La página «Sobre nosotros» no va sobre vosotros. ¿Sobre quién, entonces?

¿Qué hago cuando empiezo a redactar la página «Sobre nosotros»? ¿Sobre qué escribo? ¿Pongo cosas personales? ¿Tengo que contar toda mi vida? Aquí te doy algunos consejos para romper ese bloqueo existencial.

Esta famosa página que la gran mayoría de personas mira cuando entra en una página web, hay que aprovecharla como tal: como página donde entra MUCHA gente.

Piensa en el recorrido que ha hecho esa persona antes de llegar a esa página:

  1. Ha encontrado tu web (y quizás ya te siga en redes).
  2. Ha entrado.
  3. Ahora ya conoce la empresa y quiere saber quién está detrás de ella. 

Está deseosa por obtener esa información, ya sea por cotillear y chismorrear o por realmente saber con quién va a compartir unos días de vacaciones. Veamos en unos pasos qué tenemos que hacer para optimizarla desde el punto de vista de la redacción estratégica o copywriting.

PASO 1: ¿Ya la tienes?

Es recomendable (no obligatorio) que, si no la tienes, la crees. Sigue leyendo tanto si ya tienes una como si tienes pensado elaborarla.

PASO 2: ¿Por qué la creas?

Piensa en el objetivo de la página. Es una página más de tu web, es decir, está ocupando espacio en tu sitio virtual, el lugar donde vendes tus servicios. Por lo tanto, desde el punto de vista del marketing, es importante aprovechar esta página también para vender. Aunque más sutilmente: vas a conectar con tu clientela a nivel personal. Pero estás ahí para vender. ¿Para qué hiciste la web, si no?

PASO 3: ¿Por qué la lee la gente?

Piensa que la persona que entra en esta página ha pasado ya por dos fases. La primera es entrar en tu web; la segunda, querer saber más sobre ti (o sobre tu equipo). Es decir, hay dos razones por las que está ahora mismo en tu página «Sobre nosotros»: puede que tenga curiosidad por conoceros; o puede que quiera saber por qué tú y tu equipo sois quien realmente solucionará su necesidad o deseo de aventura.

PASO 4: Diferénciate

Añade, a ser posible de forma vistosa y atractiva, eso que te diferencia de la competencia (Propuesta Única de Valor o PUV); tus valores como persona/equipo y como empresa (turismo responsable, pero recuerda lo que dijimos en este post); finalmente, tu propósito u objetivo empresarial, la razón por la que vives de eso.

PASO 5: Busca el nexo en común

Incluye aspectos en común de ti o tu equipo con la clientela. Para eso, hay que investigar los gustos y necesidades de tu clientela.

Detecta la diferencia en estos ejemplos:

  • Me llamo Elena y mi propósito es que toda persona que descubra los lagos de Txurrine piense que son los mejores del planeta [propósito]. Porque esta es mi tierra, aquí he nacido y he crecido (recuerdo cuando me bañaba contando pececitos junto con mi hermano) [PUV y nexo común] y, sinceramente, me encantaría que los visitases conmigo y los vieras con mis ojos. Unos ojos que han paseado por sus riberas, que han hablado con sus gentes y que conocen hasta el último rincón de su geografía (terrestre y acuática) [nexo común]. ¿Te vienes?[CTA que lleva a la página «Servicios»].*
  • Me llamo Elena. Nací en Txurrine en el seno de una familia humilde. Estudié diseño industrial, pero descubrí que no me gustaba cuando terminé la carrera y me dediqué al mundo del turismo. Tengo 38 años. He trabajado varios años en un restaurante y hace 5 años que creé mi propia empresa. Somos un equipo muy competitivo y simpático, abierto a cualquier tipo de persona, grupo o familia. ¡Estoy aquí para lo que necesites!*

*Son ejemplos inventados que no han requerido de investigación previa (crucial para redactar textos persuasivos) porque el cliente ideal es ficticio.

Ambos ejemplos hablan de Elena y serían un posible, en este caso, «Sobre mí». Pero, ¿cuál es la diferencia? ¿Cuál conecta con las necesidades de la clientela y por qué? ¿Cuál satisface el deseo de la clientela y le hace ver que Elena es la candidata perfecta para visitar los lagos de Txurrine? Te aliento a dejar tu opinión y tus dudas en un comentario. Creo que se puede crear un debate bastante interesante.

