WTM Turismo Responsable: Certificación y Elección del Consumidor

En el marco del WTM Turismo Responsable 2020 se desarrolló el panel sobre Certificación y Elección del Consumidor con el objetivo de indagar sobre la situación actual de la certificación en turismo sostenible y cómo mejorarla. Participaron en el panel el moderador Harold Goodwin (WTM Responsible Tourism) y los panelistas: Kelly Bricher (University of Utah y miembro de GSTC), Andrea Nicholas (Green Tourism), Lee-Anne Bac (Fair Trade Tourism) y Eric Ricaurte (Green View). 

Situación actual de la certificación en turismo sostenible

Durante el panel se señaló que hay pocos negocios certificados en turismo sostenible. Kelly Bricher explica que el acceso a la certificación es difícil por costos y tiempo, especialmente para negocios pequeños. Así mismo, el reconocimiento de los certificados por parte de los consumidores es bajo.  En general, por parte de los panelistas se reconoce que es necesario involucrar a más negocios y que los consumidores conozcan sobre lo que significa estar certificado.

Por su parte, Eric Ricaurte resalta que cuando una certificación es buena, debe ser fuerte, es decir debe: 

  1. Ser reconocida: su logo y nombre debe ser capaz de transmitir lo que representa.  
  2. Estandarizar: tener un lenguaje común que permita identificar las mejores prácticas y ser consistente.
  3. Tener una estructura definida que ayude a saber por dónde empezar.
  4. Buscar generar impacto significativo en temas relevantes (Por ejemplo, cambio climático, derechos humanos). 

Las certificaciones permiten mostrar a los inversionistas, que la compañía evalúa sus riesgos y oportunidades en sostenibilidad y los gestiona. Los sellos y certificaciones de turismo sostenible no siempre son exigidos por el consumidor, pero muchas veces el cliente y el consumidor son distintos. El cliente corporativo si demanda que las empresas que contrata cumplan con ciertos estándares.

Sobre algunas certificaciones existentes 

Lee-Anne Bac de Fair Trade Tourism explicó que esta certificación surgió en Sudáfrica como un medio para lograr posicionar el turismo sostenible en África. El proceso de certificación bajo este estándar es exigente, por lo que algunos negocios no están dispuestos a llevar todo el proceso a cabo. A veces el negocio solo es fuerte en uno de los aspectos y para estar certificado debe cumplir con todo.  Por otra parte, Lee-Anne comenta que Fair Trade Tourism tiene la ventaja que es una marca en la que los consumidores creen. Un desafío para ellos es lograr identificar si la certificación genera mejores ventas a las empresas. Normalmente, los negocios reciben más reservas después de la certificación, pero no pueden asegurar que haya una relación directa. 

Por su parte Andrea Nicholas habló de Green Tourism, una certificación del Reino Unido.  Ésta es una herramienta que ofrece un marco y un proceso para que los negocios sepan por dónde empezar, reciban consejos y apoyo. Algo que los distingue es que otros procesos de certificación hacen una inspección cada año o dos años, mientras que Green Tourism ofrecen un proceso de mejoramiento continuo en línea, con planes de acción y acompañamiento. Además, cuentan con redes para hacer benchmarking y compartir los logros y avances con otras empresas similares. Por otra parte, pueden asegurar que esta certificación les ha permitido a los negocios incrementar sus ingresos, ya que el sector público en Reino Unido exige este tipo de certificaciones para contratar.

Fair Trade Tourism y Green Tourism son certificaciones que funcionan bien en sus lugares de origen. En Asia hay otras, el resto de Europa y Estados Unidos funcionan otras. Es importante tener en cuenta que el Consejo Global de Turismo Sostenible  (GSTC, por sus siglas en inglés) establece y gestiona los estándares mínimos de sostenibilidad en el turismo a nivel mundial. GSTC avala a organismos certificadores que utilizan los criterios GSTC, para que éstos certifiquen a las empresas que cumplen con los estándares y les dan su propio sello. Aunque no todos los organismos certificadores están avalados por GSTC. 

La comunicación es clave de la certificación

Entre los diferentes certificados que existen y que la mayoría de los consumidores desconocen sobre lo que realmente representan estos sellos, es importante que los negocios certificados comuniquen sus logros en materia de sostenibilidad. El sello se convierte en un respaldo de las acciones que se cuentan. 

Así mismo, se señaló que la comunicación de doble vía ayuda a mejor continuamente. Los consumidores pueden dar retroalimentación de lo que se puede mejorar y unas felicitaciones pueden ser motivantes. Se debe contar con espacios para que los viajeros se puedan expresar.  

Reflexiones finales

Dentro del panel surgió la discusión sobre si es más fácil identificar buenas prácticas laborales que ambientales. Lee-Anne comentaba que al estar en el lugar es más fácil preguntarles a los empleados sobre cómo eran tratados, que sobre indicadores ambientales. Sin embargo, concuerdo con Harold Goodwin en que es difícil saber si las personas son tratadas adecuadamente. En medio de unas vacaciones o viaje de trabajo, no todos tenemos la misma empatía para que al cruzarnos con la camarera le preguntemos cómo la tratan en el hotel y obtener una respuesta sincera, además de haber barreras idiomáticas y culturales. 

