Oportunidades del turismo comunitario para los guaraníes: el caso de Jasí Porá en Misiones

Durante nuestra visita a la provincia de Misiones en Argentina, tuvimos la oportunidad de visitar una de las comunidades guaraníes que está desarrollando con éxito el turismo comunitario.
Puerto Iguazú es un destino conocido en el noreste de Argentina, justo en la triple frontera con Brasil y Paraguay. Aunque el paisaje de toda la provincia de Misiones es sobresaliente, hay una razón por la cual las personas visitan esta ciudad: el Parque Nacional Iguazú con sus imponentes Cataratas, el sistema de cascadas más grande del mundo. Pero además de las cataratas, existe un gran legado cultural que es posible descubrir, visitando a las comunidades guaraníes.
Los guaraníes pertenecen a culturas prehispánicas que habitaban áreas de Paraguay, el norte de Argentina y el sur de Brasil mucho antes de la conquista española. Hoy en día, se basan predominantemente en Paraguay y Misiones. En Puerto Iguazú hay cuatro comunidades que se encuentran en la zona de las “600 hectáreas”; ésta es un área protegida que comparten los guaraníes con los llamados “Ecolodges de la selva”.
Gracias a la intermediación de Iván Piedrabuena del Ministerio de Turismo de Misiones, conocimos a Santiago, uno de los guaraníes involucrados en el turismo comunitario. Santiago proviene de Jasí Porá, una de las cuatro comunidades en Puerto Iguazú (otras tres son Ita Poty Miri, Yriapu y Tupamba’e). Jasí Porá está formada por 55 familias y en total entre las cuatro comunidades hay alrededor de 120 familias y 600 personas. El Ministerio de Turismo de Misiones presta atención al desarrollo del turismo comunitario y ha establecido varias iniciativas para apoyar e incluir a más guaraníes en el desarrollo turístico futuro. A través de una de estas acciones se creó un espacio para la promoción de la cultura guaraní en la oficina de turismo para que puedan ofrecer diferentes servicios a los viajeros.
Todo comenzó hace nueve años con el proyecto MATE que incluía diferentes comunidades guaraníes. Este proyecto terminó después de varios años y se lanzó otra iniciativa a principios de mayo de este año, con la idea de apoyar a las comunidades aborígenes y ayudarlos a desarrollar su oferta turística.

Creamos un código de conducta para que los visitantes puedan entender mejor lo que hacemos aquí. No queremos dañar a nuestra comunidad y crear efectos negativos.

“Fuimos contactados por la oficina de turismo y cuando nos dimos cuenta de que el turismo puede ser una actividad beneficiosa para nosotros, decidimos colaborar y desarrollarla juntos. Hoy ofrecemos diferentes tipos de tours que presentan a los viajeros nuestra cultura, costumbres e historia. “- comienza a explicarnos Santiago y continúa: ”La gente de nuestras comunidades realiza diferentes actividades y no todos estamos involucrados en el turismo. Es por eso que decidimos desarrollar esta actividad solo en circunstancias que son buenas para nosotros y que pueden ser beneficiosas para nuestro bienestar. Además de ésto, creamos un código de conducta para que los visitantes puedan entender mejor lo que hacemos aquí. No queremos dañar a nuestra comunidad y crear efectos negativos. El área en la que nos encontramos fue una vez completamente nuestra tierra, pero ahora solo una parte de las 600 hectáreas nos pertenece, ya que se entregaron muchas partes para la construcción de hoteles”, explica Santiago.

Las comunidades de Puerto Iguazú colaboran con otras comunidades guaraníes en otras partes de Misiones. Hay 170 en total y colaboran en diferentes áreas. Una de ellas es el turismo con la idea de difundir la actividad en toda la provincia. 10 de estas comunidades participan del recientemente creado programa de “Turismo comunitario para el desarrollo local”.
La gente de Jasí Porá intenta usar el turismo de la manera más beneficiosa posible. El 10% de todos los ingresos provenientes del turismo se reparte en la comunidad, el otro 10% se utiliza para mantenimiento y limpieza y el resto se divide entre los que tienen un rol más activo con la actividad turística. “Con esto queremos que todos sientan los beneficios. Una parte del dinero que ganamos se usa siempre para mantener nuestra comunidad y ayudar con las necesidades que tenemos. Queremos que cada familia sienta efectos positivos, incluso si no están involucrados en el turismo. Es por eso que tenemos cuidado y no queremos exagerar con el número de personas que llegan. Aquellos que vienen los consideramos viajeros y no turistas que sólo quieren ver otro lugar nuevo y luego seguir adelante.” Cuenta Santiago.
“Estamos intentando aprender más portugués e inglés para poder comunicarnos mejor con los visitantes. La cooperación con los hoteles que nos rodean también es importante,” sigue contando, “nuestro coro de niños canta a menudo en un ecolodge cerca de nosotros y a cambio ellos proporcionan comida para nuestra escuela. Finalmente, las personas que se quedan en estos hoteles vienen a visitarnos y pasan el día en nuestra comunidad”. Lamentablemente la cooperación con los hoteles vecinos no siempre es posible y en muchos casos, el personal de los hoteles recomienda a los turistas tener precauciones o no acercarse a las comunidades, en vez de colaborar con ellos.

