El turismo: ¿una fuerza para la Paz y la reconciliación en Colombia?

Carlos durante su entrevista para «Voces de Vereda».

En el marco de la realización de “Voces de Vereda”, un proyecto audiovisual que pretende retratar los cambios en la Colombia rural, el epicentro de la implementación de los Acuerdos de Paz entre el Gobierno y las FARC-EP, nos entrevistamos con excombatientes del grupo insurgente que buscan, en el turismo, una vía para la construcción de un futuro de Paz y prosperidad.

En el aire aún fresco de primera hora de la mañana, nos encontramos con Carlos Humberto Ramírez García, excombatiente de las FARC que reside actualmente en el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) en La Cooperativa, núcleo veredal en el corazón del Departamento del Meta. Después de acogernos con un tinto – como se le llama al café solo en Colombia-  de cortesía, nos adentramos entre el polvo y la vegetación frondosa en una finca rural abandonada que esconde una laguna, donde algunos caimanes sacan la cabeza para saludarnos. Este lugar acogerá una de las iniciativas turísticas que se están impulsando en esta nueva etapa de transición de la vida revolucionaria hacia la consolidación del movimiento político. 

Comunidad de La Cooperativa. Autores: Santi Trullenque y Sara Pardo

El turismo como medio de permanencia en el territorio

Carlos, nacido en una región con fuerte presencia de las FARC, ingresó en la guerrilla a los 16 años, indignado por las dificultades que afectaban a los campesinos y las desigualdades que castigaban el mundo rural colombiano. Ahora, en el marco de la implementación de los Acuerdos de Paz que se firmaron en 2016, Carlos se ha convertido en el responsable de la cooperativa COPAZ, que promueve el turismo en la región y la aproximación a la historia y cultura del ex grupo guerrillero.

Con el paso a la vida civil, Carlos y los demás compañeros excombatientes, han tenido que afrontar nuevos retos y necesidades, que han implicado el diseño de soluciones innovadoras para hacerles frente: “no ha sido un cambio fácil, porque normalmente en la guerrilla uno no pasaba tantas necesidades, ahí teníamos los medicamentos que nos hicieran falta, los médicos estaban disponibles las 24 horas del día (así como) la comida y la ropa”, nos comenta. Se desprende cierta  añoranza de su vida anterior en la montaña, pero a la vez con convicción nos señala que “los humanos son animales de costumbre, y nos adaptamos al terreno que nos encontremos (…) y ahora toca trabajar duro acá para que el Proceso (de Paz) salga adelante”.

Es precisamente con esta lógica que el turismo se percibe como una vía para poder garantizar los medios de subsistencia para el colectivo de excombatientes en un entorno rural, donde la falta de carreteras y servicios públicos a la vez que la inclemencia del clima, dificulta el desarrollo de actividades económicas más allá de la agricultura y la ganadería. Aunque se cuenta con un débil apoyo de las Instituciones estatales pertinentes, Carlos, quien recibió una formación en el marco del proceso de Paz, como Monitor de Turismo Comunitario de la Universidad de Ciencias Sociales de América Latina, cree que un enfoque del turismo desde el ámbito cultural y comunitario, no solo es factible si no también clave para preservar las tradiciones de las FARC y promover una cultura de Paz.

“La guerra ya fue un pasado, y estar acá ya es un futuro, y hay que luchar por él”

Comunidad de La Cooperativa. Autores: Santi Trullenque & Sara Pardo.

Un camino hacia la reconciliación y la preservación del entorno natural

Además de poder ser un motor de desarrollo económico local, el turismo, argumenta Ramírez, puede ser una pieza clave en el proceso de reconciliación y de limar las tensiones que han marcado varias generaciones después de cinco décadas de guerra. Es precisamente con esta visión, que la cooperativa COPAZ se ha establecido de forma mixta, con socios excombatientes y civiles de la comunidades de la zona, para poder garantizar que los beneficios de la actividad turística beneficien de forma equitativa a todas las partes. Este interés en incluir a campesinos de la región se explica porque “antiguamente estas persones eran cultivadores de coca, y hoy en día (a raíz de la substitución de cultivos ilícitos) no tienen cultivos y nosotros estamos intentando que ingresen en nuestras cooperativas para que tengan una mejor calidad de vida