Hasta que no conocí del movimiento en España de Las Kelly (las que limpian) no dimensionaba las condiciones laborales de las camareras de los hoteles. Quizás por esto, porque hay muchos temas que ignoramos, es que debemos seguir impulsando las certificaciones. La tarea de la sostenibilidad no solo les corresponde a las empresas. Los consumidores debemos aprender más sobre sostenibilidad y motivar a que más negocios implementen prácticas sostenibles. La certificación permite que haya menos Greenwashing y nos permite confiar que una tercera parte experta verificó que se cumplen con los criterios de sostenibilidad. Entre más conozcamos, mejor podremos saber si los certificados son solo un sello en un papel o la empresa efectivamente está trabajando para mejorar continuamente.

 553 visitas

Read More

Turismo de propiedad comunitaria en Guyana. Entrevista con Brian Mullis

En el marco del Encuentro Digital de Turismo Comunitario en Latinoamérica organizado por Komú, hablamos con Brian Mullis, Ex Director de Turismo en Guyana. Brian tiene 25 años de experiencia trabajando en más de 70 países, comprometido con un turismo más responsable y regenerativo. Fundó Sustainable Travel International, es miembro de la junta de Transformational Travel Council y es actualmente asesor técnico de la autoridad de Turismo de Panamá. En esta entrevista nos contó sobre la experiencia del turismo de propiedad comunitaria (CL&OT, por sus siglas en inglés- Community-led and Owned Tourism) en Guyana.


Alejandra Téllez: Primero que todo, háblenos sobre Guyana. ¿Qué tipo de viajero llega a este país?  
Brian Mullis: Guyana es un país sudamericano relativamente pequeño, donde se encuentran el Amazonas, el Océano Atlántico y el Mar Caribe. Tiene algunos de los paisajes naturales más intactos y espectaculares de América del Sur. Se ha mantenido libre de desarrollo a gran escala y de contaminación, la conservación es un valor cultural y la sostenibilidad es una forma de vida en Guyana.  

El país atrae por su biodiversidad, paisajes naturales vírgenes y una rica mezcla de culturas, a viajeros que buscan experiencias e intereses auténticos en el turismo de aventura, naturaleza y cultura. Debido a su diáspora, atrae viajeros de EE. UU y el Reino Unido; y por su ubicación a viajeros provenientes del Caribe.

AT: ¿Qué es el Marco de CL&OT desarrollado por la Autoridad de Turismo de Guyana? 

BM: Nos dimos cuenta es que un elemento diferenciador del turismo Guyana, es que las comunidades indígenas son dueñas y operan proyectos turísticos exitosos que beneficiaban a toda la comunidad.

Como Autoridad de Turismo trabajamos con el Ministerio de Asuntos Indígenas, y creamos un marco de CL&OT y un conjunto de herramientas para guiar el desarrollo de las empresas de turismo de propiedad comunitaria, usando una metodología que fue exitosa en las comunidades de Rewa y Surama. Luego implementamos un proyecto piloto en cuatro comunidades para saber si con esa guía se podría, en un corto periodo de tiempo, mejorar el éxito del turismo.

AT: ¿Cuáles fueron los resultados del CL&OT?

BM: Primero se priorizaron las comunidades con las cuales trabajar en función de principalmente variables como: la receptividad de la comunidad, el acceso al mercado, los flujos estratégicos de visitantes y la calidad de los activos del patrimonio natural y cultural. Esto llevó a implementar el piloto en cuatro comunidades: Chenapau, Karasabai, Moraikobai y Warapoka.

Después de 20 meses, tres de las cuatro comunidades comenzaron a ofrecer alojamiento, excursiones de un día y paquetes de pernoctación a través de socios del sector privado, y la cuarta tenía paquetes que podían comenzar a ofrecer una vez que estuvieran en condiciones de ofrecer alojamiento.

Esto llevó al reconocimiento internacional en gran parte debido al enfoque de Guyana en CL&OT, así como su adopción de las mejores prácticas de turismo sostenible.

AT: ¿Hay alguna diferencia entre “Community-based Tourism -CBT-” (turismo comunitario) y “Community-led and Owned Tourism-CL&OT-”?

turismo-de-propiedad-comunitaria-en-guyana-Brian-T.-Mullis
Garzas en pastizales en Wakapoa. Autor: Guyana Tourism Authority

BM: Son muy similares. El CBT se define como un enfoque colaborativo del turismo en el que los miembros de la comunidad ejercen el control mediante la participación activa en el desarrollo, la gestión y/o la propiedad (total o parcial de empresas que brindan beneficios socioeconómicos a los miembros de la comunidad, conservan los recursos naturales y culturales y agregan valor a la experiencia del visitante.

La Autoridad de Turismo de Guyana define el CL&OT como cualquier empresa turística que es 100% propiedad y está operada por la comunidad anfitriona y beneficia a la comunidad en su conjunto, económica, social y en lo ambiental.  

¿Cómo el turismo regenerativo tiene el potencial de generar un impacto positivo neto?

BM: Estoy trabajando con el Transformational Travel Council y con líderes de opinión y profesionales del turismo en todo el mundo, no solo para definir el turismo regenerativo, sino, lo que es más importante, desarrollar pautas de turismo regenerativo diseñadas para ayudar a las comunidades anfitrionas a implementar prácticas regenerativas.

