Un panorama sobre la precarización del trabajo turístico en Brasil

Aunque el turismo es una importante fuente de ingresos y empleo para Brasil, poco se ha problematizado sobre el nivel de precarización de las ocupaciones en el turismo por parte de la academia y los medios de comunicación. La precariedad del trabajo no es algo nuevo, pero hay un cierto desconocimiento sobre esta característica del trabajo en el mundo capitalista dentro del área del turismo, que es comúnmente fetichizado.

Un breve análisis del perfil de la clase trabajadora del turismo puede dar pistas sobre esa precariedad. En este artículo presento algunos datos procedentes del Instituto de Pesquisa Econômica Aplicada (IPEA). Es importante subrayar que el IPEA sólo mide la empleabilidad formal del sector en el país. Y esa dimensión ya es la primera característica de la precariedad del trabajo en el turismo. Según las estimaciones del Instituto, la formalidad de las ocupaciones en el sector representa sólo el 43% del total de las ocupaciones en el turismo. Esto significa que el 57% de los trabajadores no tienen un contrato de trabajo firmada y no tienen ningún derecho laboral, como vacaciones remuneradas, descanso semanal y seguro de desempleo.

En el ámbito del trabajo formal, en Brasil tenemos cerca de 2 millones de empleados en actividades vinculadas al turismo. La gran mayoría de los trabajadores de turismo (90%) trabaja más de 41 horas por semana. Este número de horas entra en la jornada permitida por la legislación brasileña, es decir, las 48 horas semanales (44 horas regulares + 4 horas de hora extra), sin embargo no se contabiliza el segundo empleo, normalmente informal, llamado «bicos», que ayuda a complementar su renta.

Finalmente, la remuneración media de los trabajadores es la que más confirma la precariedad en el trabajo turístico en Brasil. Según la IPEA, la remuneración media pagada en el sector turístico es de 2.286 reales (517 euros). Las menores retribuciones son pagadas por los subsectores de alimentación (1.226 reales o 277 euros) y alojamiento (1.476 reales o 334 euros). La mayor remuneración es pagada por el transporte aéreo, que tiene un salario medio de 5.529 reales (1.251 euros).

Los datos de formalidad, jornada de trabajo y remuneración aquí presentados muestran parte de las condiciones de trabajo del turismo en Brasil. Sumadas a éstas, dimensiones como baja organización sindical, baja cualificación y trabajo exhaustivo, evidencian porqué el trabajo turístico en el país está marcado por una profunda precariedad.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Albasud: “Un panorama sobre la precarización del trabajo turístico en Brasil”.

 99 visitas

Read More

Tan otro turismo que casi no es turismo, es algo mejor

El movimiento neo-zapatista de Chiapas, México, atrae una importante cantidad de personas de distintas partes del planeta que se desvelan por conocer sus municipios autónomos y sus centros administrativos (caracoles). Desde el propio movimiento invitan, a su manera, a visitarles y con su alegre rebeldía reivindican la ¿industria? de la hospitalidad. Pero entonces, ¿es posible hablar de un turismo neo-zapastista? Y en tal caso, ¿Qué tipo de turismo es?

“Agradecemos las visitas que recibimos de todo el mundo. Queremos que se compartan diferentes experiencias. Por esto nuestras puertas están abiertas para todos y todas aquellas que con respeto quieran visitarnos”.  (Junta de Buen Gobierno, Caracol IV Morelia, 2018)

La máxima manifestación turística con la que se relaciona el movimiento que deriva del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) es la visita al Caracol Oventik. Este centro administrativo es el más cercano a la ciudad históricamente turística San Cristóbal de las Casas y por eso es el que más se visita.
Se recomienda que toda persona que quiera visitar algún caracol zapatista se registre en la oficina del CIDE en San Cristóbal. De todas formas, si no lo hace, será también bienvenido/a. Para llegar a Oventik se puede tomar un taxi-colectivo desde San Cristóbal y lo dejan justo frente al ingreso. Una vez allí los guardias piden los datos y te designan un/a “guía” que te acompañará durante el recorrido por el Caracol. No cobran absolutamente nada por el ingreso. Adentro hay tiendas donde se pueden comprar remeras, agendas, buzos, zapatos, imanes, afiches…

