Soluciones para la epidemia de desechos sólidos en Indonesia

Asia es el continente que más desechos genera del mundo. No contentos con esto, las infraestructuras de gestión de residuos han demostrado ser ineficientes durante las últimas décadas por diversas razones.

Si se mantiene todo como hasta ahora, se estima que para el 2025, únicamente las ciudades asiáticas, generarán más de 1.800 millones de toneladas de desechos al año. Un 540% más que en 2012.

No cabe duda de que los desechos sólidos son un problema real que requiere de acciones conjuntas e inmediatas. Para abordar esta problemática, se necesita un enfoque holístico, pero también soluciones socioculturales que tengan el potencial de normalizarse en la práctica local.

Con esto en mente, Bali se está convirtiendo en un punto de encuentro de movimientos, star-ups, proyectos sin ánimo de lucro y héroes locales que han decido declarar abiertamente la guerra a los desechos. Ejemplo de ello son los siguientes proyectos e iniciativas:

R.OL.E. Foundation

R.OL.E. Foundation es una organización sin fines de lucro que tiene tres áreas principales de trabajo: divulgación educativa hacia la filosofía de cero desechos (zero waste) en los océanos a través de trabajar con escuelas, gobiernos y empresas locales; desarrollo comercial sostenible para brindar oportunidades a empresas y emprendedores sociales; y crear campañas de concientización trabajando con todos aquellos que buscan promover un cambio en el sistema.

Recientemente han construido el primer Centro de Habilidades y Ambiente Comunitario en Nusa Dua, particularmente enfocado en la educación y el potencial de la gestión de desechos.

Merah Putih Hijau (MPH)

MPH se esfuerza por trabajar junto a las comunidades en Bali para crear instalaciones de desechos locales que adopten un enfoque de economía circular. Buscan iniciar la transición del actual sistema de gestión de desechos a uno que recupere materiales útiles en la cadena de productos. Su enfoque es capacitar a las comunidades locales para entender la gestión de residuos como una oportunidad, no solo para el medio ambiente y la salud, sino como un recurso para la creación de empleo, el crecimiento económico local y la educación ambiental.

Crédito Merah Putih Hijau (MPH)

La separación de residuos en origen es clave para el programa de MPH. Las instalaciones de residuos locales que reciben materiales clasificados pueden administrar hasta 10 veces más residuos, eliminar correctamente el 90% de los mismos y reintegrar materiales no deseados en la economía local.

Trash Hero

Trash Hero es una iniciativa global dirigida por voluntarios y patrocinadores que actualmente se encuentra activa en 9 países y avanza con fuerza en el sudeste asiático. Su objetivo es generar el compromiso necesario de las empresas locales para que mantengan limpio su entorno, lanzar programas educativos para enseñar a los jóvenes a amar y respetar la naturaleza y aprender sobre el daño que está causando la basura en los océanos.

En 2016, el capítulo Trash Hero en Indonesia organizó 252 limpiezas, en las que participaron 6250 héroes de 7 comunidades diferentes, recogiendo un total de 36 toneladas de basura.

Bali Sustainability Hub

The Hub es una iniciativa de Jane Fisher y Steve Palmer para proporcionar una forma de conectar el público, el sector privado, las ONGs y cualquier otro usuario interesado en encontrar negocios que trabajen hacia la sostenibilidad en la isla. Su nueva aventura es el desarrollo de una aplicación para dispositivos móviles que funciona con palabras clave y es similar a Facebook e Instagram, para que el negocio presentado se pueda encontrar con facilidad.

Bondalem Eco Village 

Bondalem es un pueblo en el norte de Bali que conserva gran parte de sus tradiciones locales intactas. Hace algunos años, Matt Elks y Madja se unieron para desarrollar un sistema de gestión de desechos eficiente que evite a los desechos terminar en el mar y dañar los arrecifes de coral. Para lograr este objetivo, transformaron el vertedero de Bondalem, que se encontraba a rebosar,  en una nueva instalación de reciclaje que permite a Madja iniciar un programa que apuesta por el residuo cero.

Antes y después en el vertedero de Bondalem. Crédito Travindy.es

Como la mayoría de las ideas exitosas, el nuevo sistema funciona bajo una idea muy simple: separar los residuos secos y húmedos en origen. Si pueden empoderar a las mujeres para realizar esta pequeña acción, esperan enviar al vertedero solo el 10% de los desechos actuales generados por todo el pueblo.

