La Crisis Sanitaria, Oportunidades y Resiliencia Sistémica del Turismo

No solo el turismo, es el más afectado con la pandemia. Cuán  importante sería capitalizar esta experiencia sin precedentes, del despertar humano colectivo de solidaridad y conciencia? Desde donde queremos enfrentar esta lucha, no solo de momento, sino, para que sirva a nuestras generaciones futuras?

Si bien el turismo, ha sido uno de los sectores más afectados con la pandemia del COVID-19, también otros sectores están siendo afectados grandemente y es aquí, donde debemos pensar si los que más necesitan somos nosotros? o los que cuando no existía esta pandemia ya vivían en profundas necesidades, como se ven ahora? surge una oportunidad de análisis y reflexión, desde donde estamos viviendo esta crisis sanitaria?

La población tiene actualmente una reacción en proceso que va desde sensaciones de individualismo y preocupación económica hasta el entendimiento y despertar de sentimientos de solidaridad, empatía o pánico.

Los países a nivel global, reaccionan desde diferentes posiciones y acciones; nadie tiene la receta perfecta, aún estamos en plena evolución e investigación, sin duda en un futuro no muy lejano cuando miremos atrás, nos daremos cuenta de muchas cosas.

En este contexto, la incertidumbre crece y los expertos desde sus frentes lanzan diversas alternativas de solución, adaptación, crítica, culpa, entre otros; sin embargo esta evolución, proceso o metamorfosis que estamos atravesando, aún tiene mucho que enseñarnos como colectividad humana que habitamos un ente vivo, que es la tierra, la inteligencia humana, combinada con miedo, desesperación, tristeza, competencia, cierta solidaridad y reflexión, nos dará más que seguro mejores alternativas de vivir en adelante, siendo optimista.

La crisis sanitaria aceleró, romper el paradigma actual de desarrollo?

Definitivamente el efecto que resulta del paro del actuar humano habitual  a causa de esta crisis sanitaria, creada en laboratorio o no, es la mejor respuesta a tanto clamor de diferentes grupos de naturalistas, ambientalistas, espirituales, meditadores, religiosos, científicos expertos, entre muchos otros, Como hubiéramos podido frenar la forma habitual errónea en la que concebimos el desarrollo  o éxito del ser humano en la tierra? La errada percepción del éxito humano, basado en una cultura de competencia y decoración al ego, el individualismo, donde tener bienes materiales, crecimiento académico y títulos es referencia de éxito y hasta define ser mejor persona, perdiendo el valor de la esencia humana interna.

Este enfoque errado viene desde hace muchos años atrás; sin embargo la codicia se ha empoderado del hombre, al igual que el cáncer en la tierra, considerando que este planeta es un ser vivo en decadencia, con una enfermedad grave, donde cada individuo es una célula viva, hasta ahora que células éramos en el planeta? Ahora, que célula queremos ser? La cancerígena o la buena?

Pues esta pandemia, nos abre una gran oportunidad para decidir desde donde queremos ser parte de este gran ser vivo, nuestro hogar. Hace más de 20 años, a nivel mundial venimos pregonando la sostenibilidad, impulsada por la ONU, desde alcanzar en el año 2000, con  los Objetivos del Milenio OM (08), y desde el 2015, mejorando e incrementando a los Objetivos de Desarrollo Sostenible ODS (17), que garanticen o al menos ralenticen el malestar de la tierra, priorizando al ser humano en bienestar general; sin embargo lo único que se ha logrado es acelerar este uso y explotación de recursos a cambio de interés materiales, que el sistema mundial nos hizo creer que necesitamos para vivir o ser felices. Muchos científicos, investigadores y expertos en diversas ramas de estudio, desde hace años, vienen clamando por el cambio de paradigma bajo el cual seguimos co-existiendo en la tierra, ya que si no, estamos confinándonos a nuestra desaparición como seres humanos que habitamos la tierra. La propuesta del cambio de paradigma al desarrollo regenerativo, que sustenta una diferencia muy grande al actual modelo y que a la fecha no ha resultado.

