El crecimiento sostenible del turismo

Quizás nunca hayas oído hablar de San Juan Raya, la verdad que yo tampoco hasta hace unas semanas. San Juan Raya es un municipio que justamente se encuentra en la ‘raya’ entre el estado de Oaxaca y Puebla (México) donde tan sólo residen 75 familias. Este lugar forma parte de la Reserva de la Biosfera de Tehuacán Cuicatlán y cuenta con un recurso turístico único en el mundo: huellas de dinosaurio de la era mesozoica y fósiles marinos. Además, y por si fuera poco, los visitantes pueden ser testigo de las diferentes capas de la tierra desde tiempos remotos que se encuentran expuestas en la cuenca de un antiguo delta de sedimentos. Interesante, ¿verdad? Pues espera que te cuente de qué forma está gestionada la actividad turística de estos recursos..

Hace 20 años muchos de los habitantes de San Juan Raya se dedicaban al campo, a la compra-venta ilegal de fósiles y a enseñar a personas venidas de todo el mundo los núcleos donde se encontraban estas maravillas, para que éstos se los llevaran a sus países. Pero hace 20 años la zona fue calificada como Reserva de la Biosfera, lo que inicialmente vino acompañado de una serie de problemas económicos puesto que las familias tuvieron prohibida toda actividad relacionada con la extracción y modificación de recursos naturales de su lugar de origen. Según me cuenta Doña Vicky, nuestra anfitriona en las cabañas donde nos alojamos, la tensión crecía entre vecinos hasta que ‘a alguien’ se le ocurrió la idea de crear un producto turístico. Al poco tiempo y con ayuda de la Universidad Autónoma de México se crearon una serie de rutas tematizadas y una infraestructura turística básica, mientras que se propagaba un sentimiento de unidad comunitaria y de orgullo por el propio recurso del que ahora sus habitantes se habían convertido en guardianes leales.

Ahora todas las familias de la comunidad de San Juan Raya se benefician de la actividad turística, ya sea de una forma directa o indirecta. Un consejo de turismo comunitario gestiona todas las actividades turísticas donde un gran porcentaje del costo pagado por el visitante es reinvertido en la comunidad; tanto en la conservación y preservación de las rutas, el museo o la oficina de información donde se venden artesanías, como de otras infraestructuras derivadas de las necesidades del pueblo. Esta gestión y administración del turismo ha conseguido que los guías (ya que el guía local está incluido en el costo de la actividad) estén contentos de explicarte y mostrarte la historia de sus recursos, que los vendedores de artesanía estén felices de que te lleves algo hecho por ellos y de que los anfitriones de alojamiento les de gusto que los visites. Las relaciones son sinceras, nadie se siente presionado por actuar o por comprar, el contacto con la autenticidad fluye y la experiencia turística entre los actores se maximiza.

Todo apuntaba a que estaba siendo testigo del escenario perfecto de turismo comunitario sostenible, así que me aventé a preguntar a Don Félix (nuestro guía en la caminata nocturna astrológica) si estaban contentos con la cantidad de turismo que recibían, a lo que me respondió: “bueno nos gustaría que nos visitaran más personas para poder enseñarles todo esto pues nos da mucho gusto, pero tampoco muchas muchas más ya que entendemos que eso puede llegar a dañar lo que les hace venir a vernos”. Creo que esta consciencia por parte de la comunidad que sustenta la actividad turística es la clave del desarrollo sostenible, y de los beneficios de otorgar al pueblo el derecho a gestionar tanto la actividad como el beneficio económico que aporta el turismo en áreas rurales.

