Travolution Travel: turismo comunitario en Chile

Jorge Narbona

Travolution Travel es un tour operador chileno que tiene como propósito promover un desarrollo sustentable, propiciando encuentros de culturas diferentes a través de experiencias turísticas gestionadas por comunidades locales, favoreciendo así su desarrollo local. En esta entrevista, Jorge Narbona -Gerente de Travolution Travel- nos cuenta sobre el proyecto y cómo repercute su trabajo en las comunidades locales e indígenas. Travolution es finalista de los World Travel Market Latin America Responsible Tourism Awards 2020.

Pablo Giner: ¿Qué es Travolution Travel?

Jorge Narbona: Travolution Travel es un turoperador receptivo que tiene como propósito promover un desarrollo sustentable, estilos de vida armónicos y relaciones más conscientes a través de encuentros de culturas diferentes. Esto lo hacemos por medio de la promoción de experiencias turísticas gestionadas por comunidades locales, favoreciendo así su desarrollo local. Como resultado, se logra visibilizar, fortalecer y proteger la riqueza natural y cultural de Sudamérica. Algo fundamental de nuestro objetivo, es que las comunidades autogestionen su propuesta y la trabajen desde sus perspectivas.

Nuestro trabajo se enfoca en diseñar viajes a medida, promoviendo mayoritariamente servicios comunitarios locales en Chile. También operamos viajes en Bolivia y Argentina junto a partners locales que comparten la filosofía hacia este tipo de turismo, donde los beneficios son mutuos para anfitriones y por supuesto, para los viajeros, que conocen culturas diferentes, aprenden y se desconectan de su día a día normal en medio de hermosos entornos naturales.

Además de ser un turoperador, Travolution tiene una fundación que trabaja mano a mano con las comunidades en ámbitos de capacitación y desarrollo local, generación de redes, innovación y promoción. 

Turismo comunitario en Chile
Travolution y la comunidades locales

Pablo Giner: ¿Cómo reparte los ingresos Travolution Travel? ¿Genera repercusión real y cuantificable en la comunidad?

Jorge Narbona: Nuestros reportes anuales dan cuenta que el porcentaje de ingresos económicos aportados directamente a proveedores locales varía entre un 60% y un 70%. Más específicamente, entre un 35% y 40% va directo a comunidades rurales e indígenas y el 30% restante va a otros proveedores locales que ofrecen servicios de alojamiento, traslado, guiado con traducción e interpretación, etc. 

Actualmente, estamos llevando a cabo un estudio de impactos económicos y sociales en las comunidades con las que trabajamos. El estudio dura dos años y comenzó este 2019. Por lo que todavía no tenemos todos los datos para estudiar esta repercusión total, pero lo tendremos en un futuro cercano.

Por ahora, sí podemos afirmar que quienes han comenzado este camino en el turismo, declaran que los ingresos económicos extra generan posibilidades para mejorar su calidad de vida, generar trabajo de calidad, evitando así la migración de jóvenes a las ciudades, revaloración de sus culturas y estilos de vida y empoderamiento sobre sus territorios naturales.

Pablo Giner: Háblanos sobre la ONG, ¿qué tipo de proyectos llevan a cabo de forma paralela?

Jorge Narbona: Fundación Travolution cuenta ya con 10 años de experiencia y durante su trayectoria ha promovido el turismo de base comunitaria como una herramienta para el empoderamiento y desarrollo de los territorios.

Se ha trabajo de manera intensa en 4 ejes de acción: 

  1. Desarrollo Local: Promoviendo buenas prácticas turísticas en los territorios.
  2. Redes: Generando redes a nivel mundial, congregando a diversos actores de la industria como líderes de comunidades, entes gubernamentales, privados, ONG, Asociaciones, etc.
  3. Investigación y Desarrollo: Promoviendo metodologías innovadoras para el trabajo colaborativo.
  4. Tour Operador: Desde la necesidad de cerrar la brecha comercial de la mayoría de las comunidades, nace Travolution Travel.

Dentro de las actividades más destacadas que ha realizado Fundación Travolution, se encuentran los Encuentros de Turismo Comunitario. En estas instancias, los emprendedores y líderes de las comunidades tienen la oportunidad de conocer a más personas que están atravesando el mismo camino, compartiendo experiencias de casos exitosos y otros que están recién comenzando. En estas oportunidades comparten sus miedos, problemáticas, logros, etc. y se sienten mutuamente inspirados y apoyados. 