Cuál es la diferencia del desarrollo sostenible y el desarrollo regenerativo?

Pues simple, el desarrollo sostenible busca sostener mejorando el bienestar de la sociedad sin destruir, depredar, ni exterminar sistemas de recursos para el futuro. El desarrollo regenerativo, lo que busca es el bienestar de la sociedad usando los recursos para construir no solo la capacidad de los sistemas para satisfacción, sino también mejorando, recuperando, restaurando y reconciliando los recursos en el proceso; una vez logrado esto, recién poder pensar en cómo logara sostener.

Entendiendo esto, por qué, en los últimos 20 años no se ha logrado alcanzar los ODS, y al contrario se ha incrementado y acelerado las crisis mundial.

Reflexión de crecimiento, y oportunidades?

Comenzando esta nueva década, con mucha ilusión seguramente la mayoría, y muchos con desilusión e impotencia de que bajo este sistema reduccionista, sería muy lento y difícil lograr cambios trascendentales, no solo en la economía, política y gobernanza; si no en la humanidad, ciertamente en mi percepción, estábamos en la cúspide de la Degeneración en nuestro sector productivo “turismo”, desde mis rincones, se veía incontrolable; empresarios y colegas segados en una competencia insana, manejo indiscriminado de los recursos y violación cultural masiva de derechos laborales, no en todos, pero así era la mayoría, bajo diversos tipos de pretextos. Pues como un milagro, de la noche a la mañana sorprendió a todos, un sopetón de cambio radical que nos llevó al encierro y pare absoluto de todo, no hay turismo, seguro unos largos meses, cuanto tiempo, es impredecible, para todos! Pues aunque suene cruel, este milagro sería la oportunidad jamás pensada, para lograr un tiempo obligatorio que nos llevara a re-pensar, autoanalizarnos y reflexionar, si lo que estábamos haciendo estaba bien? La degeneración turística, para muchos que solo será una mala tormenta y crisis económica, esperemos sean la minoría.

En mi perspectiva, tenemos la gran oportunidad para co-crear la recuperación del turismo con una ventaja enorme de planificarlo con tiempo, en terreno limpio que jamás se hubiera considerado antes, bajo los enfoques del desarrollo regenerativo, que implica tomar en cuenta 06 ámbitos de desarrollo (político, social, cultural, ambiental, económico y espiritual), socialmente accesibles, inclusivos, equitativos, culturalmente diseñado a una nueva consciencia, políticamente ético, justo y trasparente, ambientalmente que logre la regeneración de ecosistemas vivos-capacidad de carga, paisajes, réplica e inspiración en patrones de la naturaleza, económicamente en busca del bien común y manejo circular y finalmente el ámbito espiritual que conecte transversalmente a todos los ámbitos de manera humana basados en la empatía, en valores para lograr la armonía de convivencia en paz y evolución justa y equitativa para todos, seguro que para muchos suena muy ilusorio? Tal como se pensaba de la sostenibilidad hace 15 años, pues nos toca.

Como capitalizar la experiencia de vivir y salir victoriosos de esta pandemia, que algunos muchos definen como la tercera guerra mundial, el masivo y más grande despertar de la consciencia humana (sentimientos, emociones, reflexión y cambio por el entendimiento al clamor y respiro necesario de la tierra)  para lograr y robustecer el cambio de paradigma global, en este entender, las oportunidades de mejorar enormemente las actividades humanas en la tierra serían en beneficio no solo de nosotros, sino de todos con los que compartirnos vida en este gran hogar, las otras especies.

En el turismo definitivamente, por los impactos de esta crisis sanitaria traerán cambios en el habitual perfil de turista, importancia y desplazamiento en los destinos, surgirán nuevas perfiles que debemos cubrir, los viajes volverán, donde el sector privado u oferta tiene grandes retos.

