igualdad de género permite ver lo que para la mayoría no es evidente: la desigualdad de género y el des-empoderamiento de las mujeres es una causa estructural de la pobreza no sólo en términos monetarios sino también en el desarrollo de capacidades, autonomía y autoestima. Por ejemplo, la mayoría de las personas que trabajan en el turismo son mujeres, pero la mayoría de ellas trabaja en empleos precarios, flexibles y sexistas. Dicha situación empobrece el empleo en el turismo en su totalidad, a mujeres y a hombres, porque se incumplen los principios del trabajo  decente. Si mejoramos la situación de las trabajadoras del turismo, es decir si invertimos inteligentemente, estamos favoreciendo a toda la industria.

Angela: ¿Nos podrías proporcionar algunos ejemplos de problemas concretos asociados a la desigualdad de género en el turismo?

Daniela: En España la externalización del trabajo de las camareras de piso, producto de la reforma laboral, dejó totalmente desprotegidas a estas trabajadoras. Ni que decir el desgaste físico, incluso algunas se alimentan de ibuprofeno. Es totalmente inaceptable. Equality in Tourism en 2013 hizo un informe que desveló que las mujeres aun cuando participan en el turismo, no están en los cargos donde se toman las decisiones. De un total de 78 empresas turísticas de Reino Unido, sólo el 15,8% de las directivas es liderada por una mujer, y no hay mujeres en más o menos un cuarto de ellas.

«La igualdad de género permite ver lo que para la mayoría no es evidente: la desigualdad de género y el des-empoderamiento de las mujeres es una causa estructural de la pobreza no sólo en términos monetarios sino también en el desarrollo de capacidades, autonomía y autoestima.»

Por otro lado aparece el turismo sexual. Aquí la situación es extremadamente grave porque en Europa hay mucha trata de mujeres y niñas con un fin sexual, por lo que muchas veces el turismo sexual es en realidad un eufemismo tras es el que esconde la explotación sexual de mujeres y menores en el turismo. Los cuerpos de las mujeres son convertidos en atractivos turísticos por lo que cualquier hombre puede tener acceso a cualquier mujer, solo es cosa de preguntarle al taxista, al botones, etc. Se calcula que el “turismo sexual” mediante la trata de mujeres mueve entre 8 a 7 millones de personas al año. España es uno de los destinos más apetecidos.

Angela: Durante el Festival Vilamón 2017 vas a participar en una mesa redonda sobre ‘Mujeres, Turismo y Trabajo’. ¿Cuál es el objetivo de este foro?

Daniela: La mesa de trabajo incidirá en la igualdad de género en el empleo en el turismo, sobretodo en el sector hotelero. El objetivo es sensibilizar sobre la importancia de abordar el empleo en el turismo desde la perspectiva de género y en definir las estrategias de igualdad en el sector hotelero para la próxima década, en un tono crítico y constructivo. Por mi parte compartiré las reflexiones sobre esta temática, algunas de ellas producto del trabajo que estoy realizando con Albasud. Tendré la suerte de compartir mesa con Isabel Castro (Directora General de Trabajo, Economía Social y Salud Laboral, Govern Illes Baleares), Pepi Garcia (Directora de Igualdad, Melia Hotels) y Laia Soldevia (Periodista).

Angela: Enfocar el problema de género desde el punto de vista de la hostelería es un vínculo muy importante para trabajar sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos por la ONU, ¿qué otros vínculos existen entre la igualdad de género, el turismo y los ODS?

Daniela: La Agenda 2030 (que contiene los ODS) subraya que “no es posible realizar todo el potencial humano y alcanzar el desarrollo sostenible si se sigue negando a la mitad de la humanidad el pleno disfrute de sus derechos humanos y sus oportunidades”. Asimismo, señala que el mainstreaming de género ha de ser aplicado de forma sistemática y continua, es decir, el análisis de género no debe quedar acotado sólo en el ODS5 (que hace una referencia específica a la igualdad de género) porque eso sería diluir el mainstreaming de género en el resto de los ODS. El turismo forma parte de los ODS situación que sentencia su responsabilidad activa con el desarrollo sostenible humano sobre todo en materia de empleo y protección del medio ambiente.

Yo creo que fomentar medidas para disminuir la desigualdad de género en el empleo en el turismo forja el desarrollo sostenible de la economía, disminuye la pobreza, mejora la política turística e incluso la ética del sector. También promueve el consumo responsable. Trabajar el turismo desde el enfoque de género implica, por tanto, realizar un análisis de género en todas las fases y modelos turístico, que nos muestre con el mayor detalle posible las brechas de género con el fin de fomentar medidas de compensación para eliminarlas. ¿Qué se necesita de parte del sector del turismo? Voluntad política y presupuestos.

