El potencial de los caminos para regenerar la Italia rural

En el reciente reporte “Pequeños pueblos y Caminos de Italia”, publicado por la Fundación Symbola se identificaron 44 itinerarios a pie en toda la península y sus islas, cubriendo un total de 15400 kilómetros. La mayor parte de estos itinerarios unen pequeños pueblos, dando la posibilidad a partir del turismo de activar distintos servicios en los territorios que se visitan. Si tenemos en cuenta que los pueblos con menos de 5000 habitantes constituyen casi el 70% del total de localidades italianas y albergan el 16.5% de la población total del país, el potencial para generar un impacto positivo gracias a nuevos caminos es muy importante.

En la edición 2020 del Festival ITACA de Turismo Responsable varios eventos estuvieron dedicados a este tema y uno de ellos, “Camminatori di tutta Italia: Unitevi” contó con la participación de asociaciones que gestionan distintos caminos, donde explicaron las características de estos itinerarios y resaltaron el valor que generan en los territorios que atraviesan.

En primer lugar, para ser denominado camino, los senderos deben contar con algunas características especiales como, por ejemplo: durar al menos 4 días, tener un mapa diseñado con paradas establecidas y una distancia de unos 20 km aproximadamente entre cada parada. Algo muy importante es que deben seguir un tema que haga de eje conector entre todos los distintos atractivos que se visitan, pudiendo ser este eje religioso, histórico, ambiental o una combinación, como es el caso de varios itinerarios.

El efecto multiplicador que generan en los territorios que atraviesan es muy importante, ya que para recibir a los visitantes se activan desde nuevos alojamientos, servicios de restauración y excursiones, hasta la actividad agrícola para proveer los ingredientes de la cocina a kilómetro cero.

La Toscana - Italia rural
Itinerarios por la Italia rural

Principales rutas

Entre los caminos más conocidos, se presentó la Via Francigena, importante ruta de peregrinación que inicia en Canterbury (Inglaterra) y termina en la ciudad eterna de Roma. Este es el camino más recorrido de Italia y es reconocido dentro de los itinerarios culturales europeos. Sus distintas etapas son gestionadas por diferentes asociaciones que se encargan de realizar el mantenimiento, la promoción, así como proveer información sobre el recorrido y los servicios a los visitantes. Existe a su vez la Asociación Europea de las Vías Francígenas (AEVF) que actúa en calidad de sujeto autorizado oficialmente por el Consejo de Europa.

Otro camino presentado fue la Via de la Lana y de la Seda, que une las ciudades de Bologna (Emilia Romagna) y Prato (Toscana), llamada así porque en la edad media unía el comercio entre ambas ciudades que se especializaban respectivamente en la producción de la seda y la lana. Este camino se diseñó como alternativa a la Via degli Dei, que conecta Bologna con Florencia y que en los últimos años se volvió muy popular. A pesar de tener un recorrido similar estas rutas no compiten entre sí y se complementan, generando a su vez nuevas oportunidades para distintos pueblos y brindando diferentes estímulos para los viajeros. La vía se inauguró en 2018 y se firmó un acuerdo de colaboración con la agencia de promoción turística de Bologna con lo cual recibe bastante atención de los medios de comunicación.

Nuevos caminos y retos a superar

No faltó la experiencia de nuevos caminos que se crearon recientemente gracias a la iniciativa de emprendedores. Es el caso de Lombardía, con el Camino de Carlo Magno y la Via Valeriana, dos senderos basados en distintas leyendas sobre sus orígenes, que recorren 240 kilómetros y que en su primer año de operación (2019) recibieron 1000 visitantes, principalmente mujeres. Estos senderos atraviesan pequeños pueblos que sufren del fenómeno de despoblación, con lo cual las oportunidades que puedan generar pueden ser fundamentales para ayudar a revertir esta tendencia presente en toda Italia.

Una problemática común a todos los caminos es la actividad principalmente ad honorem de todas las asociaciones o emprendedores que se embarcan en la creación y mantenimiento de los caminos. Teniendo en cuenta los numerosos beneficios que genera, tanto económicos como socio-culturales, este tipo de turismo debería recibir más inversión de parte de las instituciones. Sin embargo, un aspecto destacado por los participantes es que los senderos que funcionan bien en Italia, nacieron a nivel local, por iniciativa de actores del territorio que se pusieron en red para llevar adelante el proyecto. Este es el caso del Camino de San Benedetto, recorrido de 300 kilómetros y 16 paradas, con un eje religioso, en el que se visitan los lugares más significativos de la vida de San Benedetto de Norcia, combinando la belleza de los paisajes naturales y culturales de las regiones de Umbria y Lazio.

Finalmente, el Cammino nelle Terre Mutate (camino por las tierras transformadas) atraviesa localidades del centro de Italia que fueron afectadas por el terremoto del 2016, permitiendo conocer las historias de resistencia de las personas que habitan este territorio. El sendero se extiende por más de 250 kilómetros desde Fabriano a L’Aquila, atravesando 4 regiones (Marche, Umbria, Lazio y Abruzzo).