 211 visitas

Read More

4 Lecciones aprendidas sobre marketing de turismo comunitario

Como consultores de marketing de turismo sostenible, a lo largo de nuestra trayectoria profesional nos vemos enfrentados a diferentes proyectos, empresas o modelos de negocio. Sin embargo, cuando nos enfocamos en proyectos de base comunitaria, la perspectiva de la consultoría es muy distinta y debemos ser conscientes de no cometer errores al aplicar estrategias tradicionales. En este artículo voy a explorar mis 4 lecciones aprendidas en este tema trabajando con diferentes proyectos ecoturísticos de base comunitaria en México:

  1. Visitar proyectos de turismo comunitario y realizar labores de consultoría debe tratarse de una actividad conjunta y con base en tangibles. No podemos llegar y soltarles el sermón de las cosas que deben de cambiar y de cómo (según nuestros criterios occidentales) deben organizar su actividad empresarial. Debemos ser capaces de analizar sus debilidades y ofrecer soluciones tangibles que bien nos encarguemos de materializar junto con ellos o donde propongamos un seguimiento por un periodo de tiempo determinado.
  1. Debemos analizar los USPs (puntos fuertes) de los recursos de la comunidad, de la cooperativa o incluso de las personas que se encargan de la misma y lidian con el visitante. Ser capaces de descubrir en qué se diferencian de su competencia y proponer iniciativas donde se involucre al visitante en experiencias que resalten dicha diferenciación. Por ejemplo, si el punto fuerte reside en la producción de artesanía local y tradicional, proponer la idea de realizar talleres con los clientes donde juntos realicen artículos que se convertirán en recuerdos ‘hechos por ellos’ durante sus vacaciones. Si por el contrario el proyecto se ubica en un lugar con exuberante vegetación y se realizan tareas de reforestación, proponer la idea de que crear un programa donde el visitante se involucre plantando un árbol con su nombre.
  1. Brindar sugerencias de comunicación enfocadas tanto a las redes sociales como a los visitantes dentro de las en las instalaciones turísticas. Generalmente estos proyectos ecoturísticos realizan multitud de practicas sostenibles, sin embargo no son conscientes de las mismas ya que en muchos casos para ellos se trata de su propia forma de vida. Explicar que las practicas sostenibles que realizan son dignas de ser comunicadas entre sus huéspedes para que también ellos sean capaces de adaptar su comportamiento durante su estancia, es importante para garantizar el buen fin de las mismas. Además, demostrar un compromiso con el medio ambiente es un factor crucial que les ayudará a posicionarse y a mostrar el valor añadido que poseen estos proyectos.
  1. Maximizar el uso de sus internet para posicionar la marca y abrir nuevos canales de comercialización. En general estos proyectos carecen de personas dedicadas al marketing, en muchos casos ni siquiera disponen de conexión a internet o de un ordenador. Sin embargo, y a causa de la globalización, incluso en las comunidades más remotas las personas disponen de un móvil con datos y varias Apps con las que ya están familiarizados. Esta es una oportunidad que hay que aprovechar para evitar que estos proyectos comunitarios queden rezagados en el olvido tecnológico. Capacitar (y de nuevo, ofrecer un seguimiento para cualquier problema que pueda surgir) a responsables del proyecto para que aprendan otras aplicaciones que les permita ganar una cuota de mercado es una estrategia con impacto asegurado.

Realizar tareas de consultoría (bien hechas) en comunidades rurales es una labor que no cualquier consultor puede llevar a cabo, ya que requiere un seguimiento continuado que no todo el mundo está dispuesto a tener en cuenta. Por eso es muy importante el perfil del profesional de turismo responsable en este ámbito ya que dicho compromiso es intrínseco a nuestra persona.

 211 visitas

Read More

Objetivo: cambiar percepciones preconcebidas asociadas a destinos estigmatizados

Hace ya unos meses que me encuentro en México, ese país destrozado por la imagen de inseguridad generalizada acopiada por los grupos mediáticos. No voy a intentar cambiar esta visión, todo lo que escuches sobre México en la prensa seguro que es cierto, el país está viviendo una etapa muy complicada a nivel socio político, lo cual está impactando todas las capas de una sociedad y en un sistema económico que se desquebraja ante los ojos del mundo. Esta situación tiene consecuencias irremediables en el turismo del país, que se estanca en la burbuja de las mil y un empresas externas de la bien conocida Riviera Maya.