Angela: La voluntad política es muy importante, pero ese cambio a nivel de gobernanza requiere de muchos trámites y tiempo, siendo medidas que van desde arriba hacia abajo. Desde abajo, desde los empresarios del sector y las personas que operan la actividad turística, ¿crees que fomentar la comunicación sobre esta problemática ayudaría a crear conciencia sobre la desigualdad de género? ¿cuáles han sido las estrategias de comunicación más exitosas que has visto por el mundo?

Daniela: Yo creo que también la voluntad política puede forjarse de abajo hacia arriba. Por ello, el turismo responsable tiene que trabajar codo a codo con los movimientos sociales y con las bases comunitarias. De hecho, y contestando a tu pregunta sobre la comunicación, en la mayoría de sitios donde he trabajo las demandas han venido desde abajo hacia arriba, incluidas las estrategias de comunicación. Lamento decirlo, pero a día de hoy no he conocido una estrategia de comunicación consistente del turismo con enfoque de género.

«Fomentar medidas para disminuir la desigualdad de género en el empleo en el turismo forja el desarrollo sostenible de la economía, disminuye la pobreza, mejora la política turística e incluso la ética del sector.»

La OMT realizó un trabajo de comunicación en 2011 – 2012, pero debido a la pausa con el trabajo de género, la comunicación terminó; Cabo Verde ha hecho un gran trabajo gracias a ONU Mujeres-Cabo Verde y las autoridades del turismo que han demostrado un gran interés, en España y gracias al libro «Las que limpian los hoteles« se ha promovido un importante trabajo de comunicación. También el Foro de Turismo Responsable hizo algunos eventos de género y turismo, tal como lo está haciendo la ONG CIC BATÁ.

Angela: Recientemente has estado trabajando en Nicaragua y Cabo Verde, ¿compartirías con nosotros alguna historia sobre mujeres emprendedoras que más te haya inspirado?
Crédito: Equality in Tourism

Daniela: Nicaragua tiene grandes historias. Una de ellas son las mujeres de la reserva de Quelántaro que de manera espontánea han desarrollado un trabajo de género en la gestión del turismo. También podría mencionar a Costa Rica donde tuve la fortuna de conocer a varias emprendedoras comprometidas con el turismo y que están realizando un trabajo excepcional y con mucho esfuerzo y sacrificio.

En mi última visita a Cabo Verde, un país que quiero mucho, tuve la suerte de conocer a Neussa Gonsales quien es la primera dueña de una agencia de viaje, y por ello ha tenido que superar muchas barreras de género. Irónicamente la mayoría de estas mujeres son exitosas en el turismo con un limitado apoyo directo por parte de las autoridades turísticas. ¿Te imaginas lo que podrían hacer con apoyo suficiente y con una política turística con enfoque de género? Maravillas.

¡Muchas gracias Daniela! Para conocer más sobre Equality in Tourism puedes visitar su página web, seguirles en Facebook y en Twitter

 163 visitas

Read More

El Hotel de Banksy en Belén, es un ejemplo de cómo el turismo puede ser político

Todos hemos sido alguna vez turistas, y por lo tanto creemos saber lo que es el turismo. En el mundo moderno, el turismo es visto como una industria importante, que proporciona empleo y crecimiento económico. Al mismo tiempo, el turismo y los turistas son a veces menospreciados, vistos como torpes e ignorantes. Quedó atrás la época en la que el turismo era visto como una herramienta de la política y un tema de análisis político.

Un buen ejemplo de esto último se menciona en el libro de Linda Richter, The Politics of Tourism in Asia. Richter demostró cómo el turismo podría contribuir a fines políticos a través de varios estudios de casos asiáticos

Sin embargo, desde el inicio de la era de los mercados, el turismo ha sido considerado como una «industria» de gran importancia económica para los gobiernos nacionales. Lo cual ha opacado su capacidad para fomentar el compromiso político, la defensa política y el activismo.

El Hotel `Walled Off´ de Banksy

El Hotel Walled Off del célebre artista del grafiti Banksy, ha sido recientemente inaugurado en Belén (Palestina) el pasado mes de marzo de este año.

El hotel está situado frente al Muro de la Separación, el cual ha sido construido por Israel para separarse de sus territorios Palestinos ocupados. Promocionado como «el hotel con la peor vista del mundo», el hotel de Banksy está reavivando el perfil del turismo como una herramienta política.