Considerando un nuevo turismo desde un enfoque de aportar/sumar, a todos los involucrados en la actividad, desde la necesidad económica-laboral propia, satisfacción de experiencias únicas para el viajero y el buen uso de los recursos para lograr este aporte sistémico de construir sistemas de satisfacción multisectorial en el clúster del turismo, es denominado turismo regenerativo.

Considerando la Biomimesis, imitando patrones de la naturaleza, pues considerar la reactivación del turismo paulatinamente, desde el lugar, llamado turismo doméstico-local, turismo regional y finalmente turismo internacional, plantearse esta reactivación haciendo comunidad articulando a todos los sectores, con objetivos comunes considerando el impacto post-crisis en las nuevas tendencias del turismo que recién lo veremos en unos meses adelante, los efectos psicológicos, sociales y culturales tendrán un efecto en el perfil habitual que solíamos considerar en este mercado.

Oportunidades en ambos sentidos: Ejemplo Local, Porteadores del Camino Inca Machu Picchu

Muchos de los que eran víctimas de las actividades laborales abusivas del turismo, como un ejemplo simple en mi entorno, los porteadores del Camino Inca, hacia la Ciudadela Inca de Machu Picchu (Cusco), un grito de auxilio en silencio, era ver y no poder ayudarlos cuando las víctimas son parte de su propio maltrato, por necesidades laborales, económica y dependencia que ha creado el turismo mal manejado. El mayor porcentaje de porteadores, campesinos que solían trabajar la tierra y ganadería, el turismo trajo la llegada de dólares y aparentemente trabajo fácil, hombres que trabajan bajo un miserable pago diario, por ejercer una labor denigrante, sumado a muchos otros abusos, donde su voz no cuenta ni importa, pues muchos por las propinas que a veces son más que los pagos diarios y estímulo de seguir laborando, el impacto negativo es grande, ya que generan en su prole el interés y sueño de trabajar en turismo; llegando a la ciudad y seguir el ejemplo del abuso, competencia, engaño y otros.

Dejando a tras sabiduría ancestral como lengua, cultura, tierras. Vienen a la ciudad bajo un resentimiento totalmente entendible, pero se materializa en daño social. Hoy el turismo paró, y con esto, aunque ellos no podrán tener el ingreso económico y trabajo denigrante habitual, muy doloroso; pero regresan a sus tierras a retomar sus actividades cotidianas, mientras dura la crisis, la mayoría. Por otro lado, cuando pase la pandemia, definitivamente seguirá dándose, pues es el ritmo en las cuales el manejo del servicio turístico de esta experiencia se basa, pues una reflexión para replantear las condiciones de trabajo dignas como seres humanos, definitivamente reiterando si logramos capitalizar la empatía de otro, el desarrollo del turismo será otro, que suena esperanzador para este grupo altamente vulnerable.

La metamorfosis que toca vivir, se convierte en oportunidades para re-hacernos en todo sentido!

Foto: Anthony Herrera, Machu Picchu Inca Trail Guide.

 114 visitas

Read More

Crisis del coronavirus vs. crisis climática: lecciones de un confinamiento forzado

La declaración del estado de alarma ante la crisis de la COVID-19 vació las calles españolas. Desaparecieron los coches, se desocuparon oficinas, aeropuertos y tiendas. La vida que conocíamos quedó relegada a una espera casera con el único objetivo de evitar el contagio del coronavirus y salvar vidas.

El cambio más notable fue el uso del coche. El cierre de los colegios y el teletrabajo en muchas empresas nos recluyeron en nuestros hogares. La polución, que cada año mata a miles de personas, se redujo en cuestión de horas, como ya ocurrió antes en China e Italia. Solo en la primera semana de confinamiento, el tráfico por carretera descendió un 60 %.