Entrada Caracol Morelia

Sin lugar a dudas, esta es una actividad turística gestionada por el movimiento neo-zapatista. Aunque desde el movimiento no le llamen turismo, lo es. El tema es que es otro turismo, totalmente distinto al que predomina en el sistema mundial. Y es otro porque su concepción es muy diferente.
El Neo-Zapatismo no ve al turismo como una actividad netamente económica o como un negocio, -aunque exista un ingreso derivado de esta actividad por la compra de diferentes artículos elaborados por cooperativas zapatistas-, sino que lo ve como un hecho de intercambio socio-político-cultural. Amablemente abren sus portones rojos y negros y reciben con gusto a quienes muestran interés en conocer el movimiento y compartir experiencias. Tan simple y humano como eso. Sin enredos políticos ni estrategias de mercado para vender más. Es el turismo en su estado más puro y transparente. Tan así que pareciera no serlo.
Los eventos políticos organizados por el movimiento son también manifestaciones turísticas importantes, además de culturales por supuesto. Movilizan un importante flujo de personas que se trasladan desde diferentes países para confluir en un sitio en particular. El “Encuentro de las Mujeres que luchan” y el “Festival CompARTE por la Humanidad” son ejemplos del tipo de turismo que se desarrolla alrededor del EZLN y sus bases ciudadanas de apoyo.

Mural en Caracol Morelia

En este caso, militantes de todo el mundo llegan hasta el Caracol designado y, además de asistir a talleres y charlas de formación política, conocen las instalaciones zapatistas, sus murales y alrededores. Conocen algunos municipios autónomos y su gente, sus tradiciones, sus bailes, sus vestimentas y sus comidas. Esto también es turismo. Pero como dije antes, está tan alejado del sistema dominante, y por lo tanto es tan sano, que pareciera no serlo.
Si cualquier persona se acerca con respeto y humildad a cualquier caracol y/o municipio los y las zapatistas estarán encantadas de recibirles, mostrarles sus murales y compartirles su estilo de vida. Lógicamente toman recaudos porque la situación de hostigamiento a la que están sometidas por el gobierno federal así lo requiere. Pero que no se dude de la hospitalidad del movimiento neo-zapatista. Es única. Como es único su turismo. Ese Otro Turismo.
Tal vez demasiado otro como para llamarlo turismo. Pero creo que todavía estamos a tiempo de salvar ese turismo dominante que mucho destruye y poco construye. Ese otro turismo, el de los y las neo-zapatistas, es en realidad la esencia más pura y limpia que en algún lugar de este turismo opresor y depredador existe.
Seguramente está muy en el fondo, pero hay que buscarlo. Como el arqueólogo rastrea, excava y después limpia con su pincel los restos encontrados, así los y las profesionales (y quienes trabajamos) en turismo debemos encontrar y luego desempolvar ese otro turismo, el que gestionado desde abajo y colectivamente sea capaz de contribuir con el entendimiento entre los pueblos y luchar contra el hambre y la pobreza del mundo.

 99 visitas

Read More

Ecuador da un paso más para ser un destino turístico inclusivo

Fuente: Andes.

Ecuador tiene fijadas sus metas a un sector social que por muchos años no ha sido tomado en cuenta, hablamos del turismo para todos, de un turismo vinculado a la accesibilidad.

Pero, ¿qué es el turismo accesible? Turismo Accesible o Turismo para Todos es un concepto que se utiliza para englobar la accesibilidad de una zona turística a personas con discapacidad. No es suficiente con tener una atracción turística accesible, se necesitan también hoteles, medios de transporte, o servicios auxiliares accesibles.

Datos de esta entidad afirma que el sector turístico genera más del 8% de los empleos en América Latina y contribuye al 9% del PIB mundial. De igual manera señala que en todo el mundo, se estima que un 15% de la población tiene algún tipo de discapacidad.