Refill my Bottle

Este movimiento comenzó en Bali como una forma de proporcionar enclaves para que las personas rellenen su botella de agua, en lugar de comprar una nueva de plástico de uso único. Después de obtener una buena respuesta de las empresas locales, los medios y los viajeros, obtuvieron el apoyo de varios operadores turísticos que desean contribuir positivamente a evitar los plásticos de uso único en los destinos que operan.
Refill my Bottle ya es ahora una realidad contra el plástico, que conecta negocios de ideas afines con turistas que buscan reducir su huella plástica durante sus vacaciones.

Todas estas iniciativas tienen en común el convencimiento de que el cambio colectivo es posible. No obstante, para lograrlo es imperativo apoyar la construcción de comunidades sostenibles desde la base y atacar el problema desde el origen. Este es un enfoque muy necesario no solo en Indonesia, sino en muchos otros lugares del mundo, donde el plástico y los residuos sólidos se han propagado como una epidemia que acecha nuestro planeta.

 194 visitas

Read More

Los tres pilares del turismo sostenible, ¿no deberían ser cuatro?

Nos enseñan que el turismo sostenible se sostiene sobre tres pilares básicos: económico, social y medioambiental. No obstante, existen varios académicos y profesionales que ya desde hace tiempo admiten que debería haber un cuarto pilar diferenciado: el político.

Hablar de turismo sostenible y sus tres pilares nada más, nos permite realizar conjeturas que confían en el buen quehacer y buena fe de las personas, de las empresas socialmente responsables y de las que apuestan por la transición medioambiental y ecológica. Esto está muy bien pero, ¿es así verdaderamente cómo queremos lograr que el turismo sostenible salga de ese nicho en el que ha quedado rezagado y se normalice como turismo nada más?

No, así no lo lograremos. Se necesita un cambio de paradigma, un cambio en el sistema tan grande que únicamente puede llegar de la voluntad política. La gobernanza es fundamental si queremos avanzar por la sostenibilidad. Actualmente existen líderes políticos que apuestan por el desarrollo sostenible, a nivel local y global. El problema es que están desconectados, y desarticulados.

Costa Rica o Bután son ejemplos de gobernanza nacional positiva. Aún con sus más y con sus menos, son destinos donde la voluntad política trabaja codo con codo con todos sus stakeholders. En el otro lado de la balanza, el caso de Miami y la lucha de su alcalde contra el cambio climático, casi imposible bajo el mandato de Donald Trump; o Isla Holbox en México, donde el alcalde está pidiendo a gritos la autonomía sobre la actividad turística de la isla, en estos momentos en manos del gobierno municipal.

Sin la gobernanza adecuada no se logrará cambiar el sistema. Lo vemos en estos ejemplos y lo vemos en nuestro día a día. Deberían existir políticas que verdaderamente velen por los intereses del planeta y no por los intereses económicos cortoplacistas. Deberíamos trabajar bajo criterios realistas y adecuados a cada destino que permitan establecer los límites del crecimiento. La educación de la sostenibilidad es fundamental para poder seguir un camino ético que nos benefice a todos, para que el mensaje de normalizar el turismo sostenible en la práctica del viaje verdaderamente permee en todas las capas de la sociedad.

Los cuatro pilares se deben complementar los unos a los otros. Para ello es necesario que la economía les haga rodar formando una rueda uniforme que nos beneficie a todos, haciendo ver que la sostenibilidad es rentable y poniendo un valor a los recursos naturales, en lugar de ser tratados como meros objetos de consumo.

Necesitamos iniciar el camino hacía una economía descentralizada, donde los valores sociales se revitalizan y se vinculan, donde los recursos naturales se entienden como finitos y su degradación como un acto en contra de la propia vida, en contra de nuestro propio planeta. Nuestros políticos tienen que lidera el cambio que será seguido por los demás. ¡El mensaje tiene que llegar!