Sin embargo México sigue siendo un país seguro para viajar mientras uno tome precauciones normales de viaje y evite determinadas áreas. El estado es un auténtico crisol de culturas formado por sus raíces pre-hispánicas, las 53 etnias indígenas que habitan a lo largo y ancho del país y la influencia que ha regido las vidas de sus ciudadanos tras la colonización. Además es un destino calificado como mega-diverso (ya que cuenta con aproximadamente el 12% de la fauna del planeta y 34 ecosistemas inalterados), ofreciendo experiencias para cualquier tipo de motivación viajera y lo que es mejor, asequibles a nuestros bolsillos europeos.

¿Por qué os cuento todo esto? Porque a pesar del rico patrimonio descrito, el turismo en México continúa estigmatizado por la imagen internacional de mariachis y cactus mientras que se concentra en los mismos núcleos caracterizados por los catálogos de viaje como ‘seguros’. Y claro, ¿para qué correr el riesgo si tienes todo lo que necesitas (menos la pura esencia del propio país) dentro de tu resort todo-incluido? Se trata de una pregunta que divaga por mi mente varias horas al día, cómo poder cambiar la percepción generalizada de que México no es un país para explorar, para viajar solo, sin un rumbo planificado y sin miedo. Mi conclusión no es muy complicada, el cambio debe venir desde la cúspide de la pirámide de la gestión de destinos, desde la comunicación.

Y aquí es donde debemos ser listos y operar bajo los principios del marketing del turismo sostenible, para llegar no sólo a los viajeros potenciales, sino también para interactuar con nuestros clientes, proveedores y otras organizaciones que trabajan para lograr nuestro mismo fin. Para esto no hay otra forma que contar historias, todas las historias que encuentres por tu camino, creando contenido que logre emocionar, que consiga que el lector viaje con la mente a descubrir esos lugares, a ser participe desde su sillón a millones km de distancia, de las legendas mayas que nos cuentan paseando por la selva o de los cuentos que nos relatan con pasión mientras nos sentimos diminutos observando la vía láctea en una noche sin luna – y sin ninguna luz artificial a la redonda.

Creo firmemente que únicamente de esta manera lograremos ampliar la imagen de México, y de otros destinos que sufren la misma problemática, como destino de sol y playa e inseguro más allá de los confines de nuestro hotel. No obstante este objetivo debe servir para crear conexiones significativas entre todos los agentes implicados en crear experiencias de viaje en el país. Debemos fomentar sinergias entre agencias locales, tour operadores y empresas de alojamiento para que sobretodo involucren al turista ya que va a ser el/ella el que cambie esta percepción de la forma más simple y asequible, de boca en boca y con sus propias historias de viaje.

 211 visitas

Read More

Entrevista con Alejandro González, director del Festival de Turismo Responsable VILAMON

Alejandro González
Alejandro

Entrevistamos a Alejandro González Domingo, director y uno de los fundadores del único Festival de Turismo Responsable en España para que nos cuente la historia de esta tremenda idea y de cómo, con mucho esmero y trabajo conjunto entre diferentes organizaciones, ha logrado posicionar este evento en la agenda de toda empresa dedicada al turismo responsable en España.


Ángela: ¿Qué te impulsó a crear un festival de turismo responsable?

Alejandro: El descontento con la desigualdad y la huella ecológica que genera el turismo de masas, y el rechazo creciente al fenómeno migratorio, todos viajeros tratados de manera opuesta.

El turismo y la gentrificación en Barcelona no paraban de crecer y veíamos como la situación iba generando un conflicto enorme con la sociedad barcelonesa, privando a miles de personas de una ciudad para vivir, convirtiéndose en un gran casino del ocio.

Por otro lado, veíamos con extenuación como el número de refugiados y migrantes crecía exponencialmente, y las fronteras se cerraban, generando relatos negativos sobre la integración del migrante.