La vida en Jasí Porá

Sobre la vida en comunidad, hablamos con Roberto, cacique de Jasí Porá. Aunque esta palabra significa algo completamente diferente en su origen, todavía se usa hoy para nombrar a la persona más importante dentro de una aldea o líder. “Lo más importante para nosotros siempre ha sido nuestra conexión con la naturaleza y el medio ambiente,” cuenta Roberto, “sin eso no tenemos nada. Nuestra vida espiritual también depende de ello. Queremos que nuestros niños aprendan sobre la naturaleza y conozcan su importancia. El turismo es bueno porque puede ayudarnos a apoyar nuestra existencia y el futuro de nuestra gente. Pero queremos llevarlo a cabo de forma que no sea perjudicial para nosotros”.
Preguntamos a Roberto si los jóvenes están dispuestos a participar en estas actividades y asumir la responsabilidad. “Están interesados,” explica, “de hecho, pero como siempre, no todos quieren quedarse aquí. Algunos se van a las grandes ciudades y continúan su vida estudiando o trabajando. Es normal. Tenemos un número estable de personas, pero puedo notar que de vez en cuando la gente se va de Jasí Porá. En nuestra comunidad tenemos escuela primaria y en otra comunidad aledaña hay una secundaria. Nuestros niños aprenden guaraní y español para que puedan hablar dos idiomas. Para la educación superior tienen que ir a la ciudad”.
“No podemos saber qué trae el futuro.” Continúa Roberto con un tono nostálgico, “tuvimos más tierra en el pasado y ahora nos queda mucho menos. Todas las comunidades aquí tienen el mismo problema porque dependemos de la naturaleza. Tenemos un fuerte vínculo con ella. Nuestros antepasados ​​estuvieron aquí antes y esta tierra la heredamos de ellos. Los guaraníes permanecerán aquí, pero sin duda será difícil. La gente del mundo moderno no entiende nuestra posición y no se relaciona con la naturaleza de la misma manera que nosotros“.
La vida de los guaraníes alrededor de Puerto Iguazú no es fácil. Debido a un estilo de vida diferente, a veces tienen dificultades para involucrarse completamente en algunos aspectos de la sociedad argentina moderna. Además, la tierra que les queda no es tan amplia como lo era antes y se podría decir que está disminuyendo constantemente. Con las últimas iniciativas lanzadas por el Ministerio de Turismo, esperamos que las comunidades en el noreste de Argentina sientan los beneficios del turismo y los efectos positivos para su existencia futura.

 353 visitas

Read More

Turismo rural comunitario en la Patagonia menos conocida

Valcheta es un pequeño pueblo de 5000 habitantes ubicado en la llamada “Región Sur” de Argentina, sobre la ruta 23 que une las playas del océano Atlántico con la famosa ciudad de Bariloche, al pie de la Cordillera de los Andes. Es una zona fuera de los circuitos tradicionales de Patagonia, pero con un gran potencial para el desarrollo del ecoturismo, siendo la entrada a la imponente Meseta de Somuncurá, área natural protegida de 25 mil km2 que comparte con la vecina provincia de Chubut.
Somuncurá (en voz araucana “piedra que suena o que habla”) es una altiplanicie basáltica con sierras que alcanzan los 1900 metros de altura. Constituye un paisaje único formado hace millones de años cuando la Cordillera de los Andes se originó, fascinante por la inmensidad de su tamaño (equivalente al área de la ciudad de México) pero casi completamente deshabitada. Aquí podemos encontrar especies endémicas como la mojarra desnuda en el arroyo Valcheta, además de guanacos, avestruces, liebres, zorros y pumas.
La Cooperativa de trabajo Valcheta Alen se formó hace 5 años por iniciativa de un grupo de emprendedores locales, que detectaron la oportunidad de promover los atractivos naturales y culturales de la región y de esta forma crear una fuente adicional de ingresos para la comunidad local. Así formaron una red de familias rurales interesadas en recibir visitantes y compartir con ellos sus actividades diarias en el campo. La excursión a la meseta es uno de sus atractivos principales. Además de los circuitos y excursiones que propone, la cooperativa cumple un rol social fundamental, gracias a las campañas solidarias y las oportunidades de capacitación que ofrece a la comunidad.
Como parte de nuestro proyecto Ecos del Camino y gracias a la red Hopineo, nos pusimos en contacto con Javier Luquet, técnico en turismo y presidente de la cooperativa, quien nos abrió sus puertas para ayudarlos en el desarrollo de su propuesta turística. Visitamos el pueblo y sus principales atractivos como el Bosque Petrificado, hablamos con los miembros de la cooperativa y otros actores locales, y revisamos sus actuales productos y servicios, para identificar los puntos fuertes y proporcionar herramientas para mejorar los débiles.

