Madrid GreenWashing Capital

En los días previos a la celebración de la 25.ª conferencia de las partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25) Madrid se ha llenado y nos bombardea de publicidad verde con el reclamo “Madrid Green Capital”. Resulta, cuanto menos, curioso porque “Green Capital” es un sistema para el reconocimiento del comportamiento ambiental global de una ciudad. Un galardón creado y gestionado por la Comisión Europea.

La COP25 de Madrid, que tenía que haberse celebrado en Chile, empieza con la ciudad anfitriona autoproclamándose una cosa que no es. Y para ello utiliza un distintivo verde que podría llevar a la confusión sobre las condiciones ambientales y la calidad de vida de las personas que habitan la capital española. Porque los objetivos del premio “Green Capital” son:

  • Reconocer a las ciudades con un historial acreditado de consecución de objetivos ambientales ambiciosos.
  • Fomentar el compromiso de las ciudades con la realización de importantes mejoras ambientales y con el desarrollo sostenible.
  • Ofrecer un ejemplo que inspire a otras ciudades y promover las mejores prácticas y experiencias de las ciudades europeas.

Desgraciadamente para las personas que vivimos en esta ciudad, Madrid no entra en ninguna de estas categorías. Muy al contrario podríamos regodearnos en un historial de despropósitos ambientales que van desde reubicar las estaciones de medición de la calidad del aire para romper las series históricas de datos a la eliminación de carriles bici. Por no entrar en la recogida y tratamiento de residuos, la falta de inversión en el comercio local y de proximidad, las deficientes políticas de arbolado urbano, la escasa electrificación del parque móvil, las carencias del transporte público y su precio, o la escasa apuesta por la explotación de los recursos solares y eólicos en los edificios de la ciudad.

Lo malo de esto no es tanto que la mayoría de los representantes de los madrileños demuestren tener poca o ninguna idea en materia de medio ambiente. Digo la mayoría de los representantes porque me consta que algunos están muy bien formados y que en casi todos los grupos hay grandes profesionales de la sostenibilidad que, o bien no son escuchados por los líderes de los partidos, o bien no han llegado a tiempo a evitar el GreenWashing que tanto nos perjudica a todos.

Lo peor es que esos líderes políticos se rodean y arropan de partes interesadas en mantener la situación que nos ha traído a la crisis social, económica y ambiental en la que estamos. No hablo sólo de negacionistas de la emergencia climática. También de grandes corporaciones transnacionales que favorecen este tipo de lavados de imágenes. Me conformo con recordar a aquella que, tratando de posicionarse como proveedor para lo que tendría que ser el despliegue tecnológico de la “smart city”, nos intentó convencer de que Madrid es más sostenible que Vitoria en el año en que esta última obtuvo el reconocimiento como “Green Capital”.

Greenwashing de libro: se intenta crear una imagen que no se corresponde con el verdadero compromiso ambiental de la ciudad, se utiliza un distintivo engañoso para vincularse a iniciativas sostenibles… Lo importante era hacerse la foto y ya está. Si la COP25 es un nuevo fracaso, siguiendo la senda marcada por el Acuerdo de París, eso ya da igual. Políticos y corporaciones se han vuelto a poner una etiqueta verde sin hacer nada por mejorar la calidad de vida o las oportunidades de las generaciones presentes o futuras.

Me metería con la agenda de actividades de la Madrid GreenWashing Capital, pero quizá es volver a dar publicidad a más de lo mismo: la industria del envase de usar y tirar copa directamente o a través de las organizaciones que financia, una parte importante del programa que se ofrece a los ciudadanos durante los días de la COP25.

A pesar de todo trataré de ser optimista. Todavía me dura el chute del encuentro con Jeremy Rifkin. Si no me encuentran estos días de COP25 es porque me habré encerrado con el último libro del autor “El Green New Deal Global”, disfrutando de la ilusión de leer que el sistema financiero global realmente ha visto la necesidad de superar la economía basada en el carbón y tratando de encontrar cómo puedo contribuir con mi granito de arena en esa transformación económica que nos toca vivir.

Este artículo ha sido originariamente publicado en Productor de Sostenibilidad y reproducido en Travindy con permiso del autor, Alberto Vizcaíno (alvizlo): Madrid GreenWashing Capital.