El turismo regenerativo, por definición, es cuando las empresas turísticas, las comunidades, los donantes y el gobierno recurren colectivamente al turismo para hacer contribuciones netas positivas de manera integral al bienestar de los visitantes, residentes, comunidades de acogida y el medio ambiente para ayudarlos a prosperar. Consideremos el ejemplo de Guyana:

Rewa Village administra un pequeño albergue ecológico y un área de conservación comunitaria de 350 km2, que absorbe más de 70.000 toneladas de CO2 por año. Los 200 visitantes por año solo generan 2.79 toneladas de CO2 por persona, lo que equivale a 558 toneladas de CO2 por año. Esto define el impacto positivo neto desde un punto de vista medioambiental. Adicionalmente, toda la comunidad se beneficia económicamente del turismo.

Este ejemplo también ilustra por qué el Gobierno están interesado en aumentar el número de empresas turísticas de CL&OT, después de ver los resultados de la implementación exitosa en las cuatro comunidades.

AT: ¿Cuáles fueron los principales desafíos que las comunidades tuvieron que superar y cuáles considera que son clave para el éxito de estos proyectos?

Experiencia en Canoa en Moraikobai (Región 5, Demerara). Autor: Guyana Tourism Authority

BM: Muchas comunidades y pueblos indígenas han intentado construir y operar eco-albergues y otras empresas turísticas, pocos han tenido éxito. Hay muchas razones para las altas tasas de falla, algunas de estas son:

● Ubicaciones inadecuadas que conducen a la inaccesibilidad y la ubicación subóptima del alojamiento.

● Diseños inadecuados de albergues y otra infraestructura (por ejemplo, habitaciones pequeñas, camas cortas para visitantes más altos, falta de instalaciones sanitarias adecuadas).

● Diseño de productos que se adapten a los gustos o la percepción de los viajeros de lo que quieren los viajeros en lugar de lo que realmente quiere el visitante / mercado objetivo.

● Falta de cooperación / visión compartida dentro de la comunidad o continuidad del liderazgo una vez que hay cambios en el liderazgo a nivel comunitario.

● La expectativa de que el turismo genera dinero rápidamente, frente a la realidad de que la generación de beneficios económicos del turismo lleva tiempo.

● La expectativa de que si lo construimos vendrá gente.

● Falta de apoyo y colaboración interinstitucional adecuada.

Surama Ecolodge (Region 9). Autor: Guyana Tourism Authority

De las lecciones aprendidas, los 10 factores principales de éxito fueron:

1. Flujos de acceso y visitantes: Es decir, que haya la posibilidad de acceder a circuitos turísticos y, a la vez la posibilidad de conectar con visitantes interesados en conocer el lugar. En el caso de Guyana, los viajeros van con un interés de observar aves, tener una experiencia cultural y realizar turismo de aventura. Entonces un nuevo proyecto de una comunidad se puede unir a esos circuitos turísticos.

2. Receptividad comunitaria:  Liderazgo e involucramiento de la comunidad.  

3. Compromiso con la autoayuda: Debe haber un compromiso por parte de la comunidad para ayudarse ellos mismos. Si solo esperan apoyo externo, las posibilidades de éxito son pocas.   

4. Compromiso del gobierno: El gobierno de Guyana no solo ofreció un apoyo, asistencia técnica y consecución de recursos, además se comprometió a que, mientras la comunidad estuviera comprometida con el proyecto, ellos iban a continuar ayudándolos hasta que pudieran operar sin necesidad de apoyo externo.

5. Comité de Turismo Independiente y Transparencia Financiera: Debe haber un ente independiente de la empresa turística.

6. Plan de acción y negocios para el desarrollo turístico: El plan de negocios debe ser de las comunidades, en sus palabras, con sus prioridades y con las acciones que ellos van a realizar. Pueden recibir apoyo externo, pero debe ser elaborado por ellos. 

7. Desarrollo de productos impulsado por el mercado: El diseño del producto debe considerar lo que demanda el mercado, además de lo que la comunidad quiere. Si no se toma en cuenta el mercado, la posibilidad de éxito es reducida. Afortunadamente en Guyana, la demanda del mercado y los deseos de la comunidad estuvieron alineados.

8. Comunicación: Es muy importante mantener una buena comunicación con los socios, para lo que se requiere acceso a Internet, ya que permite gestionar reservas, dar respuesta al cliente y cumplir con sus expectativas. El gobierno capacitó a las comunidades en el manejo del internet y la comunicación a través de este medio.

9. Asociaciones y vínculos con el mercado: Los Tour operadores socios que creyeron en el proyecto desde el comienzo fueron clave para saber que el proyecto tenía futuro.   

10. Capacitación y tutoría entre pares: Después de que la Autoridad de Turismo de Guyana realizará unas capacitaciones, fueron otras comunidades, que ya habían tenido éxito con CL&OT, las que dieron las capacitaciones. Saber que sus compañeros habían tenido éxito y no eran personas externas a su realidad, hizo una gran diferencia como factor motivante para las comunidades.

AT: ¿Qué tan importantes son las comunidades para que el turismo sea sostenible?

BM: Soy de los que piensa que hay una necesidad creciente de poner a las comunidades en el corazón del turismo. A medida que comenzamos a reimaginarnos de nuevo el turismo, me pregunto- y sé que otros también lo hacen- si el turismo puede realmente ser sostenible si las comunidades no son las principales beneficiarias o no lideran o al menos son involucradas en la toma de decisiones. No creo que sea posible.

