Los olivos milenarios del Sénia, protagonistas de un nuevo proyecto turístico

El pasado 23 de enero se presentó en FITUR la web del producto turístico de la “Ruta de los Olivos Milenarios” dentro del plan de creación, promoción y comercialización de producto turístico entorno a los olivos milenarios, fruto del convenio de colaboración entre la Agència Catalana de Turisme y Turisme Comunitat Valenciana, con la complicidad de la Mancomunitat de la Taula del Sénia y el Patronat de Turisme de Terres de l’Ebre. La web muestra los recursos a visitar (áreas de olivos, museos y rutas señalizadas) y las actividades y escapadas creadas por las diferentes empresas del Territorio Sénia que han participado en el proyecto. La web incluye también un blog con noticias, artículos y menciones relacionados con los olivos milenarios.

Tourislab, por encargo de la Agència Catalana de Turisme, fue la empresa encargada de la creación de producto turístico y la definición del plan de promoción y comercialización. Durante el proceso de creación del producto, Tourislab acompañó a las empresas de la Taula del Sénia en la definición de una serie de actuaciones y estrategias con el objetivo de crear, promocionar y comercializar productos turísticos y experiencias competitivas para el segmento del oleoturismo, orientadas al mercado, estructuradas por motivaciones y perfiles de viajeros que permitan la internacionalización de la oferta y mejorar la competitividad. Entre otras acciones, destaca el acompañamiento al sector en la creación de productos turísticos de oleoturismo de diferentes temáticas relacionadas: senderismo, cultura, cicloturismo, escapadas de descubierta del entorno…

La Mancomunidad de la Taula del Sénia es una entidad local compuesta por 27 municipios de tres Comunidades Autónomas vecinas: 15 valencianos, 9 catalanes y 3 aragoneses. Todos estos municipios están situados alrededor del río Sénia y del macizo de Els Ports y entre todos superan los 111.000 habitantes en 2.070 km2. Los habitantes de este territorio pertenecen a tres Comunidades Autónomas distintas pero tienen mucho en común. Por un lado, la geografía, la historia, la cultura y la lengua son similares; por otro lado, comparten también características menos agradables, como su renta, la emigración de los jóvenes y el envejecimiento de la población, especialmente en las zonas del interior.

Esta unión nace para impulsar objetivos comunes, como el de poner en valor el patrimonio único que representan los olivos milenarios. Como detallan en su página web, “su nombre, Taula (punto de encuentro y diálogo) y Sénia (río que es el límite natural entre los tres territorios), explica su objetivo principal: ser un instrumento para trabajar en común para mejorar las condiciones de vida de todos sus habitantes.” Para ello es necesario una mayor y mejor coordinación entre las administraciones y conseguir de todas ellas las inversiones necesarias. La fuerza de la Mancomunidad se basa en “buscar el máximo consenso entre los municipios, colaborar con todas las administraciones y cooperar con los sectores económicos y sociales”. La Mancomunidad Taula del Sénia y la Asociación Territorio Sénia (50% la Mancomunidad y el otro 50% sectores económicos de la zona) trabajan juntas para la promoción del territorio.

Pero, ¿porqué son tan importantes los olivos milenarios? Personalmente, hasta hace un par de años no tenía conocimiento de estos peculiares árboles y de su interesante historia. Fue durante el Famtrip de Turismo Responsable en Castellón, organizado por el Patronato de Turismo de Castellón, cuando conocí esta maravilla natural. En este viaje supe del grave problema del expolio de los olivos, que durante décadas fueron arrancados y vendidos a otros lugares para decorar jardines, urbanizaciones… Fueron los propios residentes los que hicieron presión para conseguir una ley de protección para estos impresionantes y valiosos árboles. En 2006 se aprobó la Ley de Patrimonio Arbóreo Monumental Valenciano, promovida por el sindicato agrario Unió de Llauradors i Ramaders del País Valencià. Es gracias a estas personas que hoy podemos disfrutar de estos increíbles árboles y del delicioso aceite que se elabora a partir de su fruto. Los olivos forman parte de la identidad cultural del Mediterráneo; si se arrancan, una parte de nuestra cultura, una parte de nosotros, se va con ellos.

La “Ruta de los Olivos Milenarios” es una muestra de la necesidad de unir sinergias entre administraciones y territorios para proteger y promocionar un patrimonio común de gran valor natural y cultural. Los olivos milenarios son un patrimonio vivo al que se le está dando el valor que merece y que hay que seguir manteniendo vivo para las generaciones futuras.   

Si te interesa este tema, te recomiendo la película “El olivo” (2016), dirigida por Icíar Bollaín. Una historia bellísima que cuenta como Alma, una chica de un pueblo de Castellón, inicia todo un periplo con el objetivo de recuperar un olivo que su familia vendió años atrás.

*Gracias a David Esteller, de la empresa Tourislab, por la facilitación de la información referente a la presentación del proyecto en FITUR.

 372 visitas

Comentarios

Deja un comentario


* Campos obligatorios.

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.