Según Greenpeace, los valores medios de dióxido de nitrógeno (NO2), el principal gas contaminante emitido por los vehículos, apenas han alcanzado el 40 % del límite fijado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Unión Europea (UE) desde el 10 de marzo, cuando se establecieron las primeras medidas de contención. Y los niveles de concentración no dejan de caer a medida que pasan los días.

Muchas de las costumbres que hemos dejado para superar la pandemia también servirían para la lucha climática. ¿Qué nos impide actuar entonces frente a esta crisis?

“Las sociedades solo reaccionan cuando hay un impacto negativo muy fuerte, como es el caso del coronavirus. Pero tenemos predicciones muy fuertes de que el cambio climático está incrementando los impactos de distinto tipo”, explica a SINC Jofre Carnicer, profesor de Ecología de la Universidad de Barcelona e investigador del CREAF y del IRBio.

Además del uso del coche durante la crisis de la COVID-19, las personas han dejado de hacer turismo, de consumir innecesariamente, de viajar en avión para una reunión de pocas horas, contribuyendo a generar menos emisiones de dióxido de carbono. Estos cambios se han producido a todos los niveles, incluso en las más altas esferas de la Unión Europea. “Ahora vemos que pueden hacer un consejo europeo online”, comenta Javier Andaluz.

Cuando existe voluntad social y política, la sociedad es capaz de tomar medidas que hace un mes hubieran sido impensables. En el caso de la COVID-19, los cambios de hábitos y de estilo de vida han sido asumidos por la cuidadanía por el número de fallecimientos y afectados, y por la saturación del sistema sanitario.

Una vez que acabe la emergencia sanitaria actual y finalice la cuarentena, habrá un efecto rebote para hacer lo que hacíamos antes incluso con más intensidad. “Eso sería lo previsible. Lo que a mí me gustaría es que esto sirviese para replantearnos en qué situaciones nos hacen falta el coche, consumir o coger un avión para asistir a una reunión”, indica Escrivà.

“Lo coherente es que cuando se acabe la crisis sanitaria superurgente del coronavirus, entendamos que hay otra crisis a largo plazo que ya está teniendo efectos y también demanda acción”, añade. Para ello, habrá que tener en cuenta qué está dispuesta a hacer la ciudadanía.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Agencia Sinc: Crisis del coronavirus vs. crisis climática: lecciones de un confinamiento forzado.

 114 visitas

Read More

Andalucía lidera la revolución verde del sector turístico en Europa

El viceconsejero andaluz de Turismo, Manuel Alejandro Cardenete, ha presentado a la Comisión de Recursos Naturales, NAT, del Comité de las Regiones, el documento de trabajo para el que ha sido designado como ponente y que conducirá a la aprobación de un dictamen sobre sostenibilidad turística en la Unión Europea.

‘Hacia un turismo más sostenible para las ciudades y las regiones de la UE’ es el título que recibe este dictamen que pone sobre la mesa la necesidad de revisar cómo han ido evolucionado hasta ahora las políticas desarrolladas en el ámbito medioambiental a nivel europeo.

El viceconsejero ha asegurado que ‘es necesario proponer nuevas medidas efectivas en materia de sostenibilidad turística que se traduzcan en creación de empleo y riqueza en las regiones’.

Un total de seis objetivos estratégicos componen la propuesta del viceconsejero de Turismo, que busca dar soluciones a nuevos y grandes retos a los que este sector tendrá que dar respuesta como son el impacto del cambio climático, la excesiva presión sobre los recursos naturales, la degradación ambiental o la pérdida de identidad de los pueblos.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Expreso: Andalucía lidera la revolución verde del sector turístico en Europa.

 114 visitas

Read More

Cambio climático: la mitad de las playas de arena del mundo podrían desaparecer en 2100

Si no se toman medidas para mitigar el cambio climático, casi la mitad de las playas de arena del mundo podrían desaparecer en 2100 a causa del calentamiento del planeta, según sentencia un nuevo estudio publicado este lunes en la revista científica Nature Climate Change. No obstante, si se actúa esta previsión se podría reducir en un 40 %.