Retos y oportunidades del turismo en Valcheta Alen

El desafío principal al que se enfrentan consiste en lograr desarrollar turísticamente la región en conjunto con el gobierno municipal y el resto de los actores locales y provinciales, muchos de los cuales todavía son reacios a colaborar entre sí. La falta de coordinación entre la Municipalidad y la Secretaría de Medio Ambiente para otorgar los permisos de visita al área protegida de la Meseta perjudican la organización regular de circuitos turísticos por parte de la cooperativa. “La secretaría requiere que las autorizaciones para realizar excursiones se envíen una semana antes, cuando muchas veces los visitantes reservan el tour con menos antelación”, cuenta Javier.
Otro de los problemas es la gran cantidad de basura en las calles del pueblo, que cuenta con pocos cestos para residuos y los pocos que se han instalado no son usados por falta de concientización de la población local. Una ciudad limpia y arreglada no sólo es más atractiva para los visitantes, sino también para quienes residen en ella. En Valcheta tampoco se realiza reciclaje de residuos y es una iniciativa que la cooperativa está considerando implementar.
La cooperativa trabaja para entablar un diálogo más fluido con la municipalidad, para complementarse en las tareas de cuidado del pueblo y promoción conjunta de su oferta turística. El Monumento Natural Bosque Petrificado y el Museo Provincial M.I. Kopp ya colaboran con la cooperativa en actividades de formación y difusión de la propuesta cultural de Valcheta, pero falta que más actores se unan.
“Nos estamos movilizando para crear la red de turismo rural comunitario de Río Negro, en conjunto con otras redes que ya existen, como la red Cultura Rural Patagónica en Bariloche”, agrega Javier, quién afirma que la provincia les da su apoyo y espacio de promoción en ferias de turismo, pero falta coordinación con el actor clave que es la municipalidad. Un paso importante lo han dado el pasado 9 y 10 de junio con la organización de una jornada de capacitación en manejo responsable de alimentos junto a la municipalidad, que compete indirectamente al área de turismo y se relaciona con los otros objetivos sociales de la cooperativa.

Soluciones propuestas

Entre nuestras sugerencias a Javier y su equipo se encuentran, en primer lugar, entablar un diálogo más fluido con autoridades locales, seguido de la definición concreta de sus circuitos y productos, para poder comenzar a utilizar canales de comercialización y promoción online. A su vez, es necesario que comuniquen claramente las buenas prácticas que realizan, para que el visitante sepa que su dinero se reinvierte en la comunidad local. Finalmente, la capacitación constante a las familias y sobre todo a los jóvenes es clave para que encuentren oportunidades de crecimiento profesional en el turismo y no abandonen el pueblo.
Sin duda, la actividad turística en Valcheta está dando sus primeros pasos de la mano de la cooperativa, y hay cuestiones básicas que se necesitan resolver, como el manejo de residuos y la concientización de la población local sobre las oportunidades que puede generar el turismo. El modelo de agrupación cooperativa es una opción válida que hace partícipe de los beneficios del turismo a un gran número de actores. Sin embargo, es indispensable el apoyo a nivel municipal para potenciar los resultados y lograr un desarrollo turístico sostenible.