Banksy ya ha demostrado anteriormente solidaridad con Palestina y los Palestinos. Pero la apertura de un hotel que albergue tanto a visitantes internacionales, como a israelíes y a palestinos es un enfoque novedoso que ha despertado interés y controversia.

La controversia ha surgido a raíz de las discusiones de expertos sobre si es un instrumento legítimo para la intervención en el conflicto Palestino-Israelí, o es un simple ejercicio de privilegio de élite.

Un análisis hace referencia al concepto de «ocu-turismo”, para describir el voyerismo en que algunos turistas participan, cuando durante sus visitas hacen poco para revertir la injusticia en Palestina o frente a un contexto global más amplio. En lugar de ver el Walled Off como una instalación de arte con mensajes políticos, es más útil verlo como un hotel igual que los demás,  pero con la capacidad de despertar una conciencia política.

Banksy ha financiado este hotel de nueve habitaciones para que funcione por lo menos durante el 2017, y posiblemente más allá. El Walled Off está dirigido por el personal del hotel que trabajará mientras esté abierto; cabe resaltar que no son actores sino trabajadores normales.

Ocupando una habitación bajo ocupación

Instalar un hotel en un sitio desde donde los huéspedes pueden sentir la opresión de la pared y la experiencia de ser supervisados desde una torre de vigilancia israelí permite incorporar a los visitantes en el contexto de la ocupación.

Aunque hay habitaciones de lujo («la suite palaciega está equipada con todo lo que un jefe de estado corrupto necesitaría»), también hay una habitación económica equipada con literas militares israelíes por US$30 la noche. Este tipo de alojamiento demuestra el deseo de que el rango de clientes sea amplio y que no sólo se limite a los fans de élite del arte de Banksy.

Los visitantes del Walled Off experimentarán estar amurallados por paredes, puestos de control y controles de seguridad. Tales experiencias tienen el objetivo de provocar empatía y una mejor comprensión de la realidad.  

La experiencia en el Walled Off hace contraste con los habituales tours a Tierra Santa, donde los turistas internacionales pueden no darse cuenta de que su visita a Belén los ha llevado al Territorio Palestino ocupado (debido a que los mapas israelíes no identifican este territorio como separado de Israel y los tours de medio día son organizados por empresas israelíes).

Igual que su instalación Dismaland del 2015 en el Reino Unido, el Hotel Walled Off de Banksy nos anima a cuestionarnos sobre nuestras opciones y nuestros papeles en un mundo cada vez más desigual e injusto. ¿Debemos ser voyeurs usando nuestras oportunidades de turismo y ocio para fines egoístas? ¿O podemos sentir las experiencias de otros en lugares como Walled Off y movilizarnos hacia la defensa y la acción? ¿Es este hotel un espacio de compromiso político prometedor, donde a través del turismo podemos cambiar algo más allá del hedonismo egoísta, del escapismo que actualmente se promociona?

El Turismo: ¿una prometedora herramienta de cambio político?

Aquellos que organizan y desarrollan el turismo para la defensa política demuestran compromiso con su eficacia. Desde los viajes de solidaridad cubanos, las visitas guiadas a los revolucionarios zapatistas de Chiapas, hasta el alojamiento en el Hotel Bauen (un hotel recuperado por trabajadores de Buenos Aires), los defensores acuden a este tipo de proyectos reivindicadores en manada para descubrirlos y apoyarlos.

En términos más generales, la organización de derechos humanos Global Exchange, con sede en Estados Unidos, ha ofrecido visitas de derechos humanos a sitios de todo el mundo para defender la justicia.

En Palestina, el Grupo de Turismo Alternativo ha creado el «turismo de justicia» y ha ayudado a los turistas a aprender de los defensores de los derechos humanos palestinos (e israelíes) sobre los asuntos de la región.

El Hotel Walled Off de Banksy nos invita a considerar el valor del turismo como una herramienta política. Los Palestinos quieren ser escuchados, y Banksy ha utilizado su plataforma como celebridad para llamar la atención sobre las injusticias de la ocupación.

Al ocupar una habitación en el Walled Off, un turista puede observar de una manera real quién se está movilizando y quién no; y cómo nuestras decisiones inciden en tales circunstancias.

Freya Higgins-Desbiolles, Profesor Titular de Turismo, University of South AustraliaEste artículo fue publicado originalmente en The Conversation y traducido por Jenny Reyes.  Puedes leer el artículo original

 163 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.