Repensar el turismo: Destinos accesibles, destinos que molan

El turismo debería ser, sin duda, una actividad abierta e inclusiva que integre y dé respuesta a las necesidades de todas y cada una de las personas. El concepto de turismo accesible, de hecho, contribuye a la igualdad y ayuda a evitar cualquier fórmula de discriminación.

No obstante, aunque la consigna es clara, todavía nos queda mucho por aprender en este ámbito. En la Unión Europea, tan solo un 9,2% de las instalaciones y servicios turísticos cuentan con algún grado de accesibilidad. El resto, es decir, casi un 90%, no están preparados para atender a personas con discapacidad física. Un hecho que deja atrás a muchos consumidores: según un informe publicado por la Fundación Adecco en 2018, el 56% de las personas con movilidad reducida y otras discapacidades renuncia a irse de vacaciones por falta de accesibilidad en alguno de los puntos del ciclo del viaje.

Estas cifras contrastan con lo que podría ser una potencial ventana de oportunidad y una inteligente estrategia para el sector, especialmente en el contexto actual de bajada de la demanda. Y es que en Europa, nuestro principal mercado emisor, hay 138,6 millones de personas con necesidades de accesibilidad en sus diferentes vertientes.

A esto hay que sumar el alto grado de envejecimiento de la población. En España hoy en día  el 18,8% de las personas tienen más de 65 años pero, de cara a 2066, está previsto que el número se duplique. Las personas mayores (denominadas en algunos ámbitos parte de la silver economy) tienen una renta mayor que segmentos más jóvenes de la población y plantean -unido a su derecho de viajar de manera cómoda y segura- una coyuntura atrayente para la industria turística.

Ambos colectivos, además, reducen uno de los grandes dolores de cabeza de muchos destinos, especialmente los españoles: la estacionalidad. En la Unión Europea, las personas con necesidades de accesibilidad realizaron una media de 6,7 viajes al año en 2013 y, en España, 7 viajes al año en 2015. Es decir que, en lugar de concentrar las vacaciones en meses de temporada alta, diversifican sus viajes. 

También son multiclientes, ya que el 96% de los viajeros con necesidades de accesibilidad viajan acompañados. Y gastan aproximadamente 28% más que el resto de turistas para asegurar las condiciones de accesibilidad.

Por último, suelen repetir cuando encuentran un destino accesible. Es decir, son clientes más fieles que el resto de turistas y, gracias a plataformas como Tur4all, pueden compartir sus experiencias y comentar sobre los establecimientos que visitan y su grado de accesibilidad. 

Accesibilidad en tiempos de la Covid-19

Mucho hemos hablado ya sobre la nueva etapa del turismo de distancias -o contactless- y mascarillas en la que nos adentramos, pero poco sobre el papel que tendrá la accesibilidad de los destinos en su desarrollo y adaptación a esta nueva normalidad turística. 

Para analizar dónde nos encontramos en estos momentos en cuestión de accesibilidad, desde Ideas for Change estamos organizando un nuevo webinar de #Destinosquemolan sobre la temática. Una nueva cita contaremos en la que contaremos con la participación de tres mujeres que conocen bien el sector, tanto a nivel peninsular como latinoamericano:

El evento estará moderado por Pako Rodríguez, consultor especializado en turismo en Ideas for Change, y contará también con la participación de Javi Creus, Fundador y Director de la misma organización.

El webinar será accesible gracias al apoyo de Aptent, y cuenta nuevamente con la colaboración de nuestro media partner, Travindy.
Las inscripciones pueden realizarse a través de este enlace.

 300 visitas

Comentarios

Deja un comentario


* Campos obligatorios.

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.