 194 visitas

Read More

Los retos de la sobredensificación: urge cambiar si queremos salvar Holbox

René y Eduardo

El nado con el tiburón ballena en libertad fue el parteaguas del crecimiento turístico de Isla Holbox, México. Un destino sostenido por un ecosistema frágil, con gran valor paisajístico y natural pero que sufre de grandes retos en materia turística, llegando incluso a cerrar la isla al turismo el año pasado. En esta entrevista, Ángela Rodríguez habla con René Correa Moguel, Alcalde de Holbox, y con Eduardo Pacheco Cetina, Secretario de la Asociación Hotelera de Holbox, sobre la situación actual de esta isla mexicana.


Ángela: René, ¿cuáles fueron las causas del cierre de Isla Holbox el pasado verano?

Crédito: Travindy.es

René: el cierre de la isla no fue un cierre como tal. Fue un aviso de la población y de los inversionistas (hoteleros, restauradores, operadores turísticos…) por el impacto visual que se estaban llevando los turistas. En plena temporada alta, nuestros servicios se colapsaron y no fuimos capaces de seguir abasteciendo las necesidades básicas, como son el drenaje, la disponibilidad de agua, luz eléctrica… aquellos servicios que se necesitan para tener una adecuada calidad de vida, y ofrecer un servicio turístico básico.
Desafortunadamente, dichos servicios, no disponen de un mantenimiento adecuado desde hace 30 años, por lo que quedamos fuera de combate. No había por donde ayudar a que la isla siguiera siendo un destino turístico aceptable. Esta situación no fue nada más que la punta del iceberg del crecimiento que estamos sufriendo; actualmente la planta eléctrica puede abastecer a 1500 gentes, pero a este ritmo de crecimiento el próximo año ya seremos 3000 gentes, y la planta va a ser la misma.
Las causas del cierre son por desidia. No sé si política, pero sí de elecciones. Hoy por hoy tenemos la tarifa de luz, agua y drenaje más elevada que Cancún, pero a la vez contamos con el peor servicio del estado de Quintana Roo. No obstante, recientemente hemos llevado a cabo avances en la gestión de la luz y somos capaces de producir la mayor parte de la energía dentro de la isla, lo que nos ha proporcionado una autonomía eléctrica importante.
Ángela: hablamos de luz, agua y drenaje pero… ¿cuál es la situación de la gestión de los residuos sólidos dentro de la isla?

Crédito: Travindy.es

René: la gestión de los residuos sólidos es un reto. Y muy grande. Tenemos ya varios años trabajando en esto por lo mismo de antes. Si bien la isla cuenta con varias entradas económicas, éstas son distribuidas por el municipio y no se quedan en Holbox. Nosotros hacemos la recepción del capital, pero la administración la hace el municipio, y el dinero no es revolvente. Entonces volviendo a tu pregunta, la isla no cuenta con la recolección adecuada o con la separación de residuos necesaria. Se nos acumula la basura en áreas que no debería.
Tenemos iniciativas privadas que están dando apoyo a solventar esta problemática poniendo contenedores para recolectar botellas plásticas que luego nos las intercambian por productos de canasta básica, o nada más se las llevan y nos ayudan a sacarlas de la isla.
Si es cierto que los políticos y administraciones no nos dan la herramienta o la economía, pero no toda la culpa es de ellos. También es de los propios residentes, pues hay una falta de educación importante en este aspecto… el separar y tener ordenada nuestra basura podría ser que no tuviéramos tanto problema como el que tenemos hoy por hoy.
Ángela: Eduardo, desde la Asociación Hotelera de Holbox, ¿cómo estáis tratando el tema de los residuos generados por el turismo?

Holbox desde el aire. Crédito: Eduardo Pacheco Cetina

Eduardo:  Hace 2 años  realizamos un proyecto de implementación de buenas prácticas ambientales en la operación hotelera en Holbox, que no solo ha abarcado el tema de residuos, si no también energía, agua, etc.  Estamos muy contentos porque este año lo vamos a realizar nuevamente con 17 hoteles y 2 restaurantes. Pero siento que falta capacitación en temas de sustentabilidad en muchos hoteles. Además, los que si llevan a cabo buenas prácticas, no las comunican y creo que es bien importante que lo hagan para que puedan servir de ejemplo y para que exista motivación entre ellos.
También falta compromiso con los temas sustentables en la isla. A veces siento que también es apatía. Hemos hecho limpiezas de playa a través campañas internacionales con el objetivo de que la gente participe y que limpiemos la isla juntos, porque al final de cuentas todos vivimos aquí. Pero la gente no participa. Siempre somos los mismos y en ocasiones nos sentimos acusados, porque te tachan de pseudoambientalista, cuando la finalidad es incidir en tener una mejor calidad de vida, cosa que las autoridades no están haciendo.
Ángela: René, la isla es un área natural protegida, ¿los residentes qué opinan del crecimiento turístico?