La Toscana - Italia rural
Turismo lento en Italia

Las oportunidades detrás de los caminos

El modelo de turismo lento que proponen estos caminos permite vivir experiencias transformadoras a los viajeros. También, contribuye a dar una segunda oportunidad para muchos territorios olvidados del país, valorizando su patrimonio natural y cultural y conectando las distintas vocaciones de cada pueblo.

La búsqueda de reconexión con la naturaleza motivada por la crisis de la pandemia puede ser la ocasión ideal para que estos itinerarios sean conocidos por muchos más visitantes. De todas formas, será necesario más apoyo de las instituciones para que éste no sea sólo un efecto de la actual coyuntura, sino una verdadera estrategia de regeneración para la Italia rural.

Todos los eventos de la edición 2020 del Festival IT.A.CA, incluido el mencionado en este artículo, pueden verse en su Canal de You Tube.The

 599 visitas

Read More

El Festival IT.A.CA y la oportunidad para el interior de Italia

Evento del Festival 2019 – Foto: IT.A.CA

El Festival IT.A.CA Migrantes y Viajeros, primer y único festival que promueve el turismo responsable en Italia, este año celebra su 12° edición. El Festival nació en Bologna, en la región italiana de Emilia Romagna y se fue extendiendo hacia distintas ciudades y regiones hasta alcanzar las actuales 11 regiones y 700 iniciativas. Cada ciudad que desea organizar el festival en su territorio se encarga de formar su propia red de actores locales, que incluyen asociaciones sin fines de lucro, empresas privadas y sector público y proponer actividades que van desde conferencias, workshops y reflexiones sobre el turismo responsable y la migración, hasta itinerarios de turismo lento para descubrir y apreciar el territorio.

A causa de la pandemia, la edición de 2020 se está realizando online desde el 28 de Mayo con un programa riquísimo de eventos que hacen hincapié en el redescubrimiento de la Italia interna, con sus mágicos pueblos y paisajes rurales entre colinas y montañas, a través de itinerarios a pie o en bicicleta. Estos temas hoy cobran mayor relevancia, cuando se habla de turismo al aire libre, en destinos menos concurridos, pero también como respuesta a la búsqueda de modos de vida alternativos a la ciudad.

Itinerario a pie – Foto: IT.A.CA

Uno de los eventos virtuales que se llevó a cabo fue la reflexión en torno al libro L’italia è bella dentro, del periodista Luca Martinelli (Altreconomia 2020). Martinelli formó parte del grupo de trabajo de la Estrategia Italiana para las áreas internas (SNAI por sus siglas en italiano) que se lanzó para el periodo 2014-2020. La estrategia pone al centro la calidad de vida de las personas que viven en estas áreas, con el aumento de la inversión y la reconversión de la tendencia demográfica a través del incremento de oportunidades de empleo y el aprovechamiento de los recursos del territorio.

Gracias a la SNAI, Martinelli recorrió el país de punta a punta visitando las llamadas “áreas marginales” que ocupan en realidad el 60% del territorio italiano (unos 4000 municipios) y donde vive ¼ de la población italiana (13 millones de personas). El poeta Franco Arminio, que interviene en el libro y se define como especialista en pueblos, reflexiona sobre esta contradicción italiana que, siendo un país de montañas, considera la montaña como un área marginal.  Estas zonas han quedado cada vez más relegadas de los servicios básicos de ciudadanía (salud, educación, movilidad) y como consecuencia, los más jóvenes no ven otra opción que emigrar a las ciudades en busca de oportunidades.

Afortunadamente, hay muchísimas personas que apuestan por esta Italia interna y deciden migrar desde las ciudades o quedarse en los pueblos, la llamada “Restanza” o permanencia como podría traducirse en español, que fue el tema del Festival IT.A.CA del año pasado. Como bien dicen los organizadores del Festival, la invitación que propone IT.A.CA es realizar un viaje por diferentes territorios del Sur al Norte de Italia, creando redes de comunidades resilientes, que promuevan activamente la libertad de migrar y el derecho a quedarse.

El libro no busca dar ejemplos de héroes individuales que volvieron a salvar estos pueblos, sino de la importancia de sentirse parte de una comunidad y trabajar en red en pos del bienestar colectivo. Se propone crear un nuevo imaginario de la vida rural, como forma de vida posible y alternativa a la ciudad, pero recuperando la relación entre ciudad y campo, reconociendo su interdependencia. Es importante no pensar estas zonas como áreas que se deben salvar con asistencialismo, y, por el contrario, valorar la riqueza tanto natural como cultural de este territorio y el potencial no expresado.

