Resumen de la VI Jornada sobre Turismo de Naturaleza y Sostenibilidad #Aktibatu2018

El 7 de marzo se celebraron en Tolosa (Guipuzcoa) las VI Jornadas de Turismo de Naturaleza y Sostenibilidad “Aktibatu 2018”, organizadas por Bizibiziki. Un evento que tiene como objetivo la divulgación de iniciativas y proyectos que verdaderamente apuestan por un turismo de calidad que respete la naturaleza, el valor del territorio y la cultura local.

Las tres primeras presentaciones fueron las más internacionales. María Fernanda Moreno llegada de la Universidad del Cauca (Colombia) nos habló de los retos y oportunidades a los que se enfrenta el turismo de naturaleza en un país actualmente caracterizado por el postconflicto. La región del Cauca es uno de los territorios con mayor biodiversidad del país, presentando una oportunidad para promover el turismo de naturaleza enfocado en el birdwatching. De esta forma se pretende promover el desarrollo socioeconómico de las comunidades campesinas y rurales, distribuyendo equitativamente los beneficios del turismo.

La Dra. Rachel Dodds, Universidad de Ryerson (Canadá) y CEO de Sustaining Tourism, incidió en las expectativas de los viajeros al viajar a Canadá, quienes esperan encontrar naturaleza salvaje y paisajes impactantes. No obstante la realidad que encuentran es muy diferente: un país de enormes dimensiones con destinos de naturaleza masificados, grandes megalópolis e incluso ecosistemas degradados por incendios forestales, y otros impactos asociados al cambio climático. Encontrar el balance entre las expectativas de los visitantes y la realidad del país es clave, y para ello es necesario proteger y gestionar adecuadamente los recursos que estamos promocionando, iniciando la transición del “egocentrismo al ecocentrismo”.

Esto es algo con lo que también coincidió Tricia Schers, representante del turoperador canadiense Frontiers North Adventures, especializado en el avistamiento de megafauna canadiense: los osos polares y las ballenas. El objetivo principal de la empresa es que sus clientes disfruten de la experiencia de conocer la naturaleza salvaje de Canadá, mientras realizan actividades educativas y de divulgación. Sus guías han sido previamente capacitados para informar durante el recorrido sobre la importancia de la conservación y los impactos del cambio climático, para que los clientes vivan la importancia de proteger el medio ambiente y regresen a casa motivados para cambiar hábitos y estilos de vida.

Tras la pausa café se presentaron experiencias locales de participación ciudadana innovadoras. La Ruta del Zumaque, ubicada en Lizarra-Estella (Navarra), es un producto turístico experiencial a través del senderismo que promueve la cohesión social y el desarrollo local, implicando a las personas que habitan en el territorio y fomentando su sentimiento de identidad.

Lo mismo ocurre con el proyecto para la ordenación de la cascada de Xorroxín y su entorno, en Erratzu, Navarra. El enclave natural empezaba a sufrir una masificación turística importante con sus problemas derivados: tráfico y perturbaciones en una aldea de 500 habitantes y 75.000 visitantes. Para realizar este proyecto, más de 80 habitantes trabajaron conjuntamente bajo el lema “siempre trabajando desde el mismo pueblo en comunidad”. Se diseñó conjuntamente, un recorrido circular que permitiera repartir el flujo de personas en el entorno natural midiendo su capacidad de carga.

Helena Cook nos presentó Incredible Edible Todmorden, un proyecto único de soberanía alimentaria y participación local el Reino Unido. Esta iniciativa, llevada a cabo enteramente por voluntarios, surge tras la idea de acercar la naturaleza a la población local, y en particular la procedencia de los alimentos plantando árboles frutales y verduras por todo el pueblo y en cualquier lugar. Sin que fuera el objetivo, Todmorten se ha convertido en un destino turístico y para dar cabida a la demanda, se ha creado un programa para gestionar el turismo a través de la participación pública y privada, creando visitas guiadas y ordenando el flujo de visitantes.

Para concluir la mañana Ángela Rodríguez nos presentó Travindy, medio especializado en la comunicación del turismo sostenible, y nos habló sobre cómo comunicar la sostenibilidad transmitiendo el mensaje adecuado. Hoy en día la comunicación de la sostenibilidad es aburrida, complicada y negativa. Falta persuasión, mensajes que enganchen y que verdaderamente muestren cómo nuestras prácticas sostenibles son un factor de diferenciación con nuestros competidores. La ponencia proporcionó cinco pasos clave para que toda empresa pueda mejorar su estrategia de comunicación y transformar nuestros mensajes en acciones que generen conciencia e impactos positivos.

Como novedad en esta edición, se lanzó una convocatoria abierta para la presentación de proyectos turísticos, de entre los que se seleccionó el proyecto promovido por el ayuntamiento de Altzo (Gipuzkoa), una localidad en la que se quiere desarrollar y planificar la oferta turística alrededor de su patrimonio natural y cultural, partiendo de la figura del famoso personaje el Gigante de Altzo. El reciente éxito de la película que narra la vida de este popular personaje del siglo XIX ha encendido el interés de muchos visitantes por esta localidad. En este sentido, el proyecto se presentó en AKTIBATU 2018 y se trabajó una dinámica con todos los asistentes donde se extrajeron ideas y conceptos claves para el desarrollo del proyecto, que contará a partir de ahora con el apoyo y asesoramiento técnico de Bizibiziki y HAZI Fundazioa.

Tras el almuerzo, a base de productos locales que mostraban la importante variedad gastronómica de la región, se dio paso a tres microespacios. En el microespacio sobre gastronomía y sector primario Ainhoa Zabala, de Tolomendi, Arantza Garaiburu, de Larte Gaztak y Helena Cook, de Incredible Edible, incidieron en la importancia de incluir los productos agroalimentarios locales en las estrategias de dinamización turística. Este microespacio terminó con una cata de quesos tradicionales y autóctonos de Euskadi.

Mientras tanto, en el microespacio dedicado al turismo activo, deporte y bienestar, Izaskun Rodríguez, de la Casa Rural Argienea, y Maialen Alkorta, de Athlon, incidieron en la importancia de la actividad física para tener buena salud y para crear experiencias que permitan al visitante entrar en contacto con la naturaleza. Esta sesión terminó con un taller de yoga, para poner en práctica lo predicado.

Al mismo tiempo en el microespacio de comunicación, tanto Ángela Rodríguez, de Travindy, como Marta Goikoetxea, del blog de viajes Rojo Cangrejo, incidieron en la importancia de crear redes y alianzas entre diferentes plataformas digitales especializadas en turismo responsable, así como con otros bloggers de viaje. Debido al empuje de los mismos en los últimos años, son plataformas que nos permiten transmitir buenas prácticas, y crear conciencia sobre las menos buenas, con el viajero de hoy en día.

La conclusión fundamental de la jornada es que debemos implicar en la decisión turística y diseño de productos, a todos los agentes del territorio y en especial a los residentes. El turismo debe poner en valor el producto local para generar beneficios en el territorio y promover la cultura tradicional, factor que sin duda aumentará la satisfacción del visitante. La identidad local es un elemento fundamental para que el turismo sea sostenible, porque con ello estamos cuidando y protegiendo nuestras raíces, costumbres, idiomas, patrimonio material e inmaterial, generando sentimientos de orgullo y pertenencia.

 159 visitas

Comentarios

Deja un comentario


* Campos obligatorios.

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.