 265 visitas

Read More

El turismo irresponsable aumenta el riesgo de extinción de los gorilas en África

Las redes sociales pueden llegar a ser dañinas tanto para el hombre como para otras especies, en especial cuando se trata de salvaguardar la conservación de los animales que se encuentran en peligro de extinción.

Y es que un problema que se ha visto acrecentado, es el que sucede en las reservas de la selva africana, en donde los turistas no respetan los límites permitidos de acercamiento con los gorilas que habitan en estos parques, con el fin de obtener un buena selfie.

Este acercamiento ha derivado en un brote de un virus humano en Ruanda, que desembocó a la desafortunada muerte de dos gorilas, según informó la revista científica New Scientist.

Pese a que las redes sociales ayudan a promocionar el lugar, “también empeoran el problema, sin duda”, dijo Gladys Kalema-Zikusoka, integrante de la organización benéfica ugandesa Conservation Through Public Health, a New Scientist, y señaló que los visitantes quieren tener las mismas experiencias cercanas que ven en línea.

Sin embargo, agregó que el turismo debe continuar, por lo que destacó que es importante ayudar a financiar programas de conservación, así como alentar a los lugareños a proteger a los primates.

Por otra parte, el veterinario Fabian Leendertz, del Instituto Robert Koch de Berlín, argumentó al mismo medio citado, que la responsabilidad debe recaer en los operadores turísticos para hacer cumplir mejor las reglas.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por El nuevo día: El turismo aumenta el riesgo de extinción de los gorilas en África.

 265 visitas

Read More

Abren santuarios de mariposa monarca en Edomex y Michoacán

Desde este sábado 16 de noviembre abrieron sus puertas al público los santuarios de la Mariposa Monarca, que puntuales a su cita llegaron a los sitios históricos de hibernación, pintando de naranja los bosques de Oyamel en los estados de México y Michoacán, donde se espera una visita de alrededor de 250 mil personas a lo largo de la temporada.

Desde el mes de agosto, millones de mariposas Monarca iniciaron la travesía hacia sus refugios de invierno, volando más de cuatro mil 500 kilómetros desde Estados Unidos y Canadá, por lo que ahora el turismo nacional e internacional las puede visitar hasta el 31 de marzo de 2020, en el Estado de México en el Capulín y Macheros, en el Municipio de Donato Guerra; La Mesa, Municipio de San José del Rincón y Piedra Herrada, en el Municipio de San Mateo Almomoloa.

A los visitantes se les pide seguir el “Código de Turismo Responsable” para caminar sólo por los senderos establecidos; no introducir alimentos, bebidas alcohólicas, objetos punzo cortantes, armas de fuego, ni mascotas a los santuarios; no llevarse plantas, animales, hongos, ni cualquier otro elemento que forme parte del bosque.

Además, no fumar o hacer fogatas; respetar los límites de acceso para la observación de las colonias de mariposa Monarca; permanecer en silencio durante la estancia en el santuario; no usar flash para tomar fotografías y no molestar, sujetar o capturar mariposas Monarca.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Excelsior: Abren santuarios de mariposa monarca en Edomex y Michoacán.

 265 visitas

Read More

La enorme fuerza de la cultura y el arte para concienciar sobre el cambio climático

Adriana Vergés (Barcelona, 1976) es doctora en ecología y profesora de la Universidad de Nueva Gales del Sur, Australia. Además de sus investigaciones sobre los impactos ecológicos del cambio climático, Vergés lleva desde 2011 promoviendo la implicación activa de las comunidades en la lucha contra esta emergencia de carácter global.

Entre sus proyectos destaca la ‘Operación Crayweed’, con la que ha conseguido que los habitantes de las costas de Sídney cooperen para devolver el alga Phyllospora comosa a la zona aportando dinero o directamente trasplantando especímenes bajo el mar.

Esta campaña y su defensa de la divulgación mezclando ciencia y arte le han valido el premio al Liderazgo del Pensamiento Emergente que entrega su institución.

La motivación principal fue que había desaparecido una especie de alga que hace unos bosques submarinos muy importantes en la costa este de Australia, la Phyllospora comosa.

Esta especie había desparecido en 37 kilómetros del área metropolitana de Sídney por los problemas de la calidad de agua que hubo durante 1980 y 1990, cuando las fosas sépticas de la ciudad desembocaban en las orillas. Después se hizo un tratamiento de aguas decente y la mayoría de las especies retornaron, pero Phyllospora comosa no.