Paisaje del interior de Italia

Uno de los ejemplos que incluye el libro es el de la Cooperativa de Comunidad Biccari, un pueblo en la provincia de Foggia, en la región de Puglia, donde esta cooperativa está logrando que los jóvenes decidan quedarse en la comunidad. La cooperativa se fundó en 2017, tiene 216 socios y se esfuerza en poner en valor los recursos “dormidos” del territorio, que incluyen aquellos naturales y culturales, a través del turismo, la agricultura y la conservación. Biccari no era un destino turístico, pero gracias a las distintas actividades de ecoturismo y aventura propuestas por la cooperativa se está haciendo más conocida.

En el 2018 organizaron por primera vez la edición local del Festival IT.A.CA y recientemente lanzaron el proyecto “Comunidades Anfitrionas de los Montes Dauni”, conectando los 30 pueblos de la zona como entero destino turístico. Una de las iniciativas destacadas de la cooperativa es la “pequeña escuela de la civilización campesina”, que pone en valor los saberes de los socios ancianos de la cooperativa, enseñando los oficios típicos de la región, por ejemplo, la búsqueda del tartufo, la recolección de aceitunas y la producción de miel, disponible no sólo para los socios de la cooperativa sino también para los “ciudadanos temporarios” que los visitan.

El ejemplo de Biccari y tantos otros que se proponen en el libro permiten ver con esperanza el futuro de los pueblos italianos y replicar las historias de éxitos en otros países como España, que sufre la misma problemática de despoblación. Lo importante, como destaca el alcalde de Biccari, es poner en el centro de la estrategia a las personas y su experiencia, teniendo una visión profunda del desarrollo local, donde los servicios públicos estén en función de las necesidades de las áreas rurales y no copiando los modelos de desarrollo urbano.

 599 visitas

Read More

Turismo regenerativo como nuevo paradigma: Entrevista con Sonia Teruel

Sonia Teruel
Sonia Teruel

Sonia Teruel es Gerente de Desarrollo de Negocio en la operadora turística de viajes responsables Totonal Viajes de México. Posee una Maestría en gestión de turismo sostenible de la Universidad para la Cooperación Internacional de Costa Rica, donde investigó y se especializó en Turismo Regenerativo. En esta entrevista nos comparte más sobre este paradigma y su importancia en el contexto actual.

Laura Gasparini: Hoy en día escuchamos cada vez con más frecuencia hablar de regeneración, pero no siempre la palabra es usada a conciencia y cada uno parece interpretarla a su manera. ¿Puedes contarnos de qué se trata el desarrollo regenerativo?  

Sonia Teruel: En primer lugar, es importante destacar que no es un concepto nuevo, sino que ya en los años 30’ se hablaba de pensamiento sistémico y las interrelaciones entre sistemas vivos. Más recientemente, en años 90’, el arquitecto paisajista John Tillman Lyle lo aplicó al diseño de ciudades y paisajes enteros. En el año 95’, la organización estadounidense Regenesis Group, propuso el término de desarrollo regenerativo como una aproximación que trata de resaltar la habilidad de seres vivos para co-evolucionar, de forma que nuestro planeta continúe expresando su potencial de diversidad, complejidad y creatividad.

Para que se entienda mejor, entre sus principios, destacan:

  • Lo que llamamos las tres relaciones: la relación del hombre consigo mismo, con el otro y con la tierra. Desarrollar estas tres relaciones es primordial.
  • La co-evolución del hombre con la tierra: la comprensión profunda de que el humano es parte integral de la naturaleza y somos aliados de otros sistemas vivos.
  • El “sense of place” o sentido de pertenencia al lugar: La regeneración busca redescubrir el lugar prestándole atención a sus particularidades y diversificación. En un paisaje cultural co-creado entre las personas y su ambiente, se crea una unión muy especial entre un grupo cultural y su lugar.
  • Convertir sociedad en comunidad: En nuestra sociedad, hemos perdido nuestra conexión con los bioritmos de la naturaleza y debemos crear un sentido de propósito en nuestro lugar que sea significativo para todos. Esto es algo que estamos viviendo ahora con la crisis del COVID-19. Es muy importante crear comunidad para generar soluciones y adquirir un compromiso que se sostenga en el tiempo.
  • El “wholeness thinking” o pensamiento sistémico: Es una visión integradora que nos hace entender cómo los sistemas naturales interactúan y se relacionan tanto con los humanos como con los sistemas construidos por nosotros. No existe ninguna entidad aislada; todo está conectado con otros sistemas que la soportan e interactúan con ella.
  • El co-diseño e involucramiento de stakeholders: donde los locales deben participar activamente y se debe hacer una alineación entre la historia del lugar, el propósito profundo y aspiraciones de los residentes y el propósito profundo del proyecto.

LG: ¿Podría decirse que la regeneración es la nueva sostenibilidad?

ST: Yo diría que la regeneración va más allá de la sostenibilidad. La regeneración abraza a la sostenibilidad y la mejora con un enfoque integrado y una visión más holística del mundo. Así es que lleva a la sostenibilidad a un nuevo entendimiento y la adopta desde una aproximación distinta.