«Una proporción sustancial de la costa arenosa del mundo ya se está erosionando, una situación que podría verse exacerbada por el cambio climático», apuntan los investigadores en el resumen del estudio.

«Aquí, mostramos que las tendencias ambientales en la dinámica de las costas, combinadas con la recesión costera impulsada por el aumento del nivel del mar, podrían provocar la extinción de casi la mitad de las playas de arena del mundo para fines de siglo».

El informe indica que si se analiza la longitud total de playa de arena que se puede perder, Australia sería la zona más afectada, con más de 12.000 kilómetros de costa en peligro. Estados Unidos, Canadá, México, China, Irán, Argentina y Chile también se verían «muy afectados»

Los efectos también serán importantes en los pequeños estados isleños, lo que supone además el riesgo de la pérdida de las culturas de eso países, agrega Plomaritis, experto de la Universidad de Cádiz.

En esa ciudad, las playas urbanas con mayor anchura son de unos 80 metros, lo que significaría que sin medidas de contención del cambio climático para 2050 solo quedarían unos 50 metros y antes de final de siglo desaparecería «la playa seca».

A pesar del terrible resultado del estudio, no está toda la esperanza perdida. Los autores consideran que incluso una reducción «moderada» en las emisiones de gases de efecto invernadero podría evitar el 40% de la posible retirada de la costa.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por El Español: Cambio climático: la mitad de las playas de arena del mundo podrían desaparecer en 2100.

 114 visitas

Read More

Reducir el desperdicio alimentario por las personas, por el planeta

Frutas, verduras frescas, yogur, queso, refrescos, vinos, leche, carne y pescado. Esta enumeración bien podría formar parte de nuestra lista de la compra o ser la descripción de lo que alberga la nevera de casa. Sin embargo, se trata de los alimentos que con mayor frecuencia acaban en la basura de los hogares españoles. En tan solo un año, el volumen de esa comida y bebida desechada alcanza los 1.339 millones de kilos/litros. A nivel global, la cifra se eleva hasta los 1.300 millones de toneladas según datos de la FAO. Dicho de otro modo, esto significa que un tercio de los alimentos globales no llegan a utilizarse y que los recursos implicados en su producción, distribución y venta van a parar a la nada. Y eso no es todo. Según un informe elaborado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de Naciones Unidas, solo el desperdicio alimentario causa el 10% de los gases de efecto invernadero. Ante estos datos, la pregunta es obligada: ¿cómo podemos acabar con el despilfarro de comida?

Para Gema Escrivà de Romaní, directora general del Banco de Alimentos de Madrid, una regulación que permita llevar lo que restaurantes y negocios desechan a personas en situación de vulnerabilidad ayudaría a abordar el objetivo de acabar con el hambre. En todo el mundo millones de toneladas de alimentos acaban en la basura sin ni siquiera pasar por nuestro plato, mientras que el 10,5% de la humanidad sufre desnutrición. Por eso, uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible se orienta en garantizar el hambre cero.

El presidente de Madrid Restaurantes Sostenibles y jefe de sala del restaurante Coque, Diego Sandoval, coincide con esta idea: «el primer paso para acabar con el desperdicio es mirar hacia atrás, volver a la cocina de nuestros abuelos donde los alimentos se aprovechaban al máximo porque tenían un gran valor». Con este horizonte y la misión de convertir el sector de la restauración en uno más sostenible, nació en 2011 el movimiento colaborativo de Madrid Restaurantes Sostenibles que reúne a entidades, profesionales y empresas para transformar el sector en uno más respetuoso con el medio ambiente. Una de las actividades más recientes llevadas a cabo por el movimiento es el de utilizar los desechos alimentarios como compostaje para huertos propios.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Ethic: Reducir el desperdicio alimentario por las personas, por el planeta.

 114 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.