Por eso, una vez comprobaron que la calidad del agua era suficientemente buena para su supervivencia, decidieron poner en marcha tanto una campaña para trasplantar de nuevo las algas como de microfinanciación colectiva. Lo crearon sobre todo para inspirar a la gente.

Estamos constantemente bombardeados con historias negativas sobre el medio ambiente, especies que se extinguen, hábitats destrozados, y aquí tenían algo que se estaba solucionando y funcionando.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Ecoticias: La enorme fuerza de la cultura y el arte para concienciar sobre el cambio climático.

 265 visitas

Read More

Disparidad: parques nacionales de Argentina que reciben un millón de visitantes por año y otros, 23

La Argentina es uno de los países con mayor diversidad biogeográfica del mundo y cada año son más los interesados en visitar este gran mosaico ambiental. 2018 fue el año récord en creación de parques nacionales y en cantidad de visitas. El Gobierno duplicó la superficie protegida con seis nuevas áreas en Córdoba, Tucumán, Buenos Aires, Corrientes y el Mar Argentino Austral. Este logro estuvo acompañado con un número histórico de turistas: más de 4 millones de personas viajaron a conocer los Parques Nacionales de nuestro país.

Sin embargo, estas cifras esconden una disparidad que se arrastra durante todas las gestiones. Iguazú , Los Glaciares y Nahuel Huapi concentran el 65% de visitas de todos los Parques Nacionales de nuestro país. Es decir que tan solo tres áreas atraen al grueso de turistas, mientras que las 35 restantes permanecen fuera del radar.

Gustavo Santos, secretario de Turismo de la Nación, dice que Iguazú es el “parque estrella” y explica que el crecimiento abismal en el número de visitas tiene su raíz en las políticas de cuidado y preservación de Mauricio Macri , el incremento de la conectividad aérea, la facilitación de los visados. También señala a la que considera su exitosa campaña de promoción digital denominada “Descubre tu naturaleza”.

“Hoy nuestros esfuerzos están puestos en el ecoturismo, porque permite y potencia el desarrollo económico local, evita la migración a centros urbanos, genera arraigo y fortalece los valores culturales. El turismo hoy es sustentable o no es turismo. Ya nadie puede concebir un turismo que no preserve recursos naturales. De hecho, en diez años el principal ingreso de divisas por turismo lo generará el turismo de naturaleza”, explica Santos.

Hay dos parques nacionales en particular, Copo y San Guillermo, que tienen en promedio solo 100 visitas por año. De hecho, el año pasado solo tuvieron 26 y 23 visitas, respectivamente.

Kristine Tompkins, la embajadora de Áreas Protegidas de la ONU y líder de la Fundación Tompkins Conservation, reclama que “se necesita emparejar el nivel de manejo. Algunos parques suelen tener mucho apoyo, otros no tanto” y profundiza sobre la importancia de mantener las visitas activas en todos las áreas: “Sin el cuidado y la atención de los ciudadanos, un parque puede existir, pero pronto se pudrirá. Los argentinos deben entender que su futuro está atado a los parques nacionales y defenderlos”.

Desde Parques Nacionales, el vicepresidente y activista ambiental, Emiliano Ezcurra, admite que “el techo todavía está muy lejos. Cuando se crea un sistema, se debe vestirlo de forma gradual, hay que generar accesos, los pueblos tienen que estar preparados para responder. El pueblo más cercano del Parque Nacional Talampaya ni siquiera tenía cajero automático y hoy puede tener 50.000 visitas porque nos aseguramos de instalarlo y mejoramos su infraestructura. Se hizo muchísimo, pero queda mucho más para exprimir”.

Desde la Secretaría Nacional de Turismo, Gustavo Santos considera que mientras la concientización sobre el cuidado de la naturaleza y la creación de servicios en los parques continúe, la brecha de disparidad será reducida. Además, sostiene que “la dificultad está en hacer entender a la población que el ser humano tiene que ser el principal benefactor de la preservación. Las áreas protegidas no pueden ser concebidas solo como áreas de reserva y preservación sino que deben contemplarse también como lugares de disfrute y motores de la economía”.

Esta historia apareció originalmente en La Nación. Travindy ha realizado un resumen como parte de la alianza de La Nación con Covering Climate Now, una colaboración global de más de 350 medios de comunicación para fortalecer la cobertura de las historia por clima.

 265 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.