La sostenibilidad aborda los problemas generalizados y planetarios, limitando la intensidad del daño causado, pero trata de resolver esos problemas desde la misma visión mecanicista y por tanto limitada. La regeneración en cambio, se practica creando alianzas y mejorando el sistema socio-ecológico que es particular de cada lugar. En lugar de enfocarse en sistemas técnicos y económicos, se enfoca en recursos primarios y aspectos de la vida que producen tecnologías y resguardo.

La regeneración desarrolla el sentido de identidad de la comunidad, versus pedir a la comunidad que se adapte al enfoque escogido, práctica común en la sostenibilidad. Mientras que la sostenibilidad minimiza el impacto a los sistemas vivos de soporte, la regeneración construye la capacidad de estos sistemas de soporte necesarios para el crecimiento futuro.

Algo más a destacar es que en la sostenibilidad, no cesamos de ver al hombre sobre la naturaleza, que se crea y desarrolla desde un punto de vista occidental de construcción de cosas y de competición. La regeneración, sin embargo, se enfoca en construir capacidades, compartir, y co-evolucionar con la naturaleza. Aquí no solo se mantiene, sino que se mejora el bienestar de la sociedad.

LG: ¿Cómo se aplican entonces estos conceptos y principios al turismo regenerativo?

ST: El turismo regenerativo tiene un enfoque sistémico y busca facilitar un encuentro profundo y transformativo, donde se dan las tres relaciones (el hombre consigo mismo, con el otro y con la naturaleza) y se alinea tanto al local como al visitante, a los ritmos propios de la naturaleza.

El hombre debe contribuir a la mejora de la capacidad de los sistemas socio-ambientales que sostienen la vida del destino. Los sistemas no se tratan de forma separada, sino que se entienden sus conexiones y procesos y el lugar siempre debe diseñarse de acuerdo con los flujos de la naturaleza.

Otro punto a destacar es que, en el turismo regenerativo, además de los aspectos ambientales, económicos y socio-culturales, se introducen también los aspectos políticos y espirituales del destino y es imperativo que se integre a todos los actores en su diseño para co-crear el propósito del destino (en armonía con el de sus habitantes), la co-evolución con la naturaleza y el pensamiento sistémico. Esto hará que se construya la capacidad de los sistemas (sociales y ambientales) y se tenga un crecimiento saludable a largo plazo.   

Es importante destacar que es un entendimiento evolutivo y dinámico y que se basa en el co-diseño, la colaboración y la inteligencia colectiva.

LG: ¿Cómo podemos diseñar una experiencia turística regenerativa? ¿Puedes darnos algún ejemplo concreto?

ST: Para empezar, una experiencia debe co-diseñarse con la comunidad anfitriona; debe estar en total armonía con su propósito profundo y su sentir del lugar. Se trabaja la identidad, las relaciones, los procesos y recursos (niveles de sistemas y organizaciones vivas), donde se reflexiona sobre el pensar, sentir y hacer. No puede haber uno sin el otro y éstos constantemente se retroalimentan.

En una experiencia regenerativa debe ralentizarse el ritmo del visitante y generar espacios donde se den las tres relaciones de las que hablaba antes: el viajero consigo mismo, con el otro (el anfitrión y quizá otros viajeros) y la tierra. Se debe de facilitar de forma que la persona se sepa naturaleza y se reconecte. Se crearán los llamados momentos de verdad, que quedarán en la memoria del visitante.

Por último, se debe generar una experiencia transformativa, donde se provoque a los visitantes a observar la naturaleza y comprender su unicidad, se les motive a convivir con la naturaleza y se les anime a que se conviertan en agentes regenerativos de sus propios sistemas socio-ambientales en casa. Estas vivencias, si están bien construidas y facilitadas, pueden generar una reflexión profunda en el visitante.

Una experiencia, por ejemplo, podría ser generar un lugar del silencio, donde el visitante deberá observar un árbol, planta o lo que nos encontremos y además de estudiar su aspecto y su movimiento, se fijará en la relación que tiene con otros seres vivos y como entre ellos se interrelacionan. También se puede dar en el interior de una cueva, en un momento de meditación y agradecimiento; en un encuentro con una comunidad indígena donde no se hable el mismo idioma, pero consigan comunicarse entre sí de una forma sencilla y divertida. Cada experiencia debe hacerse desde un profundo respeto y apertura para aprender todo lo que tenga que enseñarnos.

LG: En tu opinión, ¿la crisis actual producto de la pandemia puede ser una oportunidad para el turismo de empezar de cero, tomando en cuenta el paradigma de la regeneración?

ST: Absolutamente. El hecho de que la mirada del turismo regenerativo esté en boca de tanta gente ahora, en comparación a dos años atrás donde había tan poco escrito al respecto, ya es un indicativo importante. Estamos viendo cómo la naturaleza se está regenerando increíblemente ahora que estamos en casa. ¿Eso quiere decir que ya no debemos estar en contacto con la naturaleza? No, eso significa que debemos convivir con ella con mucho respeto y aprovechar esa relación mutuamente beneficiosa.