Crédito: Travindy.es

René: Holbox lleva viviendo un boom turístico desde hace 7 años. Durante los últimos 5 años ha sido cuándo la gente ha empezado a pelear para reivindicar la capacidad de carga y poner soluciones al colapso, y el pasado verano fue cuando se dio que todos gritaron.
En cierto modo se ha perdido el amor por Holbox, el amor de sus propios residentes. Creo que se ha perdido mucha de la unión que había antes, ahora se mira por el interés cortoplacista e independiente.
Ángela: ¿Visualizáis alguna solución a estos problemas?
Eduardo: Yo cobraría una ecotasa de entrada a la isla. Reivindicar este pago para que el visitante contribuya para hacer de Holbox un lugar mejor. No haría megaconstrucciones, todo se puede hacer de manera ecológica y autosuficiente, a través de energías limpias, sistemas de captación de agua de lluvia, por ejemplo. También considero imperativo una mayor regulación para el sector privado; la isla no tiene capacidad para un megadesarrollo y además que se afectaría mucho más a nivel social y ecológico. Holbox no puede ni debe crecer como otros destinos turísticos.
René: Está la luz al final del túnel y solo hay dos cosas que debemos hacer: unirnos los holboxeños y residentes, y que tengamos la autonomía necesaria para que Holbox se pueda gestionar desde dentro. Necesitamos ser autónomos con respecto al municipio para tener un mayor control de las actividades económicas que se generan en la isla, pero también mayor autoridad para regular los malos usos.
Ángela: Eduardo, desde la asociación, ¿también veis como necesaria que la isla disponga de mayor autonomía?

Eduardo: Por supuesto, no dependeríamos de un presupuesto que no es suficiente y los impuestos y pagos que se realicen sobre la isla, deberían servir para mejorar la calidad de vida de los habitantes, la infraestructura y los servicios básicos del lugar.  Aunque también tenemos que cambiar la manera de entender el turismo ya que desde mi punto de vista estamos prostituyendo la isla turísticamente: a todo le queremos sacar un dinero.
Tenemos  que hacer las cosas bien y reguladas, no debemos olvidar que estamos dentro de un área de protección de flora y fauna llamado Yum Balam y que tenemos eventos naturales como la llegada del tiburón ballena. Tenemos especies carismáticas como los flamencos, las tortugas, las cacerolitas de mar… muchas especies que se encuentran bajo cierto estatus de protección.
Estamos mal-enfocando la manera de hacer turismo, porque en lugar de promover que las personas admiremos la riqueza natural y comprendamos la importancia de la zona, cada vez más se promueve como destino para ir de fiesta y de turismo masivo. Es importante que las decisiones de las autoridades sean claras, con una mejor visión y que sean consultadas. A la isla no se le debe cargar con el peso de que se tiene que desarrollar Holbox para que pueda mantener a las demás comunidades del municipio, ya que cada una tiene su propia magia. Estamos padeciendo en la actualidad las consecuencias de las malas decisiones que se toman, refiriéndome a los problemas de servicios básicos que se han presentado en la isla.
Creo que necesitamos un cambio radical hacia el turismo sustentable, que seamos un poco más conscientes de lo que podemos hacer. Que se regularice el turismo y se promuevan las capacitaciones con necesidades que desde dentro de la isla hemos identificado.
Ángela: ¿Cómo es tu Holbox ideal?