Pensamos que el turismo responsable trata de valores éticos, de sentido común, como visitantes y como anfitriones, construir un destino hospitalario pasa por aceptar al migrante y la diversidad que aporta a los lugares.

Festival Vilamon
Festival VILAMON este año

Esto nos empujó hace cuatro años a un grupo de organizaciones, eco-union, Posidonia y la Mochila Verde (promotores de wecoplan) y Loom Sostenible, a plantearnos formas creativas de construir un nuevo relato sobre los viajes y las migraciones, que permitiera trabajar con la comunidad y con los viajeros, que despertase la curiosidad por descubrir y el sentido común para conocer el mundo dejando una huella positiva, demostrando que el viaje no son solo unas vacaciones, sino un intercambio que ayuda al entendimiento entre culturas. De ahí, el nombre VILAMON.

En 2013 decidimos organizar un festival que permitiera acercar los valores del viaje responsable a la ciudadanía, invitando al diálogo y a la participación, que transformara las energías negativas sobre el turismo en constructivas. Por ello elegimos un lugar emblemático, El Forat de la Vergonya. En la tercera edición, VILAMON consiguió implicar a más de 40 participantes y 4 programas de actividades, y más de 500 asistentes.

Ángela: ¿Cuál es el público objetivo del festival?

Alejandro: La ciudadanía está en el centro de todo, creemos que es la clave hacia el cambio de conciencias. No obstante, los operadores, las instituciones, las universidades y los agentes sociales deben ser cómplices para construir un movimiento real por un turismo responsable. El turismo y los viajes son de interés público, y por lo tanto abordamos una visión integral.

Ángela: ¿De qué forma piensas que la comunicación puede cambiar las percepciones del turismo sostenible?
teatro del festival VILAMON
Obra de teatro del Festival VILAMON 2016

Alejandro: La comunicación es el filtro para construir narrativas entre los lugares, el visitante y la ciudadanía. El turismo y los viajes se nutren de ellas, todos nos construimos las nuestras propias para imaginarnos el viaje. Sin embargo la mirada turística para vender lugares, banaliza lo real y lo reconvierte en mercancía, invitando a visitar de manera poco respetuosa y convirtiendo los lugares en playgrounds, generando lugares poco auténticos. Por lo tanto, la comunicación debe ser una herramienta más creativa que genere imaginarios sobre el viaje y los lugares que motiven un deseo de cambio, de aventura, de aprender, de intercambio cultural, debe presentar los lugares de manera atractiva desde su realidad local para generar deseos de una experiencia auténtica. En la actualidad los libros de viajes generan mejores relatos que el marketing del turismo.

“La comunicación debe ser una herramienta más creativa que genere imaginarios sobre el viaje y los lugares que motiven un deseo de cambio, de aventura, de aprender, de intercambio cultural…”

Ángela: De todo lo que habéis conseguido en las últimas ediciones del festival ¿de qué te sientes más orgulloso?

Alejandro: De una mayor implicación de instituciones públicas, centros cívicos, académicos, agentes sociales, operadores de turismo, y otros colaboradores que confían en nuestra filosofía y nos invita a pensar que el festival puede ser una herramienta de cambio.

Ángela: ¿Qué te podría ayudar para que este festival llegara más lejos?
concierto Festival VILAMON
Concierto en el Festival VILAMON 2016

Alejandro: El festival es una plataforma de organizaciones que hacen posible todas las actividades. Queremos implicar más operadores de turismo responsable e instituciones, para potenciar el festival como herramienta de promoción del turismo de proximidad y el viaje responsable; a universidades y agentes sociales en la búsqueda de soluciones frente a retos importantes como el cambio climático, la gentrificación y las migraciones; y, en definitiva, un festival en red nos permitirá implicar a más ciudadanas/os como actores de cambio.

Ángela: ¿Cómo imaginas el éxito de VILAMON? Comparte tu sueño con nosotros.