 353 visitas

Read More

Proyecto Ecos del Camino: turismo sostenible en América Latina

El turismo es hoy en día una de las principales actividades económicas a nivel mundial, creciendo cada año. Sólo en el 2017, la industria de viajes y turismo creció un 4.6% y generó 1 de cada 5 nuevos puestos de trabajo, según datos del World Travel & Tourism Council. Al turismo se le reconocen diversas ventajas, como la generación de empleo, principal fuente de ingresos para muchos países en vías de desarrollo y fomento al entendimiento entre pueblos. Sin embargo, si no es bien gestionado, el turismo puede provocar impactos negativos en los recursos naturales y culturales de los destinos, provocando conflictos entre turistas y residentes, como tanto se ha visto últimamente.

Junto a Stefan Lazic, decidimos emprender un viaje por América Latina, para conocer de primera mano cómo se está desarrollando el turismo sostenible en esta parte del mundo. Aquí, la sobre densificación turística aún no es un grave problema, y existe la oportunidad en muchos de sus destinos, de desarrollar el sector de manera sostenible desde el inicio.

Así decidimos crear el proyecto “Ecos del Camino” (o Echoes of the Journey en inglés) con el propósito de contribuir al desarrollo de un turismo que genere oportunidades para la comunidad local, protegiendo al mismo tiempo los recursos naturales y creando experiencias más auténticas para los turistas. El proyecto consiste en hacer un viaje lento, identificando buenas prácticas en gestión del turismo en distintos sectores: hotelería, tour operadores, ONGs, entes de formación y oficinas locales de turismo. Pasando tiempo en cada destino que visitamos, queremos involucrarnos activamente en algunas de estas iniciativas. Esperamos aprender de cada una de ellas y a cambio, poner a disposición nuestros conocimientos como profesionales de turismo, en una especie de trueque de aprendizaje mutuo.

Tenemos distintas competencias que hemos adquirido trabajando por varios años en Europa, Australia, Nueva Zelanda y Argentina. En mi caso, me enfoco principalmente en el área de medición de sostenibilidad de destinos, certificaciones de turismo, organización de eventos y formación; a su vez Stefan, se especializa en las áreas de ventas, comunicación y distribución online de productos turísticos. De esta forma esperamos complementarnos para abarcar los principales puntos de interés a la hora de desarrollar un proyecto o producto turístico.

Un valor agregado del viaje es que documentamos los proyectos e iniciativas que encontramos, haciendo un relevamiento de los destinos visitados y armando un directorio de buenas prácticas, para compartirlos a través de nuestro propio sitio web, www.echoesofthejourney.com, Instagram, y por supuesto a través de Travindy. Así, esperamos contribuir a la difusión y reproducción de buenas prácticas, al igual que poner en contacto proyectos y actores en distintos destinos, para que compartan sus experiencias y colaboren entre ellos.

Nuestro viaje recién empieza y en este momento, estamos en Argentina, desde donde recorreremos distintos países camino a México, como Chile, Perú, Ecuador, Colombia, Costa Rica, Nicaragua, entre otros. Estamos abiertos a las oportunidades que se presenten, así que no duden en conectarse con nosotros a través de este correo: echoesofthejourney@gmail.com para posibilidades de colaboración en cualquiera de estos países.

 353 visitas

Read More

Resumen de la Cumbre Global del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC)

Los días 18 y 19 de abril tuvo lugar en Buenos Aires, Argentina, la XVIII edición de la Cumbre Global del World Travel and Tourism Council (WTTC), organismo que agrupa los actores más importantes de la industria turística. Tuve la oportunidad de asistir a este prestigioso evento, que reunió alrededor de 700 participantes de diferentes áreas de la industria de viajes y turismo. Aquí resumo los temas que, en mi opinión, fueron los más destacados.

Bajo el lema “Nuestra gente, nuestro mundo, nuestro futuro”, se discutieron las principales cuestiones de actualidad del sector, relacionados a la transformación tecnológica, la seguridad, el manejo de crisis, la generación de empleo y el crecimiento sostenible del turismo. De hecho, el día anterior a la Cumbre tuvo lugar la reunión de Ministros de Turismo del G20, quienes firmaron la declaración “The Future of Work – Tourism’s leading role in sustainable development: a driver for employment”, reconociendo al turismo como sector prioritario para la generación de empleo.

Gloria Guevara Manzo (Presidenta y CEO, WTTC) enfatizó que 1 de cada 5 nuevos empleos se crea en turismo y que la industria de viajes creció más que el PIB mundial en 2017 (4,6% y 3% respectivamente). Sin embargo, el crecimiento del turismo trae también aparejado importantes desafíos para los cuales hay que estar preparados.