Extrañamente, no hay una organización en el espacio turístico global que exista para ayudar a las comunidades a maximizar el beneficio del turismo. Es por esto, que estoy trabajando con colegas, creando un Colectivo de Turismo Comunitario, para crear una red de aprendizaje de expertos del sector que quieran compartir sus conocimientos, sus experiencias y sus metodologías probadas, con las comunidades más que con un enfoque de consultoría, con un enfoque de mentoría y de coaching.

Las comunidades tienen la capacidad y liderazgo, pero les hace falta conocer más por ejemplo de marcos de planificación estratégica, políticas, evaluaciones de monitoreo del bienestar de la comunidad, entre otros. Si se logra disponer del conocimiento de manera abierta se podrá potenciar el turismo comunitario que mejora el bienestar de los residentes, visitantes y el medio ambiente. Juntos podemos poner a las comunidades en el corazón y el centro del turismo.

https://www.youtube.com/embed/OI0cRpwVi_4?version=3&rel=1&fs=1&autohide=2&showsearch=0&showinfo=1&iv_load_policy=1&wmode=transparentThe following

 553 visitas

Read More

Turismo comunitario en el corazón de Chachapoyas

Hablamos con Marilyn Velásquez, un espíritu emprendedor nacida en Leymebamba, Amazonas. Estudió Turismo en la Universidad Nacional de Trujillo y en 2008, después de vivir una etapa en la ciudad que marcó su futuro, decidió coger todas sus cosas, sueños e ilusiones y mudarse a Chachapoyas, muy cerca de su pueblo natal. Aunque algunos familiares le dijeron que regresar a Amazonas era retroceder, ya que en la ciudad es donde en teoría está el futuro, ella decidió seguir su corazón. Ahora es la fundadora de varios proyectos: el primero, Nuevos Caminos Travel orientado al turismo comunitario y el segundo, Café Fusiones, una propuesta gastronómica diferente basada en productos de comercio justo. 

Marilyn será una de las ponentes en el Encuentro Digital de Turismo Comunitario organizado por Komú Travel. Hablará de cómo ha sido el proceso de transformar experiencias turísticas que normalmente son presenciales en experiencias virtuales por la situación de pandemia que estamos viviendo en la actualidad.

Silvana: Cuéntanos cómo fueron tus inicios con el turismo comunitario y el emprendimiento.

Marilyn: Estudié turismo en la Universidad Nacional de Trujillo – Perú. Desde mi segundo año de estudios mi vocación iba por el turismo comunitario cuidando el medio ambiente y el desarrollo de los locales. El último año de estudios mi mejor amiga, Carol, y yo queríamos armar un proyecto de un ecolodge en un pueblo cerca de la ciudad de Chachapoyas. Queríamos que fuera una empresa que impulsara la economía local y preservara el medio ambiente. Un sueño que se desvaneció cuando vimos que no contábamos con capital económico para hacerlo realidad. Por otro lado, siguiendo mi motivación para el desarrollo local vivencial, mi tesis fue la implementación de un centro artesanal con experiencia vivencial en San José de Moro.

El salto fue en 2004 cuando empecé a trabajar de camarera en el restaurante vegetariano de Huanchaco, un trabajo que cambiaría toda mi vida. Poco a poco me fueron aumentando las responsabilidades y pasé por todas las áreas. Hasta que en 2005 asumí responsabilidades en el área administrativa a la par que seguía trabajando como camarera. Era una empresa con la filosofía que yo soñaba: responsable con el ambiente, las comunidades, también ofrecían viajes alternativos, trabajaban con artesanos y proyectos de desarrollo social. Era como si la vida les pusiera en mi camino para aprender todo cuanto debía, Peter y Janneke fueron mi inspiración.

Silvana: ¿Cuáles fueron los siguientes pasos?

Marilyn: En 2007 pasaron dos cosas muy importantes: la primera, mi mejor amiga y yo decidimos formar una agencia de viajes de turismo alternativo y ofrecer Huancas, Trujillo y Piura y la segunda, ese mismo año mis jefes nos dejaron por un año el restaurante a 3 mujeres y a mí. Yo pasé a ser la jefa y eso me trajo muchos aprendizajes, tanto los aspectos negativos como oportunidades de crecimiento.

En 2008 mis jefes vendieron su empresa. A mí ya no me hacía feliz trabajar para otros y es cuando decidí regresar al lugar donde nací, a Leymebamba, siguiendo el consejo de un buen amigo: “si ya no eres feliz ahí renuncia y salta hacia tus sueños”. Así que le planteé a mi mejor amiga que era una buena idea que trasladáramos la agencia de viajes a ese lugar porque el turismo estaba iniciándose y había muchas cosas que podríamos desarrollar.

Silvana: ¿Cómo fue el retorno a tu pueblo natal?

Marilyn: La sorpresa fue que en mi pueblo no había señal de celular, ni menos internet. Esto era una gran dificultad porque para la agencia de viajes necesitábamos internet y comunicación por celular. Por este motivo, decidimos poner la agencia en Chachapoyas, la capital de la Región Amazonas, a dos horas de mi pueblo natal.

De todo el recorrido que hice por mi Región fuimos armando nuevas propuestas de viajes y ahí me di cuenta que yo iba a necesitar contacto con la gente, conversar y compartir, pues eso lo que más me gustaba del trabajo en el restaurante vegetariano.