Alejandro¡Una ventana al viaje de tu vida!

¡Muchas gracias Alejandro! Un placer contactar contigo y poder contar la historia de esta estupenda iniciativa. 

Puedes seguir las andanzas de VILAMON en Facebook, Twitter o visitando su página web.

Save

Save

 211 visitas

Read More

Ama Torres del Paine, una iniciativa de Conservación Privada en la Patagonia Chilena

MauricioMauricio Kusanovic O. es el presidente de Ama Torres del Paine, una ONG medio ambiental cuyo objetivo es apoyar la educación, conservación e investigación para el desarrollo de programas orientados al cuidado y la preservación de la naturaleza en un destino como es Patagonia. Esta ONG opera dentro de Estancia Cerro Paine, un “Parque de Conservación Natural y Cultural” ubicado en el corazón de El Parque Nacional Torres del Paine donde también operan otras empresas turísticas como son el Hotel las Torres PatagoniaFantástico Sur y Ecocamp.


Ángela: ¿Cuáles son los principales desafíos a los que Ama Torres del Paine se está enfrentando?

Mauricio: En general en Chile hay varios desafíos en términos de sustentabilidad. Primero, al ser un área privada de conservación, no contamos con una legislación que nos avale por lo que básicamente tenemos que seguir líneas internacionales. Para nosotros ha sido muy importante la UICN, (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), que se ha convertido en los parámetros tomados para la creación de nuestro plan de manejo para poder hacer conservación siguiendo elementos internacionales.

huesped_sacando_foto_de_un_guanaco_custom
Huésped sacando foto de un guanaco

Culturalmente la verdad es que tenemos un cliente bastante consciente, por lo tanto es gratificante crear acciones, implementarlas y al momento de fundirlas, ver que el cliente lo aprecia. Esto es una tendencia que antes se notaba que estaba viniendo, pero que ahora son cada vez más las personas que prefirieren productos con iniciativas en sustentabilidad.

Otro desafío es la colaboración publico-privada, lo que considero un tremendo tema en todos los países porque muchas veces existe la voluntad de personas pero no es fácil que las instituciones se sumen de forma rápida. Además, la institucionalidad Estatal demora en sus sistemas burocráticos y tienen objetivos que no coinciden con la actualidad de hoy en día donde estamos viendo empresarios activos, que proponen y quieren hacer cambios chocando con un Estado que tiene otro ritmo y leyes que para cambiarlas se requieren años y mucha voluntad, de lo que a veces se carece. Lo que sí veo es un futuro interesante en Torres del Paine y acá en la región se intenta bastante ya que sabemos que somos una región turística así que espero que nuestros esfuerzos repercutan en forma positiva en el futuro.

Ángela: ¿Cuál es vuestro objetivo principal?
huespedes_estudiando_mapa_en_hotel_las_torres_custom
Huéspedes planeando el dia en el Hotel Las Torres del Paine

Mauricio: El objetivo nuestro como ONG y Estancia Cerro Paine, es ser un ejemplo mundial de sustentabilidad turística en donde la conservación y el turismo caminan de la mano. Ser un ejemplo de buenas practicas empresariales con un turismo inteligente y que aporte a la sustentabilidad del Parque Nacional Torres del Paine.

Deseamos adoptar en un 100% los conceptos de sustentabilidad. En este sentido, Ama Torres del Paine es lo que más se ve y a la vez estamos haciendo campañas de reforestación, trabajando con comunidades, con CONAF, incluyendo a los guías locales, entonces yo creo que nuestro objetivo efectivamente es conseguir una validación social, que la gente reconozca este esfuerzo que se está haciendo que es un esfuerzo difícil porque no es fácil gestionar la sustentabilidad.