Justamente, el crecimiento del turismo fue el punto principal en los mensajes del Presidente de la República Argentina, Mauricio Macri, y Gustavo Santos, Ministro de Turismo. Ambas autoridades destacaron el objetivo de aumentar el número de arribos internacionales a 9 millones para el 2020 y crear 300 mil puestos de trabajo en el sector. A su vez, Argentina pretende duplicar la cantidad de parques nacionales para que el turismo de naturaleza y aventura tenga más oportunidades de crecimiento. Al mismo tiempo, la desregulación del cielo finalmente está sucediendo en el sur del continente, por lo que hay tres nuevas compañías que recibieron permisos para el tráfico aéreo nacional e internacional, entre ellas Norwegian Air que comenzó sus rutas nacionales este año.

Por otro lado, el segundo día abarcó temas relacionados con el bienestar de la sociedad, el desarrollo sostenible del turismo y las políticas para gestionarlo adecuadamente. Un panel formado por los ex presidentes José María Aznar de España, Felipe Calderón de México y Laura Chinchilla Miranda de Costa Rica, discutió la importancia de fomentar el turismo interno para no depender de los flujos internacionales, además de cooperar entre países de la misma región, creando paquetes y visas regionales por ejemplo. Laura Miranda señaló que el éxito de Costa Rica en turismo también se basa en una fuerte participación de las comunidades locales; 90% de los ingresos por turismo quedan en el país, y las empresas son mayormente pequeñas y medianas, con un promedio de 19 habitaciones por hotel.

Cómo manejar el creciente número de viajeros en un destino fue el tema tratado por representantes de Travel Leaders Group, McKinsey and Co, Ministerio de Turismo de Portugal, Botswana Turismo y Virtuoso en el debate ”Valor vs. Volumen”. Una de las soluciones propuesta es fomentar la dispersión de turistas a lugares fuera del destino inicial, lo que brinda la oportunidad de descubrir nuevas áreas para los turistas, al mismo tiempo que extiende los beneficios económicos a otras áreas y genera menos presión en los principales atractivos. Otra alternativa: “Educar al turista sobre nuevas experiencias”, de modo tal que se interesen en descubrir otros lugares más allá de las típicas atracciones turísticas. Sin embargo, para Jillian Blackbeard, Gerenta de Marketing de la Oficina de Turismo de Botswana, “algunos atractivos tienen que ser restringidos, no hay otra solución”, y algunas opciones para controlar la capacidad de carga son los precios diferenciados, franjas horarias para ingresar, ente otras.

Al igual que cada año desde el 2003, la Ceremonia de entrega de los Premios “Tourism for Tomorrow” ocupa un lugar central de la Cumbre. La distinción tiene como objetivo apoyar y reconocer buenas prácticas de turismo sostenible, que crean un impacto positivo en el medio ambiente y el bienestar de la sociedad. De un total de 175 nominaciones de 63 países, 15 iniciativas ingresaron a la final en cinco categorías diferentes. Los ganadores fueron anunciados por Fiona Jeffery (Fundadora, Just a Drop) y Jeffrey C Rutledge (CEO, AIG Travel) y fueron los siguientes:

-Innovación: Virgin Atlantic (UK), por incorporar criterios de sostenibilidad en la cadena de valor del catering para sus vuelos.
-Destino: Asociación de Turismo Thompson Okanagan (Canadá), con su estrategia de turismo y reconocimiento como destino sostenible por Biosphere International.
-Medio Ambiente: Aeropuerto de Hong Kong, por su compromiso a operar el aeropuerto más verde del mundo.
-Personas: Cayuga Colección de Hoteles y Lodges Sostenibles de Lujo (Costa Rica), por proveer empleo de calidad, entrenamiento y seguridad social a la población local en los 3 países donde opera.
-Comunidad: Global Himalayan Expeditions (India), que instala paneles solares en comunidades remotas del Himalaya durante sus circuitos turísticos.

Finalmente, y para coronar el cierre de la Cumbre, el famoso director de cine Francis Ford Coppola fue entrevistado por Costas Christ, CEO de Beyond Green Travel. Después de ganar el premio de la Academia por cinco veces, Coppola estuvo activo en diferentes sectores, entre los que se encuentran la hospitalidad y la elaboración de vino, sectores que comparó con el cine, sosteniendo que la clave del éxito en cualquier actividad o industria es la narración de historias y la experiencia que uno pueda crear. “Contar historias está en la base de toda actividad humana”; sin una historia, el vino es solo una bebida, el hotel es solo una habitación y, para ser atractivos, estas actividades necesitan contar una historia, tal como lo hace una película.

 353 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.