Holbox desde el aire. Crédito: Eduardo Pacheco Cetina

Eduardo: Holbox es mágico, tiene una magia que se puede sentir. Yo creo que nos perdimos en muchas cosas y en la avaricia, pero si tú le preguntas a las gentes de aquí, todo el mundo está orgulloso de su lugar de origen. Holbox puede ser un ejemplo de un buen desarrollo turístico sustentable, de una adecuada promoción del turismo responsable. Un destino de turismo de bajo impacto, donde se respete la naturaleza y se valore la oportunidad de vivir en un área natural protegida. Tenemos que  despertar nuestra conciencia, ya que no solo pierde la naturaleza, también perdemos los pobladores, nuestra calidad de vida se ve afectada por la falta de autoridad y malas decisiones.
Holbox es un pedacito de cielo: es un sitio Ramsar, o sea un humedal de gran importancia, tiene una riqueza natural exuberante, es un área de importancia para la conservación de las aves (AICA), estamos entre dos mares… es un lugar donde todavía la gente te sonríe. Tenemos que protegerlo, y su futuro depende de cada uno de nosotros. Es nuestra responsabilidad. Debemos sumar al bienestar ecológico y social de la isla, porque todos somos uno mismo y debemos aprender a vivir con las demás especies. En nosotros está el destino de nuestra casa.

 194 visitas

Read More

La India y el turismo responsable: un binomio que se combina a la perfección con Open Eyes

Anna Alamán

Aunque suene muy obvio, la misión de Open Eyes es “abrir los ojos” a todos aquellos que quieran conocer la India de una forma inolvidable y ética. En esta entrevista, Ángela Rodríguez habla con su fundadora, Anna Alamán, sobre cómo esta agencia de viajes está revolucionando la forma de entender el turismo en la India, pero también en España, país de donde provienen la mayoría de sus viajeros.


Ángela: Anna, ¿cómo se diferencia Open Eyes de otras agencias de viaje?

Anna: Es cómo entendemos el turismo y lo llevamos a cabo, lo que realmente muestra el valor añadido y diferenciador de Open Eyes sobre el resto de agencias de viajes a la India. A la hora de crear producto, el proceso es siempre el mismo: primero, hacemos una pequeña investigación en turismo responsable, estudiando las necesidades de las comunidades más vulnerables en el país y de las tendencias del turismo. Segundo, a través de la cautelosa creación de experiencias innovadoras y éticas en el destino, hacemos de puente entre la comunidad y el viajero. 

Esto nos permite desarrollar viajes creativos, que contribuyen a mejorar el desarrollo sostenible de la India y que a la vez, permite generar en nuestros viajes ese sentimiento de autenticidad y exclusividad.

Ángela: Ósea que proponéis viajes para los que anteriormente no existía oferta o demanda específica; pero que se adaptan a la incesante búsqueda de autenticidad por parte del viajero de hoy en día.
Experiencia Gastronómica

Anna: Exacto, Open Eyes propone viajes y experiencias que anteriormente no existían en India. De hecho, cuando empezamos en el 2011, la demanda en España era muy pequeña. No obstante empezamos sembrando y difundiendo un turismo más responsable en India el cual pensamos que está dando sus frutos. Además de que, como dices, las prioridades de los viajeros también han ido cambiando y junto a esto, la demanda en estos seis años ha crecido bastante.  

En Open Eyes definimos nuestra forma de viajar como: “no sólo en pasar por un lugar, sino en dejar que éste pase por ti…”

Ángela: ¿Cual ha sido la aceptación de la población local hacia recibir visitantes de forma organizada cuando nunca antes lo habían hecho?

Anna: La aceptación de momento es muy buena porque tenemos muy en cuenta que los grupos sean pequeños, para gestionar mejor el impacto. Todavía trabajamos con las primeras comunidades con las que empezamos en el 2011, eso dice mucho de nuestro compromiso con el impacto con la población y el viajero. La comunicación es un elemento clave para identificar errores y necesidades, tanto de la población local como de los viajeros, después de cada viaje.

Ángela: Háblanos de algún proyecto o comunidad con el que trabajáis, que nunca antes hubiera pensado que su oficio o tradiciones culturales fueran del interés para viajeros internacionales hasta que llegó Open Eyes.

Anna: Hace un año y medio que decidimos enfocarnos en crear un turismo más inclusivo en el país para analizar las necesidades de una de las comunidades más vulnerables de India: las mujeres invidentes. Nos encontramos con que la India cuenta con la población ciega más grande del mundo: 15 millones de personas donde el 48% son mujeres y sólo el 23% están trabajando. Dada esta clase de dependencia financiera forzada, podemos admitir que las mujeres con discapacidades visuales en la India son uno de los grupos sociales más vulnerable del mundo. 