Pero sí como objetivo queremos hacer un aporte a nuestro destino Torres del Paine, creando un destino sustentable para lo que la ONG creo puede tener un importante rol  en este proceso, así como las empresas que engloban el Parque Nacional. Con esto espero que en algún momento podamos decir que Torres del Paine en su conjunto se transforma en un destino sustentable en colaboración con las empresas, con el sector público y privado.

Ángela: De todo lo que habéis conseguido hasta ahora, ¿de qué estáis más orgull@s?

Mauricio: Una de las iniciativas de las que más orgullosos estamos es de involucrar a los estudiantes en todo el tema de conservación. Hemos realizado multiples campañas de reforestación (20 mil lengas para el Paine) en donde involucramos a más de 700 niños que hemos traido a Torres del Paine. A este grupo de niños les enseñamos lo que es la reforestación, aprendiendo lo difícil que es el proceso y el porqué debemos cuidar nuestros bosques nativos. Personalmente creo que si  logramos cambiar aunque sea uno de esos niños, insertarles un chip de conservación en su mente, es posible que se den muchos cambios a través de esa persona en el futuro. Los niños son nuestros embajadores ambientales y son la única salvación que tenemos en nuestro planeta, que sean ellos los que tomen consciencia y los que puedan transmitir lo importante que es el cuidado ambiental y lo importante que es trabajar de manera responsable.

“Los niños son nuestros embajadores ambientales y son la única salvación que tenemos en nuestro planeta.”

También estamos muy orgullos de proponernos hoy en día como una iniciativa de conservación privada: Estancia Cerro Paine, es un parque de conservación natural y cultural. Esto se lanzó en el 2016 y es un cambio de decisión al típico manejo que tienen las estancias que es un manejo ganadero,  siendo que hoy necesitamos pensar como un Parque de Conservación. Por tanto haber echo este cambio de la generación de mis abuelos en donde la estancia era una estancia productiva a hoy día que estamos lanzando un parque de conservación creo que es un tremendo avance y un tremendo orgullo que existan las voluntades de nuestra familia para hacerlo.

Ángela: ¿Qué os podría ayudar a llegar más lejos?
huesped_en_base_las_torres_custom
Huésped en la base de las Torres

Mauricio: Primero claramente que exista un mayor consenso a nivel de políticas publicas, donde se crea y se potencia la iniciativa privada, generando empleo, bienestar y conservación. Cuando se entienda en todos los niveles que la conservación va necesariamente de la mano con el turismo, estoy seguro que comenzarán a cambiar las cosas no solo en Torres del Paine, si no que en todas las Áreas silvestres protegidas, ya sean públicas o privadas.

Ángela: ¿Cómo imaginas el éxito de Torres del Paine?
Escuela Bernardo Ohiggins de Porvenir terminando la reforestación de 800 Lengas.

Mauricio: Para mi el éxito está en trabajar colaborativamente con todos los actores que inciden en Torres del Paine. Es importante asesorarse y opinar con base, entender realmente como es la dinámica de un Parque Nacional, su visitación, las formas de gobernanza y las dinámicas y estructuras que se necesitan para realmente gestionar el turismo de forma inteligente. Tenemos una tendencia grande a ser populistas y proponer soluciones en el corto plazo, lo cual no ayuda en lo absoluto al destino. El futuro de Torres del Paine es brillante y con una tremenda oportunidad de sobresalir en esta carrera por la sustentabilidad. 

Ángela: Si pudieras conectar con una persona, empresa u organización en turismo responsable, ¿con quién sería y por qué?

Mauricio: No se bien si hay solo una persona, pero si creo que me gustaría tener una mayor conexión con todo lo que esta haciendo la UICN y poder conversar con ellos, consensuar modelos de gestión y finalmente poder aplicar gran parte de ese conocimiento a Torres del Paine.

 ¡Muchas gracias Mauricio! Un placer haber contactado contigo y con un proyecto tan inspirador en un lugar único como es la Patagonia. Recuerda que puedes seguir a Ama Torres del Paine en Facebook & en Twitter @AmaTorresdelPaine

 211 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.