Sería maravilloso que saliéramos de casa después de haber tenido tiempo para pensar, para reflexionar sobre nuestra vida y nuestras elecciones poco sostenibles, motivados para cambiar las cosas y para hacerlo mejor. Para reencontrarnos con la naturaleza y con el otro con cariño y respeto y con total apertura para resignificar nuestros viajes.Este es un extracto de la entrevista original publicada en Echoes of the Journey (en español e inglés): Turismo regenerativo como nuevo paradigma:  Entrevista Sonia Teruel

 599 visitas

Read More

El turismo sostenible en Italia Post Covid-19: Entrevista a Sergio Cagol

Sergio Cagol es consultor italiano en marketing y comunicación de turismo sostenible del Trentino Alto-Adige. Con él, discutimos la situación actual en Italia y cómo el turismo podrá reactivarse en el futuro

Laura Gasparini: Hola Sergio. Cuéntanos un poco sobre tu trabajo, experiencia y tus actividades actuales.

Sergio Cagol: Primero que nada, gracias por invitarme y por la oportunidad de compartir mi opinión. Soy técnico, estudié ingeniería pero hice un cambio hacia el turismo y las comunicaciones hace más de 15 años. Hoy en día, trabajo principalmente con destinos  turísticos y hoteles, ayudándolos a usar la tecnología y la comunicación para mantenerse en el mercado. Desde mi preocupación personal y mi creencia sobre la crisis climática, en los últimos años he dedicado mi trabajo a la transición hacia una gestión y desarrollo del turismo más sostenible, que ahora es mi principal área de interés.

LG: Actualmente estamos en medio de una crisis mundial sin precedentes. ¿Cómo deben actuar los operadores turísticos y los hoteles ahora?

Creo que éste es el momento adecuado para planificar el futuro, preferiblemente a largo plazo, ya que es difícil predecir lo que sucederá en mayo, y mucho menos este verano. No estamos en una situación de “on/off”: este virus apareció en cuatro o cinco días, pero será un proceso lento y largo para desaparecer. 

La mejor manera de usar este tiempo de confinamiento, en mi opinión, es tratar de reorganizarse y aprender algo de esta crisis. Otra idea es comunicarse con sus clientes pero sin tratar de vender nada, absolutamente no es un momento para vender. Todavía recibo boletines de algunos hoteles que ofrecen descuentos o intentan persuadirme para que reserve. Eso está mal. La mejor idea es estar en contacto con nuestros clientes, decirles honestamente lo que estamos haciendo, cómo enfrentamos la crisis y que estamos listo para recibirlos una vez que la crisis haya terminado.

LG: Hemos visto ejemplos de hoteles en Milán y Florencia llevando adelante iniciativas para disminuir la dependencia de las OTA (agentes de viaje online) en sus ventas, algunos incluso sugieren el cierre completo de estos canales para el resto de 2020. ¿Cómo ves estas iniciativas y qué cambios ves a futuro?

SC: El problema al menos en Italia, es que sólo hay unos pocos jugadores importantes y muchos pequeños hoteles familiares. No hay cohesión ni conexión entre ellos. Las OTA siempre han estado en una situación ventajosa para imponer las reglas en el mercado, y mi opinión personal es que no va a cambiar significativamente una vez que esta situación termine.

Tan pronto como los turistas comiencen a viajar, los hoteles estarán en una gran crisis e intentarán aprovechar todas las oportunidades posibles para comenzar a trabajar nuevamente: en ese sentido, usar  las OTA, como Booking.com por ejemplo, será la solución más fácil y rápida. Airbnb, por ejemplo, ya está preparando fondos para ayudar a los anfitriones a atravesar esta crisis, que es más de lo que las asociaciones hoteleras están haciendo en este momento. El punto es que los grandes canales online como Expedia, Booking.com, Skyscanner, Airbnb, etc., están en posición de hacer mucho más que un solo hotel. Esta iniciativa de Milán tiene más de 200 hoteles hasta ahora, pero para Booking.com esto no es nada. Desafortunadamente es la realidad.

LG: Entre las medidas del sector se mencionan incentivos fiscales para viajar dentro de Italia, para motivar a los italianos a pasar vacaciones dentro del país y no en el extranjero.

SC: Sí, esto es algo que el sector turístico le está pidiendo al gobierno, y también está bien, pero no es suficiente. Creo que este año la gente en general viajará a lugares más cercanos a sus hogares debido al temor de que estalle un nuevo brote. La expresión en inglés “Staycation” para referirse a las vacaciones en el lugar de residencia, son de esperarse, ya que las personas no están seguras de la situación de salud en otros países.

Además, debemos tener en cuenta dos hechos: en primer lugar, las personas no están trabajando ahora, las empresas están cerradas y con serios problemas financieros. En segundo lugar, muchas personas están utilizando sus vacaciones ahora mientras sus hijos no van a la escuela, por lo que la pregunta es si tendrán suficiente tiempo más tarde durante el año para viajar.