Estos datos nos pusieron en marcha para contactar con una asociación que proporciona formación a mujeres invidentes como terapeutas masajistas, pero que no tenían acceso al mercado, ni tampoco clientes. Tras realizar un estudio de mercado, decidimos diseñar (¡tardamos un año y medio!), retiros de bienestar en la naturaleza donde las mujeres masajistas se encontraban en el centro del producto, para que pudieran acceder a una vida laboral y propiciar un cambio real en sus vidas.  
La asociación realiza una formación específica diseñada para invidentes durante dos años. El hecho de no ver hace que estas personas tengan mucho más desarrollado el sentido en las manos, y puedan sentir de forma más profunda el dolor del paciente, que un terapeuta con visión normal.

Ángela: ¿Cómo exactamente incorporas el trabajo de las mujeres en la cadena de valor de turismo?
Retiro de Bienestar con mujeres invidentes

Anna: A través de nuestros itinerarios. Te pongo un ejemplo para entenderlo mejor. El año pasado lanzamos el primer retiro de bienestar situado en los bosques sagrados de Jageshwar, en los Himalayas.

El retiro se desarrolla alrededor de cinco elementos;  la conexión, la comida Sattvic (comida “pura” que se denomina en la India), la naturaleza y el movimiento (yoga ancestral de la India) y el tacto. Este último es un punto muy importante de terapia a través masajes, que es donde incorporamos a las mujeres invidentes que van a estar una semana compartiendo el viaje y van a ofrecer al viajero masajes terapéuticos.

Este año tenemos ya varias fechas anunciadas para grupos que saldrán desde España.

Hablando de mujeres, este año hemos agrupado todos nuestras experiencias en nuestros viajes diseñadas con mujeres desde el 2011,  como experiencias con mujeres taxistas, artesanas en la zona rural, mujeres invidentes terapeutas, mujeres guias, cursos de cocina Ayurveda, etc…  bajo el nombre de “Women in Tourism”. El objetivo es “alzar la voz” a un turismo mas igualitario en género, desde comunidades hasta posiciones directivas,  ya que todavía existe mucha desigualdad en puestos de trabajo en turismo en India.

Ángela: Ellas realizan su formación como masajista mientras que vosotros os encargáis de generar la sinergia entre su trabajo, los retos a los que se enfrentan en la sociedad y el turismo. ¿Qué ha significado esto para las mujeres?

Anna: Exacto. Solo en este año, ya hemos formado a 29 mujeres invidentes en materia de comunicación, apariencia y aspectos básicos en turismo. Para que te hagas una idea del impacto que está teniendo esta nueva oportunidad generada a través de Open Eyes, esto fue lo que Laxmi, una  de las masajistas, nos comentó acerca de la experiencia del último retiro: “Anna, poder hacer los retiros es como leer un libro lleno de conocimiento, no podemos ver a través de nuestros ojos, pero nuestro sentido del tacto nos ha ayudado a ser masajistas, y aquí tenemos la oportunidad de conocer a mucha gente y aprender sobre las diferentes culturas. Por primera vez, me siento contenta, auto realizada y valorada por mi trabajo.”

Nunca pensé que Open Eyes, el nombre de empresa que creé en el 2011, tendría tanto significado ahora.

Ángela: ¿Cómo conseguís que el mensaje del turismo responsable quede implícito en vuestros viajes?
Centro de Rescates de Elefantes

Anna: Desde la reserva del viaje tratamos de dar toda la información necesaria y sensibilizar al viajero. No obstante, siempre es más fácil que el mensaje se viva una vez que ya estás viajando, y aquí nosotros personalmente contribuimos a que entiendan bien lo que queremos transmitir.

Por ejemplo, hay una comunidad con la que llevamos trabajando desde nuestros inicios Jaipur, donde nuestros viajeros tienen la oportunidad de vivir una verdadera inmersión cultural con la comunidad, conviviendo con jóvenes y artesanas de la zona. Les llevamos a visitar proyectos de educación y sanidad, pero también la interacción con mujeres artesanas y realizamos varias actividades, como un pañuelo de blockprinting, la artesanía más antigua del Rajasthan. Este grupo de mujeres trabajan con una empresa social que les ayuda a ser más autosuficientes mediante la formación de distintas técnicas de bordados y estampación. El trabajo de productos finalizados es recompensado económicamente, apoyando la mejora a la igualdad de la mujer en el país.