Para estas personas, contar con un espacio accesible resulta imprescindible para poder realizar actividades cotidianas, como disfrutar de un tiempo de ocio. Además, se debe pensar en aquellas personas que de forma temporal tienen alguna dificultad, las personas mayores, embarazadas, niños, etc.
“Me gustaba disfrutar el olor del café en las fincas de la costa ecuatoriana, cuando era pequeña lo hacía, hoy debido a la discapacidad en las piernas ya no lo hago. Espero que la implementación del turismo accesible permita a las personas con discapacidad disfrutar de una mayor autonomía personal y de sus familias, de poder tener verdaderamente de unos días de descanso en los diferentes lugares de nuestro Ecuador”, señala Doménica Serrano, de 28 años, a Andes. Ella sufre, hace algunos años, de paraplejia a causa de un accidente de tránsito.

Xavier Torres, presidente del Consejo Nacional para la Igualdad de Discapacidades (Conadis) y de la Federación Nacional de Ecuatorianos con Discapacidad Física (Fenedif), explicó que en el país hay 250 lugares que son accesibles para el turismo, las cuales se las puede encontrar a través de la “Guía Virtual de Turismo Accesible”.

Sobre este tema el Ecuador dio un paso más para ser un destino turístico inclusivo con el “curso virtual de atención al turista con discapacidad”. Esta herramienta permite generar destrezas entre los servidores turísticos para lograr una relación más efectiva y cálida a este sector de la sociedad.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Andes: “Turismo accesible: eliminar barreras para las personas con discapacidad es su objetivo”.

 99 visitas

Read More

Por qué creo que el turismo es una herramienta que empodera a las mujeres

Además de mujer, feminista y activista por la causa del emprendimiento y el empoderamiento femenino, tengo una explicación muy objetiva: invertir en las mujeres es invertir en el COLECTIVO, en el desarrollo local. Muhammad Yunus (mi ídolo), Premio Nobel de la Paz en 2006 por crear un hermoso proyecto de microcréditos en Bangladesh en la década de los ‘70 en el que solo las mujeres podían tomar préstamos, ya admitía que: «Las mujeres son las más pobres entre los pobres. Y están desesperadas para poder cuidar a sus hijos como se merecen. Los hombres no están con sus hijos en tiempos de crisis. Ellas sí. Ellas tienen más razones para salir de la pobreza, sus hijos». Desde entonces, los principales proyectos de desarrollo socioeconómico en el mundo tienen como principales protagonistas a la mujer.

Después de una profunda reflexión (durante un bonito proceso de coaching basado en la antroposofía), descubrí que lo que realmente me molesta y a la vez me motiva a hacer algo al respecto es: 1) la baja autoestima de los brasileros (generalmente pensamos que todo lo que tenemos es peor que en el resto del mundo); 2) el prejuicio contra todo lo que es diferente a nosotros, ya sea clase social, raza o género (siempre he visto belleza y riqueza en la diversidad); y 3) las pocas oportunidades de elección para las mujeres, ya sea por falta de privilegios, o incluso debido a la presión social.

¿Cómo puedo ayudar a las mujeres en Brasil? Después de pensarlo mucho, llegué a la conclusión de que lo que realmente quiero es crear oportunidades para que las mujeres cambien sus historias a través del derecho de ESCOGER. Esto es lo que me impulsó a crear Vivejar, un tour operador brasileño y una empresa social B Corp dedicada al turismo comunitario.

En Vivejar creemos que debemos construir el turismo creando resultados positivos para las mujeres a través de 3 aspectos principales:

  1. Generación de ingresos: el turismo es una actividad económica. En las comunidades donde trabajamos, a las mujeres se les paga por todo el tiempo y el trabajo que dedican a los turistas: por ofrecer sus casas o posadas familiares como alojamiento, por las deliciosas comidas que nos preparan, por los talleres, actividades y charlas que nos ofrecen! Los ingresos que, en muchos casos, no son prevenidos (ingresos extra), van directos a sus manos para que sus sueños se hagan realidad, por ejemplo una pequeña reforma de la casa o la adquisición de un bien importante o deseado. ¡Estos ingresos de sus sueños!
  2. Preservación de la cultura y el medio ambiente: asumiendo que el turista viene, y por supuesto, quiere conocer la historia, las costumbres locales, disfrutar de la naturaleza y visitar los lugares de la comunidad más relevantes, es de vital importancia que todo esté bien cuidado, limpio y preservado. Una razón más para que la comunidad se adecue, se mantenga y mejore mucho más. ¡La preservación en este caso equivale a ingresos! Si es bueno para la comunidad, también es bueno para los turistas.
  3. Incremento de la autoestima: creemos en el valor motivacional del elogio y del reconocimiento público. En el trabajo, nos renueva la energía, la satisfacción y el deseo de ser cada vez mejor. En el turismo comunitario, cuando un turista escoge pasar su tiempo libre (hoy cada vez más escaso) en esa comunidad, puede considerarse como un gran cumplido. Y cuando está dispuesto a pagar para vivir esa experiencia cotidiana, durmiendo en sus casas, comiendo sus típicos platos caseros en el patio, traídos directamente de la cocina, e interesado en conocer sus actividades, como la artesanía y la pesca, ser guiado por los senderos, bailar y celebrar todos JUNTOS , ¿no es un magnífico cumplido? Alguien que está dispuesto a invertir para conocer mi vida, que hasta entonces yo misma la podría encontrar aburrida, me hace sentir merecedora. ¡El elogio es bueno y nos gusta mucho!

Parece obvio, pero cuando hablamos de las mujeres que viven en pequeñas comunidades esparcidas por todo Brasil – en mi opinión, aquellos lugares donde encontramos las mejores experiencias, las mejores historias, la mejor comida, en resumen, el verdadero Brasil – muchas de estas mujeres NO TIENEN OPORTUNIDADES. Quedarse o marcharse, casarse o quedarse soltera, estudiar o no. Muchas de ellas hacen lo que hacen porque NECESITAN hacerlo. ¿Les gusta? A veces sí, otras veces aprenden a que les guste. Siempre son fuertes, resilientes, capaces de encontrar belleza y felicidad en las cosas pequeñas. Pero si pudieran volver atrás y tener una oportunidad, probablemente hubieran seguido otros caminos.
[Este artículo fue escrito originariamente en inglés y ha sido traducido por Cristina Vilà]

 99 visitas

Read More

Perdiendo el Serengeti, la tierra de los Masai que durará para siempre

El informe Losing the Serengeti: The Maasai Land that was to Run Forever está basado en trabajo de campo, documentos que nunca han visto la luz, y una investigación en profundidad de las leyes de tierras de Tanzania. Este informe es el primero en revelar la complicidad entre los funcionarios del gobierno de Tanzania y las compañías extranjeras, utilizando leyes de conservación para desposeer a los Masai, expulsándolos a áreas cada vez más pequeñas y creando un sofocante mapa de confinamiento.

El informe habla específicamente del impacto devastador de dos compañías extranjeras sobre la vida y los recursos de los Masai en el área de Loliondo del Distrito de Ngorongoro. Una de ellas es Tanzania Conservation Ltd (TCL) un negocio de safaris de lujo; y la otra es Ortello Business Corporation (OBC), con sede en los Emiratos Árabes (UAE), que realiza excursiones de caza para la familia real del país y sus invitados.

Según la población local, TCL les ha hecho la vida imposible denegándoles el acceso al agua y a la tierra y cooperando con la policía local, que ha golpeado y arrestado los Masai. Mientras tanto, durante 25 años, OBC ha dispuesto de una licencia de caza exclusiva con la cual propiciaron varios desalojos violentos de los Masai, la destrucción de casas y el asesinato de miles de animales poco comunes. Aunque el Ministerio de Recursos Naturales de Tanzania canceló la licencia de OBC el año pasado, esta empresa sigue activa en el área, mientras los habitantes locales viven con miedo.

Podéis leer el informe entero en este enlace.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Oakland Institue: “Losing the Serengeti: The Maasai Land that was to Run Forever”.

 99 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.