Mi amiga y yo volvimos a replantearnos las cosas y entonces se nos ocurrió la idea de que además de la agencia podríamos montar con un pequeño espacio de intercambio de libros y variedad de cafés a base de productos orgánicos. Y es así como en noviembre de 2008 nació el proyecto café Fusiones en donde unimos lo mejor de Leymebamba y Rodríguez de Mendoza, el pueblo natal de mi amiga.

Silvana: Desde el principio tuviste claro el desarrollo local y la conservación del medioambienteEn el caso de Nuevos Caminos Travel, ¿por qué te decides por un turismo comunitario y no por otro tipo de turismo? ¿Qué crees que este tipo de turismo puede aportar al viajero que lo practica?

Marilyn: Decidí apostar por turismo comunitario porque creo que el turismo es una alternativa económica para las comunidades en donde pueden compartir su día a día con el viajero, además de contribuir a la revaloración de la cultura viva y ancestral. Contribuyes a proteger el medio ambiente y también es una forma de compartir saberes y es un aprendizaje mutuo donde puedes revivificar tu yo interior. Las comunidades tienen derecho de disfrutar de los beneficios del turismo y no ser simples espectadores, donde ven que los demás se enriquecen de lo que les pertenece. Con el turismo comunitario puedes distribuir de manera justa los beneficios.

Este tipo de turismo ayuda al turista a conocer las costumbres de un pueblo y a entenderles, les ayuda a encontrarse con ellos mismos, les enseña a valorar lo que tienen en su lugar de origen y a disfrutar del aquí y ahora.

Silvana: ¿Cómo crees que la situación de pandemia que estamos viviendo en este momento a nivel global afecta al turismo comunitario?

Marilyn: Esta situación que estamos viviendo a causa de la pandemia afecta al turismo comunitario gravemente pues los emprendimientos de las comunidades decidieron dedicarse únicamente al turismo dejando de lado su actividad económica principal, lo que conlleva a que no reciban ingresos económicos. Quedaron aislados en cuanto a comunicación ya que no cuentan con buena señal de internet o no tienen internet.

La no formalización de sus emprendimientos no les permite acceder a ayudas económicas del estado. Se sienten vulnerables y con miedo a recibir turistas una vez que se abran los viajes, pues tienen miedo de ser contagiados y no poder curarse porque los centros de salud que tienen son deficientes o en algunos casos no lo tienen.

Silvana: ¿Crees que puede salir beneficiado y presentarse como una alternativa de peso al turismo convencional?

Marilyn: El turismo comunitario no creo que deba verse como una alternativa post pandemia, sino todo lo contrario debe ser una prioridad para el impulso económico y sostenible de los pueblos, pues hemos visto que las comunidades son las que cuidan nuestros saberes ancestrales, cultura y nuestra naturaleza. Y en los últimos años la demanda de este tipo de viajes ha ido creciendo y después de la pandemia tomará mayor impulso. Y si esto no pasa pues sigamos impulsando y seamos un medio para seguir educando y sensibilizando a los viajeros. 

Lo que si debe cambiar es la forma de cómo se impulse, se debe trabajar con mejores políticas, diversificación de productos relacionando con la cadena de valor en donde se logre involucrar a más emprendimientos y que satisfaga tanto al mercado nacional e internacional (no depender sólo de un tipo de mercado), insistir en que el turismo es una actividad económica complementaria y que no deben dejar sus actividades principales, empoderar más a las comunidades, trabajar el turismo de forma multidisciplinaria para conseguir primero el bienestar de los pueblos que después recae en el beneficio de los visitantes.

Silvana: ¿Podrías poner un caso de éxito en concreto? Por ejemplo, uno que te haya impactado especialmente.

Marilyn: No podría mencionarte solo un emprendimiento, pues conozco muchos, y han marcado mi vida de alguna u otra manera. Te mencionaré algunas de ellos: en la Región de Lambayeque está la Reserva Ecológica de Chaparrí; en San Martín, la Reserva Ecológica de Tingana; y en Amazonas la Reserva Privada Milpuj – La Heredad y Ecolodge Alpahuamán en la Laguna estacionaria Huamanpata. Este último emprendimiento es dónde conocí a los dueños, Roberto y Carmen, hace más de 11 años y puedo decir con mucho orgullo que los he acompañado desde la idea de su proyecto hasta la actualidad; soy feliz saber que me consideran su hija mayor. Ellos son el claro ejemplo que con amor, pasión y entrega puedes superar las adversidades, y la más fuerte esta pandemia. 

Silvana: El próximo 28 de septiembre comenzará el Encuentro Digital de Turismo Comunitario organizado por Komú Travel dónde serás una de las ponentes participantes. De cara a los profesionales del sector, sin duda, este congreso es una gran oportunidad para crear una red colaborativa. En tu opinión, ¿Cuáles son las necesidades que tienen proyectos como el tuyo a la hora de colaborar con otros profesionales del sector? Por otro lado, ¿En qué crees que os podéis beneficiar mutuamente?

Marilyn: Efectivamente, el encuentro organizado por Komú Travel es una gran oportunidad para todos nosotros en estos tiempos de incertidumbre que estamos viviendo considero que es una gran ventana para conocer de manera directa a compradores de experiencias vivenciales y responsables, así mismo aprenderemos de otros proyectos que estoy segura nos inspirarán a seguir adelante con este compromiso que tenemos de trabajar mano a mano con las comunidades de mi región. 

