Apoyando los derechos humanos de la población rural

Para Rainforest Alliance, el avance de los derechos humanos básicos es intrínseco al manejo sostenible de la tierra y la conservación de los bosques. Cuando nuestros primeros compañeros se dirigieron a Centroamérica hace 30 años para luchar contra la deforestación, comprendieron que la dignidad y los derechos de las poblaciones rurales e indígenas eran cruciales para la salud de la tierra.

El avance de los derechos humanos es un imperativo global que requiere que gobiernos, ciudadanos y grupos de la sociedad civil construyan sobre un marco evolutivo de derechos y normas legales, desde la Declaración Universal de Derechos Humanos, que consagra derechos civiles y políticos, hasta los Objetivos del Desarrollo Sostenible de la ONU, que articulan puntos de referencia fundamentales de derechos humanos sociales y económicos (como el derecho al agua potable, por ejemplo).

Obviamente, la capacitación y la certificación de la sostenibilidad en forma aislada no pueden detener la opresión política, eliminar las desigualdades socioeconómicas arraigadas o evitar que ocurran violaciones de los derechos humanos. Sin embargo, un riguroso sistema de certificación de sostenibilidad, complementado por programas de capacitación bien diseñados, puede servir como una herramienta poderosa para la mejora gradual en todos los sectores y paisajes.

Los primeros estándares de certificación de sostenibilidad que ayudamos a desarrollar incluían disposiciones para combatir el trabajo infantil y el trabajo forzoso, y para proteger los derechos a la tierra de los pueblos indígenas. La norma Rainforest Alliance para la Agricultura Sostenible, que logró el puntaje más alto en los índices sociales generales en un estudio independiente de 2014 que comparó esquemas de certificación de sostenibilidad, también demanda que los trabajadores y las personas que viven en fincas grandes tengan acceso a agua potable; en las plantaciones donde se proporciona la vivienda, las condiciones deben cumplir con los requisitos básicos de saneamiento; todas las plantaciones deben proporcionar atención médica.

Rainforest Alliance ha liderado durante mucho tiempo el movimiento para defender los derechos sobre la tierra para las poblaciones locales e indígenas. Nuestro primer estándar forestal, creado en 1989, exigía que la tenencia de la tierra fuera clara; una operación forestal con reclamos o conflictos pendientes de tierras no podría lograr la certificación.

Actualmente, Rainforest Alliance y la Red de Agricultura Sostenible, junto con otros cinco sistemas de estándares, dos expertos en salarios dignos y la ISEAL Alliance, fundaron la Global Living Wage Coalition para desarrollar puntos de referencia de salarios dignos para varios países e industrias. El cálculo y la publicación de los puntos de referencia del salario digno es la base de un proceso a largo plazo para abordar la pobreza rural estableciendo objetivos de salario digno para los trabajadores y los actores de la industria. Definimos un salario digno como uno que le permite a un trabajador pagar un nivel de vida básico y decente para sí y su familia. Los elementos del nivel de vida decente incluyen alimentos nutritivos, agua, vivienda, educación, atención médica, transporte y vestimenta.
Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por The Frog Blog: “Apoyando los derechos humanos de la población rural”.

 141 visitas

Comentarios

Deja un comentario


* Campos obligatorios.

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.