En general, cuando las condiciones son “normales” en Italia, muchas empresas cierran durante el verano, especialmente en Agosto, por lo que es históricamente el mes de vacaciones y viajes. ¿Estas empresas cerrarán también este año después de estar cerradas durante dos meses aproximadamente? Para responder ésto, debemos esperar y ver cómo se desarrolla la situación. Cualquiera sea el resultado, no vendrá rápido.

LG: ¿Qué acciones prevées para el renacimiento del turismo italiano una vez que termine la pandemia?

SC: Como dije antes, no estamos en una situación de “on/off”, por lo que no podemos esperar que en Mayo se nos informe que el confinamiento ha terminado y que todo vuelve a la normalidad. Además, el fin de la cuarentena no va a suceder al mismo tiempo en todos los países. No sabemos cuándo los Estados Unidos o Alemania abrirán sus fronteras, por ejemplo, y ambos países son mercados extranjeros importantes para Italia. La pandemia no comenzó al mismo tiempo en todos los países y la situación está empeorando en este momento en el Reino Unido y los Estados Unidos. Por lo tanto, no lo veo fácil, ya que será un largo período para salir de la crisis. Este año probablemente será el año para sobrevivir y tal vez pensar en estrategias para el futuro.

Algunas personas dicen que el ENIT (la agencia nacional italiana de promoción turística) debería comenzar campañas en el extranjero y promover el país. ¿Cómo podría desarrollarse esta campaña? cuando hay un gran problema en Italia de competencia entre las regiones, que se promueven individualmente en lugar de trabajar juntas con un esfuerzo conjunto. Lombardía, Véneto, Trentino Alto-Adige o Sicilia, todas tienen su propia gestión, sus propios fondos y promoción.

Probablemente durante este año la pregunta no será por qué un viajero debería elegir Italia en lugar de España o Turquía, sino si va a viajar en absoluto. Para algunos, las llegadas de turistas locales salvarán la situación hasta cierto punto, pero no es una solución para todos. Solo pensemos en los hoteles de lujo en Italia, ¿podrán vender su servicio a los italianos? O destinos que dependen en gran medida de la demanda internacional, como el Lago de Garda. Es difícil imaginar que los turistas italianos sustituyan fácilmente a casi 20 millones de pernoctaciones de extranjeros.

EJ: ¿Pronosticas algún cambio importante de parte de la demanda? ¿Ves algún tipo de destino o experiencia en particular que podría beneficiarse después de esta situación?

SC: Espero que ocurran dos situaciones, una a corto y otra a largo plazo. A corto plazo, pienso que se realizarán viajes más cortos a destinos más cercanos, en un entorno libre de riesgos, con un presupuesto más bajo para vacaciones y soluciones “last minute”. En este escenario, algunos aspectos relacionados con la elección del viaje serán menos importantes y probablemente la sostenibilidad será uno de esos. La gente simplemente no lo priorizará a corto plazo.

A largo plazo, por otro lado, espero que las personas conecten la situación actual con nuestro comportamiento en los últimos 20 ó 30 años y cómo nuestro estilo de vida ha impactado el medio ambiente, el clima y el planeta en general. Por esta razón, creo que el próximo año el turismo sostenible tendrá un nuevo reinicio y será aún más importante. Al mismo tiempo, aquellos que han comenzado con experiencias sostenibles en el pasado finalmente comenzarán a crecer como negocio, y este tipo de oferta puede ser una solución para la crisis en el futuro. Quien haya invertido en el desarrollo sostenible del sector turístico finalmente tendrá éxito.

Del lado de la demanda, espero que los viajeros realmente presten más atención a los lugares donde pasan el tiempo, buscando lugares menos concurridos y evitando aquellos donde no pueden “manejar” la situación. Las experiencias al aire libre y en la naturaleza en general deberían ver un aumento en la demanda, lugares fuera de los itinerarios típicos, en vez de grandes complejos hoteleros.

LG: Si bien en tu opinión la sostenibilidad no será una prioridad para los viajeros o el sector a corto plazo, en los próximos años ¿te parece que será un aspecto primordial en la gestión del turismo?

SC: Creo firmemente que incluso a partir de la próxima temporada la sostenibilidad se convertirá en un aspecto importante en los viajes y en una prioridad para las empresas. A medida que la oferta cambia, también lo hace la demanda, por lo que también espero el aumento de la demanda de este tipo de experiencias. Seguramente habrá intentos de hacer “green washing”, pero estoy seguro de que la gente entenderá y reconocerá cuando este sea el caso. Los viajeros no esperarán que Venecia se vuelva sostenible, siempre estará abarrotada ya que solo hay una Venecia en el mundo, pero las personas dejarán de ir allí si no quieren ciudades abarrotadas.