PASO 6: Ahora ya puedes contar tu vida

Al final, di algo sobre ti (o sobre vosotros) más al azar. O no. Esta parte no es obligatoria desde el punto de vista de la venta, aunque sí recomendable.

Conclusión: Después de todo este rato, creo que ha quedado claro sobre quién va la página «Sobre nosotros», ¿no? Sobre tu clientela.

 97 visitas

Read More

Escribe tus textos sobre Turismo Sostenible sin decir “turismo” ni “sostenible”

A la hora de redactar tu web es completamente normal que quieras vender el hecho de que tu destino o tus experiencias son sostenibles. De hecho, tienes que hacerlo. El problema es que poco consigues diciendo «practicamos un turismo sostenible» o algo parecido. Hay que concretar. A la clientela, le gusta que se lo des todo masticado.

Lo que te quiero decir es algo parecido a lo que Xavier Font nos cuenta en este artículo.  “Turismo sostenible” funcionaría como una etiqueta que la gente no entiende demasiado.

Ahora quiero hacerte una pregunta: ¿qué es el turismo sostenible (para ti)? ¿Sabrías decírmelo? ¿Podrías desgranarlo en acciones concretas que realiza tu empresa?

Una vez hayas desgranado esas acciones, descríbelas y enséñaselas a tu clientela. ¡Escríbelas! Por ejemplo, estarás de acuerdo conmigo en que parte del turismo sostenible es conservar el patrimonio y la cultura local. Imaginemos, pues, que tu hotel contribuye a la preservación de las tradiciones locales a partir de un museo. Un museo cofinanciado por el hotel. Ahora pensemos y escribamos (texto para web, el hotel se llama Las Ventas):

Mira el museo que cofinanciamos. Las Ventas es igual a cultura local. Somos locales. Eso es para nuestra gente un turismo sostenible.

Texto sencillo, pero que ahonda en la pregunta de “¿por qué eres sostenible?” que se puede plantear tu clientela. Este simple texto, acompañado de una imagen real, da fundamento a esa etiqueta que te colocas de la sostenibilidad en el turismo.

Sigamos con otro ejemplo: Las Ventas participa del enriquecimiento de las gentes y del paisanaje contratando a gente del lugar y proveyéndose de productos fabricados y cultivados por empresas locales. Redactemos, pues:

[Acompañado de una imagen] Este es Toni, nuestro recepcionista. Se ha criado en el pueblo, le puedes preguntar cualquier cosa sobre Las Ventas o sobre el origen de nuestros productos. Lo sabe (casi) todo. Somos locales.

Fíjate en los detalles. Ya hemos dejado de lado las palabras abstractas que poco o nada dicen como “turismo sostenible” o “defendemos lo local” (sin dar prueba de ello). Ahora hemos pasado a lo concreto, lo real. Lo que conecta de verdad con la persona que está mirando tu web a través de una pantalla a miles de kilómetros de tu destino.

Se puede dar el caso de que no encuentres nada concreto a lo que hacer referencia en tus textos para demostrar tu sostenibilidad turística. Esto puede ser por dos razones:

  • No tienes nada.

No te preocupes. Eso pasa a veces. Queremos hacer algo, tenemos esos valores, pero no los sabemos concretar en actos cotidianos. Ahora es el momento de empezar a hacerlos (y a comunicarlos). Siempre hay una primera vez.

  • Tienes pruebas difíciles de mostrar.

Desgránalas hasta encontrar algo tangible y demostrable. Hay que buscar la manera porque siempre hay una manera. Si quieres, deja un comentario con tu situación y lo vemos en equipo.

En conclusión, el concepto “turismo sostenible” es muy amplio y a veces puede generar confusión en tu clientela. Hay que concretar más. Decir y escribir sobre acciones concretas.

No es necesario ser tan drástico como lo soy yo en el título de este artículo. Claro que puedes decir “turismo sostenible”, pero no tiene que ser la bandera. La bandera, tienen que ser los actos concretos. Si no, parecería que estás haciendo greenwashing y estoy seguro de que no quieres que tu clientela piense eso.

 97 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.