El armar redes colaborativas con profesionales de diferentes países nos fortalecerá y nos hará ver que no estamos solos, sino que todos compartimos un mismo fin y que las dificultades se pueden superar unidos. 

Todos saldremos ganando de este encuentro, nosotros como expertos en nuestra zona podemos ofrecerles conexiones únicas con emprendimientos pocos conocidos, podemos resolver cualquier inconveniente al instante y sobre todo tendrás la seguridad de disfrutar de cada lugar a tu ritmo, sin prisas. Y nuestro beneficio será que podremos tener más aliados estratégicos, no solo para viajes sino también para seguir trabajando por un desarrollo sostenible.

Turismo comunitario en el corazón del Amazonas

Silvana: En el congreso hablarás más en detalle sobre cómo ha sido el proceso de transformar experiencias turísticas que normalmente son presenciales en experiencias virtuales por la situación de pandemia que estamos viviendo en la actualidad. Sin desvelar demasiado, ¿Cuál ha sido el mayor reto a la hora de transformar el formato de tu producto turístico? 

Marilyn: Efectivamente, en este momento no puedo compartir contigo el proceso que hemos vivido y seguimos viviendo, porque lo haremos el 1 y 2 de octubre en el evento. El mayor reto ha sido vencer mi miedo a que no consiga conectar las energías entre el que dirige la experiencia y el que la recibe. Pues para mí el sentir el espacio donde pisas, el olor, los sonidos, los gestos visibles y no visibles de las personas importan mucho, más aún con las experiencias de mindfulness travel que hemos diseñado. Felizmente lo pude superar gracias a las personas poderosas que me rodean, entre ellas los emprendimientos de mi comunidad que no se dieron por vencidos…. y la historia continuará en el  ENCUENTRO DIGITAL DE TURISMO COMUNITARIO LATINOAMERICANO.

 553 visitas

Read More

Latinoamérica y el Turismo Comunitario como herramienta de paz

En el próximo Encuentro Digital de Turismo Comunitario Latinoamericano partipará Matías Escudero, consultor en turismo, y fundador de TURIMETRÍA para compartir varias de sus experiencias en escenarios de conflictos sociales, turismo para la paz y turismo de proximidad.


En Latinoamérica existen distintas regiones que por décadas han enfrentado múltiples formas de violencia; contextos en los que la débil presencia institucional, la llegada y fortalecimiento de economías ilegales, los problemas estructurales de carácter social, económico y político, y las características geográficas que derivan en un difícil acceso en materia de conectividad, han promovido dinámicas de desigualdad social, desplazamientos forzados e innumerables víctimas que en la actualidad habitan en escenarios rurales.

Pese a ello, sus comunidades han hecho un esfuerzo por coexistir y convivir con las violencias, creando escenarios de continuidad que se anclan a economías alternativas al conflicto, incluyendo actividades agropecuarias y apuestas emergentes de turismo en entornos rurales.

En este escenario, el turismo rural comunitario se constituye como una alternativa para construir relaciones de comunidad, sana convivencia y diálogo social, donde la participación de los diferentes sectores, la articulación de intereses y la prevalencia de la empatía, son ejes dinamizadores de una economía solidaria que gira en torno al disfrute de los destinos y la capacidad de visibilizar la memoria histórica de los lugares a través sus visitantes.  De esta manera, las comunidades han insistido en la importancia de la no repetición, como elemento fundamental para lograr una paz sostenible en los territorios, en plena garantía de sus derechos y la posibilidad de mostrar al mundo la potencialidad de destinos únicos.

Por este motivo, desde el panel Turismo Comunitario como herramienta para la Paz”se abordará un ejemplo en Latinoamérica: la experiencia colombiana a través de dos casos de turismo comunitario comprometidos con el desarrollo sostenible y colaborativo, en contextos donde la violencia ha sido un elemento de vivencia cotidiana. Así mismo, contaremos con la participación del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, a través de la Dirección de Calidad y Desarrollo Sostenible, quienes trabajan el tema desde la política pública, en una apuesta para posicionar a destinos en los que el acuerdo de paz ha favorecido su desarrollo.

 553 visitas

Read More

Ecomapu, un ejemplo de turismo comunitario urbano en Chile

Ecomapu es un Operador Turístico sustentable ubicado en la ciudad de Valparaíso, Chile. Su nombre está compuesto por Eco (raíz griega de hogar) y Mapu (Tierra en Mapudungún), es decir el Hogar de la Tierra. Desarrollan rutas por diversos sectores de la ciudad, normalmente excluidas de los circuitos tradicionales, pese a su valor patrimonial, debido a estigmas como los asociados a la delincuencia, entre otros. Hablamos con Felipe Muñoz, el director de Ecomapu.

Lucía: ¿Cuándo y cómo surgió la idea?

Felipe: Desde el 2002 iniciamos operaciones en la ciudad de Rancagua con rutas de turismo rural. Después del terremoto en 2010, nos cambiamos a Valparaíso, donde comenzamos a desarrollar rutas barriales en modalidad free tour para ir creando circuitos asociadas al patrimonio material e inmaterial de la región, que además fue nombrada como ciudad del Patrimonio Mundial UNESCO.

