Cerdeña dice sí al ecoturismo

Cerdeña es una de las regiones mediterráneas de Europa que impulsarán nuevas medidas de fomento del ecoturismo dentro de sus áreas protegidas. Ha sido el Parque Natural Regional de Porto Conte el encargado de dar el pistoletazo de salida al programa piloto gestionado por DESTIMED PLUS que busca desarrollar, gestionar y promover colectivamente el ecoturismo en la cuenca mediterránea. 

Este proyecto incluye nueve zonas protegidas distribuidas en seis países: Italia, España, Grecia, Francia, Croacia y Albania, con el objetivo de mejorar la capacidad de los agentes locales y regionales del Mediterráneo de incorporar el turismo y la conservación de la naturaleza en sus agendas. Para lograrlo, se desplegarán acciones de promoción del turismo sostenible en espacios protegidos distribuidos en estos seis países.

Así pues, el eje de acción que regirá cada uno de los programas pilotos será la potenciación de una red de ecoturismo en clave medioambiental, económica, social y de gobernanza de los espacios protegidos.

Ecoturismo en Porto Conte

Hace un mes, desde Travindy, pudimos ser parte de los ocho testeadores encargados de valorar el programa piloto de Porto Conte, y la verdad es que fue una experiencia muy positiva en todos los aspectos. Fue la validación de que la gobernanza, el ecoturismo, la conservación y un producto turístico atractivo, pueden ir de la mano y, lo más inspirador, ha podido demostrar que SÍ ES POSIBLE.

Ecoturismo en Porto Conte
Porto Conte

Movilidad sostenible

La apuesta fundamental de Porto Conte ha sido la movilidad lenta y sostenible. La mayoría de los traslados del grupo de testeadores fueron realizados en bici eléctrica, lo que nos permitió disfrutar del entorno y sus bondades de una forma más directa. Sentir el olor del campo, rozar (o casi) las vides y los olivos a nuestro paso, y disfrutar de unas vistas de infarto, mientras nos movíamos de un sitio a otro, fue un gran acierto para acercarnos no solo al paisaje sino a la vida rural de la isla. 

Rutas en E-bike

Naturaleza, historia y gastronomía

Asimismo, la naturaleza, en todas sus formas, desempeñó un rol primordial en nuestra visita. De la mano de nuestra guía recorrimos su bosque mediterráneo en “Le Prigionette”, conocimos sus especies endémicas y culminamos con las vistas de los espectaculares acantilados de Cala Barca. En E-MTB ascendimos por el Monte Murone para luego terminar dándonos un baño en las aguas cristalinas de Lazzaretto. En bici también nos fuimos a conocer su famosa Gruta de Neptuno, una obra maestra de la naturaleza, donde estalactitas y estalagmitas han esculpido a su antojo la cueva que las alberga.

Nos adentramos en su historia en la visita al Museo Casa Gioiosa, descubrimos a nuestro paso vestigios de la Segunda Guerra Mundial y atravesamos puentes en los que hace decenas de siglos transitaban los romanos. También conocimos de primera mano, los fuertes lazos de unión que existen entre el pueblo alguerés y el catalán a través de su lengua e historia en común.

Hablar de Italia y, en especial, de Cerdeña, nos obliga a hablar de gastronomía sí o sí. Durante esta experiencia piloto se puso en valor la cocina local y, más aún, la materia prima sarda. Afortunadamente, tuvimos la oportunidad de participar activamente en esa cocina durante todo el proceso. Pudimos recolectar parte de las verduras que se utilizarían en nuestra cena; aprendimos con la nonna de la casa a preparar la fregola, un tipo de pasta típica de Cerdeña; degustamos aceites, vinos, mermeladas, quesos… todos de producción artesanal. 

Ecoturismo, Naturaleza, historia y gastronomía
Fregola en proceso

Agroturismo

Y, claro, nuestra experiencia no podía estar completa sin nuestro alojamiento: un agroturismo auténtico, en medio de la campagna sarda. 

En principio lo que hoy es un alojamiento, hace muchas décadas era un pedazo de tierra donde el abuelo de nuestra anfitriona pastoreaba cabras y ovejas. Con el tiempo, una de sus hijas construyó una pequeña casa para vivir con su familia y para obtener más dinero (eran tiempos difíciles) decidió alquilar una habitación. Pronto se dio cuenta de que esta sería una buena salida económica, y así, con el tiempo, se convirtió en el agroturismo que encontramos hoy: un lugar acogedor, con sabor a familia, a campo, con una cocina deliciosa que muestra con orgullo cómo sabe la Sardegna

Desde el agroturismo se produce, con las olivas del propio huerto, un aceite exquisito y ecológico. También confituras artesanales y embutidos varios. Y, un poquito más allá, en casa del vecino, encontrarás un pecorino sardo y una mozzarella que harán fiesta en tu paladar. 

Cosecha en el agroturismo

El turismo que queremos

Para nosotros, este primer piloto ha pasado con honores la prueba. Enhorabuena a los organizadores porque nos han sabido transmitir, con hechos, la riqueza y el valor que cobra un territorio cuando somos capaces de sumergir a los visitantes en él, a través de su naturaleza, su historia, sus tradiciones y su gastronomía.

Esperamos que los próximos programas pilotos en el resto de regiones sean todo un éxito y que pronto dejen de ser pruebas para convertirse en productos turísticos de calidad que estén al alcance de los viajeros. 

 196 visitas

Últimas entradas de Beatriz López Díaz (ver todo)

Comentarios

Deja un comentario


* Campos obligatorios.

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.