Turismo sostenible y gestión eficiente: las ciudades deben cambiar de modelo


El informe ‘La ciudad digital al servicio del ciudadano del siglo XXI‘, elaborado por Minsait, la empresa de Indra especializada en ‘smart cities’, analiza los grandes retos sociales, urbanísticos, económicos y medioambientales que afrontan las urbes en la actualidad. Y uno de esos retos económicos que más afectan a España es la creación de un modelo de turismo sostenible.
Porque, a pesar de que el turismo supone una inestimable fuente de generación de ingresos, no tener una estrategia adecuada puede provocar que la economía local dependa excesivamente de servicios de escaso valor añadido y la calidad del empleo se resienta. Además, la calidad de vida de los residentes corre el riesgo de empeorar como consecuencia de la afluencia masiva de visitantes si las infraestructuras y otros servicios públicos no han sido debidamente adaptados a la nueva realidad.
Cambiar el modelo del turismo hacia uno más sostenible no es el único reto al que se enfrentan las ciudades. También deben apostar por conceptos como eficiencia e innovación. Según el estudio de Minsait, las nuevas tecnologías pueden jugar un papel muy relevante a la hora de dar respuesta a estos retos y hacerlo con garantías. Estos retos son:
1.- Mejorar la experiencia del turista
La tecnología contribuye a conseguir un modelo económico exitoso mejorando considerablemente la experiencia del visitante y el día a día del ciudadano residente. De ahí que se hable de soluciones de ‘destino inteligente’, que cubren el ciclo completo: planificación del viaje, experiencia y fidelización.
2.- Innovación y atracción de capital humano
Las ciudades europeas han de aprender a diversificar su economía local, apostando por negocios digitales y por la creación de ecosistemas de emprendimiento e innovación que actúen como imanes de talento. La apuesta por una formación de calidad, adaptada a las nuevas competencias y habilidades más demandadas (‘big data’, IoT, inteligencia artificial, programación, etc.), se presenta como una constante en las ciudades más atractivas para trabajar e invertir.
3.- Mejores servicios con menos recursos
La única manera de lograrlo pasa por una gestión más eficaz y eficiente de los servicios de los ayuntamientos, centralizando la gestión y los costes asociados, eliminando duplicidades en su operativa y realizando un seguimiento veraz y en tiempo real de las actuaciones y demandas asociadas a cada servicio. El objetivo es suministrar a sus habitantes todos los servicios indispensables en su quehacer diario, aunque para ello deban sortear las limitaciones impuestas por la capacidad e independencia administrativa y, especialmente, las presupuestarias.
4.- Comercio minorista atractivo
La falta de atractivo económico de algunos barrios de la ciudad con frecuencia desemboca en una degradación social, medioambiental y urbanística. Este fenómeno suele ir asociado a la progresiva desaparición del comercio minorista. La ciudad ha de contribuir a la apertura y consolidación del comercio minorista en las zonas —bien sea en el centro o en la periferia— en que encuentra más trabas para desarrollarse a causa, principalmente, de la ‘barrera de entrada económica’.
Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por El Confidencial: “Turismo sostenible y gestión eficiente: las ciudades deben cambiar de modelo”.

 205 visitas

Comentarios

Deja un comentario


* Campos obligatorios.

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.