Sin embargo, el verdadero origen diría que se dio cuando estaba en el colegio y comencé a organizar rutas y paseos para mi curso, que permitieran conocer museos y hacer la clase más entretenida. Después de ingresar en la Universidad, donde estudié Negocios y Economía, surgió la idea de plasmar esos viajes en un negocio, pero con un enfoque diferente; descubriendo lugares que el turismo tradicional no mostraba. Por ejemplo, la zona de Rancagua tiene valles vitivinícolas cercanos donde se ofrecen visitas únicamente a ellas, dejando fuera a los pueblos y la cultura cercanas asociadas al mundo agrícola que ahí se desarrollaban. Por lo que armamos una ruta de turismo rural integrando a campesinos, actividades y patrimonios históricos cercanos.

Vista del cerro Santo Domingo desde Cerro Cordillera, Valparaíso

Lucía: ¿Cómo han ido evolucionando estas rutas desde que os trasladasteis a Valparaíso?

Felipe: Nos trasladamos a Valparaíso en 2013, donde comenzamos estos circuitos por zonas menos frecuentados por otras agencias de la zona, como el cerro Playa Ancha y parte del sitio Unesco en el área histórica del Barrio Puerto y cerro Cordillera.

En 2015, junto a los vecinos del cerro Santo Domingo, impulsamos el desarrollo de la primera ruta de Turismo Comunitario urbana de Chile, creando una experiencia local en contacto con habitantes de la ciudad, su comercio local y el patrimonio histórico que las envuelve.

Desde el 2019 abrimos Experiencias locales asociadas a la gastronomía, arte y música de Valparaíso, siempre integrando el comercio y artistas locales de manera de activar el turismo como una herramienta de desarrollo no tan sólo económico, sino también social y de puesta en valor del patrimonio material e inmaterial de la ciudad.

Este 2020 y luego del inicio de la pandemia lanzamos nuestras Experiencias Online que permiten conectar de forma interactiva a través de internet con viajeros virtuales que deseen aprender una receta local en vivo integrando un paseo aéreo utilizando un dron gracias a la colaboración de nuestro amigo Darío Quintero, experto en el tema.

Ruta por Cerro Cordillera, Valparaíso

Lucía: ¿Qué atractivos podemos encontrar en estas zonas como Playa Ancha o Cerro Santo Domingo que destaquéis en comparación con otras áreas más visitadas en Valparaíso?

Felipe: Playa Ancha es reconocida también como la “República Independiente” ya que pese a estar dentro de Valparaíso es el cerro más grande la ciudad con sus propios barrios comerciales, bancos, correo, universidades y el estado de la ciudad, que le da un carácter único a los vecinos que acá convivimos. La historia urbano del cerro se desarrolla principalmente después del terremoto de 1906 donde parte de los inmigrantes ingleses reconstruyen sus destruidas casas en este nuevo sector de la ciudad, que era usado mayormente como defensa militar (hasta el día de hoy).

Playa Ancha hoy muestra una exquisita arquitectura neogótica de casas de madera, muchas de ellas inspiradas en la arquitectura californiana, razón por la cuál, muchos la llaman también “la pequeña San Francisco”, esto agregado a que el cerro aún sobrevive la vida de barrio de comercio local libre de cadenas y supermercados, además de tener una exquisita playa llamada Las Torpederas, única en la ciudad autorizada para la natación en el mar.

El cerro Santo Domingo es el cerro más antiguo de Valparaíso, dónde comienza el proceso fundacional de la ciudad desde época colonial española. A sus pies se construye la Iglesia de La Matriz que se mantiene en el mismo lugar, aunque en la quinta reconstrucción luego de ataques de piratas y terremotos. Alrededor se levanta también el barrio comercial más antiguo de Valparaíso: el Barrio Puerto, con un comercio antiguo, bares y restaurantes de comida local (este barrio es parte del sitio Unesco).

El barrio del cerro Santo Domingo mantiene una arquitectura popular única basada en la autoconstrucción y otras de arquitectura de siglo XIX y XX asociada al patrimonio histórico de sus habitantes; obreros portuarios o trabajadores del comercio asociado a la ciudad y el puerto. El cerro Santo Domingo, además de sus hermosas y democráticas vistas a la bahía, tiene el alma de sus vecinos que históricamente han permanecido acá unidos en las dificultades, siendo casi una gran familia de vecinos. Esta es la principal razón por la que hemos trabajado desde acá la ruta de turismo comunitario La Matriz.

Vista del Cerro Santo Domingo y Población Márquez de Valparaíso

Lucía: ¿Qué papel tienen los guías y otros miembros en la corporación?

Felipe: Nuestro equipo de guías son fundamentales para desarrollar nuestras experiencias. Ellos trabajan con nosotros en modalidad freelance y nosotros entregamos un calendario mensual abierto donde cada uno selecciona las fechas que desea trabajar. Ecomapu ha sido también una escuela, ya que la mayoría de nuestros guías fueron estudiantes en práctica de Universidades e Institutos locales que finalmente siguieron trabajando con nosotros. Además, nuestra metodología consiste en que ellos aprendan nuestras formas de trabajo para que idealmente puedan crear sus propios emprendimientos que pudieran ser alianza del Ecomapu. De esa forma, captamos nuevas rutas y experiencias pero ya en manos de ellos y ellas directamente.

Nuestra red no está completa sin las comunidades de vecinos y locatarios de comercio local, por lo que participamos activamente en organizaciones vecinales y asociaciones gremiales del rubro turístico de manera que podamos trabajar en red y en comunidad.