Otro ejemplo, es que desde Open Eyes no promovemos la subida al Fuerte de Jaipur a lomos de los elefantes, que tanto se ofrece como experiencia turística en el país. Si nuestro viajero llega con la idea de realizar actividades de este tipo, se le explica la problemática asociada al bienestar animal y su uso en actividades turísticas, pero también le proporcionamos una alternativa; que puede ser una visita a una reserva auténtica de elefantes donde puede estar en contacto con el animal en su hábitat natural y hasta salir a pasear con el. 

¡Muchas gracias Anna! Recuerda que puedes visitar la página web de Open Eyes y seguirles en Facebook 

 194 visitas

Read More

Co-creando comunidades sostenibles de forma colaborativa en Iberoamérica

Despoblación rural, estacionalidad de los empleos turísticos, precariedad del sector o falta de acceso a jóvenes y mujeres para desarrollar ideas de negocio que apuestan por el cambio y la transición del modelo turístico actual. ¿Cuántas veces nos hemos encontrado con estos paradigmas durante nuestra trayectoria profesional?

Es bueno dar visibilidad a estas realidades, comunes en destinos de todo el mundo, pero, ¿y si hubiera un proyecto que además de hablar sobre estas problemáticas decida hacer algo real y tangible para dar soluciones? Susana Conde y Marta Lorenzini lo tuvieron claro cuando recientemente fundaron Ayllutures, una empresa social que nace para proclamarse como la primera incubadora de emprendimiento local en Iberoamérica.

Según Marta Lorenzini, “queremos generar una mejora de calidad de vida y resguardo del entorno incentivando el emprendimiento local en turismo sostenible y ecoturismo de la población del destino, que en gran parte tienen el potencial turístico y las ganas, pero no el recurso económico para aprender cómo empezar su propio negocio.”

¿Qué es Ayllutures?

Ayllutures es una empresa que se plantea trabajar de manera paralela en España y Lationamérica y que actualmente se encuentra activa en España, Argentina, Guatemala y Panamá. Su modelo de negocio gira en torno a dos aspectos principales: la impartición de cursos de formación y la creación de una incubadora de emprendimientos con enfoque social y sostenible que apuestan por el Triple Balance en el turismo.

Los cursos de formación se adaptan entre 20 y 65 horas y se enfocan en 3 ejes principales: emprendimiento, innovación social y sostenibilidad. Están diseñados para que puedan ser adquiridos por cualquier empresa, ONG o entidad pública de turismo. No obstante, desde Ayllutures se exige que del cupo mínimo de 30 personas, al menos 10 sean emprendedores locales interesados en el turismo sostenible, pero que no cuentan con recursos económicos suficientes para costearse el curso.

Por otra parte, la incubadora de negocios, el corazón y la esencia de Ayllutures, depende directamente de las utilidades generadas a través de los cursos de formación y de campañas de crowdfunding. Actualmente la incubadora aún no está en funcionamiento, pero se basa en la creación de un programa de 140 horas destinado a emprendedores locales que no cuentan con el recurso económico para materializar su idea de negocio, pero si con los recursos turísticos, y las ganas.

“Nuestra idea principal es hacer el primer llamado a la incubadora en diciembre del 2018 para 10 o 12 personas.” Admite Marta Lorenzini, “ahora bien, también cabe la posibilidad de que si alguna empresa privada quiera entrar al programa de negocios y pueda pagar el costo, se sume como financiadora. Existen (y no son pocas) las empresas que deben y quieren hacer un cambio en su modelo de negocio hacia uno más colaborativo”.

Sin duda el modelo de negocio de Ayllutures se basa en la economía colaborativa y del bien común. No son una ONG, y definitivamente buscan encontrar la sostenibilidad económica del proyecto para poder asegurar su supervivencia y seguir creando agentes de cambio a su paso. Según Susana Conde, “buscamos incentivar la creación de negocios innovadores enfocados a turismo sostenible y responsable de alto impacto, con miras a dar soluciones reales y concretas a diversos problemas, es decir con un enfoque de innovación social.”

La oportunidad está disponible para ser aprovechada tanto por emprendedores locales como para empresas del sector, entidades públicas, universidades y organizaciones que quieran sumarse al cambio y verdaderamente apostar por iniciar la transición de la sostenibilidad desde la base, formando y acompañando a los profesionales del mañana.

 194 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.