Además, tienen la oportunidad de interactuar con personas líderes de instituciones gubernamentales y plantear sus desafíos y complejidades. Por ejemplo, de la unión de los líderes participantes de estos encuentros, se ha formado la Asociación Nacional de Turismo Indígena, que participa de la Mesa Nacional de Turismo Indígena, donde pueden discutir directamente con entes gubernamentales acerca de sus problemáticas, normativas legales, etc. 

Dentro de estos encuentros, destacan: los 4 Encuentros Nacionales de Turismo Comunitario (en Chile), el Primer Encuentro Latinoamericano de Turismo Comunitario (Colombia, 2017) y el Primer Encuentro Centroamericano de Turismo Comunitario (Guatemala, 2018). 

Turismo comunitario en Chile

Pablo Giner: ¿Con qué retos os habéis enfrentado al trabajar turismo con comunidades rurales e indígenas?

Jorge Narbona: Las comunidades rurales y sobretodo indígenas, suelen tener desconfianza del mundo privado. Esta desconfianza tiene razones históricas desde la colonia y razones más actuales como discriminación, abusos, etc. El mayor desafío estuvo en generar una red de comunidades que estuvieran trabajando el turismo, que quisieran desarrollarlo y que confiaran en nuestro apoyo. 

Hoy en día, las confianzas generadas por años de trabajo permiten que seamos respetados y bien recibidos en el mundo rural e indígena, especialmente por comunidades que emprenden el camino del turismo comunitario. 

Uno de los retos al que nos enfrentamos actualmente, es ser el enlace entre las comunidades y el “mundo occidental”. El principal desafío aquí es setear las expectativas de velocidad con que nos movemos normalmente. Por ejemplo, en muchas comunidades viven de la agricultura, pesca artesanal y otros medios de subsistencia que han tenido ancestralmente, por lo tanto el turismo no es su principal fuente de ingresos ni su única prioridad. Esto, sumado a que la señal de teléfono o internet no es la mejor, hace que las respuestas no siempre sean rápidas. Por lo tanto, nuestro rol consiste en “educar” al viajero, orientarlo hacia el contexto del tipo de turismo que realizará, qué cosas puede esperar, qué cosas no puede hacer, etc. 

Por el otro lado, instamos a los proveedores a mejorar sus servicios y cumplir estándares mínimos para que los viajeros disfruten experiencias de calidad, sin perder su autenticidad. 

Este es un ámbito en el que estamos en mejora continua, aprendiendo día a día cómo hacer dialogar de mejor manera estos dos mundos. 

Comunidades rurales en Chile

Pablo Giner: ¿Qué visión de futuro tenéis desde el operador? ¿Qué perspectiva de recuperación del Covid-19 envisionáis?

Jorge Narbona: Nuestros objetivos a 10 años son seguir conectando a viajeros con las comunidades rurales mientras nos posicionamos como referentes de turismo comunitario en Sudamérica. También nos gustaría seguir planificando 1 Encuentro Comunitario anual en diferentes países del continente, mientras logramos generar al menos 1 estudio anual de impacto en las comunidades. Todo esto, sin olvidar nuestra prioridad de mejorar en torno a la sostenibilidad ambiental y cumplir nuestra meta para el 2021 de llegar a ser carbono neutral nivel 3, como mínimo.

En cuanto a nuestras perspectivas de recuperación post pandemia, al igual que todo el mundo, seguimos inmersos en la incertidumbre total, lo que no significa que estemos dormidos. Hemos aprovechado este tiempo para trabajar y mejorar nuestros puntos débiles, afiatarnos como equipo y plantearnos diferentes escenarios y estrategias.

Dentro de esas estrategias está, primeramente y como mencionaba antes, mejorar nuestros puntos débiles. Segundo, conocer al viajero nacional y ofrecerle una propuesta acorde a lo que buscan, invitándolos a conocer su país desde otra perspectiva. En tercer lugar, estamos planificando estrategias contra estacionales, de manera de revertir los pocos viajes en temporada baja, estudiando nuevos mercados y destinos. Y finalmente, estudiando nuevos nichos a los que por falta de tiempo, no habíamos podido llegar.

Sabemos que ninguna estrategia garantiza el éxito en un futuro tan incierto, pero estamos regularmente viendo todas las alternativas posibles para seguir promoviendo un tipo de turismo más amigable con lo local y con la naturaleza, promoviendo encuentros auténticos, de aprendizaje y de mutuo beneficio para viajeros y comunidades.

 239 visitas

Comentarios

Deja un comentario


* Campos obligatorios.

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.