En esta zona marcada por la ausencia del Estado, también se espera que los beneficios sociales de la cooperativa puedan también incidir en obtener mejoras en los servicios públicos, como por ejemplo en la cura de los ancianos de la comunidad y la educación de las generaciones venideras, que según Carlos “lo único que no ha evolucionado en el mundo, que se ha quedado atrasado, es la educación”. Con un aire de nostalgia, recalca la importancia de hacer énfasis en el tema del Medio Ambiente y la recuperación de las áreas desforestadas, de acuerdo con los valores que el grupo guerrillero transmitía a sus miembros, para quien la montaña y el entorno natural era su medio principal de subsistencia.

“yo creo agradecerle a la montaña por brindarnos una oportunidad de estar ahí, de salvar nuestras vidas, y poder educarnos dentro de ella. Fue una de las cosas importantes que vivimos”

Carlos durante su entrevista

Preservar las tradiciones de las FARC y la memoria histórica

“Mascapaz”, uno de los itinerarios propuestos consiste en un recorrido por siete lagunas en canoa y a pie por caminos interiores de montaña que permitirá el avistamiento de aves y orquídeas. Se contará con todas las medidas de Seguridad, puntos de información, señalética y equipo de primeros auxilios, y se ofrecerá una zona de descanso donde los visitantes podrán almorzar y disfrutar del paisaje. También quien lo desee podrá dormir en campamentos típicos de la guerrilla. Por último, han creado el Museo de Historia de la Guerrilla, situado dentro del ETCR que narra la evolución de las FARC-EP hasta el momento actual de la implementación de los Acuerdos de Paz con el Gobierno colombiano. Así mismo, reivindica la necesidad de preservar y a la vez dar a conocer la cultura Fariana, sus costumbres, la música, los bailes y los platos típicos como el arroz guerrillero o los zungos, pero también de la cultura local como el folklore llanero.

Carlos explica que uno de los objetivos de los productos turísticos es que puedan cambiar la imagen, a menudo estigmatizada y negativa promulgada por los medios de comunicación, que se tiene del grupo insurgente, “que conozcan qué tipo de persones somos (…) que también somos colombianos, que somos humanos y que el hecho que hayamos sido rebeldes, que hayamos tenido armas (…) lo hicimos para estar a favor del pueblo”. En este sentido, los productos turísticos diseñados por las FARC están destinados principalmente al mercado extranjero porque consideran que es importante “para garantizar la implementación del Acuerdo, porque cuando una persona extranjera ve y nos conoce será un garante más de este proceso (…) dirá que allá hay unas personas para vivir del turismo (…) y lo que hacemos con esto es buscar un apoyo”.

Con el fin de atraer turistas, se han establecido alianzas con agencias de viaje que puedan comercializar sus productos y ya este mes se espera un grupo de cinco turistas franceses que se desplazaran a este recóndito lugar del país para poder vivir “una experiencia Fariana” auténtica.

«ETCR Georgina Ortiz, Departamento del Meta». Autores: Santi Trullenque y Sara Pardo

Retornando nuevamente a los campamentos del ETCR, divisamos un futuro más optimista para una región del país que ha sido fuertemente golpeada por la guerra. Si el turismo puede contribuir a pavimentar este camino hacía una Paz duradera, será un claro ejemplo de como un turismo responsable y solidario puede aportar mucho más que un simple beneficio económico, puede realmente ser un vehículo para cambiar el mundo.

Este documental ha sido financiado por la Unión Europea y el proyecto Frame, Voice, Report!, del Ayuntamiento de Barcelona y de la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo mediante la Beca DevReporter de Lafede.cat.


Autora: Cristina Massó

Cristina Massó es nuestra escritora invitada. Ella es profesora asociada de la Universidad de Girona especializada en temas de turismo responsable y su vinculo con la cooperación al desarrollo y la construcción de paz.

 141 visitas

Comentarios

Deja un comentario


* Campos obligatorios.

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.