La arquitectura que se funde con el entorno

Cuando pensamos en turismo y sostenibilidad, nos pueden venir a la cabeza imágenes de turistas que cuidan el entorno que visitan o que se mueven en bicicleta (o a pie) en la mayoría de sus desplazamientos.

Pero, ¿qué pasa con los elementos arquitectónicos que hacen tangible el turismo?

Alojamientos, restaurantes, lugares de recreo, etc. Todos ellos requieren de una estructura y de unos mecanismos para que existan y estos deberían estar en armonía con el entorno.

Porque si hablamos de que el turismo sea sostenible, queda claro que su infraestructura juega un papel fundamental para que así sea.

Criterios básicos para que un edificio sea sostenible

Por supuesto que habrá muchos más, pero los cuatro más básicos serían:

  • Que minimice su consumo de energía. La utopía sería que los edificios fueran construidos y que luego funcionaran sin utilizar combustibles fósiles, pero sabemos que este escenario aún queda lejos. Mientras llegamos a él, la idea es reducir al mínimo la utilización de recursos no renovables.
  • Que esté adaptado al clima y al entorno que lo rodea.
  • Que evite el uso de nuevos materiales, priorizando los ya existentes y/o reutilizables.
  • Que respete las necesidades de los habitantes de la zona, tanto físicas como mentales.

Estos puntos pueden aplicarse a nuevas construcciones y a las ya existentes. Los nuevos proyectos tienen la fantástica oportunidad de crear espacios que sean sostenibles en el tiempo. Los ya existentes y que no cumplan alguno de los requisitos, pueden pensar en elaborar un estudio ambiental y arquitectónico e invertir en las reformas necesarias con tal de adaptarse a la armonía del entorno.

Ecolodges

Un gran ejemplo de arquitectura sostenible en el ámbito turístico son los ECOLODGES. Son alojamientos de bajo impacto que quedan totalmente integrados en el entorno en que se encuentran.

El diseño y el respeto por el medio ambiente son las bases para la construcción de estos espacios. Y, además, suelen ser prefabricados para que sean fácilmente transportables, e incluso, desmontables.

Una de las características más destacables de los ecolodges son los ventanales para que puedas experimentar el efecto de que el entorno está contigo, dentro de tu habitación.

Ecolodges en España

En la Sierra de Madrid, se encuentra Monte Holiday Ecoturismo con propuestas de Ecolodges, cabañas en árboles, bungalows y acampadas.

La arquitectura que se funde con el entorno
Fuente: Monte Holiday Ecoturism

En el Parque Natural de Cabañeros y rodeado por los Montes de Toledo, puedes encontrar el Ecolodge Cabañeros.

La arquitectura que se funde con el entorno
Fuente: Ecolodge Cabañeros

En Bizkaia, las Cabañas de los Árboles.

La arquitectura que se funde con el entorno
Fuente: Cabañas de los Árboles

Y en Girona, las Cabanyes entre Valles.

La arquitectura que se funde con el entorno
Fuente: Cabanyes entre Valles

Más que un alojamiento

España es un destino idóneo para seguir fomentando el ecoturismo y, en consecuencia, la arquitectura sostenible. Este tipo de propuestas son una gran oportunidad para diversificar y desestacionalizar la actividad turística en nuestro país.

Tanto en la península como en las islas disponemos de una riqueza natural inigualable (montañas, bosques, parques naturales, ríos, costas, etc.) que da cabida a alojamientos como estos.

Disfrutar de la naturaleza sumergiéndote en ella, formando parte del entorno. Al fin y al cabo, de Gaia venimos y a Gaia volvemos.

 17 visitas

Read More

Cabrera, protegiendo una joya natural de nuestro Mediterráneo

El parque nacional marítimo-terrestre del Archipiélago de Cabrera es una de las joyas más importantes del nuestro Mediterráneo. Fue declarado parque nacional el 29 de abril de 1991, además de Zona de Especial Protección para las Aves, Zona Especial de Conservación (Red Natura 2000) y también, Zona Especialmente Protegida de Importancia para el Mediterráneo (Convenio de Barcelona para la protección del Mar Mediterráneo). El archipiélago está compuesto por 19 islas e islotes y, a pesar de su reducido tamaño ha sido testigo numerosos acontecimientos.

Un poco de historia

Hace unos 35 millones de años, el movimiento de las placas continentales europea y africana originó la gran Cordillera Bética, de la que Cabrera, Mallorca y las Pitiusas (Ibiza y Formentera) formaban parte. Tras el último periodo glacial, el hielo se fundió, el Mediterráneo recuperó su nivel y Cabrera quedó aislada de Mallorca hace unos 12.000 años.

En el siglo XIV se construyó el castillo que sirvió para proteger la isla de ataques piratas, que continuaron varios siglos después, marcando la historia de las Islas Baleares.

En 1809, tras la derrota en Bailén de los ejércitos de Napoleón, Cabrera fue ofrecida por Mallorca como prisión para los franceses. Mallorca no quería albergar a miles y miles de prisioneros esparcidos por su territorio y creyeron que la mejor opción era concentrarlos en Cabrera, aun sin contar con las instalaciones adecuadas para ello. Ese cautiverio duró cinco largos años y se estima que llegaron entre 6.000 y 9.000 prisioneros, de los cuales, se sabe que solo volvieron 3.600 a Francia.

Cabrera, protegiendo una joya natural de nuestro Mediterráneo
Isla de Cabrera

Biodiversidad única

Cabrera posee una riqueza natural singular y que permanece apenas alterada desde hace varios miles de años. La protección que se le brinda es crucial para que el paisaje siga invariable y continúe siendo una fotografía representativa del Mediterráneo.

Las praderas de Posidonia son de vital importancia ecológica. Dan cobijo a numerosas especies marinas y son las responsables de mantener nuestro mar limpio y sano. En la actualidad sus poblaciones están en regresión; su colonización requiere de siglos porque crece de forma lenta y su tasa de reproducción es escasa. Lamentablemente esta regresión es irreversible y se acelera a medida que el mar es perturbado.

La flora del parque está compuesta por una gran variedad de especies de plantas vasculares, musgos, líquenes y algas marinas. Veinte especies son endémicas de Baleares y una subespecie es endémica solo de Cabrera.

La fauna de Cabrera está compuesta por grandes colonias de aves marinas, meros, pulpos y morenas. Además estas aguas dan cobijo a animales de mayor tamaño, como el delfín mula, el delfín listado, el delfín común, el calderón, el cachalote y la tortuga boba.

Cabrera, protegiendo una joya natural de nuestro Mediterráneo
Fauna característica de la isla de Cabrera

Alternativa turística

Visitar Cabrera es posible mediante barcas (que se reservan previamente) que van desde la Colonia de Sant Jordi y Porto Petro hasta el archipiélago y la experiencia es muy gratificante.

Actividades como esta hacen de Mallorca (y por extensión de las Baleares) un lugar que ofrece más opciones además de la fórmula conocida de sol y playa.

Los parques nacionales son un recurso turístico único, de alto valor natural y cultural y que ha sido poco alterado por la actividad humana. Así, la biodiversidad que encontramos en estos enclaves es una representación excepcional del patrimonio natural de nuestro país.

Así que, ¿qué mejor manera de aprovechar tus días libres que visitando un parque natural? Es una de las mejores formas de practicar el ecoturismo y ser conscientes de aquello que nos rodea y de lo que nosotros emergemos… porque por algo denominamos a la tierra, nuestra madre.

 17 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.