Lucía: ¿Cuáles son los mayores retos que habéis encontrado en el camino?

Felipe: Conectar con las comunidades locales, comprendido que son un tejido complejo especialmente en una ciudad como Valparaíso que posee muchísimas organizaciones sociales y barriales, donde varias de ellas ven el Turismo, razonablemente, como una amenaza a estos tejidos sociales; por lo que es importante el trabajo progresivo y consciente, informando e integrando a aquellos barrios que muestran interés en desarrollar el turismo.

Existen también retos relacionados con aspectos culturales de los chilenos, ya que muchos de ellos estigmatizan y ahuyentan  viajeros a la ciudad, debido a prejuicios  basados en noticias vistas en TV sobre delincuencia y otros aspectos negativos de la ciudad. Favorablemente, gracias al posicionamiento internacional de la ciudad reconocida como un patrimonio cultural de la Humanidad, muchos chilenos han ido cambiando esta percepción, vienen y recorren la ciudad, convirtiéndose luego en perfectos embajadores de Valparaíso.

Por último, hace 8 años atrás cuando comenzamos a aplicar aspectos que luego se denominó Turismo Sustentable, y nos costó que empresas locales, especialmente de mediano y gran tamaño, confiaran y dieran valor a nuestra propuesta como parte fundamental para el desarrollo de un turismo armonioso y sobretodo que se orientara a crear una experiencia de visita a los viajeros que llegaban a Valparaíso.

Recepción y degustación  de productos artesanales en comedor social 421

Lucía: ¿Qué impacto tienen este tipo de rutas en la comunidad local del destino?

Felipe: Ha sido positivo, aunque no exento de dificultades, dada la reticencia inicial de algunos vecinos a recibir turistas, pero una vez que nos conocen comprenden lo que buscamos y queremos hacer de forma respetuosa y armoniosa con el barrio, generando lazos de confianza e incluso amistad que fortalece aún más la relaciones humanas, tomando un papel secundario las eventuales relaciones comerciales que pueden generarse al desarrollar turismo en el sector.

Gracias al trabajo en conjunto con otras organizaciones locales como Asociaciones Gremiales, Vecinales, académicas e incluso con la misma Iglesia La Matriz (actor fundamental en el barrio), hemos ido integrando el turismo de forma responsable, comenzando a verse como una oportunidad real de desarrollo económico; aunque la pandemia hoy nos ha enseñado que nada para es siempre y que el turismo es una actividad frágil, lo que al mismo tiempo nos da la oportunidad de desarrollar un turismo a escala humana desde el barrio y sus patrimonios.

Lucía: ¿Encuentras alguna diferencia entre los viajeros que hacen este tipo de tours con Ecomapu?

Felipe: Sí, sin duda nuestros viajeros buscan una experiencia diferente al visitar Valparaíso, queriendo conocer de cerca la cultura local, costumbres, gastronomía y formas de vida que un turista tradicional no conocería. El lujo para nuestros viajeros es tener la oportunidad única de, por ejemplo, almorzar con una familia porteña, conocer un almacén de barrio o disfrutar de comida típica en un restaurante popular del Barrio Puerto. De hecho, nos gusta referirnos a ellos como viajeros y no como turistas, ya que buscan vivenciar su estadía, son conscientes y valoran mucho la autenticidad y la cercanía con los habitantes de la ciudad, más allá de buscar la postal típica o tratar de recorrer todo en un par de horas.

 Plaza Echaurren en Barrio Puerto Valparaíso

Lucía¿Qué otros servicios ofrece Ecomapu?

Felipe: Hoy Ecomapu se encuentra  en un proceso de renovación y cambios, partiendo por el cambio de casa que nos llevará desde Playa Ancha al cerro Santo Domingo con nuestro hogar y oficina física, lo que no implica dejar las rutas de Playa Ancha, al contrario gracias al trabajo desarrollado con vecinos hoy nos asociamos para impulsar el turismo post pandemia en este sector de Valparaíso.

Este cambio al cerro Santo Domingo será la piedra inicial para uno de nuestros grandes sueños: crear la primera Escuela-Taller de Turismo Comunitario y Sustentable de Valparaíso, convirtiendo nuestra casa en un centro de encuentro para el turismo en armonía con el barrio y sus habitantes.

Hemos también terminado de re enfocar todas nuestras rutas a Experiencias locales integrando actividades y contacto con la comunidad local, además de introducir el aprendizaje del patrimonio natural de la ciudad, reconociendo flora y fauna nativa al interior de la ciudad.

Continuamos también consolidando nuestras Experiencias Online, para que sean también una puerta de entrada a viajeros que deseen conocer la ciudad antes de viajar.

Seguiremos también impulsando nuestras Experiencias Creativas en Gastronomía con la ruta por las “picás” del Barrio Puerto (restaurantes y bares populares) o en la Música con la ruta con un músico local aprendiendo del tradicional bolera y cueca chora, como parte del folclore que Valparaíso ofrece.

Solo estamos a la espera de que comience el proceso de re-activación para mostrarles estas y otras novedades, en una nueva forma donde el mundo ha debido aprender a viajar y hacer turismo.


Gracias a Felipe por su tiempo. Podéis encontrar más información sobre Ecomapu en su webinstagramfacebooktwitter y youtube.

 553 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.