Este es un extracto de la entrevista original publicada en Echoes of the Journey (en español e inglés): Sergio Cagol: “No estamos en una situación de on/off”

 599 visitas

Read More

Día de muertos en la Sierra Norte de Oaxaca

Oaxaca es conocida en México como uno de los mejores lugares donde celebrar la tradición del Día de los Muertos y los festejos se extienden durante todo el mes de Noviembre. Una opción interesante es combinar la visita a la ciudad con los Pueblos Mancomunados de la Sierra Norte, a sólo 1 hora y media de Oaxaca, para vivir esta tradición de manera más íntima y familiar.

Expediciones Sierra Norte es una empresa comunitaria de ecoturismo, que pertenece y es operada por los Pueblos Mancomunados de Oaxaca. Son ocho los pueblos que forman la mancomunidad y seis de ellos son parte del proyecto de turismo que se inició en 1994: Benito Juárez, La Nevería, Latuvi, San Miguel Amatlán, Llano Grande y Cuajimoloyas. Esta novedosa iniciativa intercomunitaria promueve la preservación del patrimonio natural de la Sierra Norte a través de un programa de turismo responsable (ecoturismo y aventura), al mismo tiempo que permite el intercambio cultural entre visitantes y familias locales.

La “gente de las nubes”, como se conoce a los habitantes de la sierra, son comunidades de la etnia zapoteca que se encuentran entre los 2400 y 3100 metros sobre el nivel del mar, en un territorio de 24,932 hectáreas y se han organizado para recibir visitantes y compartir con ellos la belleza de sus bosques que entre todos se encargan de proteger. Su emprendimiento hoy recibe unos 25 mil visitantes anuales y en 2016 fue galardonado con los premios “Tourism for Tomorrow” que otorga el Consejo Global de Viajes y Turismo (WTTC por sus siglas en inglés) en la categoría “Comunidad” y “To do” por un turismo socialmente responsable, que otorga The Studienkreis für Tourismus und Entwicklung (Institute for Tourism and Development) en el marco del ITB de Berlin.

Los itinerarios que ofrece Expediciones Sierra Norte incluyen caminatas, ciclismo de montaña y cabalgata a través de una red de senderos señalizados que abarcan más de 100 kilómetros, uniendo los distintos pueblos. Aunque las actividades de aventura son el eje de los itinerarios, hay muchos momentos para compartir la vida cotidiana con los habitantes de los pueblos y aprender de sus usos y costumbres. El itinerario del que participamos fue muy especial, siendo uno de los primeros que combinaba las celebraciones de Dia de Muertos en la Sierra Norte y en la ciudad de Oaxaca, dando a los visitantes la oportunidad de participar activamente en los preparativos de este evento cultural único.

El recorrido comenzó en Oaxaca, donde nos unimos con otros participantes del tour para trasladarnos hasta Benito Juárez, comunidad pionera del ecoturismo. Su punto más alto es el Mirador a 3100 metros, con vistas impresionantes de los valles centrales. Aquí se encuentran sus dos atractivos distintivos- el puente colgante y, para los que disfrutan de las aventuras extremas, un circuito de 3 tirolesas siendo la más larga de 300 metros de largo y 80 metros de alto.

Benito Juárez se ha convertido en un icono del turismo de aventura gracias a los dos atractivos antes mencionados, pero en nuestro viaje descubrimos que Benito Juárez es mucho más que eso,  aquí las familias te reciben y estan dispuestos compartir distintas actividades de su vida cotidiana contigo. De regreso del mirador, almorzamos en casa de Doña Clara, quien además de una deliciosa comida típica, nos enseñó su huerto orgánico, sus plantaciones de flores y las artesanías que realiza. En la tarde visitamos Casa de Piedra, emprendimiento de Doña Lilia y su familia, donde participamos del taller para hacer los tradicionales tamales de mole y el chocolate, alimentos que se colocan como ofrendas el 31 de octubre en el altar de muertos. Los visitantes pueden colaborar activamente en todo el proceso, desde tostar los granos de cacao hasta molerlos con canela y azúcar, para más tarde degustarlo con los deliciosos tamales que aprenden a preparar. Luego de la cena, regresamos a nuestra acogedora cabaña para descansar al calor de la chimenea.

Al día siguiente visitamos la granja ecológica del Señor Eli, que nos recibió con sus adorables nietas y nos dio un recorrido por su pequeña granja donde siembra flores, árboles frutales, maíz y tambien cría algunos animales como gallinas y ovejas. Aquí disfrutamos de un desayuno típico y probamos el atole colorado, una bebida a base de maíz con chocolate, canela y achiote, especie que le da su color rojo.

Desde la granja del señor Eli emprendimos el descenso hacia Latuvi (la tierra de la hoja enrollada en lengua zapoteca) en una caminata de tres horas con vistas espectaculares de la sierra y los pueblos aledaños. Latuvi está a 2400 metros sobre el nivel del mar y como todos los pueblos mancomunados, cuenta con su oficina de turismo, donde nos recibieron para registrarnos y llevarnos a nuestro alojamiento. Al igual que en Benito Juárez, las cabañas tienen vistas encantadoras y amplias terrazas con hamacas para disfrutar la paz del lugar.

Latuvi

En Latuvi tuvimos la oportunidad de preparar el tradicional pan de muertos, otra de las ofrendas que se coloca en los altares. Este tipo de pan es una de los alimentos más típicos que se preparan en época de Día de Muertos y su presencia es obligatoria en todas las ceremonias en los panteones, altares y en las casas de las familias. Yolanda nos compartió la receta y luego la ayudamos a darle su característica forma a los pancitos. La demanda de pan es mucha en estos días y aunque son 5 panaderías en Latuvi están todas muy ocupadas atendiendo grandes pedidos.

Hay dos variedades de pan que se preparan: el criollo (sin huevo) y el que lleva yema de huevo, ambos deliciosos. El horno de adobe se calienta durante un par de horas con leña, cuando esta caliente se barre con ramas de chamizo y otras plantas de la región,  para luego introducir los panes uno a uno. Pueden hacerse al mismo tiempo unos 60 panes. Cuando estuvieron listos, degustamos nuestras creaciones con una rica taza de chocolate caliente. En Oaxaca se acostumbra acompañar siempre el chocolate con pan.

A diferencia de Benito Juárez, en Latuvi las comidas se sirven en comedores familiares, existen 3 comedores que se van rotando cada semana, y es ahí donde se dan los encuentros e intercambios con otros pequeños grupos de viajeros, como en nuestro caso. En la noche, nos reunimos alrededor de una fogata y escuchamos con curiosidad las leyendas de día de muertos que nos compartieron algunos habitantes del pueblo en un contexto realmente mágico.

El altar

Como broche de oro de nuestro itinerario, el 31 de octubre partimos temprano en una caminata de una hora, recolectando flores con Don Alejo para colocarlas en el altar que más tarde ayudamos a preparar. Las flores típicas que se recogen son blancas y violetas, así como el cempasúchil silvestre y las calas. Llegamos a la casa de Doña Esperanza y el Sr Rufino que nos esperaban para ayudar en la construcción del altar en honor a su papá y otros difuntos de su familia.

Altar para Día de los Muertos en Latuvi

Aquí aprendimos que el 31 de octubre se prepara primeramente el altar para los niños, que llegan a partir de las tres de la tarde, y el 1 de noviembre se coloca la ofrenda para los adultos. Siempre se incluye pan, chocolate, frutas, cacahuates y nueces y en general todos los platillos que la persona disfrutaba en vida. Para los adultos se incluye mezcal y otras bebidas, mientras que para los niños se colocan dulces y refrescos. Se cree que durante esos días festivos, los seres queridos regresan desde el más allá para reunirse con sus familiares y es fundamental que el altar esté preparado y las puertas de la casa abiertas para que sean bienvenidos luego del largo viaje que emprenden. También durante estos días se reciben visitas de amigos y familiares que vienen a compartir el festejo y a partir del 2 de noviembre, una vez que los difuntos se han ido, se comparte la comida del altar.

Esta es una tradición única en el mundo, donde esta fecha es una verdadera celebración y un momento para compartir y recordar a los difuntos. La preparación del altar es una actividad muy emotiva para una familia y tener la oportunidad de compartir este momento con las familias locales es una experiencia única para los visitantes.

Todas las actividades durante éste y otros tours en la Sierra Norte de Oaxaca son proporcionadas por las familias o habitantes locales. Asimismo, la comunidad local comparte las comidas y actividades diarias con los visitantes y son verdaderos anfitriones que hacen sentir bienvenido a todos los que participan en uno de los itinerarios. Con este concepto, “Expediciones Sierra Norte” crea oportunidades e importantes ingresos económicos para las familias rurales de los Pueblos Mancomunados a través de las experiencias turísticas. Gracias a estas oportunidades, la comunidad local tiene la posibilidad de trabajar en sus alrededores y no necesitan dejar sus tierras en busca de mejor futuro en las zonas urbanas.

Así nuestro viaje por la Sierra Norte de Oaxaca compartiendo las tradiciones de día de los muertos con las familias llegaba a su fin, pero en la ciudad de Oaxaca los populares festejos nos esperaban de la mano de Chimalli, operadora turística que coordinó el itinerario en la ciudad. El recorrido incluía la visita a los panteones, las tradicionales “muerteadas” o comparsas, donde los vecinos se disfrazan y salen a las calles a desfilar al ritmo de la música, las exhibiciones de altares de todo tipo, casas adornadas y turistas y locales maquillados. La ciudad de Oaxaca es una gran fiesta en esos días y sin duda es uno de los mejores lugares donde vivir este ritual, pero nuestras vivencias en la Sierra y el haber compartido de cerca los preparativos con las familias, nos dejaron un aprendizaje y un recuerdo aún más profundo de esta tradición mexicana.

 599 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.